Shingeki no Bahamut: Virgin Soul (A.K.A Rage of Bahamut: Virgin Soul)

jueves, 11 de octubre de 2018 , 0 Comments

AÑO 5




Después de un año y unos pocos meses desde que la primera temporada pasase por las páginas de este blog, hoy volvemos a llamar a la misma puerta para comprobar hasta donde llega el dicho de que las segundas partes no son buenas. Aunque bueno, en esta ocasión he de reconocer que he hecho un poco de trampa, ya que antes si quiera de que me lanzarse a verla, Rena me había hablado bastante bien de ella. Así que sin más preámbulos demos paso a…


> Shingeki no Bahamut: Virgin Soul (A.K.A Rage of Bahamut: Virgin Soul) (MAPPA, 2017, 24 CAPS)

"Como darle la vuelta a la tortilla y lograr un resultado mejor que el de la anterior temporada sin que se te acabe quemando"


Firmada nuevamente por el estudio de animación MAPPA y emitida en Japón entre el 8 de abril y el 30 de septiembre de 2017, el anime que nos ocupa se basa nuevamente en el juego de cartas de Cygames. Los cuales, por cierto, ya deberían de estar más que contentos con el resultado de su incursión animera. Aunque no serán los únicos en repetir, ya que mientras Shizuka Oishi, el compositor y encargado del screenplay si es alguien nuevo en el reparto,
Keiichi Sato, su director, no lo es. Por lo que podemos presuponer que tendremos ante nosotros un trabajo similar al anterior. Así que casi excuso mencionar que nos movemos a caballo entre los géneros de la acción y la fantasía, para pasar al siguiente punto de esta entrada.

> Sinopsis:

Shingeki no Bahamut Virgin Soul estará dividido en dos partes (dos cours). La historia tendrá lugar diez años después de que el mundo escapara de la destrucción por culpa de la resurrección de Bahamut. Los humanos han reunido riquezas en la capital real, mientras que los demonios han sido esclavizados para ayudar a la reconstrucción de la misma. Por otro lado, los dioses han perdido su poder debido a la falta de fe. El mundo se encuentra en un equilibrio entre humanos, demonios y dioses. (fuente: Frozen-layer)

> Personajes:

> Nina Drago. Así como en Shingeki no Bahamut: Genesis el papel de protagonista recaía en parte sobre la moza de turno, Amira, en esta ocasión contaremos con una protagonista completamente nueva y que prácticamente monopolizará esta función. Aunque no será ningún inconveniente, ya que esta alocada joven de pasión desenfrenada nos dejará ante momentos de lo más divertidos. Y no voy a decir nada más, porque el apellido de esta chica ya es un spoiler en sí mismo.

> Azazel. El primero de los personajes que repiten cartel se nos presenta ahora como mucho más comedido y misterioso. Claro que su origen demoníaco seguirá estando ahí con el previsible rumbo que se podía esperar de él en esta historia.


> El/Mugaro es el chico que acompaña al misterioso Azazel. Aunque mucho más misterioso que este último, puesto que al contrario que él, Mugaro no dirá ni una sola palabra durante bastante tiempo. Lo cual, en parte, no deja de estar justificado debido al peso que tiene dentro de la trama. Y por si eso no fuera suficiente, esperar a ver sus lazos familiares.


> Kaisar Lidfard, el valiente defensor de la justicia de la primera temporada se nos presenta ahora como una persona con responsabilidades que siempre tiende a actuar con cautela antes de pasar a la acción. Filosofía esta que llevará hasta sus últimas consecuencias sin importarle con quien esté hablando.


> Favaro Leone. El tercero de los repetidores se hará de rogar durante buena parte del metraje. Tanto que quien escribe estas líneas estuvo a punto de creer que nunca saldría en pantalla. Por fortuna, o no, este pensamiento no se materializará, por lo que podremos disfrutar de la presencia de este embaucador personaje. Eso sí, que nadie espere al Favaro de la primera temporada porque, al igual que ocurre con Kaisar, a este individuo también se le nota un cambio de actitud que antes no tenía.


> Juana de Arco. La última conocida de esta lista es, a su vez, una de las sorpresas más agradables del anime. Pues, lejos de limitarse a hacer bulto, en esta ocasión cuenta con un papel mucho más profundo e interesante. Y no es para menos, ya que nos encontramos ante uno de los pilares sobre los que se asienta la trama de esta continuación.


> Charioce XVII es el rey. Y como rey le tocará desempeñar el papel de villano sin serlo. O al menos así debería de ser si no fuera porque a los guionistas se les ocurrió liarla una vez más con el juego de "ahora soy bueno, ahora soy malo". En serio, que cansado me tienen ya con esta tontería. Pero dejando los berrinches atrás me veo cuasi obligado a mencionar la relación que el bueno de Charioce establecerá con nuestra protagonista. Agarraos que vienen curvas XD

La buena de Amira os debería de sonar. Más que nada porque esta imagen es un calco exacto de la que veíamos en la primera temporada.

Al contrario de lo que ocurría la anterior temporada, Virgin Soul opta por poner toda la carne en el asador desde el segundo uno, por medio de una batalla entre humanos y ángeles que sirve de prefacio, antes de pasar a la trama de este primer episodio. Vamos, más o menos lo que mirábamos al comienzo de la primera temporada pero más potenciado. Y es que, por increíble que parezca, los chicos de MAPPA han conseguido subsanar el fallo que un servidor señalaba en aquella para, aun estando ante una fantasmada, quedar todo mucho mejor asentado de lo que lo estaba aquella persecución por el acueducto en el contexto de la serie.


Por otra parte, y aunque algunos personaje repetirán, Virgin Soul nos presenta a otros, como es el caso de Nina, nuestra protagonista, sin que estos queden como extraños dentro de una trama que se presupone la secuela directa de la anterior. Y una vez dicho esto tan solo me queda indicar lo bien construido que está el personaje de Nina, la cual resulta tan tonta como interesante para el espectador en estos primeros compases de la serie, y hacer mención al "demonio harapiento", el otro gran personaje que correrá con la mayor parte de la acción de este episodio. El cual, por cierto, se olvida del opening para fomentar un poco más si cabe este elemento. Y hasta aquí puedo leer acerca de la chica que quería ser cazarrecompensas para ganar dinero, de verdad, ya que explicar el origen de su fuerza sobrehumana conllevaría soltar un spoiler y ahora mismo estoy más interesado seguir viendo el anime. Así que ya sabéis, sentaos cómodamente y disfrutad de estos primeros veinte minutos sin perder detalle del funcionamiento de un mundo que promete dar mucho de sí :D


Tras un breve resumen de lo visto en el episodio anterior, algo que se convertirá en habitual durante el resto del anime, y después de presentarnos el correspondiente opening, el capítulo dos pasa a centrarse en la vida diaria de Nina para darnos a conocer tanto su origen como el de su poder. Aunque no todo el capítulo versará sobre esto, ya que tras ver brevemente al rey, la trama volverá a traer a escena al demonio harapiento para descubrirnos el motivo por el que lucha. Lo cual está muy bien, ya que de paso se van atando cabos, pero plantea otras dudas como la de saber qué rayos hacía Nina en el lugar en el que este personaje aparece XD. Pero en fin, demos cancha al argumento porque el giro que toma la historia parece apuntar alto. Y más después de ver como los poderosos soldados de rey caen rendidos ante un "crío". Y lo que es mejor aún, el que hayamos podido aprender todo esto sin renunciar a la acción, pues os recuerdo que no son pocas las series de animación en las que las explicaciones van acompañadas de calma chicha. Ah, y que nadie se asuste al ver el ending de estilo ocho bits, porque a su término tendremos unas escenas extra que nos servirán de puente para siguiente episodio. ¡Avisados estáis! XD 


Todo superhumano tiene su punto débil: el de Sansón era el pelo, el de Superman era la Kriptonita y el de nuestra protagonista es el... bueno, mejor no decirlo XD

Tras el resumen de rigor, el tercer capítulo comienza centrando la atención en el chico que salvaba el demonio harapiento, con el fin de remarcarnos su importancia en el desarrollo de esta historia. Siendo solo entonces cuando la trama volverá a fijar su atención en Nina para descubrirnos como van encajando las piezas de este puzzle. Y es que aunque no lo parezca, Nina resulta ser el puente de unión con los protagonistas de la primera temporada. Cosa que sabremos después de comprobar cómo el argumento opta por frenar un poco la marcha, lo suficiente como para que los minutos sigan escapándosenos de las manos a pesar de no tener una acción tan constante en pantalla, y antes de terminar en la acción que tiene trazos de querer pegar un golpe en la mesa y romper con el orden establecido. Ah, y nos olvidéis de los minutos extra.

Continuando con la acción que ponía el punto y final al episodio anterior, el capítulo cuatro nos desvela un secreto a voces, el "funcionamiento" del poder de Nina. Haciendo así un repaso a su vida que nos será de lo más ilustrativo. Aunque claro, esto no será el único a destacar, pues en estos veinte minutos sabremos de la familia del pequeño que acompañaba al demonio harapiento y también veremos cómo este último pone en marcha su plan de ataque durante los minutos extra :D. Y no os vuelvo a avisar de esto porque es la tónica de la serie con excepción de los capítulos 15, 22 y 23.


Con el plan de los demonios desvelado, el capítulo cinco nos lleva de compras, junto a Nina y Mugaro, para ver cómo la joven toma la iniciativa en una situación de maltrato. Lo cual, a decir verdad, solo es una excusa para que Mugaro nos muestre su poder y, con ello, ponga en alerta a las personas que lo estaban buscando. Por fortuna para ellos la pista no será suficiente para dar con su paradero, por lo que podrán respirar tranquilos mientras nosotros vemos como Kaiser logra aclarar sus ideas y tomar una decisión. Por conflictiva que ésta parezca ser a no muy largo plazo. Aunque la verdad, ¿para qué nos vamos a preocupar por estos problemas, cuando el propio episodio acaba mostrándonos como Baco y Hamsa descubren la identidad del niño más buscado?


Pues que quereis que os diga, yo apenas noto diferencia entre Nina y una cafetera XD

Estancados en el día previo la gran fiesta de la capital, el capítulo seis vuelve a traer a escena al guaperas al que Nina ganaba en un pulso, para hacer que sospechemos acerca de su verdadera identidad y podamos ver cómo la chica es capaz de disfrutar de su compañía sin que suceda nada malo. Y mientras esto ocurre en la superficie, entre bambalinas los demonios mueven ficha de cara al plan que pondrán en marcha en el siguiente episodio.

Con todos los preparativos realizados, el capítulo siete nos lleva al día en el que los demonios tienen pensado ajustar cuentas con los humanos. Aunque claro, una cosa son las ideas y otra muy diferente la realidad de un plan que gira en torno a Nina. Por lo que no os voy a estropear la sorpresa de descubrir lo que ocurrirá. Eso sí, el final tiene visos de no terminar así.


Alejándose un poco de la idea que tenía yo sobre los poderes de Mugaro, el capítulo ocho nos muestra el fracaso del plan de los demonios y la caída en desgracia de los principales personajes. Cosa que ocurrirá mientras el niño va a parar a la mano de los dioses junto a Bacus y Hamsa. No obstante no todo parece estar perdido, pues tras el discurso que Nina le dará al rey, la atención pasa a recaer en Juana de Arco (a la cual malamente pudimos saludar en la primera temporada) y Favaro. El antiguo compañero de Kaiser y el maestro de nuestra joven protagonista. Sí, habéis leído bien. Es maestro XD.

Con nuestros chicos entre rejas, el noveno capítulo aprovecha su metraje para ponerlos al corriente de las aventuras de Favaro y Nina y profundizar un poco más en la vida de Mugaro a través de Juana de Arco. En una conversación que le llevará al tanto ella como a Nina a la conclusión de que deben escapar de su cautiverio. Siendo ésta una acción en la que también parecía estar pensando Rita, a la vista del final que nos deja este episodio.


A esta chica se le irá la olla más de lo debido :P

Haciendo un alto el camino, el décimo capítulo retrocede siete años en el tiempo para enseñarnos la parte de la historia que no sabíamos de Juana de Arco y como esta mujer acabó pasando sus días entre rejas. No en vano su papel en esta segunda temporada resulta ser crucial gracias a Mugaro. Claro que de todo lo que sabremos, como es el hecho de que Charioce XVII acabase siendo rey o como Juana acaba teniendo a su hijo, yo me quedaría con el hecho de que la diosa que se encuentra en el episodio no lo reconociera. Como hay tantos humanos de su importancia del bando de los dioses…. XD


Con la decisión tomada, el capítulo once nos muestra el plan de huida de Nina y Juana de arco. Acontecimiento éste que tendrá lugar mientras, en el cielo, Mugaro recupera todos sus poderes y en tierra firme Rita emprende el mismo camino de las prisioneras pero en dirección opuesta. Y mientras todo esto va sucediendo nosotros tendremos constancia del plan oculto del rey y seremos testigos de cómo Nina descubre al fin la identidad de su misterioso amado.

Como era de esperar, vista la ilusión que tenían los dioses al contar con Mugaro en sus filas, la batalla contra los humanos resulta ser poco más que un paseo. Y lo que es mejor aún, que este giro de los acontecimientos hará que nos olvidemos de Nina Jones y sus alocadas aventuras. Por lo que llegado este punto, y tras ver cómo nuestros personajes se consiguen reunir, tan solo tendremos que prestar atención al as que se guardaba en la manga Charioce XVII.

Si hay algo que destacar del capítulo trece eso es la lección que reciben los dioses gracias al as que ocultaba el rey de los humanos. Aunque no será lo único, ya que lejos de obtener la victoria que tanto ansiaba, también se las tendrá que ver con Nina y su poder. Por lo que al final la cosa quedará más o menos en tablas mientras Nina y Juana de Arco emprenden el viaje para reencontrarse con el hijo de esta última.

Pues qué queréis que os diga, a mí este ángel me conquistó desde el primer segundo :D

El episodio del "día después" de la gran batalla nos trae nuevo opening y ending además de mostrarnos el regreso de Nina a su aldea natal. Visita está que servirá para que Juana de Arco de vía libre a sus sentimientos antes de retomar su viaje. Por lo que sí, estamos ante un capítulo pausado pero ello no significa que se haga pesado. Y menos después de ver cómo el rey Charioce XVII sigue con sus experimentos.

Tras dar un repaso a la situación de los demonios, con Lucifer como máximo exponente, y saber de la vida de Azazel, el capítulo quince nos lleva al final del viaje de las chicas: el mundo de los dioses. Un lugar donde las espera un Mugaro algo deprimido y, cómo no, Bacu y Hamsa. Siendo en el reencuentro de madre e hijo donde averiguaremos las intenciones de los dioses. O al menos las de su dirigente. Y descubriremos cómo de bien está amueblada la cabeza de Mugaro. Y todo ello mientras en tierra firme los humanos andan a vueltas con un sello que está a punto de romperse y que, sospecho, se encarga de mantener a raya al travieso de Bahamut.


La segunda parte del episodio anterior nos muestra cómo Mugaro acaba con su "cautiverio" celestial, mientras en tierra firme Kaiser se ve obligado a luchar contra Azazel en un duelo a muerte que nos depara una sorpresa previsible. ¿Y qué nos espera partir de ahora? Pues ver en qué acaba esta alianza entre humanos y demonios para acabar con el peligro verde que amenaza a todo ser viviente.


El regreso nuestros protagonistas a la capital de los humanos, aunque sea como prófugos, nos deja ante el episodio más sentimental de cuantos hemos visto y lo que es mejor aún, ante una cara que no conocíamos de Charioce XVII. Por lo que ahora sólo queda por despejar la duda acerca del verdadero papel que está jugando este personaje. El cual, por cierto, espero que guarde alguna coherencia y no nos salga con los sinsentidos que tanto gastan en los guiones nipones.

Pues porque lo dice ella, que sino yo nunca pensaría que era habitante de Avatar XD

Con todos los personajes reunidos en el mismo lugar (a falta de Juana y la diosa, claro está) el capítulo dieciocho nos muestra que no todo va a ser felicidad de la vida de Nina. Y es que, por muy enamorada que esté, hay amistades que siguen siendo difíciles de recuperar. Claro que ella tratará de ocultar a toda costa su amor, o más bien o intentará, mientras el resto de sus compañeros empiezan a mover ficha de cara al plan que tienen en mente. El cual, por cierto, ya se echa en falta, pues no está de más indicar que desde que Mugaro cayó en manos de los dioses la serie ha perdido fuelle.

Con los chicos a punto de poner en marcha su plan y con Juana de Arco ya en escena, el capítulo diecinueve continúa con la tónica pausada de los anteriores para llevarnos al palacio real, donde está a punto de comenzar una fiesta. Siendo éste el evento fijado por nuestros protagonistas por llevar a cabo su plan. O al menos así debería de ser si no fuera porque a Nina se le da por bailar con el rey. Momento en el que Rita se preguntará cómo ha acabado bailando con esta persona, cuando en realidad se debería de estar preguntando cómo es posible que esta aldeana baile tan bien XD. Aunque a decir verdad esto no será lo más importante del episodio, sino que eso recaerá en el hecho de ver cómo le rompen el corazón. Lo cual pondrá en marcha una serie de sucesos que nos acercaran al siguiente enemigo de este anime.


Os voy a contar una historia, la de un soldado del ejército de los Caballeros de Orleans que se había sumado sus filas con el propósito de ver a Juana de Arco. Por desgracia, el joven Alesand lo hizo tarde y no pudo más que frustrarse por ello, al ver como a medida que el tiempo pasaba se iba alejando cada vez más la oportunidad de ver a su heroína. Pero el tiempo, que tiene bastante ironía cuando quiere, le puso delante a su ídolo un día. ¿Y qué creéis que hizo el joven? Pues todo lo contrario de su forma de pensar. ¡VIVA LA DISLEXIA!!!

Y sí, aunque no lo creáis ese es exactamente el plato fuerte el capítulo veinte. Un episodio que por otro lado nos dejará con ganas de más combate y nos mostrará despedidas interminables, antes que dar paso al giro de guión que poca gente podía haber previsto. Aunque claro, para saber más habrá que pasar al siguiente episodio. Cosa que haremos encantados no sin antes pensar en el final que le esperaba a este hijo de humana y dios. Y no miro para ninguna religión XD

Todo el anime llamándolo hipogrifo y cojen ahora los del fansub y le cambian el nombre porque sí XD

Tras el final del episodio anterior, el capítulo veintiuno se teñirá de luto para dejarnos ante el bache más importante por el que pasarán los protagonistas y enseñarnos de primera mano el sentimiento que los ayudará a superarlo y que da título al propio episodio: la venganza. No obstante y dejando atrás el tinglado que se está montando por momentos y con el que nadie contaba para el final de esta serie, el capítulo también nos deja ver, claramente y a su comienzo, el lugar de la capital donde viven los demonios exiliados y en el que se ocultan nuestros protagonistas. Resultando curioso el hecho de que, en episodios anteriores, una gran ola se adentrarse en este lugar sin causar ningún daño :P Por lo que lo mejor va a ser hacer la vista gorda con esto, al igual que un servidor hizo con Alesand, para poder disfrutar tranquilos de este anime XD

Dentro del puzzle de la serie, el capítulo veintidós supone el inicio de las hostilidades contra el rey Charioce XVII y la revelación de las verdaderas intervenciones de este personaje. Quedando en manos del espectador el hecho de valorar la coherencia de las mismas teniendo en cuenta lo que vimos hasta ahora. Y como la cosa apunta a que la acción volverá a primera línea, quiero aprovechar el momento para mencionar los dos FAILS que le encontré en estos veinte minutos: ver cómo Nina corre igual de rápido que Favaro y que los caballeros Onyx se olviden de que tienen un poder para inmovilizar a su rivales. Pero en fin, qué se le va hacer, se ve que los guionistas estaban pendientes con otras cosas XD

Con el pifostio completamente montado, el capítulo veintitrés nos deja con la despedida de Alesand, un personaje innecesario donde los haya y mal construido, y la entrada en combate del rey Charioce XVII. Individuo al que pronto le saldrán a su encuentro Juana de Arco y Azazel sin tener ni la más mínima idea de lo que viene por detrás. Y es que en eso es precisamente en lo que se centrará el último episodio, o al menos lo parece, por lo que voy a terminar el resumen de éste diciéndoos que ahora Juana tiende alas. Pero vamos a ver, ¿quién cojones revisó este anime? ¿M.Rajoy? Porque que yo sepa la buena de Juana bajó a la tierra la última vez a bordo de un "vehículo" y sin rastro alguno de esta nueva característica.

Aunque más rápido de lo que cabría esperar, al menos en mi opinión, el último capítulo de la serie pone punto y final al combate contra Bahamut. No sin antes dejarnos ante un buen reguero de daños colaterales. Y esto deja, a la otra mitad del episodio, vía libre para mostrarnos una de las partes más emocionantes de toda la serie. Y repito, al menos así lo es en mi opinión. No obstante, y si bien lo dicho hasta ahora sirve para ensalzar el anime, tampoco nos debemos de olvidar de que estamos ante una obra que tiene su aspecto más negativo en la parte que atañe a Charioce XVII. Por lo que al final este cierre no deja de resultar chocante. Y eso sin entrar tan siquiera a comentar los acontecimientos que tienen lugar en los minutos extra y que dan pie a la existencia de una tercera temporada que, a decir verdad y a título personal, no me pienso perder :D


Se ve que este fue el año de tallar caballos de madera. Y el que no pille la referencia que mire Blade Runner 2049.

> Animación y música.

Como ya habíamos podido comprobar en
Shingeki no Bahamut: Genesis, la animación de esta obra sigue siendo uno de sus platos fuertes. Mostrándonos por lo general un trabajo sumamente notable y en el que, de poner alguna pega, señalaría al 3D. Y no porque éste no luzca bien, cuidado, sino porque su empleo rompe con el estilo visual del resto de la serie, haciéndose completamente evidente los momentos en los que se recurre a esta técnica para animar los escenarios. Aunque visto con una perspectiva más amplia supongo que eso sería exactamente lo que se podría esperar cuando tienes entre manos una serie tan bien hecha a nivel visual. Y dicho esto también aprovecho la ocasión para darle un tirón de orejas al empleo que aquí se hace del color. Pues en mi opinión resultan excesivas las veces en las que este elemento pierde nitidez o crea saturación cuando lo normal es que estemos viendo un dibujo sumamente definido y con colores que lo ayudan a resaltar. No sé, tal vez alguien me pueda explicar por qué motivo se rompe con esta perfecta armonía.

En cuanto al apartado musical decir que estamos ante un trabajo que, al igual que el anterior, recurre a los temas instrumentales para acompañar a la animación. Quedando los cuatro únicos temas vocales reservados para el par de openings y endings que acompañan a esta serie. Cosa que puede ser un fallo o un acierto, dependiendo de lo que queramos resaltar, pero que a mi parecer ofrece un resultado pobre para un anime de esta envergadura. Y es que, como ya sabéis, yo soy de la idea de que una buena obra debe ir acompañada de una música a su altura. Y a estos temas instrumentales aún les queda mucho para ello. Por fortuna podemos resarcirnos de este mal sabor de boca con los cuatro temas vocales que, intuyo, no dejarán a nadie indiferente. Y si es así, si alguien tiene quejas de Daoko que hable conmigo, que ya verá qué pronto entra en razón XD. Y dicho esto os dejo con las canciones en cuestión por orden de aparición; LET iT END de SiMHaikei Goodbye Sayonara de DAOKOWalk This Way de THE BEAT GARDENCinderella step de DAOKO.


No, me parece que Nina no está en condiciones de ir a ningún sitio en este momento.


> LA NOTA:


Como habéis podido leer, Shingeki no Bahamut: Virgin Soul corrige desde el primer momento uno de los aspectos que más había criticado de su primera temporada, la fantasmada que servía como arranque de la serie. Dejándonos así ante una serie que, si bien no deja de tener su parte increíble (no le deis vueltas de más a esto, que estamos ante el género de la fantasía), sí que logra asentar mejor los hechos que vemos en pantalla. O al menos lo justo y suficiente como para que la presencia de Juana de Arco no resulte un añadido extraño y fuera de lugar, como le resultaba a quien escribe estas líneas durante el visionado de la anterior temporada. Algo a lo cual también ayudará la presencia de unos nuevos personajes que resultan sumamente sólidos, a excepción de cierto rubiales que ya puse a parir en el resumen de los episodios, y otros que, aun repitiendo reparto, encajan a la perfección dentro del nuevo escenario. Quedándome ya la duda de saber si alguno asentó la cabeza en el proceso o su actitud forma parte del "lavado de cara" que nos enseña esta segunda temporada.


Dicho esto y antes de continuar, no estaría de más despejar la mayor duda que puede surgir en este punto al futuro espectador: ¿es necesario ver la primera temporada? En absoluto, Virgin Soul se puede ver sin necesidad de pasar por su precursora y no te perderás nada. Eso sí, Shingeki no Bahamut: Genesis sigue siendo una serie recomendable y, aunque te vaya a despejar pocas dudas de cara a ésta, no está de más pasarse antes por los doce capítulos que la componen. Lo cual me lleva al siguiente punto de este apartado: la duración.


Con el doble exacto de episodios que su predecesora está claro que Virgin Soul tiene mucho tiempo para contar las cosas. Y este "exceso" de oportunidad ya quedó reflejado en el resumen, con una historia que va perdiendo la acción con la que comenzaba a medida que transcurren los episodios. Algo que no resulta un problema en sí mismo, pues quitando escenas como la de la despedida interminable del capítulo veinte, lo cierto es que el desarrollo de la trama, que no su estructura, se hace bastante ameno. Siendo tal vez la queja más grande a este respecto el que no se haya aprovechado mejor este elemento para darles a los personajes esa capa de pintura que los haría inolvidables. Aunque ojo, porque como os he dicho no todos los personajes resultan estar tan bien construidos ni la estructura de la trama es para echar cohetes.


Y por qué digo esto, pues porque ni el tal Alesund debería formar parte de esta historia ni la misma juega limpio a la hora de mostrarnos sus cartas. Marcándonos durante buena parte de su extensión un claro objetivo y enemigo a derrotar que, por arte de magia, se esfuma en el capítulo veinte. Por lo que al final nos quedaremos con la sensación de estar ante un trabajo que ha sido hecho sobre la marcha en lo que a la meta de la trama se refiere. Siendo éste el primer anime que pasa por mis manos en el que no solo el malo nos sale con el famoso "donde dije digo, digo Diego" para justificar sus acciones sino que la propia trama recurre a él. Y, aunque en esta ocasión la cosa parece acabar bien, miedo me da lo que puede ocurrir en futuros trabajos si esto se convierte en un ejemplo a seguir. Pero bueno, ¿qué os parece si aparco las hipótesis y os dejo con la pregunta del millón? Porque me había parecido entender, en la primera temporada, que el bueno de Bahamut aparecía cada 2000 años y ahora resulta que aparece cada 10. ¿Qué pasó, acaso cambió de convenio colectivo? XD

Y así llegamos al final de esta entrada, o dicho de otra forma, al momento de desvelar la nota. No sin antes recordaros que lo que acabo de exponeros hace que Shingeki no Bahamut: Virgin Soul se aleje de la máxima valoración para caer en la B de nuestro Sistema de Valoraciones.


- Oye Bolita, ¿no crees que vas a originar una crisis en la industria aceitera si sigues liquidando pipas a ese ritmo?
- Iyi Biliti, ¿ni criis qui vis i iriginir ini crisis in li indistrii iciitiri si sigis liquidindi pipis i isi ritmi?

0 comentarios: