Demon city Shinjuku

jueves, 8 de octubre de 2020 , 0 Comments

AÑO 7



Esta semana vamos a cambiar un poco de aires con…


>Demon City Shinjuku (
Madhouse1988, OVA)


El cambio al que me refería era a dejar a un lado las series y pasarme al lado de las películas, que ya hacía tiempo que no analizaba una. Todo gracias a Fighterhg, conocido nuestro que, alguna vez, colabora con nosotros en los minis-podcasts. Así que, si tenéis que agradecer a alguien por recuperar esta película desde el pasado, ya sabéis a quién.

De todas formas, Fighterhg no es el único que tuvo algo que ver con desconectar un poco de las series. También debemos agradecer a ciertos estudios, que los trabajos que 
estaban en el calendario para revisar se hayan ido a tomar viento para el año siguiente (o quizás nunca, todo depende de si no hay un final cerrado) por culpa de los retrasos en la emisión, igual que ocurre con los videojuegos. Una maravilla, esto quizás sea una señal del destino. 

Y lo más probable es que, antes de final de año, caiga otro film para analizar en el blog. Aunque, si no termina siendo una película, sí una serie corta de OVAs. Hago esto, porque también hay otros retrasos aparte de los de Kinema Citrus, que era la serie "actual" que iba a analizar y que, a día de hoy, cuando escribo estas líneas, se vio retrasada su emisión. Como suelo decir, gilipollas hay en todas partes. Por cierto, si os preguntáis si en el blog los hay ya os confirmo que sí. Lo primero es admitirlo, luego ya vendrán las paguitas del estado XD


>Sinopsis

Genichirou lucha contra su compañero Levi para evitar que traiga las fuerzas demoníacas a la faz de nuestro planeta. Lamentablemente, no consigue la victoria y la invasión da comienzo, pero de una forma un poco… diferida, como la indemnización por despido de Bárcenas.

Pasados casi 10 años, los acontecimientos nos llevan hacia Kyoya, hijo de Genichirou, y que no tiene ni idea de lo que se está "cocinando", pero varias personas lo buscan para evitar que el infierno venga a la Tierra (esto de qué me suena). Kyoya comprobará que un gran poder conlleva una gran responsabilidad y él, aunque le pese, lo tiene. Por lo que no le quedará otra que remangarse para detener el proceso de invasión.


-Ya, claro, ahora el presidente es Bruce Willis-


>Guion y narrativa

Como veis, la sinopsis es la mar de sencilla. Esto no indica otra cosa que la simplicidad en la historia que relata la película. Si añadimos que se trata de una película de los años 80, pues ya está todo dicho: minimalismo al máximo para un argumento más que mascado. Es más, si sois algo avispados, podréis ver el patrón del relato sin dificultad: una breve variación del más que quemado "viaje del héroe":

>Mundo ordinario. El mundo real antes de empezar la historia, tanto en el pasado como en el momento actual.

>La llamada a la aventura. Al protagonista, Kyoya, se le presenta el desafío de vencer a Levi y salvar al mundo.

>Rechazo de la llamada y encuentro con un mentor o con ayuda sobrenatural.

>Primer umbral. Se abandona el mundo ordinario y se cruza el umbral hacia el mundo especial o mágico. El héroe se enfrenta a lo que se conoce como la travesía del desierto.

>Pruebas, aliados y enemigos. El héroe se encuentra todo tipo de pruebas, enemigos y aliados, lo que hace que pueda aprender las reglas de ese mundo especial.

>Acercamiento. El héroe va superando las pruebas en su camino.

>Prueba decisiva. Tiene lugar el momento más crítico, una prueba a vida o muerte.

>Resurrección o Iluminación. El héroe se vuelve a enfrentar a la muerte usando todo lo aprendido. Se ha completado la transformación.

>Regreso con el elixir. El héroe toma conciencia del conocimiento adquirido (poder) que usa para ayudar a otros en el mundo ordinario.

Intenté no dar información de la trama para no desvelar datos, pero como decía, si no se os escapa nada, esto lo vais a coger al vuelo en los primeros minutos del metraje. De todas formas, el camino clásico del héroe es ligeramente diferente, con más pasos y no combinados como ocurre aquí, con cierto toque de las películas llegadas desde USA. Tal y como decía, el olor ochentero no se le quita con nada.


-¿Quiere decir que no merece la pena?- 

En absoluto. La película es entretenida y da lugar a una corriente de pensamiento que imperaba en las obras audiovisuales de la época y que estuvo imponiéndose con el paso de los años hasta no hace mucho. Cosa que es de agradecer. De todas formas, alguna película reciente sigue con este toque ciertamente rancio donde, además de recorrer el sendero del héroe, tendremos el "plus de productividad" (como decían algunas amigas) con la chica como premio. Algo que, por ejemplo, se ve y mucho en las películas de J
ames Bond, aunque a mí esas partes eran las que menos me llamaban la atención, yo quería acción y situaciones rocambolescas donde 007 salía vivo de milagro. 

-Siempre después de los preliminares-

De todas formas, también os quiero aclarar que la película dura, aproximadamente, 82 minutos. Muy poco tiempo como para que el desarrollo sea lo más óptimo. La narración será ligera y rápida, pero no acelerada. Nos relataran lo acontecido de una manera muy esclarecedora, dejando poco lugar a la duda de qué es lo que ocurre y qué pasará si el protagonista no consigue vencer. Preguntas para saber el pasado de los personajes, cómo se llegó a la situación actual o qué coño es el Nenpo se descartan para que la película no llegue al nivel de "El irlandés".

Sin embargo, aunque la base sea buena (me refiero al sendero del héroe), esto no evita que aparezcan fallos como setas en otoño. Y hay bastantes, ya os digo yo. Primero, tenemos a la camarera que sirve como excusa para las cachetadas en el culo. ¿Por qué? ¿Qué utilidad tiene esto para la trama? Luego está la clarividencia del protagonista respecto a un ramo de flores "porque sí". ¿Sirve esto para algo? No, pero se encuadra en el mismo saco que el culo de la camarera. ¿Hace falta una chica guapa para que la maquinaria de la trama funcione? Si se cambia por un gato tendríamos el mismo resultado, pero eso sí, al gato no te lo puedes foll… Aunque lo mejor de los fails está en lo que pasa con Shinjuku. A ver, que lo tenga claro, tenemos un distrito enorme que acaba dominado por el caos y el mal que procedente del averno, pero la gente vive ahí como si no hubiera otro lugar a donde ir y donde la energía eléctrica se sigue suministrando como si no hubiese pasado nada. Y así.

Me he dejado cosas atrás, como que los misiles no matan a los demonios, pero las granadas de mano sí (Why not?), para detenerme, como viene siendo habitual, en el final de la historia. Oh yeah, baby, qué placer tener una historia con final. En serio, la cosa cambia por completo. Qué maravilla, de verdad conocer cómo acaba la historia que nos relatan sin dar más vueltas que el alcoyano. Y eso que el final es una chorrada, pero al menos nos lo dan y, aunque parezca mentira, es un plus.

-Cuando vas a Japón y te encuentras una loli en un callejó oscuro-


>Personajes

Durante esta casi hora y media de metraje, pocos serán los personajes importantes, incluidos los secundarios. Normal, solo faltaría que metiesen a 30 protagonistas para ir dándole chicha a la trama, aunque quizás alguno de nosotros acabase en el psiquiátrico. No obstante, aunque son pocos, no están muy elaborados, tirando de las típicas caracterizaciones de personajes que teníamos por la época aunque, ahora que lo pienso, igual se ha ido alargando este uso desde entonces.

Quizás lo hicieran así por la falta de tiempo para desarrollar a cada uno como es debido si tenían menos de 90 minutos o, igual, por no querer esforzarse como es debido. Da igual, tampoco vamos a pedir mucho en una película cuyo jugo está en las clásicas luchas del bien contra el mal y cuyo guion y personajes están desarrollados por un chaval de 13 años en pleno crecimiento del "Amazonas" de allí abajo.

Así que, ya sabéis, poco pasado conoceremos de los personajes y poca profundidad mostrarán los mismos en la trama. Si tenéis curiosidad por saber quiénes son, aquí os pongo el listado:

>Kyoya Izayoi. Es el protagonista. Un joven que se encuentra una noche con el maestro que le enseñó a su padre el arte del Nenpo, un arte marcial donde se utiliza un bokken o katana de madera. Que digo yo, podrían utilizar otra cosa, sino parece que van a pastorear las vacas.

>Sayaka Rama. Es la joven que convence a Kyoya con un buen par de razones. No, no me refiero a sus pechos, sino a los argumentos de "necesito que vayas" y "si no vas tú, iré yo, con un vestido rosáceo y sin medias". Así que, con esto, podréis intuir cómo acabará la película.

>Levi Ra. Es el malo. Posiblemente le pasó como a Kylo Ren en Star Wars que, con esa cara difícil de ver, lo más probable es que el mobing lo haya vuelto malo hasta la médula. Poco más sabremos de este personaje además del vicio de hacer posturitas con la espada que, por cierto, es de acero. Mira, él sí que fue listo.

>Chibi. Es el canijo de la película. ¿Por qué? No sé. Indiana Jones tuvo el suyo, ¿por qué Kyoya no puede tener el propio? La idea no es propia de Hollywood. Además, este enano es un extorsionador de cuidado, los tratos se los inventa y la recompensa te la reclama. Vamos, lo que se dice un niño rata.

>Mephisto. Este medio demonio, medio humano de pelo Pantene ayudará al joven Kyoya en su periplo para enfrentarse a Levi. Aunque, a decir verdad, la única ayuda que le ofrece es la de liarse con una lagarta en un bar. No sé yo, para eso que se quede en casa XD.

-La ciudad está destruida. Eso sí, la habitación del puticlub impoluta-

>Genichirou Izayoi. Es el padre de Kyoya, el que le enseñó de joven el arte del Nenpo. Bueno, un poco de este estilo de lucha, ya que el resto del tiempo tuvo que perfeccionarlo de manera autodidacta. Poco más sabremos de este hombre que no volveremos a ver tras los primeros minutos.

>Master Rai. Es el maestro de Genichirou y de Levi. No sé por qué le llamarán maestro si poco enseña en la película. Se la pasa cuidando del presidente (del nuestro no, pero ojalá).

Y poco más. Habrá otros personajes, claro está, pero muy puntuales y sin una profundidad/importancia destacable como para estar en el listado. Son los típicos enemigos que se van derrotando en el camino del protagonista y alguno más fuera de esa etiqueta, como la camarera de la cachetada.


>Animación

Estamos a finales de los años 80, en el mismo año que se emitió Akira en los cines. Puede que el estilo nos recuerde un poco a esta obra, pero lo mismo se podría aplicar a las series de hoy en día o a la época fuerte del moe. Así que esas comparaciones solo valen para ubicar cronológicamente una serie/película venida desde Japón.

De todas formas, se trata de una animación clásica, hecha a mano y con latigazos en la espalda. A pesar de esto (de la animación a mano, no de los latigazos), el movimiento se ve genial, con unos grandes resultados que ya les gustarían a ciertas series recientes, sobre todo cuando se pasan al CGI y empiezan a mezclar como si no hubiera un mañana.

Además, tenemos una predominancia de los colores oscuros y de las sombras que pueden desmerecer este trabajo, pero es la estética del mismo. Si queréis algo más brillante, os vais a ver Cardcaptor Sakura. Tampoco quiero olvidarme de un detalle que, igual, se le escapa a más de uno. Cierran mucho el plano, enfocando de cerca los rostros o el cuerpo, casi olvidándonos del entorno para no ver los pobres detalles que tienen. Vale que, en escenas con una visión más amplia, sí que muestran alguna cosa más, pero son fondos que se desplazan por la pantalla, por lo que podríamos decir que es un único dibujo y el esfuerzo lo aplican en el movimiento. De todas formas, nada mal para la época que es.


>Sonido

Llegamos ya al último apartado de este análisis. Mucho no voy a hablar. Por entonces, las OST y los efectos eran pobres, aunque se tratase de una superproducción. Hay mucha canción instrumental que ambienta en algunas escenas de paso o "relax" y otras, las de tensión, utilizan un sintetizador para remarcar la diferencia de registro.

-Cuando se ponen a estudiar para las oposiciones a última hora...-

Las voces se notan más limpias que los efectos sonoros como puede ser el agua al caer a un desagüe, los truenos o los desprendimientos de escombros. Aun así, me vuelvo a repetir, se trata de una película que no había llegado a la década de los 90, por lo que se le pueden perdonar este tipo de fallos "tontos" que a día de hoy quizás importen más porque la tecnología ha mejorado desde entonces y se ha vuelto más barata y accesible. Por poner un ejemplo, cuando grabamos nuestro Pseudo-Podcast no tenemos ruido de fondo y eso que nuestro equipo es de lo más básico que hay.

Como ending tenemos un tema electrónico de Umeda Motoichi, que no tiene nombre (me refiero al título de la canción) y tampoco localicé más datos acerca de esta persona. Por lo que quedará sin más pesar en el olvido. Aunque tampoco es que vaya a ser una gran pérdida, la canción parece sacada de un juego de plataformas extraño que no salió en su vida de las islas niponas.


LA NOTA

Bien, por fin desconecto un poco de tanta serie cuya historia no tiene final. Si hasta me viene genial para no agriar el carácter. Vale que la película no es una maravilla, pero sí que tiene detalles que, dada la fecha en la que se presentó, son de alabar.

Madhouse realizó un trabajo, no titánico, pero sí con mucho esfuerzo. A nivel de historia no se trata de una obra maestra, pero está bien para pasar la tarde o para después de cenar e ir para cama (quizás, con suerte, ni terminemos la película y nos durmamos antes XD). A nivel de animación sí que están bien trabajada, con unos buenos diseños, animaciones increíbles para la época, aunque pobre de colores gracias a esa temática oscura. En cambio, el sonido y la banda sonora no es nada del otro mundo, pero acompañan y eso es lo que importa. Por todo esto, no veo otra calificación en nuestro ránking que una D.

0 comentarios: