Psycho-Pass 3

jueves, 10 de septiembre de 2020 , 0 Comments

AÑO 7



Esta semana me voy a cagar en la reconch…


>Psycho-Pass 3 (Production I.G, 2019, 8 CAPS)


-Chaval, tranquilo. Toma aire y relájate un poquito-

Lo siento, no… no puedo más. Mira que me esfuerzo, que le dedico ganas, pero no para de llover mierda y ya tengo los campos abonados. Los japoneses se han vuelto como Hideaki Anno, ahora les toca joder historias hasta decir basta. Antes uno podía encontrarse algún anime que, bueno, podría estar mejor o peor, pero eran historias autoconclusivas. Sin embargo, la moda está en dejarnos a medias. Me recuerda a esa sucia costumbre que se cogió en el mundo de los videojuegos con un título y sus respectivos DLCs. Vale que ahí cobran por todas las partes (no siempre, pero es la costumbre) y que en la TV no nos cobran a nosotros, pero si queréis comprar los DVDs o BluRay la cosa cambia. ¿A que ahora no hace tanta gracia?

Bueno, igual la pregunta no jode mucho si se tira por Torrent o descarga directa. Incluso si nos hemos aficionado a las series que aparecen en las plataformas digitales. Lo que no tiene perdón de Dios es lo que están haciendo los estudios con estas actitudes, quitándole las ganas a más de uno, aunque por lo que veo por ahí, a la gente le da igual. Qué curioso, sucede lo mismo que con los videojuegos, la gente traga aunque les intenten meter una pica como la de Nacho Vidal.


No obstante, yo ya me he cansado. Jorge al principio se reía un poco con mi desesperación. Sin embargo, ahora comprueba que voy en serio. Estamos a 10 de septiembre y todavía me queda una serie reciente por analizar. Apuesto que la van a dejar a medias, pero aun así tengo que verla. Lo hago a regañadientes, para demostrar a un tal "SilveryChaff" que las valoraciones que pongo en los análisis tienen su razón de ser. Ojalá me equivoque, ojalá tenga que tragarme mis palabras (lo haría con gusto, en serio), pero la cosa pinta muy mal con esta segunda parte. Con respecto al resto de animes que tengo por delante este año, veréis que cambian algunos patrones en las series que analizaré en adelante. Ya no habrá tanta serie reciente. Total, ¿para qué? Semana tras semana esto se convierte en una repetición de cómo los japoneses trocean historias a su gusto y yo, sinceramente, ya me he cansado de tanta gilipollez.

Así que, cuanto antes empecemos, antes terminaremos con esta pesadilla.


>Sinopsis

Han pasado muchos años (siete desde los hechos de la primera temporada) y parece que hay caras nuevas en la Oficina de seguridad pública. Como suele ser habitual, los nuevos entran cuando ya hay un suceso en trámite (¿Qué pasa en Japón? ¿Tanta previsión en los horarios de trenes y son incapaces de notar falta de personal?). En esta ocasión es el amerizaje de un dron de transporte (un avión autopilotado).


-¡No! El Ferreras aquí no, ¡por dios!-

Por sorpresa, descubren que falta uno de los tripulantes y encuentran su cadáver varado en el mar. Lo que en un principio parece un desafortunado accidente, va tornándose en algo completamente diferente por las sospechas de los nuevos inspectores de la Unidad 1.


>Guion y narrativa

Pues esto es lo que ha quedado con la sinopsis, un aperitivo que no enseña nada de lo que se muestra después del capítulo 1 en la serie. Así que, tranquilos todos, que los spoilers están controlados.

Lo primero que nos llama la atención de esta tercera parte de Psycho-Pass es el reducido número de capítulos. Ocho se pueden antojar escasos, pero no os preocupéis, que la cosa tiene truco: cada episodio dura el doble que uno normal. ¿Por qué? No lo sé, sinceramente. Sin embargo, algo me hace sospechar que les gustó aquella idea de aglutinar los capítulos de la primera temporada en un formato algo más largo.


-¿Es una buena idea? ¿Queda bien en esta tercera temporada?-

Si os soy sincero, la serie se podría ver en el formato clásico. Es más, si comprobamos que el capítulo llega a ese punto en que el ending debería aparecer a partir del minuto 23 (por ejemplo) se nota un poco ese empate con un cambio de escena, pero nada más. Si uno se centra en la historia, en lo que ocurre en la pantalla, se olvida de ajustes, pegados o tonterías de este estilo. Production I.G hizo un buen trabajo en este campo.

Si nos fijamos en la narrativa, veremos que dejan de lado el estilo de historias que nos relataban en las dos primeras ‘seasons’ para centrarse ahora con una forma parecida a las series detectivescas que nos llegan desde USA, las típicas de TV como Bones (¡Nooooo! ¡La palabra prohibida!), CSI, El mentalista o cualquier otra, pero ambientadas en el mundo de Psycho-Pass.


-Cuando grabamos el Pseudo-Podcast también tenemos apoyo psicológico en botellas de 33cl.-

Esto que os relato no es algo malo, para nada. Solo otra forma de contar una historia. Habrá, por supuesto, a quien le guste o, en cambio, rajará de este cambio y echará a los creadores al foso más profundo que encuentre. Si sois de estos, tomaos la pastillita. Psycho-Pass no cambia, pero sí que nos lo muestran desde otro enfoque. Nada más.

Hablando de enfoques, ahora tendré que centrarme un poco en la historia. Esta tercera temporada arranca como viene siendo habitual con las dos anteriores, acontece un hecho trágico y aparecen dos nuevos inspectores en escena, a estrenar, que empezarán a investigar in situ lo que ha pasado. Además, también tendremos nuevas caras respecto a los ejecutores, con tres nuevos ‘perros’ que nos harán las delicias con sus personalidades.

Cuando empecé la serie me chocó ver tantos cambios y esto me llevó a la conclusión de que algo pasaría en las películas que se emitieron anteriormente. Sin embargo, las pude ver después y, sinceramente, no explican nada de la causa de estos cambios.

El ritmo de la narración es bueno. Cierto que cambia y ahora ya no tiene la tensión ascendente que teníamos en algunas partes de la historia, tal y como ocurría en la primera temporada. Ahora es algo más plano. Sí que hay escenas de acción donde se esperaría algo más, no obstante, ahora las han querido dotar de realismo (no mucho, teniendo en cuenta que se trata de una historia de ciencia-ficción) y también de normalidad en algunas pautas de la vida diaria de los protagonistas y de la ciudad. Cosas que antes no pasaban y ahora suelen ocurrir, como lo de apuntar a todo el mundo con el dominator para saber el coeficiente criminal. A este paso se convertirán en USA y apretarán el gatillo como si se tratase de un House of the dead.

Otra cosa que les pesa es el patrón que se va sacando con los casos: investigan, tienen unas primeras conclusiones y sospechas, piden permiso para seguir indagando según una teoría, interrogan a varias personas, reciben quejas por ¿interrogar? (parece de broma, pero no lo es, ahora si te interrogan, puedes protestar para que dejen de hacerlo. Me troncho de la risa), escogen otro camino, reciben más quejas, aparece un dato crucial, empiezan a acotar sospechosos, actúan (por fin llega la acción) y cierran el caso.

-Se acabaron los yihadistas-

Desde luego, se ha vuelto predecible y, si esto sigue así, aburrido como Ley y orden (no te ofendas, si te gusta, felicidades por ello. Si continúas ofendido, jódete). Otro de los detalles que no me convencen (esto a título personal) es lo que comentaba acerca del parecido con series americanas de detectives. Lo digo porque en algunos momentos parece que no avanzan, que todo es ambiguo y terminan empezando un diálogo complejo. Sin embargo, tranquilos, que llegan a una conclusión que hace avanzar el caso y lo resuelven. No os indignéis, con House M.D. funcionaba y quedaba genial. Aquí no hay ningún cojo o borde, pero sigue convenciendo.

Ya sabréis de sobra lo que opino del no-final, no voy a decir nada que os sorprenda a estas alturas. Lo que sí es cierto es que dejan todo colgado y con acontecimientos de última hora que darán más hype para la siguiente parte. ¿La veré? Posiblemente. Quizás hasta me anime a analizarla, pero no la esperéis ya que igual cambio de opinión y pongo otra serie, que de huecos andamos algo escasos.


>Personajes

Los personajes siguen igual que en la segunda temporada. No digo que estén los mismos, pero sí que guardan un desarrollo parecido. Sigo notando una falta de carisma que destacaba en la primera temporada. Están bien estructurados y desarrollados, pero los noto sin la chispa de antaño y creo que ya sé la causa de toda esta desazón (en el guion y en los personajes).

Aun así, la carencia de profundidad en varios de ellos, sobre todo de los nuevos, es más que notable. Solo relatan o exponen sus pensamientos en aquello que se está mostrando en pantalla. No habrá viajes al pasado o retrospectivas y, con esto, la posible empatía que guardemos sobre ellos se diluirá como las lágrimas en el océano.

A continuación, os dejo con el listado de los personajes:

>Kei Mikhail Ignatov. Es uno de los protagonistas. Este extranjero nacionalizado japonés es frío y calculador. Quizás sea por el hecho de que su país está en guerra y tuvo que huir de allí para buscar un lugar donde imperase la paz.

>Arata Shindou. Es el otro protagonista. Además de ser inspector, también es mentalista y tiene la cualidad de empatizar de manera extrema con cualquier persona, adivinando "porque sí" algunos de los sucesos que le ocurrieron a una víctima.

-En una historia futurista como ésta, es posible que la IA nos deje con la boca abierta-

>Tenma Todoroki. Este ejecutor es el más viejo de los cuatro que cuenta la Unidad 1. Aunque pueda parecer despreocupado y un poco hijoputa al principio, este caballero tendrá en la experiencia su razón de ser.

>Kazumichi Irie. Es otro ejecutor, más joven en este caso, venido de la zona marginal de Myogadani. ¿Qué es una zona marginal? Pues un barrio donde Sibyl no actúa y, como es obvio, tampoco la ley. Eso sí, a pesar de lo caótico que pueda llegar a ser, estas zonas son una válvula de escape para aquellos cuyos matices empiezan a nublarse y no quieran pasar una temporada en un centro de tratamiento.

>Mao Kisaragi. Es la mujer ejecutora del grupo. Aunque parece la más sensata es porque se trata de la más callada, sin contar a Sho, que parece otra persona con dos dedos de frente.

>Sho Hinakawa. Es el ejecutor más veterano en el puesto. Sigue con la misma cara de amargado de siempre, pero como ayuda a resolver crímenes, sigue ahí XD.

>Shion Karanomori. Es la analista de datos que acompaña a la Unidad 1 desde el primer capítulo de la temporada inicial. Sigue siendo adicta al tabaco aunque, en esta ocasión, no podremos ver qué chica es la que no puede despegarse de las sábanas de esta mujer.

>Mika Shimotsuki. Es la jefa y ex-compañera de Akane. Ahora ha dejado las calles para dirigir el departamento y lidiar a nivel político y administrativo con el resto de departamentos, cosa que no resulta agradable al ver la cara de perros que suele tener.

>Akane Tsunemori. La mítica protagonista ahora está "guardando reposo". No digo más y tampoco sé por qué. Es lo que hay.

>Yayoi Kunizuka. Es una ex-ejecutora que ahora se convirtió en periodista. Es la que estaba liada con Karanomori en la primera temporada. Sin embargo, en ésta no se la ve entre las sábanas de una cama ajena. Ahora ayuda a la Unidad 1 en ciertos casos con el beneficio de poder hablar de ello en sus artículos.

>Joushuu Kasei. Es la parte física del sistema Sibyl, es el robot que es utilizado por este sistema para ejecutar el sistema penal de Japón. Parece que el tiempo no pasa por ella XD.

>Maiko Maya Stronskaya. Es la mujer de Mikhail. Poco sabremos de ella además de tener una ceguera provocada por la guerra.

>Frederica Hanashiro. Es la líder del Departamento de operaciones del Ministerio de Asuntos Exteriores. Puede parecer un poco directa, sin embargo, la sinceridad a medias no sirve en el mundo en el que se encuentra.

>Tetsuya Sasagawa. Uno de los dirigentes de la empresa Hyper Transport, que se encarga de trasladar mercancías y personas entre diferentes países a través de drones. Monta una estafa con hipotecas subprime.

>Takumi Yonehara. Es un subordinado de Tetsuya y forma parte del tinglado de las subprime, aunque visto su comportamiento nervioso no parece muy preparado para que lo apriete un poco la policía.

>Karina Komiya. Es una ex-cantante y candidata a gobernadora de la ciudad de Tokyo.

>Kosuke 'Herakles' Yakushiji. Ex-luchador y candidato a gobernador de la misma ciudad. Luchará contra Komiya en los mítines para ganarse los votos de los ciudadanos y que la política de su partido gobierne la ciudad. Que mira que tiene cojones la cosa, pero parece que la individualidad no existe en ese ámbito, aquí parece que va todo por ideales y analistas.

>Kurisu Kyoji O'Brien. Es un observador de la Oficina de inmigración relacionado con ciertos líderes religiosos.

>Torri S. Aschenbach. Ayudante del fundador del grupo religioso autorizado Heaven's Leap. Termina por dirigir la entidad a causa de la ausencia del fundador.

-Así me gusta, directa al grano-

>Joseph Auma. Líder de los trabajadores de fábricas de New Town. Fue exsoldado que escapó de la guerra para ayudar a los necesitados en Japón.

>Theresa Shinogi. Ex-defensora de los refugiados en Dejima y líder de la facción anti-zona especial. Le gusta que le apunten con los dominator XD.

>Kouichi Azusawa. Es el inspector primero del grupo Bifrost. Estará metido en todos los fregados y, curiosamente, saldrá indemne de todos ellos.

>Haruki Enomiya. Es inspector tercero del mismo grupo. Es el líder de la zona marginal donde sale Irie. No sé qué le habrá pasado a Haruki por la cabeza en los últimos años, pero esas pintas de andrógino no se las quita nadie. Todavía tengo dudas de si se trata de un hombre o de una mujer.

>Kyouko Saionji. Se trata de la única mujer congressman de Bifrost. ¿Qué es Bifrost? Bifrost es el nombre de una organización criminal secreta que usa un sistema de juego computacional para jugar en eventos (o casos) del mundo real, influyendo en las decisiones de la banca, los distintos departamentos gubernamentales, etc.

>Haruki Shirogane. Es otro congressman, aunque ya de cierta edad. De los tres que hay, es el que mejor me cae, a pesar de que echaría a ese trío a un pozo para no saber más de ellos.

>Shizuka Homura. Es el nuevo congressman tras quedar una plaza vacante. Su juventud puede parecer un handicap a la hora de manejar los metadatos, sin embargo, sale bastante bien parado de todas las rondas de juego de Bifrost.


>Animación

Llegamos a uno de los puntos que más llamaron la atención en el pasado por su calidad. Production I.G nos había dejado alucinando con el dibujo, animación y el CGI. Ahora, en cambio, tenemos un producto más normalito, que no malo. Si bien el dibujo, el coloreado, las sombras y las luces siguen siendo buenas, el plus que antes nos dejaba asombrados, ahora nos agrada, pero nada más.

Faltan esfuerzos que remarcan la calidad de un buen producto como el que tenemos entre manos y eso se nota, por ejemplo, en las escenas de acción. Cierto es que antes no teníamos tanta pelea cuerpo a cuerpo como ahora y todo es gracias a la falta de cobertura del sistema Sibyl en determinados distritos de la ciudad o, si la hay, otras circunstancias obligan a no eliminar al objetivo. El movimiento en estos enfrentamientos es más natural que en otras series, donde tiran de ‘fantasía’ para dotar de epicidad la situación. Aquí no ocurre esto, las peleas se ven más sucias, más al límite de lo que es la anatomía humana. No habrá patadas voladoras espectaculares ni puñetazos poderosísimos que noqueen al rival. Ni siquiera estarán todos los frames necesarios para ver unos movimientos fluidos y esto es a lo que me refería con lo de dedicar esfuerzos, porque lo vemos justo sin la calidad sobrante que teníamos antes para absolutamente todo.

-Pues en Cataluña ha ido fetén-


>Sonido

Llegados al apartado del sonido puedo revelaros lo que es, para mí, la causa de este decaimiento de la calidad general. ¿Qué narices ocurre con la OST? Las canciones que teníamos antes nos ponían los pelos de punta de la tensión y ahora vemos que están ahí, pero descafeinadas del todo. Es aguachirri. Las canciones ahora son más ‘livianas’ que antes, les faltan acordes e instrumentos. La riqueza que antes teníamos se ha vuelto un erial y no por culpa del cambio climático, sino del presupuesto que el estudio ha dedicado a este aspecto.

Tendremos una sola apertura titulada "Q-vism" y que la interpreta "Who-ya Extended". Desconozco este grupo y tampoco es que haya encontrado mucha más información por internet. Solo hace referencia a esta canción y ya está. El tema tampoco me entusiasma demasiado, ni por la canción (bastante pop) ni por la animación, con escenas variadas donde predominan los colores blanco y negro además de un tercero que irá cambiando. No queda mal, pero la pega es que parece dibujado por un aprendiz. Lo siento, pero es así. Unas cosas están muy bien como el diseño hecho por ordenador, pero otras cosas ya no tanto, como el movimiento mencionado en la sección anterior.

El ending lo trae Cö shu Nie, conocidos por hacer los cierres de Yakusoku no neverland. Siguen con su propio estilo aunque, en esta ocasión le han dado un toque de Psycho Pass. No llamaría al plagio respecto a otras canciones de la conocida OST porque este tema, bullet
no se parece en nada, pero el ritmo lo tenemos ahí. Las animaciones son un compendio de cortes de diversa índole que nos muestran ligeramente a los personajes de esta temporada. Nada a destacar.


LA NOTA

Aquí está el final (jajaja, qué cachondo) del análisis de esta temporada a medio cocinar. En la siguiente espero que conozcamos cómo ha salido el bizcocho porque todavía esto no ha hecho más que subir y no me queda claro si al final va a quemarse de tanto fuego o, si por el contrario, va a quedar crudo por dentro, en cuyo caso, tranquilos, que por fuego no será, ya me encargaré yo.

Así está la cosa, calentita y sin visos de que se enfríe. Tengo que ir en chándal porque no me cogen en los pantalones de lo hinchados que los tengo por la sucia costumbre de recortar historias hasta la saciedad. No quiero pagarlo con esta magnífica historia, pero es que no me dejan otra opción. Ya son muchas las que han quedado pendientes de nuevas temporadas y mi paciencia se ha agotado. Eso sí, el cuño de la E no se ha desgastado, así que, con gusto, se lo estampo con fuerza para que no se borre y quede el relieve grabado al igual que en los billetes.


0 comentarios: