Demon Slayer (A.K.A. Kimetsu no Yaiba)

jueves, 4 de junio de 2020 , 0 Comments

AÑO 7



Esta semana aprenderemos a respirar con…


>Kimetsu no Yaiba (A.K.A. Demon Slayer) (Ufotable, 2019, 26 CAPS)



Sí, parece mentira, pero ahora a Ufotable se le dio por enseñar a respirar a la gente, como si estuviéramos practicando tai chi, yoga o cualquier invento venido de oriente para sacarnos los cuartos. No me lo neguéis, que la gente tiene la sucia costumbre de sacarse alguna cosa desconocida venida de una isla perdida de Indonesia para desplumarnos.

Quitando estas tonterías, alguno se preguntará qué narices voy a analizar esta semana y qué tiene que ver con respirar. Bueno, qué queréis que os diga, yo no soy quién hace los guiones de las series. Ojalá, porque significaría que mi cuenta corriente estaría a rebosar y no estaría por aquí molestando a la gente y creando traumas. La respiración, queridos míos, es un pilar para entender qué puede ocurrir en la trama de tenemos entre manos.

Sin embargo, antes de coger el bisturí y empezar a cortar por allí y por allá, deberemos pasar por un breve y conciso apartado para ir abriendo boca a lo que viene después. Es el momento de la…


>Sinopsis

Tanjiro Kamado es un joven que ayuda sin dudarlo a su familia para suplir la pérdida de su padre. En un día de invierno, baja al pueblo (en la serie la llaman ciudad, pero me niego llamar así a cuatro casas pegadas) para poder vender carbón y así tener unas fiestas de año nuevo más que decentes.


-¡Espabila!-

Todo ocurre con total normalidad. En el pueblo todos quieren la ayuda de Tanjiro, ya que no duda en echarles una mano y, este esfuerzo, se ve recompensado en la venta de todo el carbón que cargaba en el cesto que llevaba a su espalda. A la vuelta, ya de noche, nuestro joven protagonista llega a la montaña y, de camino a casa, un vecino le pide que pase la noche con él por miedo a que los demonios devoren al joven. Ahí me entró el pánico y pensé que había descargado una serie de Lerche y que empezarían las pirolas a bailar por la pantalla, pero respiré aliviado cuando confirmé que no era lo que suponía.

Ya por la mañana, Tanjiro emprende el camino a casa, encontrándose, al llegar, con una escena dantesca, donde todos los miembros de su familia yacen muertos en lo que fue una orgía de sangre a manos de un demonio. Por fortuna, una hermana menor todavía está viva y la lleva, apurado, al pueblo para que un médico la vea y salve su vida. Lo que Tanjiro no pensó es que su hermana acabaría convirtiéndose en un demonio.


>Guion y narrativa

Pido perdón porque se alargó un poco la sinopsis, pero así también relleno un poco la introducción tan escueta XD.

Esta obra de Ufotable se basa en los géneros de la fantasía, la acción y el terror, aunque mucho miedo ya os digo que no pasé, aunque quizás a alguien le resulten grotescos los demonios que aparecen en pantalla. Para eso que se vea una serie de las Clamp. Ya no os voy a decir qué géneros inventan algunas webs de referencia como ANN o MAL tan utilizadas por mí como por mi compañero Jorge García. Sabemos de sobra que no dan pie con bola, parecen los jugadores del Depor o del Celta.

Kimetsu no Yaiba nos relata la historia de un chico llamado Tanjiro que, de la noche a la mañana, pierde a su familia y se encuentra con una hermana convertida en demonio. Ahora su aspiración es curarla y que vuelva a ser humana. Para ello, deberá convertirse en un asesino de demonios, una especie de cazador de estos seres cuya única función es la de eliminarlos de la faz de la tierra. Deberá superar un entrenamiento muy exigente que durará muchos meses hasta poder pasar una prueba final donde se jugará la vida.


-Una limosna, por favor-

Sin embargo, no todo van a ser flores en el camino y comprobará en sus carnes que, el trabajo de asesino de demonios, no es tan complicado como lo había imaginado. Lo es mucho más y posiblemente me haya quedado corto en la definición. Es complicado de cojones, sobre todo para salir con vida. Cada demonio tiene su técnica y todos son diferentes unos de otros. Deberá adaptarse en cada combate para no salir derrotado y muerto.

Por fortuna, no estará solo en el camino y se encontrará con otros asesinos con un mismo objetivo, aunque no actitudes. Veremos cómo los personajes liman esas asperezas en ese equipo improvisado que, poco a poco, irá echando raíces para volverse un grupo sólido.

Hacía tiempo que no me emocionaba con una serie y esta obra ha conseguido lo que pocas pueden presumir de ello: mantenerme pegado a la pantalla con una facilidad pasmosa. El guion ayuda en esto y nos relatarán con buena mano la historia. Además, se paran en contestar todas las preguntas que me venían a la cabeza acerca de detalles que deseaba conocer y saber el porqué de algunas acciones de los personajes. Sí, eso que otros animes pasan como de la mierda. Sin embargo, aquí no lo hacen y agradezco este trato de todo corazón. Al igual que explican los entrenamientos o las recuperaciones, mostrándonos los esfuerzos a los que se ven sometidos para que no nos dé la sensación de que es un paseo y que lo puede conseguir cualquiera con fuerza de voluntad.

Sin embargo, no hay solo cosas bonitas en el guion. Habrá a quién este tipo de narrativa no le acabe de convencer. Vale que a la mayoría nos gustan los momentos de acción, pero quizás no tanto cuando les toque recuperarse tras un combate o cuando tengan que reforzar el entrenamiento y expliquen en detalle qué deben hacer y el esfuerzo que supone. Por traeros un ejemplo que se le parece: la recuperación de Goku tras la batalla contra Vegeta, ahí metido en una cama que parecía un zueco.

-En realidad, los análisis de este blog los redactan desnudas dos gemelas norcoreanas-

Otra cosa que no me gusta nada y veo que a los japoneses les empieza a gustar es el final. A ver, ¿qué cojones pasa aquí? Yo ya me empiezo a cansar de esta tónica que ya resulta ser casi general. Vaya manía que tienen en cortar la historia a la mitad (ojalá, porque habrá alguna serie en la que metieron tijera y no es ni el comienzo). Aquí volvemos a quedarnos con las ganas de saber qué ocurre después. ¿Tan difícil es relatar un poco de la historia general y luego centrarse en una subtrama que ocupe toda la temporada? Hai to gensou no Grimgar nos relata la historia de unos jóvenes que llegan a un nuevo mundo/universo paralelo basado en los MMO de fantasía y luego se centran en cómo se adaptan, siendo esta última parte la principal. Ojalá que la continúen, pero no es tan grave porque nos dan una historia cerrada, con algunos cabos sueltos que "no importa" que los aclaren al 100% porque la subtrama que nos cuentan ya tiene presentación, nudo y desenlace. En cambio, en Kimetsu no Yaiba, no. Muestran la presentación y, en medio del nudo, sale el honorable Chiquito de la calzada y suelta un "hasta luego, Lucas" y nos quedamos con un palmo de narices. Muy mal.


>Personajes

En este apartado, Ufotable trabajó con esfuerzo para no dejar coja (todavía más) una historia que nos puede resultar algo común, debido a la mezcla de demonios, katanas y acción. Los detalles, como en tratamiento de los personajes, ayudan a que se consolide férreamente este guion. Cada uno de ellos tiene una personalidad muy marcada y nos lo muestran desde el primer instante en que vemos aparecer a alguien en la pantalla. Aquí no irán con medias tintas, todo lo que hay es lo que muestran.

Esto, que quizás pueda parecer algo bueno, no lo es tanto cuando estos mismos personajes se vuelven clichés de ellos mismos. Tanjiro es tenaz y se esfuerza para mejorar, Zenitsu es un miedoso que llega a un nivel de cobardía que no tiene mucha lógica, Inosuke es un cabezota que siempre intenta ser mejor que los demás para no caer en una depresión. Y así con todos. No veremos un cambio importante en los personajes de esta serie a menos que el guion así lo requiera para darnos una sorpresa en ese mismo momento.

De todas formas, a pesar de lo que acabo de comentar, el conjunto de personajes está bien desarrollado y nos explican su presente, el porqué de sus acciones y su pasado para que el conjunto de todos esos datos sea coherente a lo que nos relatan.

Existe un listado bastante grande de personajes que participan en la historia. No obstante, no voy a nombrarlos a todos, ya que muchos son casi figurantes (poco sabremos de ellos fuera de lo estrictamente necesario para que la historia fluya) y, a pesar del tiempo que pasan en pantalla, su importancia en la trama es pequeña. El listado es el siguiente:

-¡La mano de las pajas!-

>Tanjirou Kamado. Es el protagonista. De un día para otro se encuentra con su familia muerta y con una hermana convertida en demonio. Aun así, su constancia y perseverancia en lograr conseguir una cura hace que vaya mejorando su forma de combatir.

>Nezuko Kamado. Es la hermana de Tanjirou. A pesar de que se haya convertido en un demonio, Nezuko no quiere matar humanos para alimentarse de ellos, por extraño que parezca. De todas formas, nunca está de más ponerle un bozal en forma de bambú para que no muerda XD. No se separará de su hermano mayor y hasta lo ayudará en algún que otro combate.

>Sakonji Urokodaki. Es el maestro del agua que le enseñará a Tanjirou las técnicas para enfrentarse a los demonios y así barrerlos del mapa. No le veremos la cara, sino que llevará siempre una máscara de tengu.

>Makomo y Sabito. Son dos antiguos alumnos de Urokosaki que ayudarán a Tanjirou a superar el reto para conseguir ir a la prueba final. Eso sí, estos dos chavales guardan una sorpresa del todo inesperada.

>Hotaru Haganezuka. Es un herrero que se encarga de elaborar las katanas que empuñarán los asesinos de demonios. Es bastante temperamental y se dejará llevar por sus emociones fácilmente, por lo que es bueno no enfadarle. Al igual que Urokodaki, no le veremos la cara pues la oculta tras una máscara Hyottoko.

>Giyuu Tomioka. Poco después de que Tanjirou se encontrase con la matanza en su casa, Tomioka llega para acabar con el demonio sobre el que le avisaron, topándose con la escena de Tanjirou y Nezuko en plena discusión "familiar". No obstante, ve asombrado que ésta no devora a su hermano, por lo que Tomioka le remite al maestro.

>Cuervos Kasugai. Nos recordarán a las palomas mensajeras, pero estos cuervos darán el mensaje de viva voz. Sí, estas aves se dedicarán a entregar los mensajes y con insistencia. Y mejor hacerles caso, no vaya a ser que empiecen a picotear.

>Zenitsu Agatsuma. Aparecerá en el viaje que Tanjirou hace para solucionar un problema con demonios y comprobaremos asombrados, al igual que nuestro protagonista, que Zenitsu es bastante llorica y cobarde, algo que no encaja con la actitud de un asesino de demonios. Eso sí, este muchacho tiene una doble personalidad que "justificará" ese aprobado en la prueba final.

-¡Cuidado, que vienen las Clamp!-

>Inosuke Hashibira. Es el terco de la serie. Madre mía qué ansias por enfrentarse a la gente y verse superior para no le dé el bajón y se deprima. Eso sí, este loco, por raro que parezca (porque va a pecho descubierto y con la cabeza de un jabalí como "careta") es un asesino de demonios con algunas técnicas peculiares, como la de endurecer el cráneo dándose cabezazos contra los árboles.

>Tamayo y Yushiro. Son dos demonios "neutrales" que ayudarán a Tanjirou a encontrar una cura contra la transformación en demonio y revertir sus efectos. Aparecerán poco antes de mitad de temporada y, tal como vienen, se irán. Lo más destacable de ellos, además de la belleza de Tamayo, es esa obsesión de Yushiro con ella. No sé si es enamoramiento, respeto o que le falta una hostia a tiempo. Quién sabe.

>Shinobu Kocho. Al igual que Tomioka, ella es una asesina de demonios cuyo estatus es el de pilar (por lo menos lo que indican los fansubs y wikis que he estado viendo). Lo más cachondo de esto es que no aparece nada referente a la traducción japonesa de este término. Pilar, en japonés, se dice "hashira" (柱) y no hay nada referente a este vocablo en los diez rangos dentro del Cuerpo de Exterminio de Demonios. Quitando este detalle, Shinobu es la única integrante de los asesinos que no puede cortar las cabezas de los demonios, sino que su forma de matar es un poco más cercana al estilo ruso si se me permite la comparación.

>Kanao Tsuyuri. Es la hermana adoptiva de Shinobu y, al igual que ella, posee casi los mismos conocimientos en combate. Eso sí, a esta chica no le importa rebanar el cuello a los demonios, por lo que no sigue exactamente las mismas técnicas que su hermana mayor. Lo que sí me llama la atención es que no tiene motivación propia y, cuando tiene dudas de cómo debe actuar, lanza una moneda al aire.

>Aoi Kanzaki. Esta joven aparece cuando llevan a los tres muchachos protagonistas a la Finca Mariposa. No, no es un puticlub, sino el centro de enseñanza de las artes de lucha "insecto". Además, también se encargan de la limpieza y curación de heridos tras las batallas contra demonios. Respecto a Aoi, esta joven superó la prueba final, pero no se ve apta para luchar con la espada, por lo que ayuda en otras tareas como la recuperación y cuidado de heridos en batalla, además de enseñar a los asesinos de demonios a fortalecer sus técnicas de lucha.

>Kiyo Terauchi, Naho Takada y Sumi Nakahara. Son las tres niñas que se encuentran en la Finca Mariposa y que ayudan a Aoi en el entrenamiento y en las curas. Pueden parecer poca cosa, pero de ellas viene la "chispa" que se produce en la cabeza el joven Tanjirou para que pueda empezar a ver la luz al final del túnel y comience a mostrar una mejoría en sus habilidades.

>Kagaya Ubuyashiki. Es el 97º patrón del Cuerpo de Exterminio de Demonios. Además de estar ciego (no dicen la causa de este hecho en la serie) posee una cualidad imprescindible en un líder: la de ofrecer confianza y tranquilidad a sus integrantes. Puede ser por su tono de voz

>Kiriya y Kanata Ubuyashiki. Nichika y Hinaki Ubuyashiki. Estas cuatro muchachas son las hijas de Kagaya y las cuatro son iguales como gotas de agua. Las dos primeras estarán en la zona de la prueba final y se encargarán de dar la bienvenida a los que llegan y de felicitar a los que superan la prueba. Las dos segundas se encuentran con su padre en la sede del Cuerpo de Exterminio de Demonios. Poco más que decir que el mal rollo que dan es por ser tan iguales y tan similares a muñecas de porcelana.

-Me parece que, para ahorcar, la cuerda debe estar amarrada al árbol y el pelele colgando, no al revés-

>Muzan Kibutsuji. Es el enemigo a batir. Este demonio milenario ha estado creando iguales allá por donde pasa, aunque eso sí, sin tanto poder como el que posee. De todas formas, no sé si lo más terrorífico es esa maldad que aloja en su interior o que se parezca preocupantemente a Michael Jackson. A pesar de lo que pueda parecer, resulta que Kibutsuji es alguien educado y hasta con una paciencia considerable teniendo la capacidad de matar que tiene.

>Las doce lunas demoníacas. Son los esbirros de Kibutsuji y se dividen en dos grupos: las lunas crecientes y las lunas menguantes. Las segundas se van renovando cada cierto tiempo, ya que los asesinos de demonios les dan caza y acaban con ellas. No obstante, las crecientes no hay quien les tosa. Eso sí, en la serie solo sabremos de ellas porque las nombran, pero no presentan a ninguna. En cambio, las menguantes sí las veremos y conoceremos.


>Animación

Que en cualquier serie que aparezca el nombre de Ufotable haya una calidad enorme en este apartado no es sorpresa para casi nadie. Que desde el primer segundo nos dejen boquiabiertos con la maravilla que han creado, eso ya puede ser más cuestionable. Eso sí, al abrir la boca hice un hoyo en el suelo que todavía no se ha arreglado. Quizás ese detalle sirva para algo.

En este anime, los chicos de Ufotable nos han dejado claro que son una de las puntas de lanza en la animación nipona, siempre que hablemos de una calidad suprema. Aquí no hay calidad Hacendado (refiriéndome a un nivel medio o aceptable), aquí solo nos muestran de lo bueno, lo mejor, y de lo mejor, lo superior.

Quien tenga dudas acerca de lo que estoy diciendo, lo tiene fácil. Solo basta con empezar el primer episodio y ver la animación en la nieve. Nada más. Si esta parte os resulta insuficiente, tranquilos, hay más en los siguientes 25 capítulos. Obviamente, en todos los momentos no llega a un nivel de tocar el suelo con la chorra estando de pie, pero por ahí le anda. Ya os aviso que mínimo, a las rodillas llega y eso ya es mucho decir. Los colores, los movimientos, las luces, las sombras, el juego con el 3D… en definitiva, todo.

-Tomo nota, por partida doble-

No quiero olvidarme de cierto detalle que me llamó mucho la atención y es el contraste de dibujo cuando Tanjirou ejecuta alguno de los movimientos del agua, con un recuerdo al mar en el filo de la katana. Concretamente a la obra "La gran ola de Kanagawa", con su espuma y sus diferentes tonos de azul, además de la fluidez del líquido elemento cuando gira y da una estocada, como si realmente fuese un río salvaje donde el cauce realiza giros casi imposibles para acabar desembocando en el cuello de un demonio y así darle muerte.


>Sonido

De la misma forma que con la animación, si existen dudas en la calidad de este apartado recomiendo pasar por los mismos puntos que en anterior registro técnico, comenzando por el primer minuto de la serie y continuando con el resto.

La riqueza en los matices de los efectos de sonido y todavía más en las músicas que acompañan las diferentes escenas hacen que este anime se convierta en algo mágico, una oda a la fantasía con el plus de matar demonios a katanazos. Es, simplemente, una maravilla.

Como es natural, habrá a quién no le entusiasmen los temas musicales en su totalidad, pero la duda ofende en el caso de pensar que no están a la altura. Eso sí, la nota más discordante puede encontrarse en el doblaje de algunos personajes, no porque se hayan cometido errores en el proceso de grabación y edición, sino ya en la selección de las voces para los mismos. En los episodios donde aparecen todos los pilares noto que han forzado un poco. Concretamente con Kyojuro Rengoku y con Tengen Uzui. No es que los seiyuu griten, pero el tono no encaja al 100%, como si se hubieran tomado algo y estuvieran a tope de energía.

Pasamos ahora al momento de hablar de aperturas y cierres. A pesar de tratarse de un trabajo de 26 capítulos, solo existe un opening y un ending, siendo algo bastante llamativo por lo inusual de este hecho cuando, habitualmente, tenemos dos de cada. En esta serie Ufotable ha contado con la colaboración para ambos temas de una conocida de este blog: LiSA, una joven de la prefectura de Gifu que creó un ending para Fate/stay night: Unlimited Blade Works, aunque también tiene trabajos para Angel Beats!, la segunda temporada de Nisekoi o algunas temporadas de Sword Art Online, entre otras.

-Y por el bambú que tiene en la boca, también de las más "gritonas"-

En esta ocasión tenemos una apertura rock titulada "Gurenge" donde pasarán por pantalla la práctica totalidad de personajes principales que participarán en este anime con un ligero protagonismo en Tanjirou y su hermana Nezuko.

Como parte antagonista, el ending bautizado como "from the edge" resulta algo más tranquilo, con una base electrónica más palpable. Y es en este tema cuando ya me olí la tostada recordando unos ritmos muy parecidos a los de un cierre de la serie de Fate analizada por mí. Respecto a la animación nada a destacar, siendo imágenes estáticas en su mayoría.


LA NOTA:

Ya termino ahora con este análisis que se ha alargado un poco en su escritura debido a varias cosas que han sucedido en casa y que alguien se partió una pierna. No echéis las campanas al vuelo que no fui yo el que acabó en el suelo con el tobillo hinchado como si fuese una pelota de balonmano. Así que os quedáis con las ganas. Quizás a Jorge García le hubiese gustado ese detalle para que pudiese analizar más series y así descansar un poco más, pero la fortuna no quiso que aconteciese, por lo que tendrá que seguir dando donativos a sus deidades favoritas o envenenar la cerveza, lo que más le convenga.

Por mi parte, respecto a la serie, poco más que decir. Es una auténtica maravilla y espero con ansias una segunda temporada con una calidad igual. Con eso ya me conformo. Sin embargo, de aquí a que pase puede llover mucho, quizás tanto como el tiempo que separa el Half-Life 2 de su tercera parte. Espera, ¿qué parte? Pues eso.

Vale que técnicamente sea un portento, pero si la historia me deja a medias, que no esperen algo de bondad por mi parte. Ya lo mostré antes con otros animes que analicé y veo que no hago más que repetirme una y otra vez (últimamente muchas más veces). No sé qué cojones le pasa a los japoneses, pero igual el grito de "¡a la mierda!" lo escuchan hasta en Hokkaido. Hay series que, siendo peores, han concluido la trama principal de la temporada y se han llevado una mejor nota (véase Zero no Tsukaima) y otras que, aunque al principio se llevaron la misma calificación que la que se llevará esta obra, luego mejoraron muy y mucho en la siguiente temporada, dando cierre y conclusión a la historia (véase Shouwa Genroku Rakugo Shinjuu). Por el momento, lo que nos queda claro es un sello de recomendable que, si la ley me lo permitiese, sería obligatorio para los que disfrutan de las series de acción con un buen argumento. Aun así, la nota E que le adjudicamos sabe a poco, como la conclusión de una historia que todavía no sabemos cómo será.

Lo que sí nos queda claro es que la obra en papel, me refiero al manga, todavía sigue su curso, por lo que el final a todo este tinglado de demonios, katanas y venganzas va a tener que esperar. Y como veo que el camino es largo y yo no tengo más agua que beber, la siguiente temporada la veré en privado sin análisis para el blog a menos que la cosa cambie y mejore enteros. Yo por mi parte me iré a llorar a una esquina de la habitación, que a este paso Jorge no sale de los embrollos de los viajes en el tiempo y yo no me despego de las tijeras corta-animes. ¡Qué cruz!



0 comentarios: