Sora no Woto y Kaichou wa Maid-sama

jueves, 31 de enero de 2013 , , 0 Comments

UP!!
> Sora no Woto (A-1 Pictures, 2010, 12 caps)
"Cuenca como localización de un anime, ¿qué más se puede pedir?"

A modo de introducción, y en lo que a este anime respecta, tengo que decir que la decisión que en su día me empujo a ver este trabajo de A-1 Pictures (estudio que unos años antes había firmado el excelente remake de Tetsuwan Birdy: Decode), estuvo basada en el simple hecho de que sus autores se valiesen de la ciudad española de Cuenca para localizar gran parte de los escenarios en los que transcurre la acción. Aclarado este punto, y teniendo en cuenta que nos hallamos ante una obra que en ningún momento pretende llevar esta localización inicial más allá del terreno puramente ficticio sobre el que se asienta, se me hace bastante difícil de comprender la crítica que en internet se puede leer a este respecto. ¿Acaso soy yo el único que se dio cuenta de que no se nombra a Cuenca por ningún lado?.

Agitado ligeramente el avispero tras este primer párrafo, y por buscar alguna similitud con la que pueda sacar a alguien más de sus casillas, me atrevo a afirmar que Sora no Woto comparte cierto parentesco con la maravillosa 1984 de George Orwel, ya que en su trama se oculta una guerra que no solo enfrenta a dos grandes potencias, sino que al igual que ocurre en esta novela se remota a tiempos inmemoriales.

El escenario principal de Sora no Woto, como alguno podrá haber intuido ya por las migas de pan que he dejado, gira en torno a la guerra y es por ello por lo que a sus personajes 
principales no les quedaba otra salida que la de ser solados. Eso si, que nadie ponga aún el grito en el cielo porque no nos encontramos ante una trama bélica al uso. 
La historia que nos ocupa arranca con la llegada de Kanata Sorami (una chica bastante despistada y que se alista en el ejercito con el fin de cumplir su objetivo de convertirse en una gran trompetista) a la semi-destruida base militar de Seize (Cuenca para los amigos). Y si, habéis leído bien, la joven Kanata quiere ser trompetista desde que era bien pequeña debido a un suceso que marcó parte de su infancia y que no pienso desvelar. En su nuevo destino, Kanata estará bajo las ordenes de Rio Kazumiya, quien ahora tendrá no solo que lidiar con sus labores de mando sino también con las clases de trompeta que debe recibir Kanata si algún día quiere ver su sueño cumplido. Quedando conformado el resto del destacamento de esta base militar por otras tres chicas más y un viejo tanque averiado. 

Mientras que del grupo inicial de soldados que se encuentran desplegados en Seize enseguida llama la atención su extrema juventud como resultado del alto coste humano de la contienda (tan solo dos de ellas han superado los quince años de edad) y el hecho de que hasta ese momento se las hayan arreglado perfectamente a pesar de los escasos recursos de los que disponen, del viejo tanque que se haya estacionado en el interior de la base cabe destacar su papel de testigo tecnológico. Pues nos hallamos ante un sofisticadísimo vehículo de combate cuya tecnología se ha ido perdiendo con el paso del tiempo. Y este es un aspecto que merece la pena tener en cuenta, ya que nos resultará determinante a la hora de situar una temporalidad que de otra manera nos podría llevar al engaño de pensar, visto el modo de vida de los habitantes de Seize, que nos encontramos a comienzos del siglo XX.

En mi opinión Sora no Woto es una obra bélica pausada y sin grandes pretensiones a la que quizá el enfoque "más humano" en el que se centra le haya hecho más mal que bien. A parte de esto, y teniendo en cuenta que la serie pasa ser sumamente parada en algunos momentos a tener superávit de acción en otros, este anime se deja ver sin mayor inconveniente que el de prestar atención a la biografía de sus personajes y su papel dentro del conflicto. Siendo este último aspecto, en particular, el que más le reprocho a Sora no Woto. Y es que resulta que el groso de esta historia parece estar ubicado en los inicios de una contienda que la gente de A-1 Pictures ha tratado de esquivar a toda costa.

Como ya os habéis podido imaginar, la valoración de Sora no Woto podría haber sido más alta de no ser por los defectos que os acabo de comentar, pero aún así estos fallos no son lo suficientemente graves como para evitar que Sora no Woto se quede con una C.


Rio y la principiante Kanata dándole la espalda a la ciudad de Cuenca.




DOWN!!!
> Kaichou wa Maid-sama (J.C.Staff, 2012, 26 caps)
"La mezcla de romanticismo y comedia siempre ha dado un buen resultado"
Y si aún por encima es J.C.Staff quien remueve los ingredientes, creo que está más que justificado el hecho de apostar por este anime ^^

¿A alguien se le ha pasado por la cabeza alguna vez el que una presidenta del consejo estudiantil trabajase a tiempo parcial como Maid en un café?. Si la respuesta a esta pregunta es afirmativa lamento comunicarte que J.C.Staff te ha birlado la idea.

Ayuzawa Misaki es la curtida primogénita de una familia que atraviesa serios problemas económicos desde el mismo día en que su padre los abandonó. Hija de una enfermera que trabaja a destajo cada día para sacar adelante a sus hijas, y hermana de una chica que gana todo concurso de alimentación en el que participa, a Ayuzama no le tiembla lo más mínimo el pulso a la hora de actuar (como presidenta del consejo estudiantil) en su particular cruzada por eliminar la mala fama que este antiguo centro masculino tiene entre las féminas de la periferia y hacer de este un lugar que atraiga cada vez a más chicas. Una loable meta que no logrará alcanzar sin enfrentarse antes al fruto de la antigua política del colegio, y es que resulta que la mayoría de sus representados se transforman en unos verdaderos salidos cada vez que una chica nueva visita el instituto. Como contrapunto a la actitud que la chica mantiene en su colegio, Ayuzama posee una doble vida en forma de trabajo a media jornada como Maid en el café de un pueblo cercano, lugar donde la joven se ve obligada a ocultar, tanto su persona como su verdadera forma de ser.
A parte de todo esto, el anime también cuenta con la típica fauna que cabe esperar dentro del género en el que se engloba Kaichou wa Maid-sama, y así podemos encontrar a los matones idiotas de turno, la cotilla de la clase, la jefa chalada y un travestí que ha conseguido labrarse una buena reputación como idol de internet.

No obstante, y como por lo visto aun no eran suficientes los ingredientes con los que cuenta esta comedia, la gente de J.C.Staff apostó por incluir en la misma clase de nuestra protagonista a Usui Takumi, un rompe-corazones de primera al que se le daría bien todo de no ser porque el muchacho pasa absolutamente del aspecto amoroso. Hecho que lógicamente va a cambiar en cuanto nuestro as conozca mejor a la presi.
Y ahora si, con todos los ingredientes ya metidos dentro de la olla comenzará la archiconocida comedia romántica, aderezada con el toque especial que los japones le dan a los temas amorosos con su donde dije digo digo diego que a mi, personalmente, me repatea. Y es que, generalizando un poco el ejemplo, aún no le acabo de ver la gracia de pasar del beso con el que se finaliza un capitulo al distanciamiento y las dudas que  se ciernen sobre los protagonistas en el siguiente como si aquel beso anterior nunca hubiese tenido lugar.

Como comedia, Kaichou wa Maid-sama aprueba con creces y, aunque mi opinión a al aspecto romántico de la misma ya la conocéis, creo que este anime posee suficientes motivos como para merecer nuestra atención. Eso sí, una vez entendida la mecánica de la serie, y a pesar de que los quince primeros capítulos te inviten a continuar, el resto del anime no deja de ser más de lo mismo. Tal y como en su día me indicó muy acertadamente la artista de Helena Hachechan (a quién por cierto no creo que le hiciera mucha gracia la crítica de Puella Magi Madoka Magica, y mucho menos le va a hacer la de Sword Art Online (SAO) que se publicará la próxima semana). Y esto, a mi entender, estropea bastante el resultado final. Quien sabe, tal vez con una duración menor Kaichou wa Maid-sama se habría ganado una notaza.

Aún así, y a pesar de que Sora no Woto la relega al DOWN de esta entrada, Kaichou wa Maid-sama consigue aprobar con una D.


Aquí va a haber más que palabras ¬¬

0 comentarios: