Comet Lucifer

jueves, 2 de marzo de 2017 , 0 Comments

AÑO 3




Vista la trayectoria reciente de los "grandes" (hola Production I.G, ¿qué tal todo? XD), en el día de hoy hecho mano de uno de los estudios novatos para rescatar a uno de los animes que me pasaron más de tapadillo el año pasado. Por lo que, sin más preámbulos por mi parte, llegó el momento de pasar revista a...

Comet Lucifer (8Bit, 2015, 12 CAPS)

"Una buena idea no lo es todo"

Una de las primeras cosas que llama la atención del anime que tenemos ante nosotros, aparte claro está de toparnos nuevamente con el estudio de animación 8Bit (Busou Shinki "Armored War Goddess"), es la de estar ante un trabajo totalmente original de esta gente. O lo que es lo mismo, que esta obra no se basa en ningún trabajo previo. Estrenado el 4 de octubre de 2015 y despachado el 20 de diciembre de ese mismo año, Comet Lucifer nos presenta una trama que se apoya sobre los géneros de la aventura, el drama, la fantasía y la ciencia ficción (vamos, que estamos ante una historia fantástica) para dar vida a un proyecto que contó con la participación de Yuuichi Nomura (Script y Series Composition), Tatsuya Katou (música) y Yasuhito Kikuchi. Un director, este último, que os debería de sonar a más de uno gracias a trabajos como El Hazard: The Alternative World, IS: Infinite Stratoso o IS: Infinite Stratos 2.

Y dicho esto me salto directamente la sinopsis para haceros la rápida presentación de los personajes que precede hoy al "resumen" de la serie.

Sogo Amagi. Es el protagonista de esta historia y el único buscador de piedras preciosas que veremos en toda la serie. A pesar de su corta edad, Sogo se muestra como una persona que tiene las ideas muy claras.

Kaon Lanchester. La decidida chica de esta historia resulta ser amiga de nuestro protagonista desde hace bastante tiempo además de... (lo siento, pero no os voy a soltar ningún "alerón" de esos)

Felia. Es la misteriosa chica de la serie, por lo que en vuestras manos queda el hecho de descubrirla.

> Moura. Es el animal más raro que vamos a encontrar en este anime. O al menos ésa es la primera idea que tendremos de un ser de piedra que asemeja ser una especie de serpiente y que es capaz de hablar. Cualidad ésta que le vendrá bien en no pocas situaciones para desempeñar su papel como protector de Felia.

Hajime Do Mon (o Do Mon a secas). Es el propietario del restaurante en el que vive Sogo y la persona que carga con su responsabilidad. A medida que avancen los episodios iremos sabiendo más acerca de este personaje y del motivo por el que nuestro protagonista vive con él.

Roman Valov. Es el primogénito de la influyente familia Valov y el "prometido" de Kaon. A pesar de su actitud un tanto chulesca y su papel secundario este joven pelirrojo no dudará en usar los artilugios de su familia para ayudar a nuestros protagonistas.

> Otto Moto. Es el mayordomo de Roman y uno de los personajes más secundarios que nos vamos a encontrar.

> Gus Stewart. Es el militar que más cuota de pantalla tendrá en esta serie. Enfrascado en obtener para sus superiores una cosa a la que llaman "La Lima" y a pesar de mantener un pasado en común con Do Mon, el bueno de Gus acabará por formar una unidad a medida con los personajes más excéntricos que pueda encontrar (Patrick Yang "Pack" y Alfried Macallan) con el fin de cumplir con su misión.


Qué ganas me están entrado de comer fresas XD

"Una apareció desde el interior de una resplandeciente cascada de luz y la otra desde un turbio diluvio de oscuridad. Ambas buscaron reclamar los cielos para sí mismas. A veces en las colinas y a veces en los vales... Libraron una sangrienta guerra que abarcó milenios. Cuando las lágrimas ahogaron su torrente de rabia, la primera ave lloró de pena. Cuando las lágrimas ahogaron su rabia hirviente, la segunda ave lloró de pena. Y el año en el que los llantos resonaron a través del cielo por tercera vez, el mundo fue dividido entre aquellos que se mantienen y aquellos que retroceden. Ahora... ¿en qué lado caemos nosotros? En los días por venir, veámoslo por nosotros mismos. Esta noche los cielos se adornan con más esplendor que nunca".

Tras esta curiosa y liosa presentación tan nipona, el primer capítulo de Comet Lucifer se centra en Sogo para mostrarnos la vida cotidiana de este pequeño buscador de tesoros al que su madre habría metido en el negocio para, al fin, toparse con el premio gordo. Un acontecimiento que obviamente despertará la alegría de nuestro protagonista y nos dejará ante la primera escena curiosa del anime. Porque ¿acaso no os parece increíble la velocidad con la que sale esa niña pequeña de su casa? XD



Paralelamente a esta presentación, la trama aprovecha para mostrarnos los movimientos que está llevando a cabo lo que parece ser el ejército de este mundo. Aunque a decir verdad no queda muy claro qué narices hace el ejército realizando tareas de perforación a bordo de robots que a los más veteranos nos recordaran a los ya vistos en DIVERGENCE EVE. Y mientras los militares van a lo suyo en las profundidades, en la superficie Sogo se topa, de una manera cuanto menos curiosa, con Kaon y la particular huida en la que se ve envuelta para evitar que Roman y su mayordomo Otto le den alcance y la obliguen a ponerse el vestido de novia. En una situación que resulta cómica, por la forma en la que se desarrolla, sin renunciar a la crítica social que encierra de cara a la culturas en las que el matrimonio concertado aun es una realidad a día de hoy.

Pero dejémonos de temas "culturales" y volvamos a la acción puesto que Sogo y Kaon están a punto de caerse por el agujero más grande que encuentran (literalmente hablando) para ubicarnos ante el gran misterio de descubrir cómo diablos pudieron sobrevivir a semejante caída. ¡Ay! Los misterios de la animación. Un acontecimiento realmente extraordinario y que servirá a la trama como arranque para el personaje que está a punto de hacer su aparición y que, por lo visto, les dejará a ellos tan desconcertados como a nosotros ;D


Kaon es, sin duda alguna, una novia con mucho carácter XD.

Tras un arranque que resume lo visto en el capítulo anterior y con las ideas de nuestros protagonistas aun por aclarar, el segundo episodio nos muestra los primeros pasos de Felia (la misteriosa chica que aparecía al final del capítulo anterior) en el mundo de Sogo. Mundo que, por cierto, no se corresponde a la tierra, como uno podría pensar al ver ese satélite, sino que es un planeta llamado Gift.

Por fortuna el capítulo no se queda una simple transición que recurra al slice of life para el relleno, sino que aprovecha para descubrirnos tanto la siguiente jugada del ejército, en su afán por recuperar lo que se les ha escapado de las manos, como la verdadera forma del mecha que aparecía en el episodio anterior. Un animal tan curioso como resultón llamado Moura y que es capaz de hablar con nuestro protagonista cuando Felia aun está aprendiendo a hacerlo. Quedando así desvelado el misterio que atañía a su presencia y a la conexión que tiene con Sogo. Vamos, que la cosa ahora pinta bastante bien.

El tercer episodio opta por seguir mostrándonos la adaptación de Felia al mundo de los humanos mientras nos deja ante unos acontecimientos que, aun estando cargados de acción, carecen prácticamente de peso dentro de lo que viene a ser la trama, o más bien lo que esperamos que esta sea para un anime que tuvo tan buen comienzo. Por lo que los aspectos destacados se resumen en ver cómo los chicos se enfrentan a un nuevo enemigo (del cual preferiría olvidarme por completo de no ser por el papel que le reserva la historia al final de este capítulo) y a saber, de mano de Moura, un poco más acerca de los poderes que tanto él como Felia poseen y de la procedencia de estos. Y es que a estas alturas no está de más destacar el hecho de que son estos mismos poderes los que desatan todos los sucesos que vemos durante este episodio.


En la imagen Moura y Sogo.

A pesar del asombroso apartado visual con el que se acompaña, el cuarto capítulo no deja de ser un poco más de relleno encima de lo que hemos visto hasta ahora. Y todo porque la cosa no se pondrá realmente interesante hasta su mismo final. Una verdadera lástima en cuanto a la forma en la que ha sido estructurada la serie y que nos deja ahora ante tonterías del calibre de que Sogo y Kaon tengan que ir AHORA al colegio, o que la buena de Kaon acabe pasando más tiempo en la casa de Sogo que en la suya propia. Aunque claro, estoy por apostaros lo que queráis a que no volvemos a saber más del tema colegial al igual que tampoco veremos de nuevo a un pack tan efectivo como el que conocíamos en el episodio anterior. Y ya que estamos sacando los colores... ¿qué me decís de las paloma-gatos que nos enseñaban el el tercer capítulo? XD

Tras hacer un nuevo resumen del capitulo anterior y tal y como podíamos intuir por el final de aquel y el inicio de éste, el quinto episodio nos sitúa ante lo mejor que hemos visto hasta la fecha. Y todo gracias a que el ejército al fin ha conseguido capturar de una vez por todas a eso a lo que llaman "La Lima". Un logro que acabará por desencadenar una batalla en un recóndito cañón entre el mecha que maneja Gus y Moura. Quién, en esta ocasión, jugará en clara desventaja mientras Sogo intenta realizar un arriesgado rescate.

No obstante y a pesar del esfuerzo de ambos personajes, la balanza caerá en esta ocasión del lado del ejército hasta que tenga lugar un nuevo milagro (cuento la aparición de Felia como el primero y ojo, porque no será el único que veamos en este episodio) que dará a Moura la ventaja que necesitaba sobre su poderoso adversario. Y así, cuando más reñida esté la cosa, Felia tomará cartas en el asunto para desvelarnos el acontecimiento de este capítulo. En un interesante milagro que dejará descolocados a algunos y a otros con la miel en los labios. Pues, como es el caso de quien escribe estas líneas, este suceso estaba tan cantado como el destino que corría el acosador de Felia en el episodio anterior. Y sí, quizá sea un poco pronto para ello vista la lenta evolución que sigue el anime y precisamente en ello radica mi sorpresa, pero de ahí a decir que no me lo veía venir hay un trecho bastante grande para una serie que, por su aspecto, nos recuerda bastante a obras del calado de Cowboy Bebop (con esas eternas barras de bar) o Tengen Toppa Gurren-Lagann. Un parecido, este último, que, a mi modo de ver, viene dado por el aspecto visual de los personajes. Y para terminar con tanto parentesco nada mejor que echar un vistazo a un ending que, por primera vez, se encuentra fusionado con el mismo capítulo.


A la vista de esta imagen, me dicen que el anime es de Gainax y me lo creo.

Al contrario que los anteriores, el capítulo seis arranca enseñándonos unos hechos, de los que por cierto no sabíamos nada, para llevar a nuestros chicos en la procura del Altar del Abismo. O al menos esa es la intención inicial, ya que a medida que transcurran los minutos el ejército volverá a meter las narices donde no le llaman, para brindarnos una buena dosis de acción y unas escenas que confirman lo que ya veníamos suponiendo, la calidad técnica puesta en la animación de esta serie es verdaderamente sobresaliente.

Sin embargo y como no todo van a ser disparos y combates, este capítulo también nos muestra una parte más religiosa, por medio de esa boda que la trama utiliza como escusa para mostrarnos hacia dónde gira la ruleta del amor en esta serie, y en la que yo no dejo de mirar cierto guiño a la fantástica Eureka Seven gracias a la combinación de fieles y militares que vemos en pantalla :P
Y por si esto no fuera suficiente los chicos de 8Bit nos sorprenden con un nuevo ending.

Por su parte, el séptimo capítulo de la serie (sí, ese mismo en el que vemos un vehículo con teléfono fijo incorporado o nos encontramos ante la tesitura de querer saber que rábanos pasa en Japón para que la gran mayoría de los protagonistas sean mecánicos) continúa con el viaje de los chicos al Altar del Abismo para situarnos ante otra buena dosis de acción por medio del bueno y algo cansino ya (todo sea dicho) de Gus. Por suerte, entre tanto salseo podremos conocer al fin el pasado de Do Mon, pescar a un traidor del que, para mayor inri y desgracia del argumento en lo que al factor sorpresa se refiere, ya sabíamos de antemano y conocer, o más bien hacernos una ligera idea, del lugar al que Felia quería llegar.


Pocas situaciones más estúpidas que ésta os vais a encontrar en la serie, pero ya que está, ¿me puede explicar alguien para qué diablos tiene la parte trasera acristalada este teleférico? XD

Ya en el capítulo ocho, la ruta al Altar del Abismo nos deja ante unos acontecimientos mucho más pausados que son utilizados por la trama para poner las cosas en su sitio. De tal manera que al fin conoceremos a la madre de Sogo y al destino que a ésta le aguardaba tras conocer a Do Mon debido a la investigación que estaba llevando a cabo (la cual curiosamente buscaba encontrar una fuente de energía alternativa al giftium. Por lo que las similitudes son extrapolables a lo que ocurre con el petróleo en nuestro mundo) y a la propia Felia por medio del relato que nos cuenta Moura. Pero eso no es lo más interesante, o al menos no lo es de cara a sembrar conspiraciones, ya que entre tanta explicación escucharemos por la radio cómo todos los miembros del consejo, a excepción de uno, han desaparecido cuando viajaban a bordo de un avión. Y dicho esto, ¿alguien más se fijó en lo curioso que resultan las ganas que tiene Felia por llegar al Altar de Abismo aún y cuando tiene tan mal presentimiento de él? Y ya puestos en curiosidades no sé que opinión al respecto os dará la nave, a medio camino entre una fortaleza militar y un barco con ruedas, en la que viaja Gus. Pero a mí un poco ridícula sí que me parece. Sí XD

Después de un breve resumen de lo ocurrido en el episodio anterior, la aproximación de Sogo y Felia a su meta nos arrastra, en el capítulo nueve, a un nuevo enfrentamiento con el ejército y ante lo que todavía resulta más interesante de cara a la propia historia. La decisión que tomará finalmente nuestro protagonista. No en vano esta cuestión dará pie a otra de las partes más previsibles de la trama desde la aparición de Moura allá por el primer episodio. Y todo, en parte, para ver cómo Do Mon lleva a cabo su cruzada paralela y el destino que ésta le tiene reservado. Porque supongo que una cosa sin la otra (la decisión de Sogo y el destino de Do Mon) no serían posibles mientras espero con ansias la explicación que nos dan los chicos de 8Bit para semejante final. Y no, graciosos, esta queja personal no tiene nada que ver con el hecho de que el ending vuelva a estar fusionado con el propio episodio.

El décimo episodio de la serie trae consigo la complicación a la trama. Y no ya porque nos encontremos a poco del final o porque nuestros chicos hayan llegado al fin a su meta y ello conlleve un nuevo reto, sino porque, de repente, la trama se saca de la manga un nuevo protector para Felia que pone las cosas patas arriba a la vez que derrota a Moura con una facilidad pasmosa. Y sí, es bien previsible saber quién es este nuevo mecha (más que nada por la voz que se oye durante su aparición) y el papel que le toca desempeñar, pero eso no resta importancia al hecho de que su incorporación suceda justo un episodio después del último misterio que nos dejaban y a la forma de actuar que tiene Felia momentos antes de ver a este personaje en pantalla. Vamos, que a los chicos de 8Bit se le empiezan a acumular las explicaciones en un anime que compagina los momentos de acción con otros mucho más pausados de una manera bastante cuestionable. Y no digo que no lo pueda hacer, sino que el enfoque que se utiliza para llevarlo a cabo no es precisamente el más apropiado a la hora de ganarse la atención del espectador. O al menos ésa es la sensación con la que yo me quedo por mucho ending nuevo que nos muestren :P


Aunque de una forma más coherente que en el resto de animes, el amor no correspondido también está presente en Comet Lucifer

Tras un resumen del capítulo anterior y a un episodio del final de esta trama, el capítulo once nos desvela el verdadero plan del malo de turno. Un objetivo tan manido en la trayectoria de la animación nipona como el destino que le espera y que nos permite ver quién manejaba los hilos en realidad. Por desgracia, este nuevo giro en los acontecimientos viene a responder algunas de las dudas que teníamos al respecto de este nuevo "protector" para dejarnos antes otras nuevas. Como es el hecho de que este individuo pudiese mantener constantemente su forma cuando Moura no lo había hecho hasta este mismo momento y debido al lugar especial en el que se encuentra. Y en Moura me voy a detener, ya que si bien es cierto que ya habíamos visto su silueta humanoide unos capítulos antes, su nueva apariencia sí que me pilló en esta ocasión un tanto desprevenido. Como desprevenido puede pillar a más de uno el nuevo rumbo que toman Gus y sus hombres. Claro que a este respecto basta con preguntarse si no serían en total demasiados enemigos para nuestros chicos, para hallar una respuesta bastante sencilla a este cambio de mentalidad.

El cierre de Comet Lucifer nos viene a dejar ante una historia en la que la humanidad abría abandonado la Tierra despues de arrasarla para mudarse a Marte. Y si, se que algunos pensaran en que Gift no es Marte, sino La Luna, pero ¿que explicación le encontráis entonces de los asteroides que orbitan alrededor de nuestro planeta?. Por suerte cualquier otra explicación a este respecto  queda fuera de lugar, ya que si nos fijamos en las imágenes que acompañan al enging de este misma capítulo descubriremos como, a parte de saber del futuro de nuestros protagonistas, toda la historia se sitúa en el sistema solar. Quedando así solventado cualquier atisbo de duda. 

Dicho esto, y antes de entrar en los "detalles" que nos deja este último episodio carente de opening, me gustaría remarcar una vez más el mal enfoque que le han dado los chicos de 8Bit a su trabajo. Dedicando gran parte de su metraje a situaciones de relleno o poco peso argumental cuando deberían de estar empleando el tiempo en atar una historia que, sin lugar a dudas, da para muchísimo más. No en vano, la estrategia seguida habría funcionado perfectamente en un anime de mayor extensión que éste. Por lo que podemos afirmar que nos encontramos ante la evidencia más clara de la crisis en la que se encuentra la animación nipona. La cual deja su marca en esta ocasión tanto en la manera en la que se desarrollan los personajes (y aquí vuelvo a lo de extenderse en temas que al final no tienen peso alguno) como en el propio desarrollo de la historia a poco que esta se descuide. Como podemos percibir en determinados momentos de este anime (como es el caso del comienzo de este mismo episodio) por medio de la certeza de que nos hemos dejado algo atrás (ya sea una OVA o un corto) que ayude a rellenar los huecos que le faltan al argumento.


Hola, soy la trama y te vengo a arrastrar conmigo XD

Y si pensáis que lo que os acabo de decir es lo peor que se le puede echar en cara, esperad a leer los ZASCAS que he apuntado en estos veinte minutos de metraje XD

1. ¿No se supone que el motivo por el cuál se dirigen al Altar del Abismo era para restaurar los poderes de Felia? Porque con tanto ajetreo se les pasó eso por alto.

2. ¿Quién habla con Felia al comienzo de este episodio si "la otra" está luchando con Moura? ¡Oh, misterio!

3. ¿Cómo acaba Felia ahí dentro? Maldición, más misterios que amenazan con mandar a la mierda toda la trama XD

4. Por si lo anterior no fuera suficiente, el nuevo giro de guión del que somos testigos parece buscar que este barco se estrelle contra el acantilado.

5. Así como quién no quiere la cosa, los chicos terminan en el espacio para que podamos deleitarnos con la que seguramente sea la despresurización más larga de toda la historia. OMAIGAR!!!

6. No sé lo que pensarán los astrónomos acerca de esos planetas que se acercan a otros de tan buen rollo, pero seguro que algo bueno no es XD.

Y para terminar os dejo con algo para que le deis a la cabeza, pues yo no acabo de entender. ¿A santo de qué vino la muerte de Do Mon en lo que al planteamiento de la trama se refiere :P?


A judgar por el entorno de la imagen y lo que se puede leer en el cartel que se ve en ella, yo diría que esto cae por el desierto de Nuevo México XD

Pasando ya a los apartados técnicos me veo en la obligación de destacar el hecho de que nos hallamos ante una animación realmente sobresaliente. Pues al contrario de lo que ocurre en una buena cantidad de animes, el trabajo de 8Bit no sólo nos sorprende con la dedicación que han puesto en el primer capítulo, sino que la extiende a lo largo y ancho de toda la serie. Dejándonos así ante uno de los mejores combos de animación tradicional, 3D y empleo del color que podemos encontrar en los animes que se realizan a día de hoy. Y es que, sin exagerar lo más mínimo, nos encontramos ante un verdadero regalo para la vista que un servidor ya se había resignado a encontrar única y exclusivamente en los trabajos más destacables de los grandes estudios de animación.

No obstante y siempre bajo mi punto de vista, la cruz de esta moneda la encontramos en la B.S.O. producida por Lantis. Y ojo, que no lo digo porque estemos ante un nefasto apartado musical o ante una colección de temas dignos de sonar en la peluquería de DR Ferro, sino porque en esta ocasión nos encontramos ante una selección bastante conservadora en la que no hay cabida para temas que podrían haber hecho de éste, un apartado que brillase de la misma manera en que lo hace el visual. Eso sí, para compensarlo (o no) nos encontramos con un tema para el opening ("Comet Lucifer The Seed and the Sower" de fhana) y cinco para el ending ("Oshiete Blue Sky" de Ayaka Ohashi (episodio 1 al 4), "Evolve" by TRUE (episodio 5), "Hadashi no Mama demo Kowakunai" de Ayaka Ohashi (episodio 6 al 8), "Tsuioku no Kanata" de fhana (episodio 9) y "Hito Tsuninaritai" de Ayaka Ohashi (episodio 10 al 12).




LA NOTA:

A grandes rasgos Comet Lucifer no deja de ser una nueva vuelta de tuerca a la hipótesis de Gaia. Dejándonos, eso sí, ante un enfoque freso e interesante que, por desgracia, no acaba muy bien parado. Y es que, por muy increíble que le parezca a algún guionista, el hecho de dejar agujeros en su trabajo acaba por dinamitar hasta el cimiento más sólido. Como es el caso del anime que nos ocupa.


Teniendo en cuenta lo anterior, y sumándole el curioso desarrollo de los personajes (digo curioso porque aquí los únicos que sufren una evolución son los secundarios, Sogo se mantiene igual de decidido y firme de comienzo a fin) y ese gusto tan nipón por escapar lo máximo posible de las explicaciones para que sea el propio espectador quien ate los hilos y rellene los huecos normales, que nos los agujeros de los que os he hablado, nos topamos con un resultado bastante positivo. Ya que, a pesar de los fallos comentados, Comet Lucifer sigue siendo un buen anime. O al menos lo suficiente como afianzarse a la D de nuestro Sistema de Valoraciones y quedarse con el sello de RECOMENDABLE.

0 comentarios: