Shuumatsu no Izetta (a.k.a Izetta, la última bruja)

jueves, 29 de marzo de 2018 , 0 Comments

AÑO 4




Descubierta por un servidor en la lista de los estrenos de anime para la temporada de otoño de 2016 y añadida de inmediato a mi lista de pendientes tanto por su dibujo como por su sinopsis, hoy nos metemos de lleno con...

Shuumatsu no Izetta (a.k.a Izetta, la ultima bruja) (Ajiado, 2016, 12 CAPS)

"Nunca pensé que la fantasía pudiese llegar a funcionar tan bien"



Emitida entre el 1 de octubre del 2016 y el 17 de diciembre de ese mismo año, Shuumatsu no Izetta es un trabajo original del estudio de animación Ajiado que está dirigido por Masaya Fujimori y compuesto por Hiroyuki Yoshino. Siendo éstas las únicas personas a las que nombraré ya que en cuanto tocamos el guion la cosa se empieza a desmadrar. Dicho lo cual ya tenemos un buen punto de partida: el que no estemos ante una adaptación. Un detalle que, sumado a las imágenes publicitarias que se mostraban de este trabajo y a su sinopsis, hace que difícilmente no caigamos en el víctimas de la curiosidad. Pero antes de adentrarnos en el anime, dejadme tocar el punto que más me ha llamado la atención: su estudio de animación. 

Para todo aquel que esté al tanto de los estudios de animación actuales no le habrá resultado difícil, tras ver los cinco primeros minutos de la serie, pensar en nombres como A-1 Pictures para explicar el cuidado puesto en el apartado visual. Lo cual no resulta para nada descabellado y de ahí que el hecho de descubrir al estudio de animación que firma esta obra resulte una verdadera sorpresa. O al menos eso fue lo que ocurrió en mi caso, ya que hasta la fecha no tenía noticia alguna de la existencia de Ajiado.

Fundado en 1978 por los animadores Tsutomu Shibayama, Osamu Kobayashi y Michishiro Yamada, el estudio Ajiado (nombre que deriva del seudónimo utilizado por Tsutomu Shibayama y Osamu Kobayashi) produce en 1987 el que será su primer trabajo propio, la OVA Twilight Q., trabajo al que le seguirían otros 15 antes de la llegada del que hoy nos ocupa y que paso a nombrar brevemente ya que, si la memoria no me falla, no conozco a ninguno de ellos :P Maison Ikkoku: Kanketsuhen (película de 1988), Spirit of Wonder: Chaina-san no Yuutsu (1992), Spirit of Wonder (2001–2004), Yokohama Kaidashi Kiko: Quiet Country Cafe (2002–2003) (el único que si conozco y del que no tengo queja alguna), Zettai Shonen (2005), Majime ni Fumajime Kaiketsu Zorori y su correspondiente película (2005-2006-2007) y DD Fist of the North Star (2013). Siendo estos los elegidos por mí como muestra del trabajo de este estudio y las pruebas inequívocas de una cosa que enseguida salta a la vista y explica el hecho de que a mí no me sonara de nada el nombre de este estudio de animación: en 29 años de existencia (1987-2016) no han sacado más de 17 animes incluyendo a Izetta. Un numero que en mi opinión es bastante bajo y que, sobre todo, carece de los bombazos que estudios como Gainax han sabido crear para hacer que su nombre no se olvide con facilidad. Aunque bueno, ésta es la opinión de quien escribe estas líneas y a lo mejor alguno de estos animes han causado estragos en Japón :P. Pero dejémonos de cábalas y pasemos a presentar el anime.


> Personajes:

> Izetta es la protagonista de esta serie y, como bien reza su título, la última bruja. Aunque lejos de la creencia popular estamos ante una bruja buena, la cual en su infancia conoce a Fine y desde entonces sentirá un aprecio por ésta que la llevará a hacer todo lo que esté en su mano para ayudar a su amiga.

> Ortfiné Fredericka von Eylstadt (Fine) es la heredera al trono del reino de Eylstadt y la co-protagonista de esta historia. Un papel que encontrará su sentido a la hora de mostrarnos la guerra que transcurre en esta serie desde una perspectiva más amplia de la que nos mostraría Izetta.

> Bianca es la mano derecha de Fine y una de sus guardas de confianza. Al igual que Izetta esta joven también siente un fuerte aprecio por Fine, por lo que os podéis ir olvidando de las traiciones.

Sieghart Müller es otro de los miembros de la corte de Fine y la persona que viene a encabezar el servicio de inteligencia del país. Pues si bien en ningún momento se nos indica claramente ese punto eso es exactamente lo que viene a hacer. Como el contrapunto a este personaje la serie cuenta con un antagonista al personaje de Müller.

Elvira Friedmann es una mujer que se traslada a palacio a petición de Müller. O al menos eso es lo que se saca en limpio en los primeros compases de la serie, porque una vez que tenemos claro que su rol es el de asesor de imagen este personaje pasa a un segundo plano sin ningún tipo de piedad por parte de los guionistas XD

> Otto es el líder de Germania y, como es obvio, el malo malísimo de la película. Como todo líder que se precie este hombre aspira a hacerse con todo. Aun y cuando ese todo pase por aplastar al pequeño país de Fine. Como dato anecdótico cabe decir que este personaje está ligeramente basado en la figura de Aldolf Hittler, pues no son pocas las cosas que ambos comparten. Eso sí, de Elliot (el personaje que siempre está a su lado) no me preguntéis nada porque sigo sin saber qué rayos pinta en el anime XD

Arnold Berckmann es el científico loco de la serie. Bueno, más o menos, pues este personaje, antagonista directo de Müller, solo busca hacer realidad el mito de las brujas. En un interés que resulta difícil de explicar. Hombre de confianza de Otto, el bueno de Berckmann tendrá vía libre para lograr su objetivo

> Basler es el primer soldado Germano que se enfrenta de tú a tú con Izetta y sobrevive. Lo cual hará que este aviador se fije un objetivo muy claro aun y cuando su papel en la serie no es más que el de un simple secundario.

> Sophie es el "premio" al "esfuerzo" de Berckmann. Y por qué no decirlo, la verdadera bruja blanca de la que hablan las leyendas.


> Sinopsis:

Ambientada en una Europa arrasada por el conflicto bélico de la II Guerra Mundial, se nos relata el asedio del Principado de Elystadt a manos de las violentas fuerzas germanas, un diminuto territorio gobernado por el monarca Rudolf III. Tras caer este último gravemente enfermo, Fine (su única hija) deberá hacerse con las riendas de la nación para lograr hacer frente a las fuerzas alemanas. El destino querrá que su camino se entrecruce con el de Izetta, una misteriosa joven de extraños poderes que acompañará a Fine en su arriesgada aventura de salvar a todo el país de la destrucción a la que se aproximan. (fuente: Frozen-layer)

Izetta haciendo de las suyas en el campo de batalla.

Con uno de los apartados visuales más cuidados y trabajados que nos podemos encontrar en las series de animación para TV provenientes del país del sol naciente, Izetta comienza presentándonos a una joven de cabello rubio y a sus dos guardaespaldas a bordo de un tren. Un escenario cuasi claustrofóbico por su falta de espacio y que adquiere un doble significado más allá de la acción que en él tendrá lugar puesto que nos hayamos inmersos en medio de una guerra. Un conflicto bélico que ha sido disfrazado para la ficción de esta historia pero que no deja de resultar demasiado familiar para los que vivimos en el viejo continente. Y es que, salvando las diferencias en lo que respecta a algunos nombres (lo cual obviamente se extiende a personajes y situaciones) nos encontramos una vez más ante los primeros compases de la Segunda Guerra Mundial. Pero volvamos un momento atrás para centrarnos en la figura de la chica rubia a la que los soldados de Germania tratan de dar caza, ya que a parte de ser nuestra protagonista, esta joven llamada Ortofine Federicka Von Eylstadt es la princesa heredera del reino de Eystadt y un caramelo demasiado goloso para un enemigo que se dispone a invadir su país. 

Pero, si es una persona tan importante, ¿por qué se arriesga de esta manera? Pues para cumplir con su papel de representante de su país en la reunión que mantendrá con un diplomático de Britannia en un reino neutral. Dato éste que, obviamente, le importará tres pepinos a su enemigo XD. Claro que por fortuna para la joven Fine, el enemigo cometerá por dos veces el error de situarla cerca del curioso artefacto en el que transportan a una persona. Siendo durante el segundo error donde se abrirá la caja de los truenos que traerá un hilo de esperanza en la oscuridad que se cernía sobre toda la historia. Valiendo esto a su vez como presentación de Izetta, la bruja a la que parece conocer bastante bien nuestra protagonista.

Continuando los hechos que veíamos en el primer capítulo de la serie, el segundo episodio nos traslada al pasado para contarnos como Izetta y Fine se hacen amigas antes de regresar al presente para mostrarnos la situación actual en la que se encuentran las dos chicas, en una jugada que no deja de resultar chocante si tenemos en cuenta que este mismo dato es lo que se suele estirar, cual chicle de mascar, en la inmensa mayoría de animes. Dicho lo cual y antes de saltar de episodio, voy a aprovechar para remarcar que en estos veinte minutos podremos ver los poderes de esta peligrosa bruja así como sus limitaciones, además de tener un primer contacto con el resto de personajes que están en el bando de Fine. Por lo que la expectativa de cara al siguiente capítulo se centra ahora en ver como las chicas salen del atolladero en el que se encuentran.

A la bruja blanca le hace falta un poco del Ariel que le daban a Franco XD

Tras la típica negación a la ayuda "externa" que le quiere brindar Izetta a Fine, el tercer capítulo nos enseña a la bruja en plena faena. Acabando así por ofrecerle una ayuda que, para más inri, llega en el momento más oportuno de todos, pues a estas alturas poco o nada podía hacer ya el ejército de Eylstadt para detener el avance enemigo. No obstante, la iniciativa tomada por Izetta no parece que vaya a tardar mucho en traer consecuencias. Y más ahora que el rey de Eylstadt ha fallecido. Por lo que solo nos queda por ver como se desarrolla la guerra tras la victoria de esta primer batalla.

Con el objetivo de trazar un nuevo plan para detener al enemigo, el cuarto capítulo nos muestra la nueva vida de Izetta en palacio y como irá haciendo nuevas amistades. Cosa que ocurrirá al tiempo que se nos desvela el mayor secreto de esta bruja: el lugar de donde obtiene sus poderes. Y será gracias a esta información que Fine y sus hombres trazarán el nuevo plan con el que esperan detener al enemigo. Pero, ¿creéis que esto frenará las aspiraciones del líder de Germania?

Tras una puesta en escena de diez y aprovechando el día en el que Fine es coronada reina de su país, el quinto capítulo nos enseña como Izetta es presentada al mundo como la bruja más poderosa y la única capaz de frenar las aspiraciones de Germania. No obstante y aunque el temor entre los soldados invasores se empieza a extender a la misma velocidad que crece el interés de su líder por capturar a Izetta, Berckmann, el siniestro y enigmático militar de Germania que llevaba cautiva a nuestra protagonista en el primer episodio, parece tener una opinión muy diferente con respecto al verdadero poder de Izetta. Tanto que hasta da miedo pensar en lo mucho que este personaje se acerca a la realidad de nuestra bruja. Aunque como todo investigador, el bueno de Berckmann necesita pruebas que apoyen su teoría y ahí es donde entra el espía que se las conseguirá tras infiltrarse en las tropas de Eylstadt. Exactamente en el batallón exacto, para ser más precisos. Y todo gracias al tremendo fail que cometen los hombres de confianza de Fine. En fin, que no tengo nada que comentar al respecto pero fusílenme a estos dos XD

La bomba atómica llega en esta ocasión cuatro años antes que en la realidad.

Con un desarrollo mucho más distendido, el capítulo seis recurre al relleno para enseñarnos la vida diaria de Izetta como residente del palacio. Lo cual nos llevará a dar una vuelta por la ciudad en busca de la parte cómica de esta contienda. Algo que tendrá lugar sin dejar de lado a Berckmann y compañía, pues lejos de quedarse en pausa, la historia continúa su inexorable avance mostrándonos tanto los movimientos del enemigo como las decisiones que toma Müller, el personaje que encarna el lado opuesto de Berckmann en la trama, para proteger a su país. Y todo ello en un episodio que termina con la decisión que Fine toma de viajar a Britannia para de asistir a la reunión de lideres aliados con el fin de convencerlos para que le ayuden a luchar contra Germania.

El regreso de la acción, que tiene lugar en el séptimo capítulo, nos deja ante e intento de Fine por ganarse la confianza de los aliados con el propósito de obtener su ayuda para repeler a Germania. Y para ello nada mejor que enseñarles de lo que es capaz Izetta en plena acción. Lo que la llevará a adentrarse en el terreno de Berckmann y es que, si bien este individuo no habría conseguido lo que quería de su espía, sí que parece tener una ligera idea de como funciona el poder de la bruja y lo que todavía es peor, una carta bajo la manga capaz de complicarles las cosas a nuestras protagonistas. Y como no tengo la intención de chafarle la sorpresa a nadie, voy a quedarme con el dato interesante que nos deja este episodio: el de ver al ejército de Britannia luchando junto a Izetta.

Justo cuando parecía que Berckmann más se había alejado de su objetivo, llega el capítulo ocho y da un vuelco a la situación por medio de su secuaz. El cual es enviado a Eylstadt como espía para descubrir el secreto que esconde el antiguo palacio del reino. Y no solo eso, sino que para dar un mayor efecto a la situación, el propio Berckmann se colará en la fiesta a la que acude Fine e Izetta junto a una extraña chica que no habíamos visto hasta ahora. Por lo que ya os podeis imaginar que todo irá de mal en peor y más después de ver ese final en el que se deja abierta la puerta a la entrada de los Estados Unidos de Atlanta en el conflicto para acabar tanto con Germania como con nuestra bruja :S

He aquí la típica escena que se te presenta cuando pones una bruja por medio XD

Como si de una treta para despistarnos se tratase, el noveno capítulo nos devuelve al enfoque real de la trama, la guerra entre Germania y Eylstadt, para sacarnos del dulce momento por el que pasaba el reino de Fine. Y lo hace descubriéndonos los acontecimientos que tienen lugar entre bambalinas y presentándonos a la extraña chica que acompañaba a Berckmann en el episodio anterior. Siendo esta presentación la causante de que el estado en el que se encuentra la guerra dé un giro de 180 grados para poner a Izetta en su mayor apuro. Aunque eso sí, si queréis mi opinión al respecto os diré que yo no me mostraría tan satisfecho como Berckmann con su nuevo aliado. Y menos aun teniendo en cuenta las palabras que la abuela de Izetta le decía a su nieta sobre
la bruja blanca. Pero como la solución la tenemos al alcance de la mano pasemos página y adentrémonos en el siguiente episodio.

Con la oscuridad cerniéndose sobre nuestras protagonistas, el décimo capítulo aun arroja un rayo de esperanza con ese rescate in extremis de Izetta. Aunque lo cierto es que la cosa no pinta nada halagüeña, con un enemigo que ahora centra su atención en los países aliados, atacando a Britannia, mientras es sabedor del gran poder que tiene entre manos. Aun y cuando éste sea un tanto efímero dada la naturaleza de Sophie, la verdadera bruja blanca. Por lo que a nuestros protagonistas no les quedará otra que agarrarse a un clavo ardiendo que les ofrece Müller al final de este episodio.

A pesar de la desesperación que siembra a su comienzo y como por otra parte era de esperar, el undécimo capítulo le da la vuelva a la tortilla para devolvernos a Izetta en su mejor forma. No sin antes haber tenido que hacer un gran sacrificio para ello. Y aun menos mal que es así, porque el enemigo ya cuenta, en una desviación absoluta de la historia real, con el arma que pondrá punto y final a la Segunda Guerra Mundial. Un gran mal que se las tendrá que ver con el plan urdido por nuestros protagonistas tras la deserción de Berckmann del ejercito de Germania. En un cambio de rumbo que no va a garantizar nada, no hay mas que ver como termina este episodio, y que tampoco se llega a comprender a la vista de como ha ido actuando este personaje a lo largo de la serie. ¿Acaso está chiflado de remate? ¿O su único fin era el de ver a la bruja en su máximo esplendor? Porque fuera lo que fuera lo cierto es que resulta más fácil de digerir a Otto, el líder germano, que al perilla engreído de Berckmann.

Tras lo visto en el episodio anterior y con la reunión de líderes aliados en marcha, el último capítulo del anime nos traslada a la batalla en la que Izetta y Sophie se las tendrán que ver cara a cara antes de poner fin a esta historia. Y, aunque éste es el plato fuerte de estos veinte minutos, la trama tampoco se olvida de personajes como Müller, a quien por cierto le fallan las "fuerzas" en el momento menos oportuno, o Berckmann para enseñarnos las dos caras de este anime. El cual, por cierto, acaba por dejarnos un buen sabor de boca a pesar de los minutos de relleno que tiene.


> Animación y música:

Como habéis podido comprobar a lo largo de este análisis, el apartado más notable de Shuumatsu no Izetta es su animación. La cual resulta sumamente notable en prácticamente todo el anime hasta el punto de que resultará realmente complicado encontrarle gambadas como la que podemos observar en la imagen anterior. Cosa que, dicho sea de paso, es de agradecer a la vista de lo que podemos encontrar habitualmente en el resto de anime. Y si la animación más tradicional es bastante notable, el 3D no se queda atrás, con unas escenas como la del tren que vemos al comienzo del primer capítulo, que nos hará pensar en un estudio de animación con más renombre que el que tenemos entre manos. Claro que esto también tiene truco, ya que este trabajo en particular corre de mano de Orange. Una compañía a la que ya conocíamos gracias a su buen hacer en Dimension W.

Y si el anterior apartado técnico ha resultado estar a la altura, la banda sonora tampoco se quiere quedar atrás con un repertorio de temas instrumentales que cumplen bien la tarea de acompañar a la acción que vemos en pantalla. Un desempeño que, para mi desgracia, se queda simplemente en eso, en acompañar, puesto que no nos vamos a encontrar con ningún tema que se nos quede grabado o alguna canción que sobresalga del resto. Lo cual, en mi opinión, no deja de ser un fallo, pues ya sabéis soy de la opinión de que un anime también debe de cuidar su apartado sonoro si quiere destacar. Lo cual, a su vez, nos podría llevar a adentrarnos en el objetivo debate de determinar si este anime necesita o no de una música con identidad propia debido al encuadre en el que tienen lugar sus acontecimientos. Aunque como os podréis imaginar no voy a meter en semejante fregado. Por fortuna, o al menos así lo veo yo, los temas elegidos para el opening "Cross the line" de AKINO with bless4 y el ending "Hikari Aru Basho e" de May'n sí se ajustan más a lo que cabría aguardar. Siendo en este caso el tema de May´n la gran sorpresa de la serie.

No hay anime decente en el que no haya un pilar de luz.


LA NOTA:

Tal y como habéis podido leer unos párrafos más arriba cual autospoiler (que ya hay que ser tonto para hacerse spoiler a uno mismo XD) Shuumatsu no Izetta es un anime que consigue dejar un buen sabor de boca en el espectador. Lo cual a su vez va a influir en el puesto que ocupe dentro de nuestro sistema de valoraciones. Por lo que voy a dejar las cosas buenas a un lado para centrarme en las malas, porque las tiene, antes de que alguien se me eche encima XD

Y dentro ya de los aspectos negativos del trabajo de Ajiado nos encontramos con uno que enseguida llama la atención: el hecho de que la historia del anime recurra a hechos históricos reales para dar vida a la serie. Y con ello no pretendo criticar que la trama aproveche para meter a la fantasía por medio, que en pocas ocasiones he visto que este género funcione tan bien como aquí, sino al hecho de que los acontecimientos históricos se vean alterados y deformados para el bien de la propia trama. Y sí, bien es cierto que no estamos ante un trabajo que pretende ser realista a este respecto. Ni tan siquiera a uno que se ubique, a la vista del escenario que se nos presenta, en nuestra propia línea temporal, si me apuráis. Y es por ello que me causa más repudio el hecho de que, a pesar de ello, la gente de Ajiado haya tenido el coraje de coger NUESTRA HISTORIA para modificarla a su antojo. Mostrándonos una versión descafeinada y desazucarada de la Alemania del tercer reich mientras no les tiembla el pulso a la hora de mostrarnos lo cruenta que puede ser la guerra o el acercamiento que Hitler hizo al esoterismo. El cual, por cierto, no deja de ser la piedra angular sobre la que pivota toda esta historia de brujas. Aunque lo más gracioso de todo no sea el hecho de tergiversar los acontecimientos de esta manera sino el omitir por completo el papel de Japón en la 2GM cuando no tienen reparo en adelantar 3 años el desembarco de Normandia. LOL


Claro que por si esto no fuera poco, el propio planteamiento de la trama hace que el final de la serie no solo dé la sensación de convertirse en una carrera contrarreloj, sino que lo haga. Cosa sumamente intrigante a la vista de lo bien que comenzaba el anime a este respecto. Así pues, ¿qué les ha hecho cambiar de opinión para sumarse a la moda de dejarlo todo para el último momento? Pues vaya usted a saber, pero lo que está claro es que este movimiento no resulta inocuo, sino que a su paso deja víctimas tales como el misterio de la sangre que ¿bebe? Sophie (la cual cabe imaginar que es de Izetta aunque en ningún momento se nos muestra ni su propietario ni como los Germanos se hacen con ella) o el motivo por el que Berckmann forma parte de esta historia. Una cuestión esta última a la que alguno me responderá con la presencia de Otto, sin darse cuenta de que los boquetes guionísticos que acompañan al bueno de Berckmann impiden que podamos cargar en el líder Germano el peso de este personaje. Lo cual, mira tú por donde, nos lleva derechitos a la otra gran carencia del trabajo de Ajiado: la profundidad de los personajes.

Y es que, si bien las prisas nunca son buenas, lo cierto es que prácticamente todos los fallos que nombro en el párrafo anterior podrían eliminarse de haber dado una mayor profundidad a los personajes. O al menos a los que mayores misterios nos plantean como puede ser el susodicho 
Berckmann o la mismísima Izetta. Personaje del que, por cierto, sabemos lo justo y necesario para no perdernos en el desarrollo de la historia. Por lo que al final nos encontramos con que ni sabemos los poderosos motivos que impulsaban a actuar de esa manera al primero ni como la segunda acaba siendo capturada por el enemigo :(

Llegados a estas alturas y vista la forma con la que adornaba a Shuumatsu no Izetta en los últimos compases de esta entrada, uno podría esperar que la nota fuese en consonancia. Sin embargo y como ya he dicho, el trabajo de Ajiado consigue dejarnos un buen sabor de boca y eso, aunque no lo parezca, es lo que cuenta a la hora de la verdad. Por ello y porque en realidad no estamos más que ante una historia fantástica que, por cierto, funciona muy bien, la nota no puede ser otra que la C y el RECOMENDADO de nuestro Sistema de Valoración.

En la imagen los V1. Otra de las armas de la Segunda Guerra Mundial que los chicos de Ajiado utilizaran a su conveniencia.

0 comentarios: