Neon Genesis Evangelion

jueves, 6 de agosto de 2015 , 7 Comments

AÑO 2




Esta semana, tendremos más ganas de ir a la iglesia gracias a...


Seguramente alguno se me va a echar encima con un hacha, en plan Conan el Bárbaro, pero me da igual, Conan solo hay uno: Schwarzenegger o el Chuache para los amigos. Éste es un análisis especial para mí, porque va a ser algo diferente de lo que viene siendo habitual en los últimos meses. Empezando por el hecho de que van a cambiar un poquitín las cosas y es que me dispongo a analizar una temporada en dos partes, aunque esto no significa que ponga dos notas.

GAINAX, en el año 1995, sacó de la chistera un anime que dio en la tecla sensible que tenemos todos los frikis metidos en el cuerpo y cuando digo todos, quiero decir TODOS. En ese año, GAINAX encontró la gallina de los huevos de oro, al igual que José Guirao Zamora cuando dibujó a Mickey Mouse. Pero no solo ellos estuvieron detrás de la creación de semejante serie, hay un estudio muy famoso que también ayudó, esto lo digo como curiosidad, y seguro que lo conocéis. Oh, sí, Gainax no estuvo solo es este periplo, tuvo una colaboración en la animación de Neon Genesis Evangelion (a partir de ahora, NGE para ahorrar teclado), aunque solo fuese GAINAX quién se llevase la fama por esta serie. Su compañero de viaje fue... Bueno, prefiero dejarlo en el aire, pero dando alguna pista. Tuvo la batuta de Mi vecino Totoro, La princesa Mononoke, El viaje de Chihiro o Porco Rosso.

Pero los agradecimientos de la creación de la historia no tienen que ir dirigidos hacia ningún estudio de animación, sino hacia un mortal: Hideaki Anno, cofundador del estudio GAINAX y creador de la inmensa mayoría de la leyenda de Evangelion. El resto se lo debemos a Yoshiyuki Sadamoto, también cofundador del estudio y adaptador de la historia al manga, aunque solo es eso, un adaptador. Muchos creen que Sadamoto es el creador de la historia, pero aquí queremos dejar claro que no lo fue, puesto que tan solo se limitó a obedecer las directrices de Anno a la hora de plasmar la historia en papel. Aunque se lo tomó con calma, ya que el manga, a pesar de empezar a publicarse en en febrero de 1995 (ocho meses antes del estreno en TV del anime), fue terminado casi 20 años después, en junio de 2013, tras haber publicado 14 tomos. Poco le faltó para superar el tiempo que a Antonio López le llevó finalizar el cuadro de la Familia Real.
-Por mucho que las vea, Shinji no sabrá qué hacer-

NGE no es otro caso más en el que la historia del manga se vuelca al anime, puesto que aquí sucedió exactamente lo contrario, aunque muchos no lo crean. La historia de NGE se creó tiempo atrás (tres años, aproximadamente) antes de estrenarse en TV, pero el manga fue saliendo antes. Originalmente la historia estaba pensada para la animación televisiva, no para el manga como algunos creen, pero ya que estaban, diversificaron un poco el negocio.

Aún así, las cifras de NGE hablan por sí solas. Son millones los fans de la saga y miles de figuras las que se venden cada año. El Blu-Ray de la película Evangelion:3.33 superó el millón de copias vendidas poco tiempo después de ponerse a la venta y, a principios del año 2013, ya llevaban ganados más de 5.000 millones de yenes. Que se dice pronto. Por otra parte, el último tomo del manga, el nº 14, vendió más de 300.000 unidades en los primeros cinco días, desbancando a otras sagas que venían siendo éxito en ventas, como Fairy Tail o Terra Formars.

Tras esta introducción, en la que seguro que alguno se me quedó con la boca abierta, pasamos a la historia. Pero pasito a pasito, que el camino es largo. Según la sinopsis general del anime, en 2015 el mundo está recuperándose como buenamente puede tras un cataclismo planetario. Un importante porcentaje de la población falleció y la orografía terrestre cambió de forma destacable, como se observa en las costas debido a la subida del nivel de los océanos. La historia, que transcurre principalmente en Japón y más concretamente en la ciudad de Tokyo-3 y sus subterráneos, arranca con el ataque de una criatura gigantesca y las represalias que los humanos toman contra ella. Tras varios intentos por destruirla, el ejército de las Naciones Unidas acaba por ceder el mando a la organización privada NERV, que tendrá que contrarrestar, como buenamente pueda, a estas desconocidas criaturas por medio de robots gigantes. Ya solo falta Ultraman, eh Anno.
-Una de las imágenes más míticas de NGE-

Así es cómo comienza la serie. Pero la historia tiene más, mucho más, ya que solo hemos empezado a rascar en el profundo mundo de Evangelion. Aunque a los desconocedores de esta serie les puede oler a mechas, lo cierto es que estos pasan a un segundo plano en cuanto se avanza un poco en la trama. Son parte primordial de la misma, en efecto, pero el protagonismo se lo llevan otros. Concretamente los conflictos internos de los personajes. NGE es una serie en dónde los miedos, las dudas, los odios y los intereses juegan un papel fundamental. La serie podría estar ambientada en un instituto, por ejemplo, y seguiría teniendo un gran nivel. Podría ser un Slice of life y también sería una gran obra. Esto es lo que hace leyenda a una historia, siempre y cuando se sepan llevar bien, claro está.

Llevar una obra con unos personajes bien definidos y completos es harto complejo, tanto que si uno no lo sabe llevar bien, se puede pegar el castañazo de su vida. Por poner varios ejemplos: Coppelion tiene una sinopsis muy jugosa, pero los personajes dejan que desear (en igual manera que su guión);  a Kamisama no Inai Nichiyoubi le pasa tres cuartos de lo mismo; en Golden Time se supo llevar la variedad con buena mano, hasta que apareció el fantasma de Banri haciendo de catastrofista, pero la historia está realmente bien. En cambio, si vemos alguna serie con muy buena nota, como Psycho-Pass, nos encontraremos con que los personajes están muy bien definidos, pero sin ahondar al máximo en ellos. Tres cuartos de lo mismo ocurre con Cowboy Bebop y ahí tenemos otra joya atemporal que enamorará a cualquiera.

Cambiando hacia el apartado técnico del dibujo, la animación simplemente es excelente. Parece mentira que la serie tenga 20 años encima, ya que podría desbancar a algunas estrenadas en el 2014 en cuanto a movimiento se refiere. No hay animaciones en 3D ni falta que hacen, todo está hecho a mano con trazos correctos y sin distorsiones como pueden aparecen en las luchas en Space Dandy o en Kill la Kill. Los colores y las luces también son los adecuados en cada escena. Desde luego, no hay ninguna pega en el apartado de la animación, solo felicitaciones.

-Nadie se libra de la cara de póker en las tarjetas de identificación-

En donde también hay que felicitarles es en un apartado sonoro que resulta sobresaliente. Con escasos temas cantados, principalmente el opening y las variantes del ending, ésta OST logra imprimir una emoción que nos mantendrá pegados a la pantalla. Eso sí, en algunos de sus temas también se nota un ligero regusto a la década de los 90, como ocurre con la apertura anteriormente mencionada.

Si la OST de la serie puede gustar o enamorar, según el caso, la ambientación sonora con los efectos y las voces causa locura y pasión sin fin. Siempre manteniéndose en el punto exacto para no desentonar, excepto en la versión doblada al español, en donde nos encontramos con algunas partes en las que el doblaje no está sincronizado, cosa que no ocurre en la versión original. Esto nos puede trastocar un poco el ambiente, si escogemos la versión adaptada a nuestro idioma, aunque no es para nada grave, ya que son escasos los momentos en los que ocurre este problema. Aún así, los efectos y el ruido ambiente siguen siendo increíbles, por lo que se puede afirmar, sin lugar a dudas, que es uno de los aspectos fuertes del anime.

Hasta aquí tenemos una serie de sobresaliente, pero emprendemos la marcha para adentrarnos en la segunda parte del análisis de este anime, concretamente de los episodios 25 y 26. Para muchos la gran cagada de esta serie, digna candidata al premio del Trono de mierda que asignamos en nuestro podcast a la peor serie analizada el año pasado. Pero no todo van a ser olores que nos abran el estómago para echar la primera papilla, estos dos episodios, al contrario de lo que la gente piensa, son la clave para explicar el significado de las OVAs que se mostraron a continuación y que, por supuesto, analizaremos ahora en el blog.

-Así nos quedamos muchos cuando vimos estos dos episodios finales-

La parte más filosófica de la serie está concentrada en ellas y explican, de manera muy psicológica, el significado de la complementación humana. ¡Oh, dios mío! ¡Spoiler! ¡Spoiler! En efecto, estos dos capítulos nos explican el final de la saga que se emitiría en las OVAs, sin embargo casi nadie cayó en este detalle. Todos nosotros nos fijamos en la ruptura de ritmo narrativo, de estilo y de su puñetera madre. A más de alguno le gustaría aplaudir, como los personajes de la serie al final del último capítulo, en la cara del responsable de esto, pero se incurriría en una ilegalidad en la que poco podríamos hacer para librarnos del castigo correspondiente.

La cagada en estos dos episodios se recordará por décadas, quizás causada por los continuos cambios en el guión y las presiones de la TV en dónde se emitió gracias a las enormes audiencias que consiguieron tras cambiar el horario de emisión a una franja más adecuada al público que iba dirigida. Solo os diré algunos detalles para mostraros lo que intentó ser y, al final, no fue. Anno quiso hacer una serie con más fanservice de lo que se mostró. Cierto es que algún medio-pechote se ve, pero menos descarado de lo que en un principio tenía ideado el autor. Además, solo aparecen 17 ángeles cuando se tenía planeado hacer la serie con 28, fijando las batallas en los últimos 12. Por no decir que Kaworu empezaría la serie en la misma clase que Shinji y Rei, convirtiéndose en ángel a voluntad. Aún así, estas "excusas" no sirven para mitigar un final que muchos de los fans de la saga califican de auténtica escoria.


LA NOTA:

NGE es, sin lugar a dudas, una serie de obligado visualizado si queremos saber cómo llegó a evolucionar el anime desde mediados de la década de los 90. Basta con comparar una serie de finales de dicha década con otra de los 80 para darnos cuenta de que son como el agua y el aceite. No obstante, tanto el agua como el aceite son buenos para la salud, pero las diferencias están ahí. Evangelion es sinónimo de una buena historia que no se terminó como es debido (hablo de la serie de TV), pegando una patada en la boca a sus fans allá por 1995. Eso es algo que no se puede perdonar ni tolerar de ninguna forma, ya que echaron por tierra la buena definición de los personajes, el apartado animado y el de sonido. Es por esto que, si tenemos que aplicar una nota global a la serie de animación de Gainax, ésta se queda en una E. Sin embargo, recomiendo desde lo más hondo de mi corazón que si se ve la serie de TV se omitan los dos últimos episodios. Si tenemos dudas tras el visualizado de las OVAs, recomiendo pasar por la Wikipedia (¿yo recomendando la Wikipedia? ¿Estoy borracho?) ya que se han explicado tan bien los numerosos detalles del anime que acabaremos por entender todo lo que se nos haya podido escapar, excepto el final, que no hay por dónde cogerlo.




Llegamos a lo que tendrían que haber sido los dos episodios finales de la serie de TV y que Gainax no le dio la gana de hacer en aquel momento, ya fuera porque no había dinero para ello, no tenían un guión preestablecido o querían hacer el ridículo, yo creo que un poco de estas tres. No obstante, se pusieron las pilas y recompusieron el final de la historia, ambientádolos en lo sucedido dentro de los primeros 24 episodios de la serie.

The End of Evangelion (a partir de ahora TEoE) reforma todo lo dicho en los episodios 25 y 26 de la serie, con los mismos conceptos que se relataban del complemento humano y la aceptación de cada uno, pero con el peculiar toque de la serie. Esta película, ya con un ambiente postapocalíptico, "finaliza" la historia que creó Hideaki Anno años atrás. He puesto el entrecomillado porque, como muchos de vosotros sabréis, han hecho un rebuild de la historia creando cuatro películas que remueven lo hecho en la historia original que se emitió. Las he visto y sólo tengo una opinión clara acerca de ellas, por lo menos de las tres que han publicado. La cuarta todavía no ha visto la luz, pero voy cogiendo el papel.

Quitándonos de depresiones futuras, nos centramos en lo que tenemos entre manos. TEoE es la segunda serie de OVAs que sacó Gainax tras la serie de TV. En efecto, existen otras dos anteriores en las cuales el estudio quiso sacar tajada de la desesperación de los fans con un resumen de la serie y lo que sería el episodio 25. Más cara que espalda, sin lugar a dudas. Igual las amenazas que les llegaron por carta no fueron suficientes como para llegarles al nivel del cuello y tiraron para adelante sacando ese abuso. Sin embargo, al final le terminaron por ver las orejas al lobo y en el año 1997 sacaron lo que sería el final oficial a la historia de Evangelion. Pero con la marca de la casa, es decir, el nuevo episodio 25 que sacaron en la anterior ronda de OVAs se repetiría en esta ocasión juntándolo con el episodio 26, final de la saga. Tiempo después sacarían la versión definitiva de estos dos capítulos con el título de Revival of Evangelion, que vienen a ser las dos OVAs remasterizadas, mejoradas en su audio y con escenas añadidas y/o modificadas. Vamos, que leídos estos dos párrafos queda claro que Anno no tiene ni la más remota idea de cómo finiquitar la historia y darle una 'muerte' digna a la misma. O eso o quiere exprimir la gallina de los huevos de oro tanto o más que Blizzard con la saga de World of Warcraft.
-¿A qué me recuerda levemente esta imagen?-


Pero a lo que vamos, en estas dos OVAs se relata la historia tras la eliminación de los 17 ángeles que se nombraban los pergaminos del Mar Muerto y cómo se ponen en marcha el proyecto de complementación humana. SEELE, la organización madre de NERV toma cartas en el asunto, ya que ven que Ikari (el padre de Shinji) va por libre sin hacer caso a los planes que estos tenían pensado aplicar. Que digo yo, que desde hace 10 episodios ya podrían haber tomado acciones, pero se les ve con un ansia...

Sin embargo, no todo va a estar basado en la historia de los dirigentes de las dos empresas. Así tenemos a Misato haciendo el papel de Kaji para descubrir detalles que nos sorprenderán tanto a nosotros como a ella. Además están también los pilotos de los Evangelion: Rei, Shinji y Asuka; a los cuales, aunque en las OVAs hacen el papel que "teóricamente" les corresponde, veo muy cambiados con respecto a la serie. El de Rei puedo llegar a comprenderlo, pero el de Asuka, con una recuperación rapidísima dentro del propio EVA-02, no es lógico, más aún si después tiene un tope de sincronización tras sus últimas y desastrosas actuaciones. No obstante, lo de Shinji es de juzgado de guardia. Que vale que tiene que matar a seres queridos en el EVA, ya lo pasó mal en el capítulo 18 y también en el episodio 24, pero ese comportamiento de gilipollas es inexplicable e intragable. No tiene ninguna lógica si cogemos las consecuencias de situaciones similares en el pasado: Shinji huye. Pero en este caso no, se queda como un memo esperando a morir. Muy bien, vale, cógete una mecedora y espérala en el porche de casa.

De todas formas, no solo lo de Shinji es lo único que cuesta tragar, la segunda parte de la OVA (el nuevo episodio 26) sí que cuesta bajarlo por el gaznate neuronal. Escenas sin sentido o frases muy concretas sacadas de contexto, un contexto que tienes que intuir, sino inventar, para decir 'pues igual quisieron decir esto'. Me recuerdan a esos "expertos" que salen por la tele con psicofonías y, después de ponértelas tres veces para que intentes adivinar qué dicen esas voces extrañas, te cuentan que dicen "mamá", pero tú entendiste "casa" o "pasa" o "taza" o "estrella". Si hay alguien que no sea aficionado a temas de misterio puedo poner otro ejemplo, como el de las visiones religiosas. ¡Oh! ¡Hablan en arameo! Y siempre, siempre, siempre aparece uno en la sala que sabe arameo y te dice que "aguachugüei aguachugüei" significa "la Virgen María os quiere" y que "aguachuguai aguachuguai" significa "haced una pequeña donación para """ayudarnos a difundir la palabra de la Virgen""", necesitamos que más gente conozca su palabra".
-Oh, mira, pajaritos-

¿Vais captando lo que quiero decir? ¿No? Os lo aclaro y con una palabra: Coppelion. Sí señores, es la misma forma de hacer los guiones que en Coppelion. Sin ningún sentido, tiramos para adelante y se acabó comprobar si el resultado es bueno o no. Mira que me duele, pero es que siempre, siempre y siempre pasa lo mismo con buenas historias que se van por el retrete por no tener un guión requeterevisado para darle un final acorde. Hideaki tenía en mente una historia que tuvo que modificar a saber cuántas veces durante la temporada de TV, saliendo un engendro que a la inmensa mayoría le cuesta tragar. Este final no es el apropiado para la serie de TV. Sigue sin serlo y me temo que nunca le harán un final como es debido. Por mucha mejora visual o en el sonido que hayan conseguido en estos dos nuevos episodios 25 y 26.


LA NOTA:

Terminando aquí de redactar la reseña, voy a confirmar dos noticias: una buena y la otra mejor. ¡Oh, qué bien! La buena es que he recogido una las teorías más "lógicas" para explicar la historia y, sobre todo, el final de Evangelion. ¿Y la mejor? Pues que también tienen errores de lógica y no cuadran con la explicación que dan ellos o con los datos facilitados por Hideaki. ¡Toma ya! Podéis acceder a la misma clicando aquí.

En fin, terminemos con esta pesadilla. Por muy buenos detalles técnicos que tenga esta OVA, la historia sigue siendo la que es, un agujero por el que se cayó Anno, el creador de Evangelion, y del que no va a salir en la vida. ¿Qué os apostáis a que en unos años habrá otra revisión de Evangelion? Yo auguro que sí, segurísimo. Pero mientras esto no ocurre, damos por finalizada la reseña abriendo el sobre de la nota: otra E.

7 comentarios:

  1. Coincido en todo, aunque igual yo le pondría una nota más alta.
    Bien es cierto que el final de la serie, no es un final digno... pero yo me quedé tranquilo con el final de "The End of Evangelion", claro que tuve que imaginarme o suponer ciertas cosas.
    Yo no soy ningún experto en anime (igual por eso mi favorito es Neon Genesis Evangelion), tan sólo he visto unos 10 o 15. Aún así, independientemente de que la historia sea compleja e "incompleta" por los motivos que sean, yo la hubiera valorado un poco mejor. En mi opinión, vaya.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Iván, ¡muy buenas! Antes de nada, gracias por comentar.

      Si te soy sincero, Neon Genesis Evangelion fue uno de los primeros animes que vi en mi etapa adolescente y me marcó mucho. El problema de este marcado fue la inexperiencia que tenía en este mundillo, algo muy parecido con lo que te pasa, y que se me está curando con otras series animadas, sean japonesas u occidentales.

      Con el paso de los años fui descubriendo que esos finales, tanto el de la serie original como el de las OVAs, son, bajo mi humilde opinión y con todos mis respetos, una tomadura de pelo. Como muestra de esto que indico, solo fijarse en el “experimento” que realizó Anno con las nuevas OVAs de Evangelion que, si no las has visto, te recomiendo su visualizado solo bajo prescripción de alguna joya animada para sacarse ese sabor de boca después, como pueden ser Tokyo 8.0, Cowboy Bebop, Suisei no Gargantia, Eureka Seven o Psycho-Pass.

      De todas formas, también comentarte que tenía pensado hacer este análisis en tres partes, separando los dos últimos capítulos del resto de la serie original, dejando a los 24 primeros con una nota de A y recomendable. No me gustó la idea de partir una serie, ya que sería injusto con el resto de series analizadas en el blog, por lo que solo me quedó tomar el papel de Charles Bronson y darle matarile.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Por una vez, y sin que sirva de precedente, tengo que decir que estoy de acuerdo con Iván. No me explico como este anime se puede quedar tan pancho con una E cuando debería tener una G como una catedral XD

    ResponderEliminar
  3. A mi me parece que a diferencia de cualquier otro animé, Evangelion no busca tener un "final" o un cierre para su historia. Al principio sí pensaba como tú, también quedé con la boca abierta cuando vi los capítulos 25 y 26, y no me quedé tranquilo, la volví a ver tiempo después. Ya la he visto tres veces, contando las películas, además de haber leído toda la wikipedia jajaja y estoy muy seguro para afirmar que Evangelion NO es una serie narrativa, la historia superficial de todos los personajes es una mera fachada para encubrir una obra psicológica de otro calibre, y en realidad es super obvio si tenemos en cuenta que Anno cayó en una depresión severa mientras creaba el animé, y a raíz de esta misma enfermedad, se vio invadido por una serie de filosofías existencialistas que lo llevan a realizar el final de los capítulos 25 y 26. De hecho, el mismo reconoce que Shinji era una canalización visual de su estado depresivo. No me sorprende que le pongan una E porque es super fácil catalogar a una serie de este tipo (que no es comparable con nada más que se haya hecho en el mundo del animé) como una serie sin sentido, pero no lo comparto. Para los que hemos navegado sobre las corrientes del psicoanálisis y el existencialismo, sabemos que Evangelion es una oda al pensamiento freudiano, y lo hace con tal magnificencia que cualquiera de sus dos "finales" son rechazados, obviamente porque no podría existir un final para Evangelion, porque como dije al inicio, no es una serie narrativa, ni busca tener un final, porque es un discurso filosófico, no un animé propiamente tal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola EVA, gracias por comentar.

      No hay ninguna duda que toda historia, sea con un discurso filosófico, un cuento fantástico, un ensayo o una noticia del telediario deben tener un comienzo, un desarrollo y un desenlace o final. Esto es así y también se aplica a otras facetas de la vida. El problema viene cuando el trabajo no se toma en serio, tal y como lo hizo Hideaki junto a Gainax.

      No es muy conocido, pero Gainax tuvo el vicio (desconozco ahora si continúa con esta pauta) de ir a contrarreloj para ir presentando los capítulos conforme se iban emitiendo, es decir, que presentaban el episodio piloto y, dependiendo de las reacciones de la audiencia, continuaba con ese anime trabajando como esclavos para que a la siguiente semana se emitiera o, por el contrario, daba carpetazo y se dedicaba a otra cosa. Te pongo incluso el ejemplo de Gunbuster en el que el último capítulo se emitió en blanco y negro por falta de tiempo y presupuesto (sobre todo por esto último).

      Con todo esto te quiero decir que, por muy filosófica que sea la historia que cuente Evangelion, sino tiene un final acorde, el anime pierde valor y en este caso pierde mucho. Fíjate en otra historia con un cariz filosófico como es Ergo Proxy. El final que tiene, aunque sea completamente abierto, da cierre a esa serie con el mismo estilo que se relatan los capítulos anteriores. No es chocante, no dan ganas de tirarse de los pelos y tampoco causa que se envíen al estudio, por ejemplo, cartas con amenazas de muerte, cosa que le sucedió a Hideaki tras los capítulos 25 y 26 emitidos en TV.

      A mayores también te quiero aclarar un detalle. Hablas de la valoración del anime como si fuese una nota de un examen, como si fuese un número, pero no es así. Las letras de las valoraciones corresponden a una etiqueta. Nosotros encuadramos las series por el tratamiento del guión, personajes y argumento. La E que tiene Evangelion hace referencia a lo siguiente:

      "Todo el mundo (incluido Chuck Norris) esperaba mucho más de este anime. El cual haya su lastre en la lentitud y tosquedad que gobiernan en ciertas partes de su guión. Puedes verlo cuando quieras pero lo que nunca debes hacer es cometer el error de olvidarte de su nota."

      En este caso, otorgar a una serie semejante final cuando el resto de la misma es de una calidad máxima, no tiene perdón alguno. Se puede ser filosófico, pero las pautas en la narración de una historia hay que mantenerlas. Lamentablemente, en Evangelion esto no sucedió así.

      Saludos.

      Eliminar
  4. Creo que el mayor mérito de evangelion radica precisamente en tener esos finales desconcertantes, tal y como su autor así lo quiso. Ya que el propio Anno afirmó que: "evangelion es como un rompecabezas. Cualquier persona puede verlo y dar su propia respuesta (...) no esperen recibir respuestas de nadie. No esperen ser guiados todo el tiempo. Todos debemos encontrar nuestras propias respuestas".
    Creo que los finales son perfectamente adecuados a la trama en general, ya que desde el principio la serie se enfoca en los pensamientos y vivencias de sus personajes ( y se acentúa en extremo a partir del capitulo 18) más que en los combates y batallas que se plantean. Por lo tanto la valoración que se le da por su final me parece errónea , seria correcta si durante toda la trama no nos hubiesen mostrado más que peleas entre robots y "monstruos" y tuviese un final como el que tuvo (que fue bastante claro y entendible al mostrar la lucha interna de sus protagonistas).
    Si lo ves así entonces el final que no es "lento" (en mi opinión es incluso rápido ¡muy rápido! ) es muy coherente con el resto de la serie; igualmente todo entra en el terreno de la subjetividad (la tuya al evaluar negativamente , la mía al defender positivamente)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola sena, gracias por contestar.

      Antes de nada, quería pedirte disculpas por la tardanza en responder. El domingo lancé la contestación, pero Blogger parece que hizo otra vez de las suyas y me censuró el comentario. O eso o fue la Dame Zensur.

      A lo que iba. Anno tiene razón en que Evangelion es un rompecabezas, es un auténtico rompecuernos. Pero eso no quita que, a pesar de lo complejo que puede llegar a ser, debe existir una base sólida para que la historia se mantenga y que no sea un chiste como la Biblia con cuatro evangelios llenos de contradicciones entre sí. Aquí el error de Hideaki fue cambiar el registro y estilo de narración de una serie que, hasta el momento, tenía un éxito tremendo. Tengo una teoría acerca de la posible causa, pero antes de exponerla, quiero traer a la palestra varios detalles

      Anno confirmó que, originalmente, la historia de Evangelion era muy diferente, tanto en la cantidad de ángeles por no decir que quería darle un toche ecchi mucho más marcado. El problema de esta historia ya creada de antemano es que el canal de TV tiene unas exigencias y dicho proyecto no encajó en ellas ni de coña. ¿Qué queda en esta situación? Adaptar la historia a las exigencias del "broadcaster", pero esto debe realizarse con cuidado, porque si se mete mucho la mano, el final termina por no encajar, cosa que sucedió con la serie de TV (episodios 25 y 26). Tras esta catástrofe, Anno quiso corregir este final sacando las películas Death&Rebirth y Rebirth&End, siendo la primera un resumen de la serie y una parte del nuevo final. La segunda es esa parte ya emitida y la otra mitad restante. No sé por qué Hideaki sacó eso así, pero o quería sacar tajada del tirón de Evangelion para llenar las arcas de Gainax o no sabría cómo se lo tomaría la horda de fans y prefirió tantear el terreno antes de lanzar la traca final. A parte de esos dos finales, estoy por ver el tercero con las películas "Rebuild" solo para comprobar cuán fuerte será el hostión que se meta con la historia.

      Y con todo esto quiero indicarte la causa de que los finales de Evangelion no gusten a muchísimas personas. Cuando una persona está bajo un nivel de presión enorme tal y como estaba Anno de aquella, y teniendo en cuenta que Gainax tenía el vicio de sacar los episodios a correr (me refiero al comentario de respuesta a EVA), es normal que aparezca el famoso "bloqueo del artista" y que sea imposible crear un nuevo final para esa historia tan buena que salió de sus manos. ¿Qué le quedó a Hideaki por entonces? Pedir ayuda. El problema es que, si hay mucha prisa por sacar el final adelante, no da tiempo a adaptar esos consejos y esas ayudas, dando como resultado un "copy&paste" cutre como en los trabajos de escuela e instituto. Aquí se adaptaron conceptos psicológicos y filosóficos eliminando la pieza clave por la cuál mucha gente se enganchó a esta serie: las escenas de acción con mechas. En el segundo final algo se mejoró, eso es verdad, pero seguimos con la misma cojera narrativa de antes. Por eso obtiene una E en las valoraciones. Las letras que utilizamos no son un número equivalente como pueda ser un 4, un 7 o un 10, sino una referencia en una tabla que valora el argumento, el guion y los personajes. En este caso, como el final es así de radical comparado con el mismo estilo narrativo de la serie, obtiene dicha nota. Ten en cuenta que en la equivalencia se hace referencia a "tosquedad en ciertas partes de su guión". Es por eso que otorga esta calificación.

      Si te soy sincero, hasta el capítulo 24, la serie está dentro de lo mejor que se emitió en la década de los 90, pero ese final no hay forma de encajarlo. Hideaki tuvo la oportunidad de hacerlo bien con el "Rebuild", pero cogió el camino del desmadre.

      Eliminar