Sakurada Reset (a.k.a Sagrada Reset)

jueves, 31 de enero de 2019 , 0 Comments

AÑO 5




Con la resaca del champán aun golpeándome la cabeza (qué pasa, ¿es que aquí todos lo tomáis en navidad o qué? XD) en el día de hoy me dispongo a la aventura pero no con una serie nueva, que eso sí que iba a ser una novedad por estos lares, sino con una de las series que más revuelo habían levantado a comienzos del 2017. Me refiero a...

> Sakurada Reset (a.k.a Sagrada Reset) (David Production, 2017, 24 CAPS)

"Acabo de tener un Deja Vu y la culpa es de Barcelona"



Estrenada en tierras niponas en abril de 2017, el anime que nos ocupa es obra del estudio de animación tokiota David Production Inc. El cual, lejos de ser un desconocido para mí, como pensaba en un principio, resulta haberse cruzado en mi camino con anterioridad por medio de obras como The Book of BantorraBen-to y la más recomendable Planetarian Chiisana Hoshi no Yume. Un porfolio bastante prometedor de cara a apostar por la tragedia, a la vista de que de esos tres trabajos solo uno vale la pena, y que en mi caso no sirvió de nada. Porque como ya os he dejado caer ni me preocupé en buscar en el blog el nombre de esta compañía. No, si lo mio no es mala suerte a la hora de buscar series, lo mio es ir a su encuentro directamente XD. Pero antes de llegar a ese apartado, el de desvelaros la valoración de este anime, comencemos por el principio y demos un breve repaso al staff que está detrás de él.

Dirigido por Shinya Kawatsura (Non Non BiyoriNon Non Biyori RepeatNon Non Biyori VacationOtome wa Boku ni Koishiteru: Futari no Elder) y con Katsuhiko Takayama como guionista y Katsuhiko Takayama como compositor de la serie, Sakurada Reset es un anime de 24 episodios que cimienta su argumento en los géneros del drama y la ciencia ficción. Tratando de adaptar de esta manera la novela ligera que Yutaka Kono y el ilustrador You Shiina comenzaban en 2009.


> Sinopsis:

La historia se desarrolla en Sakurada, una ciudad donde todos sus habitantes poseen habilidades especiales. El protagonista de la historia es Kei Asai, un muchacho con memoria eidética. Kei posteriormente conoce a Misora Haruki, una joven callada y retraída que puede "reiniciar" el mundo hasta tres días en el pasado. Gracias a su habilidad, Kei puede recordar el tiempo que Misora ha reajustado, y por lo tanto, Sumire Sōma sugiere que Kei se convierta en el compañero de Misora para así ayudarla a usar sus habilidades, convirtiéndose en parte del Club de Servicio, un club que cumple con las tareas que les son asignadas. El Club de Servicio se involucra entonces con la Oficina de Administración, una organización que supervisa todas las habilidades especiales en Sakurada y organiza eventos en la ciudad de acuerdo con sus directivas, utilizando la "Bruja" a su disposición. Aunque es desconocido para el Club de Servicio, su implicación con la Oficina los coloca en una cadena de eventos mucho más grande que solo la Bruja conoce. (fuente: Wikipedia)


> Personajes:

Kei Asai es el protagonista de esta historia y una de las personas con mayor corazón de la ciudad de Sakurada. Su poder, que consiste en recordarlo todo de manera fotográfica, queda enseguida en entredicho. Y no porque sea el único habitante que lo conserva al marcharse de esta ciudad, sino porque en la vida real ya contamos con personas que tienen este don XD. No obstante y como de lo que trata este asunto es de gente con poderes, nuestro joven protagonista no tardará en conocer a otra gente con poderes importantes y en entablar amistad con ésta para formar un grupo que los usen para los fines más nobles.

> Misora ​​Haruki es la segunda chica que conoce Kei en el primer episodio y la única que parece contar con la habilidad de resetear el tiempo. Llevando así a todos los habitantes de la ciudad de la ciudad de Sakurada al momento que ella elija. No obstante su poder cuenta con ciertos "inconvenientes" que lo hacen menos apetecible. Pues no puede retroceder el tiempo libremente, sino que solo lo puede hacer dentro de un margen de tres días. Y, aun así, estaríamos hablando de una de las personas más temibles de toda la ciudad de no ser por su personalidad. Tímida con el resto del mundo y solitaria en en lo personal, la joven Misora sufre en silencio la parte perniciosa de su poder hasta el día en el que conoce a Kei. Momento este en el que la determinación y buena voluntad de este joven abrirán un rayo de esperanza en su triste vida.

La ciudad de Sakurada en una de sus muchas escenas promocionales de turismo XD.

> Sumire Souma es la delegada de un curso que se encuentra por encima del que asiste Kei y la chica más desesperante que se podía echar en cara el guion. Y no porque lo sea en realidad, sino porque su afición por plantear preguntas complejas con el fin de estudiar a la gente y su gusto por el trabajo detectivesco harán que nos encontremos con una trama que se parece, y mucho, a un queso de gruyere. No en vano nos encontramos ante otra de las personas más interesantes de toda Sakurada gracias al hecho de poder ver el futuro. Motivo éste por el que, sin duda, opta por arrimar a Kei con Misora :P

> Tomoki Nakano es el mejor amigo de Kei y, aunque su participación en la serie sea reducida, juega un papel importante en la misma gracias a su poder. El cual consiste en enviar mensajes a quien quiera y prográmandolos para cuando quiera. De tal manera que cuando llegue el momento indicado estos serán reproducidos dentro de la cabeza de sus destinatarios. Por contra partida su poder solo se limita a eso, por lo que las personas a las que van dirigidos no le podrán responder en el momento :P

> Yousuke Sakagami es el presidente del consejo estudiantil del colegio al que acuden los chicos y uno de los personajes más secundarios de toda la serie. No en vano estamos hablando de una persona a la que la trama recurrirá, literalmente, cuando sea necesario utilizar su poder. El cual, por cierto, consiste en copiar, o más bien transferir, el poder de una persona a otra mientras las esté tocando.

> Seika Nonoo es la dormilona chica de largo cabello azul a la que Kei y Misora recurrirán para resolver uno de los casos que se le presentan. Su poder, que consiste en transferir su consciencia a la de los gatos mientras está dormida, resulta más útil de lo que parece al permitirle localizar a personas o animales. Lo que la convertiría prácticamente en un sistema de seguimiento de no ser porque la trama opta por ahondar en determinados aspecto de su vida y por hacer que Misora y ella se hagan amigas.

> Youka Murase es la chica que aparece con el primer caso al que se enfrentarán nuestros protagonistas tras el salto de dos años que realiza la trama en el segundo capítulo. Y, aunque en un principio parece que todo se limita a localizar un gato con el fin de evitar su muerte, al final resulta que esta joven se guardaba algo más debajo de la manga. Un pequeño secreto que pondrá a prueba a nuestro protagonista y que marcará un punto de inflexión en su vida. 

> Eri Oka es una antigua conocida de Kei. O más bien una de las personas a las que nuestro protagonista ayudó en el pasado. No obstante, esta ayuda para rescatarla de su complicada situación familiar no parece ser comprendida de igual manera por la rebelde joven a la vista del odio que le tiene. Su don consiste en modificar la mente de las personas para que se olviden de como usar sus poderes.

> Hitsuuchi es la chica a la que Kei llama con tanta insistencia desde una cabina de teléfono (vaya, no pensaba que aun quedaran de estas cosas por Japón XD) sin que nos quede claro por qué la llama. Bueno, más bien lo llama. Porque sí, amigos, ella es él y resulta tener el poder de recabar "información de las personas". Bonita forma de llamar a un vampiro, la verdad. Porque eso es lo que nos dirán que es no mucho después de saber de su existencia. En cuanto a su voz decir que el misterio queda resuelto por medio de los aparatos que usa en su teléfono.

> Shintarou Tsushima es el profesor que se hará cargo de Kei y Misora después de que la historia haya avanzado esos dos años. Y no solo en lo que a la parte lectiva se refiere, sino que este miembro de la Administración se dedicara también a tenerlos vigilados. Y para ello nada mejor que ponerlos al frente de las investigaciones que tengan que ver con los poderes del resto de la ciudad, ¿verdad?

> Masamune Urachi es el personaje al que le toca cargar con el papel del malo en esta serie. Lo cual complica un poco más las cosas al saber que cuenta con un puesto relevante dentro de la Administración. Por lo que ya os podéis hacer una idea del hueso duro al que se enfrentará Kei en la recta final de la serie.

> La Bruja es la mujer que forma parte del núcleo más importante de la administración. No en vano estamos hablando de una persona que puede ver el futuro y por ello opta por dedicar parte de su vida a cumplir con la tarea de vigilar el porvenir de la ciudad. Aunque al final su tarea se convierta en una prisión hasta el fin de sus días y la mayor vigilancia recaiga sobre ella. Ironías de la vida, dicen :P

> La Administración es el organismo que se crea en la ciudad de Sakurada en cuanto se tiene constancia de los poderes con el fin de controlarlos y vigilarlos. Tarea que en un principio parecería tan loable como complicada de cara a proteger a todas las personas que habitan en esta ciudad. No obstante, la Administración cuenta con varios ases bajo la manga, como son el caso de la Bruja o el del "guionista" que le permiten prepararse y anticiparse a los peores problemas.

En la imagen Misora ​​Haruki.

Partiendo de un hecho poco habitual como es el hecho de que esta parte del anime esté divido en tres episodios, como si de diferentes arcos argumentales se tratase (y lo expongo así porque de momento no se sabe nada), el primer episodio comienza con la habitual presentación de los personajes. Cumpliendo así, casi a rajatabla, con esta norma no escrita de la manera más convencional posible. Aunque antes de meternos en faena me gustaría empezar por el pueblo, o la pequeña ciudad, donde transcurren estos hechos: Sakurada. Pues nos hallamos en el único lugar de Japón y probablemente todo el mundo, en el que sus habitantes tienen algún tipo de poder que desafía a la ciencia. Estando el aspecto importante de este dato en el hecho de que estas personas sólo pueden usar sus poderes dentro de esta localidad. Lo cual nos deja ante un factor doblemente importante de cara a uno de los primeros poderes que se nos presenta. Y es que, mientras se nos pone al tanto de esto, la trama va presentando a los diferentes personajes que veremos: Kei Asai, nuestro protagonista y un joven que cuenta con habilidad de recordarlo todo; Sumire Souma, la delegada de un curso superior al suyo y que se mete en su vida a raíz de una carta amorosa, sin que sepamos mucho más aparte de lo buena que es a la hora de profundizar en la personalidad de los demás; Yousuke Sakagani, el presidente del consejo estudiantil y alguien capaz de transferir los poderes de una persona otra por medio de sus manos; y Misora Haruki, la chica rara de la serie y la única capaz de resetear al tiempo. Pero expliquemos esto con más detalle, pues los poderes de Misora se limitan a devolver las cosas exactamente como se mostraban en algún momento determinado de los tres días anteriores. Para lo cual previamente "crea" un punto de guardado que sólo puede hacer una vez que hayan transcurrido 24 horas desde su último reset. No obstante y dejando a un lado el pequeño enrevesamiento que genera este poder y el hecho de que la joven se olvide de todo lo sucedido entre el punto de guardado y el momento del reseteo, lo que llama la atención de cara a los zascas es como dejan la puerta abierta, de una manera tan gratuita, a cavilar en como la joven pudo haber puesto estas normas si se le olvida todo cada vez que usa su poder, pues basta con mirar en cómo se resguarda del mundo exterior en su burbuja personal para darse cuenta de que muy fácil no tuvo lo de poner esas normas, o el área de efecto que abarca su poder. Porque a estas alturas cabe pensar el que este alcance toda la humanidad sino queremos encontrarnos con desajustes en el calendario XD.

Y una vez hechas las presentaciones, y superado el constante juego de detectives al que parece jugar Souma con sus preguntitas, la trama da paso a Mari Kurakawa. La pequeña que se pierde y que acaba buscando ayuda y consuelo en Misora para dejarnos ante el que, intuyo, será el primer rompecabezas al que se tengan que enfrentar nuestros personajes en estos tres primeros episodios.

Con el grupo ya ha formado, el segundo capítulo da continuación al anterior con el fin de mostrarnos como los chicos urden un plan para ayudar a la desdichada Mari. Enseñándonos en el proceso nuevas facetas que no conocíamos mientras la trama ahonda un poco más en la personalidad de nuestros chicos. Lo cual, por un lado, nos llevará a conocerlos un poco mejor mientras que por el otro nos deja ante un pequeño guiño a la obra de Isaac Asimov. Aunque llegados a este punto cabe destacar que la resolución del "caso de Mari" no será lo más destacable del episodio, sino que este puesto será ocupado por el papel que en el juega Souma, los resets que se producen a última hora sin motivo aparente y, sobre todo, por el hecho de dejar este arco argumental sin final. Y es que, por si lo anterior no fuera bastante desconcertante por sí solo, a los guionistas no se les ocurrió nada mejor que empezar una nueva historia en el próximo episodio. Dejando así que aparezca en el horizonte el cacao padre que se puede montar gracias al combo formado por los "viajes temporales", el salto dos años que pega la trama y los capítulos desordenados. Mis dieses, chicos. Y dicho esto quiero matizar dos aspectos de este episodio: la muerte que vemos y que ocurre a pesar de que los resets deberían de dejarlo todo como estaba. Por lo que podemos pensar en un asesinato, por parte de alguien que está al corriente de todo, para explicarla, puesto que de otra manera quedarían indicios de algo raro, y las reglas que tiene Misora a la hora de utilizar su poder y que paso a numerar a continuación: 1- Se niega a usar su poder cuando existe alguna posibilidad de influir de forma muy negativa en su entorno. No quiere importunar los demás. 2- Si le proponen algo que no se opone a la primera de la regla lo acepta. Hace caso de lo que le dicen. 3- Cuando se encuentra con alguien que está llorando utiliza el reset. Regla cero- hará lo que Kei le diga. Confiará en sus acciones.

Vista de una de las localizaciones del anime.

Tras el salto de dos años que tenía lugar al término del episodio anterior, el tercer capítulo nos muestra como nuestra pareja protagonista parece trabajar felizmente para la Administración. Motivo que nos acerca a la aparición de Yoka Murase en la historia junto a su peculiar petición. ¿Y por qué digo que es peculiar? Pues, porque como casi todo en esta obra, las apariencias engañan. Y lo que comienza siendo la aventura de salvar a un gato se acaba por convertir en algo mucho más oscuro e incoherente. Qué queréis, es lo que se gana cuando se guarda todo con tanto secretismo y ni tan siquiera se tiene la dignidad de ordenar los episodios XD. No obstante, y si bien este capítulo nos deja ver cómo los acontecimientos cambian debido a un factor externo tras hacer el reset, el episodio también se guarda un as bajo la manga. El cual saltará a la palestra en el minuto 11:38 para la alegría de Berto Romero y sus grandiosos zascas. Y es que, ni cortos ni perezosos, a los guionistas se les ocurre que es un buen momento para que Misora, la chica que el olvida todo tras hacer el resets, actúe ahora como si se acordase de todo. Grandioso, oiga. Aunque para enrevesamiento el que nos deja la tal Hitsuuchi a la que llama nuestro protagonista porque le viene en gana. Ah, ¡cuán maravilloso es pasarse las explicaciones por el forro de los cojones! Y esperad, que a la vista de este final y la incongruencia que plantea me gustaría ya no saber cómo el profesor le da a Kei el consejo que le da, sino el motivo por el que Youka ha estado away durante dos años.

La continuación del episodio anterior nos deja, en el capítulo cuatro, ante otra buena ración de secretismos. Que a estas alturas ya parecen ser en hobby preferido de los guionistas. Claro que nosotros no nos debemos de preocupar en exceso, ya que la mayoría de estos misterios serán resueltos por nuestros protagonistas a base de sacarle la información a las fuentes. Que otra cosa distinta es ver cómo estas pasan de estar poco dispuestas a ello a totalmente comunicativas de un reset para otro. Pero eso ya es parte de la ponzoña de este guion, por lo que nosotros sigamos con lo nuestro. O dicho de otra manera, veamos como Kei se hace el héroe para ir atando todos los cabos sueltos y corrigiendo los acontecimientos que se cruzan en su camino. En una especie de juego de ensayo y error que hasta pasaría por alto de no ser por los milagrosos mensajes que le da su amigo Tomoki. Porque eso es lo que realmente son desde el instante en el que no se nos muestra en ningún momento cuando se graban. Y lo que todavía es mejor (para los fans del misterio, claro está) que éstos siguen estando presentes a pesar de los resets y del cambio que se producen en los sucesos con respecto al punto original.

Tras comenzar mostrándonos la continuidad del episodio anterior, con una Youka que se une a la clase de nuestros chicos, el quinto capítulo pasa centrarse en Sora. Una chica de largo pelo azul que cuenta con un poder bien curioso. Aunque lo más raro de estos veinte minutos no será esto, sino el hecho de ver cómo la trama retrocede en el tiempo hasta el diez de abril para mostrarnos los inicios de los chicos en su nueva "misión" y el primer caso al que se tuvieron que enfrentar: el de Sora. Eso sí, por suerte para nosotros éste será el primer capítulo normal. O sea, que no necesitará recurrir al desconcierto y a los misterios para desarrollar su trama. Lo cual es bueno incluso a pesar de dejarnos ante otro bonito zasca. Y es que tanto empeño en decir que la canica de marras muestra todo del revés y resulta que en el minuto 18:36 está todo el derecho. VRA-BO! XD

Si no me pagas le pongo Google a los teléfonos. Pero si me pagas...

Partiendo de recuerdo de unos acontecimientos que vivió nuestro protagonista hace cuatro años, el sexto capítulo nos presenta un nuevo caso a resolver que no tendría nada de especial, con respecto al anterior, de no ser por el regreso de los secretitos. De manera que por un lado nos quedaremos sin saber quién le dio la información acerca del paradero del Macguffin a la última víctima, mientras que por el otro viajaremos hasta las entrañas de la Administración con el fin de descubrir lo que parece ser una argucia para que Kei se encuentre con Eri Oka. Una antigua conocida de éste y la responsable del caso que investigaba el joven. Aunque esto poco o nada tenga de interés en cuanto sepamos las intenciones de esta estrafalaria chica. Porque lo que es verla en acción parece que va para largo, al encontrarnos ante una subtrama dividida en tres episodios. Quién sabe, tal vez para compensar esto nos permiten descubrir que la chica a la que llamaba Kei con tanta insistencia en el tercer capítulo no era sino el "vampiro" de Hitsuuchi. Y sino me creéis ved este capítulo XD.

La continuación del episodio anterior nos pone al tanto de la vida de Eri Oka para recordarnos brevemente el día en el que Souma y kei se conocieron. Y es que caía de cajón que había que explicar de alguna manera el origen de ese odio que siente Eri hace nuestro protagonista. Porque otra cosa es el grado de consistencia del mismo. Cosa en la que prefiero no meterme para evitar mandar a la porra anime. Y más cuando el desarrollo de este episodio nos deja ante un zasca todavía mayor: el de ver como Sasano no solo es capaz de interactuar con la gente que se encuentra "dentro" de las fotografías, sino que puede intercambiar información con estas personas. Dando pie así a que los sucesos futuros puedan ser modificados cuando parecía haber quedado claro que su poder se limitaba únicamente a visitar el pasado. Y ojo, que la coherencia de la serie aún puede ir a peor, a la vista del desenlace que se avecina en el próximo episodio y del secretismo que rodea al plan con el que Kei tratará de vencer a Eri. Si es que lo tiene, claro.

De reset en reset, el capítulo ocho nos permite ver el minucioso plan que había ideado Kei (vaya, ¡qué novedad!) para derrotar a Eri. No obstante, y aunque esto ya es un primer paso, el grueso vendrá después. Cuando intente detener los planes de esta joven pelirroja. Y ya no lo digo por él "cacao mental" de las fotos de Sasano o por la charla que tiene Kei con la bruja en la playa, sino porque en otro alarde de originalidad los guionistas hacen que Kei se encuentre con Eri en un lugar en el que nunca habían estado. Y, por tanto, no podía haber que la encontraría allí XD. Una pequeña licencia que, sumado al hecho de que los acontecimientos cambien porque sí (recordemos que no en todos los resets lo reclaman desde la Administración) y al reencuentro que se avecina con Souma hacen de esta trama un castillo de naipes a punto de derrumbarse.

En la imagen Eri Oka.

Tras recordar la conversación con la que se despedía el episodio anterior, el noveno capítulo vuelve a hacer un salto en el tiempo para, ahora sí, contarnos los sucesos posteriores a la muerte de Souma dos años atrás. Mostrándonos así como Kei y Misora hacen frente a la pérdida de su amiga y cómo terminan por encontrar una manera de volver a usar sus poderes en conjunto. Sin que ello despeje ningún momento la duda acerca de si están siendo manipulados para que esto sea así o por qué motivo no hemos sabido hasta este momento de la meta que se marcaba entonces el joven. Una jugada maestra, miremos por donde la miremos, ya que de no habérnoslo dicho ahora nunca lo sabríamos gracias a una determinación tan fuerte que, dos años después de tomarla, se ha disipado por completo XD

Recordando "one more time" la conversación que tenía lugar al término del octavo episodio, el capítulo 10 se nos presenta como la continuación y el colofón de los dos primeros. ¿Y pensáis que esto es algo bueno? En absoluto, ya que lejos de presentarse como un capítulo "normal" de esta serie, nos mostrará como Kei llega y se queda en Sakurada. Un punto que quedaba flotando en la historia y al que no le había dado la menor importancia, puesto que esto me la traía bien floja a la vista de los enrevesamientos más importantes que nos encontramos en la misma. Y sin embargo aquí está, dispuesto a mandarlo todo a tomar por culo al contradecir el hecho de que la gente que sale de este pueblo pierde y olvida sus poderes. Muaravilloso, oiga. ¿Qué va a ser lo siguiente, mostrarnos una buena ración de ecchi? Pues mucho me temo que no, ya que como no hay dos sin tres ahora el poder de Sasano resulta que sirve para traerse a la gente de esas escenas del pasado en combinación con otros poderes. Lo cual resulta sumamente épico a la vista de como esto se carga toda la coherencia argumental tocante a los viajes en el tiempo. Y es que, por si no os habíais dado cuenta, hasta este instante la serie usaba, y bastante bien por cierto, la teoría de una sola línea temporal. Sin embargo, en el momento que se pone a traer gente del pasado que no existe en esa línea temporal el concepto se va a la mierda y el anime con él XD

Comenzando en esta ocasión con el recuerdo de la conversación en la que Kei animaba a Misora a hacer nuevos amigos, el capítulo 11 nos enseña como esta chica entabla relación con Nonoo. Lo cual, a su vez, convertirá estos 20 minutos en un episodio de relleno en el que no vale la pena invertir ni una palabra más.

Superado el episodio ponzoñoso del anime, el capítulo doce nos vuelve a recordar el reencuentro del episodio diez para descubrirnos la idea que tiene en mente Souma antes de llevarnos al siguiente caso de los chicos. El cual, en esta ocasión y durante cuatro capítulos, girará en torno a Honoka Katagiri y su poder para crear mundos dentro de los sueños. Estando al parecer para la trama el quid de la cuestión en el hecho de encontrar las diferencias entre estos mundos inventados y el real, porque lo que es a nosotros nos bastará con saber que Souma ya conocía con anterioridad a una de las personas que han habitado el mundo de los sueños desde el comienzo. Así, explicándolo todo bien para que no haya dudas a la hora de meternos el próximo episodio de relleno. Como tampoco parece que las hayan tenido cuando decidieron despertar a Misora al final de este episodio XD

El 3D empleado en esta serie nos sorprenderá gratamente.

La continuación del episodio anterior nos permite observar, al menos, la sorpresa que se lleva Kei al ver que Misora se despertó de repente en el mundo de los sueños. Lo cual, y podéis creerme, ya es mucho más de lo que cabría esperar. Como nos demuestra el hecho de que Souma siga estando en este mundo (acordaos que hay que estar cerca de Honoka Katagiri para entrar en él y explicadme cómo se las arregló para que no la descubriesen). No obstante, el mayor golpe a la historia lo pega precisamente el señor al que buscaba Nonoo. La cual, por cierto, recordemos que fue arrastrada hasta aquí gracias a la propia Souma. Pero ¿por qué es tan relevante este señor? Pues porque su poder le permite escribir en un guion de todos los acontecimientos futuros. Poniendo así en tela de juicio a personajes como la bruja o la propia Souma. Pero no os vayáis, porque si lo que este hombre escribe va a misa y resulta que la Administración está al tanto de sus textos, hasta el punto de tenerlos a buen recaudo, ¿a santo de qué viene el poder de reset de Misora o todo lo que ha hecho Kei hasta la fecha valiéndose de sus poderes? Si el futuro está escrito de antemano resulta absurdo influir en él a la vez que tenemos a un único responsable de todo lo que ocurre XD

Tras lo visto en el episodio anterior, el capítulo 14 nos muestra como los chicos logran "quitarse de encima" a la Administración para poder disponer de la tranquilidad necesaria para ahondar en el caso de Honoka Katagiri. Lo cual los llevará a su vez a adentrarse en una zona desconocida del mundo de los sueños para mantener una jugosa echarla con Chiru-Chiru, el dios de este mundo. Quedando así en manos del siguiente episodio el hecho de saber cómo termina esta historia y que uso le da Kei al famoso guion 407.

El último episodio de esta subtrama nos deja ante el final de la misma. Lo que es bueno, o no, dependiendo de en qué nos fijemos. Porque si lo que importa es la resolución del caso de Honoka yo aún no veo la forma en la que lo han logrado. Y todo gracias al final sin final, ya que en el minuto 19:19 nos indican que todos siguen en el mundo de los sueños. Pero dejando esto a un lado, lo que más me llama la atención de este capítulo es el hecho de ver cómo Souma nos indica que su poder no se parece en nada a un guion. Lo cual resulta absurdo, si tenemos en cuenta que el "guionista" hacía un guion cada vez que se cambiaba el futuro, dejando así claro que su poder es tan variable como el de Souma, y nos descubrirá, poco después y por medio de la propia Souma, que quién más cambia con los resets es Misora. Como si eso no lo pudiera haber descubierto desde el primer momento. No obstante este absurdo solo va a ir a mayores, pues no nos debemos olvidar de que en este episodio, y a raíz de la conversación que tiene con Kei en su recta final, quedará patente el hecho de que ella también se acuerda de las líneas temporales anteriores al reset.

La continuación de lo visto anteriormente nos lleva, en el capítulo dieciséis, ante otra subtrama conformada por cuatro episodios y en la que el eje central de la misma parece ser el plan de los malos. El cual, por cierto, resulta de lo más simple en comparación con el rompecabezas que nos ha presentado el anime hasta ahora. No obstante y como para que esto salga a flote se necesita la participación de Souma, no quiero tirar a un la toalla en lo que a la falta de explicaciones se refiere. Pues basta con ver cómo la joven se puede comunicar de una forma parecida al poder de Tomoki, aunque con la novedad de poder entablar una comunicación bidireccional, para prever que nos la van a volver a jugar aún y cuando esta artimaña resulte de lo más nimia. Reduciéndose si todo el misterio a saber cómo es Souma capaz de hacer esto y quién está detrás de los extraños incidentes que ocurren en la ciudad.

Sumire Souma en pleno papel de fugitiva.

Tras recordarnos el nuevo peligro que acecha a Sakurada, el capítulo diecisiete intenta cubrir todos los puntos muertos a base de facilitarnos información. Llegando incluso al punto de retroceder 40 años en el tiempo para enseñarnos el origen de la Administración. No obstante, lo que me llama la atención de este episodio no es lo que nos cuentan directamente, si no lo que nos llega de manera indirecta. Como es el caso de saber que la bruja se marchó de la ciudad hace 2 meses (cuando al término del capítulo ocho nos decía que se iba por una semana), o descubrir la situación actual de Souma con respecto a sus poderes. Una revelación, esta última, que alcanza un mayor peso al saber que su interlocutora, la mujer que detecta las mentiras, no descubre ninguna. Por lo que ahora solo resta saber en qué momento exacto se puso en las manos de Eri Oka para saber si hay que coger un avión a Japón. Pues no nos debemos de olvidar de que no hace nada que habló con la Administración y que ésta puso prueba sus poderes sin que salten las alarmas de las mentiras. Lo cual nos lleva a sospechar, haciendo caso de los ciclos de día y noche de la serie, que este encuentro se tuvo que producir entre el 23 y el 24 de octubre.

Mientras que el anterior episodio nos ponía al tanto de la información, el capítulo dieciocho pasa centrarse en la ejecución del plan para acabar con la Administración. Mostrándonos así todos los sucesos que ocurren y que dan sentido a esta parte de la historia. Y es que en estos 20 minutos pesa más el papel de Masamune Urachi (una de las personas  con más peso en la Administración) que el de nuestro protagonista o incluso el de Souma. La cual, por cierto, verá reducido su papel al punto de limitarse a dejar constancia de que sigue en la serie. Por lo que tendremos que esperar al próximo episodio para resolver las dudas que esta nos planteaba en el capítulo anterior.

Como era de esperar, el capítulo 19 pone punto y final a esta parte de la historia. Y lo hace trayendo a la palestra al personaje más importante de la misma: Sumire Souma. No en vano la joven tendrá que darle muchas explicaciones a nuestro protagonista y entre ellas se encuentra el motivo que impulsó al bueno de Masamune Urachi a actuar de esta manera. Porque como ya sabemos todo villano tiene un origen XD. Ahora bien, una vez hayáis escuchado a Souma queda en vuestra mano el hecho de creer lo que dice, y aceptar esta excusa para cuadrar la serie, o hacer como yo y ver que su intento por convencernos de que no es Sumire Souma no es más que una actuación. Y dicho esto me paro ahora en el final del episodio, pues el poder de Urachi va a sorprender a más de uno, al tiempo que le dará un buen tortazo al argumento, debido a la explicación que nos habían dado del mismo con anterioridad. LOL. ¿Es que nadie revisa las pautas que se marcan en esta serie?

La continuación del episodio anterior nos muestra la perfecta ejecución del plan de Masamune Urachi. Por lo que nuestro protagonista se verá obligado a afrontar este nuevo escenario sin la ayuda de nadie. Comenzando así un viaje que lo llevará al reencontrarse con Misora y dar el primer paso de su plan para revertirlo todo. No obstante y aunque el episodio resulta de lo más lineal y sencillo de comprender, estos veinte minutos guardan un pequeño fallo. El de dejarnos ante la tesitura de comprender cómo es posible que el poder de Sasano siga estando activo en un lugar en el que TODOS los poderes fueron erradicados XD

Kei dándole un infartito a Eri XD

La segunda parte del quinteto que conforma la recta final del anime nos deja, en el capítulo veintiuno, ante una de las sucesiones de incongruencias más grandes que hemos visto hasta la fecha. Y ya no porque se vuelvan a encontrar con la Souma de la fotografía, que ya vimos en el episodio diez que era posible sacar cosas de ese "mundo" y conservar la fotografía al mismo tiempo, sino porque los sucesos que vemos se escapan de lo visto con anterioridad. Al situarnos ahora en el 21 de octubre cuando la cita te mantenía Souma y Urachi se celebraba entre el 22 y el 23 de octubre. Lo cual nos termina por descubrir que Souma es capaz de recordar con claridad el mundo anterior a los resets (lo cual era hasta este momento se suponía era exclusivo de Kei) y que ésta se preocupa en saber si le han quitado los poderes el día 24, porque sí. Pues en ningún momento hemos visto a Eri en acción. Eso sí, si pasamos por alto tanto estos hechos como el que no sepamos nada de lo ocurrido entre el 22 y 24 de octubre de esta "segunda vuelta" podremos dar por seguro que estamos ante un capítulo normal XD

Retrocediendo un día en el tiempo, eso es, al 23 de octubre, el capítulo veintidós nos muestra la interesante partida de ajedrez que, en sentido figurado, juegan Kei y Urachi. Estando una vez más en juego los poderes de toda Sakurada. Claro que como a esta serie le gusta jugar tanto a los detectives superdotados, este teatro no mostrará más que el inicio de la partida. Emplazándonos así a los siguientes episodios para descubrir si Urachi se volverá a salir con la suya o si, por el contrario, los amigos que ha reunido Kei serán capaces de posicionar la balanza a su favor.

Con las piezas del movimiento, el capítulo veintitrés nos muestra como Kei avanza con paso firme hacia su meta. En una progresión asombrosa que nunca habría sido posible sin la colaboración de sus amigos. Aunque claro, como todo pinta demasiado idílico el final del episodio nos mostrará el regreso de Souma a la ciudad. Concluyendo así el viaje que le había propuesto Kei en el episodio 21 y presentándonos lo que, a todas luces, parece ser un nuevo problema para nuestro protagonista.

Para decepción de quién escribe estas líneas, el último capítulo de la serie deja atrás la continuidad que veníamos observando para centrarse exclusivamente en el triángulo amoroso de Kei, Misora y Souma. Lo cual nos lleva a ver como estos chicos afrontan sus asuntos personales mientras se descuida por completo lo que ocurre en la ciudad tras el final del episodio anterior. Eso sí, como compensación nos dejarán caer lo que yo ya en intuí hace unos cuantos capítulos. Que esta Souma es la misma Souma de hace dos años. Una bonita bomba de relojería que acaba por mandar a la mierda lo poco que aún permanecía a flote en esta trama XD

De izquierda a derecha: Youka Murase, Eri Oka, Yousuke Sakagami, Sasane Ukawa, Tomoki Nakano, Kei Asai y Misora Haruki.

> Animación y música:

Tras el desastre que nos deja el argumento era de esperar que los dos apartados técnicos que lo siguen lo hiciesen en consonancia. Y sin embargo esto no es así. De manera que nos encontramos con un apartado visual de lo más notable que, sin estar carente de errores, se regodea con una de las mejores implementaciones del 3D que hemos visto hasta la fecha. Lo cual es de agradecer tanto por parte de SUBARU, el estudio que se haya detrás del CGI, como de quien firma esta obra. Y dicho esto no me gustaría dejar este apartado sin hacer mención a uno de los secretos que guarda la animación de este trabajo: la publicidad. Y es que después de haber sufrido en mis propias carnes (vale, estoy exagerando un pelín, pero entendéis por donde voy) el daño ocasionado por las marcas ficticias que se inventan los estudios de animación para no nombrar a las reales, como el caso de Wacdonals, me alegro bastante de que hayan optado por incluir publicidad real. Que otra cosa es meternos en el tema de los eslóganes que aquí se utilizan. Y nunca mejor dicho, pues este aspecto es parte del guion.

Y dicho esto paso ahora a tocar la banda sonora por encima, pues a parte de que ésta acabe pasando desapercibida y de que no cuente con ningún tema de mi interés, lo cierto es que cumple a la perfección con su función. Eso sí, por si alguien se quedo con el gusanillo de los temas que acompañan la apertura y el cierre de esta serie os diré que los openings corren a cargo del "Reset" de Yui Makino y de "Dakara Boku wa Boku o Tebanasu" de Weaver mientras que los endings son cubiertos por "Tonariau" de THE ORAL CIGARETTES"Colors of Happiness" de Yui Makino.

Muchas veces es mejor omitir detalles, como en el caso de la imagen ocurre con los rostros de los personajes, que hacer gambadas.


LA NOTA:

Como habéis podido comprobar, o eso espero, Sakurada Reset nos deja ante uno de esos guiones que salen rotos de nacimiento. Y todo, como siempre, gracias a asentarse en un terreno que puede llegar a ser tan delicado como el de los viajes en el tiempo sin tener un mínimo de cuidado. Vamos, lo que se conoce como entrar a lo elefante en una cacharrería pero en el mundo de la animación XD. No obstante y como creo que aun quedará por ahí algún despistado aquí os dejo algunos de los errores argumentales que posee este anime.

Y antes de comenzar qué mejor que recordar esa manera que tienen los chicos de David Production de organizar la historia y que tan bien le hace a ésta (en sentido irónico, claro está) al narrárnosla de manera que no nos demos cuenta de los días que transcurren en medio. Una estrategia narrativa que acaba por crear una falsa sensación de continuidad que nos llevará a engaño si no nos damos cuenta de esto. Cosa que por otra parte puede no ser fácil, a la vista de que no siempre se nos va a indicar en el día en el que nos encontramos. Por suerte, la trama no se complica tanto a la hora de ocultar los mayores zascas. Por lo que podemos repasarlas de manera breve con la tranquilidad de que nadie se va a perder. Como bien nos demuestra el hecho de que a Shintarou Tsushima le sirva con que nuestros protagonistas le digan que han hecho un reset para revelar información que antes se había antes había mantenido tanto secretismo y reparo.

Otra de las cosas que me hacen gracia de este listado es el que tiene que ver con la lógica que aplica Misora al empezar el anime. La de hacer un reset cada vez que mira a alguien llorando. Ya que al no poder hacer un bucle de resets al final es como si no hiciera nada. Y todo porque, al no acordarse de nada tras utilizar su poder, siempre va a acabar viendo a alguien llorando. GENIUS XDDD.
Pero dejemos a la pobre en paz y centrémonos en Souma, que ésta también se las trae gracias a que su poder se basa, como ella misma nos indica en el capítulo 17, en ver los recuerdos futuros de las personas. Lo cual, sumado al hecho de que sus clarividencias no sean absolutas, sino que pueden producirse variaciones sustanciales que acaben generando un nuevo futuro, hace imposible que pudiese haber orquestado un plan para que Kei la "rescatase". Y ya que tenemos fresco su poder, ¿me puede explicar alguien cómo diablos hizo para conocer tan bien el pasado de Masamune Urachi? XD


Siguiendo con las últimas incongruencias que tengo anotadas me encuentro por un lado con Youke Murase, debido al hecho de que sea capaz de recordar lo que sucede en resets anteriores al último (mi ma, a este paso Kei va a acabar siendo totalmente prescindible XD), y por el otro con el dichoso Macguffin. Un objeto del pueblo que permite a su poseedor controlar todos los poderes que hay en Sakurada y que resulta ser una leyenda urbana, como nos dicen al poco. Entonces, ¿por qué hay tanta preocupación debido a él en el capítulo cuatro? En fin, como diría el otro, ¡una ronda gratis de chupitos que invita la casa!

Aunque si pensabais que terminada la lista de zascas se había acabado la fiesta lamento deciros que os equivocabais, pues la trama aun nos depara una última sorpresa: la evolución de los personajes. Porque en una serie que juega a dar saltos en el tiempo lo normal sería esperar a ver como los personajes van cambiando. Y eso, en esta serie, es prácticamente inexistente. Como nos demuestra por un lado Souma, esa vidente que junta a Misora con Kei y que más adelante se echa a llorar porque entre ellos ha surgido algo más que la amistad (?) y por el otro a la propia Misora. Imaginad por un momento que cogéis un ladrillo y lo arrastráis por una superficie áspera como el asfalto, al poco veréis como este se acaba desgastando o transformado, por culpa de esta acción aunque ello no lo convierta en otra cosa que no sea un ladrillo. Pues bien, eso mismo es lo que ocurre con esta chica a lo largo de la serie. Para que luego nos vengan con el cuento de que ella era la que más cambiaba de todos XD

Y dicho esto llegó el momento de poner todo en la balanza para descubrir la valoración que alcanza Sakurada Reset en nuestro ranking. Una nota que va a verse sumamente influenciada por el deja vu ese que os comentaba al principio. Y es que, en mi caso, el visionado de este anime me recordó sobremanera a otra de las series que ya he analizado en el pasado, Zetsuen no Tempest. No en vano, y aunque han cuidado muy mucho el hecho de no meter a la magia de por medio, el trabajo de David Production no se salva de compartir unas gambadas similares a la anterior en lo tocante a los viajes en el tiempo. Y eso, en una serie que basa sus estructura sobre ellos, se convierte en un fallo imposible de tolerar. Por ello y aunque en un principio pensé en endosarle una E, me he decantado finalmente por situarla dentro de la F de nuestro sistema de valoraciones. Pues no veo ningún motivo de peso ni para situarla dentro de lo regular ni para bajarla a los infiernos, como me gustaría hacer. Eso sí, quedáis avisados de lo que hay y conocéis de sobra ese dicho que dice "el que avisa no es traidor". Así que allá lo que hagáis vosotros mientras no me vengáis aquí a llorar XD

-Si me dieran una pipa cada vez que el zoquete que escribió esta entrada tropieza en la misma piedra....

0 comentarios: