Schwarzesmarken

jueves, 3 de agosto de 2017 , , 0 Comments

AÑO 4




Por si no tuviera bastante con las Recomendaciones de Rena, hoy me adentro en una serie que no tenía pensado tocar en mi vida debido al comentario que el bueno de Jeims nos dejaba aquí para, sin duda alguna, sacar a más de uno de sus casillas. Pero no adelantemos acontecimientos y adentrémonos en la máquina del tiempo para analizar...


Schwarzesmarken (IxtlLIDEN FILMS, 2016, 12 CAPS)

"Una historia para pasar el rato"


Creada por los estudios de animación Ixtl (Muv-Luv Alternative -Total Eclipse-) y LIDEN FILMS (a éste sólo lo conocen en su casa XD), bajo la dirección de Tetsuya Watanabe y la composición de Tatsuto Higuchi, Schwarzesmarken es el fruto de la adaptación de la serie de novelas ligeras, que a su vez se basaban en la franquicia de Muv-Luv, para crear una historia completamente alternativa. Lo cual explicará muchos de los aspectos que podéis descubrir en el resumen de los capítulos y que un servidor desconocía en el momento de visionarlos :P

No obstante y a parte de esta diferencia, el anime sigue enfocado en los géneros de la acción, el drama y la ciencia ficción debido a la presencia de los mismos enemigos que descubríamos en el anime que le precede. Por lo que podéis respirar tranquilos si veníais buscando monstruos en un anime que se emitía por primera vez entre el 11 de enero de 2016 y el 28 de marzo de ese mismo año. Y como excuso hacer referencia alguna a la sinopsis tras haber analizado Muv-Luv Alternative, paso a presentaros muy escuetamente los personajes que dan vida a esta historia.

> Theodor Eberbach es nuestro pelirrojo protagonista y uno de los miembros del escuadrón 666 del ejército de Alemania del Este. De carácter un tanto cerrado al comienzo, el joven se irá abriendo poco a poco para facilitarnos la comprensión de esta historia. Lo cual no deja de ser de agradecer a la vista del cacao mental que suponen los tres primeros episodios a la hora de hacer las presentaciones familiares XD

> Irisdina Bernhard es la capitana del escuadrón 666 y una de las personas que más miedo levanta entre los integrantes de esta unidad debido a su pasado. Y poco más os puedo decir de ella sin estropearos la serie.

> Anett Hosenfeld es, por lo que a mí respecta, la loca del coño del escuadrón 666. Y es que no hay más que mirar la actuación que nos deja en el primer capítulo para darse cuenta de ello. Claro que para entonces los de Ixtl e LIDEN FILMS ya se habrán dado cuenta del berenjenal en el que se han metido y para el resto de la serie tan sólo nos quedará el inverosímil lavado de cara que le dieron a este personaje de la noche a la mañana.

> Katia Waldheim es la damisela en apuros. Literalmente hablando, o casi, ya que esta chica parece de todo menos una soldado. Y tal vez por eso será el personaje que adquiera una mayor importancia estratégica a lo largo de la serie.

> Gretel Jeckeln es la comisaria política del escuadrón 666 y una mujer que, llegado el momento, es capaz de echarle más huevos (y perdón por la expresión) que muchos de los hombres que la rodean.

> Lise Hohenstein es la hermana de nuestro protagonista y uno de los personajes peor planteados que nos vamos a encontrar. Lo cual no deja de tener mérito a la vista del trascendental papel que jugará. Fantástico.

> Sylwia Krzasińska es uno de los personajes de relleno de esta historia. Y cuando hablo de relleno me estoy refiero a que es absolutamente prescindible, para que veáis el nivel de la serie en este aspecto. De hecho, tal es así que sólo la nombro porque aparece en la foto de más abajo, la de la chica de pelo blanco XD

> Beatrix Brehme. La gran tapada de la serie, pues todos pensamos antes en Heinz Axmann que en ella. Resulta ser un diamante en bruto capaz de cambiar el curso de los acontecimientos cuando menos nos lo esperamos :D

Heinz Axmann es el villano de la serie. Incluso más que el propio Erich Schmidt, pues mientras que del "albino" no sabemos nada, de este personaje siempre sabemos algo y para mal. Al igual que Beatrix, el hombre de las salsas es miembro de la Stasi, el mayor nido de víboras de esta historia, y como tal no se molesta en ocultar sus intenciones.

Y dicho esto ya podemos pasar a la acción no sin antes hacer una pequeña e importante puntualización, ya que todos los capítulos de este anime, a excepción del 6, 10 y 12, cuentan con una serie de escenas extra a su término que nos ayudarán a entender lo que ocurre.

En esta ocasión los pechos serán fluorescentes porque sí XD

"Después de la Segunda Guerra Mundial un muro dividió a Alemania en dos naciones. Los ciudadanos de ambas vivían como enemigos de la otra. En 1967 la humanidad hizo contacto con aliens bautizados como BETA en La Luna. Se desató la guerra [¿en la Luna? LOL]. Seis años después los BETA aterrizaron en Kasgar, Asia [más bien China, digo yo XD]. En plena Guerra Fría la humanidad terminó peleando por su supervivencia y diez años después, en 1983, el frente de batalla se centró en la República Democrática de Alemania Oriental.
El avance de los BETA por Europa llevó a Alemania Oriental a una situación desesperada y su órgano de inteligencia, la Stasi, puso en marcha un sistema de vigilancia en todo el país para respaldar a sus fuerzas. El temor al estado provocó que la gente se vigilara entre sí. El resultado fue una sociedad demente donde los padres denunciaban a sus hijos y los hijos a sus padres, marido contra mujer y viceversa. No creían en dios ni tenían en quién confiar. Las únicas opciones eran morir en batalla, morir en las purgas o vivir como máquinas. [Ya ves, se les murió Hitler y se fueron a la mierda XD]. Aún así, me decía a mí mismo que quería protegerte"

Como era de esperar, Schwarzesmarken comienza con la introducción que acabáis de leer y las imágenes procedentes del desarrollo de la guerra contra un enemigo al que ya conocemos bastante bien gracias a Muv-Luv Alternative -Total Eclipse-. Y aquí podrían parar las similitudes entre ambos animes de no ser por esa obsesión por usar el látex en los trajes de los pilotos de los mechas de combate y unas actuaciones que, por medio de la loca de turno, Anett, nos llevaran a revivir nuevamente el calvario de la serie original. Por suerte, o no, las diferencias comienzan en cuanto tocamos la parte militar de la historia. Ya que, al estar ambientada en el escenario Alemán de la posguerra, nos toparemos conque nuestros personajes, miembros del escuadrón 666 o Schwarzesmarken (hala, ya sabéis de dónde le viene el título a la serie), caen del lado soviético, para dejarnos bien claro la existencia del telón de acero y la situación que se vive en él. Y tras tener esto claro, la trama se dirige, rauda y veloz, a los dos primeros ZASCAS de esta historia gracias a una piloto de la ONU, a la que nuestros protagonistas salen en procura debido a una señal de ayuda para más tarde incluirla en sus propias filas (OMAIGAR!!!) y un flashback que parece ser de Theodor, nuestro protagonista, y en el que podremos ser testigos de esa gran genialidad que es correr en línea recta delante de las balas (VRA-BO!). Y hasta aquí llega mi repaso a este primer episodio, pues tampoco es plan de estropearos la intriga que traerá consigo Katia Waldheim, la chica de la ONU a la que rescataban y una habitante de la Alemania libre.
Tras lo visto en el episodio anterior, el segundo capítulo nos pone al tanto de las acciones que emprende la Stasi para investigar a Katia Waldheim por su extraña solicitud de asilo y su rápida aceptación por parte de la Schwarzesmarken. Lo cual dará pie a un desfile de personajes que nos mostrarán sus claras intenciones. Pero, dejando a un lado los tejemanejes de la Stasi y la historia personal de alguno que alguno de los integrantes del escuadrón 666 tienen con esta organización, lo que más me llama la atención de todo esto es ver como Theodor, nuestro protagonista, se pone del lado de Katia para ayudarle en su investigación secreta cuando sabe perfectamente el riesgo que esto conlleva para su persona en caso de que lo descubran. Un acto de valentía que se tuerce sobremanera al recordar como Theodor nos dejaba entrever, en el primer episodio, y a base de recuerdos, que Katia es su hermana y ver como sigue actuando como si fueran auténticos desconocidos, en una estrategia que parece funcionar a la vista de que Katia no tampoco lo reconoce en ningún momento. Y lo que es aún mejor, dada la maraña argumental que nos encontramos, la persona que le pide Katia que investigue parece ser su padre. Vamos, que no he visto actuar a nadie con tanta frialdad y parsimonia en toda mi vida por mucha policía secreta que haya.

Atrapados en el ambiente pesimista de esta historia, nuestros personajes emplearán el tercer capítulo para, aprovechándose de un "vacío legal", rescatar a Katia de la trampa mortal en la que se encontraba aislada. Una trampa un tanto irónica puesto que, a parte de tratarse de una fortaleza que mantiene a raya a los BETA, también es la última línea de defensa de la ciudad de Berlín. O al menos eso nos quieren hacer creer en este momento (guiño, guiño). Por lo que ya os podéis imaginar la suerte que correrá esta base gracias a las acciones tomadas por la Stati. Y mientras esto sucede fuera, en el terreno personal al fin se nos aclaran las cosas, dejándonos claro que Katia NO es la hermana de Theodor y presentándonos los primeros compases de lo que parece ser una revolución contra la Stasi. Y digo que parece porque aún nos queda mucha serie por delante. Lo cual no quita el hecho de que la trama se anime a hacer que Katia descubra tanto el lado más duro de la guerra como el de la Alemania Comunista. 

Aclarado el tema familiar del anterior episodio, el cuarto capítulo al fin nos muestra a la hermana real de Theodor, que en realidad tampoco es su hermana verdadera pero es lo que hay. Y con la familia de nuevo reunida comenzaran las sospechas por parte de la Schwarzesmarken ante tanto recién llegado, por lo que nuestro protagonista se verá obligado a tomar cartas en el asunto. Y mientras esto tiene lugar la trama pasa a mostrarnos una misión de entrenamiento del escuadrón 666 que, por arte de magia, se transforma en unos ejercicios militares contra el enemigo en el que participan países como Estados Unidos y la Unión Europea. Y no, no me estoy inventando esto último, así que ya os podeis oler el tremendo ZASCA que nos deja el anime al meter por medio a una comunidad política que no se fundaría hasta 10 años más tarde XD. Aunque para gracia la de ver como el nombre de conocidos caza, como los Tornado o los Tomcat, pasan a ser ahora mechas de combate y como la flota marítima recuerda en demasía a la de la segunda guerra mundial. Vamos, que no sé vosotros pero ya he tenido bastante dosis de realidad alternativa por hoy, por lo que me voy a quedar con lo "bien" que trabajan estos países en equipo para despedir un episodio que siempre nos dejará la duda de saber donde está Japón en esta historia XD.

Más que en un ejercito yo veo a estas féminas en un desfile de Victoria Secret por motivos bastante evidentes

Metidos de lleno en la operación conjunta, el capítulo cinco nos muestra lo mejor y lo peor de cada ideología por medio de los personajes que en él toman papel. Comenzando por la típica discusión subida de tono entre enemigos y acabando por esa ayuda mutua en la que todo ideal se deja a un lado para abrir un haz de esperanza tanto en el conflicto bélico como en la situación de las naciones que en él participan. Y sí, estoy al tanto de que aún es demasiado pronto para echar las campanas al vuelo, pero vista la buena dosis de acción que nos da este episodio no está de más hacer un acto de fe. ¿Verdad?

Lejos de ser los héroes que cabría esperar a la vista de su actuación en el episodio anterior, el escuadrón 666 se ve acorralado, en el capítulo 6, por las tensiones políticas que hay en Alemania del este. Por lo que nuestros protagonistas se las tendrán que arreglar como buenamente pueden para superar esta nueva crisis a pocas horas de que la mayor invasión de BETAs que se ha visto hasta la fecha llegue a sus fronteras. Y entre medias, porque sino iba a resultar muy aburrido esto (supongo), nos encontramos con una clase de historia alternativa en la que la Alemania Comunista tiene más bien poco de comunista, por lo que se puede sacar de las relaciones que existen con la URSS. La misma URSS a la que curiosamente tampoco se le ve el pelo a pesar de que debería de estar inmersa en una contienda igual de grande contra los BETA. Por lo que concluyo que debieron de seguir el mismo camino que Japón en el guion de esta historia XD. Y volviendo al episodio en si nos encontramos con un final lleno de desconfianza al que no le faltan los motivos. Claro que luego se despiden de la manera en que lo hacen y a uno le dan ganas de matarlos a todos :P

El capítulo de la gran batalla contra los BETA, al menos por el inmenso numero con el que se enfrentan en esta ocasión, nos sitúa ante el momento más complicado para la Schwarzesmarken y por partida doble, puesto que ademas de por los BETA, los chicos se tendrán que preocupar por el golpe de estado que da la Stasi. Acto éste que no podía suceder en mejor momento y que nos hará pensar en si no saldría más a cuenta dejar que los BETA acaben con Alemania del este. Pero como esto aún está por ver, voy a quedarme con el desfase tecnológico que existe entre los mechas y el resto de aparatos "ochenteros" que vemos en pantalla. Todo un misterio si cabe más grande que el de los propios BETA XD. Aunque puestos a sacar puntilla a los ZASCAS ahí os van dos bastante curiosos:
- En ningún momento vemos más aparatos voladores que no sean los mechas y de repente nos muestran bombarderos. ¡GENIAL, OIGA!
- El cambio que sufre Anette desde el primer episodio es para enmarcar. ¿Donde se quedó su miedo y su supuesta enfermedad? 

Los más jóvenes del lugar se van a echar las risas, pero ese tipo de proyector era lo que tenía yo en el colegio :D

A modo de pausa, el capítulo ocho nos muestra las consecuencias de la traición que descubríamos al final del episodio anterior y como los personajes que no se vieron envueltos en ella actúan en consecuencia mientras sus amigos se ven sometidos a la tortura. Lo cual tiene mucha lógica y no sólo por el estable panorama político de Alemania del este, sino por el hecho de cargarse a la mejor unidad del ejercito en medio de la mayor invasión BETA. Todo muy español, vamos XD. Por suerte las cosas mejoran al final del episodio gracias al rayo de luz que logra proyectar Katia sobre ellos. Y dicho esto ahí os van dos nuevas cosas en las que pensar, ya que por un lado nos topamos con el papel muy poco creíble de loca que desenvuelve la hermana de Theodor y por otro el hecho de que, a pesar de las condiciones en las que fue rescatada Katia, la joven pasa a ser una persona a la que nadie hecha de menos fuera de la Alemania comunista cuando su señal de socorro provenía de la ONU ¡OMAIGAR! XD

Por su parte, el capítulo nueve nos deja ante la formación de una resistencia que plantará cara al nuevo gobernante de Alemania del este. Aunque para ello nuestros protagonistas deberán de empezar por salvar a sus amigos de la torturadora de Lise. Por lo que el episodio estará centrado en seguir de cerca sus movimientos y estrategias para mostrarnos como finalmente se logran salir con la suya. Cosa que por otro lado era previsible, al igual que la tragedia que tiene lugar, de cara al desarrollo de este anime y que no quita que el desenlace de estos veinte minutos sea un tanto chapuceros. Pero es lo que hay y más en una serie que, a la vista de los acontecimientos, siempre ha tenido a los BETA en un segundo plano.

Con la rebelión ya en marcha, los opositores al líder actual de Alemani
a del este se ven en la tesitura de encontrar nuevos apoyos fuera del país. Un paso evidente y que conoce el bando contrario, por lo que serán estos los primeros en tomar la delantera antes siquiera de que ellos tengan tiempo de establecer contacto con el enviado de Alemania del Oeste. Y mientras esto se va cociendo, el enemigo, que ya está al tanto de sus planes, tomará cartas en el asunto para que esta reunión sea un rotundo fracaso en una misión que convertirá a una ciudad entera en el campo de de batalla entre los TSF (mechas) de los diferentes bandos. En un combate que conviene tener en cuenta a la vista de como se va desarrollando la trama y el tinglado que tiene que montar Theodor para luchar con una sola unidad: la de Lise. Y ello sin profundizar en la conversación que mantendrán entre ellos. Patético, vamos. Aunque para incongruencias la que nos deja esa videoconferencia a través de la televisión. Porque con el ordenador de por medio aún lo puedo llegar a entender (que va a ser que no) pero así la cosa roza el absurdo.
El preámbulo de la gran batalla final nos muestra el desarrollo de la partida de ajedrez que mantienen rebeldes y militares afines a la persona en el poder. En un juego a muerte que llega a rozar el ridículo por las acciones que toman algunos para precipitar su muerte. Claro que, sin la ayuda que necesitan del exterior, los rebeldes siguen estando en desventaja, por lo que las cosas parecen pintar demasiado bien para el malo. Tanto que es ahora, casi en el final de la serie, cuando ésta muestra sus cartas en un giro de guion que le da un nuevo aire a una historia en la que los BETA son lo de menos. Por lo que ahora el gran enemigo a batir será la avispada Beatrix Brehme en un final que espero no me decepcione más de lo debido sabiendo como han actuado hasta ahora los personajes que la han precedido a la hora de entrometerse en el objetivo de la Schwarzesmarken.

El último capítulo de la serie nos deja ante el fin de la contienda de Alemania del este, que no la de los BETA (eso ya si tal en otro anime), no sin antes mostrarnos como la van palmando más miembros del escuadrón 666 en estos escasos veinte minutos que en todo el resto del anime. Por lo que como ya podéis intuir la cosa pinta la mar de bien. Tanto que los chicos de Ixtl y LIDEN FILMS se toman la libertad de ponernos ante escenas que rivalizan de tú a tú con las de la mismísima Coppelion, como es el caso de los mechas que se estrellan contra un edificio y solo rompen el tejado de éste (si es que hacen los robots de papel mache) o ese lanzamiento de pistola que hace Anette para joderle literalmente la vida a Irisdina. Porque ya me diréis que necesidad había de hacer tamaña idiotez en esa situación. Pero claro, como había que hacer un final triste se ve que no les quedaba otra solución. En fin, un despropósito, el de estas incongruencias, que por desgracia se ha venido repitiendo en más veces de las deseadas a lo largo de la serie y que, para despedirse por todo lo alto nos regala dos FAILS para encuadrar: el de los robots luchando a pocos metros de los civiles como si tal cosa y el de ver como estos mismos mechas son capaces de pelear con cuchillos mejor de lo que lo habían hecho hasta ahora con armas de asalto y en mejor estado ¡LOL!

Conocido como "El martillo" y aparecido por primera vez en la Segunda Guerra Mundial, el lanzacohetes Katiusha es, a mi parecer, el vehículo más icónico que tiene el ejercito ruso.

Sin tiempo que perder, pues me vienen los BETA detrás, paso ahora a hablar rápidamente del apartado técnico. Empezando por una animación que corre de manos de los estudios Ixtl & LIDEN FILMS para dejarnos con un acabado que recuerda sobremanera al que lucía Muv-Luv Alternative -Total Eclipse-. Cosa que tampoco es extraña si tenemos en cuenta que el estudio Ixtl participó en ambos animes. No obstante y si saltamos de técnica nos encontramos con la sorpresa de que detrás del 3D se encuentran los chicos de SANZIGEN. Sí, los mismos que trajeron al mundo ARPEGGIO OF BLUE STEEL -ARS NOVA- y a los que más les valía estarse quietecitos en este caso XD. Y no lo digo porque estemos ante un fiasco, ni mucho menos, sino porque el acabado final nos deja ante un anime bastante normal y eso no es algo precisamente bueno en este caso, ya que si hubieran puesto el mismo empeño en el conjunto de la animación que el que pusieron en los pechos de las chicas estoy convencido de que otro gallo cantaría.

Y si esto es lo que puedo decir de la animación, la banda sonora tampoco es que vaya a salir mejor parada con unos temas que, en mi opinión, no se acaban de ajustar al tipo de ambiente que se respira en esta historia. Aunque tampoco es para poner en la peluquería de D.R Ferro, claro. Por fortuna el repertorio musical me deja con el reencuentro de unos viejos conocidos, fripSide, quienes ponen música al opening de esta serie por medio de su tema "white forces". Un tema que sin imprimir la fuerza que muestran otros openings va muy a colación del tristón "Kanashimi ga Jidai o Kakeru" de Zähre que nos encontramos en el ending.

El inconfundible sello de fripSide es algo que me gustaría encontrar en muchos más animes :P


LA NOTA:

Como os podeis haber imaginado por lo que os he dicho hasta ahora, Schwarzesmarken es una obra cargadita de ZASCAS, fails, incongruencias o como las queráis llamar. Y la verdad es que tampoco hace nada por remediarlo, o esa es la conclusión a la que se llega después de ver el rosario de piedras que va dejando por el camino y como al término de éste aún nos deja alguna sorpresa. Como ocurre cuando intentamos pensar en el espacio de tiempo que ha ocupado el desarrollo de esta historia y nos topamos con que nunca hemos abandonado la nieve. Por lo que, a falta de saber cuantos meses se mantendrá en Alemania ese espesor de nieve, sólo nos queda pensar en que todo ocurre en unos pocos meses. Que ya es hacer misiones, ¿no?

Claro que la cosa no acaba aquí, sino que el fiasco se extiende a mayor nivel cuando tocamos el tema histórico. Porque sí, es cierto que estamos en un mundo alternativo al de Muv-Luv Alternative -Total Eclipse-, pero ese afán por sembrarlo todo de un contexto histórico real, aún y cuando la serie en la que se basa no lo hacía, no hace más que profundizar en la herida. De tal manera que, aún siendo un mundo alternativo, nos encontramos con dos hechos bastante relevantes: la existencia de la Unión Europea y la firma del Pacto de Varsovia. Siendo este último el más llamativo de esta parte histórica por cómo se usa de modo recurrente en la historia sin tener en cuenta su propio significado. 

Aunque una vez aclarado este aspecto tampoco estaría de más destacar la ambientación que se explota en el anime y que se crea con motivo de la división de Alemania, porque si pensáis que es debido a los BETA la lleváis clara, de manera que todo queda inundado por el aspecto tétrico y deprimente que le corresponde, o al menos según la serie, a la parte comunista. En un enfoque que, aunque aceptado por el espectador, adquiere gran relevancia gracias a la constante repetición, a modo de disco rallado, del mismo tema. Lo cual no es que sea malo, ya que en otras circunstancias habría funcionado mejor, pero que aquí derrapa estrepitosamente por el contexto ficticio de la trama. Y para muestra un botón, ¿os imagináis que la novela 1984 de George Orwell se desarrollase tal cual en el frente de batalla contra una raza alienígena? No, ¿verdad?
Y llegados a este punto no está de más que eche la vista atrás para ver como he llegado a Schwarzesmarken y dejaros de paso mi opinión personal al respecto de esta serie. Como os he dicho al comienzo de esta entrada, mi incursión en la obra de Ixtl y LIDEN FILMS se debe al comentario de Jeims. Y más concretamente al hecho de darme a entender que estaba ante un anime que diluía Starship Troopers con un poco de Battlestar Galactica, por lo que no pude evitar dejarme llevar por su consejo. Por desgracia, el transcurso de los capítulos me permitió comprobar que no iba a ver en pintura ni a Starship Troopers ni a la propia a Battlestar Galactica. Una serie, esta última, de la que el anime se aparta estrepitosamente, no por el hecho de crear un ambiente de desconfianza entre los humanos, que ya hemos visto que hace tan bien que llega a saturar, sino por como se olvida de la amenaza alien para centrarse cuasi exclusivamente en el tema político. Y es que yo lo tengo claro, prefiero mil veces la historia de All you need is kill (a.k.a Al filo del mañana) a el lamentable y cuasi horrible, argumento de Schwarzesmarken.

Eso sí, que nadie se arranque los pelos porque una cosa es mi opinión personal al respecto de esta serie y otra muy distinta la nota que ésta se merezca en base a nuestro sistema de valoraciones. Y es que ahí donde lo veis estamos ante un anime que, sin ser la joya del siglo, se deja ver con bastante facilidad y eso, aunque no os lo parezca, es mucho más de lo que pueden decir muchos de los animes que he visto en lo que va de año. Por lo que no es de extrañar que Schwarzesmarken se alce con la D.

- Vaya, yo esperando una batalla campal y me he quedado con las pipas en la mano. ¡Menuda decepción!

0 comentarios: