Joker Game

jueves, 25 de agosto de 2022 , 0 Comments

AÑO 9



Esta semana mencionaremos de pasadas las trampas de miel con…


>Joker Game (Production I.G, 2016, 12 CAPS)


Trampas de miel… qué dulces son. Luego, cuando descubres la verdad, te encuentras con un marrón oscuro casi negro. Un lío por el cual ya no sabes si te van a fusilar o si acabarás en la cárcel por traidor. Y, aunque suene a antiguo, se siguen utilizando. Fijaos que en Israel, hubo un rabino que indicó a las mujeres del Mossad, el servicio secreto israelí, que no se sintieran culpables si tenían que bombear con el enemigo para conseguir información sensible, que eso seguía los predictos del judaísmo. Tócate los cojones.

Por si alguien no lo entendió, con bombear me refiero a que se la metieran en caliente. ¿He sido suficientemente claro? ¿No? Pues preguntadle a vuestros padres. ¿Es que tengo que hacerlo todo yo?

Si sois un poco listos, ya habréis adivinado que la serie que tenemos esta semana trata sobre espionaje y tretas a nivel internacional para conseguir información privilegiada del otro bando y así utilizarla en favor propio. Sí, parece mentira que eso todavía se estile, pero qué le vamos a hacer, si no hay guerras en occidente es porque económicamente no promete. Eso no quita que a los otros países les guste meter las narices en donde no les llaman como la vecina que te espía horarios o con quién llegas a casa. Que total no va a robarte, solo que le gusta hablar de ti con sus amigas cotillas.

-¿Por qué está esta serie aquí esta semana?-

Muy fácil. Primero, es de Production I.G. ¿Hace falta alguna otra cosa necesaria? Si es así, tenemos una segunda: una serie sobre espionaje antes de la WWII. ¿Todavía no? A ver si con la…


>Sinopsis

Otoño de 1937. Se avecina una guerra mundial. El Ejército Imperial fundó una agencia clandestina que entrena espías. Los trasfondos, nombres y las edades de los hombres de élite que pasaron el brutal proceso de selección son ultrasecretos. Superaron los ejercicios de formación que los llevaron a sus límites físicos y mentales. Bajo las órdenes del teniente coronel Yuuki, operarán en todo el mundo desde las sombras. Así fue como nació esta nueva agencia de inteligencia. Su nombre es la Agencia D. (Literal en la serie justo antes de empezar cada opening).

¿Qué? ¿A que mis sinopsis son mucho mejores que las que vienen de fábrica? Soy como la AMG de las reseñas de anime. Venga, que ahora va la mía.

-¡A hacer bicicletas!-

Antes de la WWII, el mundo era un hervidero. No pasaba nada sin que lo relacionase con este frente o con el otro. El comunismo y el fascismo imperaban a sus anchas como si aquello fuera su casa. Discusiones, atentados, violencia a raudales… Madre mía, parece una peli de los 90 hablando de Los Ángeles. Sin embargo no dista mucho de lo que ocurre ahora mismo, salvo que nadie tiene un revólver en su casa. Por lo menos en España no.

Ante la más que probable gran guerra después de la de 1917, las naciones se mueven entre las sombras para tomar posiciones y evitar verse afectadas por el desconocimiento. Han visto lo que ocurrió en España entre 1936 y 1939, por lo que deben estar preparados para lo peor. En este caso, Japón, una nación imperial, ha decidido que, si bien el ejército es una baza poderosa para acabar con discusiones vecinas, la inteligencia puede ahorrar muchos disgustos.

Es en ese momento que surge, bajo el brazo del ejército imperial nipón, una agencia de espionaje que preparará a varios agentes para enviarlos al extranjero y así sonsacar información de lo que está ocurriendo para poder anticiparse a los movimientos enemigos y, sobre todo, a los aliados.


>Guion y narrativa

Mucho mejor, ¿verdad? Si es que donde hay calidad, que se quite lo demás. También podría haber empezado esta parte del análisis de otra manera, con una frase tal que así: "de los creadores de los asiáticos en el Londres del Imperio Romano llega", pero uno tiene que presumir, como con el tamaño del churro.

Estamos ante una serie que se ambienta en 1940, a comienzos de la WWII y con una temática de espionaje. Si tenéis esperanzas de ver a Franco, podéis olvidaros, no encontraron ningún doblador con la voz suficientemente afinada y una dicción con el inglés capaz de hacer vomitar a la cabra de William Shakespeare. ¡Viva España!

-Cuando llevas la bragueta abierta y todo el mundo sonríe al pajarito-

Sin embargo, no os preocupéis, ya no porque tengamos ahora una diana que nos cuelga del cuello por hablar de Franco (o hablar mal, tanto da, la cuestión es que vamos a cobrar). Lo digo porque había más personas en el mundo que el dictador y mucho más interesantes que él si estamos hablando de espionaje a las puertas de la Segunda Guerra Mundial. Por poner un ejemplo, tenemos a Joan Pujol, alias Garbo, que fue capaz de engañar a Hitler para hacerle pensar que los aliados entrarían en Europa por un lugar diferente de Normandía. De todas formas, tampoco aparece en la serie.

-¿Y entonces quién aparece?-

Pues figurantes y los espías japoneses, nada más. Si aparece algún nombre que puede hacernos pensar en alguien importante, os equivocáis, pero prefiero no contar mucho de esto y dejarlo para más adelante en la sección de personajes. Ahora lo que importa es el guion.

Como mencioné antes, Joker Game se trata de una historia de espías en mitad del siglo XX. Olvidaos de James Bond, Anacleto o similares. Lo que veremos en pantalla se fija más en la realidad que en la ficción de empotrarse mujeres como quien se come aceitunas en una terracita. El thriller será clave en la narrativa del mismo, pero poca tensión veremos en pantalla. Básicamente porque son varios los espías que forman la agencia y en cada capítulo veremos la actuación de uno de ellos. Esto que, si bien puede darnos una idea de cómo puede estar el mundo, ya que están repartidos en diferentes países, poco nos puede tensionar si no empatizamos con ellos. Ya os digo que entre poco y nada. Y esto es un lastre, porque si en una historia donde el suspense es el género principal, si no nos sobrecogen, algo está fallando.

Tampoco está tan mal, es un poco peor de lo que nos imaginamos. De lo poco que nos muestran en pantalla en cada capítulo (quitando opening y ending) también hay que eliminar un pre-opening que se repite en cada capítulo como un mantra. Es la sinopsis que antes puse arriba, la prefabricada. En total nos quedarán menos de 20 minutos para poder entender lo que nos enseñan (tampoco es tan difícil, ya os lo confirmo) para luego pasar a otro capítulo donde tendremos que hacer el esfuerzo de adentrarnos otra vez en esa situación sin venir de una previa. Esto va a hacer que nos saquen de una ambientación para meternos en otra. Llega a ser confuso y mata el clímax acumulado que tuviéramos hasta el momento, si decidimos ver la serie del tirón, como fue en mi caso.

No obstante, hay otros aspectos que debemos tener en cuenta y no precisamente malos. En la narrativa tenemos una gestión envidiable. Los resultados de los trabajos realizados son excelentes como poco. La integración y ambientación son fabulosas, además de cómo se muestra cada ciudad o país. Como es obvio, habrá diferencias entre cada una, pero hay que tener presente que se trata de una obra de ficción. Esto lo podemos ver en el episodio 4 con la invasión japonesa en Manchuria y cómo pasan de puntillas por todo lo que causaron allí, no fuera a ser que alguien se enfadase. Otra vez volvemos a los aspectos negativos, en fin. Tampoco es que fuera fácil hablar de la WWII o de sus antecedentes teniendo en cuenta que estamos ante una serie creada en Japón.

-Se han convertido en esparto-

Del final, pues qué queréis que os diga. La serie termina con algo que no se entiende muy bien, ya no por lo complicado que pueda ser, sino porque parece que dejan algún cabo suelto para que continúen las peripecias de los personajes en una segunda temporada. Sin embargo, a día de hoy, cuando escribo estas líneas, todavía no sabemos nada de ella.

Todo esto que os mencionaba me aporta unas sensaciones bastante claras al respecto de trabajo aplicado. Puede que sus intenciones fuesen buenas, pero debemos de tener en cuenta un resultado global que no es del todo satisfactorio. Porque separar la narrativa en varios personajes para intentar adentrarse en las historias de cada ciudad o región, para que luego no se profundice en ellas, frustra un poco.


>Personajes

En el apartado de los personajes, tras lo mal que se nos ha hecho sentir el guion y la narrativa, podemos confirmar que son el punto fuerte de este dueto. Cada personaje es diferente, ya sea en sus comportamientos, sensaciones e, incluso, en su forma de pensar. Pero se ven lastrados por culpa de un guion que no les deja desarrollarse. Están como atrapados o encadenados y no pueden salir de su cuarto para demostrar lo que valen. Las sensaciones que dan los espías son básicamente las mismas, como si fueran fotocopias de un original.

Vale que esto no aplica a todos los personajes que hay y solo están en la mira los agentes. No obstante, como ellos son los protagonistas, las sensaciones generales son las que nos muestran. En cambio, los secundarios o figurantes son más interesantes que los principales. Curioso, pero es así. Me recuerda a la película de No es país para viejos. Nadie recuerda de qué iba, nadie recuerda cuáles eran los protagonistas. Solo tenemos claro que Bardem tenía un peinado de mierda y era el único personaje que recordamos. Pues aquí pasa algo parecido. Si me pongo a recordar cuál me llamó más la atención diría sin lugar a dudas que Synthia Grane. ¿Por qué? No pienso desvelar nada, lo siento.

-E inventor de la bombilla-

De todas formas, os dejo con los personajes más importantes:

>Teniente Coronel Yuuki. Este caballero canoso es el ideólogo y líder de la agencia de espías, la Agencia D. Muy seguro de sí mismo y poco hablador, demostrará lo mucho que sabe de este mundillo y cuánto abarca la tela de araña que ha tejido con sus agentes.

>Teniente Sakuma. Este oficial del ejército es el "supervisor" de lo que acontece en la agencia. Veremos cómo cambia su actitud al comienzo de la serie respecto al final de la misma. Sin embargo, sus pocas apariciones, al igual que Yuuki, hacen que no lleguemos a conocerlo en profundidad.

Y ya. ¿Qué esperabais? ¿Un listado interminable? ¿De qué? ¿De personajes cuya descripción es una frase genérica? ¿Es que alguien me vio cara de astrólogo para redactar el horóscopo de un periódico? Pues eso, si queréis saber más de los secundarios de la serie, ya os podéis poner en materia. Yo, por mi parte, doy carpetazo a este apartado.


>Animación

Damos paso a los apartados técnicos. Comenzamos por el dibujo y la animación. Supongo que ésta será una sección algo breve porque estamos ante un trabajo de Production I.G, gran maestra en esto de dejarnos con la boca abierta a la hora de mostrar sus cualidades en pantalla. Aquí no será menos y alucinaremos (sin exagerar) con la calidad mostrada.

Si me centro en los paisajes y escenarios la palabra "belleza" sale a relucir casi tanto como el detalle mostrado. Casas, paisajes, habitaciones, coches, mobiliario… da igual donde fijemos la vista, que nos quedará la boca abierta durante un buen rato. Poneos una mascarilla para evitar que entren moscas.

En cuanto a los personajes, notables. Cada uno está caracterizado de manera única. Estamos acostumbrados a que los figurantes se parezcan unos a los otros, sin embargo aquí no. No importa que aquel chino de Manchuria solo aparezca una vez entre la multitud, va a ser único e irrepetible. De todas formas, en algunos momentos, parece que la calidad flaquea y el detalle se pierde entre la multitud. Todo no se podía tener.

-Ya está tardando Netflix en hacer una serie con Paul Brooms como protagonista-

>Sonido

En cuanto al tema sonoro, volvemos a tener una gran calidad. Como se presupone, la mezcla de audios y la integración de los mismos es la envidia de muchos estudios del sector. No hay una mísera queja al respecto. La OST escogida para esta serie se basa en temas de jazz para remarcar una época que nos queda lejos a todos.

El opening corre a cargo de Quadrangle con el tema Reason Triangle. Es la única colaboración que tiene este grupo en el anime japonés. Por su parte, Magic of Life, nos presenta Double como tema de cierre. Este grupo ha colaborado con la serie sobre el ciclismo Yowamushi Pedal.


LA NOTA

Y terminamos este análisis de una serie que, si bien tiene un apartado técnico abrumador con una calidad mostrada que deja en evidencia a los demás estudios, deja bastante que desear en la gestión y tratamiento de la historia. Me parece genial que se quiera enseñar "cómo era" el mundo allá por 1940, pero eso mata a los personajes si cada uno se encarga de un episodio de corta duración. Recordemos que los capítulos son de 26 minutos incluyendo apertura y cierre y eso es insuficiente para poder empatizar con las personas que hay delante.

Cómo no, habrá momentos de suspense (es una serie de espías) y la sensación que da es que no importa quién caiga o si muere alguien, nos va a dar igual. Lo peor de todo es que los personajes "principales" solo aparecen muy poco tiempo y eso, queridos míos, es la puntilla al invento de Production I.G. Me duele de corazón que no lo hayan hecho mejor, porque solo alcanzan la D en nuestro sistema de valoraciones, pero es que la serie es del todo anodina. Para muestra, un botón:

El título de "Joker Game" viene a colación por un juego de naipes que juegan los espías en sus ratos muertos, pero del cual no sabremos más pasado el primer capítulo. Así está la cosa con el esfuerzo narrativo. Una pena.

0 comentarios: