Bakemonogatari

jueves, 21 de marzo de 2013 , 0 Comments

> Bakemonogatari (Shaft, 2009, 15 CAPS)

Retomando la entrada de la que ya habíamos hablado a principios de mes (Nekomonogatari "Kuro"), hoy nos vamos a centrar en el anime que no solo marca el punto de partida de toda una saga, que en tierras japonesas ya ha llegado a su cuarta parte con Kizumonogatari, sino también en la primera adaptación que el estudio Shaft hace de las novelas de Nisio Isin o, como lo escriben en la propia serie, NISIOISIN (un nombre que si os fijáis resulta de lo más anecdótico dada su naturaleza capicúa). Y es que en este caso nos volvemos a encontrar ante uno de los muchos animes que se crean a partir de un comic/novela y, como no, ante una de esas incognitas que nos dejaran con las ganas de saber hasta que punto se ha limitado Shaft a calcar la historia que se narraba en las novelas. Pero, y antes de dejarme llevar por la moda de dar palos a lo que gusta para que quede todo más fashion, hagamos un pequeño descanso :D
Póngame cuarto y mitad de esas cañas indias, por favor.


Tal y como ya sabíais por Nekomonogatari "Kuro", el cuidado aspecto visual que Shaft había puesto en su anime es algo que en mi opinión no solo agradece la vista, sino que impulsa a su trabajo a la categoría de arte. Una impresión, bastante personal eso si, que queda gratamente corroborada cuando descubres que sus creadores han mantenido este bello estilo visual en toda la saga. Aunque desgraciadamente sea esto lo único que han sabido conservar.
Después de este párrafo me parece que más de uno ya ha vislumbrado de forma fehaciente como se aproximan los palos por el horizonte XD
Prosiguiendo con los aspectos favorables que ocupan la parte "buena" de la balanza que estoy empleando para medir el peso de esta serie, nos encontramos con una de las sorpresas más grandes que me he llevado con el anime al descubrir con estupor como, en lo que tal vez se pueda resumir en la frase "estos tipos van de sobrados", el estudio Shaft se decanto por dotar a Bakemonogatari con el primer Live Action Opening que he visto en el mundo del anime (como desconozco si este opening aparece en los caps 11 y 13 de la versión de TV os remito a la versión en Blu-ray con la que trabajo la gente de SABISHII SUBS).

Y como no podía ser de otra manera, el cierre a este lado bueno lo pone la tímida de Hanekawa, y es que si hay algo que no tiene precio es el ver a esta chica disfrazada de gato :P
-Hanekawa, que sepas que señalar a la gente es de mala educación. Aunque esto a ti te lo perdono :D

Por suerte para mi, en lo que a redactar esta entrada se refiere -¡ojo!-, la parte criticable de este anime va a dar bastante más de si de lo que lo ha echo su contraria, por lo que ahora mismo parece quedar bien claro hacia que lado va a quedar descompensada mi balanza. Aclarado esto, y mientras pensaba en como soltaros los fallos que le he encontrado a Bakemonagatari, se me ha ocurrido la fantástica idea de ordenar a estos en una escala que va de menor a mayor gravedad. Así que, ahora que os he dejado plasmado el nivel de mi coeficiente intelectual, entremos en materia.

1.- No todos los coche que aparecen en Bakemonogatari son iguales. Si pensabas que todos y cada uno de los modelos de vehículos en 3D que el estudio Shaft empleo para esta serie eran iguales estabas equivocado. Al menos uno de ellos es diferente XD
Que no, que en esta foto no esta el coche "raro", leñe! XD

2.- ¿A cuento de que nos vuelven a colar en Bakemonogatari otro lío amoroso de los que parecen gustar tanto entre el público nipón?. No es que tenga nada en contra de esto, ni mucho menos, pero me da la sensación de que esta pieza no acaba de encajar en la temática de la serie. Siempre y cuando no nos hayan engañado desde un principio y Bakemonogatari se centre en lo paranormal, como parece ser a primera vista.
Y no se yo, pero vistos los conflictos amorosos con los que suelen adornar sus animes Japón debe ser el paraíso de los casanovas y las chicas despechadas :P

3.- Todos los poseídos son chicas. Mira tu por donde que los que creían estar ante un harén van a tener razón y todo....

4.- Cuando pensaba que los casos de posesiones solo afectaban a chicas con serios problemas familiares aparece Suruga Kanbaru y rompe la baraja. Y bien rota, la verdad, porque esta joven no solo pondrá la nota discordante de la serie sino que también intentara reconquistar el corazón de Senjogahara. Pena que este fuego se apague tan pronto y que las aguas vuelvan a su cauce con tanta rapidez.
Cuidado con Kanbaru, que aquí donde la veis no tiene un pelo de inocente.

5.- Como no podía ser de otra manera, uno de los puntos más criticables de Bakemonogatari guarda relación con su velocidad narrativa y es que, si en Nekomonogatari "Kuro" esta era suficiente como para batir el récord de los cien metros lisos, en esta se hace tan lenta que no pude evitar el acordarme de la persona que estuvo al cargo de este aspecto.

Y el gallifante de oro es para.....

6.- La historia de Bakemonogatari se aparta de la de Nekomonogatari "Kuro" en su punto más crítico. Si a algo nos tienen acostumbrados los japonenes es a ver como tiran por el retrete los animes más trabajados y llamativos (Eureka Seven, Code Geass...), pero lo que aún no he llegado a comprender es como pueden cambiar por completo una parte de la trama cuando no solo ya la habían relatado en Bakemonogatari, sino que les bastaba con echar un simple vistazo a la novela que estaban adaptando. Y aún en el remotísimo e improbable supuesto de que el error fuera culpa del autor de la novela, ¿como se puede ser tan chapucero como para no darse cuenta y corregir este fallo garrafal?


Antes de terminar, y como colofón final, me gustaría que alguien me explicase el otro sentido que adquiere Bakemonogatari porque, y aunque a mi me cuesta bastante coger estas cosas, estoy convencido de que este anime esconde otro significado debajo de su fachada sobrenatural. No se, tal vez alguna chica se atreva a explicarme en los comentarios que diablos significa el "modo cangrejo" de Senjogahara :P

Como podéis intuir, ahora mismo me queda pendiente hablar de Nisemonogatari (Shaft, 2002, 11 CAPS) y de la opinión que esta me ha dejado, pero es otra historia que ya trataremos en su momento. Por ahora nos resta valorar a una serie que se va a quedar con la misma nota que Nekomonogatari "Kuro". Una C que, si bien aquella vez era fruto de mi aptitud más conservadora, en esta ocasión se concede como una forma de nivelar ambos resultados.
En esta captura podéis ver a Araragi, Senjogahara y Hanekawa (los únicos personajes de Bakemonogatari que comparten aula) disfrazados para el festival escolar de los mismos "monstruos" que se apoderan de ellos en la historia. En cuando a la esvástica de la izquierda no se que que pinta en todo esto ni lo que pretendían al incluirla, pero con ella el estudio Shaft se han ganado un toque de atención.

0 comentarios: