Sakamoto desu ga?

jueves, 13 de julio de 2017 , 0 Comments

AÑO 4



Hoy intentaremos justificar el comportamiento de los chulos de clase con…

> Sakamoto Desu Ga? (Studio DEEN, 2016, 12 CAPS)




Hoy tenemos entre manos la que es, para mí, otra de las agradables sorpresas que nos dejó el pasado 2016. Viendo lo que nos trajeron algunos de los estudios, bien podemos empezar a pensar que la calidad general del anime nipón puede estar remontando. Al menos si no consultamos con el presidente y su racha de bodrios que, a este paso, van a conseguir lo que nada ni nadie haya hecho todavía: que deje el anime. Ojalá que no. ¿Qué haría sin él?

En fin. Centrándome en la serie que tengo entre manos, “Sakamoto desu ga?” llegó a mis manos por una de esas casualidades o tonterías de las que, a lo poco, nos hace cambiar de planes sin que nos demos cuenta. Esa tontería es la planificación (de mierda) que llevo en ocasiones con las series del blog. ¿A qué me refiero con esto? Sencillo. Todos los integrantes del blog tenemos un excel compartido en el cual vamos reservando días para la publicación de series. Unas ya están fijas, otras se cambian de fechas y otras aparecen y desaparecen como el Guadiana. Este último caso es el causando de la aparición de este anime. Resulta que, anotadas como pendientes de analizar tenía series que, sin darme cuenta, ya estaban en la recámara del presidente (excelentísimo) y, por ende, debía escoger otras distintas (tan despistado estaba que fueron varias las afectadas). Así que, aquí estamos, con un tontolaba que no sabe anotar las cosas y una serie, desconocida en un principio para mí, que ha resultado ser una caja de sorpresas.

Esto pinta bien, ¿no?

No quisiera adelantar acontecimientos, lo veremos con el avance del análisis, pero os adelanto un detalle: no es lo que uno se pueda esperar viendo las series de estos últimos años. Desde luego y no cabe ninguna duda, esta serie de humor es un soplo de aire fresco que entra en los gastados pulmones humorísticos de los creadores japoneses. Y no es que hayan dejado atrás los típicos clichés a los que recurren a menudo, sino que se han centrado en uno solo y han desarrollado ese concepto hasta límites inimaginables.

Sakamoto desu ga?” versa sobre un estudiante de preparatoria en su primer año. Lo que en un principio pudiera parecer otra serie escolar más para meter en la trituradora, se convierte en algo llamativo a causa de los acontecimientos únicos de un chaval que es más listo que el hambre, además de desbordar estilo en todo lo que haga. Todo esto lo convierte en el chico más popular del instituto, donde las miradas de la mayoría de compañeros siempre recaen sobre él, pero para bien, para admirar ese comportamiento, poses y actitudes molonas. Como es de prever, habrá otros que no lo soporten y harán lo imposible por hacerle quedar en ridículo o incluso agredirle, pero el protagonista siempre saldrá airoso.

Este personaje no es otro que … Sakamoto (el nombre se desconoce, aunque en un episodio se hace llamar "Slope Book"). Este muchacho nos sorprenderá en cada episodio para mostrarnos su lado más rompedor. Da igual cómo lo haga y en qué situación se encuentre, Sakamoto siempre saldrá airoso, dejando a los demás en el más absoluto ridículo, yo hasta diría desesperación. No obstante, llegados al final del conflicto, ese “adversario” pasará a engordar las filas de los admiradores.


-El dedo con el que sujeta las gafas es la clave del equilibrio-

La historia de este anime se ejecuta bien, muy bien. Esto, junto con la personalidad definida del protagonista, es suficiente para que todas las situaciones le salgan redondas. ¿Llegaremos a aburrirnos de tanto éxito de este cuatro ojos molón? En absoluto. Iremos pasando por todos los típicos de los institutos, desde los malotes de la clase, pasando por la roba novios/rompecorazones, la banda de maleantes del instituto, el amigo indefenso y hasta el profesor que le tiene manía, además de otras situaciones que ya son algo que todos habremos visto ocurrir en algún momento de nuestras vidas.

Sin embargo, estamos hablando de una serie de humor y esto significa que debe haber puntos álgidos en dónde la "chispa" aparezca para hacernos reír hasta quedar sin respiración (creedme, a mí me ocurrió y varias veces), para luego pasar por escenas “neutras” que son necesarias después cuando salgan por sorpresa los momentos de risa otra vez. Y en este punto me quiero centrar para mostrar el que es el peor lastre en este tipo de series y, cómo no, también en la que tenemos entre manos. Este detalle del que os escribo no es otro que las caídas de humor para mostrarnos chorradas que no cumplen con la función de hacernos reír ni con la establecer esa sensación neutra de la que hablaba antes. El único objetivo de estas “coñas”, si me permitís la expresión, es la de que soltemos por la boca “menuda chorrada es esta” o “qué gilipollez”. Y el problema de este anime del Studio DEEN es que abundan en numerosos episodios, no obstante, que no cunda el pánico, el buen nivel se mantiene, pero estas tonterías alargan la desdicha. ¿Podrían evitarlas? Sí, dejando la situación en este neutro hasta aparecer el gag. Así la calidad mejoraría, pero… la serie está hecha de esta manera. Puedo aportar un par de ejemplos para que veáis de lo que hablo:

> En el episodio 7, la gracia en la técnica del “movimiento” del robot para despistar todavía la estoy buscando. Voy a enviarle al SETI este vídeo para confirmar si se trata de algo inteligente, referente al humor, claro está.

> Al igual que lo del robot, el barrigudo de la clase que se hace pasar por humorista ¿en calzoncillos? a rayas amarillas y negras también es para enviar al SETI por lo mismo.

Y como esto, otras chorradas varias metidas con calzador. La más grave, para mí, es lo de rellenar con una caminata de varios minutos siguiendo la línea blanca del arcén junto a un grupo de críos. ¿No habría otros chistes sobre la infancia y que no se note que te están metiendo el embudo para que tragues con todo esto? De todas formas, quiero que quede claro que, a pesar de estos detalles que defraudan, la historia no lo hace en términos generales, siendo una magnífica serie de humor, con una historia bien tratada al igual que su final, porque de eso también quería habla ahora. De la misma forma que en las grandes series de humor de la TV, el episodio final siempre intenta ser emotivo, con un poquito de humor, pero tocando la fibra sensible principalmente para dejar un buen sabor de boca. Aquí, en “Sakamoto desu ga?” este concepto se aplica perfectamente para dar una finalización excelente a lo acontecido en los anteriores episodios. Da igual que aparezcan más capítulos posteriormente en una hipotética nueva temporada o si esto queda así tal cual, han cerrado la historia como pocos sabrían hacerlo. Sinceramente, quiero dar la enhorabuena al Studio DEEN por esta maravilla de final. Muchas gracias.

Referente al resto de apartados técnicos, como puede ser el dibujo/animación, sólo quiero indicar que es excelente, nada ostentoso o fuera de un lugar habitual dentro del mundillo del anime de estos últimos años. No hay mucho CGI, más bien poquito, pero está bien hecho, aunque se nota a leguas que eso está animado por ordenador. Hay detalles que me encantaron, como lo de cortar las gafas de Sakamoto para poder percibir esa mirada penetrante, ya que es un símbolo del protagonista. Este detalle de “borrar” parte de las gafas también lo veíamos en Golden Time con 2D-kun. Eso sí, cambiando un poco del tema de las gafas, si no os gusta el brilli-brilli, os vais a tener que aguantar, porque aquí lo hay y para parar un tren.


-Madre mía con la nueva peli de "El orfanato"-

Cambiando al apartado del audio, quiero concretar que muchos de los temas se repiten una y otra vez, prácticamente como patrón y causando un efecto Pavlov, que nos pondrá en preaviso de lo que va a suceder. Es probable que llegue a ser monótono y quizás para alguien, aburrido. Personalmente, yo sólo me quedé en la monotonía, nada más. A decir verdad, la mayoría de la música de ambientación quedaría genial en los programas de cocina de TV que se emiten a mediodía. Y si hay alguien que pregunte por la peluquería, os indico que estoy pensando en cerrarla, no me da beneficios.

Pasando a hablar del opening, quiero dejar claro que es un tema rockero con mucha marcha. La animación y dibujo son dicromáticos, con trazos negros sobre otro color predominante, aunque este color de fondo va cambiando de una escena a otra. Este tema tiene como título “Coolest” y está interpretado por “CustomiZ”.


El ending, en cambio, es un tema J-Pop mucho más tranquilo, pero igual de atractivo que el anterior. Con escenas en el recinto escolar, Sakamoto saca partido de las instalaciones para darles un toque más estiloso, disfrutando de la vida, vamos. El título es “Nakushita Hibi ni Sayonara”, del grupo “SuneoHair”. 


LA NOTA:

Toda una sorpresa agradable la de este anime. Desde luego, hacía tiempo que no me reía de esta forma con una serie nipona y, aunque no esté todo lo bien que cabría esperar, sí cumple con creces lo que se supone debe ofrecer. Es por esto que, sin lugar a dudas obtiene una bien merecida C con el sello de RECOMENDABLE.

0 comentarios: