ID-0

jueves, 7 de noviembre de 2019 , 0 Comments

AÑO 6




Si hay algo recurrente en la animación nipona y que puede ser considerado ya parte de la cultura de este país, eso son los mechas. Los cuales podéis ver de todos los tipos y colores, bien sea en tierra firme o en el vacío del espacio exterior. Y esta combinación, la de mechas y espacio, es precisamente la que nos encontramos en el análisis de hoy. El cual, para más información, fue escogido por un servidor aprovechando el hecho que estas series raras veces me han salido rana. Bueno, eso y el hecho de que me resultase tan esquivo de conseguir. Porque lo queráis o no, al final eso lo convirtió en algo exótico para quien escribe estas líneas. Vamos, en un dulce que, sí o sí, debía acabar en mis manos. Y por ese motivo hoy estamos a punto de entrar en el mundo de…

ID-0 (SANZIGEN, 2017, 12 CAPS)

"¿Otro anime de mechas espaciales?"


Emitida en TV el 9 de abril de 2017, ID-0 es un anime original de un viejo conocido de quien escribe esta entrada: el estudio Sanzigen (véase la trilogía de Arpeggio Of Blue Steel que ya hemos analizado en el blog). Dirigida por Goro Taniguchi y con la participación de Yousuke Kuroda como compositor de la serie, Yousuke Kuroda como guionista y Takayuki Hattori como responsable del apartado musical, la serie que hoy nos ocupa tiene su pilar central en la ciencia ficción. Género éste que dará paso a las aventuras espaciales y los mechas que veremos en la serie. No obstante, y si bien la ficha de esta serie no deja de ser de lo más corriente, la sorpresa que guarda en su interior es digna de mencionar, pues raras veces podemos ver a día de hoy participar en la producción de una anime a empresas como Bandai Visual o Lantis. Pero vamos, como tampoco os quiero dar un discurso de abuelo sobre estos estudios (el que quiera saber más que investigue en el blog) vamos a pasar al siguiente apartado. Que vosotros lo que queréis es pasar rápido a la acción XD

> Sinopsis:

ID-0 cuenta la historia de Maya Mikuri, una estudiante de la Alliance Academy, donde los alumnos aprenden a pilotar unos robots que tienen como objetivo actuar en tierra hostil llamados I-Machines. Un incidente con piratas mientras Maya está controlando su I-Machine hace que la chica comience una aventura en la que se une como miembro de una tripulación de una compañía de excavación. (fuente: sensacine.com)

> Personajes:


 Maya Mikuri. Es la "protagonista" de esta historia y una chica bastante inocente. Lo cual le llevará a meterse en más de una situación peligrosa. Sin que por de ello la joven cambie su forma de ser.

> Ido o ID-0. Es el personaje misterioso del anime y como tal nos podremos esperar cualquier cosa de él. Aun y cuando al principio se nos presente como un individuo obsesionado por recolectar Orichalt cual entrenador pokèmon en época de celo XD

> Clair Houjou. Es la hija del líder de la nave a la que va a parar Maya tras el primer episodio. De edad similar a nuestra protagonista y actitud bastante jovial la joven Clair se ocupa de dirigir las operaciones de sus compañeros desde la propia nave.

> Grayman. Este enorme robot de carácter bromista resulta ser el padre de Clair y el jefe de la nave espacial en la que conviven los personajes principales. No obstante, y a pesar de su carta de presentación, Grayman también guarda una faceta mucho más seria para los momentos en los que la situación lo precise. Por lo que a este respecto podemos estar tranquilos al saber que la nave no está totalmente tripulada por una pandilla de chorlitos XD

> Karla Milla-Foden. Es la encargada de negociar los trabajos en los que participan todos los miembros de esta nave espacial. Y, aunque guarda una faceta muy similar a la de Grayman en lo que a la compostura se refiere, esta mujer también oculta un misterio que saltará a un primer plano en el momento que menos lo esperamos.

> Rick Ayer. El miembro más alocado de la tripulación resulta ser un antiguo piloto de carreras espaciales y un auténtico casanova. Cosa que llega a chocar en un principio a la vista de su actitud un tanto infantil pero que acabará por quedar constatado sin que la trama se resienta por ello.

> Cain Arisugara. Es el malo malísimo de esta historia y como tal actuará. Con todo lo que ello implica en los guiones japoneses.

Eso, eso. España que salga bien. No vaya a ser que a M.Rajoy le parezca mal...

"En un futuro lejano, gracias a un cierto mineral, la humanidad fue capaz de avanzar a regiones del espacio más allá del sistema solar. Su nombre era Orichalt. Poseyendo una capacidad de movimiento espacio temporal a través de un espacio específico, Orichalt se convirtió en el fundamento de una red socialmente importante de comunicación y distribución de bienes.
Sin embargo, como todavía no se había comprendido completamente, se publicaron teorías que advertían en contra de su uso. Independientemente, ya que ha terminado profundamente entrelazado en el desarrollo de la humanidad, deshacerse de él era ya imposible.”

Tras esta introducción, el primer episodio nos presenta a Maya, una joven que decide entrar en la cátedra de matemática especial para poder subsistir. Consiguiendo así trabajar, o más bien practicar, en operaciones de extracción de Orichalt. Y aquí es donde empieza esta historia, con Maya viéndose obligada a usar por primera vez una I-Machine (una máquina que se controla mediante la consciencia) en un entorno real para ayudar en las tareas de perforación de un asteroide. Cosa totalmente comprensible de no ser por el giro que darán los acontecimientos al poco de empezar la perforación y que llevará a nuestra protagonista a acabar en manos de una empresa “freelance” de minería. Lo cual da paso a la presentación del resto de personajes que componen este anime y nos permite tener un primer contacto con la empresa que parece cargar con el papel antagonista: Fujima Corporation. Cosa que resulta interesante a la vista de la conexión que se establece entre esta compañía y la situación actual de Maya. Y una vez dicho esto paso a centrarme en el gran peligro que conlleva el uso de las I-Machines. Pues, lejos de parecer máquinas inofensivas, éstas dependen de un rango de acción para que su usuario pueda volver a su cuerpo. Estando la parte crítica del asunto en el hecho de que, si no se logran volver al cuerpo, la persona moriría. ¿Y para qué os digo esto? Pues además de para ponerlos al tanto, para que os fijéis en los minutos extra que esconde este episodio y me expliquéis cómo logra Maya volver al suyo XD


Haciendo una pequeña incursión al pasado para mostrarnos el “nacimiento” de los I-Machine, junto al personaje misterioso de la trama, el segundo capítulo sirve para que Maya ahonde más en las relaciones con las personas que se han convertido en su familia. Y no es para menos, ya que fuera de esta nave la joven no parece que tenga un futuro muy próspero gracias al profesor que conocíamos en el episodio anterior. Por lo que a nuestra protagonista no le queda otra que aceptar su situación y participar en las operaciones de extracción de Orichalt, por muy peligrosas que éstas resulten. Como es precisamente el caso de la que veremos en estos veinte minutos y que nos dejará una bonita sorpresa en el tiempo extra :D

En la imagen la risueña Clair y la inocente Maya

Con la sorpresa del anterior episodio revoloteando por la nave, el capítulo tres nos sitúa ante la operación que el ejército de la alianza emprende contra nuestros chicos por robar Orichalt. Porque sí, resulta que la información que ellos manejaban en la falsa y en realidad no estaban trabajando para nadie. Y ello hará que el desarrollo del episodio se convertirá en un tira y afloja constante que nos ayudará a descubrir el gran secreto de que está tripulación: el Eva Trancer. Una denominación que se le da la gente que renuncia a su cuerpo para vivir en una I-Machine y que resulta ser algo totalmente penado por la ley. Además, claro está, de ser el punto filosófico de este anime que también nos viene para reflexionar en estas cosas ahora que aún tenemos fresca la película Ghost in the Shell.

Después de un pequeño resumen de lo ocurrido hasta ahora, por cortesía del importante hombre misterioso, el capítulo cuatro retoma la acción justo donde la habíamos dejado para ver cómo la tripulación de esta nave lidia ahora con la capitana Amanza. Una mujer firme y esbelta que no vacilará a la hora de poner la situación a su favor. Momento éste en el que los acontecimientos se volverán de nuevo raros, con esa teletransportación de un planeta entero, para que fijemos nuestras sospechas en un personaje que todavía resulta más misterioso que el hombre anterior: la pequeña niña de pelo rosa que se acaba de unir a la tripulación de esta nave espacial. Por lo que, al final, todo el mundo tendrá que dejar a un lado sus diferencias (bueno, más bien solo Amanza) para afrontar el peligro que les acecha y que nos acabará por desvelar el origen del título de esta serie. Detalle éste que la Capitana Amanza no tiene intención de pasar por alto a pesar del cambio que podemos ver en su conducta durante los minutos extra.

Tras escapar del extraño cuerpo planetario que los perseguía, nuestros chicos aprovechan para poner al tanto de todo a Amanza y a nosotros. Pues tras la explicación de rigor vendrá la narración de Ido sobre su vida. O al menos de la parte que se acuerda. Aportándonos así unos datos bastante valiosos para ir encajando las piezas de este rompecabezas. Aunque como era de esperar no todo va a resultar tan fácil y sencillo, de manera que a mitad del episodio el perseguidor planetario volverá a hacer acto de presencia para poner en jaque nuestros chicos y, más que nunca, a la pequeña Owa. Así que prestad atención a lo que pasa y no os olvidéis de los minutos extra XD

Resulta admirable hasta qué punto son capaces de animar bien en 3D los chicos de Sanzigen aun y cuando no existen grandes diferencias en cuanto al diseño de los personajes que vemos en sus obras.

Atrapados en medio de la situación con la que se despedía el anterior episodio, los chicos serán testigos de cómo, en el capítulo seis, ésta acaba mejorando gracias a la entrada en escena de los Observadores. Un grupo que no deja de ser una rama independiente del ejército de la alianza que trabaja por cuenta propia. Vamos, que para que os hagáis una idea estamos ante la CIA del futuro. Lo cual es bueno y malo a la vez, ya que el breve remanso de paz que tendrán no tardará en irse al traste. Uniéndose ahora estos a una lista de enemigos que no era precisamente corta, si tenemos en cuenta a la “forma de vida” que los lleva acosando desde que encontraron a Owa. Y para poner la guinda al episodio veremos cómo Ido se acerca un poco más a su pasado. El cual, a la vista de los acontecimientos que tienen lugar en los minutos extra, parece darle un giro interesante a la trama. Por si no teníamos suficiente con el hecho de que el enemigo no los atacase directamente en la recta final de este episodio :P

Comenzando con un salto de tres años en el pasado, para llevarnos al momento o en el que Ido se una a la empresa de minería, el capítulo siete nos muestra tres frentes diferentes. El de ese pasado de Ido y como forja amistad con sus compañeros, el de la oscura realidad que oculta el Orichalt (y del que los dirigentes de la humanidad parecen estar al tanto) y la delicada situación por la que pasan Ido, Maya y Owa. Dejándonos para el final la “presentación” de Adams. El misterioso hombre de negocios que se nos había mostrado con anterioridad y que parece ser una de las claves que nos ayudarán a entender lo que está ocurriendo en esta serie.

Tal y como pode
mos intuir, el tal Adams resulta ser una pieza de mucho cuidado, por lo que en el capítulo ocho nuestros chicos no harán mucho más que bailar al compás que él marca. Claro que estos no lo saben y por ello organizan un plan para obtener la información que necesitan con el fin de completar el puzzle y hacer frente al planeta errante Rajeev. El cual, para más inri, resulta tener una función bien definida y que en principio no era dañina, aunque se dedique a capturar todo el Orichalt que puede. Cosa que no se puede decir del bueno de Adams, al ver como la tragedia se cierne sobre la humanidad sin que haga algo, o mismamente la escenita que nos deja durante los minutos extra.

 Fue ver esta escena y acordarme de Vanquish.

Si el capítulo siete retrocedía tres años en el tiempo para revelarnos información, el episodio nueve no es menos y pega un salto de diez años para que conozcamos el pasado de Karla. Lo cual resulta esclarecedor de cara a entender la manera en la que acaba el capítulo anterior. Y de esta forma, a base de intercalar pasado y presente, es como la trama nos lleva al plan que urden nuestros protagonistas para encontrar a Cain Arisugara. El cual, por cierto, se nos presentaba anteriormente bajo el nombre de Adams sin motivo alguno. Por lo que o bien ha sido un fallo del fansub o una buena ida de olla de los guionistas. Aunque volviendo episodio, y después de ver cómo la decisión tomada por Karla nos lleva exactamente al lugar previsto, aprovecho para finiquitar este repaso con el juego de quién es quién que nos encontramos en los generosos minutos extra. Y es que no se puede decir que este tipo de giros argumentales se vea todos los días, por lo que casi será mejor que vaya cruzando los dedos para que la cosa salga bien. Porque después de la despedida que nos dejaba el tipo de los Observadores yo ya no sé qué pensar :P

Si algo hace el capítulo diez es revelarnos que el hecho de llamarle Adams a Cain no era fallo del fansub, como creí en un primer momento, sino la forma que encontraron los guionistas de tocar la marrana. Y, aunque es cierto que el cristo principal se soluciona en estos veinte minutos, también lo es el hecho de que no hacía falta dejarnos ante esta chapuza. Por lo que ya estáis avisados si no os queréis perder detalle de este percal XD

Continuando con lo visto en el episodio anterior, el capítulo once nos deja, por un lado, ante la decisión de Ido y por el otro ante el gran ataque que la humanidad realizará sobre los Rajeevs. Porque resulta que no solo había uno de estos planetas devora Orichalt. Lo cual acaba en una lucha desigual cuya fuerza va cambiando de bando, hasta que al final la balanza vuelve a ser favorable para los Rajeevs. Llevándonos así a un final de serie en el que Ido jugará un papel importante. No sin que antes Owa nos dé la sorpresa de la jornada.

Como era de prever, el último capítulo de la serie nos sitúa ante el desenlace de esta historia, aun y cuando esto no le hace renunciar a las tonterías de Adams. Lo cual no es que le haga precisamente mucho bien a la historia, pero después de escuchar la canción que nos tenían reservada para la parte crítica de este episodio tampoco es que me vaya quejar mucho al respecto. Aunque eso sí, quitando la colaboración que vemos y la manera en la que se resuelve todo, sigo sin entender cómo es que antes el hecho de estar dentro de un Rajeev impedía la comunicación y ahora no XD



> Animación y música.

Como era de esperar de un trabajo de los chicos de Sanzigen, la animación de este anime se caracteriza por el empleo del 3D. Una técnica que conocen bastante bien y que se luce especialmente a la hora de animar a los personajes humanos. Pues por increíble que os resulte la parte que le corresponde a los mecha no destaca tanto como la ya mencionada. O al menos así lo percibo yo. En cuanto a la utilización del color y la definición de los diferentes elementos que vemos en pantalla no tengo nada que objetar. Siendo muy probablemente lo peor de este apartado el resultado que se consigue en las escenas espaciales abiertas, en las que se observan muchos objetos o movimiento, pues en ese caso sí se nota un descenso en la definición de la imagen. Por otra parte, y aunque tal vez no sea algo que apuntar dentro de esta sección, quiero aprovechar para remarcar lo bien ambientadas que están la mayoría de las escenas espaciales por el simple hecho de no oírse
en ellas ningún sonido “sacado de Star Wars” XD

En lo tocante a la banda sonora indicar que en esta ocasión sí que nos encontramos ante un buen repertorio musical. Y es que, sin estar ante piezas que nos vayan a dejar una impronta, sí que nos encontramos ante temas que acompañan perfectamente a las diferentes situaciones que se ven en pantalla. Por lo que a este respecto el trabajo de Sanzigen consigue escaparse de otros más “puritanos” en los que se recurre a las canciones instrumentales porque sí. Cosa diferente es, en este caso, los temas elegidos para el opening y el ending por la escasa similitud que guardan tanto entre ellos como con el resto de la BSO. Pero como eso es mejor que lo juzguéis vosotros mismos aquí os dejo los dos: ID-0 de Sayaka Sasaki y Stellar Compass de Hironobu Kageyama.

En determinados momentos las imágenes en 3D no resultaran todo lo atractivas que debieran.


> LA NOTA:


Como espero que hayáis podido comprobar, ID-0 es un anime que, por su estructura, no deja mucho tiempo al relleno. Ofreciéndonos así unos capítulos que están conectados unos a otros por medio de la acción que en ellos se desarrolla. Cosa que es de agradecer a la vista de los guiones que salen a la luz a día de hoy. No obstante, y aunque esto ya es suficiente para hablar bien de la obra que tenemos entre manos, el anime también es capaz de mostrarnos un lado menos atractivo y en el que me quiero detener ahora para hacer un repaso a los dos grandes fallos que le he encontrado a la serie en lo que a nivel argumental se refiere. Siendo el primero de ellos el que tiene que ver con la utilización que hace de los personajes.


Para cualquier historia que se precie, el hecho de que haya un protagonista o protagonistas es algo crucial y que queda claro desde el primer momento. Así pues, en este caso nos encontramos con una clara protagonista, Maya. Y no lo digo porque me caiga bien a mí, sino porque la propia serie centra su atención en ella durante sus primeros compases. Haciéndonos ver que estamos ante un personaje importante en el desarrollo de la historia. Vamos, tal y como es de esperar de no ser por el curioso acontecimiento que tiene lugar a mitad de anime y que pasa a centrar nuestra atención en el personaje de Ido. Por lo que de la noche a la mañana pasamos de seguir la aventuras de la joven Maya a ver como esta chica desaparece en un papel secundario sin que se nos dé un motivo de peso. Ahora el importante es Ido y lo demás gira en torno a él, parece decir la misma trama que,
unos capítulos antes, nos pintaba a Maya con todo lujo de detalles. Así pues, esta extraña decisión nos aboca a un resultado en el que el espectador prescinde completamente de los personajes para quedarse con la historia porque, hasta el momento, la dosis de acción y la forma en la que se entrelazan los acontecimientos valen la pena. Y así, sin darnos cuenta del pollo descabezado que tenemos ante nosotros, y que mismo parece ser fruto de alguna modificación de última hora en el metraje por la forma en la que acaba la serie, aun y cuando la coherencia argumental no se ve alterada, acabamos cayendo en el otro agujero que esconde este guion: la lógica. O mejor dicho, la explicación que se nos da a lo que vemos en pantalla.

Niños y pelotas. Ya solo falta poner un coche por medio y ya tenemos el drama montado XD

Si bien a primera vista cabe pensar en que la trama no nos va a deparar grandes complicaciones en cuanto a su complejidad, idea ésta que se consolida al visionar la mitad de la serie, lo cierto es que ID-0 nos guarda una bonita sorpresa a este respecto en forma de nudo que difícilmente vamos a poder digerir. Y es que, tras unas pocas horas sin necesidad de hacer juegos mentales para comprender lo que ocurre, la trama opta por dar un giro de 180º para dejarnos ante un buen muro de piedra. No en vano pasamos de obtener toda la información de una manera sencilla y directa a encontrarnos ante un escenario que mezcla clones, intercambio de cuerpos y teorías sobre el Orichalt de las que no teníamos ni puta idea. Y ojo, que no lo hace de una manera progresiva o de forma que asiente bien, qué va, eso sería muy cómodo. Lo hace plantándonoslo todo pastel delante y sin avisar. Lo cual, como podréis imaginar, resulta toooodo un acierto y más sabiendo lo bien que se le da a los guionistas japoneses desarrollar este tipo de cosas XD. Aunque lo mejor de todo, en mi opinión, no es el cristo que se monta con Adams a nivel argumental, sino ver como gracias a él quedan fuera de juego otros factores. Como 
es el caso, por ejemplo, del viejo al que mirábamos hablar con él y que ahora resulta no ser más que un simple elemento decorativo. VRA-BO. Pero eh, que aún podemos ir un poco más allá y profundizar en la historia para encontrarnos con preguntas tan interesantes como la siguiente. Si Adams tenía todo tan bien planeado desde el principio, ¿por qué tarda tanto en actuar? ¿Acaso estaba esperando a Cain? Porque si eso es así y a éste no se le ocurre actuar como lo hace ya podía esperar sentado XD

Y por si no teníamos suficiente, la guinda de este pastel la tenemos en las I-Machine y el Eva Trancer. El primero porque al comienzo se nos hacía ver lo peligroso que era su uso en base a una explicación que era completamente falsa, puedes perder tu cuerpo y seguir "viviendo" dentro de una I-Machine, y la segunda por todo ese potencial filosófico que parecía ofrecer y que al final quedó en aguas de borraja. Una verdadera lástima que viene a apoyar la teoría de que este trabajo fue modificado sobre la marcha.

A la vista de lo que acabo de decir cualquiera podría esperar que ID-0 cayese bastantes escaños en nuestro ranking y sin embargo esto no es así. Puesto que, aunque los fallos están ahí y son visibles, el cuidado puesto en el desarrollo de la serie hace que le exijamos un nivel al que otras ni siquiera se acercan. Lo cual, por otro lado, no estaría de más para compaginar la acción que vemos en pantalla y que engancha al espectador. Pero siendo realistas este hecho tan solo la aparta un poco de la cúspide, haciendo que vaya a parar a la C de nuestro Sistema de Valoraciones.

0 comentarios: