ReLIFE

jueves, 10 de agosto de 2017 , 0 Comments

AÑO 4



Esta semana experimentaremos con…

> ReLIFE
(TMS Entertainment, 2016, 13 CAPS)



Buenas chic@s, otra semana más que me tenéis por aquí. Habrá incluso quién me eche de menos y otros, como el presidente (excelentísimo) que me echen de más. Es broma, si el presidente es todo amor. ¡Hasta los latigazos han menguado!

Y con el amor casi hemos topado en esta ocasión. El casi os lo voy a explicar más abajo, que antes quiero calentar, no vaya a ser que me dé un tirón en el transcurso del análisis y quede fuera de juego. Este anime estaba guardado en mi lista por un argumento la mar de interesante: Arata Kaizaki es un muchacho que no tiene buena vida tras dejar un trabajo en el que “cayó” tras terminar los estudios universitarios. Tocando fondo al no tener ni siquiera un buen empleo ahora (media jornada en un 24 horas), ni montones de amigos, ni tampoco novia; ve la luz al final del túnel cuando le ofrecen participar en un proyecto de un laboratorio: volverá a aparentar la edad antes de entrar en la universidad a cambio de que estudien su día a día en un instituto de preparatoria. Todo con los gastos pagados. Hasta aquí puedo escribir, no vaya a ser que se me “escape” algo.

Seguro que alguien ya está buscando el porqué de las comillas y también estaré en lo cierto que otras y otros ya saben la causa. Es sencillo. Para quién no lo sepa, el 25 de junio de 2016, la app de streaming “ReLIFE Channel App” publicó, antes de que se estrenase en TV, la serie al completo en la red. Un logro por el cuál entras directo en el cielo de los tontos, sin pasar por la casilla de salida ni cobrar la hostia que mereces. Desconozco cuáles fueron las consecuencias para el culpable de semejante error, eso ya será cosa de abogados y burofaxes, lo que nos afecta a nosotros es el propio anime en sí.

Vista la sinopsis, tal y como la describí más arriba, el anime de TMS tiene una pista que sí podríamos dar como apetecible, sin embargo, ya son tantas series en institutos japoneses, que cuando veo que cualquier historia se ambienta en estos lugares, hecho a temblar del pánico porque recuerdo a Nisekoi y lloro. Aunque también aparecen otras imágenes en mi cabeza, más agradables esta vez, con Golden Time, aunque la historia de Koko y Banri se desarrolle en una universidad. En esta ocasión, tendremos algo más parecido a esta última, concretamente por el slice of life que posee la historia, además del toque sci-fi de los medicamentos (muy poquito, por no decir casi nada), sumado a otro detalle de la serie adaptado de J.C.Staff: la amistad. Como avanzaba casi al inicio del análisis, el amor también estará presente, pero de una forma bastante peculiar, además de que no será hasta el final en dónde se muestre en todo su esplendor. Quiero concretar esto último, ya que, en esta ocasión, esta palabra en negrita significa “hago aparición ahora y no en el resto de la serie”.

No obstante y como indiqué antes, la amistad inundará la mayoría del metraje de la serie que, muy acertadamente, si se tiene en mente hacer más temporadas, lleva un ritmo normal de acontecimientos. Esto lleva a la consecuencia de que, al igual que en la vida real, la amistad llega antes que el amor. En estos 13 episodios veremos a Arata haciendo amigos, relacionándose con otros compañeros de clase e instituto y tentando a la suerte para no cagarla con el experimento ReLIFE. Que ésa es otra, que me expliquen por qué no puede “tocar” a una compañera de clase (por el tema legal, parece ser), pero luego le preguntan por qué no se echa novia. Una waifu es lo que buscan estos degenerados, otra explicación no hay.

Dejando atrás este zasca esporádico y continuando con el tema de la amistad, he de decir que me encantó la forma de establecer contacto, cómo se mantiene esa relación de colegas de clase y que finalmente, gracias a los conflictos, se profundice en esa relación para ganar confianza mutua. Me recordó mucho al patrón de Golden Time, sobre todo por las relaciones de Banri.


-Los hombres de verdad se echan limpiacristales en vez de deshodorante-

Hay otro detalle que gana enteros en la serie y ése no es otro más que el guion. El ritmo del relato, las desembocaduras de algunas escenas en bromas o las consecuencias de los pensamientos de los personajes poseen una naturalidad difícilmente localizable en otros animes del montón. Es más, en Golden Time no encontramos semejante nivel de realidad en los hechos que se muestran. Estas características pueden ser más perceptibles cuanto más jóvenes somos, ya que la inmensa mayoría de los diálogos tienen un cariz juvenil y, por lo tanto, fresco y gracioso, a la par que inocente en algunos momentos. Desde luego, éste es el punto clave que hace ganador a un guion como el de este anime.

Los personajes tampoco van a ser menos y también le hacen ganar en la tabla de valoraciones. Son sencillos, empatizamos fácilmente con ellos (la verdad es que cada uno de nosotros se verá identificado en diferentes aspectos de cada uno de ellos) y son naturales como cualquiera de nuestros amigos y conocidos. A continuación, os dejo con el listado de los mismos:

>Arata Kaizaki. Es el protagonista de la historia. De nini pasa a un estudiante maduro que da muy buenos consejos pese a su “juventud”, muchos de los cuales, vienen por vivencias propias. Es alegre, sincero y muy sociable.

>Ryo Yoake. Es el rubio “traficante”, vamos, el contacto del laboratorio ReLIFE para el proyecto con Arata. Se intenta mantener el margen al principio, o por lo menos lo parece, porque este sádico acabará por establecer una buena amistad con el protagonista gracias a…

>An Onoya. Esta jovenzuela de pelo castaño y trenzas será el personaje que más juegue al despiste de toda la serie. Si ya decía yo que esa carita de buena y esa actitud de poca cosa escondía algo.

>Rena Kariu. No es nuestra Rena (la nuestra es mejor XD), pero pone algunas caras como ella (según me informaron). Esta guapa pelirroja (hablo del personaje del anime) será la que tenga un papel más importante en la serie, ya que gracias a sus conflictos y relaciones llenarán muchos minutos de pantalla. Es muy competitiva y, como pack indivisible, también celosa. No obstante, es buena persona, a pesar de que huela un poco a tsundere.

>Kazuomi Ohga. El otro rubio de la serie. Este cerebrito tiene una buena habilidad con los estudios y ayudará a Arata y a An a aprobar los exámenes de recuperación. A pesar de su inteligencia, con las relaciones no lo lleva tan bien debido a que no se entera de qué película están echando delante de sus narices. En esas ocasiones, el mundo se volverá del revés y serán Arata y An quiénes le echen una mano.

>Chizuru Hishiro. Es la morena de la serie (sí, sólo hay una que sea protagonista). Esta muchacha introvertida será la Sheldon de la clase, no sólo por su extraordinaria inteligencia, sino porque sus comentarios y suposiciones son perfectamente válidos si los dice el personaje de Big Bang Theory. De todas formas, es uno de los personajes que más evolucionan en la serie, pasando de un papel secundario a un protagonismo destacable.


-Me lo voy a apuntar para cuando tenga un juicio-

Cómo no, habrá también otros personajes que, aunque su importancia a nivel global no sea grande, sí son clave en determinados episodios. Es el caso de la tutora de la clase, que ayudará en el inicio de la temporada además de algún momento puntual, de la capitana del equipo de vóley o de los amigos de ésta, que tendrán su importante entre la mitad y final de la temporada. Estos últimos los noto con un comportamiento forzado, pero ya como opinión personal, no hay nada achacable a ello.

Aunque ya lo comenté en algún personaje, la evolución general de los mismos es digna de mención. Desde los inicios de la serie hasta el final, iremos observando los cambios de actitudes y formas de pensar y actuar, teniendo en cuenta la pieza clave de este pilar de la evolución que es Arata (si se llega a enterar Darwin, la que monta XD) y cómo va cambiando el entorno a su alrededor. Si nos paramos a pensar, es posible que lleguemos a la conclusión de que, sin él, todos los otros personajes principales del anime jamás cambiarían.

Por último, quiero traer a la palestra algunos detalles que quizás pasen inadvertidos. El primero de ellos trata de las pequeñas cosas que harán encajar piezas en el mundo de ReLIFE. Son sutiles y llegan a pasar inadvertidas, pero serán de gran ayuda para el siguiente punto: las sorpresas. Las hay y bastante gordas. A mí me pilló una desprevenido por completo y quedé ojiplático. Efectivamente, soy un maniático y prefiero estar preparado para una sorpresa a que ésta me coja con la guardia baja. Qué le voy a hacer, siento más satisfacción por pensar que soy más listo que los guionistas y conocer qué me voy a encontrar que en disfrutar de la historia, pero podría decirse que el blog me ha pasado factura. No me quiero olvidar del remarque que hacen los creadores sobre el acoso en el trabajo, también en el instituto, por culpa de las envidias y de las venganzas a causa de ellas. No sólo en España ocurre, y eso que aquí nos colgamos la medallita de que somos un país de malos envidiosos. Pues a ver si queda claro que esto también sucede y mucho en otros países. Y para terminar sólo quiero hacer una puntualización. Nos sentiremos reflejados en los personajes por momentos que se repiten en nuestras vidas como enviar un mensaje algo “comprometido” a una chica y empezar a pensar si fue buena idea o no. Las reacciones y pensamientos en esa escena son calcados a los de cualquiera en la vida real. De la misma acertada forma, también nos encontraremos con otros momentos igual de reales que los que sufrimos en nuestro día a día.


-Luego se dieron cuenta de que no tenían ojos y no podían leer-

Y hablando de disfrutar, llegamos al dibujo. Bastante bueno en calidad de trazos, colores y detalles. Quizás peque un poco de brillo o luminosidad extraña en algunos momentos, pero nada que no se explique por la bajada del Espíritu Santo. Quitando este pequeño pero, la sensación general es muy buena. Particularmente me enamoraron esas pequeñas cosas como el lunar del cuello de Hishiro, las pequeñas trenzas de An o las caras de Rena, sin olvidar los momentos de humor con los personajes caracterizados con un enorme cabezón y un cuerpo pequeño, cosa que ayuda a reforzar la sensación cómica de unos diálogos o situaciones, a veces, comprometidas.

La música y, sobre todo, la ambientación musical no llegan a ser todo lo buenos que cabría esperar. Me gustan el opening y el ending. El primero, de título Button, tiene un tema J-Pop bastante alegre. La animación ambienta el día en el instituto y aparecen los protagonistas y las relaciones entre Arata con sus compañeros. El cierre es bastante diferente, no sólo porque cada capítulo tiene su canción de cierre, sino también porque las imágenes estáticas que intercalan las escenas animadas de Arata en el piso tienen que ver con el propio episodio en sí. Sin embargo, el punto negativo se lo lleva la ambientación musical al piano. En algunos momentos no encaja y resulta chocante. En otros tiene un ritmo tan cambiante que acaba por estropear el momento, como mezclar dos pistas de audio diferentes y cambiar una por la otra de repente. Desde luego el punto más negativo de la serie.

Llegados casi al final, quedan sólo unas pocas curiosidades y, por supuesto, zascas. Empezaré por ese detalle que me encanta y que no es otro que el metraje extra después del cierre del episodio. Pues en los episodios 1, 5 y 12 podremos descubrir este “secreto”. Otra curiosidad, aunque también vale como zasca, está en los teléfonos móviles. ¿Alguien recuerda lo que sucedía con los terminales en Golden Time? Pues que no les funcionaba el sensor de proximidad. Aquí sucede lo mismo. Curiosamente, los diseños se parecen bastante y recuerdan inequívocamente a los SONY. Y ya que estamos con las incongruencias, continuamos con ellas:

>Es fantástico que se pasen por el forro del laboratorio el dar medicamentos a un borracho. Sobre todo, cuando pintas tan bonito el proyecto que le faltó tiempo para tomarse la pastilla con unos cuantos litros de cerveza en el cuerpo.

>Me sigue chocando que por tomar una pastilla se rejuvenezca el aspecto, pero sigues teniendo el mismo estado físico que cuando aparentabas ser un “viejo” de casi 30 años. ¿Eh, ReLIFE? A ver si mejoramos la receta, que a eso lo llamo un Black Friday.


-Tápate, que aquí viene la nota-



LA NOTA:

Llegamos al final del trayecto y, personalmente, estoy satisfecho por encontrar una serie que puede llenar ese hueco vacío del anime romántico, pero sólo el tiempo lo dirá. Por el momento, nos encontramos con un trabajo con muy buen guion, tratamiento de los personajes y evolución, cosa que es vital en una historia. Es cierto que hay alguna pega, sobre todo con la ambientación musical, pero podemos hacer la vista gorda en ese aspecto al no ser tan importante. Aún así, habrá quien piense que la serie se corta antes de tiempo, ya que no terminan con el proyecto ReLIFE, pero no es algo por lo que podamos declarar como culpable al estudio. Nos ofrecen la idea de este proyecto para empezar la historia, pero no es algo primordial, debido a que se ha dado prioridad a las relaciones entre personajes antes que a ese proyecto farmacéutico. Volviendo al punto en el que nos quedamos, sólo resta dar la valoración a este anime que obtiene una B y el SELLO DE RECOMENDABLE.

-¿Qué te parece, Bolita?



-Mucha pastilla, pero no he visto a Morpheo para que me traiga los tripis.

0 comentarios: