7SEEDS

jueves, 19 de marzo de 2020 , 0 Comments

AÑO 6



Esta semana el mundo se va a la mierda con...


>7SEEDS (GONZO, 2019, 12 CAPS)




>Introducción

Pues sí, amigos míos, este mundo lleno de gilipollas se va a paseo gracias a Gonzo, por lo menos en la ficción. A ver si un día de estos también en la realidad. No es que tenga ganas de que todo se vaya a paseo, pero con la de gente que se iría de cabeza antes de llegar el apocalipsis, habría más sitio para aparcar. Desde luego que sí. Por lo menos, unos días de tranquilidad hasta llegar el bombazo.

Bien, pues estamos aquí otra semanita más a ver si cae un maletín o dos mulatas gemelas nacidas en UK, aunque apuesto a que esto último pasará antes de lo que os imagináis, sobre todo si me doy una vuelta por Magaluf. ¿Qué se me ha pasado por la cabeza para que me lance por una serie que produce GONZO cuando todo el mundo sabe que este estudio lo que produce es cáncer de SIDA? Pues ya que estábamos con la broma de Netflix y sus animes de producción propia, me decidí a comprobar si la situación cambia algo cuando son los estudios clásicos los que hacen negocios con el gigante del streaming. Cuando veamos los resultados, quizás alguno se sorprenda, o quizás no XD


>Sinopsis

Nuestros protagonistas (bueno, por lo menos un puñado de ellos) despiertan en un barco que está a punto de hundirse y en plena tormenta sin saber qué demonios ha pasado ni cómo han llegado allí si la noche anterior estaban en su casa, metidos en cama, tan plácidamente. Cuando pasa la tempestad comprueban que la realidad es mucho más trágica de lo que en un principio se habían imaginado: un cataclismo mundial hace que la raza humana desaparezca casi por completo (apuesto que alguna especie más porque vacas no vi en el anime). Pero tranquilos todos, que los gobiernos del mundo han decidido salvar a la humanidad "congelando" a unos pocos elegidos para que podamos preservarla en cuanto salgan de la hibernación y pisen de nuevo la tierra.


-Ojalá sean de hiedra venenosa-



>Guion y narrativa

Vista la serie, muy tranquilos no deberíamos estar porque han elegido para este proyecto a los millenials. Sí, a tomar por culo todo. Ahora se van a ofender de un cocodrilo porque le haya arrancado la cabeza a un ñu cuando éste fue a beber. Afortunado herbívoro que no tendrá que aguantar la chapa de esta gente. En fin.

Qué bien, por fin una serie de supervivencia... Muahahahaha... Perdón que me ría. Es que no he visto a Bear Grills en el plantel de personajes ni a nadie que se le parezca, pero igualmente está divertida, por las tonterías que hay, pero entretiene al fin y al cabo. Venga, va, suelto una, están supercómodos nadando con los pantalones vaqueros puestos. De verdad, que entretiene. Te das cuenta de las cosas que piensan los japoneses respecto a la supervivencia en un ambiente hostil. Es acojonante. Venga, va, otra más: las hogueras en el interior de edificios no emiten humo, pero las que están en el exterior, sí.

Pero antes, empecemos con una de las partes cruciales de la historia: el guion. ¿Qué tal lo han hecho los chicos de Gonzo? Bueno, podría ser peor, la verdad. También es cierto que, si lo hubiesen trabajado un poco más, estaría mucho mejor. La historia es sencilla: varios grupos de supervivientes son diseminados por todo Japón para que resurja la humanidad. Que hasta aquí el concepto está genial, pero el desarrollo... es sencillo, no hay muchas tramas que compliquen la narrativa y todo va siendo previsible en cierta medida (quitando las gilipolleces). Menos mal que no lo han enredado más, porque entonces estaríamos ante una obra infumable.

-¿Tan mala es?-

Mala, mala, no es, pero se dedican a forzar situaciones. Llega un momento en que las casualidades que nos deberían de sorprender no lo hacen porque se nota que ese hecho no tendría que haber ocurrido. O por lo menos no de la forma en la que nos lo relatan. Cocodrilos a los que matan de una puñalada como quien trincha un pavo, gente que sobrevive en una "burbuja" hecha de una sustancia azucarada durante días o semanas (lo de la deshidratación ya tal), un ala delta que despega como un avión y que parece no necesitar de corrientes de aire caliente para ir a donde uno quiera... Y así.

-Otra cosa no, pero la técnica de matar aves con un dedo que no se pierda-

Otro de los aspectos negativos que arrastra la narrativa de la serie es el olvido sistemático del resto de personajes ajenos al grupo en el que se centra la historia en ese momento. Me recordó a lo que pasaba en el anime "Kuzu no honkai". Y eso que se retoman pasado el tiempo, olvidándose de los que estaban protagonizando el metraje hasta ese momento. Cuando vuelven a pantalla notamos, todavía más si cabe, lo forzado del guion. Bastante triste, la verdad.

Lo peor es que, si Gonzo se lo hubiera trabajado un poco más y aumentado la duración de esta temporada a 24 episodios, tendríamos una joya de las que pueden llegar a marcar una época. Pero no, han decidido colocar otra losa sobre la tumba. Muy bien, así no hay quien resurja. De todas formas, las sensaciones generales no son tan malas como las pinto. Es una serie del montón, pero que se deja ver. Eso sí, si sois muy quisquillosos vedla con una infusión relajante, os lo aconsejo. Básicamente porque esta tropa se pasa toda la temporada paseando por Japón como si aquello fuera un tour de una agencia de viajes. Ni cultivan, ni buscan un lugar definitivo para vivir, ni empiezan a follar hasta que sangren los genitales... Nada, turismo y caminatas. Ya me imagino a los ingleses del mismo proyecto, también de turismo hasta que llegan a un hotel con balcones y se va a tomar por culo la gran Bretaña.

De todas formas, es muy probable que exista una continuación, es decir, que aparezcan más temporadas, aunque eso lo comprobaremos con el tiempo. El final que nos deja 7SEEDS es del todo menos final. Imaginaos una serie cualesquiera de las que tengáis en casa, una cualquiera, no hace falta que sea reciente o abandonada de hace años. Empezad a verla y dejarla en la mitad, justo en la mitad. ¿Qué tal? Una mierda, ¿no? Pues así es el final de este anime. Completamente abrupto, como si faltasen capítulos. Y así Gonzo vuelve al redil de los estudios de "hago lo que me sale del higo moreno". Así les va. Pena no me dan, precisamente, pero lamento que hayan maltratado la obra de "Yumi Tamura", mangaka de la obra original. Que, por cierto, data de 2002.

-Atención a la imagen con el órgano estropeado, que luego viene un detallito-


>Personajes

Empiezo esta parte del análisis y ya me está dando pereza, de verdad. Bueno, por primera vez (y sin que sirva de precedente, aunque llevo dos semanas que pa'qué) voy a pasar de largo en el detallado de los personajes. Cada uno que lo interprete como le dé la gana, pero me da coraje tener que hacer un listado de las características de unos personajes que son insulsos, artificiales y vacíos como las pipas que tienen una pinta de ser rellenitas y al final nos encontramos con una semilla seca y arrugada. O con los chulos de playa, que mucho músculo y mucho pectoral y, entre las piernas, un colibrí. Os lo dice uno que se rio mucho con las experiencias de varias conocidas.

Hasta me sabe mal, os lo digo en serio, pero para poner que un personaje "destaca" porque la metió en caliente una vez y dejó preñada a una muchacha... U otro personaje que, como característica más destacable, mató a un tigre con una llave de pressing catch. Un tigre... con el abrazo del oso. Su puta madre. Que si un tigre abre la boca te das cuenta que es más grande que el subterráneo del Carrefour. Es que ves hasta el sitio donde se coge el carrito.

Eso sí, todos tienen un punto en común: son gilipollas hasta decir basta. No me puedo creer que un gobierno que prepara un plan de mantenimiento de la raza humana para un futuro, cuando resurjan de la hibernación, no haya hecho (al menos) un test de aptitud. Si lo hacen en la panadería cuando buscan a un empleado, ¿cómo no lo iban a hacer en un proyecto de tal importancia? Acojonante.

Si ya pesa, para mal, el poco desarrollo de los personajes, ni os cuento cuando empiezan a contradecirse. De ser unos delincuentes a pasar a buenas personas. De matar a alguien de buenas a primeras a estar ayudando al prójimo solidariamente. Y así va rotando el carácter de cada uno hasta que ya ni se les hace caso, de la misma forma que cuando un crío tiene una rabieta. Hasta se te olvida que es hijo tuyo. Por cierto, hablando de hijos propios, ¿dónde está el mío?

-Pero, ¿qué canción ni que cojones si no sonaba nada?-


>Animación

Llegados a este punto me vuelvo a remangar, eso sí, las perneras del pantalón. En primer lugar, estamos ante una obra de Gonzo, por lo que mucha calidad (me refiero a un cuidado soberbio) no vamos a tener. Eso tenedlo claro. De todas formas, también es importante recordar que el manga fue editado en el 2002, allá cuando Chobits hacía de las cuyas. Y Madhouse ofreció un mejor producto (en términos de animación) que esta... cosa que nos lanza a la cara Gonzo. Ya de por sí hay algunos personajes desproporcionados. Me explico: Natsu Iwashimizu, una adolescente de 16 años, tiene unos ojos que le ocupan la mitad de la cara. Es como ver a Alita en la película dirigida de Robert Rodríguez, pero más torpe e idiota. ¿He dicho torpe? Igual no he explicado que es muy torpe. María Antonieta cuando la decapitaron tenía más agilidad.

Pero no solo una estética de principios de milenio choca un poco con tanto moe y diseño extraño en el panorama actual. Han ahorrado esfuerzos en desarrollar un producto atractivo. En el diseño de los personajes, también; ya no os cuento la animación o movimientos... Esta obra podría encajar perfectamente en la época en la que se enmarca el manga y habría tenido un buen éxito por su dibujo, pero estamos en 2019 y los coreanos saben dibujar mucho mejor. El paso del tiempo no afecta a los ropajes de los personajes que visten bien y están intactos. Lo que sí podría dar un empujón a aumentar la sensación de calidad son los paisajes y escenarios. Bien logrados y con una gama cromática excelente nos ayudará a meternos en la ambientación postapocalíptica que nos relatan, aunque sea de las pocas cosas que lo consigan.


>Sonido

Quizás el apartado con más éxito de la serie. La OST no es gran cosa, ambienta bien y en la práctica totalidad es instrumental a excepción de contados temas como el opening o el ending. Me ha gustado cómo han tratado el audio, con una buena mezcla, a pesar de que, en ocasiones, haga falta unos efectos más marcados, como cuando están en una cueva, ya que la reverberación se puede antojar escasa. Sin embargo, eso ya es cuestión de gustos, es posible que a alguien le parezca que esté correcta. Ahí ya no me meto.

-Que no falte su tonto con el traje del Joker de Jack Nicholson-

La apertura está cantada por Amatsuki, que se encargó de hacer otros opening para "Digimon Universe: Appli Monsters" y "Masamune Datenicle". En este caso, "Ark", nos dará paso al capítulo con un ritmo J-pop del montón, sin destacar en exceso. La animación es un compendio de los personajes con los que nos encontraremos en la serie, además de algún escenario como una ciudad llena de vegetación hasta las azoteas y criaturas salvajes que meten miedo, pero por lo "bien" dibujadas que están.

Del ending se encarga majiko con el tema "WISH", una canción que comienza lenta para acabar siendo una balada rock. No me desagrada en absoluto, sobre todo por la dulce voz de la cantante. La animación, como viene siendo habitual en muchos animes, esta formada, en su mayoría, por escenas estáticas a las que se les une algo de movimiento. Las situaciones que se nos muestran en el hacen referencia al receso, distensión o asueto que viven tras despertarse en un mundo complemente diferente al que estaban acostumbrados.


LA NOTA:

Llegamos al final de este análisis, pero no de la historia. Ha quedado más que claro que Gonzo quiere crear su gallina de los huevos de oro, pero primero tendrá que cuidarla porque a este paso serán blancos y con cagarrutas por encima. Ya veremos con próximas temporadas, pero conmigo que no cuenten, ya tuve suficiente con este experimento de los supervivientes. La próxima vez me veo Telecinco y que me frían el cerebro.

De un producto con una promesa brutal, por lo que contaba su sinopsis, nos encontramos con algo que se encuentra a mitad de camino del bodrio y de la obra maestra, básicamente porque no lo han tratado como se merece. ¿Mejorará con el tiempo? Lo dudo, ya sabemos por experiencia que estas cosas no suelen salir bien según avanza el tiempo.

Respecto a la animación y al sonido, no hace falta que mejore en gran medida, ya que el gran problema está en la narrativa y tratamiento de personajes. Es aquí, y no en otro apartado, donde Gonzo debe poner esfuerzos en mejorar. Por el momento, las semillitas se quedan con la E de nuestro sistema de valoración a espera de que lo reformemos y pongamos el aviso de ver bajo los efectos del alcohol o de los estupefacientes.


0 comentarios: