Cutie Honey Flash (a.k.a Cutie Honey F)

jueves, 28 de mayo de 2020 , 0 Comments

AÑO 7



Un mes después de tocar la serie original nos adentramos en la última serie de la saga que quedaba pendiente. Por lo que os recomiendo aseguraros bien el cinturón de seguridad para avanzar 24 años en el tiempo desde 1973 con el fin de llegar hasta...


Cutie Honey Flash (a.k.a Cutie Honey F) (Toei Animation, 1997-1998, 39 CAPS)

"La mala influencia de Sailor Moon"


Casi dos años después de que concluyese New Cutie Honeyla última adaptación hasta la fecha de la obra de Go Nagai, el 15 de febrero de 1997 aparecería en la televisión nipona una nueva serie animada. La cual vendría nuevamente de la mano del estudio de animación Toei Animation aunque con algunos cambios a su espalda. Ya que aparte de contar con un nuevo director, Noriyo Sasaki, también contaría con un nuevo planteamiento. Siendo el más llamativo de éste su extensión de 39 capítulos. Una duración nunca vista en esta obra y cuyo peso se repartiría entre el compositor de la serie Ryota Yamaguchi y los guionistas Katsuyuki Sumisawa (del cual son 9 episodios), Masashi Sogo (que curiosamente solo se encarga del episodio 18), Reiko Yoshida (que corre con 11 capítulos), Ryota Yamaguchi (con 14 episodios) y Yukiyoshi Ohashi (que "firma" los capítulos 27, 30 y 33). Siendo lo más llamativo de este plantel de profesionales el hecho de que, salvando a Masashi Sogo, Reiko Yoshida y Yukiyoshi Ohashi, el resto trabajó en una de las franquicias más conocidas de Toei Animation; Sailor Moon. Motivo por el cual y por raro que parezca, esta serie acabará dejando su impronta en la que hoy nos ocupa.

Pero volviendo al anime que se emitió hasta el 31 de enero de 1998 los sábados a las 19 horas, cabe destacar el hecho de que en no pocas web lo categorizan dentro de los géneros de la acción, la aventura, la comedia, la ciencia ficción, el romance y la magia. Dato este último que, obviamente, me dará que hablar tras ver el anime debido a que puede dar pie a que se piense que tiene la misma importancia en la trama que la ciencia ficción, por ejemplo. Cuando esto no es así ni de lejos. Por ello, cuando volví a leer en esta página de la Wikipedia que "Cutey Honey no es una androide, sino una chica normal que va en secundaria a la cual se le es heredado el "Elemental Manipulation Device" convirtiéndose en la portadora de la luz del amor" no puede hacer otra cosa que llevarme las manos a la cabeza. Porque una cosa es aceptar que la historia cuenta con una parte FANTÁSTICA, debido principalmente a la explicación que se da en la misma de algo muy concreto y para salir del paso, y otra bien distinta es dar a entender a todo el mundo que la magia está presente en todo momento. Cosa que quedará resuelta a lo largo de esta entrada y que me lleva a cuestionarme la veracidad de la información que aparece en la versión inglesa de la Wikipedia referente a que la serie está dividido en tres temporadas y que no está compuesta por 39 episodios, sino por 40. Siendo el último de ellos la película que fue estrenada en los cines el 12 de julio de 1997 aun y cuando el capítulo 39 no vería la luz en TV hasta el 31 de enero de 1998. No obstante y a pesar de mi reticencia inicial, he de admitir que esta información tiene cierta base, ya que la historia que da forma al anime está claramente dividida en tres arcos argumentales.


> Sinopsis:

En su 16 cumpleaños, Honey Kisaragi va a reunirse con su padre. Sin embargo, se presenta a la cita herido y huyendo de algo. En ese momento aparecen, salidos de la nada, un grupo de criminales y un monstruo. Seiji Hayama, un detective, rescata a Honey y a su padre, pero desafortunadamente el monstruo captura al padre de Honey. Apenada, regresa a su casa encontrándola en ruinas, pero un apuesto hombre la anima y le da un dispositivo para poder luchar contra los que se llevaron a su padre. Con este dispositivo, Honey puede adoptar múltiples formas y así destruir a Panther Zora, la malvada criatura detrás de todo esto. (fuente: frozen-layer)

Y esta es la marca del Zorro, digo, de Cutie Honey.


> Personajes:

> Honey Kisaragi. Al igual que en la serie original, Honey es una chica normal y corriente que vive en una escuela/internado. Aunque en esta ocasión se nos indica que esto sucede desde hace 10 años, momento este en el que su padre la dejó en este lugar para desaparecer. Siendo esta la primera de una larga lista de diferencias que no tarda en salir a la luz al ver cómo consigue nuestra protagonista su característico collar. Es sí, para mí, la mayor diferencia de todas está en descubrir como en esta ocasión no cuenta con una transformación, sino con dos. Algo completamente inédito en la saga y que nunca más se volvería a repetir :P

> Dr. Takeshi Kisaragi es el padre de Honey y un científico que ¿vende su alma al diablo? En vuestras manos queda el hecho de juzgarlo. Yo solo me limitaré a deciros que, 10 años antes del comienzo de la serie, desaparece por completo, dejando a su hija a cargo de la escuela, para volver en el momento justo del arranque de la serie y, con ello, dar inicio a la misma. Cosa que obviamente contrasta bastante con esa actitud amable y cariñosa que tiene hacia su hija. Pero, ¿morirá en este primer episodio? ¿Habrá algo más detrás de esa persecución que inicia Panther Claw hacia su persona?

Natsuko Aki (Nat-chan). Por increíble que parezca, la compañera de Honey y su mejor amiga se comporta en esta serie de la misma manera que en la original. Aunque con la salvedad de que su papel en la historia no resultará tan crucial como lo fuera entonces.

> Seiji Hayami. El antaño hijo de Danbei se nos presenta ahora con un físico completamente diferente, una profesión que se aleja del periodismo y un parentesco con Danbei que, directamente, no existe. No obstante ni esto último, ni el papel de detective que ahora desempeña y que tanto cuesta digerir al comienzo será lo más grave, ya que para contentar al nuevo público al que va enfocado el anime se comportará como un joven enamoradizo al que con gusto metería en la cámara de gas de no ser porque su "empacho de amor" no tiene ni pizca de comparación con el que presenta el siguiente personaje.

> Príncipe Zera. Directamente extraído de Sailor Moon, para que negarlo, este personaje se nos presenta como el misterioso y atractivo joven que siempre acaba ayudando a Honey en los primeros episodios de la serie. Sin embargo, esta actitud que tan fácilmente convierte a Honey en un flan oculta un secreto que se desvela en el momento en que hace su aparición del próximo personaje de esta lista. Y aquí es donde se complica la cosa para la trama, pues a pesar de todo lo que suceda su actitud romántica hacia nuestra protagonista llevará a hacer intragable la propia trama. Maravilloso.

Seira Hazuki. La "segunda Honey" de la historia, o la versión antagonista de esta, si os gusta más, aparece en escena con un claro objetivo: derrotar a nuestra protagonista. Motivo este por el cual se trasladará a su colegio. Aunque lejos de pasar desapercibida, Seira optará por una táctica frontal dejándole bien claro, desde un principio, tanto el inmenso odio que siente hacia ella como el hecho de que son hermanas. Por lo que podéis tener por seguro que estas chicas se tiraran "los trastos" siempre que a la trama no le dé una veletada. Claro está XD

Danbei Hayami (?). Si bien al final no me quedó claro si su nombre es este, lo que si lo hizo es el que el personaje es idéntico al que descubríamos en la serie, y por ello le calzo su mismo nombre. Eso sí, no esperéis mucho por su versión pervertida ya que en esta ocasión es el director de la escuela en la que reside Honey. La cual, por cierto, ya no es exclusiva para mujeres sino que también da cabida chicos. Por mucho que nos los oculten durante buena parte de la serie XD.

Miharu Tsuneni. Antaño conocida como Histler, esta profesora sigue conservando su rudo carácter original. Por lo que podéis tener por seguro que no descansará un segundo en su afán por hacer de nuestra protagonista una mujer de provecho XD

> Alphonne (Alphon) se nos presenta en esta ocasión en la recta final de la serie y no como la compañera de profesión de Miharu, sino como una institutriz que, por increíble que parezca, resulta ser la hermana de Danbei. Aunque eso sí, sacando las ligeras diferencias que le impone su nuevo papel con respecto al original, esta mujer se comportará exactamente igual que entonces.

> Panther Claw es la malvada organización que aparece nada más empezar la serie dejando ya claro su objetivo; hacerse con todos los tesoros del mundo. Al igual que en la serie de 1973, sus misteriosos pistoleros cuentan con diálogos y personalidad propia. No obstante las similitudes no van mucho más allá, pues en esta ocasión nos encontramos con una organización que es mundial a pesar de que en el 99,9% de las veces actúen en suelo nipón. Y esto acabará por traernos a escena personajes de lo más variopintos llegados de todos los rincones del mundo :P

> Sister Jill. La mala de la película y, al mismo tiempo, un personaje que no necesita demasiada presentación. Pues a pesar de que ahora parezca decantarse por el sadomasoquismo, debido a la vestimenta que porta, esta malvada mujer logra conservar toda su esencia a pesar de las nuevas exigencias del guion.

> Panther Zora. Si bien Sister Jill salía bastante bien parada con respecto a su versión original, el personaje de Panther Zora no lo tiene tan fácil. Pues la acaban convirtiendo en la madre de Sister Jill. Cambio este que será bien asimilado por la trama a medida que avancemos en la serie y que no nos deparará mayores sorpresas. Pues quitando este grado de parentesco, Zora continúa siendo el malvado ser que dirige Panther Claw con puño de hierro y ansia el dispositivo que tiene Honey en su poder.

En la imagen uno de los preciosos recuerdos de Honey.

Antes de empezar quiero advertiros de que os olvidéis de todo lo que hemos visto hasta ahora de esta historia, para prepararos de cara a lo que nos espera en esta serie. Y es que en esta ocasión empezamos viendo a Panther Claw en acción y a una Panther Zora que le dice a Sister Jill que vaya tras el conversor de materia. ¿Por qué? Pues porque le viene en gana. De la misma manera que sabe de él por arte de magia, supongo. Y concluida esta presentación, la historia nos lleva al conocido colegio de Honey con unos cuantas salvedades, como son el hecho de que en esta ocasión no estemos ante un centro exclusivo para chicas (aunque lo parezca porque solo salen ellas en el 98% del tiempo XD), que Honey sea una experta en el arte de la esgrima (cosa que supongo que meten para justificar el hecho de que la chica luche con una espada) y que Danbei es ahora el director del colegio. Aunque no os vayáis muy lejos, porque para compensar esta licencia la serie nos presentará, en los siguientes minutos, a Seiji Hayami. Un joven que no se parece físicamente en nada al que conocíamos y qué es ahora detective privado. Y de los buenos, estimo, por cómo anda tras la pista de Panther Claw. Y así, tras conocer a éste personaje, al padre de Honey y saber de la infancia de nuestra protagonista, quien por cierto lleva 10 años viviendo en ese colegio, es como la historia se encaramará a la tragedia que todos conocemos. Eso sí, no sin antes dejarnos con la boca abierta al ver como Honey recibe el "regalo de su padre" por manos de un apuesto joven de cabello blanco que no tenemos ni puta idea de quién es. Cosa esta que no parece preocupar en absoluto a nuestra protagonista, a la vista de cómo se pone enseguida el dispositivo y como no tarda nada en aprender a usarlo (por ciencia infusa) y a moverse como pez en el agua con sus nuevos poderes. Lo cual tampoco es que vaya a criticar en exceso, teniendo en cuenta que la serie de 1973 hacía exactamente lo mismo. Pero volviendo al episodio, y más concretamente a su desenlace, quiero dejar a un lado la primera batalla que tiene Honey para centrarme la tragedia que todos conocíamos. Y es que estoy plenamente convencido de que esta es una de las muertes más estúpidas que hemos visto tras el final de Titanic. En serio, ¿a ningún guionista se le ocurrió pensar en que los poderes de Honey te permitían soltar a su padre y que si ella sobrevive perfectamente a la caída él también podría hacerlo? LOL

Partiendo de lo visto en el primer episodio, el segundo capítulo da continuidad a este llevándonos al colegio donde Honey pasa por el mal bache. No obstante esta situación pronto se revertirá con la aparición en el lugar de Seiji Hayami con la intención de preguntarle a nuestra protagonista por la investigación que llevaba a cabo su padre. Cosa sumamente curiosa teniendo en cuenta que el científico la comenzó 10 años antes, justo cuando había dejado a Honey en ese colegio, y que no había vuelto a aparecer hasta ahora. Aunque bueno, para curiosidad la de ver cómo Seiji no conoce a Danbei. LOL. Y ojo, que como no podía ser de otra manera, al momento hace acto de presencia en la historia el extraño individuo de cabello blanco que descubríamos en el primer episodio. Pero dejando a un lado tanto esto como los planes que pone en marcha Panther Claw en esta ocasión, la historia nos sorprende entretejiendo todo lo que habíamos visto para mostrarnos como Honey y Nat-chan huyen de la escuela para ir a un centro comercial. Lugar este en el que nuestra protagonista se reencontrará con sus poderes y con Seiji, para acabar combatiendo contra las tropas que Panther Claw había enviado al lugar con el fin de robar un valioso colgante.

De esta guisa será como veamos en esta ocasión a Sister Jill.

Siguiendo con la acertada forma de dar continuidad a los episodios que habíamos visto en los dos primeros capítulos y lo que es mejor aún, esa forma de dar consistencia los sucesos que tienen lugar en ellos, el tercer episodio comienza mostrándonos el interés que tiene ahora Panther Claw por los vestidos de boda de lujo (y yo que pensaba que solo estaban interesados en las joyas y el dinero) para acabar involucrando a nuestra protagonista en todo ello. Cosa que sucederá debido a la enemistad que tiene contra esta malvada organización y a su esperanza de que entrometiéndose en sus robos consiga dar con el paradero de su padre. Sí amigos, no lo he dicho en el anterior episodio pero por algún motivo Honey cree que su padre sigue vivo :P Y así, mientras descubrimos la que es posiblemente la manera más asombrosa de sacarle el vestido a una chica y sabemos otra vez del "tipo de pelo blanco", que a estas alturas ya empieza a parecer un acosador XD, la historia avanza rauda hacia un desenlace que nos dejará con esa promesa que Honey se hace a sí misma para que su padre la vea vestida de novia algún día. Y dicho esto yo me pregunto, ¿para qué? ¡Sí ya se ha casado por la iglesia en este capítulo! XD

Escapando de la manera con la que comenzaban los anteriores episodios, el capítulo cuatro parte del concierto de música en el que se encuentra Honey para desarrollar toda la acción. Incluyendo con ello a los personajes habituales por muy gordo que me empiece a caer a mí el tipo de caballo blanco que se dedica a dar pistas rarunas y que siempre aparece en el momento adecuado. No obstante, lo que me llama la atención de estos veinte minutos no es ni la patada voladora que le suelta Honey a Seiji a cuatro metros de distancia, ni el novedoso enemigo al que se ha de enfrentar nuestra protagonista, ni tan siquiera ese final de combate que nos deja ver que estamos ante una obra más trabajada que su antecesora, en lo que a dejarlo todo a la suerte se refiere, sino los elementos que toma prestados de los dos animes anteriores (Cutie Honey y New Cutie Honey) para dar pie a esta historia. Mezclándose las lágrimas de la sirena de la serie original con la actuación musical de su "secuela" para dar lugar a una trama que funciona de maravilla y que no queda fuera del hilo conductor de los episodios anteriores.

Si bien los anteriores episodios acertaban en eso de introducir la acción de forma adecuada, el capítulo cinco opta por coger la tangente para traernos recuerdos del pasado por medio de una aventura que comienza directamente en un centro comercial. O mejor dicho, en la carpa que tiene montada una divina en su interior porque sí. Motivo este por el cual supongo que les pareció adecuado también meter a Cutie Honey de buenas a primeras. LOL. Eso sí, para sorpresa la que me llevé al descubrir que el señor "melena blanca" está en la base de Panther Claw (por si no teníamos suficiente con la especie de acertijos que le va dejando caer a nuestra protagonista a mitad de los episodios sin que nadie pregunte por el XD). Ah, y obviamente la confirmación de que el padre de Honey sigue vivo. Eso sí que es una sorpresa y no la que nos deja, en forma de WTF, el cartel luminoso que sirve para derrotar a la malvada de turno XD

Eh aquí el rompe corazones del Príncipe Zera.

Dejando a un lado el desliz del episodio anterior, el capítulo seis comienza mostrándonos a Honey en pleno "castigo estudiantil" para seguidamente introducir la joya que dará origen a la historia de estos veinte minutos. No obstante y si bien el desarrollo que se nos presenta aún sale bien parado, no se puede decir lo mismo de las incongruencias que se nos van mostrando en él. Como es el caso de que nadie se dé cuenta de que nuestros protagonistas se queden atrapados en el interior de la caja fuerte o que los secuaces de Sister Jill sepan exactamente el punto del colegio que han de atacar para hacerse con la caja fuerte. Y eso por no hablar de la pista que le da ahora el Príncipe del Crepúsculo a Honey y que difícilmente podría tener utilidad para resolver este caso :P

Rompiendo con la tónica habitual, el séptimo capítulo nos muestra a Sister Jill en plena acción. Y todo para que retrocedamos 10 años en el tiempo (vaya, qué casualidad) y seamos testigos de la historia de Seiji al estar relacionada, en el presente, con el plan que se pone en marcha para reflotar un crucero cargado de lingotes de oro. Pero dejando eso a un lado, lo que me llama la atención es ver como el misterioso personaje de pelo blanco gana más protagonismo en el desarrollo de este episodio, después de habernos descubierto que su verdadera identidad es la del Principe Zera y que trabaja en las filas de Panther Zora, y como Cutie Honey se enfrenta por primera vez a Sister Jill. Lo cual resulta verdaderamente chocante al ver cómo esta villana no aprovecha la ocasión para deshacerse de nuestra heroína.

Regresando a la costumbre de empezar con Honey en plena acción sin dar ningún motivo al respecto, el capítulo ocho se va de perfumerías para mostrarnos el empeño que tiene ahora Panther Claw por hacerse con uno de los perfumes más raros y exclusivos del mundo. Algo que no será tan sencillo como parece, pues para tener lo que quieren primero deberán de aguardar a que el científico que tiene la receta lo cree. Y aquí es donde viene mi crítica, pues si lo valioso es realmente el libro con la fórmula, ¿por qué no lo tienen como su objetivo? A saber, pero lo que sí queda claro es que este episodio profundizará en el sentimiento del amor de Nat-chat y, por extensión, el de Honey. La cual, por cierto, resulta estar más prendada del de la coleta blanca de lo que parecía en un principio XD

Honey y Nat-chan en su versión ¿moe?

Tras un comienzo que no deja de ser una declaración de intenciones en lo que a los planes de Panther Claw se refiere y el papel que jugará en ellos "el tipo de pelo blanco", el capítulo nueve intenta hilar todo para que la acción no quede fuera de contexto. No obstante esta intención, que en un principio es loable, no tarda mucho en caer víctima de la manera con la que estos veinte minutos se recrean en el amor. Y sí, es cierto que Cutie Honey es la guerrera del amor, pero también lo es el hecho de que esto era tomado en las anteriores entregas de la saga como una excusa para presentar la parte "controvertida" de la historia. Aunque para colmo de males, y para que veáis que no estoy criticando por criticar, la explotación que se hace de este elemento termina por descubrirse como perjudicial cuando llega el final del episodio y Honey se ve obligada a hacer sus transformaciones de rigor a todo correr. En fin, que me parece a mí que esta "parte femenina" de la trama nos va a dar más de un dolor de cabeza de ahora en adelante. Pudiendo incluso dejar en un segundo plano esa confirmación de que Sister Jill es la hija de Zora o la verdadera identidad del "albino de marras". Si es que algún día la conoceremos, claro. Porque la protagonista no deja de parecerse a un flan en cuanto tiene cerca a este individuo XD

Puestos a inventar la rueda, el capítulo diez coge las transformaciones apuradas del episodio anterior y las lleva un nuevo nivel, al situar esta parte del desarrollo al comienzo de todo. Algo que queda fuera de todo lugar por muy escuchado que esté todo esto con el gran problema al que se deberá enfrentar Honey en estos veinte minutos. Pero dejando a un lado tanto esto como su paso por el hospital, este episodio también nos deja ver el mayor protagonismo que adquiere ahora el Príncipe del Crepúsculo, la decisión de Sister Jill de matar a nuestra protagonista y la reaparición del padre de Honey. La cual, por cierto, vendrá acompañada de una oportuna amnesia :P. Y sobre todo, por la constatación de lo tonto que resulta Seiji a la hora de atar cabos de cara a descubrir la identidad Cutie Hooney.

Por si no tuviera bastante la trama con lidiar con el casanova de pelo blanco y el padre de Honey, el capítulo once la pone contra la espada y la pared al mostrarnos como Panther Claw descubre la verdadera identidad de Cutie Honey y el paradero del convertidor de materia. Y revelado esto tan solo me queda señalar los no pocos fails que salen a la luz, como es el caso de que tardasen tantísimo en descubrirla (a poco más y necesitan el libro de soluciones), el ridículo que hace Honey al no saber qué significa el hecho de que hayan descubierto su secreto, el fregado en el que se mete el Príncipe del Crepúsculo por sí solo, el hecho de que el "indicador de transformaciones" se ponga rojo aún y cuando Honey no se convierte en Cutie Honey o la estúpida manera con la que los malos consiguen escapar... de los profesores y alumnos de la escuela de Honey. Y no estoy inventándome nada XD. Eso sí, para ridículo el que vuelve a hacer Seiji al seguir sin saber nada acerca de Cutie Honey. ¿Y este era el detective? XD

Eh aquí un claro ejemplo de la tecnología existente en la época

Tal y como ya intuía, el capítulo doce comienza pronto con las tonterías al enseñarnos, nada más comenzar, como Sister Jill no sabe quién es en realidad su "compañero". Y ojo, que la cosa no se quedará ahí, sino que nos dejará un último susto en la escena del zeppelin gracias a una Sister Jill que parece querer oír de Cutie Honey la confesión de su verdadera identidad. Aunque claro, como esto no es el centro de atención del episodio, sino la vuelta del padre de Honey, es probable que pase desapercibido para más de uno. Sobre todo si tenemos en cuenta que los guionistas no van a desaprovechar la oportunidad para estirar esto lo máximo posible. Cosa que por otra parte ya se verá en que resulta, pues por lo que a mi respeta no voy a desaprovechar la ocasión para remarcar el hecho de que, en esta serie, los secuaces de Panther Claw tienen más líneas de diálogo aún que en la serie original :D

La continuación del episodio anterior nos deja ante el inevitable choque de trenes entre Honey y Sister Jill. Y, como no, ante la sorpresa de descubrir que el lugar de oscuridad en dónde residen los miembros de Panther Claw estaba ubicado en nuestro mundo. Lo cual me lleva a preguntar por qué los guionistas habían tratado este lugar con tanto secretismo. Y dicho esto me limitaré a cerrar el resumen de este episodio centrándome en dos cuestiones para no entrar en el terreno de los spoilers; la de no entender por qué diablos Sister Jill no le dijo a nadie el descubrimiento que había hecho sobre su compañero y que será ahora de Panther Claw. Porque a la vista de cómo Sister Jill es derrotada de una manera tan tonta…

Tras lo visto en el episodio anterior, el decimocuarto capítulo continua la historia y prepara el camino para esta "segunda parte" de la trama presentándonos a un nuevo personaje; Seira Hazuki. Una chica de la misma edad que nuestra protagonista y que termina el episodio revelándonos que esta no es la única cosa que tienen en común. Aunque dicho esto y antes de pasar al siguiente capítulo, me gustaría puntualizar las dos cosas que me han llamado la atención en estos veinte minutos: el ver cómo Honey se transforma delante de sus enemigos sin tener ahora problema por guardar su identidad (habrá que suponer que piensa que el secreto no se fue con Sister Jill sino que todos lo saben) y esa manera en que Panther Zora invade el corazón de Seira. Una cosa que, si bien queda explicada al final del episodio, no deja de resultar bastante curiosa en ese momento debido a nuestro desconocimiento de la situación. Como curioso también resulta el hecho de ver como el anime recupera en este momento la parte picante de la serie con mayor o menor acierto. ¿Qué pasa, que si lo hacían antes les descubrirán y les echaban el anime abajo? XD

Esto debe de ser lo que se llama amor de hermanas. Uy no XD

Partiendo de lo que descubríamos en el episodio anterior, el capítulo quince comienza con buen pie, dando continuación a todo lo visto. No obstante, esta alegría inicial no durará mucho, ya que a mitad del episodio y sin motivo para ello, nuestra protagonista se empezará a comportar con Seira de una manera tan amable que parece que lo anterior nunca hubiera ocurrido. Llegando incluso al punto de no sumar uno más uno cuando el colegio se ve atacado por el monstruo de turno. Y aquí llegamos a una de las partes más lamentables de la serie, pues el combate con la Panther Claw que envían da un giro para hacer un ¿homenaje? a Los Caballeros del Zodiaco. LOL. Eso sí, al menos sacamos algo en limpio de todo esto; qué Panther Zora tiene interés en Seira y que el Príncipe del Crepúsculo le revela al fin su identidad a Honey. Aunque sea con la clara intención de herir sus sentimientos :P

Si bien el episodio anterior ya daba una idea clara del lodazal en el que se estaba metiendo la coherencia argumental, esta queda definitivamente constatada en el capítulo dieciséis gracias a una forma de actuar, la de Honey, que no tiene sentido alguno cuando se trata de Seira. Joder, sí hasta parece que se olvidó de cuando la vio transformarse delante de sus narices. Y esta estupidez será la responsable de lo que veremos en el partido de tenis que Honey juega contra Seira. Incluido, quién sabe sí también, el papel de árbitro que hace Seiji, al no prestar atención a nada de lo que ocurre. Muaravilloso, oiga. Y luego viene a preocuparse por las heridas de Honey, claro que sí XD. Aunque lo cierto es que esto no tiene ni punto de comparación con lo que Seira aporta la trama. Pues si bien queda claro quien se está beneficiando de su odio hacia nuestra protagonista, ¿porque no lo hace siempre? ¿Qué lógica hay detrás de eso cuando la propia Zora deja claro que quiere verla enfadada? Qué pasa, ¿que cuando está transformada tampoco la reconoce? XD.

Cuanto antes me quejo de la coherencia antes vienen los guionistas a dar la nota con un inicio que nos muestra a Honey y Seira juntas en un zoológico y al cargo un grupo de niños pequeños. ¡Pero qué cojones! Pues esperad porque esto no ha hecho más que comenzar, a la vista de que el título de este capítulo diecisiete no podría ser más claro. Por eso, cuando llega el momento de que el padre de Honey le cuente la verdad nos parece una de las excusas más lamentables del mundo. Pero vamos a ver, alma de cántaro, si fue Panther Claw quién te costeó la investigación ¿qué esperabas que hicieran con el resultado? ¿Relojes? Y ojo que aún no acabó, ya que lo siguiente que hará será confesarle que Seira es su hermana. Y ya está, porque al final no tiene tiempo de contar eso tan importante. Ni él, ni Seira. La cual ahora se pone a la altura de Honey en cuanto a ideales con el fin de demostrar vaya usted a saber qué. En definitiva, una sarta de estupideces y sandeces que se despiden con la marcha de su padre en compañía del Príncipe del Crepúsculo para… acabar una investigación. ¿Really?, ¿pero este tipo no aprende nunca o es igual que su hija en lo que a la memoria se refiere? XD

Vaya, mira tú por donde. Esto me suena a un gag de cierto pseudo-podcast.

Continuando con la trayectoria que llevaba la serie hasta ahora, el capítulo dieciocho nos muestra los nuevos intentos que realiza Honey para acercarse a Seira con el consiguiente resultado que ya conocemos. Aunque eso sí, en esta ocasión el hecho de repetir lo mismo me ha servido para entender cómo "funcionan" ahora los secuaces de Panther Claw y el papel que tiene en todo ello Seira. Ya veis, estoy ciego perdido por culpa de tanta tontería. Como deja constancia, en esta ocasión, el hecho de ver el colegio de Honey en un avanzado estado de abandono sin que exista una razón para ello. Ah, y al final resultará destruido en un incendio. ¡WTF! Pero dejando esto a un lado, la recta final del capítulo también nos deja ante un nuevo intento de Cutie Honey para abrir el corazón de Seira a base de enfrentarse con ella. Aunque para incongruencia la que nos deja el Príncipe Zera por medio de esa aparición tan oportuna. La cual sucede a raíz de un suceso también bastante oportuno. Jesús, que guion XD

Siguiendo con las tonterías, el capítulo diecinueve rescata al barco fantasma de la serie original para dejarnos con una pequeña incongruencia que no podremos resolver hasta el final del episodio. No obstante, lo grave del asunto no es esto, sino el ver como Honey "convence" a Seira para jugar de nuevo en una competición contra ella (o es tonta o tiene la memoria de un grillo después de lo que pasó en el partido de tenis. Y eso por no hablar de las veletas que le dan a Seira y que la llevan a actuar o bien de manera engreída o bien de manera amable). Claro que esto no es nada cuando a los pocos minutos vemos como Seira le pide Honey ir con ella para hablar EN UN BARRANCO! Venga hombre, ¿y qué más? XD Y ya que estamos hablando de Epic fails que mejor que aprovechar este momento para sacar a la palestra uno que he omitido deliberadamente durante el repaso de la serie para que este no durase el doble. Me estoy refiriendo, como no podía ser de otra forma, a las incongruencias que nos muestra la lógica de la animación por medio de parapentes que son capaces de despegar desde una altura mínima, lanzacohetes que solo pinchan ruedas o esos escenarios que cambian de un frame para otro sin ningún sentido. Y sin olvidarme, claro está, de los planos imposibles que nos muestran a los personajes en algunas ocasiones. ¿Hola? ¿Queda algo de sake en la botella? Vamos, que estamos ante un filón infinito de WTFs qué haría las delicias de mi compañero D.R. FERRO.

Con todo lo que habíamos visto hasta ahora quedaba claro que había un epic fail en la trama capaz de tumbarla por completo. Pues, ¿para qué iba a querer Panther Claw el dispositivo de Honey teniendo a su hermana en sus filas con uno idéntico? Pues bien, conocedores de la bomba de relojería que habían dejado, los guionistas corren a ponerle un parche en el capítulo veinte que consiste en decir que el dispositivo de Seira es defectuoso. Revelación esta que no se quedará sola, ya que en estos veinte minutos también veremos cómo nuestra protagonista descubre la procedencia de los monstruos de Panther Claw o como Seiji averigua la identidad de Honey. Y todo en el mismo episodio que nos deja el primer enfrentamiento con el Príncipe Zera o la "milagrosa" recuperación de Honey. Que mismo parece que gracias a este combate ha subido de nivel y tiene ahora mayor poder: P

Honey no será la única que nos deje recuerdos de su infancia :P

Con el colegio en perfecto estado (espera, ¿y el incendio?) el capítulo 21 continúa la trama de los anteriores para mostrarnos el rumbo que tomará ese empeño personal que tiene nuestra protagonista por recuperar el amor de su hermana. Algo a lo que llegaremos después de la escena del desnudo que nos regala Seira porque sí y del nuevo enfrentamiento que tendrán ambas hermanas en contra de los deseos de su padre. Combate del que, por otro lado, cabría esperar un resultado bastante concreto a la vista de lo que observábamos al final del episodio anterior. Pero en fin, ese no va a ser el caso, sino que en un inesperado giro de los acontecimientos el Príncipe Zera se decidirá por revelar la verdad de ambas hermanas y, de paso, a mandar a hacer puñetas a la entrada de la Wikipedia española XD. Ahora bien, ¿en qué acabará esto? ¿Conseguirá Honey hacer realidad su deseo? Yo lo dudo, pero habrá que ver qué dice el siguiente capítulo. Y más después de saber que Seiji acaba conociendo definitivamente la verdadera identidad de Honey :P

Con la revelación del episodio anterior presente, el capítulo 22 continúa la historia donde había quedado e incluso nos muestra más información sobre la investigación en la que participaba el doctor Kisaragi. Mostrándonos con ello la parte buena del personaje de Zera, o al menos eso es lo que parece. No obstante y aunque con este comienzo de episodio nos pongamos al corriente de todo, la realidad que nos depararán los siguientes minutos es mucho más oscura de lo que cabría pensar. Mandando a la porra todo lo que habíamos visto y por lo que tanto luchara nuestra protagonista. Por lo que solo me queda ver cómo sale Honey de este nuevo y enorme bache.

El desenlace de esta parte del culebrón que han montado con esta saga nos deja ante la difícil prueba que Honey debía de superar tras lo visto en el episodio anterior. No obstante, esas buenas vibraciones no tardan mucho en irse al traste gracias a un comienzo de capítulo 23 que tanto te muestra el duelo por el que está pasando Honey como te calza, sin venir a cuento, una escena de su colegio. Y, aunque con esto ya nos deberíamos de haber dado cuenta de la advertencia, el desarrollo de este episodio no pone reparo alguno a la hora de convertirlo en uno de los más ridículos que hemos visto hasta el momento. Y todo gracias a un Seiji que declara su amor a Honey para nada, ya veréis sino, y a un duelo final contra el Príncipe Zera y acabará por dejar a nuestra protagonista como al principio. Esto es, prendada de él (¡Jesús!). Y para rematar la faena tenemos el discurso que nos deja el malo para ¿justificar? sus acciones. Un monólogo difícil de tragar en base a todo lo que ha pasado y que le sirve a la trama para hacer que este personaje deserte de las filas de Panther Claw (¿cómo?) y para que Sister Jill vuelva a aparecer en la serie. (¿Pero qué narices?). Y es que, si bien desde el comienzo de este arco narrativo hasta este mismo capítulo los chicos de Toei habían conseguido levantar la serie de alguna manera, con este final sólo consiguen volver a cagarla.

Bueno, al menos parece que tenemos a un malo que se toma en serio su papel XD

Como era de esperar el capítulo 24 estrena un nuevo arco argumental de la historia. Aunque no os hagáis muchas ilusiones al respecto, porque el regreso a la escuela de Honey trae consigo a una vieja conocida, la profesora Alphon, que resulta ser la hermana del director. Algo que, por cierto, no le quita ni un ápice de la estupidez que rodeaba a este personaje. Pero volviendo al episodio cabe destacar el peso que ahora tendrá Nat-chan en la historia y la nueva entrada en escena, de manera oficial, de Sister Jill. La primera porque intenta abrirse más a su amiga y saber de ella, además de dejarnos con una bonita sorpresa en forma de WTF, y la segunda por su empeño de matar a Honey. Tarea que debería de resultarle sencilla sabiendo de la superioridad numérica que tiene en ese momento, por mucho poder nuevo que tenga Honey, pero que se va al traste cuando la vemos escapar del lugar con sus secuaces. ¿Por qué ? Pues porque le dio la gana. Eso o es que se acababa el episodio y no tenían ganas de continuarlo. En fin. 

Con el colegio destruido... era lo que esperabais, ¿verdad? Pues no, al final parece que Panther Claw solo destruyó los dormitorios. WTF! Aunque no os preocupéis, porque este capítulo 25 viene regado de zascas gracias a la nueva mascota de Honey. Dejándonos así ante escenas tan incongruentes como la de ese turismo que remolca un autobús que está a punto de desprenderse por un barranco (y en el que viajaban los chicos a vaya usted a saber a dónde) o la de ese escenario que pasa de mostrarnos una hermosa pared de piedra a un lugar llano de una escena para otra. Siendo en este punto donde veamos como el ataque de espada de Honey no le hace daño al enemigo, como ocurría hasta ahora, sino que lo empuja. LOL. Y como la cosa aún puede ir a mejor, lo siguiente que veamos será un enemigo que debe de ser pariente de los gremlins, o esa manía de ir transformando a Honey de a pocos para ocupar metraje. Y claro, obviamente la bronca que nos dejará Sister Jill al final. Personaje este que, recordemos, hace tan solo un episodio que abandono el combate en vez de acabar con nuestra protagonista. Muy bien esa coherencia, si señor XD

Como no podía ser de otra manera, el capítulo 26 termina por traer la normalidad a la serie con la reanudación, por parte de Panther Claw, de los robos. Los cuales en esta ocasión suceden en EE.UU. a pesar de que al final la acción se traslade al territorio de Honey. No obstante, lo que me llama la atención aquí es ver como Honey y Seiji llegan a pensar en hacer el mal en vez de planear la manera de recuperar lo que los malos han robado. Como finalmente acabarán haciendo después de que estos les dejen una invitación de lo más original. Y todo esto nos lleva a saber de la hermana americana que tiene Sister Jill y del WTF que esta misma origina cuando aparece en escena y no le presta ni caso a Honey. Motivo este que por el que tal vez el escenario también cambie de un fotograma para otro sin razón aparente XD.

Esa publicidad bien emplazada XD

Sí bien el episodio anterior ya daba visos de acercarse a la serie original, por eso de tener que reunir dinero para reconstruir la escuela, el capítulo 27 certifica esa tendencia llevándonos una vez más al mundo de las carreras. No obstante y si bien no quiero comentar en demasía los pormenores de estos veinte minutos, sí que quiero aprovechar para lanzar dos buenas puyas. La primera en relación a la cantidad económica que necesitan, recordemos que había una jugosa recompensa por recuperar la joya del episodio anterior, y la segunda por la forma de actuar de nuestra protagonista. La cual tanto busca un lugar donde nadie la vea para transformarse como lo hace a la vista de todo el mundo. Aunque no sé qué será peor, la verdad. Si eso o ver el numerito que resulta de que Seiji combata junto a Honey a la Panther Claw de turno. LOL

Lo bueno de haber optado por internacionalizar a Panther Claw en este arco de la trama es que, cuando se profundiza en ello, como ocurre con la historia que nos revela Panther Scub en el capítulo 28, saltan las deficiencias a la luz. Y si no, ¿cómo se explica que el resto del mundo no haya hecho un frente común contra esta poderosa organización criminal? Una interesante cuestión que no tiene nada que envidiar a la que nos plantea Sister Jill cuando le pregunta a Honey por quién es. ¿En serio? ¿Estamos en la recta final del anime y aún siguen con estas tonterías? Ah, y para no dejar de lado los guiños a la serie original este episodio nos dejará ante otra enemiga a la que Honey no quiere eliminar. Teniendo que ser la propia Panther Zora quién ponga orden, por medio de un ataque descomunal. El cual, para más inri, aún nos dejará pensando por qué narices no acaba este personaje con Honey si es tan fuerte XD. Eso sí, para compensar las cosas ahora nuestra protagonista se marcará como meta acabar con Zora. Una cosa que, si recordáis, quedaba pendiente en la serie de 1973.

El capítulo 29 nos presenta una isla en la que hay una densa selva y un tesoro. Vaya, ¿de qué me suena esto? No obstante y para darle el toque diferenciador al asunto, en esta ocasión nuestros personajes cambiarán el avión por un barco y tendrán que superar una serie de trampas antes de alcanzar el tesoro. Trampas en las que, por cierto, volverán a caer las secuaces de Panther Claw después de lo que lo hiciesen los chicos. LOL. Y poco más que decir, la verdad, de un episodio que roza el ridículo más absoluto.

Vaya, este circuito me suena mucho. ¿Por qué será? XD

Siguiendo con el desparpajo, el capítulo 30 opta por hacer suya la idea de la película Speed para adaptarla a un tren. Vehículo este en el que Honey deberá de hacer frente a la nueva enemiga que envía Sister Jill. Siendo lo único destacable de todas las escenas incoherentes que veamos el hecho de que esta rival sepa quién es Cutie Honey sin tener que preguntárselo. Increíble, nunca pensé que este día fuese a llegar XD

Por increíble que parezca, el capítulo 31 retoma el rumbo perdido por medio del secuestro de un grupo de científicos que realiza Panther Claw. Cosa que nos llevará a profundizar en el pasado del padre de Honey por medio de la doctora Kanzaki. Personaje este que no solo verá como el experimento de Kisaragi se hizo realidad, sino que pondrá las bases para una lucha conjunta contra Panther Claw. Que ya era hora, ¿no? Eso sí, como presupongo que no todo iba a ser bueno, los dibujantes arreglan el asunto cargándose por completo la secuencia de la segunda transformación de nuestra protagonista, haciendo que sea igual que la primera :(

Superado el espejismo anterior, la serie vuelve a su cauce en el capítulo 32 con un desarrollo que, en esta ocasión, está centrado en el personaje de Seiji. Lo cual ya nos da una ligera idea de lo que nos espera sin la necesidad de meter en medio a la versión de Cupido que tienen en Panther Claw. En fin. Y ojo, que el episodio se despide con una de las flores que tanto le gustaban al príncipe Zera. Ay dios…

La continuación del episodio anterior nos deja ante un capítulo, el 33, en el que la acción se traslada al espacio por cortesía de Panther Claw. Sí, todo muy loco. Pero lo cierto es que esta retorcida idea funciona. O al menos así lo hace hasta que la lucha de poder interno de Panther Claw aflora. ¿Y en qué se traduce esto? Pues en que Honey se verá ante una de las situaciones más difíciles que ha vivido. Siendo una pena que ese factor externo acabe declinando la balanza a su favor sin que tenga que hacer nada. Dicho lo cual y antes de pasar al siguiente episodio, voy a tomarme un momento para señalar lo muy acertado que está este capítulo a la hora de plasmar las condiciones del espacio. Cosa que se traduce en ver los efectos de las descompresiones de oxígeno y la ausencia de gravedad. Siendo las únicas pegas que le encontremos a esto la existencia de esa fuerza de gravedad en el interior de la estación espacial y el numerito que nos regala el Príncipe Zera al final.

Una de las entrañables escenas que nos deja el capítulo de Panther Scub :)

Tras lo visto en el episodio anterior, el capítulo 34 confirma el regreso del Príncipe Zera a la historia. Y lo hace por medio de una interesante charla que nos permitirá averiguar la verdadera naturaleza de Panther Claw. Lo cual, a su vez, hace más absurda aun su propuesta de irse a vivir con Honey a un país lejano para no volver a saber de esta organización criminal. Y hablando de ella, el episodio también nos permitirá ver cómo Sister Jill sigue al pie del cañón (sin dar explicación de ningún tipo) y como la última de las secuaces escogidas por Panther Zora pasa a la acción con la misión de eliminar a Honey y hacerse con el convertidor de materia. Meta esta para la que recurre a una fragata militar con la que tenderle una trampa a nuestra protagonista bajo la amenaza de destruir Tokio con los misiles que tiene en su poder. Y claro, ante tal situación Honey no puede hacer otra cosa que pasar a la acción. La cual, por cierto, quedará en el aire por primera vez en toda la serie mientras vemos como el Príncipe Zera sigue de lejos los acontecimientos.

Como no podía ser de otra manera, el capítulo 35 continúa la historia justo donde la había dejado el episodio anterior. Y no sólo eso, sino que pondrá punto y final a esta crisis. No obstante y como no todo iba a ser tan bueno como escuchar de boca de su enemiga la confirmación de lo que el Príncipe Zera le había dicho en los veinte minutos anteriores, el episodio nos dejará ante escenas tan absurdas como la de esos misiles que son desactivados por Seiji, gracias a un ordenador y después de recibir un nuevo programa (tengamos en cuenta que estas dotes de Seiji escapan de toda comprensión y que el envío del programa es, simplemente, imposible) o esa escenita que nos muestra a Zera volando. LOL? Pero eh, al menos podemos sacar algo en limpio de todo esto más allá de ver a Sister Jill intentando reclutar nuevamente a Zera (¡pero si ella misma lo matara!) y eso es la escena de la explosión que nos deja la recta final del capítulo. Una secuencia que sería aprovechada en Re: Cutie Honey tras darle un lavado de cara.

En un intento por estirar lo que queda de anime, el capítulo 36 aprovecha el final del anterior para mostrarnos como Honey tiene pesadillas debido a su increíble poder. Sacando así a la luz la vieja cantinela de que "un gran poder conlleva una gran responsabilidad". Aunque en esta ocasión será más bien al revés, al ver como Honey queda totalmente indefensa debido a este miedo. ¿Y contra quién pensáis que le tocará luchar en este estado? Efectivamente, contra Sister Jill. Personaje que ya nos había dejado buenos WTFs en el pasado cuando tuvo la oportunidad de acabar con nuestra protagonista y que, para no variar, vuelve a repetir actuación. Por suerte para Honey, claro. Porque lo cierto es que este factor será el que más le ayude a la vista del cómo le da la vuelta a su estado anímico. Y dicho esto quiero aprovechar el momento para indicar la sorpresa que me causó la canción que en esta ocasión acompaña al combate y el acercamiento que hace la trama de cara a su final, al poner al fin en primera línea a Panther Zora.

Venga ese despatarre XD

Con el escenario ya dibujado, el capítulo 37 termina de darle el toque dramático al asunto al tiempo que nos revela tanto el poder de Panther Zora como información bastante interesante de cara entender qué diablos pinta aun Sister Jill en la trama. Por lo que a este respecto no tendría nada que decir si no fuera porque en el camino nos cuelan una dosis de amor capaz de tumbar a un elefante. Y ello gracias al empalagamiento que causa y a un comienzo que, aun viniendo arrastrado de los veinte minutos previos, nos deja ante el epic fail de ver como Honey pasa de tener la vestimenta de segunda transformación a la de la primera por arte de magia. Cosa que se repetirá (lo de la magia digo) en cuanto veamos que en la recta final de este capítulo nuestra protagonista utiliza el ataque de espada de la segunda transformación cuando está en la primera. ¡VIVA LA COHERENCIA!

Y así llegamos al final del gran duelo, que no del anime, para descubrir el último secreto que guardaban Panther Zora, Sister Jill y el Principe Zera. El cual no es que vaya a cambiar lo que ya hemos visto, aunque sí que ayudará a que Honey tomé una decisión para acabar con esta batalla entre la luz y la oscuridad o entre el bien y el mal. Porque eso es lo que en realidad guardaba esta historia en su interior. La cual, por cierto, finaliza de una manera más que correcta no sin antes dejarnos visos de ese futuro que les guarda a Honey y Seiji. Pero sí aquí termina todo, ¿qué es lo que nos aguarda en el último episodio? Pues vaya usted a saber, pero lo que sí que han cuidado bien los guionistas es que este no sea el final de Panther Claw. ¿LOL? Y si no me creéis mirad la última escena del episodio. Un capítulo del cual solo me queda apuntar la rareza que nos deja al ser el único episodio de la serie con un final doble. Pues el primero nos muestra, sin créditos, lo que ocurre en el campo de flores que aparecía en el primer fotograma del ending normal y el segundo viene a ser el ending normal de la serie.

Como no quiero desvelar muchas cosas acerca del último episodio voy a deciros que la trama pega un salto en el tiempo de tres años para llegar a él. Lo cual la ¿obliga? a ponernos al tanto de la vida de los personajes de esta historia. No en vano nos encontramos ante el día más importante de Honey y Seiji. O así debería de no ser porque Panther Claw elige este mismo día para aparecer nuevamente en escena junto a los personajes que ya conocemos. Y yo me pregunto, ¿si estos han resucitado no lo harán también el resto de los secuaces a los que Honey dio pasaporte? Pues quién sabe, porque al menos esto no queda tan claro como la respuesta a la vocecita que escuchábamos al final del capítulo anterior. Ah, y para que conste que la cosa termina aquí (que no es así porque existe una película mayores que cerraría este anime) los chicos de Toei optan en esta ocasión por sustituir la animación habitual del ending por las diferentes transformaciones de Honey que hemos visto a lo largo de la serie. 

En la imagen Seiji con... alguien.


> Animación y música.

Sacando el cambio de diseño que descubrimos en algunos personajes y esa manía de dibujar piernas imposibles que se podría achacar a la moda de las Clamp, el resultado que nos muestra esta obra en lo visual no dista mucho de lo que era frecuente por aquel entonces. O al menos yo no he sido capaz de encontrar nada que marcase las pautas de futuros trabajos, como si se dejaba caer en la serie de 1973. Y ni mucho menos un trabajo de animación digno de mención. Simplemente me parece una obra acorde para su tiempo que cuenta con un nivel de calidad que aún podemos encontrar a día de hoy gracias a escenas low cost o personajes mal dibujados. Lo cual tampoco es que sea grave para el caso que nos ocupa sabiendo que estamos ante una obra compuesta por 39 episodios. Eso sí lo que no me cabe duda es que los detractores del 3D estarán como en casa, pues juraría que en ninguna escena de la serie se recurre a esta técnica de animación.

Y si bien el anterior apartado es, en general, correcto, el sonoro no se queda atrás con un repertorio musical que tiende a recurrir al tema principal para dar vida a nuevas canciones. No en vano la persona al cargo de esto, Toshihiko Sahashi, parte del hecho de que el tema escogido para el opening "Cutey Honey" de Salia es una reinterpretación del de Yoko Maekawa. Por su parte, el tema que acompaña al ending durante casi todo el anime, "Nakechauhodo Setsunaikedo" de Mayo Okamoto, resulta ser una novedad que no tarda mucho en formar parte de los temas de esta saga. Estando la repuesta a ese "casi todo" que os comentaba en el hecho de que se optase por sustituir esta canción por la del opening en el último capítulo. Y como no, no me gustaría terminar esta sección sin dejaros con el tema Hoshi ni nare de Ushio Hashimoto que tanto me llamo la atención en capítulo 36 :D

He aquí una de esas escenas que parecen sacadas del averno.


LA NOTA:

Como habéis podido comprobar Cutie Honey Flash es, y nunca mejor dicho, una obra llena de altos y bajos. Y eso, obviamente, no solo va a hacer mella en el espectador, sino que se va a reflejar en la nota que alcance la serie en nuestro sistema de valoraciones. Por lo que antes de que salten chispas vamos a dar un repaso a los aspectos que hacen de este anime lo que es.

Y para comenzar voy a hablar del personaje que da comienzo a esta historia; el padre de Honey. Una persona que en esta ocasión se nos presenta como alguien afectuoso y, al mismo tiempo, bastante inseguro de sí mismo. Lo cual arrastrará a la trama a verdaderos callejones sin salida debido a su incapacidad a la hora de hablarle a Honey con la sinceridad necesaria para contarle la verdad. No obstante este handicap se convertirá en poco más que una nimiedad cuando avancemos en la trama y caigamos en la cuenta de cuestiones tales como la de saber qué tipo de alineamiento planetario se tuvo que dar para que Sister Jill no se enterase de su investigación o como es capaz de despedirse de su hija diciéndole que tiene que acabar una investigación para Panther Claw después de saber todo lo que le ha ocurrido por culpa de esta organización.

Aunque si pensabais que el doctor Kisaragi se llevaba la palma en esto de sembrar la trama de incongruencias estabais equivocados, pues el verdadero rey de esto es el Principe Zera. No en vano su aparición en la serie ya apunta maneras con respecto al tamaño de los zascas que nos va a traer. Siendo preguntas obligadas para todo espectador la de saber porque le ayuda a Honey al comienzo de la serie o porque diablos tarda tanto en aparecer Seira en la historia. Y si, aquí me podríais salir con el tema de los distintos arcos argumentales y quedaros tan tranquilos, pero no debéis de olvidaros que, al igual que hemos visto desde el principio a los personajes más destacables, también podríamos haber tenido alguna noticia de esta chica. En vez de encontrarnos con ella de la noche para la mañana. ¿Y a dónde quiero ir con todo esto? Pues a que el personaje de Zera no pinta realmente nada en la trama, por mucho que lo quieran justificar con la presencia de Seira. Siendo en realidad la única finalidad de su presencia el hecho de llevar la obra de Go Nagai al terreno amoroso.


Y así llegamos al tema espinoso de esta serie. O mejor dicho, a como acabaron convirtiendo esta historia en un culebrón. Porque eso es exactamente lo que logró la gente de Toei Animation al enfocar esta adaptación al público femenino. Y ojo, que no tengo nada en contra de ello, sino en la manera con la que consiguen este objetivo. Porque como os podéis imaginar, este "cambio de rumbo" implica determinados cambios en la historia, como es el caso de la parte picante de la misma y que no es recuperada hasta la recta final del anime y de aquella manera. Siendo el más evidente de todos el hecho de que este "planteamiento amoroso" no solo se convierta en un escollo para la fluidez de la trama, sino que presente problemas realmente graves en el desarrollo de los personajes. Como ocurre cuando descubrimos que Honey se convierte en una veleta a raíz del regreso del príncipe Zera a escena después de todo lo que tuvo que pasar gracias a este personaje. Denotando con ello un fallo bastante importante para la serie a nivel argumental.

No obstante y como creo que ya pudisteis averiguar por el resumen de la serie, este problema en la consistencia de los personajes va muy de la mano del de las incongruencias que nos dejan con el paso de los capítulos. Y como no quiero repetir lo que ya he dicho antes voy a aprovechar este momento para lanzaros la que, a mi juicio, es una de las mejores gambadas de la serie. Pues si bien nos habían dejado bastante claro desde el principio cual era el objetivo de Panther Claw, ¿dónde quedó el afán de esta organización por robar joyas en el segundo arco? Porque Panther Zora pasa de querer joyas a querer el odio de Seira de la noche a la mañana y con ello hecha por tierra cualquier hipótesis que pudiéramos hacer para escusar este cambio de objetivo en el hecho de que al centrarse en Seira la historia no nos muestre las fechorías que se están cometiendo. Y ya puestos, si Zora vive del odio, ¿por qué fuerza de esa manera a Seira cuando ella misma puede utilizar el rencor que le aporta la joven para crear monstruos? ¿O no? Misterios, como diría Iker Jimenez, que por desgracia no se quedan solos, sino que cuentan con la compañía de lindezas como el hecho de que nunca sepamos en que termina el plan de la doctora Kanzaki para acabar con Panther Claw o a santo de qué viene la manía (más allá de rellenar minutos, claro está) de mostrarnos como Honey se transforma siempre dos veces cuando todos los enemigos que se le presentan entonces son imposibles de vencer con la primera transformación. ¿Acaso no se puede transformar directamente a su "segunda versión"? Y ya que puestos a dar palos me vais a dejar que le pegue el suyo a la Wikipedia. Pues, ¿de dónde saca esta gente que Honey sea humana? Porque si bien es cierto que al comienzo vemos los recuerdos que tiene de cuando era pequeña, en ningún momento se profundiza más en este punto. Hasta el punto de que ni tan siquiera oímos a su padre hablar del tema. Y no solo eso, sino que sus recuerdos de la infancia ya eran algo que aparecía en la serie de 1973. 

Dicho esto, lo peor de todo es ver como la historia consigue funcionar a pesar de los diversos palos que le meten en las ruedas. Y es que, de haber sido cuidada con más detalle y haberse enfocado el tema romántico de mejor manera, podríamos tener en las manos una obra sumamente recomendable. Por contra, el resultado ofrecido por Toei Animation se queda a medio camino del precipicio. Y todo, en mi opinión, porque estamos ante un trabajo en el que se nota, y mucho, la participación de los diversos guionistas. Quedando así en el aire la cuestión de saber que cojones hizo el director en esta obra. Pues supervisar, lo que se dice supervisar, hizo más bien poco. Como bien demuestra esa decisión final de "resucitar" a los malos después de haberlos ridiculizado de esa manera. Y esto nos lleva indudablemente al lugar que muchos estaban esperando desde que comencé a redactar esta entrada; el descubrimiento de la nota. La cual tampoco debería de coger a nadie por sorpresa, por lo que ahora que sabéis que Cutie Honey Flash se queda con la E. Espero que me podáis ayudar con una pequeña duda. ¿No os parece un poco extraño el teléfono móvil que tiene Honey para el año en el que se hizo esta serie? XD

Y colorín colorado... aún te falta la por película por ver, apurado XD

0 comentarios: