Onegai Twins

jueves, 17 de junio de 2021 , 0 Comments

AÑO 8



Esta semana seguiremos preguntándonos qué narices pasa con cierto pueblo en…


>Onegai Twins (Daume, 2003, 12 CAPS + 1 OVA)



A ver, que me lo expliquen porque no lo entiendo. ¿Hay algo en el aire que afecte a las personas? ¿Es el agua? ¿El sake? ¿O se trata de la tontuna? Que digo yo que muy raro me parece que, en el mismo pueblo, las mujeres se "abalancen" sobre los chicos como si aquello fuera papel higiénico en plena pandemia.

Esta semana traigo un spin-off de la serie de la semana pasada que, si no la recordáis, ya os la digo yo: Onegai Teacher. Como se supone, volveremos a ver las caras a algunos de los personajes anteriores. No obstante, serán meros secundarios como puede ser Ichigo o Mizuho. Puede ser chocante que la bella Mizuho no sea la protagonista de la trama, pero es lo que hay, ahora toca atender otros asuntos.

De todas formas, siempre me he preguntado el origen de esta nueva realización dentro de un mundo que ya era conocido. ¿Querían meter a todos los personajes en una misma serie y prefirieron hacerlo por separado para sacar tajada? Quién sabe, eso ya es cosa de los creadores. No me vengáis con que eso deberemos preguntárselo al mangaka de turno, porque tengo noticias al respecto: la obra impresa salió después de la serie. ¡Tachán!

Aun así, el visionado es casi obligatorio para conocer algo más de ese universo que Daume nos presentó a comienzos del siglo XXI. Que poco hay que conocer, ya que está basado en el mundo real de por aquel entonces. Eso sí, me sigue inquietando ese detalle del acoso de las chicas hacia los chicos como si aquello continuase la fantasía de "necesito cariño y luego ya veremos si sexo también. Que va a ser que sí".

Pero no dilatemos más toda esta introducción y pasemos al meollo.


-Con un hacha, por favor-

>Sinopsis.

Maiku Kamishiro es un joven que estudia preparatoria y también trabaja como programador. Que digo yo que, si trabaja programando y vive de sus ingresos, pocos estudios le hacen falta. A menos que le guste la carne joven y quiera hincar el diente, en cuyo caso nadie le culpará, excepto si pasa olímpicamente de sus oportunidades. Que ya aviso que las tiene.

Un día, durante un reportaje de la TV acerca del OVNI en un pueblo, ve una casa que encaja a la perfección con la que tiene de una foto. Una donde está él y una joven de su misma edad y que parece ser su hermana. Él lleva viviendo en el orfanato desde que tiene recuerdos y ahora parece que tiene la oportunidad de recuperar algo que perdió siendo muy joven.

Todo parece ir adecuadamente en la casa de su infancia hasta que aparecen dos chicas que alegan ser su hermana. Desde este momento, la tranquila y solitaria vida de Maiku se llenará de líos y desorden.


>Guion y narrativa.

Pobre chaval. ¡Para qué abres las puertas! Si es joven, bonita y dice que es tu hermana o te trastoca la vida o te roba. Olvídate de apretarla. Eso que le quede claro a todo el mundo. Por muy buena que esté, los hijos van a salir más tontos que las piedras. Dani, existen los condones, ¿sabes? No es no, a ver si os enteráis.

-Mucho mal entendido, pero la cabeza se la sigues hundiendo-

Antes de nada: olvidaos de la historia de la serie original. Así de claro. No tiene nada que ver este spin off con la historia de amor entre Kei y Mizuho. Primero, porque los protagonistas son otros y segundo porque no hay OVNIS por medio, aunque si sigue apareciendo el amor. En efecto, el amor siempre triunfa. Y si no lo hace el amor, ya se encargará San Miguel, como dice el slogan.

-Vale, tenemos una historia romántica pero, ¿hay otros géneros?-

Sí, tenemos cierto toque de drama y buena comedia en la primera mitad de temporada. También hay relleno, aunque esto no creo que cuente como género. Lo que sí es destacable son detalles como enmarcar esta serie dentro de un harem ligero, con cierto ecchi aceptable y fanservice. De esto último ya hablaré más adelante, en la sección de animación porque es algo que me llama la atención y me gustaría desarrollarlo.

Aunque no quiero irme por las ramas para adentrarme un poco más en la historia que nos relatan. Maiku es un joven que estudia secundaria y que tiene un permiso especial del orfanato para estudiar fuera de la institución porque puede trabajar y mantener sus gastos. Que digo yo, que muy bien que cada uno se busque sus habichuelas de joven, pero no me encaja muy bien ser adolescente, vivir solo y trabajar de programador SI NO HA TERMINADO LOS ESTUDIOS. Obviando eso, Maiku se traslada a la casa de la serie porque reconoce esa casa como donde vivió de pequeño junto a su madre y su hermana pequeña. Tras poco tiempo establecido allí, aparecen de repente un día dos jóvenes de su misma edad, aproximadamente, aludiendo ser su hermana. Primero lo hace una y luego la otra. A partir de ese momento, la convivencia se altera (es normal, nadie es de piedra) y poco a poco aprenderán a vivir juntos sin sacarse los ojos ni la ropa interior a mordiscos, aunque creo que no hace mucha falta porque, a veces, las muchachas se pasean en cueros por la casa como si no hubiera depredadores sueltos.

-Pues idos preparando, que sois las siguientes-

También está la subtrama de saber quién es la verdadera hermana y quién va a exprimir al bueno de Maiku a partir de ese momento, pero eso ya se sabrá con el paso del tiempo. Bueno, no, porque lo que es importante, ese detalle de saber quién es familiar de quién, lo conoceremos en el capítulo 11. En efecto, a mitad de episodio nos relatarán quién comparte sangre con el "programador" y quien compartirá fluidos a partir de ese momento. De ahí en adelante solo tendremos las consecuencias, estiradas, de ese descubrimiento.

El relato está bien, muy bien si estamos hablando de la primera mitad de serie, con un humor bastante bueno que nos hará reír sin dificultad. Yo me lo pasé pipa, tanto como Bolita, nuestra mascota del blog. Sin embargo, ya no fue tan entretenido a partir del capítulo 7. No sé qué pasaría en Daume, pero ya os digo que nada bueno. Empiezan a estirar la historia, a rellenarla con tonterías y nos preguntaremos qué narices estamos haciendo viendo la serie. Ah, sí, saber quién es la hermana. Pues más arriba ya os dije en qué capítulo se desvela. Trabajo que os ahorro.

Todo esto me choca con la buena gestión que se hizo en la serie original y eso que no era muy difícil mantener el nivel. La serie de Onegai Twins sigue teniendo el mismo tipo de público, una audiencia adolescente, con tramas poco exigentes que desea entretenerse y ver algo de carne, que siempre está bien. Cuando la vi por aquel tiempo, poco después de que la estrenasen en TV, las sensaciones fueron parecidas. Es más, a día de hoy, Jorge y yo coincidimos al 100% con nuestras sensaciones respecto a la historia que nos relatan en este spin off.

-Pero, ¿qué puede ofrecernos aparte de un romance normalito?-

Si sois fans de la serie conoceréis algún dato a mayores, como la evolución de los protagonistas dos años después del comienzo de Onegai Teacher o saber, por ejemplo, que la localidad donde viven es famosa por otros fenómenos extraños como pueden ser los fantasmas. Además, también tendremos referencias a otros personajes secundarios, como la joven de Okinawa que busca desesperadamente un novio y que no se separa ni de su perro ni de sus prismáticos.

-En efecto, te la ha dejado como un caldero-

Vamos ahora con el final. ¿Es malo? No. ¿Es bueno? Tampoco. Teniendo en cuenta lo que venimos arrastrando desde varios capítulos atrás, damos gracias de que termine. Tampoco es que fuese tan difícil intuir cómo iba a terminar todo porque han pecado de inocentes estos de Daume. Lo siento, pero es así, no saben liar las cosas y confundirnos como para no saber a qué caballo debemos apostar. Desde el comienzo, de manera inconsciente o poco sutil entendemos quién va a ser la hermana y quién la chica con la que se enamore, cosa que confirmamos con ese cierre de historia.

Además, tenemos una OVA para añadir más contenido tras la serie. En esta ocasión han aprendido y no tenemos un avance de ese especial tras finalizar la serie. Al igual que en Onegai Teacher, sabremos qué pasó después del capítulo 12. Concretamente, dos semanas después. Eso sí, han dejado la cosa un poco abierta para hacernos ver que ahí da igual que sean hermanos o no, si están calientes como el palo de un churrero, se arriman igual.


>Personajes

Llega la parte más extraña en lo que es el desarrollo de esta segunda parte. Ya no hablo de la posible empatía que podamos sentir con un personaje u otro, hablo de incoherencias y cosas que poco sentido pueden tener en realidad. Pero estamos hablando de un universo en el que una extraterrestre se casó con un alumno del instituto, así que poca lógica podemos esperar.

Otra cosa bien distinta es la evolución de los personajes, que solo puede explicarse tras una intoxicación a base de anticongelante. Tal es el caso de, por ejemplo, Ichigo. Sí, la misma pequeña Ichigo a la que le veíamos las bragas en encuadres algo especiales gracias a los animadores y que tenía por costumbre liar al personal para que salieran entre ellos. Ahora se ha vuelto una sociópata, una enferma que solo quiere ver el mundo arder y que los amigos echen un polvo para grabarlos con cámara oculta o sacarles fotografías.

-¡Zas, en toda la cara!-

También tenemos el comportamiento de las "hermanas" que desde el primer momento deciden agradecer a Maiku su generosidad por acogerlas en su casa, pero a partir del capítulo cuatro pasan de querer ser hermanas a querer fornicio. Oquei. Aunque esto es algo con lo que juegan en la serie de manera habitual, tonteando con la relación entre hermanos y cierto erotismo ligero que nos hace recordar las relaciones prohibidas de otras series.

Tenemos también a Shidou. ¿Os acordáis de él? Era el amigo del grupo que deseaba tener una novia. Pues ahora se ha vuelto loco y eso que era bastante cuerdo. Muchacho, si tanta tensión sexual tienes, le puedes dar al manubrio para aliviar tensiones. A Torrente le iba fenomenal. Esto lo digo porque vemos que en el instituto tiene una hermana que no sabemos si es hermana o novia hasta que nos lo confirman en la segunda mitad de serie. Cosa que es de agradecer, aunque tampoco es consuelo saber que la chica es tonta perdida y no piensa las cosas antes de hacerlas o decirlas.

De todas formas, quitando estas cosas, el tratamiento es normal tirando a flojo. Tampoco es que fuese una maravilla el de Onegai Teacher, pero aquí se engancharon en las zarzas y no dieron salido. Además, poca evolución veremos en ellos a excepción de cinco personas en concreto, nada más: los tres protagonistas, Kousei y Tsubaki.

El listado os lo dejo a continuación:

>Maiku Kamishiro. Es el protagonista. Para mí es el más sensato y el más paciente. De todo lo que pasa en esa casa, aguanta como un campeón. Otros ya hubieran caído en las tentaciones y empotrado a las chavalas antes de que cayera la noche.

>Karen Onodera. Es la hermana de pelo verde. Es la más infantil y suele desmayarse cuando algo le impacta, lo que potencia las situaciones confusas. Eso sí, nos puede parecer la más sensible de las dos "hermanas" porque muestra habitualmente los sentimientos que la amordazan.

-En efecto, ha llegado hasta el hueso-

>Miina Miyafuji. Es la hermana de pelo naranja. Parece mayor que Karen, aunque apuesto que tienen la misma edad, pero son cosas del desarrollo, ya me entendéis. Coincide mucho con los gustos de Maiku y, aunque suele tirar del carro para mantener la relación entre los tres, es la más necesitada de cariño ya que es muy celosa de su pasado y suele callarse las cosas más importantes.

>Matagu Shidou. Es el pervertido. No sé qué habrá pasado en la vida de este chaval para acabar siendo el degenerado del instituto. Su obsesión con su hermana es para encerrarlo, porque llega a espiarla en los vestuarios por si necesita algo.

>Kousei Shimazaki. Es el gay. Me recuerda mucho a Ayanojyo, de la serie Maho Tsukai Tai! por su comportamiento excéntrico con Maiku. Eso sí, el chaval tiene un par de sorpresas que, quizás, dejen a más de uno con la boca abierta.

>Mizuho Kazami. ¿Hace falta presentar a Mizuho sensei? Ahora es más inocente... y tonta, por qué no decirlo. Poco más se mostrará en esta serie donde, a pesar de aparecer en varias ocasiones, solo actúa como personaje secundario.

>Tsubaki Oribe. Es la senpai de Maiku y parece que está bastante enamorada de él. Actúa de una manera muy similar a lo que hacía Koishi Herikawa con Kei en la temporada anterior.

>Haruko Shidou. Es la hermana loca de Matagu. No sé qué prefiero, si al hermano o a ella. Bueno, la chica mejor porque es más soportable, al hermano directamente lo tumbo de un gancho. Eso sí, no piensa antes de hablar y suelta por la boca perlas que ya las quisiera alguna vieja para un collar.

>Marie. Esta IA robotizada es 
ahora un bicho extraño que pulula por el pueblo, aunque parece que solo lo hace por casa de los tres protagonistas. Antes estaba enganchado al Pochi y ahora su droga son los Prech. Unos palos que, en vez de chocolate, tienen semillas por fuera.

-El café de los gilipoll*as-

>Ichigo Morino. ¿Qué le han hecho a la pobre Ichigo? Se ha vuelto una enferma social, manipula a quién quiere solo para su beneficio, saca fotos y graba vídeos para una biblioteca personal que serviría para encerrarla el resto de su vida. Además, odio su risa… «uhuhuhu». ¿Qué es? ¿Una rana amiga de Keroro? Es lo que me faltaba.


>Animación

Han pasado dos años desde la temporada original y algunos cambios que aplicaron fueron para mejor. Ahora los trazos con correctos, cosa que agradezco. Tampoco tenemos colores raros o que puedan estar metidos con calzador. La animación ha mejorado un poco, aunque tampoco es que fuera tan difícil hacerlo peor. Bueno, mejor no nos imaginemos eso, que igual echamos a llorar.

Al igual que en Onegai Teacher, tenemos fondos estáticos y con un detalle que, aunque pueda ser bueno, no mejora considerablemente lo que hemos visto hasta el momento. Los movimientos han mejorado algo, no para echar cohetes, pero sí un poco y las carencias las suplen como buenamente pueden. Por ejemplo, en el capítulo 10 cuando Miina corre con una antigua amiga. Faltan fotogramas, cierto, pero es lo mejor que hemos visto en la serie con ese tipo de movimiento.

Poco más que añadir, la verdad. Cierto que hay un detalle que me llamó poderosamente la atención y que pocas veces vi antes. Es el tema de cómo juegan con la censura, el fanservice y los desnudos. Normalmente tenemos la niebla que todo lo cubre, al igual que los rayos de luz divina que impiden verle las lolas a una personaje, por ejemplo. Aquí esto no pasa, tanto da cuando se bañen las chicas, que si quieren enseñar algo, lo hacen. Muchas de las veces no tendrán los pechos marcados o dibujados complemente, solo una sutil curva o sombra. Otras veces veremos algún pico simulando un pezón o una pequeña marca rosácea, algo más oscura que la piel, casi imperceptible, pero está ahí. Y no pasa nada. Nadie ha quemado contenedores por esto, nadie ha protestado con esto, el mundo sigue girando con normalidad. ¿Qué ocurrió entonces para que los estudios se vean obligados a ridiculizar sus productos con esos efectos pudiendo hacer algo como esto? No queda mal, lo importante, que es la historia está ahí (bueno, ya depende de la calidad de la historia según qué serie, pero eso ya es otra cosa). Si hubieran puesto una niebla densa en el baño aún se podría pasar, pero en los capítulos que están en los baños al aire libre, con un sol de justicia, eso no encajaría de ninguna de las maneras y desmerecería el trabajo de los animadores.


-Aclárate-


>Sonido

Pocos cambios respecto a la primera serie. Los únicos están en la apertura y en el cierre de capítulos. Como opening tenemos un temazo de por aquel entonces. No hay nadie a quien no le guste. Second Flight es su titulo y lo cantan KOTOKO (al igual que hizo en el opening en Onegai Teacher) y Hiromi Sato, que colaboró en Green Green, Grenadier o la famosa Immoral Sisters 2. Respecto al ending, repetimos con Mami Kawada que, en esta ocasión, nos trae Asu e no Namida, otro tema con acordes electrónicos como en la apertura.


LA NOTA

Llegamos al final del trayecto. Nos bajamos del tren (quieto Hideaki, que te veo venir) tras este viaje donde hemos podido ver lo importante del spin off de la famosa Onegai Teacher. La serie, en esta ocasión, ha sabido estar a la altura en la primera mitad de temporada, pero cae enteros cuando el chicle que debía de durar otros 6 capítulos empieza a estirarse más de la cuenta. A ello deberemos de sumarle un tratamiento poco acorde de los personajes que, a excepción de unos cuantos, hace no se salvaren de la quema. Animación y sonido muestran pocos cambios y los que tienen son a mejor, de eso no hay duda. No obstante, estos puntos positivos en los apartados técnicos no cuentan para nota, por lo que, lamentablemente, Onegai Twins no alcanza la misma valoración que la serie en la que se basa, sino que llega a una E que puede ser insuficiente para los fans, entre los que me incluyo. No podemos cegarnos por el amor a esta obra y debemos aceptar la realidad, que esta secuela no está bien gestionada.

0 comentarios: