Nisemonogatari

jueves, 4 de abril de 2013 , 0 Comments

Nisemonogatari (Shaft, 2012, 11 CAPS)

Nisemonogatari, como muchos ya sabréis, es la continuación de la historia que comienza Bakemonogatari. Llevada nuevamente a cabo por Shaft (o dicho de otra manera, el estudio que posee el monopolio de esta adaptación), la serie se desarrolla durante las vacaciones de verano, por lo que Nisemonogatari se sitúa temporalmente pocas semanas después del termino de Bakemonogatari

Al contrario de lo que cabría esperar tras ver como concluye la primera parte, el hecho de que Oshino (el viejo de la camisa hawaiana que ayudaba a Araragi) se haya esfumado de la historia no le garantiza a nuestro joven protagonista el poder disfrutar de una vida más tranquila, sino más bien todo lo contrario, ya que ahora se las tendrá que arreglar por si mismo para poner solución a unos marrones paranormales que parecen no tener fin. Una loable y peligrosa tarea que le haría ganar bastantes enteros como protagonista de no ser por un pequeñísimo detalle, y es que la falta de Oshino como fuente de ayuda a la que acudir queda rápidamente cubierta por el resto de personajes. Por lo que al final tampoco se nota tanto la perdida de este individuo.
En esta ocasión, y para acabar de descolocar al espectador, la trama arranca con un secuestro; el que Araragi padece al hallarse encadenado a una de las innumerables sillas que moran la antigua residencia de Oshino. 
Tanto o más desconcertado que nosotros, el joven Araragi tratará en vano de recordar como ha llegado a esta situación hasta que la irrupción de Senjogahara en el lugar de los hechos nos revela de una vez por todas que todo este despliegue corresponde con la peculiar forma que la muchacha tiene de proteger a su amado. Un desenlace que sería como otro cualquiera de no ser porque en ninguno de los recuerdos se nos llega a explicar como narices ha hecho la condenada para capturarlo.
Rompiendo con la variedad de su predecesora en cuanto a casos se refiere, la historia de Nisemonogatari se divide en solo dos: el caso de la abeja Karen (capítulos 1 al 7) y el caso del Fenix Tusukihi (capítulos 8 al 11). Una decisión que, lejos de facilitar el desarrollo de la historia, la llega a ralentizar a base de añadidos que poco o nada tienen que ver con la trama. Haciendo que, en comparación, la lentitud narrativa que se percibía en Bakemonogatari parezca un aspecto a elogiar.

Como ya os he comentado, la ausencia de Oshino se suple con un papel más activo por parte del resto de personajes. Siendo a este respecto el de la vampiresa Shinobu quién más llama la atención, pues esta niña pasa de ser el cero a la izquierda que practicamente era en Bakemonogatari a tener voz y boto en las decisiones de Araragi. Y así, mientras que por una parte se nos deja que seamos nosotros mismos quienes nos encarguemos de encontrar una explicación a su antigua mudez, por la otra se deja zanjada cualquier duda referente a sus conocimientos aclarándosenos que estos son el fruto de las muchas horas que pasó escuchando las historias que su antiguo compañero de vivienda narraba en voz alta. Quedando resuelto de esta manera tan galante y sencilla una cuestión que en otros muchos animes podría haberse complicado de una manera imposible de imaginar.
Vampiros a plena luz del día. Esto mejora por momentos muchachos XD

En cuanto al resto de chicas, y a parte del papel que le tocará desempeñar a Senjogahara cuando se enfrente a uno de los personajes más importantes de Nisemonogatari, tanto por ser el pilar central de la serie como por tratarse del mismo estafador que había arruinado en el pasado a su familia, toda la trama recae de manera directa o indirecta sobre las dos hermanas de Araragi hasta el punto de llegar a la conclusión de que si en vez de Oshino se hubiesen ido ellas nunca se habría hecho esta secuela.
La hermana mayor de Araragi en shock. A saber que bola le ha contado este :D

Como os acabo de comentar, en la historia hace acto de presencia el estafador que arruinó a la familia de Senjogahara aunque, para ser sinceros, se podría decir que este individuo tiene bastante poco de timador pues, al fin y al cabo, es el culpable de que la hermana mayor de Araragi sufra el mal que pone en peligro su vida. Una extraña y supuestamente irremediable enfermedad a la que por cierto no tardan en calificar de farol fruto de la imaginación de la chica (a mi no me pidáis explicaciones a este respecto) para muy probablemente salvaguardar el miserable oficio que desempeña este avaricioso personaje. Eso si, una vez resulto el primero de los casos nuestro delincuente favorito volverá a hacer acto de presencia (¿pero no se había marchado de la ciudad?) para echarle un cable a Araragi y de paso revelar la relación que le une tanto a él como al ausente Oshino con la misteriosa forastera que aparece a última hora. Pero antes de meternos con este punto hablemos de los errores que tiene el anime.

Bajo mi punto de vista, Nisemonogatari comete dos fallos garrafales que, aparte de la tremenda lentitud con la que se narra la historia y el relleno con el que se ganan no pocos minutos de metraje, vienen a aportar el punto cómico. Dejándonos de esta manera ante la curiosa anécdota de una vampiresa se da un paseo a plena luz del día (por lo visto lo de salir por la noche quedaba demasiado mainstream) o con que la ya traumatizada por nuestro protagonista Hachikuji pueda coger objetos (ver capitulo 6). Algo muy épico pues estamos hablando de un espíritu que solo puede ver Araragi.
Ya por último, y aunque muy probablemente el capítulo 8 debería ser estudiado de una forma independiente al resto del anime, he optado por incluirlo dentro del saco de los defectos ya que, y por si no teníamos suficiente con el relleno que nos venían colocando hasta el momento, este episodio no deja de ser el más claro ejemplo de como se puede rellenar todo un capitulo a base de fanservice.

En otro orden de cosas, y si hay algo en este anime que es realmente imperdonable, eso es el corte de pelo de Hanekawa. Una verdadera atrocidad visual que se llega a aceptar en parte debido a la poca cuota de pantalla que le toca en esta ocasión y al hecho de no ser la única que pasa por las tijeras. Y es que más que de entes paranormales esta continuación parecer ir del verano en el que todas las chicas se cortaron el pelo :P
No hay nada mejor que un baño en compañía :P

Por si no fuera suficiente con lo que ya he despachado, la parte cómica de Nisemonogatari recurre a la ya poco original moda de cosplayearse tanto a si misma como a otras series como demuestran los dos ejemplos más claros que encontré y que aguardo que identifiquéis sin problemas.

No obstante, y como os adelantaba hace cinco párrafos, este anime también sufre de ese mal tan habitual que consiste en darle un giro de 180º a la intensidad de historia a unos pocos capítulos del final de la misma. Dejándonos así entrever el rumbo que podía haber llevado desde un principio toda la secuela si la gente del estudio Shaft se lo hubiese propuesto. Y es a tres capítulos del final Nisemonogatari se aparta de todo lo que habíamos visto hasta el momento para dejarnos con ganas de más. O al menos esa es la intención con la que se ha hecho esto, porque otra cosa diferente es que el público haya quedado realmente con ganas de esperar por la continuación que se estrenara en unos pocos meses.

Como continuación, Nisemonogatari me ha dejado un mal sabor de boca tanto por su lentitud argumental como por el pronunciado aumento que se percibe en tiempo que ahora se dedica al fanservice. Y, aunque la banda sonora sigue estando a la altura que la de su predecesora, cosa que le debe  a Meg Rock (quien me iba a decir a mi que esta cantante me iba a llegar a gustar algún día después de haber escuchado el flojísimo tema con el que se habría Solty Rei) esto no es motivo suficiente para que la serie mantenga su buena nota aún a pesar de haber tirado por la borda gran parte del fuelle que tenía. Por todo ello, y porque no creo que sea el único que esperaba mucho mas, Nisemonogatari se va a quedar con una EShaft con la mala noticia de saber que no cuenten conmigo para la continuación que se debería estrenar en Julio de este año. Que si, que es probable que al final la acabe viendo algún día, pero sin duda alguna esta entrega ya no va a formar parte de mi lista de preferidas.
Ahí va!, ¿de donde diablos ha salido esta rubiaza? XD

0 comentarios: