Cross Ange: Tenshi to Ryuu no Rondo

jueves, 6 de abril de 2017 , 2 Comments

AÑO 3




A pesar de encontrarse perdida en mi lista de animes pendientes y sin saber el motivo que la llevó ahí (quiero pensar que fue debido al estudio de animación que se encuentra detrás de ella), el anime en el que hoy nos adentraremos cuenta con el dudoso honor de presentarme un verdadero problema a la hora de realizar su análisis. Y la cosa no es para menos, ya que de no ser por la entrada que DR Ferro le dedicaba a Monster Musume a día de hoy aún seguiría estancado sin saber cómo abordar esta entrada. Pero no adelantemos acontecimientos y presentemos como es debido a...

Cross Ange: Tenshi to Ryuu no Rondo (Sunrise, 2014, 25 CAPS)

"Sin noticias del guionista"


Pero antes de comenzar con el pastel dediquemos un momento a la tarjeta de felicitación (o lo que es lo mismo, la "ficha técnica") para saber a quién le tenemos que agradecer el anime que hoy tenemos entre manos.

Basado en el manga de 
Hajime Yatate, Kenjirou Takeshita y Tatsuto Higuchi, que ya es bastante gente para una obra que consta de 3 tomos y 12 capítulos, el anime de Sunrise [compañía por la que en su día aun sentía algún aprecio y que ya ha pasado por las páginas de este blog gracias a Cowboy Bebop (1998)s-CRY-ed (2001), NORAGEKI! “Five Numbers! (2011), Accel World (2012), Binbogami ga! (2012), Kakumeiki Valvrave Kakumeiki Valvrave Second Season (2013)] aparecía por primera vez en la televisión nipona el 4 de octubre de 2014.

No obstante, lo más llamativo de esta serie no es tanto el período entre el que fue emitida, tengamos en cuenta que se estrena en octubre de 2014 y no termina hasta abril del siguiente año, como las personas que han tomado parte en este proyecto y que nos pueden ayudar a hacer una pequeña idea de la que nos espera. Y es que, si bien Cross Ange: Tenshi to Ryuu no Rondo cuenta con un solo director y compositor de la serie, Yoshiharu Ashino y Tatsuto Higuchi respectivamente, el resto de apartados llega a asustar en lo que a personal se refiere. No en vano estamos hablando de un script de cinco personas, las cuales se van repartiendo los episodios siguiendo sabe dios qué método, un storyboard en el que participan 11 personas, que se dice más rápido de lo que se tarda en asimilar y, para colmo, las diecisiete personas que se encargan de dirigir el mismo número de capítulos. ¡WTF!!! Que digo yo que ya habían podido ahorrarse al bueno de Yoshiharu Ashino, ya que al fin y al cabo estamos ante una obra en la que, al contrario de lo que ocurría en Muv-Luv Alternative -Total Eclipse-, sí se nota la presencia de otras manos. Aunque como esto no debía de ser suficiente, qué majos los de Sunrise, me topo con la curiosidad de ver cómo la propia J.C. Staff se haya implicada en la labor de coloreado de la animación. Y eso que este año no se iba a hablar de ella según el profesor DR Ferro XD 

En la imagen Ange, la "afortunada" protagonista de esta historia.

Por si no lo sabíais, lo primero que llama la atención de Cross Ange es, sin lugar a dudas, el desconcierto y el asombro que ésta le ocasionará durante su comienzo al incauto espectador. No en vano, el primer episodio pasa de presentarnos dos líneas de sucesos diferentes, a hacer lo propio con una batalla entre dragones y mozas a bordo de "motos mecha" para, finalmente, pasar al relato de cómo cae en desgracia la princesa de Misurugui. Porque sí, amigos, como se ve que el guión resultaba demasiado claro y sencillo a la gente de Sunrise no se le ocurrió nada mejor que ponernos ante la típica historia "medieval" (por lo de los reinos, digo. Y tómese como ejemplo de esto a Zero no Tsukaima) a la que, en aras de diferenciarla, se le ha dado un toque excesivamente futurista acompañado por esa guinda, tan fantástica como absurda, que resulta ser la existencia de la magia en esta sociedad científica.

Claro que entonces aún estaríamos a mitad de camino, ya que a esta mezcla tan rara aún le falta por añadir las típicas luchas de poder, las escenas gratuitas de desnudos y otras en la que las chicas (porque ésa es otra, en esta serie sólo parece existir un género) hacen gala de unas vestimentas realmente cortas de tela con independencia de la tarea que estén desempeñando. Por lo que llegados a este punto, y a la vista de que la cosa se está yendo de madre, más de uno podría estar pensando en abandonar el barco ahora que aún está a tiempo. Y entonces, cuando estás a punto de tirarte, los chicos de Sunrise te consiguen atrapar gracias a la lucha de poder de la que os hablaba y, sobre todo, al cambio de vida tan radical que sufre la protagonista. Siendo aquí, precisamente, donde comienza el principal problema de este anime.

Y es que, ¿pensáis que esta gente habrá tomado buena nota de los fallos? Pues nada mejor que echar un vistazo al segundo capítulo para resolver esta duda o, al menos, comenzar a aclararla. Porque la continuación del anterior nos muestra los primeros pasos de Ange, nuestra protagonista, como miembro de la unidad paramilitar a la que ahora pertenece. Mostrándonos de manera bastante correcta las discrepancias que surgen con el resto de sus compañeras debido a su pasado como princesa y lo mal que se integra a su nueva vida. Pero así como el contexto es relativamente bueno, estos veinte minutos también nos muestran la vertiente ecchi de la serie, un buen cacao a nivel argumental con viajes espacio-temporales y una escena gore que nos viene a constatar el enfoque adulto de esta obra. Y, como ocurría en el episodio anterior, ante un desarrollo que nos invitará a continuar una aventura de la que ya aceptamos su cara más sexualizada.

Este anime ya no llegará a España, que sino se lo van a pasar teta censurando los cigarrillos XD

Y de esta manera llegamos al tercer capítulo y, por ende, al momento en el que Ange deberá de tomar una decisión en cuanto a su futuro. Una encrucijada que podría resultar un tanto compleja de no ser por el as que le sale en el momento más oportuno y que arrastra a la serie a uno de los clichés más manidos de la animación nipona. Y todo ello sin que la trama se preocupe lo más mínimo en explicarnos quién toma realmente las decisiones en estas instalaciones o, lo que todavía es peor, cómo diablos acaba nuevamente el anillo de su madre en manos de nuestra protagonista.

Con el gusanillo de saber cómo continúa esta historia aún dentro de nosotros, y ahora que ya sabemos la "explicación" al hecho de que solo veamos a mujeres ligeras de ropa en esta serie, el cuarto episodio llega para descubrirnos lo que ya sabíamos: que Ange sigue negándose a aceptar su nueva realidad sin preocuparse por el hecho de que su actitud incremente aún más sus diferencias con el resto de las chicas. Desempeñando así un papel de princesa rebelde que le lleva a convertirse en el objetivo del odio de sus compañeras y más tras la muerte de una de las suyas. Aunque a este respecto cabe decir que Ange no es la verdadera culpable de las muertes que veíamos en los últimos capítulos. Con este panorama de fondo y la nueva determinación que tomaba nuestra protagonista para sobrevivir, es como llegamos al final de un episodio que nos deja ante una de las escenas más WTF que hemos visto hasta ahora. Y ojo que no han sido pocas. Por lo que en este momento la prioridad de cualquiera pasa por saber como prosigue esta "aventura" XD.

Y si el final del capítulo cuatro era para dar de comer a parte, los acontecimientos que tienen lugar en el quinto, tras la entrada en escena de Tusk (el MacGyver de Cross Ange en estos momentos), carecen de toda lógica o razonamiento para convertirse, por méritos propios, en uno de los grandes ZASCAS de la serie. Aunque claro, con el fin de no rellenar por rellenar, los chicos de Sunrise también aprovechan estos minutos para meternos con calzador el elemento que consigue que el episodio desmonte la explicación que se daba al hecho de que sólo viéramos a féminas en este anime.

La vuelta a la normalidad de Ange, no de la serie, nos deja una vez más ante la misma situación social que venía arrastrando hasta entones. Siendo la única nota discordante de este estancamiento la aparición de parte de su pasado. El cual no solo aparecerá en el momento en el que más olvidado lo tenía, sino que le abrirá un nuevo frente de conflicto, el de las "heridas" que ya creía cerradas.

Esta es Salia y si me dijeseis que es bipolar para explicar el desarrollo que tiene su personaje a lo largo de la serie me lo creería.

No obstante, el aliviadero a este enroque en el que parece haberse situado la progresión de los personajes lo encontramos en los dos capítulos siguientes. Aunque como os podéis imaginar si esta gente decide arreglar una cosa será para cagarla en otra. Y a gusto, si me permitís la puntualización. De tal manera que, si bien el séptimo capítulo centraba su punto de vista en el personaje de Salia y acababa escapando del terreno de la tontería y el relleno con el que comenzaba, para mostrarnos al fin un avance en las relaciones de Ange y un final realmente interesante que nos hará lamentar la presencia de tanto fanservice en este trabajo, el octavo episodio volverá a adentrarse peligrosamente en el fanganoso terreno del relleno y los absurdos para, al igual que ocurría en el anterior y como si de una especie de puteo al espectador se tratase, acabar saliendo indemne del lugar gracias al giro argumental de su final. Pero, ¿qué pasaría si el puteo del que os acabo de hablar fuese en realidad el fruto de una jugada en la que se alineasen los astros? Pues no os preocupéis por esta cuestión porque la respuesta está al caer.

Por si no os habéis dado cuenta, el objetivo de este rápido repaso es el de mostraros cómo este anime aún lograba crear cierto interés en el espectador a nivel de trama. Ya que, en lo tocante a los personajes, lo cierto es que se arrastraba como buenamente podía. No obstante, y a pesar de que no me he detenido en ninguno porque considero que no existe uno solo que se salve de la quema, sí me gustaría hacer una pequeña excepción para pediros que os fijéis en la hermana de Ange, Sylvia Ikaruga Misurugi, y la evolución que ésta tiene a lo largo de la animación. Ya veréis cómo noto no os arrepentís XD

Dicho esto, y volviendo a la faena, el noveno capítulo se caracteriza por hacer poco más que un juego de malabares para, aún estando centrado en Hilda (una de las compañeras de nuestra protagonista), mostrarnos los sucesos que tienen lugar paralelamente en la vida de Ange. Y todo ello para descubrirnos la dura y un tanto chiflada realidad, por lo exagerado de las interpretaciones que vemos, a la que se enfrentan estas chicas en cuanto abandonan la "tranquilidad" de su base para intentar reintegrarse en la sociedad. Y a partir de aquí empieza la fiesta. Gracias, en parte, a ese escudo de luz que vemos en el capítulo diez y que logra parar las balas para infortunio de la madre de Ange. ¿Acaso el suyo era defectuoso? Quién sabe, pero ahora que está muerta a ver a quién le reclama XD
Claro que en ese momento el fail del escudo era lo de menos, más que nada porque si superamos los episodios siete y ocho esto no era nada, y los nubarrones se cernían sobre la sospechosamente previsible sucesión de eventos que tenían lugar al regreso de Ange a su nuevo hogar. Y, sobre todo, ante la lamentable reaparición de Tusk. El único personaje de todo el anime al que se intenta mantener en el más absoluto de los misterios a pesar de la ración de estupideces con la que nos deleita en cada una de sus apariciones. Como si se le fuese la vida en ello a esta trama. O algo así. Pero por si esto no fuera suficiente, la historia aún se adorna un poco más al dejarnos ante la evidencia de que los polos opuestos se atraen. Y todo ello a pesar de que este hecho resulte lo más chirriante de la historia si se nos da por hacer caso de lo que ella misma nos había mostrado hasta el momento. Pero en fin, nadie dijo que este anime fuera una joya, ¿verdad? XD

Pues eso espero, la verdad, porque no os podéis imaginar la patada en el estómago que me dio el capítulo once. Y es que si el comienzo es de los que reparten a diestro y siniestro, la sucesión de eventos que tiene lugar a continuación no se queda atrás y nos muestra el que es el mayor WTF de la serie hasta el momento. Por lo que sólo queda esperar por las explicaciones que dan a este respecto para ver si los chicos de Sunrise son capaces de tapar este desaguisado XD

Tusk y Ange en una de sus escenas más repetidas.

Si algo nos dice la experiencia es que, cuando menos te lo esperas, los guionistas nipones se sacan una explicación de la manga, con la que intentan dar coherencia a la historia y que acaba por enrevesar todavía más las cosas. Y eso es prácticamente lo que pasa en un capítulo, el duodécimo, en el que, para encauzar el argumento, los chicos de Sunrise tiran de la historia del doctor Jekyll y Mr Hyde con bastante acierto, a pesar de que la explicación que nos dan no deje de estar cogida con pinzas. Por lo que iros preparando porque lo que viene a partir de ahora promete dar guerra.

Y tanto, vamos. Porque al nuevo opening con el que arranca el capítulo trece le siguen tanto la escena que vemos en el minuto 1:18 como el guiño a la película Battleship que nos dejan ante el punto y final a la vida que hasta ese momento llevaban las chicas. Hecho del que, por cierto, sabemos gracias a un desarrollo cargado de acción y a la presencia de un personaje, Embryo, que ayudará a despistarnos como es debido gracias a sus acciones. Claro que nada de esto reviste la más mínima gravedad a la vista del peligroso rumbo musical que esta tomando la serie.

Para alegrarnos las cosas, la continuación del episodio anterior nos presenta unos eventos realmente insospechados para, junto a Ange y Tusk, acabar trasladándonos más de 500 años en el futuro con el fin de descubrirnos el destino que le aguarda a la humanidad. De tal manera que, en un ambiente que nos recuerda sobremanera a las historias de corte apocalíptico, nuestros dos protagonistas se las tendrán que arreglar como buenamente puedan para sobrevivir en este inhóspito mundo. Algo que a todo esto no les resultará demasiado difícil gracias al misterioso estado de conservación en el que se encuentran las cosas que los rodean y, sobretodo, al giro que dará su aventura al final del capítulo.
Como no podía ser de otra manera, nuestro viaje en el tiempo resulta ser un viaje a una dimensión paralela con el temor que este hecho puede despertar en más de un espectador. No obstante y dejando a un lado las implicaciones que esto pueda tener en la trama como resultado de lo bien o mal que se haya planteado, lo cierto es que el capítulo quince se vale de este elemento para entrelazar la historia de ambos mundos, en un desarrollo que le mostrará a la ruda Ange la cara más amable de su enemigo y a nosotros el nuevo camino que parece querer tomar esta historia.

Y cuando "mejor" pintaba la cosa aterrizamos en el capítulo dieciséis y vemos como esta gente es capaz de llevar el concepto de las videoconferencias por medio de hologramas un poco más allá para hacer que estas puedan funcionar a través de universos paralelos. Espera, ¿WHAT?!

Pero la cosa no ha hecho mas que empezar, ya que los acontecimientos que vemos en este episodio no sólo se convierten en la cosa más absurda que nos podamos imaginar, sino que consiguen arrastrar al anime entero con ellos. Y no es para menos visto el tamaño del guiño que le hacen a todo anime deportivo cuanto haya a excepción de Capitán Tsubasa, que se ve que no se lo merecía XD Y si pensabais que esto no podía ir a peor esperar a descubrir que el "malo" es el dios y señor del espacio-tiempo. OMAIGAR!!!

A quienes hayan visto la película de Battleship esta escena les sonará mucho XD

El regreso al fin de Ange a su mundo que nos topamos en el capítulo diecisiete 
nos deja ante una fiesta de bienvenida a la altura de semejante acontecimiento y ante un combate cuyo final era más que previsible a pesar de la pequeña sorpresa que nos pueden ocasionar sus contendientes. Y esto por decir algo bueno, ya que del final que nos deja Hilda y del salto imposible que ejecuta Vivian con rescate incluido en el minuto 18:47 es mejor no hablar.

Como no podía ser de otra manera, en lo que a la previsibilidad se refiere, el regreso de Ange a su "antigua vida" no resulta tan sencillo como parecía a simple vista. Aunque en compensación a ello a la joven no le resultará demasiado complicado descubrir las verdaderas intenciones de Jill en su afán por cumplir con su misión. Lo cual a su vez llevará a la joven a volver a hacer las maletas por el poco tiempo que ya nos tememos que va a durar esta situación. Claro que puestos a intuir tambien podíamos haber intuido que las gafas de la oficial Emma fuesen de postureo y no lo hicimos. Porque sino ya me explicaréis qué magia negra explica el hecho de que, en el minuto 8:27, sus lagrimas atraviesen el lugar donde deberían de estar los cristales XD

Lleno de sinsentidos desde el primer momento, como nos permitía adivinar la más que curiosa forma en la que Ange cae de su mecha tras ser alcanzada por un disparo, el decimonoveno capítulo se adentra en terreno fangoso para enseñarnos cómo es la vida que Embryo les ofrece a las antiguas compañeras de Ange. Deleitándonos así con una sucesión de eventos y explicaciones que se enzarzan en una lucha por ganarse el premio a la más absurda hasta que llega el final. Aunque muy probablemente lo mejor de todo este tinglado está en el calibre de las cuestiones que plantea con esa colección de anillos similares al de Ange, el poderoso dios que espera a última hora para actuar o la misma presencia de los pilares del amanecer. Porque, ¿cómo explicáis su existencia en ambos universos? Ya que una cosa es que sean, o no, los que permitan los viajes entre ambos universos paralelos y otra muy distinta el cómo diablos se pusieron de acuerdo las gentes de ambos mundos para saber lo que tenían que construir y cómo iba a funcionar. Increíble, ¿verdad? Pues esperad a ver la que os espera a la vuelta de la esquina XD
Y no es para menos, ya que la credibilidad argumental de toda la serie se va literalmente a la mierda gracias a la nueva explicación de nos da Jill de su pasado y para la cual se hace uso del "donde dije digo, digo diego". ¡BRAVO! Un hermoso zasca que sólo está a la altura de lo siguiente que vemos en pantalla y que no es otra cosa que la de quitarle el mando pero permitirle elegir a su sucesora. ¡MAGNIFICO OIGA! Y ya que estamos en plena faena dejadme que os deleite con el "insignificante" detalle de que tan sólo Embryo y los antiguos enemigos de Ange estaban al corriente de lo que había debajo del pilar del amanecer de su mundo. Bendita ignorancia, dirán algunos. Eso sí, tampoco os preocupéis en demasía porque los chicos de Sunrise, sabedores de lo previsible que resulta su obra, optan por ponerse manos a la obra para mostrarnos una nueva faceta de Villkiss (el mecha de Ange) que le acercará al mundo de KITT para, como éste, permanecer a la espera de la llamada de su Michael Knight. Porque se ve que a estas alturas de la serie no había nada más importante en lo que centrar la atención.

Mi voto de confianza puesto en que hubiese un solo anime que valiese la pena a pesar de enseñar las curvas femeninas a la mínima ocasión se acaba de ir por el retrete. Y todo gracias a un capítulo, el 21, que viene cargado, cómo no, de incoherencias y absurdos. Empezando por ese ataque que realiza Saloko con solo tres unidades, cuando antes necesitaba de todo un ejercito para lo mismo, y continuando con el discurso de Chris (que digo yo que muy bien debe de lavar el cerebro el Embryo ese, porque sino ya me diréis a santo de qué viene lo que nos suelta), el poder que tiene Embryo y que a cada episodio nos sorprende más (por el simple hecho de no saber porqué diablos no empezó por aquí desde un principio) y, cómo no, ese afán que tienen los personajes por matar a alguien que ya sabemos que es inmortal. Pues oye, que lo intenten una y otra vez aunque tengan que palmarla cual buen lemming, que la guinda la he reservado para el final. Como no podía ser de otra manera. Y es que el ZASCA de oro es para esa escena en la que vemos como "dios" se teletransporta a vete tú a saber dónde para que Tusk lo acabe alcanzando a los dos segundos de haberlo hecho. ¡MARAVILLOSO!!!!!

En serio que también había que tirar de 2012?, ¿EN SERIO?

En el capítulo 22, la historia continúa su descalabro particular con la peculiaridad de que, en esta ocasión, recurre a una estrategia dramática con sabe "dios" qué finalidad. Y todo ello para que al final volvamos a ver en escena a Tusk y Momoka. Porque por lo visto hay más inmortales a parte de Embrio. Anda que menudo guión os trabajasteis, ¿eh Sunrise? Porque si tengo que hablar de los detalles de la serie, el del gore censurado que nos mostráis en este episodio cuando en el segundo no os preocupó es el último clavo que le faltaba a este ataúd. Pero en fin, que esto no acaba aquí y seguro que estos chicos se han esmerado en darnos un final de traca. Como "dios" manda, vamos.

Y lo hacen amigos, vaya si lo hacen. Y sino que se lo pregunten al submarino del capítulo 23 que es capaz de volar y usar armas más propias de ARPEGGIO OF BLUE STEEL -ARS NOVA- ¡El Yamato se va a la mierda, señores! Aunque este no será el único desvarío que nos regalen, ya que, además de ver cómo en la ciudad sí que había gente (que se conoce que cuando ella la visitó unos capítulos antes se habían ido todos de parranda, porque sino ya me diréis), también seremos testigos de cómo estas mismas personas se revelan contra la realeza. Algo completamente carente de sentido a estas alturas de la película pero que sirve para mostrarnos, por medio de la tal Sylvia Ikaruga Misurugi, lo bajo que aún puede llegar a caer este anime. Y es que se ve que a los de Sunrise no les llegaba con poner a la vieja a pilotar el submarino volador de cualquier manera y dejar que Jill se pase por la entrepierna su encarcelamiento, que tuvieron que sazonar de esta forma a la inmundicia de serie que tenemos entre manos. Pues muy bien señores de Sunrise, excelente trabajo. De no haber sido por ustedes nunca se me habría escapado este spoiler.

Pero oye, que me estoy frustrando de tal manera que he tenido que llegar otro capítulo para que me dé cuenta del fail de campeonato que nos estaban restregando por la cara, porque ¿es un timón de madera lo que dirige este submarino futurista? Pues nada chic@s, que me voy a la cama aunque sean las cuatro de la tarde. Ya que de esta manera me ahorro el relleno de ver cómo estos enemigos se reconcilian (que menuda novedad oiga, nunca en mi vida había visto nada igual en el anime) y, sobretodo, ese nuevo intento de matar a Embryo.

Eso sí, no me preguntéis por qué pero lo cierto es que no pude pegar ojo, por lo que al final acabe viendo el último capítulo para sacarme este sambenito de encima e ir pidiendo cita cuanto antes al psicólogo. Y claro, una cosa llevó a la otra. A la de los ZASCAS, me refiero. Encontrándome de buenas a primeras conque esa afirmación que hacía a bombo y platillo de que sólo los hombres se podían transformar en dragones enormes es completamente falsa. Y todo por el diminuto de detalle de que el dragón que tenía en cautiverio Embryo ES HEMBRA. Si es que hay que ser un verdadero inútil para no darse cuenta del fallo que cometían al ponerle una voz femenina!!!
Pero en fin, dejemos esto a un lado y saquemos hielo del congelador, porque de tanto dar golpes en la mesa ya tengo los puños rojos de convertir en gravilla los restos que aun quedaban del teclado del alemán, para adentrarnos en la recta final. Un lugar completamente oscuro y lleno de curvas (a mí no me digáis nada, tenéis ahí a Sunrise para que os despeje las dudas) en el que se nos indica que, al comienzo de esta historia, Embryo resultó atrapado en un espacio-tiempo diferente al suyo por culpa de un experimento que se fue al traste. Y hasta aquí todo bien, de no ser porque, claro está, este aislamiento no le impidió lo más mínimo el hecho de, primeramente, crear una tierra paralela y después viajar a ella. ¡Olé sus huevos! Pero, ¿de qué nos vamos a quejar cuando vemos que su mundo, el lugar en el que permanece "supuestamente" aislado, tiene oxigeno y gravedad a pesar de ser, literalmente, un pedrusco de mierda con césped que se encuentra en el espacio exterior?

Menudas dos incongruencias las anteriores, ¿verdad? Pues eso es porque aún no habéis visto como Ange, Tusk y sus amigos son capaces de viajar hasta este lugar por medio de Villkiss (¡y luego nos querían hacer creer que el dios era Embryo!), para darle matarile a este "terrible enemigo" (que esta parte también es para dar de comer a parte, ojo) y cómo, al final, este trozo de planeta vuelve a su sitio. Porque él lo vale, supongo. Ya que otra explicación no le vais a encontrar XD.

Aquí donde algunos ven censura yo veo una oportunidad desperdiciada. Al fin y al cabo este anime no perdía nada de estar en negro todos sus capítulos.

Como si de no desentonar con el argumento de la serie se tratase, la animación que despliega Sunrise para la ocasión es realmente lamentable. Recordándonos en su acabado final a la que podíamos encontrar en cualquier anime realizado unos cinco años antes que éste. Y que conste que no tengo nada en contra de del acabado visual de los animes, pero la verdad es que me esperaba algo más visto el considerable ahorro que hicieron en el guión. Por suerte, la tabla de salvación (porque yo a estas alturas ya me agarro a cualquier ramita) la encontramos en la B.S.O. O más bien en los temas que aporta Nana Mizuki tanto a nivel de opening como de ending.


LA NOTA:

Aunque en un primer momento nos pueda venir a la mente el anime de Gantz a la hora de comparar este anime con algo que se le parezca, no está de más hacer un pequeño ejercicio de memoria para ver como ambas series son completamente diferentes a la hora de cagarla. Pues mientras ya sabemos de sobra que Gantz mete la pata hasta el fondo con su final, el anime que nos ocupa lo hace desde el mismo comienzo. Cosa que, por otro lado, no resulta completamente evidente en ese instante gracias a la táctica que sigue para adornar sus carencias con todo tipo de malabares que engatusen al espectador. Y de ahí que cuando la bola de mierda explote nos ponga perdidos a todos.

Fruto del despropósito del que os acabo de hablar son las actuaciones que tienen los planos personajes que la habitan, y que competirían con las de Coppelion de no ser porque esta última no tiene nada que hacer. Las diversas estupideces que la rodean y que se resumen en esa hermana minusválida de Ange que SÍ podía andar o esa obsesión que siente la gente de Sunrise por hacer guiños a todo anime que se lo ocurra. Blassreiteranimes deportivos o mismamente a Macross (por medio de esa vena tan musical como absurda que le da y que hace que las canciones a capela se oigan sin problema alguno en la otra punta del mundo) son algunos ejemplos de ello.

En definitiva, que estamos ante un anime del que es absolutamente recomendable salir corriendo a riesgo de coger un cáncer y del que toda mala crítica que leáis por internet no le hará justicia. Cross Ange: Tenshi to Ryuu no Rondo es todavía peor, en serio. Y por eso se va a quedar sacando brillo a nuestra G.


-Anda que no me lo he pasado hoy bien ni nada. Haber cuando le dura el escarmiento al bueno de Jorge antes de caer en otra basura como esta XD

2 comentarios:

  1. Muy entretenido sigue asi !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Dirección. Un saludo y a ver si me subes el sueldo XD

      Eliminar