30-Sai no Hoken Taiiku

jueves, 16 de octubre de 2014 , 0 Comments

AÑO 1



Esta semana romperemos con la "Manuela" gracias a...

> 30-Sai no Hoken Taiiku (Gathering, 2011, 12 CAPS)



Esta semana tocaremos una historia poco conocido en muchos aspectos, empezando por el propio anime de 2011, que no contó con demasiada difusión en España en el mundo fansub. Y es que me encontré de casualidad con esta serie según buscaba una historia ecchi graciosa con la que sacarme el sabor a 'slice o life' que no conseguía arrancar de mi cuerpo ni aún llamando al padre Karras.

Con mínimas esperanzas de encontrarme algo decente, gracias a las pocas referencias que existen en internet acerca de este anime, decidí lanzarme con mucho miedo. Son varias las series (y últimamente bastantes) en las que me sentí defraudado tras depositar en ellas mis pocas esperanzas. Recibiendo como recompensa golpes en la línea de flotación de cualquier criterio decente. Por suerte, y tras rezar mucho al dios del anime, al fin vi la luz.




Ya os estaréis preguntando porqué un anime de esta categoría no es tan conocido. Está lastrado por la censura de sus escenas subidas de todo. ¿Os acordáis de las sombras misteriosas en Zero no Tsukaima?. Pues aquí no hay sombras. En esta ocasión contaremos con el manitas de Art Attack para colorear con cera los momentos más pudorosos y claves de cada capítulo. ¿La razón? Para la inmensa mayoría, las leyes anti-porno japonesas. Sin embargo, si conjuntamos una escena censurada con un guión sin este recorte, tiene unas consecuencias desagradables que son conocidas por todos. No obstante...


¿Y si censuramos el guión también?

Recorte por allí, recorte por allá. Parece que nuestro presidente Rajoy cogió el avión a Japón sintiéndose como un productor de este anime y quiso ganarse el sueldo. El poco interés que pudo haber, se desvanece ahora para muchos. No obstante, he aquí una de las claves de su éxito desconocido. La forma de censurar los términos son originales, con voces en off soltando onomatopeyas y diversos sonidos extraños que aumentan la comicidad. No sólo hace gracia lo que vemos y oímos, sino también lo que entendemos y no está presente. Por ejemplo: muchas veces nos habremos reído como tontos de alguna anécdota con un simple gesto o mirada, habiendo personas alrededor nuestra que no se habrán enterado del porqué de ese gesto. Alrededor del mundo, cosas como éstas hacen gracia y Japón no es una excepción, más aún si estamos tratando de temas sexuales, como es el caso de la serie. Chistes como el que aparece a continuación son buena muestra de ello:
Había una vez un japonés campeón mundial del sexo y con ese título daba conferencias en todas partes del mundo.
Cuando llegó a Argentina en un tour sudamericano, brindó una conferencia de prensa, respondiendo a las inquietudes de los periodistas.
- ¿Que piensa de la mujer argentina? - Tielna.
- ¿Y la española? - Aldiente. 
- ¿La italiana? - Fogosa. 
- ¿La alemana? - Flia. 
- ¿La sueca? - Muy piluja. 
- ¿La mexicana? - Muy cablona. 
- ¿La belga? - OHHHHHH... Muy cansada!!!! Muy cansada!!!
Éste es el verdadero potencial de la serie. Juegan con la censura de tal manera que es impresionante lo que una mente sucia (como la mía, por ejemplo) es capaz de imaginar y con lo que puede divertirse. De lo que podrían haber dicho a lo que realmente creamos con nuestras mentes calenturientas, hay un trecho bastante amplio. Incluso podemos utilizar este anime como test para comprobar nuestra suciedad mental. Conste que hice la prueba y me da una nota guarra.



De todas formas, la censura no es tan grande como se pueda pensar. En el primer episodio se pone mucha carne en el asador y es así donde los censores se lo pasan genial tapando. Sin embargo, en los siguientes episodios, los recortes van a menos. De toda formas, para que quede claro, siempre habrá algún momento en el que aparezca alguna de las famosas onomatopeyas sonoras para tapar alguna palabra. Las partes tapadas en el dibujo del anime serán escasas.


Pero, ¿en realidad es así todo la historia, sea manga o novela ligera?

La novela ligera no pude catarla, aún buscándola escrita en inglés. No la localicé por ninguna parte. Del manga sólo pude leer el único tomo. Con un dibujo más simple, pero con el mismo enfoque, trata sobre una historia parecida (hablando de forma generalizada) al anime. Aquí la censura no existe y lo vemos en las primeras páginas. Son explícitos en temas sexuales, pero no llega al nivel pornográfico. Podría decirse que es bastante erótico.

Metiéndonos en materia, la historia del anime trata sobre Imagawa Hayao, un recién cumplido treintañero que nunca tuvo la posibilidad de salir con una chica (y todo lo que esto conlleva). Desesperado, saciará su tensión sexual no resuelta con Momoko, un flotador con tetas. Pero no todo va a ser malo para el protagonista. En su cumpleaños aparecerá Daigoro, el dios del sexo, que le ayudará a conquistar a una damisela por medio de sus consejos en trucos de cortejo y posturas (¡cómo no!). Para completar la ayuda, el hermano pequeño Daigoro (llamado Makaron) echará una mano al pobre de Imagawa. Al igual que hice en Golden Time, aquí recomiendo a la productora que cambie el nombre de este muchacho por el de la variante italiana de la pasta que representa. Le irá que ni pintado con el tema de la serie.




Si creíais que me dejaba atrás algo, estáis en lo cierto. En el otro bando, el femenino, tenemos el mismo esquema. Como futura loca de los gatos está Ando Natsu, una bibliotecaria con la misma edad que Imagawa y con el precinto sin romper. Ayudándole tenemos a Pi-chan y a Ku-chan, hermanas entre sí. Ku-chan es muy callada, le encanta beber y chupar... por la pajita. Sin embargo hay un cambio en este último personaje, llegando al episodio final, que resulta tan radical que afecta también a su hermana. Pareciendo como si ambas se intercambiasen los papeles. Asimismo también contamos con secundarios, como los compañeros de trabajo de los protagonistas o el arrendador del piso de soltero de Imagawa.

Todos estos personajes congeniarán para que los dos tortolitos protagonistas acaben bien, entre las sábanas de una cama revuelta y bañados en el sudor caliente de una buena sesión de... gags. ¡Sí señores! Os he dejado con las ganas de carne, porque ahora pasamos al otro plato principal de la serie. Si ya con Binbougami Ga muchos nos divertimos, con 30-Sai (ya lo pongo así para abreviar un poco) nos lo pasaremos igual de bien; con continuas referencias a otros animes como Shin-chan, Dragon Ball (muy grande el momento genkidama), Neon Genesis Evangelion, al de las magical girls, Inuyasha, Mazinger Z, Akira... y siempre con ese toque de humor a la japonesa que tanto gusta.

Aunque la sorpresa que nos podemos llevar a mayores es el doble rasero de las traducciones con una versión sin censurar. Exacto, existe una versión en formado HD sacado del Blu-Ray con muchísimas escenas sin tapar, cortar u ocultar. El doble sentido de los chistes se pierde en mayor parte para dar un toque mayor de 'divulgación' y aconsejar a todos aquellos inexpertos e inexpertas en la materia carnal con el sexo opuesto. Diferentes variantes de las posturas; que si como amasar las bolas de pan, que si besitos, que si lametones, que si por delante o por detrás... Esas partes ocultas se convierten en  dibujos, esquemas y pautas de cómo hacerlo bien. No serán muchos los consejos descubiertos, pero algo aprenderemos si no lo sabemos ya.




Del tema técnico no echaremos cohetes por lo que veamos. El dibujo está bastante bien. No es para quitarse el sombrero, pero está bien hecho para un estudio de pequeño calado como es el de Gathering, que ni siquiera tienen página web propia (yo no se la he encontrado). Aunque sin ser detallista en extremo, tiene buenos colores, trazos definidos, al igual que un estilo y animación potable. No es un Steins;Gate si comparamos la animación con otra serie del mismo año, pero tampoco es algo que nos hará llorar de lo mal que está. A mí, desde luego, no me desagradó.

Punto aparte el del sonido. Algo demasiado básico, sin florituras, ni adornos ni pegada. Tanto las canciones como la OST y los sonidos de fondo, al igual que las voces. No enamoran, pero hacen su trabajo. El opening y el ending tampoco pueden llamar excesivamente la atención a algunos de nosotros, no obstante no quiere decir que no merezcan la pena. Del opening se encargó el grupo Kanon x Kanon, cuyo tema es Koi no Doutei, bastante animado. El ending en cambio, está hecho por Airi con el título Learning Toghether, con ritmos rockeros y  mucha guitarra. Me llamó mucho la atención el recorrido de  los mismos a lo largo de su vida. En cada episodio hay un ending diferente. Empezaremos con los protagonistas siendo bebés y como avanzan con los años. En el episodio final se reúnen todas esas edades, además de un plus no visto anteriormente. A continuación os dejo con los opening y del ending en su versión especial.






LA NOTA:

Sorpresas agradables las que nos podremos llevar con esta serie si el ecchi y el humor son nuestros predilectos. No es de las mejores, pero sí está bien para lo que ofrece. Doce episodios de corta duración (unos 13 minutos cada uno, incluyendo opening y ending) con la densidad justa de guión para no aburrirnos ni comernos la cabeza, pero tampoco para echar en falta algo más. Ideal para pasar una tarde entretenida, porque estamos ante un anime que se puede ver en pocas horas. Personalmente, no me esperaba algo tan decente después de una publicidad tan escasa, por lo que obtiene una D en la tabla de puntuaciones.

Por cierto, un último detalle, todas las capturas que habéis visto pertenecen a la versión sin censurar. Algunas no cambian con respecto a la versión censurada y otras sí.

0 comentarios: