Psycho-Pass 2

jueves, 10 de septiembre de 2015 , 0 Comments

AÑO 2



Esta semana volveremos a visitar al loquero con...


Esta semana llega uno de los esperados análisis, esperadísimo para mí, y que fue anunciado en nuestro pseudo-podcast. Algunos quizás no conozcan la serie original, pero sabed que se implantó en mi cerebro y en parte de mi corazón desde el primer momento. Muchos llaman a esto amor a primera vista, yo lo denomino «hacer una serie como Dios manda».

-¡Hala! Ya estamos con los favoritismos-

Pues no, por mal que le pese a alguien. Sino fijaros en el último análisis mío: Neon Génesis Evangelion, se llevó una notaza que casi se la entrego en persona a Hideaki Anno. Sin embargo, no quiero seguir nombrando a ese culo y prefiero hablar ahora de algo más serio. La primera temporada de esta serie rompió muchos esquemas y dejó a los fans del anime con la boca abierta ante tal trabajo. Desde luego el guión, los personajes y la historia se mimaron para dar un resultado óptimo, tanto que consiguió ser una de las dos series galardonadas con el mejor premio de este blog. De todas formas, si queréis saber más acerca de la primera temporada de Psycho-Pass, solo tenéis que clicar aquí.

Vista ya la primera temporada y su correspondiente análisis... ¿Cómo? ¿Que no lo habéis hecho? Ya estáis tardando en hacerlo porque la razón es simple: no os vais a enterar de mucho en esta segunda si no lo hacéis. Tened en cuenta que esta nueva temporada son 11 episodios y empiezan con un pequeño defecto al carecer de una introducción al uso, directamente empiezan con la acción y deberemos aprender quién es quién en durante los primeros minutos. Si pensáis que solo es una división como la anterior temporada, os equivocáis. Si creéis que son pocos los personajes, también erraréis. Numerosos inspectores y muchos más ejecutores aparecerán en pantalla, haciéndonos ver que el futuro de la sociedad japonesa necesita más personal del que habríamos supuesto en un inicio.
-Aquí estoy con el lector de códigos de barras. Pásame el pan de molde a ver si lo lee-

No obstante, esta falta de introducción clásica no se le puede achacar a Production I.G, ya que solo participa en la fotografía del opening y poniendo el dinero encima de la mesa como otros productores importantes. La mano que dirige el cotarro pertenece a un estudio casi desconocido para mí llamado Tatsunoko Production. Como ya dije no sabía de la existencia de él, pero parece que a mi compañero Jorge García le puede sonar más tras reseñar hace años (¡oh, cuánto tiempo!) [C:] The Money and Soul of Possibility, analizada con un resultado bastante bueno.

Este estudio es el encargado de otras series como BeyBlade, Dokkan! Robotendon, The Irresponsible Captain Taylor, Muromi-san Wake Up! Girls o The Soultaker, por poner algunos ejemplos. Algunas podrán sonar más que otras. Ver aquí BeyBlade hace que la cosa gane mucho respeto... Muahahahahaha, NO. Sin embargo, la esperanza no está perdida. Viendo las notas generales de algunas series de este estudio, creo que he encontrado un futuro estudio favorito. Quién sabe, igual nos abonamos a Tatsunoko Production a partir de ahora.

Dejando atrás nuevos descubrimientos, volvemos a la serie que estábamos analizando (que no, no es BeyBlade), ¿es correcto tener una introducción, más o menos extensa, al inicio de una historia? Sí. ¿Está mal una serie que no la tenga? No, aunque tampoco está del todo bien. Por poner un ejemplo que pueda entender todo el mundo: imaginaros una serie de 24 episodios y empezamos a verla a partir del capítulo 6, que es cuando se terminan las presentaciones y empieza 'la acción'. En la segunda temporada de Psycho-Pass ocurre algo muy parecido, por lo que tendremos que darle a la cabeza para no quedarnos atrás. Para terminar de sobrecargar nuestra almendra (y de repetirme), la cantidad de personajes, a los secundarios y protagonistas me refiero, en este primer episodio es tan grande que si os veis obligados a verlo de nuevo, pensad que es normal y no por culpa de la edad.
-Y aquí está mi colección de euros de chocolate-

Aun así, no todo está perdido. Si llegasteis a ver la primera temporada, la mitad del camino lo tendremos hecho. De todas formas, os resumo la lista de personajes aquí. Vagos, que sois unos vagos XD:

> Akane Tsunemori: como absoluta protagonista. Manejará el departamento como si llevara toda la vida en él. Parece que ha ganado mucha experiencia en los 18 meses que han pasado desde lo que pasó con Shogo Makishima.
> Nobuchika Ginoza: el que antes fue un veterano inspector, ahora se ha convertido en un ejecutor, a las órdenes de Akane. En la serie pierde también peso y se vuelve un secundario. Sigo esperando una explicación por semejante papel. Todavía me pregunto qué pinta Ginoza en esta segunda temporada.
> Yayoi Kunizuka: la única ejecutora que continúa en la sección desde la temporada pasada. Seguirá con el mismo papel secundario, sus mismas frases y su mirada fría. Continúa liada con...
> Shion Karanomori: la analista informática y de pruebas que vimos en la temporada pasada sigue exactamente igual de perspicaz, efectiva y escotada.
> Joshu Kasei: la vieja que representa y «maneja» a Sibyl. Ya sabemos que es un androide y que por más que se destruya, al poco aparece otra. Como los políticos...
> Joji Saiga: es el loquero amigo de Shinya. Ahora está «encerrado» en la División 1. Parece que colabora muy pocas veces, hasta que Akane le pide ayuda para resolver el caso. Es entonces cuando lo vemos en su salsa, interrogando a los sospechosos.

Como dije antes, tendremos a nuevos personajes, sí, pero voy a indicaros los más relevantes, que si no hoy no acabo:

> Mika Shimotsuki: la otra inspectora de la División 1. Fue estudiante de la academia OSO de la primera temporada. Es más, si alguno se fija, aparece por ahí. Esta muchacha es bastante cuadriculada y mostrará diferentes opiniones con respecto a Akane, básicamente porque las dos tienen distintas formas de ver a Sibyl.
> Mizue Shisui: inspectora de la División 2. Es secuestrada en el primer episodio y le lavarán bien el cerebro.
> Sakuya Togane: es uno de los nuevos ejecutores a cargo de Akane y de Mika. De mirada fría y carácter templado, será uno de los protagonistas de la serie. Para mí, este personaje es el que más me gusta de esta temporada, porque parece que empieza como secundario con una actitud colaboradora para cambiar gradualmente. Desde luego, todo un acierto.
> Sho Hinakawa: otro de los nuevos ejecutores de Akane. Muy tímido y con poca presencia cuando está, este chico es un experto en hologramas y tendrá las claves para avanzar el caso hasta su resolución.
> Kirito Kamui: el personaje más misterioso de todos, tanto que no voy a dar detalles porque soltaría algún spoiler. Eso sí, solo os comento que es el antagonista. ¿De quién? Ah...

Como podéis ver, las descripciones de los personajes son muy breves y escuetas. Esto tiene una razón de peso o, más bien, de carencia de él. Lo que acabo de escribir nos lleva a uno de los puntos flacos de la serie y es la poca complicidad con los personajes. No sabemos nada o casi nada de ellos excepto de los que todavía siguen vivos desde la primera temporada. Los nuevos personajes, al contrario, nos serán unos desconocidos desde un principio hasta acabada la serie. He visto muchísimos más detalles en las wikis de Psycho-Pass que en la propia serie y eso es muy triste. Señores de Tatsunoko Production, ¿por qué no han alargado un poquito la serie? No me refiero a convertirla en una de 24 episodios, sino en una de 12 o 13. Es como ir a un bar a conocer chicas o chicos y sueltas alguna perla como la de «¡Nena/o! ¿Fodes ou estorbas?». Pero eso ya es cosa del presupuesto o de las TV que piden más o menos o vaya usted a saber, pero a los espectadores nos han dejado a medias.
-¿Y tú qué haces aquí? ¿Acaso no estabas despedido?-

Cambiando levemente de tercio y antes de que se me olvide, os relato aquí la sinopsis de la segunda temporada, que luego me enrollo, me pongo a escribir otras cosas y acabo en Rusia en pijama y con un cepillo de dientes.

La serie empieza con un caso de terrorismo cualquiera, pero todo se va complicando con el secuestro misterioso de la inspectora Mizue Shisui en cuya escena han dejado una pregunta «WC?». Además, existe otro detalle importante, el detenido por el ataque terrorista, cuyo Psycho-Pass estaba en 299, ha de ser liberado por una bajada importante del mismo hasta estar «limpio». Poco a poco van apareciendo más casos, también con mucho misterio y con las mismas pautas. Con el paso de los episodios, los protagonistas van recopilando las piezas para resolver este puzzle, hallar a los delincuentes y detenerlos. Sin embargo, en la segunda mitad de la temporada aparecerán detalles sorpresa que intentarán modificar el cauce de la historia.

Pasamos a hablar ahora de los detalles técnicos. En la primera temporada, el dibujo fue un punto sobresaliente dentro de la serie. La ambientación animada era un lujo para nuestros ojos. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos que dejaron la animación de esta segunda temporada en un lugar digno, no llega al nivel de la primera. Se nota la carencia de la mano de Production I.G, por más que me pese. Hay escenas o momentos puntuales en los que el dibujo en segundo plano se deforma, la animación es irreal (comparada con el resto de la serie, claro está) o los colores/luces no encajan al 100%. No obstante, en los primeros planos esto no sucede nunca. De todas formas, repito y remarco que son momentos muy concretos y no es la tónica general de la serie, cuyo dibujo y animación logran estar a un magnífico nivel.


Del apartado sonoro sí tengo más quejas, pero son subjetivas y no objetivas. La música, personalmente no me encantó como en la primera temporada. Quizás esto es a causa de temas más "pausados". Yo soy rockero de pro y desaparecieron las guitarras de muchos temas, ¿qué queréis que os diga? Me han quitado la vida. Aun así, la OST se mantiene en gran nivel, es más, recurren a artistas que ya colaboraron con la primera temporada como pueden ser Ling Tosite Sigure con el nuevo opening Enigmatic Feeling, además del grupo EGOIST con su tema Fallen. Si sois fanáticos de la serie, sabréis que en la temporada anterior también estaban en el mismo orden, es decir, EGOIST para sus dos ending y Ling Tosite Sigure para el primer opening. Raro me parece que Nothing's Carved in Stone no colaborase con algún opening en esta nueva temporada de Psycho-Pass, habiendo hecho un tema fantástico para la primera.

Aquí os dejo el opening:


Ahora toca turno del ending:

En cuanto a la ambientación, los sonidos ambientes, los efectos y las voces están igual que en la primera temporada, con una mezcla perfecta y unos niveles de audio en su punto. Desde luego aquí, no puede haber queja alguna, ni por mi exigente parte ni por la de nadie más. Todo un logro del estudio poder seguir en este nivel.


LA NOTA:

Si no os ha quedado claro el toque agridulce que, para un fan de la saga como lo soy yo, siento tras ver la serie, os lo repito nuevamente. Me hubiese gustado que el nivel fuese el mismo que en la temporada inicial, pero eso no iba a pasar. Sin embargo, el nivel general de la serie es muy bueno, con un gran dibujo, una banda sonora de calidad y una buena historia. De todas formas, le falta la chispa que me enamoró en la primera, pero eso es percepción personal y no puedo achacárselo al estudio. Lo que sí puedo reclamar es la falta de profundización de los personajes y la carencia de la presentación inicial, que lastran la nota hasta una C. Una pena que no hayan podido mantenerse en lo más alto, pero nadie le quita un trabajo bien hecho.

0 comentarios: