Shimoneta to Iu Gainen ga Sonzai Shinai Taikutsu na Sekai (a.k.a Shimoseka)

jueves, 3 de marzo de 2016 , 0 Comments

AÑO 2



En el día de hoy me meteré de lleno en uno de los animes a los que más gana le tenía de todo el 2015. Y con ello no me refiero al contenido del mismo propiamente dicho, sino a lo que más me había llamado la atención tras conocer su sinopsis. Así que los grupos feminazis ya se pueden cambiar las protestas por una buena ducha fría, mientras el resto de los mortales tendrá que leer todo el análisis si quieren saber que fue lo que me llamó la atención de esta serie tan singular. Por calificar de alguna manera a...

> Shimoneta to Iu Gainen ga Sonzai Shinai Taikutsu na Sekai (a.k.a Shimoseka) (J.C.Staff, 2015, 12 CAPS)


"Lenguaje obsceno por doquier por cortesía del estudio de animación que más despistado me tiene en la actualidad"

Como bien dijo mi compañero D.R. Ferro el nombre escogido para este anime es larguísimo. Pero es lo que tiene J.C.Staff, que tanto te saca un nombre largo como un "Excel Saga" :S

Obra de uno de los estudios de animación más conocidos de este blog, J.C.Staff, el anime que hoy nos ocupa es una adaptación de la novela creada por Hirotaka Akagi y Eight Shimotsuki y cuya publicación en tierras niponas comenzó el 18 de Julio de 2012. Por lo que estamos hablando de una historia que a día de hoy y por las fuentes que he podido consultar, aún no ha llegado a su término. Con lo que esto me recuerda al estropicio hecho en Gantz. No obstante, esta circunstancia no ha impedido que el señorito Hirotaka Akagi se haya embarcado, junto con el dibujante N' Yuzuki, en la creación de una historia alternativa que llegaba a las tiendas niponas en forma de manga el 28 de marzo de 2014 con el nombre de Shimoneta to Iu Gainen ga Sonzai Shinai Taikutsu na Sekai: Manmaru-hen.

Dejando a un lado las conjeturas sobre si el trabajo original contará algún día con un final y metiéndonos de lleno en el anime, que para el caso es lo único que nos interesa, cabe destacar que en el mismo no ha participado de manera activa Hirotaka Akagi, por lo que el peso de esta adaptación recae sobre los hombros del director Youhei Suzuki y el guionista Masahiro Yokotani. Quienes intentan plasmar la idea original a lo largo de los doce capítulos que componen este anime. Los cuales a su vez fueron emitidos originalmente entre el 4 de julio y el 19 de septiembre de 2015. Pero dejémonos de datos que a nadie interesan y pasemos a adentrarnos en esta obra cargada de ecchi y comedia.
De izquierda a derecha: Hyouka Fuwa, Raiki Gouriki, el camarero de la base de operaciones de S.O.X., Ayame Kajou, Tanukichi Okuma, Anna Nishikinomiya 
y Sophia Nishikinomiya.

"En un tiempo futuro, en Japón el uso de palabras sexuales en espacios públicos y privados ha estado prohibido durante varias décadas. Cada ciudadano se ha convertido en una mini terminal de información para los pacificadores. En resumen, son miembros obligados del escuadrón de decencia, quienes defienden los estilos de vida saludables acordes a la ley de orden público y moral para el desarrollo de jóvenes sanos. El desarrollo tenaz de las leyes y la vigilancia avanzada de los P.M. (Peace Maker Control) han permitido a Japón convertirse en el país con la moral pública más saludable del mundo."

Con esta introducción en off y después de ser testigos de una intervención policial de primer orden para detener a un grupo de pajilleros, la trama de este primer capítulo nos traslada a la academia Tokioka (la escuela de moral pública más prestigiosa de Japón) para presentarnos a Tanukichi Okuma, el protagonista indiscutible del anime y muy probablemente la única persona del mundo interesada en superar el examen de acceso a esta academia para reencontrarse con Anna, su amiga de la infancia.

Superado este primer trámite, la historia vuelve a avanzar hasta dejarnos en el tren elevado en el que está viajando nuestro protagonista y donde pasará por una situación, cuanto menos peculiar, antes de poder salir de este transporte. Siendo entonces cuando podremos aplicar ese dicho de "salir de guatemala para meterse en guatepeor" ya que, sin saberlo, el bueno de Tanukichi se verá envuelto en el ataque que la terrorista Blue Snow, ataviada por toda ropa con unas bragas en la cabeza y una sabana que apenas logra tapar su cuerpo, lleva a cabo en esta atestada estación gracias a los cientos de postales eróticas que lleva encima. Pero a la vista de esto, ¿por qué motivo se le considera una terrorista? Pues porque en el ficticio Japón al que nos traslada el anime se considera delito todo aquello que no sea acorde a la ley de orden público antes mencionada y en este aspecto la tal Blue Snow tiene suficientes papeletas como para que la consideren como la enemiga pública número uno.

Pasado el absurdo de la situación que tiene lugar en esta estación y despues de dejarnos con el primer gran ZASCA que recae en la cuestión de como Tanukichi puede saber que hay una cuerda en la estación por la que se puede descolgar para huir del lugar, la trama vuelve a dar otro avance para mostrarnos ahora a nuestro protagonista en el interior de la que a partir de ahora será su aula. Lugar en el cual Tanukichi mirará por primera vez a Anna, quedando así en un estado de completa absorción que servirá de medio a los protagonistas para la presentación de un nuevo personaje. De ojos color rosa, pelo verde y grandes ojeras, Fuwa Hyoka se presenta como una chica que muestra especial interés por saber como se hacen los bebés. O lo que es lo mismo, por el acto sexual propiamente dicho. Dando así a una situación que resulta incluso obvia si tenemos en cuenta el lugar en el que nos encontramos, aunque nada sea capaz de justificar el nivel de locura que muestra la chica. Por suerte, nuestro protagonista será rescatado cuasi in extremis por Kajou Ayame, la vicepresidenta de esta escuela, para llevarlo a una reunión del consejo estudiantil que va a dar mucho de sí. No en vano la buena de Kajo guarda bastante relación con la terrorista Blue Snow.
¡Coño! pero si tambien está Shinzo Abe XD

El segundo episodio nos descubre, a medio camino entre la risa y la pena, cómo la joven loca aspirante a científica, Fuwa Hyoka, no puede hacer otra cosa que lanzar hipótesis en torno al sexo debido a la censura existente. Lo cual no deja de ser realmente irónico. Como también lo puede ser el otro dato que nos aporta la trama, ya que Blue Snow cuenta con un antiguo teléfono móvil que evita, durante tres minutos, que los P.M. que lleva encima den la alarma cada vez que dice guarradas. Eso sí, en ningún momento se nos explicará como puede ser esto posible ni como pueden ser los P.M. capaces de detectar los movimientos de los brazos y los dedos de su usuario y descubrir que es lo que este está escribiendo o dibujando XD.

Por suerte lo anterior se compensa con esa lógica "especial" que utiliza la presidenta del consejo estudiantil de la Tokioka (osease, Anna) a la hora de ponerse a perseguir a Blue Snow cuando le llegan con algo de esta, aunque no tenga ni pajolera idea de lo que dice por la jerga que se emplea. Claro que el listón humorístico lo pone, como no, Anna por medio de la fuerza que se gasta la chica. Todo el mundo pensando que el bestia era el gorila y va a ser que no XD. Y ya para cerrar este capítulo solo me resta indicaros la curiosidad de que, a partir de este, en los openings se incluye un mini avance del contenido que vamos a ver.

De esta guisa vimos a Otome Saotome y Tanukichi Okuma en el tercer episodio.

El tercer episodio de la serie nos presenta a la reconocida artista y estudiante de la Tokioka, Saotome Otome. Una niña de muy baja estatura y con voz de vieja de 80 años que sin duda se ganará la antipatía del espectador. No obstante y a pesar de reencarnar a la figura de la niña repelente, la pequeña Otome nos dejará entrever un próximo lío amoroso mientras los miembros del consejo estudiantil hacen frente al acosador que persigue a Anna. Y todo, obviamente, bien regado de una buena dosis de humor.

En medio del nuevo plan terrorista de S.O.X. que dirige Blue Snow y con el discurso de la madre de Anna de fondo para aprobar la ley de Prohibición X que prácticamente consiste en poner un cinturón de castidad a chicos y chicas, el cuarto episodio de Shimoseka nos muestra a un Tanukichi que se verá envuelto en la cascada de emociones sentimentales que inundan literalmente a Anna desde el final del capítulo anterior. Dejándonos así ante una de las escenas más subidas de tono de todo lo que llevamos de serie, aun cuando esta no deje de ser completamente absurda si tenemos en cuenta por un momento la situación en la que se produce. Eso sí, ya os aviso de que vayáis con ojo, porque este capítulo cuenta con minutos extra a su termino.

Con Anna completamente fuera de sí a causa del "amor" que siente hacia Tanukichi, en el quinto episodio nuestro protagonista intentará recuperarse cuanto antes de lo ocurrido el día anterior. Una empresa que no le resultará en absoluto sencilla gracias al acoso al que lo someterá la presidenta mientras intenta liquidar a Kajou, la que cree su competencia directa por el corazón del joven. Y todo en un "modo berserker" que no dejará indiferente a nadie. Por suerte para Blue Snow, mientras esto ocurre los planes de S.O.X. salen adelante con la ayuda de una colaboradora imprevista. Lo cual, a su vez, pone a los planes de Sophia Nishikinomiya, la madre de Anna y una de las personas con poder político que más está interesada en la aprobación de la Prohibición X, en apuros sin que tenga la más remota idea de las cosas que pasan por la cabeza de su salido retoño XD. Y así llegamos al final de un episodio que nos dejará algunos momentos épicos y una idea bastante clara de lo que hará a partir de ahora nuestro protagonista. Pero antes de pasar página permitirme que, ya que no me voy a meter lo más mínimo en las recetas de culinarias de Anna, no vaya a ser... os indique que este capítulo tambien cuenta con escenas extra.

¿Quién dijo que no había morreos en el anime? XD

El escándalo que montan los chicos en el sexto capítulo con los juguetes sexuales y más concretamente con los vibradores, no tiene nombre. Como tampoco lo tiene el hecho de que una vez más sea Anna la que haga de conejillo de indias sin saberlo. Eso sí, que nadie se alarme en exceso porque parte de lo que nos muestran ya lo hicieron hace muchos años los yankees en American Pie. No obstante lo que sí llama la atención es la cantidad de ¿incoherencias? que nos encontramos por medio, como a la loca de Anna patrullando el colegio en busca de reuniones secretas de S.O.X. y llamándole la atención a Tanukichi por encontrárselo allí siendo fin de semana cuando lo mismo se podría decir de ella, la actitud que muestra Ayame Kajou en determinados momentos y que rompe con la actitud que nos muestra en el 99% del tiempo restante de una manera que no alcanzo a entender o el cambio de parecer de la enana. ¿No quedáramos en que estaba enamorada de Anna? XD

Por suerte estas "incongruencias" encuentran su reparo, o no (quién sabe), en las curiosidades tales como el hecho de que la voz de la niña repelente me recuerde en exceso a la del oso asesino de Danganronpa o el misterio motivo por el que se cambia tanto de pecera a la mascota oficial de S.O.X. Eso sí, si lo que estáis es ansiosos de sorpresas no perdáis de ojo ni el ending ni los minutos extra que se esconden tras él.
Una muestra de la ¿desmedida? censura de este anime.

En medio de su lucha, en el capítulo siete, el S.O.X. se verá amenazado ahora por un nuevo enemigo mientras los chicos tratan con la incorporación de un nuevo miembro al grupo terrorista: Kosuri. Una chica de cabello rosado e ideas muy claras. Y como no os pienso soltar nada más al respecto os recuerdo que en este episodio nos reencontraremos con la magia de los ZASCAS, en forma de bragas que caen del cielo porque sí, y con unas cuantas escenas extra al final del episodio.

Un episodio después, y como medida para frenar las acciones del S.O.X. en la academia Tokioka, el escuadrón de decencia envía a Oboro Tsukimigusa, una de sus miembros más cualificadas, para eliminar del centro educativo toda cosa que sea o pueda ser obscena. Y así fue como los alumnos se quedaron sin canchas de baloncesto, redes de voleibol o pelotas de ping-pong. Ante tamaña eficiencia con lo que supongo que nadie cabría esperar es con que la buena de Oboro cambie sus decisiones censoras sobre la marcha cual robot que recibe nuevas ordenes. Y mientras esto ocurre dentro de las paredes de Tokioka, en el exterior descubrimos que la pequeña Kosuri es una experta en infiltraciones. Vamos, que si llega a estar en la 2ª G.M. a Hitler no le duraba la fiesta ni un telediario XD.

Ah, y antes de que se me olvide, el nuevo enemigo de S.O.X. se llama Tela Reunida y su líder, punta blanca, tiene el cuerpo recubierto de bragas usadas por todo atuendo :O
El momento kawai de la serie como todo en ella, no viene a cuento XD.

¿Sueñan los androides con masajistas eléctricos? Con este título, que a la vez sirve de homenaje para una de las novelas cortas mas conocidas de Philip K. Dick, se bautiza un noveno capítulo en el que, con el fin de detener los avances que está haciendo el escuadrón de decencia, Ayame Kajou decide declarar la guerra a Tela Reunida. Montando para ello un verdadero numerito en la escuela que atraerá, como no podía ser de otra manera, a la "buena" de Anna (por cierto, cuanto menos es interesante la trampa para cazar Annas que nos muestran, ¿verdad? XD). Y mientras todo esto ocurre descubriremos como Kosuri va moviendo ficha por su cuenta sin importarle que ello pueda despertar sospechas entre los espectadores ante cuestiones como la de saber a favor de quién está realmente esta niña.

Y aunque a estas alturas ya se ve por donde van los tiros con el guiño que se hace en el título del episodio, tambien he de decir que las Leyes de la Robótica de Asimov son cuatro y no cinco. Claro que el broche de oro a este capítulo no lo pone este desliz, sino el encuentro que tiene a media noche S.O.X con Punta Blanca, el líder de Tela Reunida. Que menudo nombre tiene el tío, oiga! XD

El décimo capítulo de Shimoseka nos deja más magia, ¿cómo se las arregla el líder de Tela Reunida para escapar? Y un maletín que es más o menos como el bolsillo de Doraemon XD. En cuanto a la trama, esta comienza mostrándonos una acción del grupo terrorista Tela Reunida a la que nuestros muchachos se tendrán que enfrentar con el fin de poner sus vidas a salvo. ¡Y vaya forma de hacerlo!. Pero cuidado ahí, que la situación no se resolverá al ponerse ellos a salvo, sino que tendrán que actuar de manera activa para pararle los pies a Tela Reunida. Y mientras esto ocurre, iremos recibiendo una buena dosis de palabrería absurda y alguna sorpresa que le dará un giro ¿inesperado? al argumento.
Las mentes mas sucias solo pensaran en esto, pero la verdad es que todo en esta escena es intencionado.

El capítulo once arranca sin opening. Lo cual no le salva de dejarnos regalos como el que vemos en el minuto 3:49 con esa pintura acrílica para estudiantes (que digo yo que se debe de quitar facilmente de la ropa cuando te manchas, porque sino ya me explicaréis a mí a santo de que viene hacer esa distinción) o la aparición instantánea del globo en el que escapan XD

Centrándonos en la trama, cabe decir que este episodio es la continuación del anterior y desenlace del mismo. Por lo que podremos observar como nuestros protagonistas consiguen salirse con la suya no sin antes recurrir de manera indirecta a la ayuda de Anna. Y develado esto paso a avisaros brevemente de que no os saltéis el final del episodio para detenerme con más calma en una de las escenas más curiosas de toda la serie y la cual es explicada por Punta Blanca de la siguiente manera "Cuando un arma eléctrica golpea un objetivo húmedo, el impacto solo fluye por el exterior. Mi cuerpo está cubierto de hermosa ropa interior blanca mojada en vino. Estoy demasiado húmedo para ser herido (por el arma taser)" Como habrán sospechado los lectores más avezados nos encontramos ante un ZASCA ÉPICO, pero como siempre habrá alguien que no se lo crea os reto a hacer el experimento. Osea, a vestiros únicamente con bragas mojadas en vino y recibir una descarga eléctrica. Y hacerlo sin miedo de ningún tipo, que a mi no me duele en absoluto. Hala, ya me diréis lo que pasa! XD.

Y así llegamos al último episodio del anime, donde descubriremos el cambio radical que ha sufrido Kosuri en su comportamiento mientras nos damos cuenta de que nos han colado un capítulo de relleno. Claro que en esta ocasión no será necesaria la presencia de baños termales para ver a nuestro protagonistas en ropa interior, cosa que tampoco extraña mucho, la verdad. Aunque como no todo lo iban a basar en bragas y sostenes, los guionistas aprovechan estos veinte minutos para desvelarnos el rostro de la voz en off que hacia las veces de narrador :P

Pero no os vayáis aún, porque el hecho de que estemos ante el final del anime no exime a este episodio de contar con sus buenos ZASCAS, como el descubrimos cuando todo el mundo va vestido únicamente con dos prendas interiores y aparece Goriki de camisa, el que Fuwa Hyoka aparezca en todos los lados sin venir a cuento de nada o el de una Anna que no requiere de teleféricos para subir cómodamente una montaña. Tu ponle en cable que ya trepa la chica por él XD 
Ya es tarde para quejas chicos, LA NOTA está a la vuelta de la esquina y estos FAIL no los tapáis ni con las bragas del Punta Blanca ese XD

Ya en la sección destinada a hablar de los dos apartados que, a grandes rasgos, componen este anime (animación y banda sonora) cabe destacar el buen trabajo realizado a nivel de animación. Y es que, a pesar de no formar parte de la élite propiamente dicha, la labor llevada a cabo por los chicos de J.C.Staff logra distanciarse con bastante holgura de la mediocridad vista en muchos de los animes que vieron la luz en el mismo año que este. Lo cual, ojo, no quita que cojee de uno de los factores que más disgustos suele dar al espectador: el 3D. Y es que, aunque bien implementado en este caso, en comparación a lo que (por desgracia) estamos acostumbrados a ver, está visto que para obtener unos buenos resultados en esta técnica se necesita hacer una importante inversión económica que no muchos estudios de animación están dispuestos a afrontar. Por lo que me temo que aún tendrán que pasar bastantes años para que se llegue a estandarizar lo que Final Fantasy: The Spirits Within nos mostraba hace más de catorce años.

Dicho esto y antes de pasar a hablar de la música, me gustaría remarcar el pequeño ¿avance? que Shimoseka aporta dentro de este apartado al sustituir la imágenes fijas, que hasta ahora siempre habíamos visto cuando se hace mención a los colaboradores/anunciantes, por unos bucles, o "gifts", que le dan un toque de frescura a este requisito. En cuanto al apartado sonoro, lo primero que llama la atención es que el tema que acompaña al opening ("B Chiku Sentai SOX" de SOX) es una canción creada expresamente para este anime por un grupo ficticio y cuyas voces se corresponden con las de los personajes de Shimoseka. Cosa que curiosamente no ocurre con el ending (Inner Urge de Sumire Uesaka), ya que en este caso si estamos ante una canción 100% real. Y poco más tengo que decir de una banda sonora que, sin llegar a los infames niveles que se pueden observar en otros animes, tampoco logra destacar lo suficiente como para salir del repertorio que D.R. Ferro pondría en su ya famosa peluquería.


A la vista de esta imagen no sé si se Otome se ha atragantado o si esta practicando para algo XD



LA NOTA:

Mientras alguno aún se debe estar preguntando si fue antes el yogur de fluidos vaginales o las galletas del mismo ingrediente, sin darse cuenta de que en esta ocasión J.C.Staff no dejó pasar por alto cualquier oportunidad que pudiese incrementar el humor de su obra, nosotros nos vamos a centrar de lleno en las conclusiones que dan pie a la valoración que consigue Shimoseka

Así pues y partiendo del aspecto humorístico que os acabo de indicar, la primera observación que podemos hacer de este anime es la que tiene que ver con los ideales terroristas de Blue Snow. No en vano se trata de una de las cosas que descubriremos al comienzo de la serie. Y es que choca bastante lo rápido que puede llegar a cambiar la perspectiva del asunto cuando se nos ocurre hacer el experimento de cambiar ciertas palabras, tanto en los ideales como en los métodos que nos describe, para ver como la gracia da paso a una cara más oscura y cercana a la realidad de los grupos terroristas que conocemos hoy en día.

Y tras esta primera apreciación llegamos al verdadero motivo por el que Shimoseka me atrajo inmediatamente. El cual, a su vez, tiene mucho más de lo que os podríais pensar con la imagen del presidente de Japón que aparece en este análisis. Como algunos de vosotros ya sabéis, quien escribe estás líneas nunca pudo imaginar que un trabajo como Panty & Stocking with Garterbelt quedase indefinidamente en el aire. Y mucho menos que uno de los motivos por los que esto sucediese tuviese que ver con la aprobación,por parte del gobierno de Tokio, de la ley Bill 156. Por suerte puedo decir que parte de esta decepción se vio resarcida gracias a un anime que no solo lleva la sátira sexual a un nuevo nivel, sino que no duda en señalar directamente a los responsables de ello. Por lo que a estas alturas huelga decir que estamos ante un trabajo que, tal y como esperaba, no deja de ser una dura critica a una ley absurda disfrazada de anime humorístico. Dicho lo cual no puedo hacer otra cosa que quitarme el sombrero ante J.C.StaffYouhei Suzuki y Masahiro Yokotani por expresar, de la manera más visualmente posible, lo que no deja de ser un recorte a las libertad de expresión.
Captura sacada de esta web con el fin de demostrar a los incrédulos (que los hay y muchos) lo dicho en el párrafo anterior.

Aunque particularmente tengo que reconocer que el principal motivo por el que me gusta el anime de humor como tal es por la exageración y locura que lo rodea, no puedo ocultar el hecho de que en esta ocasión nos encontramos ante un humor burdo comparable al que observavamos en la ya mencionada Panty & Stocking with Garterbelt (tal vez incluso más descafeinado que el que se explotaba en esta última), cargado de juegos de palabras que pierden toda su gracia al ser traducidas de su idioma original y una censura difícil de explicar. Y es que, de aplicarse a este respecto la misma vara de medir que en Shinmai Maou no Testament ya os aseguro yo de que no miraríamos absolutamente nada más que las letras del título. Sin embargo, en esta ocasión y como podéis apreciar en la imagen que os deje arriba, los chicos de J.C.Staff optan por aplicar una minicensura que puede dar pie a pensar algo indecente, aun cuando no tengamos certeza de que lo sea, por lo que quedará a imaginación de uno el saber si nos están tomando el pelo.

A la vista de lo que os he dicho hasta ahora uno podría pensar que Shimoseka no va a salir tan mal parada despues de todo. Cosa que sería completamente cierta de no ser por la que muy probablemente será la peor critica que se le pueda hacer a este anime, que nos hallemos ante un trabajo que cuenta con una meta tan "lineal" que llega a hacerse tosco en ciertos momentos de su metraje. Dando la sensación de que al conjunto le falta algo que logre romper con las repetitivas pautas que no tardan en salir a la luz. Lo cual no dice que estemos ante un anime malo, ni mucho menos, sino ante una serie que podría dar más de sí y quién sabe si llegar a alcanzar el nivel de Panty & Stocking with Garterbelt. Y ese es el motivo por el que Shimoseka se queda en la D de nuestro sistema de valoración en compañía de un bien merecido RECOMENDABLE.
Al igual que ocurre en algunos animes, Shimoseka cuenta en su final con una serie de dibujos creados por diferentes personas. Pues bien, de todos ellos he querido destacar el que veis en la imagen por su parecido, más que razonable, que tiene con las obras de Isao Takahata.

0 comentarios: