Owari no Seraph: Nagoya Kessen-hen (a.k.a Seraph of the End: Battle in Nagoya)

jueves, 16 de junio de 2016 , 0 Comments

AÑO 3




Si bien arrancábamos este año analizando uno de los bombazos del 2015, hoy nos volvemos a adentrar en ese mundo de vampiros y demonios con el fin de resolver las cuestiones que quedaban flotando en el aire al término de la primera season. Y es que no puedo aguantar más tiempo por resolver dudas tales como ¿cuál fue la profecía que ayudó a Guren a encontrar a Yuichiro? ¿Por qué Yuichiro era un sujeto de pruebas de los laboratorios Hyakuya cuando es ásta precisamente el nombre del orfanato en el que estaba internado? ¿Cómo tenían pensado alimentarse los vampiros cuando acabasen con todos los niños? (recordemos que la trama no permite que nadie tenga más de 13 años por la escusa del virus y que durante el primer capítulo de la seasson 1 vemos como estos seres se alimentan únicamente de niños que retienen en su ciudad), por no hablar de cómo es posible que los vampiros crezcan, como lo hace Mika, o la misteriosa pastilla que se tomaba Yuichiro y que activaba su "modo dios" sin que en ningún momento soltase prenda acerca de cómo llega a este punto o cómo estaba Guren tan bien informado de todo.

Como veis no son precisamente pocas las dudas que nos dejaba el condenado anime tras los doce primeros capítulos, por lo que yo ya voy tomando bolígrafo y papel para abordar como dios manda...


Owari no Seraph: Nagoya Kessen-hen (a.k.a Seraph of the End: Battle in Nagoya) (Wit Studio, 2015, 12 CAPS)


"Una manera inteligente de marear la perdiz sin que nadie se entere"



Así como en el primer análisis pasaba de puntillas por su presentación, en esta ocasión me voy a tomar unos minutos para deshojar esta margarita y de paso aprovecho para rellenar hueco XD

No en vano nos encontramos nuevamente ante un trabajo de Wit Studio que se basa, como el anterior, en el manga creado por Yamato Yamamoto (dibujo) y Takaya Kagami (guión) que comenzaba a publicarse el 3 de septiembre de 2012. Por lo que, lejos de lo que podría llegar a pensar alguno en un primer momento, tenemos entre manos una adaptación a la vieja usanza. Y como tal siempre habrá quien opine que el manga es mejor. Incluso a pesar de que en el proyecto de Wit Studio se encuentren implicados tanto Yamato Yamamoto como Takaya Kagami. Pero eh, que no voy a ser yo quien os corte la vena troll XD.

Al igual que ocurría en Owari no Seraph, su secuela cuenta con la participación Daisuke Tokudo como director y Hiroshi Seko como responsable de la composición de la serie y el script de la misma. Por lo que, en última instancia, será contra estas dos personas contra quienes carguemos por las gambadas que nos podamos encontrar (tomémonos unos segundos para recordar el ZASCA épico que nos dejaba la espada que le clavaban a Guren en el capítulo once de la primera temporada. Por que, ¿alguien sabe dónde se la clavaron exactamente? XD) en un anime que sigue manteniendo los géneros de la acción, el drama y lo sobrenatural y que fue emitido por primera vez entre el 10 de Octubre de 2015 y el 26 de diciembre de ese mismo año en Japón.

Y dicho esto pasamos directamente a la acción, ya que poco o ningún sentido debería de tener el poner ahora la sinopsis de un trabajo que no deja de ser la continuación de los primeros doce episodios. ¿No creéis? :P

De izquierda a derecha: Yoichi Saotome, Mitsuba Sangu, Mahiru Hiragi y Yuichiro Hyakuya.

Si eres de los que, como un servidor, pensaba que Owari no Seraph: Nagoya Kessen-hen iba a retomar la historia en el mismo punto donde la había dejado lamento darte la mala noticia. No lo hace. Aunque esto quizás sea la cosa menos importante de las que nos aguardan en la reanudación de este anime, vista la conversación que Guren y Mahiru mantienen en los dos primeros minutos del episodio. No en vano, de este intercambio de palabras sacamos en limpio nueva información acerca de la hermana de Mahiru (sí, esa misma a la que mencionaban en la primera season únicamente para comparar el tamaño de sus tetas). La cual no dejaría de ser valiosa de no ser porque se nos presenta con nocturnidad, alevosía y un buen calzador. Porque ya me diréis cuán difícil era preparar el camino con antelación para evitar que el espectador se quedase con la cara a cuadros.

Y, sin embargo, esta no será la única sorpresa desagradable que nos encontremos en un episodio que aprovecha para dejarnos ante una sucesión de acontecimientos, más propio de una historia alternativa que de una continuación, eso sí, antes de pasar al otro gran punto de ese anime: el experimento de Yuichiro. Un tema complicado donde los haya, de cara a cuadrar el guión, y que es tratado aquí de la misma manera que se aborda a la hermana de Mahiru. Una afirmación que me atrevo a hacer en base a lo que la propia trama nos cuenta y que podréis leer a continuación. Por lo que el que no quiera tragarse un spoiler que se tape los ojos ahora y que vaya desplazando la página hacia abajo. Al tun tun, tal y como parece que está hecha esta historia XD
Pues bien, como sabíamos por los doce capítulos anteriores, Yuichiro habría sido "víctima" (que aún está por ver cómo) de un experimento llevado a cabo por los laboratorios Hyakuya (que recordemos nuevamente era el nombre de su orfanato, para más recochineo). Sin embargo, en esta ocasión Hyakuya se presenta como una secta (más de un traductor me va a oír XD) que fue el grupo más influyente de hechiceros de todo Japón. Por lo que valiéndose de sus orfanatos (porque se conoce que las autoridades japonesas no controlan una mierda y así está el Manuel Curdi de Game Over hasta las cejas de putas y coca XD) esta secta recolectaba niños con el fin de usarlos en sus experimentos. Lo que nos lleva al punto en el que supuestamente Yuichiro habría sido uno de sus conejillos de indias. OMAIGAR. Claro que tal y como era de esperar, esta verborrea no viene a explicar nada de lo esperado, sino más bien a todo lo contrario, ya que ahora dudaremos del motivo por el que Guren se encontraba a la espera de Yuichiro, cuando éste se escapó de su calvario cuatro años antes, en vez de dar por buena la excusa de la profecía. Ay madre... XD

Y si bien esto era lo que daba de sí el primer capítulo, el segundo nos deja ante más reencuentros con demonios, pruebas y poderes de los que nadie nos había hablado hasta la fecha, además de la nueva guerra entre vampiros y humanos que se empieza a vislumbrar en el horizonte. Y todo ello sin obviar el misterioso juego en el que anda metido Guren.

Incrustada. Así es como dejan los chicos de Wit Studio a buena parte de la audiencia con este arranque de season.

El tercer episodio de la serie nos permite entrever cómo encajan las piezas de este rompecabezas de vampiros, que pueden exponerse a la luz del sol sin ningún problema, demonios de dudosa procedencia y armas de destrucción +iva. O al menos esa parce ser la intención inicial que se observa a raíz de la conversación entre Mika y Krul, porque uno ya no sabe con qué otra hermana muerta le van a salir estos al paso ni a qué diablos viene tanto experimento :P

Continuando con ese atontamiento hacia el relleno que ya se advertía en el capítulo anterior, o episodio de los baños termales en esta ocasión, la trama del cuarto capítulo no tarda en dejar las tonterías atrás para dar lo mejor de sí en lo que parecen ser las preliminares de cara a la primera batalla contra los vampiros que veremos en esta segunda season. Y cuando hablo de dar lo mejor me refiero a todo, pues muy pocas veces podemos cazar un ZASCA tan épico como el ataque que emprende Yuichiro al comienzo del episodio y cuyo salto deja en ridículo a todos los tripulantes de la Nebuchadnezzar. Y ya que estamos aireando fails, ¿qué me decís de los niños que atrapan los vampiros en este episodio? Porque yo no sé, pero está claro que los chicos de Wit studio creen que los humanos nacen de debajo de las piedras XD. Y dicho esto dejemos a un lado la enseñanza que le da a nuestro protagonista el bueno de Guren y pasemos al próximo episodio.

Tal y como se intuía en el capítulo anterior, el quinto episodio nos deja tanto ante el comienzo de la batalla como ante el primer enfrentamiento que tendrán nuestros protagonistas con un noble. Aunque la cosa no acabará ahí, como es lógico, sino que habrá que estar pendientes a los próximos veinte minutos XD.
Un capítulo más y parece que no pasa nada, aun cuando pasa algo. Es lo que tienen las tramas bien hiladas, por lo que en el caso de este anime iremos bien servidos de acción mientras se dibujan las sospechas hacia la existencia de un traidor dentro de las filas de los vampiros. Pero, ¿quién es este misterioso personaje? Pues ni idea, pero mientras disfruto con mi vampiro favorito, Crowley, espero saberlo antes de que se termine la serie, porque a este paso ni el próximo episodio nos soltará prenda al respecto.

La chica de esta captura, tomada de la primera season, es la "famosa" hermana de Mahiru. Y como diría el otro... quién te ha visto y quién te ve :P

Inmersos en medio del percal, en el capítulo siete nuestros chicos tomarán parte en el plan suicida de Guren para liberar a los rehenes que han tomado los vampiros que están emplazados en el ayuntamiento de Nagoya. Lo cual nos deja ante el segundo combate de toda la serie con Crowley-sama. O más bien su comienzo, pues para cuando nos queramos dar cuenta los minutos ya se habrán esfumado. Claro que parte de la culpa de que esto ocurra recae en la extensa introducción que vemos al comienzo del episodio y que no viene más que a contarnos lo que ya habíamos visto en el capítulo anterior. Por lo que mucho me temo que nos tendremos que conformar con los emplazamientos reales que vemos en escena y con la esperanza de que el ayuntamiento de esta ciudad nipona permita que los turistas lo visiten mientras esperamos a ver cómo se desarrolla, en los próximos veinte minutos, el final abierto con el que se despiden.

Otra vez más nos encontramos ante un comienzo, el del capítulo ocho, que no tiene nada que ver con lo que nos mostraban en el episodio anterior. ¿O acaso la cara que nos mostraba Yuichiro al final del séptimo episodio era debido a que se acababa el capítulo? A que no, pues eso XD. Aunque a decir verdad éste no será el único aspecto que nos recuerde al funesto comienzo de esta "temporada", puesto que en este mismo episodio podremos ver un pasaje de la vida de Yuichiro, tras ser "rescatado" por Guren, del que ni teníamos idea ni nos lo podíamos imaginar, al no contar con ningún hecho que pudiese dar pie a lo que ahora nos enseñan. ¡¿Pero en qué cojones estaba pensando Hiroshi Seko cuando dio luz verde a este despropósito?! Pues dudo mucho que lo sepamos algún día, por lo que nos tendremos que conformar con los no pocos ZASCAS que se cuelan en el metraje, como ese bidón de sangre que echa el protagonista por la boca y del que luego queda un mísero charquito (¡Voy a pasar el mocho, que me lo tenéis todo perdido!) o la cantidad de maquinaria que aun tiene en activo el bando de los humanos. Algo curioso teniendo en cuenta que los vampiros acabaron con todas las comunicaciones (y no me lo invento yo, que lo dice la propia trama), por lo que no sé cómo se las arreglan para mantener en marcha estos aparatos ni mucho menos para pilotar los helicópteros. Aunque ahora que lo pienso... esto mismo ya lo descubríamos en el bando de los vampiros durante la season uno.

Pero ojo, no nos vayamos aún. Porque si hay algo que realmente me gusta de este anime es ver cómo destrozan paredes con los cuerpos de la gente como si de Matrix se tratase. Por no hablar de esa escena en la que el máquina de Crowley corta media fachada sin que ninguna de sus compañeras resulte herida en el proceso ¡OMAGIAR! Y claro, para terminar tenemos a los humanos matándose entre sí. Total, como los vampiros son poca cosa para el Ejército Demoníaco Imperial Japonés pues ya se quitan ellos de en medio XD
Por su parte, con el noveno episodio transcurre otro capítulo en el que la cosa no mejora, sino que se enreda todavía más. Y es que hay que alabar lo bien que lo hacen los chicos de Wit Studio cuando quieren, pues otro estudio de animación ya estaría tirando de relleno a estas alturas. Por lo que disfrutemos de la actuación que tiene Mika en este episodio mientras podamos.

Aunque no os lo parezca, este dibujo más típico de un cuadro captura a la perfección el ambiente apocalíptico de la serie.

Después de tropecientos episodios al fin sabemos el motivo por el que Mika se hizo mayor durante este tiempo. Y lo hacemos en un episodio, el décimo, en el que nos dejan ante una de las mayores y más concisas explicaciones que hemos escuchado hasta el momento sobre el experimento que rodea a Yuichiro. No en vano este capítulo de parloteo nos dejará ante una de las sorpresas de la serie al ver por primera vez al arma que tienen los humanos en su poder. Y podéis creerme si ya os digo ahora que la cosa va a traer cola :D

Con los chicos más atascados que el Gordo Cabrón en un retrete, el capítulo once nos descubre el pacto existente entre la buena de Krull y cierta humana que tras fallecer se convirtió en demonio. Y lo hace curiosamente bien, ya que este tipo de giro es el que cabría esperar en una historia de este calibre, aun y cuando las bases que fueron puestas en el primer episodio para que esto suceda siguen siendo el mayor fail de toda la serie.

Pero dejando esto a un lado, la trama nos permite vislumbrar con toda claridad el verdadero enemigo de la historia, gracias a la entrada en escena del arma del Ejército Demoníaco Imperial Japonés y la masacre que tiene lugar en ese momento. Dejando así el camino preparado para una escisión que ya se veía venir de lejos, tanto en el bando de los vampiros como en el de los humanos, y que nos deja a las puertas de un final que en realidad no va a ninguna parte. Como nos deja intuir la progresión que ha seguido la historia hasta este mismo instante y sin vistas a una sorpresa de última hora que, en veinte minutos, nos fuera a finiquitar toda la parte de la trama que no se ha resuelto hasta ahora.

¿Quien dijo que el viejo continente no sale en ningún anime? Pues ahí lo tenéis aunque sea para mal XD

Tras un comienzo carente de opening, el último capítulo de la serie nos deja ante el mayor recopilatorio de decisiones estúpidas que os podáis echar en cara. Aunque como ése no es mi problema aprovecharé para decir que toda la acción que vemos en pantalla encaja dentro de la típica ida de olla japonesa que tan bien conocemos por otros animes. Eso sí, que nadie me pregunte por la manera en la que actúan tanto Guren como buena parte del elenco de personajes porque no tengo ni la más remota idea de la cantidad de saque que bebieron Daisuke Tokudo como sus subordinados en el proceso de abordar este episodio. Y, aunque el nuevo giro de guión que nos encontramos nuevamente encaja perfectamente con lo esperado, sigo sin entender lo mal trabajado que esto está. Ya que cabría esperar una transición más sencilla de la que realmente se nos presenta y que nos fuerza a cubrir buena parte de los acontecimientos con nuestra imaginación, mientras esperamos por la llegada de la más que probable continuación de una historia que, por aproximación, ya me empieza a recordar a Neon Genesis Evangelion. Con todas las cosas MALAS que ello implica.

Una de las mejores animaciones en 3D que vemos en el anime se convierte a su vez y casi sin quererlo, en el aspecto más criticable de este trabajo por "culpa" del estilo artístico que se utiliza en todo momento para el dibujo de fondo. Y no hay que rascar mucho para ello, pues el contraste salta a la vista XD

La animación, como por otra parte era de esperar visto el poco tiempo que ha transcurrido entre las dos seasons, es calcada a la que mostraba Owari no Seraph. Por lo que a este respecto no hay nada que comentar a mayores.

Por contra, la banda sonora que acompaña a esta secuela sí que presenta cambios sustanciales con respecto a su precuela, mostrando un cambio de registro completo tanto en el tema escogido para el opening, "Two souls -toward the truth-" de fripSide, como el del ending, "Orarion" de Nagi Yanagi. Dos decisiones que suponen una mala elección a mi parecer pero que se ven, en parte compensadas, por la mayor presencia de temas vocales que podemos oír durante los episodios y que nos harán disfrutar por partida doble de la acción que vemos en pantalla.

La curiosa mezcla de técnicas empleadas en esta escena, con el dibujo mas artístico para cubrir el paisaje, el 3D para animar a los chicos y esa marea que está a caballo entre unos y otros, nos deja ante una de las escenas mas curiosas, visualmente hablando, de este anime.


LA NOTA:
En lineas generales Owari no Seraph: Nagoya Kessen-hen no es un anime malo, como podría pensar alguno por las cosas que he dicho hasta ahora, ni mucho menos. Lo que no quita que ese comienzo que luce sea de los que te meten una buena patada en la entrepierna. Concretamente de las que te cambian de sexo instantáneamente, para ser más exactos XD. Y todo, sin duda alguna, gracias al hecho de que en la season uno tan sólo se nos habló dos veces de la hermana de Mahiru. La primera para decirnos que se había muerto y la segunda para confirmarnos que tenía las tetas más grandes que Mahiru. Y ojo, que esto es literal. No me estoy inventado nada. Entones, ¿por qué tenemos que tragar con este brusco cambio narrativo?

Claro que ése no es el único misterio que los de Wit Studio le dejan a Íker, sino que en el camino se le suma el que nos presenten a los vampiros como una raza a parte de los humanos (que a saber de dónde sale esta raza, oiga), además de tres de las cuestiones que ya veníamos arrastrando de la season anterior y de las que no os voy a decir nada para no fastidiarle la fiesta a quién aún se esté decantando por ver este anime.

¿Y todo esto dónde nos deja exactamente? Pues ante un trabajo que mantiene una trama muy bien hilada entre los capítulos que la componen a pesar de los vacíos argumentales que se dejan entre medias, porque se ve que Daisuke Tokudo y su gente no tenían bastante con cargarse la armonía de los doce episodios anteriores que aun se dedicaron a adornar a los que componen esta season. Obviamente esto no es algo que se pueda decir de una coherencia, la argumental, que deja el camino sembrado para que uno empiece a especular acerca de con que otro familiar de los protagonistas, cuyo papel sea súper importante, le sorprenderán a partir de ahora. Y todo dentro de un anime que se erige como el anime de los cuatro años, por los saltos temporales que pega y la similitud que tiene este hecho con cierto aspecto de la democracia de algunos países XD

Y dicho esto tan solo me resta descubrir la D que se ha ganado Owari no Seraph: Nagoya Kessen-hen junto con el correspondiente sello de RECOMENDABLE.



BONUS:

Por si alguien se lo estaba preguntando, o tenia unas ganas locas de ello, Owari no Seraph: Nagoya Kessen-hen contará, contra todo pronóstico por mi parte (que no sería la primera serie que dejan a medias y a calcetines estos nipones), con una continuación, en formato OVA, que debería de ver la luz en Mayo de 2016 y que llevaría por título Seraph of the End: Vampire Shahal.

Desarrollada por el mismo estudio que las anteriores, se conoce que en cuanto cogen un palo los chicos de Wit Studio no lo sueltan XD, este nuevo trabajo estaría dirigido por Hironori Aoyagi y contaría con el guión de Attatory. Siendo éste el primer cambio importante que se produciría en la serie y de cuyas consecuencias aún no podemos hablar. Cosa que no se aplica precisamente a las causas, pues no me extrañaría que algún directivo de esta compañía decidiese meter la mano en el proyecto después de ver lo que han hecho los chicos de Daisuke Tokudo con esta segunda season XD

0 comentarios: