Ryuu no Haisha

jueves, 4 de noviembre de 2021 , 0 Comments

AÑO 8



Esta semana pediremos cita en el dentista con…


>Ryuu no Haisha (Khara, 2017, 2 OVAs)



Oh, el estudio Khara. Ese gran desconocido si quitamos todo lo que tenga que ver con Evangelion. ¿Qué hace por el blog? Bueno, como quería cambiar un poco de aires por lo que todo el mundo sabe, decidí adentrarme un poco en la cueva del oso sabiendo que éste no se encuentra dentro. Bueno, por lo menos en los apartados que valen para una valoración en el blog.

-¿A qué me refiero? -

Sencillo. Hideaki Anno no está como director, ni como guionista, ni en el storyboard, ni en la música, ni en la animación. Joder, ni que al final estuviera con una escoba barriendo. No, pero casi. En esta serie estuvo trabajando como director de sonido. ¿Y qué funciones tiene alguien en ese puesto? Es responsable (en conformidad con el productor) de diseñar la identidad sonora de la serie/película y asesorar al productor en la elección de los ingenieros de grabación, mezcla y masterización que serán parte del proyecto. Vamos, un mandado. Así pues, todos tranquilos que, si es por escoger a personal para que trabaje, ahí no hay problema.

Por lo tanto, no habrá problema con el veto, básicamente porque tiene poco que pintar en lo que se trabajó, ya que fueron otros. Y hablando de otros, ¿el estudio Khara tiene otros trabajos aparte de la reinterpretación de Evangelion? Quitando el que tenemos entre manos ahora mismo, solo hay un especial de Gravity Rush.

Pero, ¿qué hay de Ryuu no haisha?


>Sinopsis

Estamos a comienzos de los años 40 del siglo XX. El mundo está en guerra y los japoneses cuentan con un arma que nos parecería envidiable: dragones. Sí, esta WWII es un poco extraña, pero igual de interesante. Los dragones son inmunes a las armas convencionales y ofrecen un apoyo aéreo envidiable al no consumir combustible. Pueden permanecer en el aire eternamente. Vamos, un arma del todo definitiva.

No obstante, los dragones son vulnerables a las criaturas mágicas que surgen de sus encías. Tanto que pueden perder sus poderes. Ahí es donde entran los trabajadores más curiosos de esta serie: los dentistas de los dragones. Personas que tienen un vínculo especial con la criatura fantástica y que le cuidan la higiene bucal a cambio de una fuerza y agilidad sobrehumanas.

Aquí es donde entra Nonoko, una joven dentista que un día rescata a un joven que sale del diente del dragón. Lo que no se imaginaba es que aquella acción tendría consecuencias inesperadas.

-¿En los años 40 no había tostadas y tenían que salir de casa con un onigiri?-

>Guion y narrativa

Así podría resumirse el comienzo de la breve e intensa historia que nos presenta el estudio Khara, un relato original que no está basado en ningún manga, novela ligera o videojuego. Cosa que me resulta bastante sorprendente, más si cabe por las posibilidades que ofrece para ello.

Me gustaría comenzar a diseccionar la trama, pero estoy obligado a poner en situación la historia que se relata. El anime cuenta una historia basada en un suceso parecido a la Segunda Guerra Mundial (WWII), donde hay dos frentes en lucha. Las armas, buques, aeronaves y uniformes nos recordarán esa época. Sin embargo, existe una pequeña diferencia: existen dragones, aunque en este anime solo veamos el mismo.

Se utiliza como fortaleza inexpugnable, con una magia que lo protege de los ataques exteriores y con la posibilidad de atacar desde los cielos a cualquier objetivo cercano, provocando que ejerza un dominio indudable allá donde sobrevuele.

No obstante, todo tiene un punto débil y los dragones lo tienen en la boca. Son, precisamente, sus dientes los que le dan la fuerza y, si no tiene una buena salud bucodental, pierden dichos poderes, convirtiéndose en un objetivo fácil de eliminar. Bueno, fácil si se tiene un ejército a mano, ya que el bicho tiene un tamaño colosal. 

-Ahi, ahí, ata al gorrino por el cuello y por los huev*s-

Para evitar estos males, los dragones y humanos se han aliado (ya veremos en las OVAs cómo) y estos últimos ayudan a los primeros a eliminar a las criaturas que surgen de los gigantescos dientes como si fueran dentistas en un símil de eliminar las bacterias que provocan la caries, la placa o el sarro. Si sois seguidores del blog desde hace bastante tiempo recordaréis la magnífica historia que creó la extinta Artland. Me refiero a Mushishi.


-¿Qué tiene que ver Ginko con la historia de Khara?-

Quizás no mucho, quizás bastante. Lo que sale de los dientes del dragón no son otra cosa que mushi. Os dejo un fragmento del análisis de Mushishi donde se define a la perfección este concepto:

«el mushi es una criatura que no está ni viva ni muerta, tiene una forma determinada (según el tipo de mushi que sea) e interactúa con el entorno, con los animales y con las personas. Pueden producir daños, perjuicios, pueden no hacer nada y pueden ser incluso beneficiosos».

Aquí tendremos varios tipos de mushi, los hay grandes, pequeños, inofensivos, torpes o asidos a los propios dientes como si fueran lapas. También hay diferencias en su peligrosidad, por supuesto, no todos son iguales. Además de esta variedad de fauna, existen numerosas formas de limpieza, como con cepillos, escobas, jabones, etcétera. Conoceremos detalles curiosos como que aparecen objetos personales de los fallecidos en las batallas y eso es porque los dientes de los dragones se alimentan de las almas de los muertos.

Estuve buscando información al respecto de lo que se cuenta en esta historia y, lamentablemente, no encontré nada. Eso sí, referencias al libro infantil "Dragon Girl, el dentista loco" hay a mansalva. Si alguien conoce alguna documentación acerca de los dragones y su "higiene dental", que lo deje por los comentarios, que a un servidor le encantaría empaparse de ese conocimiento. Gracias por adelantado.

-Dani, echa el freno y cambia de destino, que te veo yendo por los cerros de Úbeda- 

Cierto, unas cuantas vueltas di para contaros un poco la ambientación de este "mini-anime". El guion de esta historia es sencillo. Las complicaciones se han dejado atrás gracias a que solo tenemos 90 minutos de metraje para que narren esta historia. A pesar de esto, ni el ritmo es acelerado, ni tampoco pausado, solo lleva un buen camino en la explicación del mundo fantástico que quieren mostrar.

-Cuando pisas una pieza de lego-

Tampoco se van a dejar detalles que son importantes para que nos enteremos de todo. Sin embargo, sí que echaremos de menos (yo al menos) una cantidad innumerable de datos acerca de qué países están enfrentados, desde cuándo hay acuerdos entre dragones y humanos, el pasado de los personajes (sí que cuentan algo, pero me sabe a poco, qué queréis que os diga), el día a día de todos los humanos que viven en el dragón (y no solo de los dentistas) o el porqué de ciertas rutinas como la de purificarse con un baño antes de ir a trabajar.

Además de todo lo que os acabo de contar, la narrativa tocará varios géneros en mayor o menor medida. La fantasía es el más importante, seguido de la aventura, un poquito de slice of life y, para terminar, drama. Es el menor de ellos, se guarda para el final y ya os aviso que estará ocupando los últimos minutos de una manera brutal. Sí, el final da un cierre muy bueno a este relato, aunque haya a quien le sepa a poco (repito, el metraje es el que hay), pero esto no quita que la melancolía nos invada por completo. Si os soy sincero, es de los mejores finales que he visto en los últimos años.


>Personajes

Pocos serán los que veamos con frecuencia en esta hora y media que duran las dos OVAs. Eso no quita que el trabajo esté bien hecho. Los personajes son correctos, creíbles y, en cierta medida, se empatiza con ellos bastante bien. Aunque hay alguno, como Oozawa, que todavía no lo comprendo/tolero…

Mucho no puedo hablar respecto a esta sección más de lo que acabo de decir. Los personajes que más tiempo pasan en pantalla serán tres o cuatro como mucho y, aun así, nos faltarán piezas para completar el puzzle de su personalidad. Eso sí, existen series de una mayor extensión que tratan peor a los personajes, incluidos los protagonistas.

Aquí va el breve listado de los que aparecen en este anime:

>Nonoko Kishii. Es la protagonista. Con ella vemos el mundo desde los ojos de una dentista de dragones. Resulta ser bastante directa, por lo que poco se cortará a la hora de medir sus pensamientos y sus acciones. También hay que resaltar que suele actuar de buena fe. 

>Bernard "Bell" Octavius. Es el protagonista de la historia. Nace de los dientes del dragón y se ve de bruces con ese nuevo mundo fantástico. Lo más llamativo de todo es que se trata de un soldado enemigo y, aunque pueda ser chocante, intenta adaptarse a esta nueva situación olvidando su rivalidad y colaborando con los dentistas.


-¿Te apetece comulgar?-

>Shibana Natsume. Es la más adulta de los dentistas y, por lo tanto, debería ser la más madura, pero es que esta mujer es la más loca. ¿Qué pasa con las guapas? ¿Es que siempre tienen que obedecer la escala sexy-loca de Barney

>Yotoshio Godou. Es el líder de los dentistas y, como tal, alguien responsable y capaz. Aunque pueda parecer mentira en un primer momento, cuando lo conocemos, lo es, en serio. ¿Qué pasa? ¿Es que ya nos vemos influenciados por los clichés de los animes? Godou es capaz de seguir luchando a pesar de tener un brazo roto.

>Kanne Arisugawa, Shuuzou Satou y Soutatsu Iemura. Son tres de los dentistas que trabajan en la boca del dragón. Hay más, pero estos son los más recurrentes. 

>Oozawa. Es el ¿militar? responsable a cargo de la defensa y ataque del dragón.

>Guilleri y Salvatore Bianco. Son dos miembros del ejército enemigo que tuvieron relación con Bernard. El más destacable es Bianco, el "superviviente" como lo definen en la serie porque tiene una baraka que ya le hubiera gustado a JFK. Si no lo entendéis ahora, no os preocupéis, cuando veáis las OVAs, captaréis el concepto a la primera.


>Animación

La animación que nos traen los del estudio Khara es decente, con un diseño de personajes correcto, con detalles incluso en los broches de la ropa y, sin embargo, con unos escenarios algo pobres en algunas situaciones, como puede ser el interior de las casas o en la boca del dragón cuando atardece. Llegan a limitar hasta la gama cromática, quedando en un único color que inunda todo al completo.


-Prueba de percepción: localice al novato-

Esto contrasta con el CGI, muy detallado y fluido. El dragón, por ejemplo, está hecho así y le da un toque majestuoso que no lo conseguiría con otras técnicas de dibujo. A menos que estuviera Ghibli detrás, pero como no es el caso, habrá que conformarse XD.


>Sonido

El sonido es uno de esos apartados que, sin mucho adorno, logran convencer con el resultado. Sí, es muy bueno. No solo los efectos, sino también las voces y, por supuesto, las músicas que acompañan a las escenas. Sorprende que no se hayan centrado en un estilo más de la época de los años 40 o, incluso, algo más folklórico con instrumentos clásicos japoneses como el shamisen de tres cuerdas, integrando una suerte de estilos variados.

Como apertura tenemos una base musical electrónica titulada "Bokura ga Tabi ni Deru Ryuu", y cantada por RINKU. Una joven que solo ha colaborado en la animación japonesa en esta serie de OVAs. Para el ending no sé muy bien de qué tema se trata, porque en ANN indican como artista a Daoko, pero la voz es la misma que en el opening, exactamente igual que con la base musical. Así que solo os dejo con el primer tema al ser imposible de conocer qué canción e intérprete son las reales.


LA NOTA:

Damos carpetazo a este análisis de una mini serie casi desconocida y que a muchos puede llegar a gustar. El tratamiento es más que correcto, con la limitación del metraje. Cosa que me hace rabiar, porque la historia podría haberse desarrollado de una manera mucho más profunda con una serie de 12 capítulos y habría sido una joya. Eso lo digo sin dudarlo.

No obstante, lo que tenemos es una película partida en dos capítulos que nos relata de una manera genial las peripecias de los protagonistas en ese suceso inesperado del resurgir de un muerto y su explicación al final. Un final que, por cierto, nos hace pensar en si merece la pena en que conozcamos por anticipado ciertos detalles acerca de nuestra vida. Así que, un poco de filosofía sí que tiene.

De todas formas, a nivel técnico tampoco es un portento, con una calidad justita en animación y una buena banda sonora, aunque también escasa. Por ello, Ryuu no haisha obtiene la C de nuestro sistema de valoraciones, además del sello de recomendable.


0 comentarios: