Uchouten Kazoku

jueves, 16 de agosto de 2018 0 Comments

AÑO 5



Esta semana en la olla no metas la po… al tanuki con…



> Uchouten Kazoku (P.A.Works, 2013, 13 CAPS)


Qué manía tienen los japoneses con las comidas raras. Bueno, los coreanos con el Sannakji ni os cuento. Pu*o asco. Aunque aquí con las hostias que se quedan pegadas al paladar ya tenemos suficiente. No se me ofendan cristianos, que levante la mano a quien no se le ha pegado ninguna. Pues eso.

La serie que os traigo hoy tiene una explicación de porqué está aquí y se parece un poco a otras que he dado, como los argumentos de los romances en el instituto de preparatoria. Conocí este anime por su segunda parte emitida en abril de 2017 y como parece que gustó tanto, me lanzo al análisis de su primera temporada, antes de terminar con la segunda. Pero eso sí, ya os advierto que hasta el año que viene no habrá más tanukis en la olla. Una pena, de verdad, pero las cosas "interesantes" siempre se hacen esperar. Así también me libro del hype de algún cagarro que lanzan los nipones contra la TV.

Ya he nombrado dos veces la palabra "mágica" en lo que llevamos de análisis y es que el tanuki, además de una figura folklórica y mitológica de Japón (de esto hablaré un poco más adelante), es un ser vivo con cierta sorpresa. Se trata de un perro mapache y no, no tiene parentesco con los propios mapaches americanos, sino con los cánidos. Pertenece a la zona del este de Asia y, según se puede leer en la Wikipedia, es la especie de perro más arcaica que se conoce. También, como dato curioso, fue introducido en la zona de las exrepúblicas soviéticas, por lo que hoy en día también lo podremos observar en la zona del centro, norte y este de Europa.

Hasta aquí los datos que os daré sobre este "pequeñajo", no obstante, existe una cultura detrás de este animal que nos llega de Japón. El tanuki tiene fama de ser un ser vivo travieso, pícaro, con grandes dotes para cambiar de forma y disfrazarse entre la gente o entre objetos, pero con el handicap de ser despistado en ocasiones. Es por esto por lo que, en cuentos populares, el tanuki engaña al ser humano con cierta "facilidad" para sacar provecho de él como, por ejemplo, robar a viajeros. Tiene cierto parecido con el kitsune y ambos quedaron relegados a un papel secundario en la mitología japonesa cuando desembarcó el budismo en las islas, quedando estos dos seres, además de otros muchos, apartados al papel de yokai. Actualmente la figura del tanuki (con sombrero y botella de sake) es conocida por estar en restaurantes o formar figuritas para amuletos de la fortuna y prosperidad.


-A este paso venderán bragas que pongan horario de apertura-

Respecto a la sinopsis de este anime, podría resumirse (bastante, por cierto) en lo siguiente: en la ciudad de Kyoto conviven tres especies de forma pacífica. Los humanos caminan por las calles, los tanukis se arrastran por el suelo y los tengus surcan el cielo. En la época actual vive en esta ciudad Yasaburou Shimogamo, un tanuki bastante peculiar, ya que no solo se relaciona con los de su especie, sino también con los tengu y los humanos, sin olvidar ciertos detalles. Y es que Yasaburou es un poco "payaso" y se verá involucrado en situaciones de lo más rocambolescas.

Y no voy a contar más, porque quien quiera saber sobre la historia relatada en el trasfondo de este anime deberá verlo. No desvelaré nada para no chafar sorpresas y situaciones "clave". Lo que sí voy a indicar es la narrativa o, más bien, la forma en la que han estructurado el relato para que no os llevéis a equívocos como me pasó a mí. Esta temporada de 13 episodios podría resumirse en una primera mitad (del capítulo 1 al 6) en donde los personajes se presentan y vamos entendiendo algunas de las normas y forma de vida de los tanukis, ya que el anime se relatará desde su punto de vista. Después existe otra mitad (capítulos del 7 al 13) donde la verdadera historia comienza a descubrirse y no seremos capaces de quitar el culo del asiento. Os lo aseguro. Además, esta historia "verdadera" se irá descubriendo poco a poco, ocupando cada vez más tiempo 
a medida que transcurren los episodios hasta que, cuando sea demasiado tarde, nos demos cuenta de este detalle, al descubrir como tenemos la vista puesta en la pantalla y no somos capaces de quitarla de ahí.

La forma en que P.A.Works cuenta la historia es de las mejores, no lo digo por el contenido en sí del guion, sino porque parece resultar del todo natural, como si alguien te está contando algo y, de repente, se acuerda de otra cosa y va enlazándola sin que sea un cambio brusco. Por eso, aunque la primera mitad me recuerde a algún trabajo insípido de BONES que pasó por mis manos (y también por el blog), el anime termina siendo algo como la droga: engancha.


-Comprobaremos que el estilo de dibujo es bastante peculiar sencillo-

En cuanto a los personajes, todos son bien diferenciados, pero sin parecer de otro mundo. Hay algunos puntos en común dentro de sus gustos o personalidades, nada que extrañe si se compara con el mundo real. Personalmente no me identifiqué con ninguno, pero sí hay aspectos puntuales de cada uno que causan empatía, ya fuese por experiencia personal o por vivencias ajenas. Aunque lo que sí he notado es que algunos causan más emociones que otros. Esto no es grave, aunque sí curioso cuando sientes algo más por unos secundarios como son Ginkaku y Kinkaku. No os extrañéis, pero si dos personas idiotas (porque estos dos lo son) se ponen a pu*earte o a fastidiar con mala saña y aún por encima se creen más listos que tú… pues qué queréis que os diga, yo los reventaría a hos**as. Manías personales XD. Bueno, si queréis saber un poco más de cada uno de quienes aparecen en la serie, aquí tenéis el listado:

>Yasaburou Shimogamo. Es el protagonista de la historia y desde su punto de vista nos relatará el grueso de este anime. Está en una etapa de adolescencia ya avanzada y eso hace que no solo pruebe cosas nuevas, sino que conozca gente que los adultos no quieren siquiera mencionar. También, por qué no decirlo, es un poco traste y también algo idiota, pero muy sociable y hasta entrañable.

>Yaichirou Shimogamo. Es el mayor de todos los hermanos y lo conoceremos (o identificaremos) como el hermano pelo-pincho XD. Él ha decidido cargar con la responsabilidad de la familia tras la muerte del padre.

>Yajirou Shimogamo. Es el segundo hermano (por edad) y decidió, por "motu propio", permanecer en un pozo de los deseos, al lado de un templo, de forma indefinida. Pero tranquilos, que el chaval se adapta muy bien convertido en una rana "esquivando las monedas" que lanzan los transeúntes. Yajirou es conocido por ser una bala perdida al no saber qué hacer en su vida. Si hay un detalle bueno de él a destacar es la calma y tranquilidad que transmite, no obstante, yo lo denominaría "pachorra".

>Yashirou Shimogamo. Es el pequeño de la familia. Como buen niño, la inocencia es la cualidad más destacable de él, aunque se le nota una carencia de nervio para las situaciones del día a día, porque en el lugar donde trabaja ocasionalmente abusan de él sin una palabra o gesto de reproche por su parte.

>Tousen Shimogamo. Es la madre de los anteriores muchachos. Lleva como puede la muerte de su marido e intenta educar y ayudar a sus cuatro hijos. Aunque claro, no siempre puede y, cuando hay tormenta, el pánico se apodera de ella y pierde su forma humana transformándose en una tanuki. Suele entretenerse en un local jugando al billar con los humanos que se acercan allí. Me resulta curioso, pero tiene un aspecto muy joven para la edad que debería tener. A veces pienso que aparenta una edad similar a la de sus hijos mayores.

>Souchirou Shimogamo. Es el marido de Tousen y padre de los cuatro chicos (especifico, no vaya a ser que alguien piense que parte del trabajo lo hizo otro). Reúne un poco de las cualidades de sus vástagos, aunque más bien fue él quien "las repartió" entre ellos. Lo conoceremos por los recuerdos de los personajes, muy habituales en la serie, aunque serán pocas las escenas en total, ya que se repetirán unas cuantas veces a lo largo de los capítulos.


>Soun Ebisugawa. Es el hermano de Souchirou y, aunque poco sabremos de él al inicio de la serie, si que conoceremos después su personalidad: mentiroso, egoísta y vengativo.

>Kinkaku y Ginkaku. Estos dos personajes gemelos con ojeras kilométricas son los hijos de Soun y, como dice el refrán, de tal palo tal astilla. Dentro de ellos se ha creado el odio hacia la familia Shimogamo y siempre están con artimañas para perjudicarlos, sobre todo a sus primos. Aunque eso sí, de tanta mala leche que les enseñaron, se les olvidó un detalle: la inteligencia. Desde luego que el hecho de que unos idiotas te hagan la puñeta y se crean más listos que tú da mucha rabia. Para mí, la mejor caracterización de la serie.

>Kaisei. Es la hermana de los dos tontos muy tontos y, por raro y discordante que parezca, forma parte de la misma familia. No lograremos ver el rostro de esta joven con mala uva hasta bien entrada la serie. Eso sí, al contrario de su padre y hermanos, guarda respeto (y hasta se le podría decir cariño) hacia sus familiares de Shimogamo.


-Hasta los autómatas en Japón se giran para ver-

Bien, hasta aquí los personajes que forman parte de los tanukis. A continuación, viene el grupito de los tengus:

>Yakashibou del Nyoigatake. Fue el líder de los tengu, pero ahora ya es muy anciano y está retirado, aunque sigue dando guerra. Es conocido entre los tanukis como "maestro" y normalmente recibe visitas de ellos, sobre todo de Yasaburou, quien es el que más cuida de este tengu cascarrabias. Es muy orgulloso y, aunque no tenga tanto poder como antaño, los demás le guardan mucho respeto (por miedo). Tiene cierto parecido con Heihachi Mishima, del videojuego Tekken. Además, como cliché, este anciano pierde el culo por una joven aprendiz suya…

>Los tengus Kurama. Estos tengus estuvieron enfrentados con Yakashibou, también conocido como profesor Akadama. Visten de una forma bastante peculiar para ser tengus y es que van uniformados con traje y gafas de sol, como si fueran agentes de Matrix.

Y, para finalizar, tenemos al grupo de los humanos, que visto la extensión que tienen, podemos llamarlo grupito XD:

>Benten. No, no es un muchacho ni tiene un reloj-pulsera con ADN alienígena. Se llama Suzuki Satomi y es una atractiva joven que vuelve loco al anciano Yakashibou, tanto que le ofrece regalos a cambio de compañía (ya se intuye que otra cosa no) y no es para menos: guapa, con buena presencia y una voz y actitud tan dulce y atenta que raro sería que un hombre no cayese en esos encantos. El problema viene cuando se conoce un poco más en profundidad a esta psicópata, cuyo interés es el no aburrirse y aprovecharse de quien pueda sin ningún tipo de remordimiento. Es posible que se confunda con una tengu porque 
presume de volar y de ser una de ellos, pero no lo es.

>Yodogawa Choutarou. Es profesor de universidad y forma parte de un club llamado "el club de los viernes". Este adulto con la vista puesta en la jubilación (no lo dice, pero por la edad tiene que pensarlo) es un fanático de la comida y los platos extraños. Eso sí, muy educado y correcto en las formas.

>El club de los viernes. Agrupo aquí a los humanos de esta selecta "asociación", cuya característica más importante es que los fines de año preparan un estofado al que se le añade un ingrediente muy especial: tanuki. Ahora id atando cabos y ya veréis qué divertida e interesante puede ser la historia que nos cuentan.


-Cu-cu, cantaba la rana... Cu-cu, debajo del agua...-

El dibujo es un aspecto por el que Uchouten Kazoku no pasará a la historia. Tiene un trazo sencillo, sobre todo en los personajes que no son muy detallados. Respecto a los fondos y escenarios estamos casi igual, con los detalles justos y colores planos. Es por esto que, cuando cuelan alguna imagen con mucho detalle, nos damos cuenta que está sacado del calco de una fotografía. La animación y movimientos son algo con pocos momentos de orgullo, la mayoría mantienen un nivel similar a los otros aspectos antes mencionados.

En cuanto al sonido y ambientación decir que las cosas cambian con respecto al anterior párrafo y mejoran bastante, sobre todo por una OST que parece que va como anillo al dedo, y eso lo podemos observar de buenas a primeras con el inicio del primer episodio y el tema "Daga mate, shibashi", siendo este mi favorito. Cada tema musical encaja y acompaña a la perfección a cada escena, creando cierta magia que pocas veces podemos encontrar en una serie animada. Las voces y el sonido ambiente también son correctos, bien nivelados y con una mezcla genial. Desde luego, no se notan ni un ápice esos momentos en los que el sonido recuerda que estamos ante grabaciones de estudio.

El opening, de título "Uchoutenn Jinnsei" e interpretado por "milktub", es un tema con bastante guitarreo, parece una canción rockera española de los 80’s y 90’s. No sé por qué, pero me recuerda un poco al grupo "Seguridad Social", quizás por algunos tonos en la voz del cantante. La animación es extraña, con los personajes principales, unos cuantos tanukis, mucho folklore japonés y una forma de mezclar todo que me recuerda a las locuras de algún Youtuber editando vídeos.

El ending es un tema J-Pop suave y agradable con título en español ("Qué será, será"). Nada a destacar excepto esto, aunque la canción tiene buen ritmo. La animación es inexistente, ya que es un pase de imágenes fijas de los diferentes personajes en quehaceres diarios. Estas imágenes se muestran en un pequeño círculo, mientras que el resto de la pantalla la forma un único color que cambia con cada nueva imagen.


LA NOTA:

Llegamos al punto final de este análisis para dar carpetazo a una serie que, visto el comienzo tan anodino con le que me encontré, mejoró enteros con una historia "sorpresa" que muy pocos podrían esperar por los primeros capítulos. Eso sí, esta historia principal es genial y nos mantiene pegados a la pantalla, además de tener el plus de ser una temporada autoconclusiva. La única pega podría darse en esa introducción algo larga de 6 episodios, además de un dibujo bastante sencillo, pero no malo, aunque dejado por momentos. Sin embargo, si os gusta la mitología japonesa, el floklore nipón y pasar un buen rato con los Shimogamo, ésta es vuestra serie. Por todo esto, Uchouten Kazoku se queda en la C, con el honorable sello de RECOMENDABLE. Y recordad que para 2019 tendremos la segunda temporada.

-¡Ni se te ocurra cocinarme! ¡Juro que me cag*ré dentro!-

0 comentarios: