Yakusoku no Neverland (A.K.A. The Promised Neverland) (CloverWorks, 2019, 12 CAPS)

jueves, 24 de octubre de 2019 , 0 Comments

AÑO 6



Esta semana miraremos con detenimiento las etiquetas de la charcutería con...


>Yakusoku no Neverland (A.K.A. The Promised Neverland) (CloverWorks, 2019, 12 CAPS)




Por supuesto, ya que no hay nada como un buen jamón ibérico bien cortadito que se deshace en la boca. ¡Ay, por favor, qué rico! O una tapita de pan con una loncha de chorizo picante, o un señor bocadillo de salchichón con el pan recién salido del horno de la panadería...


-Vengo en un momento- 

Buff, me acabo de sentar y ya soy incapaz de levantarme. Madre mía, menuda flauta de lomo con queso que acabo de masacrar a base de dentelladas. Ni el flautista de Hamelin, oiga. Y ya que estamos hablando de comida, pues podemos empezar por la sinopsis de por esta serie.

"Según el calendario, marca el año 2045. No sabemos en dónde se ubican los protagonistas (me refiero a región, país o continente) ni si está ambientado en un futuro teniendo en cuenta nuestra historia o, en cambio, si se trata de una realidad alternativa o paralela, pero vemos una casa muy grande, con arquitectura clásica y gentes con ropajes simples: los críos llevan vestidos ropas blancas, falda o pantalón según sexo, y la que parece la única adulta, un vestido de doncella. Todos aparentemente viven muy felices a pesar de tratarse de un orfanato. Parece que son entregados a esta institución cuando son muy jóvenes porque nadie recuerda a una madre biológica. Día a día juegan, también aprenden y, de vez en cuando, alguno de los niños consigue una nueva familia, despidiéndose para siempre de la que era la suya hasta ese momento. Bien, hasta aquí todo normal para un orfanato con un gran patio para jugar, uno muy grande. Tan grande que tiene que estar vallado, pero con una valla que está de "adorno" por lo fácil que es rebasarla. A pesar de ello, mamá (como los niños llaman a la adulta) les tiene prohibido acercarse a ella o saltarla. También está prohibido acercarse a la entrada principal, que está bloqueada por unos barrotes. Todo para poder protegerlos, ya que es peligroso. Y así pasan los días, los meses y los años. Habrá quién se pregunte qué hay más allá de estos límites, pero no le dan mayor importancia porque mamá cuida a los niños con mucho amor como si se tratasen de hijos propios.


-La pesadilla recurrente de Abascal-

Sin embargo, no todo va a ser tranquilidad y, por mucho control que haya en el recinto, siempre hay una grieta por la que empieza a romperse todo. Lo peor de todo es que cuando empieza a quebrarse, no hay forma de hacerla parar. Emma y Norman son dos niños de 11 años que llevan toda su breve vida en este orfanato. Una noche, cuando una de las niñas que estuvo viviendo con ellos deja el orfanato para irse con su nueva familia, ellos dos deciden ir a la carrera tras esta pequeña porque se había dejado su conejo de peluche atrás, inocentes. Lo que no esperaban sería encontrarse con el cadáver de la pequeña en el remolque de un camión con una flor de color rojo clavada en el pecho. Para complicar todavía más las cosas, de una de las puertas de la entrada salen varias criaturas que parecen salidas del mismísimo infierno y lo que es más horrible, las acompaña "mamá" que parece obedecer sus dictados. Todo para ofrecer la mejor carne humana a estas criaturas. A partir de este hecho terrible, los protagonistas deciden urdir un plan para escapar de esa granja y poder vivir en libertad sin miedo a que se conviertan en un plato de cena".

Madre mía qué percal se presenta, ¿verdad? Todo muy tétrico y con una tensión capaz de mantenernos con el culito apretado. Y yo que me he quedado con hambre. Pues así es Yakusoku no Neverland, un thriller que nos pega al asiento como pocos haya visto. El suspense es tal que hasta nos pone mal cuerpo. No obstante, antes de continuar escribiendo sobre la serie, voy a joderos un poquito y hablaré de otra cosa, para crear "ambiente" XD.


-Dani, cabronazo, ¿por qué nos has hecho esto?-

Porque me veo en la obligación de hablar de un nuevo estudio que aparece en el blog. Sí, a día de hoy y por extraño que parezca, siguen apareciendo nuevos estudios de animación. Pero es algo que siempre ocurrirá, se crean empresas continuamente porque vivimos en un mundo capitalista y donde la gente se compra un iPhone, a menos que no llegue el dinero o no se tenga la necesidad de aparentar algo por falta de autoestima. Por esta bella razón, se generan nuevas empresas y, en esta ocasión, nos toca algo más de cerca porque producen animes. Aun así, no es exactamente una "nueva" compañía creada desde cero, sino una que ya existía con otro nombre: Kouenji Studio, una subsidiaria de A-1 Pictures que, por si no lo sabéis, es del holding de SONY. Esta "refundación" data de abril de 2018 y se efectuó en respuesta a la diversificación de la animación. Tonterías de márketing, ya sabéis cómo va esto de la neolengua. En este corto período de tiempo ha trabajado bastante, presentando series como Darling in the FranXX, Persona 5 o Ace Attorney, por poneros algunos ejemplos, pero hay bastantes más. Parece que están en un crunch continuo.

-Vamos a ver qué tal dibuja caras ese primo tuyo que estudió bellas artes... ¡Ay, Dios!-

Y prosigo con lo que estaba antes. El argumento y los géneros. No ha quedado ninguna duda de que el suspense es el principal de esta obra, pero también hay trazas de alguno más como es la ciencia ficción y el terror, que casi no aparecen excepto en momentos muy puntuales, como a la hora de realizar los exámenes en pupitres con pantallas y lectores de códigos como si fuera aquello el supermercado a pesar de que viven en un ambiente clásico ausente de tecnología, además de las escenas con las criaturas o esos momentos en los que aparece algún cadáver y ya no se sabe si el muerto es el que está más blanco o la persona viva quien lo descubre XD, ya vosotros sacáis la tabla de colores y comparáis.

-Pero, ¿de dónde sale esta historia?- 

De un manga homónimo cuya historia está creada por Kaiu Shirai, que se publica desde 2016 en Weekly Shonen Jump. Tampoco me voy a olvidar de Posuka Demizu, la dibujante de este manga y que continúa trabajando en esta historia. Así que, si tenemos que agradecer a alguien por este trabajo, primero van ellos dos.

El manga no lo he leído, pero si mantiene la narrativa de la serie de TV, ya os aviso que será de lo más recomendable. El ritmo del relato es relajado, siempre, no habrá momentos en los que expliquen hechos o teorías a prisa y corriendo o que lo hagan a medias. Si veis algo que no os cuadre, esperad porque se acabará aclarando, de verdad os lo digo que todos los puntos que quedaron pendientes sobre detalles que harían cojear la trama, se aclaran a posteriori.

Otro punto muy positivo en la manera de narrar es uno que utiliza la animación, cambiando el encuadre de la escena como si fueran otros los que estuvieran espiando lo que ocurriese. Por poneros un ejemplo, si varios personajes se adentran en el bosque para urdir una estrategia, primero empezaremos con primeros planos de ellos relatando el plan y, unos instantes después, el plano estará tras unos arbustos como si fuéramos lo que estamos espiando. Esto ya de por sí crea algo de tensión como si estuvieran al acecho y los quisieran sorprender o espiar, pero lo realmente acojonante es que intercalada a esta escena tenemos otra de personajes diferentes que nos dan a entender que algo sospechan y que comienzan moverse. Lo mejor es que toda la serie es así y te mantiene con el ojete cerrado a la espera de que algo pase. Normalmente no pasa nada, pero alguna vez sí. Y lo mejor de todo es que no sabréis cuándo será (tampoco os lo voy a decir), por lo que vais a tener el culito apretado hasta terminar el anime. Haced de vientre antes de poneros a verla.

-¡Oh, no! Los chicos del maíz del detergente-

Además de estos juegos narrativos, la cualidad que también tiene Yakusoku no Neverland es que va aumentando de complejidad a cada paso que se da, ya no solo porque todo comienza a irse de madre, poquito a poco, sino que siempre hay imprevistos. Eso no falla, debe de estar Murphy por ahí jodiendo la marrana que nada sale como uno cabría esperar, pero también es algo maravilloso porque nos podremos pegar más a la pantalla hasta acabar bebiendo el LCD y pegarnos un colocón de tres pared. ¿Era LCD o LSD? Bah, da igual.

-¿Y los personajes?- 

Son adorables, todos sin excepción, hasta las criaturas parecen que tienen espasmos, artritis o un problema de gesticulación que no lo arregla un psiquiatra con descargas eléctricas. Obviamente en un orfanato de treinta y pico niños no vamos a conocer a todos, pero sí los más importantes. Por eso no os voy a poner un listado que parezca el de los asesores de cualquiera de los gobiernos de nuestro país en los últimos 20 años. No, aquí hijoputas los justos. Los más destacables de este anime son los siguientes:

>Norman. Es uno de los mayores del orfanato con 11 años. A pesar de ser un niño sensible, muy inteligente y que comprende muy bien lo que ocurre a su alrededor, tiene una madurez y, a veces, sangre fría que son constantes las dudas que me surgen si corresponde con una personalidad infantil o ya más adulta.

>Emma. Es la protagonista del anime, sin duda. Esta empática y cariñosa niña de pelo anaranjado es el pegamento que une a toda la comunidad de infantes del orfanato. Es imposible cogerle rabia y no sentir el amor más puro por esta joven adorable que, gracias a su carisma.

>Ray. O, como yo lo llamo, el "surprise, motherfucker". Este chico es el más serio de los tres y el más "metódico" como lo llamaría Vincent Law. Tiene una eterna mirada apagada, como si viviese agobiado o triste. Además de los otros dos, con Ray forman el trío de los más inteligentes del orfanato, superando con creces al resto.

>Gilda. Quizás es la que tiene más aspecto de frágil de las chicas que están viviendo ahí. Sin embargo, esto solo forma parte de nuestro inconsciente gracias a todas las series de animación, ya que Gilda es una joven cuyo aspecto nos recuerda mucho a aquellas chicas de los institutos que son tan inocentes y delicadas que deberían estar guardadas en una vitrina para que no se rompan, pero la chica es guerrera y tiene suficientes agallas para dejarnos quedar como la pandilla de cobardes que realmente somos XD. Sí, admitámoslo, nos pierde el sofá, el móvil y las patatas bravas.

-Y aquí tenemos el nuevo tipo de embutido, aunque jamás se podrá comparar con el ibérico-

>Don. Es un chico que tiene la misma edad que Gilda y parece que forman una buena pareja... de amigos. Qué curioso. En un colegio o parvulario siempre se forman parejitas de "novios" pero aquí ni una. Bueno, sigo, Don parece acompañar siempre a Gilda y, aunque no se note ningún sentimiento mutuo de amor, la amistad que los une es lo suficientemente fuerte como para lanzarse al peligro sin pensarlo mucho. Todo gracias a que Don empieza a notar la testosterona y se comporta de manera un tanto inconsciente y temeraria. Cosas de los cabeza huecas que somos los chicos. Es defecto de fábrica.

>Isabella. Es la mamá del orfanato y la que cuida de manera excelente a su "rebaño". Lo que me resulta más increíble de esta mujer es el cambio de sentimientos que expresa en su rostro. Siempre está feliz y le quita importancia a asuntos de cierta seriedad cuando está junto a los niños. Cuando se encuentra fuera de ese ambiente, se nota seria, triste, enfadada... Es aparecer un crío y ¡boom! aparece la cara de la mamá feliz.

>Krone. Es una ayudante que llega para colaborar con Isabella. Desde luego algo falló con la cadena de enseñanzas y con los test de aptitud porque está zumbada, parece que tiene una esquizofrenia de mucho cuidado. Se nota que no tiene tanto cuidado con ciertos temas delicados como Isabella y esto se hace patente. Solo le falta un cartelito en la frente que ponga "loca de atar". Desde luego me recuerda a las típicas personas que causan pavor en los jóvenes cuando la ven.

Me he dejado a muchos fuera, sí, ya aposta porque tienen poco peso en el metraje de la serie (que no importancia) como la abuela, Anna, Phil, Lannion, Nat, etc. No veo que necesiten un párrafo para explicar, su personalidad o el porqué están en la serie, básicamente porque podría hablar más de lo que quisiera y destapar alguna sorpresa, que en el anime hay unas cuantas.

-¿Quién se va a comer los garbanzos?-

El tratamiento que tienen los personajes es envidiable. Cada uno tiene su personalidad, con sus cualidades buenas y malas y a todos los conoceremos al dedillo, siendo esto un hecho destacable por ser un plantel relativamente grande teniendo en cuenta la cantidad de niños que aparecen, aunque por fortuna, solo sean unos cuantos los que quieran cortar el bacalao. Aun así, se agradece que de una manera tan sencilla asimilemos el comportamiento de cada uno, empatizando con ellos sean del bando que sean, porque no solo los niños me dan pena, sino también Isabella. Creo que esta mujer es la más incomprendida de la serie, pero esto ocurre gracias a lo poco que nos muestran de la verdadera personalidad de esta mujer, que en su mayoría son recuerdos del pasado.

-Y el final, ¿qué?-

Pues, al contrario de lo que muchos piensan, no corta completamente lo relatado en esta temporada. Lo digo así porque ya está confirmada una segunda para 2020 y ya veremos cómo continúa tal y como termina la que estoy analizando ahora. No digo que sea malo el final ni mucho menos. A mí, personalmente, me gustó mucho. Habrá, por supuesto, quién diga que no le haya gustado nada, pero eso ya son gustos. Lo que no se puede negar es que no han cortado la historia principal que se relata en esta temporada, pero han dejado muchas preguntas sin respuesta y necesitamos más datos para entender el trasfondo de todo lo que hay montado. Me recuerda un poco a lo que ocurrió con "Hai to Gensou no Grimgar", que dejó pendiente saber cómo aparecen los jóvenes en ese mundo fantástico, pero relató y muy bien la nueva vida de los protagonistas.

En fin, pasamos al apartado de la animación con unas sensaciones globales bastante buenas, pero que, si miramos con lupa, nos encontramos con algunos aspectos que tienen una calidad justa para salir del paso. En primera instancia vemos que el diseño de los personajes está a un buen nivel, con un detalle cuidado siempre que haya primeros planos. Ahí será cuando nos encontremos con la pega más grande de este apartado, en segundos planos la calidad decae hasta llegar a un nivel que es lo mínimo para que sea aceptable, notándose más en escenarios cerrados o en personajes que en lugares abiertos como el bosque que rodea a la casa del orfanato. Otra de las grandes quejas que tengo anotadas es el uso del GCI para entornos en 3D. Cuando utilizan esta técnica y un personaje se mueve en ese escenario, todo va a 10fps. Muy triste, pero por fortuna lo utilizan de manera puntual. De todas formas, a pesar de estos puntos negativos, que son los más destacables, el resto son buenos o se ponen a un nivel top, como la gama cromática, el juego de luces y sombras o los movimientos.


Respecto al sonido, tenemos un uso que no suele ser habitual al de la mayoría de series que pasan por delante de nuestros ojos, debido a que ponen música de fondo en la práctica totalidad del metraje. Aquí la música sonará en situaciones de tensión o acción para potenciar las sensaciones, como los efectos especiales. El resto será sonido de ambiente, no muy rico en detalles, aunque sí bien integrados, por lo que la mezcla en este caso es extraordinaria. Un punto que no me acaba de convencer son ciertas situaciones con los personajes, como que hablen alto o que griten (por lo menos me lo parece) y que no se entere el resto de los habitantes de la vivienda. ¿Qué tienen las paredes? ¿Un aislante acústico de primerísima calidad? Puedo pasar por alto lo que sucede por el día con el griterío de los chavales pero, ¿por la noche? A ver, si yo soy regente de una granja y veo que los pollos hacen ruido por la noche cuando deberían estar dormidos, saco el garrote de la funda y me lío a "dirigir el tráfico" hasta que la sangre se convierta en mousse.

Como apertura tenemos un tema titulado "Touch off", del grupo UVERworld, conocidos por colaborar con Bleach, Blue Exorcist o My Hero Academia, entre otros. El opening es una canción de rock fusión que tiene buen ritmo y la animación ayuda también, centrándose en los tres niños protagonistas, además de hacer un repaso de los demás destacables, eso sí, sin mostrar de más.

En cuanto a los ending, tenemos dos, ambos interpretados por "Cö shu Nie", un trío de rock de la prefectura de Osaka. Únicamente tienen otra colaboración en un anime que con total seguridad no va a pasar por este blog (Tokyo Ghoul:re), visto el resultado que dieron dos temporadas de este invento de Pierrot. El primero de los cierres lo tenemos en los episodios del 1 al 8, titulado "Zettai Zetsumei" me recuerda a algún tema de Bayonetta por ese comienzo mezclado con piano. A los que lo jugasteis, entenderéis el porqué. La animación es sencilla: a un lado tenemos una galería en movimiento de instantes de la vida en el orfanato y al otro los créditos. Respecto al segundo, el tema interpretado es un poco más suave que el primero. Por cierto, antes que se me olvide, se titula "Lamp". En la animación parece que se ahorraron un poco de dinero, porque sigue el mismo esquema (y me parece que las mismas imágenes de la galería) que el primero, aunque la diferencia más notable es que el fondo de este ending es en blanco y no en azul oscuro como lo fue el anterior.


LA NOTA:

Doy carpetazo a esta temporada esperando con ansias la siguiente, sobre todo si el nivel se mantiene, porque aquí lo han bordado de una manera que le han creado un ansia a un témpano de hielo como lo soy yo. La historia tiene un guion fabuloso, así como el tratamiento de los personajes y, a pesar de que nos dejaron algunas cosas importantes sin explicar (y también se les coló algún gazapo, que eso no se me olvida), el grueso de esta temporada está cerrado, no cabe ninguna duda. El sonido es otra de las grandes bazas que nos ayuda a morder en anzuelo, además con ganas. El dibujo también ayuda, aunque tiene las pegas antes mencionadas del CGI. Podría decirse que CloverWorks ha conseguido adaptar un producto de forma redonda con una calidad incuestionable. Es por eso que, Yakusoku no Neverland alcanza la A de nuestro sistema de valoraciones.


0 comentarios: