Rurouni Kenshin: Meiji Kenkaku Romantan [MEGA-ANÁLISIS] - (y II)

jueves, 14 de diciembre de 2017 , , 0 Comments

AÑO 4



> Rurouni Kenshin - Ishin Shishi Chinkonka (Studio Gallop, 1997, 90minutos)




Toca cambio de paciente a diseccionar. En esta ocasión tenemos entre manos la película de Kenshin y creada por el Studio Gallop, el mismo que dejó la serie seguro para centrarse en este film. Puede que una de las teorías que me rondaban por la cabeza gane fuerza por este proyecto, ya que se lanzó a los cines una semana después de la emisión del capítulo 71 (en el año 1997), cuando Amakusa Shoujo hacía de las cuyas en la isla de Hyushu. Recordemos que desde el 67, este estudio de animación dejó el proyecto en manos del Studio DEEN, quizás para centrarse en la película. Sinceramente, se nota y hasta lo agradezco.

Digo que se nota porque la calidad, a pesar de que en ciertos momentos se percibe un trazo escaso de la misma forma que aparecía en la serie, ahora percibimos una mejor animación. Incluso en algunas escenas llega a un nivel sobresaliente. Lamentablemente, esto lo veremos en muy pocos momentos. El estilo de dibujo es el mismo, no habrá apenas diferencias, pero notaremos los lastres en los combates al igual que ocurría en el anime emitido en TV, ya que los movimientos no son todo lo fluidos que deberían.

Esta sensación agridulce del dibujo y animación se mantiene también con la historia que relata la película. Tiempo después de los últimos episodios de la serie de TV (aparecen detalles como el 
Futae no Kiwami de Sanosuke y que no tiene la mano vendada) nuestros protagonistas deciden coger el tren e ir a Yokohama, ciudad portuaria llena de extranjeros para hacer turismo y ver los edificios de arquitectura occidental. Que lo de "hacer turismo" para unos pobretones de la época me choca bastante, por no decir que, en el capítulo 22, Sanosuke estaba alteradísimo por ir en tren al ser una máquina del demonio y ahora, por el contrario, está más contento que un niño con zapatos nuevos. Durante esta visita se encuentran (algo ya habitual) con unos maleantes a los que se enfrentan hasta que llega la policía. A partir de ahñi conocen a los nuevos personajes y profundizamos en la historia que cuenta la película.

-Cuando buscas un pub y los neones te indican el destino-

Básicamente este pequeño resumen, ya no quería adentrarme más, viene a continuar con la tónica habitual de la serie en la que aparece gente de dudosa reputación, se enfrentan a los protagonistas, descubren a las víctimas colaterales de este altercado, los conocen un poco mejor, aparece un suceso grave y Kenshin termina por solventar el entuerto. Como si se tratase de Batman. No hay novedad en este guión si no tenemos en cuenta la propia historia que relatan, es más de lo mismo y llega a aburrir.

Quitando a los protagonistas del anime, los nuevos personajes serán unos pocos:

> Toki Takatsuki. Hermana del asesinado por Battousai en el Bakamatsu. Es profesora y vive con Takimi Shigure.

> Gentatsu Takatsuki. Samurai contrario al régimen Meiji. Intentó acabar con la vida de los líderes que estaban a favor de dicho cambio. Varios de los personajes de la película se dedican a recordarlo una y otra vez como un pensamiento tóxico.

> Eibin Tamono. Es el comandante del ejército Konoe. No es todo lo pulcro que debería ser. Eso sí, en autoridad pocos le ganan.

> Sadashirou Kajiki. Compañero de Shigure. Aunque no lo parezca, tiene un carácter tan interesado como Tamono.

> Takimi Shigure. Samurai fiel al shogunato que busca venganza por la muerte de su amigo Gentatsu en el cambio de régimen.

El sonido es el gran apartado donde la serie mejora enteros. Las músicas y efectos son más limpios, están mejor mezclados y no desentonan, eso sí, abusan del violín hasta el punto de parecer que es el mismo tema repetido una y otra vez. También continúan las mismas canciones que en la serie y no habrá novedades respecto a ello. Como opening de esta película tenemos un tema musical de L'arc-en-ciel llamado Niji. Esta canción estará mezclada con el anime sin tener una animación de apertura propia, ya que lo que vemos es la propia secuencia de escenas de la película. El tema musical me recuerda a las típicas canciones de karaoke japonés con estilo J-Pop. En cuanto al ending, la canción Towa no Mirai del grupo Animetal "amenizará" los títulos de crédito sobre un sobrio fondo negro. El tema musical me recuerda a aquellas canciones de Sergio Dalma en sus inicios, con música sencilla y estribillos casi a grito pelado.


-Puntualmente alucinaremos con un gran detalle en el dibujo-

Para terminar, antes de lanzar la nota, quería traer a la palestra los pocos zascas/curiosidades importantes que trae la serie:

> Que un personaje pregunte por la noche dónde fue una persona cuando dicha persona le indicó a la hora de comer a dónde se dirigía y que no volvía en días, pues no tiene mucho sentido. O está senil.

> Es curioso que en la serie los cadáveres se "retiraban" de la pantalla pronto, pero aquí parece que se los dejan a los buitres.

> Seguimos en la misma concatenación de escenas de batalla. Si ya teníamos "fiesta" con los cadáveres, vemos que con las fuerzas y cuerpos de seguridad la cosa no cambia. Entran muchos policías y soldados en el lugar tras la lucha, pero tras un cambio de cámara ¡voilá! ya no aparece ninguno. ¿Se irían de chupitos para celebrar la victoria o cumplieron las horas del convenio y se fueron al cuartel?

> Si alguno de los que lee es físico o meteorólogo, necesito saber cuánto de fuerte debe ser una brisilla de aire para que arranque las lágrimas de los ojos de una persona. Si me lo pone en mach, mejor.



LA NOTA:

Después de ver esta película las sensaciones que ofrece son claras. Es una continuación fiel a la serie, porque sigue en su estilo sin novedades, si no tenemos en cuenta los apartados técnicos. Sin embargo, no es suficiente para alcanzar la calidad de la misma. Recordemos que la serie de animación tiene una buena valoración porque cuenta con la historia de Makoto Shishio, pero esta película lamentablemente no. Está bien y eso se nota, pero es insuficiente para optar a puestos más altos. Es por esta razón que se queda en una D.




> Rurouni Kenshin: Tsuioku Hen (Studio DEEN, 1999, 4 OVAs)




Llega el momento de tocar, para mí, la parte más oculta y, quizás, sentimental de la saga de Kenshin. Echando la vista atrás al completo mundo animado, no queda ninguna duda que un giro a ese universo tan oscuro en el pasado de Himura era necesario y hasta interesante. ¿El resultado? Ahora os lo muestro.

Dos años después del trabajo de Studio Gallop, con una película sin prácticamente novedades, llegan estas cuatro OVAs del otro estudio adaptador del manga: el Studio DEEN. Quizás en un movimiento arriesgado, pero obligado, DEEN nos muestra qué sucedió en la vida de Kenshin para ser alguien tan gentil. Aunque también nos desvelan algo que muchos nos preguntábamos: ¿cuál fue el origen de la cicatriz con forma de cruz de la mejilla?

Bien, bien, ya veo que esto os engancha y no es para menos. Apareceremos en pleno Bakumatsu para saber cómo Kenshin se alista en el Ishin Shishi, el grupo contrario al shogun, y cómo se convierte en un hitokiri sin remordimientos. En plena matanza nocturna por encargo, se encuentra con la bella Tomoe y, por razones del destino (y algún que otro desmayo), Kenshin la lleva a una posada donde solía hospedarse para ayudarla. Poco a poco esa relación esporádica acabará convirtiéndose en una amistad respetuosa (me niego a llamarlo amor. Los latinos somos más fogosos cogiendo de la mano que en todo lo que se ve en las OVAs) y, finalmente en un… bueno, ya lo veréis. Lo curioso de esta relación que poco a poco va ganando importancia en la historia es que la trama nos relaciona a Tomoe como prometida de un escolta asesinado por Kenshin. Y no estoy soltando un spoiler de tamaño colosal, ya que se muestra este detalle desde el minuto 2 del primer episodio. El desenlace es correcto, visto el inicio de la serie de anime. Personalmente, me gustó porque sigue una lógica que no se ve alterada si tenemos en cuenta las propias OVAs y la serie de TV, por supuesto.


-Detalles como el realismo de las gotas de agua en la katana nos dejarán la boca abierta-

Respecto a los personajes, me encanta la definición que tienen en su comportamiento, en sus pensamientos y, aunque parezca mentira, en las OVAs futuras con el desenlace de la saga. Muchos de los personajes del anime no aparecerán, básicamente porque esta historia es sobre el pasado de Kenshin. Quizás alguno nos suene, sí, como ese salido del "antiguo Egipto", también nos puede sonar Saito o Hiko Seijuro. No obstante, tendremos unos nuevos que no harán que no echemos de menos a nadie. El listado de los más importantes es el siguiente:

> Tomoe Yukishiro. Es la víctima colateral de un asesinato de Kenshin. Aparece en su vida, por “casualidad”, y establecen una relación de gran respecto.

> Katsura Kogoro. Es uno de los líderes del Ishin Shishi. Selecciona a Kenshin personalmente para cometer asesinatos por su gran técnica con la espada. Le llega a tener en gran estima y hasta lo considera como un gran aliado.

Iizuka. Es un gran colaborador por la causa del Ishin Shishi. Ayuda a Kenshin con su tapadera tras huir de Kyoto para no levantar las sospechas Shinsengumi.

> Kenshin Himura, Aunque muchos ya sabéis del carácter y comportamiento en la serie de TV, aquí tenemos a un personaje completamente diferente, que desenvaina la espada para matar sin miramientos. Es este asesino el que buscan personajes tan indeseables como Jinei Udoh.

Aparte de estos pocos personajes importantes. Tenemos otros secundarios que ayudarán, puntualmente, a que la historia avance con el buen ritmo que impone desde el principio. Estarán, por ejemplo, el hermano de Tomoe (Enishi) o el líder del clan ninja Yaminobu.

Dejando atrás la importancia del buen llevar de la historia y de los personajes, donde se centran en la relación entre Tomoe y Kenshin, pasamos al dibujo que es, desde el primer segundo, el apartado que más cambia respecto a la serie de TV. Olvidaos del paso al moe que en muchos animes ocurre. Aquí se pasa del “SD analógico” al “Full HD digital”. No solo esto es cierto, sino que también me refiero a que el Studio DEEN metió mano para estilizar a los personajes, otorgando un estilo de animación más “realista”, además del dibujo y caracterización de cada uno. Algo que pedía a gritos la serie de TV para ganar un plus de atractivo, aunque la comparación es irrisoria, quedó claro en el anterior análisis que la animación era básica tirando a mala.


-Aunque en esta imagen casi no se perciba, el movimiento del agua es muy malo tirando a pésimo-

Sin embargo, quiero dejar patente un detalle que se repite en el final de la serie. Ese detalle es el adaptar imágenes reales a la animación. En algunos momentos se puede salvar la situación ignorando la puntillosidad, pero en otros… ni de coña. Las escenas de mar son ridículas. Fatal, fatal, fatal. Una vergüenza. No sé cómo los de DEEN han tenido la cara de presentar ese experimento que parece cualquier variante de estiércol antes de una “tranquila” escena de mar.

Pasamos ahora al apartado musical. Con una mejora destacable si tenemos en cuenta las sensaciones globales de la serie de TV, la OST nos emocionará, sobre todo, en las escenas finales de la 4ª OVA. También me encantó esa mezcla de músicas con los efectos sonoros porque no nos fijamos en ellas, sino que nos sumergiremos en las escenas de lucha o en los momentos emotivos gracias a esta pareja tan bien llevada. Aunque parezca que no, si hay algo tan "secundario" como el sonido y no nos damos cuenta de él, es más que probable de que acabe siendo un apartado tan destacable como lo es éste.


LA NOTA:

En este análisis dejé atrás zascas, curiosidades y otras mi**das, básicamente porque para hablar de detalles de carnicería me voy al supermercado de turno y pregunto cómo debo trocear un cadáver con dos estocadas. Es acojo**nte, como quien filetea un yogur. Quitando esas tonterías, tenemos una magnífica obra bien realizada, mostrando un aspecto más oscuro y tétrico del protagonista de la saga. Además, se ha tomado de una forma más seria la trama, cosa de agradecer, de forma que gana enteros. Todo esto hace que las OVAs de la precuela obtengan una B. No hay que olvidar que la mejora en animación también es un punto importante a tener en cuenta si vamos a ver esta obra, pero hay que tener presente que este apartado no cuenta para la nota final en nuestro blog, tal y como se explica en el apartado del sistema de valoraciones.




> Rurouni Kenshin: Seishou Hen (Studio DEEN, 1999, 2 OVAs)




Llegamos ya a lo que es el final en la historia de esta extensa saga. Nuevamente, el Studio DEEN nos trae nuevo contenido, pero en esta ocasión para poner cierre, como ya decía. Preparad los pañuelos, que el final está cerca XD. Fuera bromas, de todo el contenido de Rurouni Kenshin, ésta es para mí, de lo mejorcito que nos podemos encontrar, estando al nivel (si discrepáis, ya sabéis que cada uno tiene sus gustos y siempre hay preferencias) de la parte de Makoto Shishio.

Resumir la historia de estas dos OVAs podría ser un poco complejo si no se estructura de forma adecuada. La primera parte de estas dos OVAs relatan, desde el punto de Kaoru, todos los recuerdos que tiene con Kenshin desde el momento en el que lo conoció, principalmente historias ya conocidas gracias al anime. También tenemos un resumen de la historia que explica el porqué de la cicatriz en la cara de Kenshin y que, de forma intencionada, el estudio corta para dar resolución a la misma en la segunda OVA. Una vez terminado este recuerdo, la trama va avanzando en las memorias de Kaoru para contarnos qué sucede con Kenshin y cuáles son las consecuencias de esos acontecimientos en en su vida y con "el nuevo personaje" que aparece en la saga.

Ya habrá quién esté expectante en saber quién es, pero no voy a decir nada, os toca verlo. Eso sí, la forma en relatar la historia irá cambiando tan sutilmente que nos daremos cuenta cuando estemos terminando de ver la segunda OVA. Ese cambio supone pasar de los recuerdos a las vivencias actuales (no es éste el cambio al que me refería) utilizando la forma en que se muestran las consecuencias de todos esos hechos: la decadencia en el estado mental y físico de nuestro protagonista irá a mayor hasta que se convierta en una sombra de lo que fue.

A pesar de que, en mucho metraje de las OVAs se muestran combates y duelos de espada, el sentimiento predominante, el poder, el "combustible" que mueve a los personajes es el amor: amor entre una pareja, amor de madre, amor de padre, amor de un amigo... Sin embargo, como opinión personal, apuesto que el amor que profesa Kaoru es centro de atención de estos dos episodios especiales.


-Si ya me parecía a mí que había algo "mágico" entre estos dos-

No solo la historia está muy bien contada, sino que los personajes ayudan y mucho. Veremos cómo han madurado y cómo ahora influyen en la historia actual que se cuenta. Los cambios son los siguientes:

> Yahiko. Sale con Tsubame, aunque desconozco si están casados (supongo que sí) porque Yahiko no vive en la casa de Kaoru.

> Megumi. Se trastadó a Aizu a ejercer la medicina. No indican si se encontró con su familia o no, pero volvió a su lugar de origen.

> Sanosuke. Oficialmente es un bala perdida. Ya no tiene su eterna chaqueta con el kanji de "malo" y se dejó algo de melena y barba de pocos días. Tiene un parecido más que razonable con el Tío la vara por el saco que utiliza como ropa.

> Hiko Seijuro XIII. Sigue de alfarero enseñando las técnicas del Hiten Mitsurugi ryu a un nuevo alumno.

No obstante, también hay personajes nuevos que llegan de los recuerdos de Kaoru:

> Tomoe Himura. ¿Os suena este apellido? Pues era la mujer de Kenshin. ¿¡Qué!? Espera... ¿¡Qué!?

> Emishi Yukishiro. Es el hermano de Tomoe y busca venganza porque culpa de su muerte a Kenshin.

Aunque el apartado que vais a leer ahora suele dejarse para el final, quiero variar un poco para romperos los esquemas de la rutina. Llega el popurrí de curiosidades, zascas y suposiciones:

> Los recuerdos que tiene Kaoru en mente son diferentes de cómo lo relataron en la serie de TV, como por ejemplo los duelos con espada que no suceden o formas de secuestro que no eran las que nos mostraban, entre otros momentos.

> Las ropas de Yahiko son distintas. Ahora tienen una predominante azul cuando antes tenía una ¿camisa? de estilo hawaiana.

> Empiezo ahora a soltar unas tortas. Si la mujer de Kenshin, Tomoe, murió y en las dos OVAs no suelta una palabra, ¿cómo co***es llegan a la conclusión de que ella le perdonó a Kenshin? "No, es que lo soñé, y como lo soñé, os lo coméis". Yo también sueño, a veces, con mu***es de****as y eso no se convierte en realidad. Lo que sí se puede hacer real son las denuncias. Por cierto, me llegó hoy una citación judic...

> Que me aclaren por qué dicen que Kenshin está enfermo por utilizar intensivamente el Hiten Mitsurugi ryu y Megumi dice que es otra enfermedad (desconocida) y contagiosa porque Kaoru también la tiene. Supongo que será depresión, pero estos japos no saben cómo explicar que alguien está deprimido. "¿Y si le ponemos manchas en el cuerpo?" "Oh, qué gran idea. Te asciendo a gili**llas dibujante jefe". Aunque lo mejor de todo es que la "medicina" para curar es el ginseng. "Mejora el sistema inmunitario y da calor al cuerpo". Sí, dar calor. Un lingotazo de licor mata gérmenes y calienta el cuerpo. Espera que lo patente.

> Otro detalle que quiero que me expliquen. Tenemos un inicio en la primera OVA donde Kenshin se cae al mar desde un barco y muere ahogado. En la segunda OVA toma ese barco y ¡sorpresa! no pasa nada. ¿Realidad? ¿Un sueño de Resines? ¿Un lingotazo de ginseng?


Aquí vemos a Makoto imitando al Tío la vara-

En fin, para dar y tomar con estas tonterías. Una pena, en serio. Lo que de verdad no es para apenarse es el siguiente apartado técnico: la animación. Fabulosa. Ojalá la serie fuese así, de verdad. Más real gracias a los rasgos faciales, además de los movimientos en los combates. También es importante nombrar el rango cromático, con una paleta de colores más pulida, pero ahí se nota la mano digital. Lo que también me enamoró fue el aumento del detalle en los escenarios y en los personajes, haciéndolos más atractivos a la vista. Eso sí, no es la panacea y todavía tienen algunas carencias en los personajes y objetos en segundo plano o algo más alejados de un primerísimo plano, por los que estos elementos quedan algo más simples. Cosa que es habitual en la animación, pero no quiero que os hagáis una idea equivocada por lo que acabo de escribir un poco más arriba. Hay un aspecto que quiero destacar y es el de las sombras. El juego que dan y su gran resultado merecen unas merecidas felicitaciones, sobre todo por marcarlas en escenas que muchos dibujantes pasarían de ellas sin mucho interés.

Respecto al audio, este apartado se resume en una palabra: genial. No solo las canciones son el perfecto acompañante para momentos de ternura, sino también para dar ese sentimiento de tristeza que va ganando puntos poco a poco tras el paso de los minutos. Gracias a los temas con piano y flauta, aunque también con violín, más de un@ soltará la lagrimilla una vez termine la historia de uno de los samuráis más queridos del anime. Para terminar este apartado, queda hablar del ending. Sí, únicamente tendremos este tema como “especial”, con una sencilla música de piano, violín y flauta, que nos emocionará por sus ritmos pausados y bordado con las frases que se dedican Kaoru y Kenshin.


LA NOTA:

Terminando este análisis puedo decir, sin lugar a dudas, que si Studio DEEN o algún otro se decide a realizar un “reboot” de Rurouni Kenshin, que lo haga con la técnica de estas dos OVAs, no solo por la espectacularidad de su dibujo y animación, sino también por un apartado sonoro sobresaliente. Aunque el plato fuerte es la buena mano que han tenido con la historia de recuerdos que tenía Kaoru guardada en el corazón. Las únicas pegas que podría tener esta obra se las llevan las modificaciones de los recuerdos respecto a lo sucedido en el anime y alguna tontería sin explicación plausible/lógica que lastran un poco el resultado final. Sin embargo, no es para desmerecer una obra de gran calidad como ésta. Y por esa misma razón, estas dos OVAs finales de Kenshin se merecen una B y un sello de RECOMENDABLE.




> Rurouni Kenshin - Shin Kyoto-Hen (Studio DEEN, 2011, 2 OVAS)




En esta ocasión le toca a las últimas OVAs lanzadas sobre el mundo de Kenshin. Sinceramente, si por mí fuera, ni veían la luz. Ahora os explicaré el porqué. Tenemos en nuestras manos un relato alternativo acerca de los hechos que ocurrían en la serie, concretamente en el segundo bloque. Hagamos memoria, tenemos un conjunto de 34 episodios, que es lo mejor de la serie, y esta gente del Studio DEEN lo concentran en dos OVAs de 45 minutos cada una. Con dos co**nes (y un palito).

Ainsss... ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué han tenido que sacar esta mi**da? ¿Qué culpa tengo yo de que a los japoneses de este estudio les hayan contaminado el agua del grifo? Tenían una joya y lo han convertido en el Ecce Homo de Borja. "Sí, sí, pero ahora tiene muchísimas más visitas". ¡Claro! Como el inodoro de casa (denle al like, suscríbanse y apóyenme en Patreon). En fin, cuánto odio guardo para esta abominación, pero con razón.

Resulta que, por algún misterio que hasta se le escapa al bueno de Íker Jiménez, los lumbreras que llevaron a cabo esta idea pensaron que sería fantástico reinventar la rueda o, en este caso, la mejor parte de Kenshin. Recordemos que Makoto Shishio quería vengarse del régimen imperialista por intentar matarlo, aunque, a decir verdad, ya de aquella tenía una ligera idea de lo que quería hacer con toda esa información disponible. En aquellos episodios veíamos el carisma de este personaje, ya que superaba al del resto, aunque sus subalternos no se quedaban muy atrás. Disfrutábamos de los combates, de los hechos que nos relataban y de las músicas. Ahora, mi**da.


-Si os ponéis contentos por verle las lolas a Yumi, solo os digo que la escena anterior me resulta del todo repugnante y prescindible-

Tenemos un recorte digno del mismo Ra**y para meter todo el contenido de 34 capítulos en, a penas, 90 minutos. Pero no penséis que es todo ese contenido, no, llegan hasta lo que sería el comienzo del episodio 46 y allí terminan a prisa y corriendo. El combate entre Makoto y Kenshin da risa, no por lo malo de las escenas, sino por lo rápido que es. ¿Y dónde quedaron las técnicas especiales de Makoto? Esas técnicas en las que manejaba el fuego a su antojo y que dejó boquiabiertos a toda una generación. Eso sí, tendremos que conformarnos con la forma que tiene Kenshin de abrir los "melones" y, por la cual, esa promesa de no matar más se la pasan por el forro de los co***es. Y el chaval no se inmuta ni se apena. Vamos, que está hecho un Terminator porque, que me lo expliquen, ¿cómo es posible que le atraviesen el tórax con una katana y el tío no se inmute prácticamente? Ya no me paro con esa katana clavada que se mueve por el pecho como si fuera un palillo pinchado en un merengue.

El combate contra Senjirou parece sacado de Dragon Ball, porque no se ven a los contrincantes hasta que paran. Solo falta que lancen un kamehameha. Aoshi pierde como si fuera un pringao. El combate dura 10 segundos ¡de reloj! y no "segundos" al estilo Toriyama (ya sabéis, un suspiro dura capítulo y medio). Eso sí, combate "eterno" el de Sanosuke contra 
Anji Yukyuzan. No se habla de la técnica Futae no Kiwami en ningún momento (ni falta que hace, parece ser). ¿Y del resto de personajes que había antes? Ni rastro a excepción de un Fuji mucho más bajo, pero con el mismo estilo estético. Los demás quedaron en el banquillo, en el tintero o en el poso del café del director de turno. ¿Eh, Kazuhiro Furuhashi? Y no estoy señalando a nadie (guiño, guiño).

Del final de las OVAs no hablaré. Habrá a quién le guste y a quién no, eso ya depende de los gustos por los brillitos al estilo Gainax. ¡Yuju, me cago en su p**a madre! Ya pensaba que aparecería alguna Sailor Moon en pelotas y agitando la varita como si fuera la final del ejercicio de suelo en las olimpiadas. Por Dios, no aparecen brillitos en toda la serie y me los estampan al final de las OVAs. Trolling maximum.

Dejando atrás las sensaciones de la historia, pasamos a los personajes. Sensaciones cero. Empatía cero. Sin sentidos muchos. A Saito lo veremos como aquel policía chupado de cara que no transpira la sensación de controlador que tenía en la serie. A Sanosuke lo recordaremos como el idiota que daba puñetazos a las piedras sin motivo aparente. A Hiko Seijirou como un borracho empedernido que hace mal las vasijas cuando en la serie las hacía bien. Y cuidado con el detalle que Seijirou y Kenshin no se ven en las dos OVAs, al contrario que en la serie. Eso sí, el consejo que da es cojonudo: tocar el corazón de los enemigos. Con flores y sake, Hiko. Menudo hippie. ¿Y la escena de sexo entre Makoto y Yumi? ¡Ohhhhh! ¡Me quema, me quema! Jajajaja... su p**a madre. Ahora que lo pienso, ¿Makoto tendrá la "katana" también vendada? Dios, esto está degenerando.


-No me mires así, Saito, que las OVAs son estiércol puro ¡y lo sabes!-

Visto historia y personajes, ¿estará mejor el dibujo y la animación? Seguimos con el debate de si el estilo "moe" es aceptable o no. Cada uno que escoja lo que quiera, a mí no me disgustan ninguna de las dos versiones. Sí me encantan los movimientos en las escenas de lucha, mucho más fluidos, más atractivos. Esto no es solo opinión personal, sino algo tangible. Vemos que las esgrimas de los samurai son alucinantes. Me hubiese gustado que fuese de esta forma en la serie de TV, pero lamentablemente no fue así.

Respecto a las músicas, pues no están mal. Sí estoy bastante decepcionado porque no han metido los grandes temas que aparecían en la serie, pero el trabajo que hicieron no es malo, sino todo lo contrario. Está muy bien ambientado, las voces son claras, los efectos perfectos, pero falta darle énfasis a las escenas. Ese plus no lo tienen estas dos OVAs. Respecto al tema de cierre, porque de apertura no hay ninguno, es una canción titulada Feel You de Rina Sumioka, con un estilo J-Pop muy marcado y no desagradable. Típico de las canciones pop europeas que suenan, gustan y se olvidan pasados 3 meses.


LA NOTA:

No, no voy a soltar zascas después de todo el veneno que inyecté letra a letra en este análisis. Si os gusta la serie y más la parte que cuenta la historia de Makoto, no veáis estas OVAs, advertidos estáis. Si os atrevéis, será por vuestra cuenta y riesgo. No hay empatía con los personajes, ni con la historia y la música es normalita (teniendo en cuenta la pérdida de emociones con los temas que no aparecen). Lo único bueno que se puede sacar es la fluidez de los combates, pero es un detalle poco importante si tenemos en cuenta las cagadas en otros aspectos de peso. Es por eso que se queda en una F.



LA OPINIÓN DE D.R.FERRO

Bueno, por fin terminé esta maratón de visualización, análisis y disfrute, que, aunque parezca mentira tras estas dos entradas, sí lo llegué a pasar bien, sobre todo por los recuerdos que me traía. No obstante, uno ya ha madurado bastante desde aquella primera vez que me encontré con Kenshin y, lamentablemente, la serie no ha sabido "envejecer" tanto como me hubiese gustado. Quizás a otra persona esto no le ocurra y yo acabe por tener envidia de él/ella, en fin. También a mi pequeño le gusta la patrulla canina y yo veo un desfalco en las arcas municipales que ni el PPSOE, solo para buscarle la gallina a la alcaldesa de marras, pero es lo que hay, cada uno disfruta con sus preferencias. Y a mí me gustan grandes, las series, me refiero. Lamentablemente, Kenshin solo tiene de grande el nombre por inspirarse en un período histórico interesante, pero que con las peripecias absurdas hace perder calidad si se compara con otras series "del montón". A mí me dio pena verlo tan mal con una perspectiva más madura, pero seguro que esto me sucederá de nuevo cuando vea otras series que antes me gustaron, ya fuera en el pasado o hace unos pocos meses.

0 comentarios: