Hakumei and Mikochi

jueves, 1 de octubre de 2020 , 0 Comments

AÑO 7



Añadida a mi lista de pendientes desde el instante en el que vi la primera imagen de la serie, hoy me dispongo a saldar esta "deuda pendiente" a pesar del miedo que me causa saber del estudio de animación que esta detrás de...


Hakumei and Mikochi (Lerche, 2018, 12 CAPS)

"Un cuento de lo más hermoso"


Estrenada el 12 de enero de 2018, Hakumei and Mikochi es la adaptación del manga homónimo escrito por Takuto Kashiki y la constatación definitiva de que el período de tiempo comprendido entre el final de 2017 y el comienzo de 2018 ha sido el más prolífico de la historia de la animación nipona en lo que a la calidad de las series estrenadas se refiere. Y sí, sé que puede resultar una afirmación un tanto arrogante, pero hacer una lista de los buenos animes que han aparecido en esas fechas y compararlas con los que han visto la luz en años anteriores durante un período de tiempo similar. Ah, y si resulta que encontráis algo hacérmelo saber en los comentarios.

Obra del estudio de animación Lerche, el cual aún me sigue causando aun sudores fríos cada vez que pienso en Unbreakable Machine-Doll, el anime cuenta con la figura de Masaomi Ando como director y Reiko Yoshida como compositor de la serie, quedando la labor de guion en manos de Ichiro Okouchi, Mariko Kunisawa y Reiko Yoshida. Los cuales en última instancia son los únicos responsables de que esta adaptación se emplace en los géneros de lfantasía y el slice of life. Lo cual, como ya sabéis, debería ser otro motivo de peso para que echase a correr. Por fortuna, en esta ocasión las páginas web de "cabecera" parecen haber acertado de pleno a la hora de rellenar el apartado de correspondiente al género, por lo que voy a hacer como que no leí eso del slice of life para seguir como si tal cosa con el análisis de este anime XD

Y antes de saltar a otro bloque voy a aprovechar para destacar la última sorpresa que me ha dejado este anime. La cual, para más inri, está "oculta" en la cabecera de su web. Y es que dependiendo de la hora del día a la que accedáis a ella descubriréis que la escena que aparece es diferente, mostrándonos así lo que estarían haciendo nuestras protagonistas en ese momento del día. Un detalle sumamente curioso, sin duda.


> Sinopsis:

Hakumei y Mikochi, unas chicas de nueve centímetros de alto, viven en el bosque, en una pequeña casa en un árbol. Se montan en insectos, vuelan encima de las aves y usan hojitas como paraguas. Veremos a nuestras pequeñas y adorables protagonistas vivir el día a día en un mundo fantástico en miniatura. (fuente: Frozen-Layer)


> Personajes:

> Mikochi es la protagonista de esta historia. O así me gusta calificarla, puesto que es a la primera que conocemos debido al protagonismo que se le da en el primer episodio. De carácter amable y un tanto asustadiza, esta diminuta chica será quien ponga la cordura y la sensatez en la historia de paso que nos demuestra sus grandes habilidades en las tareas del hogar. No en vano estamos ante una joven que se gana la vida haciendo comida casera para los establecimientos de la zona.

> Hakumei es la pelirroja compañera de Mikochi y la única que vive la vida de una manera más despreocupada de las dos. No obstante esta primera impresión de "bala perdida" enseguida se va al traste al ver como ayuda en todo lo que puede a su amiga y descubrir el gran sentido de la responsabilidad que posee. Cosa que, por cierto, contrasta un poco con ese comienzo que nos regala y la parte de su pasado que conoceremos en esta historia :P

> Konju. La cantante lírica de esta historia es una joven de cabello rubio que aparece en la historia a raíz de un festival que se celebra en la ciudad a la que pertenecen las chicas. Y todo ello porque al responsable de las actuaciones musicales no se le ocurrió mejor idea que meter a Mikochi en estas sin que lo hubiese pedido. Originando así el rifirrafe con el que esta chica aparecerá en la vida de nuestra protagonistas. En un primer encuentro que difícilmente nos hará una idea de la progresión de Konju en la trama :D

> Sen. Aparecida por primera vez en el mismo capítulo que lo hace Konju, esta reservada chica que viste largas prendas resulta ser una científica de lo más estrafalaria cuya investigación gira en torno a la vida. 

> Iwashi es comadreja carpintera que manda sobre Hakumei en el trabajo. Porque si, Hakumei trabaja y como descubriréis en la serie no se desempeña nada mal en su labor. No obstante, una vez fuera de sus horas de trabajo este personaje resulta ser bastante solitario y reservado. Cosa que cualquiera diría después de ver lo bien que interacciona con otros personajes, e incluso es capaz de hacerle favores a su aprendiz, cuando se trata de trabajo XD

> Koharu es la pequeña escarabajo que vive encima de nuestras protagonistas sin que ellas tuvieran la menor idea. Lo cual, como es obvio, ocasionará en un primer momento un pequeño problema para nuestra miedosa Mikochi. No obstante, el hecho de ser un insecto no es impedimento alguno para que este personaje sueñe por todo lo alto con tener un estilo de vida más propio de un humano. Y si no me creéis echadle un vistazo a su interesante episodio :D

> Ayune es la despreocupada hermana de Mikochi. Escritora de obras de teatro, la mayor de las hermanas aparece en la historia sin previo aviso para dejarnos ante el único momento de todo el anime en el que podremos rascar un poco más en la vida de nuestra protagonista mientras nos divertimos con las situaciones que ocasiona esta "invitada". Y es que el desparpajo con el que se presenta en la casa de su hermana, sumado a las rencillas que existen entre ambas (o más bien las que tiene su hermana pequeña, porque a ella parece resbalarle todo XD) nos dejará ante un momento de la historia bastante divertido, la verdad.


Hakumei y Mikochi, las protagonistas indiscutibles de este cuento fantástico.

E
l primer capítulo de la serie nos presenta a Mikochi y Hakumei, dos diminutas chicas que se hallan en pleno proceso de mudanza a una casa que está construida en el tronco de un árbol. Dejándonos así entrever las diferencias que existen entre ambas en lo que a personalidad se refiere. Y es que si Mikochi es la bondadosa y previsora del dúo, Hakumei resulta ser prácticamente todo lo contrario. Vamos, que estamos ante la bala perdida que siempre acaba tirando de la historia. No obstante, esta definición no se cumplirá a rajatabla, gracias a que en el fondo esta chica también tiene un gran corazón. Como podemos descubrir de inmediato en la aventura que se les presenta con motivo de la aparición de un milano nocturno. Un ave especial que según la cultura popular es capaz de conceder deseos. Aunque no será lo único que descubramos en estos veinte minutos, pues tras ver el curioso mundo en el que se asienta esta historia y conocer los diferentes personajes que forman parte del mismo, y que en su mayoría vienen siendo los animales que podemos encontrar en el bosque, el episodio nos dejará constancia de la estructura del anime al enseñarnos cómo está conformado por dos capítulos de unos diez minutos de duración cada uno. Estando en este caso el segundo de ellos centrado en la visita qué hacen nuestras protagonistas a la ciudad portuaria de Arabi. Una urbe en la que parecen conocer demasiado bien a Mikochi y al que las chicas recurren en busca de provisiones hasta que tiene lugar el pequeño percance que nos permite ver, de manera indirecta, la vida que se respira en esta ciudad.

En esta ocasión la historia nos lleva a una ciudad, que no parece ser la misma del primer episodio, para descubrirnos cómo se ganan la vida nuestras chicas. O más bien cómo lo hace Mikochi, pues a Hakumei no la veremos trabajar en ningún momento. No obstante esta elección de escenario no resulta aleatoria, sino que guarda relación con el festival que se celebra en ese momento y con la actuación musical que se realizará. Lo cual nos llevará a conocer a una nueva chica, Konju, la poetisa lírica, y a ver como Mikochi acaba siendo arrastrada a participar en algo que no quería. Y hasta aquí voy a leer para pasar a la siguiente de las tres historias cortas que conforman este episodio y que remarca lo equivocado que estaba en cuanto a la idea que me había hecho de la estructura de la serie. Cosa que tampoco es mala, al ver lo bien hiladas que están cada una de las historias y la nimia sensación de ruptura que causaran con la progresión argumental. Así pues, el cuarto mini episodio estará centrado en los estrafalarios experimentos que realiza Sen, otra chica más que conoceremos en estos veinte minutos. Sin renunciar, claro está, a las risas nos las echaremos al descubrir el motivo que une a Hakumei a esta historia. Y una vez descubierto esto volveremos a la ciudad portuaria de Arabi para volver a entrar en el bar del primer episodio. Establecimiento este donde ya transcurría la última de las mini historias, que por cierto guarda mucha relación con la que veíamos al comienzo del capítulo, y que nos dejará con la duda de saber que tan amigas son nuestras chicas de la dependienta del local al ver cómo esta tiene ropa de dormir para ellas XD.

La ciudad portuaria de Arabi nos da una ligera idea del curioso mundo en el que se desarrolla esta historia.

Tras un comienzo de lo más explosivo y trágico, el tercer capítulo nos muestra como las chicas se las ingenian en un día de acampada mientras Sen hace uso de su "magia" para que Mikochi y Hakumei vuelvan a tener un techo bajo el que vivir. Enseñándonos así tanto el buen equipo que hacen como lo mañosa que resulta ser la buena de Sen. Y todo ello para que, cuando pasemos al siguiente mini episodio, no nos demos cuenta de que ha habido un corte por medio. Cosa que se consigue al dar continuidad al ingenio que demuestra Hakumei por medio de su trabajo. Y es que si antes pienso que esta chica no daba un palo al agua antes viene la historia a darme una bofetada con la mano abierta. Aunque si os soy sincero esta parte de la historia me ha gustado tanto que corro ponerle la otra mejilla XD

Para sorpresa de propios y extraños, el capítulo cuatro comienza con la visita que Konju les hace a nuestros protagonistas. Aunque en ese momento solo esté Mikochi para atenderla. Y así, partiendo del regalo que esta poetisa lírica les trae por su nueva casa, es como la historia pasa a mostrarnos el intercambio de conocimientos que tendrá lugar entre ambas chicas después de que nuestra protagonista sorprenda a su invitada mediante sus dotes culinarias. Lo cual acabará a su vez por dejar a una de las dos puerta afuera, por perder la llave de su casa, y a la otra de camino a una excursión, que ocupará el desarrollo de la siguiente mini historia con el fin de mejorar la fórmula para hacer jabón que le han dado. Algo que, por cierto, no será cosa fácil, pues como podemos ver en la segunda parte del episodio, esta excursión traerá consigo la parte más terrorífica y peligrosa que hemos visto hasta el momento. Y no es para menos, puesto que lo que parecía un simple paseo se acaba complicando por culpa del animal nocturno que causa tanto temor entre los habitantes del lugar y del fatídico accidente que apunto está de salir muy caro.

Aunque dividido en dos mini capítulos, el episodio cinco gira completamente en torno a la obra de reparación de los muros de una importante vía que lleva a cabo la Asociación de Carpintería Iwakuni. Gente de la que tendremos noticia gracias a Hakumei y, más concretamente, a su jefe. Puesto que este individuo es miembro de dicha asociación a la que ahora quiere acceder nuestra diminuta protagonista. No obstante, esta meta va a resultar más difícil de alcanzar de lo que cabría esperar por culpa de un presidente que se muestra reacio a aceptarla entre los suyos. Por lo que Hakumei, en vez de tirar la toalla, se esforzara todavía más en mostrar sus habilidades con el fin de lograr su objetivo. En un bonito reto personal que nos demuestra que el hecho de rendirse no suele ser casi nunca una buena opción.

Con un tono irónico, esta imagen nos demuestra lo terroríficas que pueden llegar a ser la mujeres. Aunque en esta ocasión eso sea algo bueno para nuestra pequeña Hakumei.

Carente de opening y con una historia extra tras el ending, avisados estáis, el capítulo seis comienza enseñándonos el corte de pelo que se hará Hakumei en un peculiar "salón de belleza". Algo que no parece tener nada que ver con la historia pero que nos terminará llevando a un nuevo día de trabajo en los molinos, para ser testigos de como Hakumei consigue convencer a su jefe para pasar el día en la ciudad junto con Mikochi. En un desarrollo que nos servirá para conocer mejor a este personaje y ver cómo se abre un poco más al mundo que lo rodea. Cosa que podremos comprobar al final del capítulo y que dará paso, tras el ending, a la reparación en la historia de la peluquera del principio debido a las ganas que tiene Konju de que también le corten el pelo en este lugar. 

En contra de la idea que me había hecho al principio, la casa en la que viven las chicas resultaba ser de la propiedad de Mikochi antes de que su compañera se mudase a ella de repente. Y es que esto es lo que tiene no soltar prenda alguna sobre la vida de las protagonistas, que te puedes hacer una idea, por muy errónea que sea, que no habrá nada para corregirla. Por suerte este no es el caso del séptimo capítulo. Aunque sea de refilón, claro, puesto que la historia se centrará ahora en descubrirnos a los vecinos de nuestras protagonistas. Las cuales no tenían ni idea de su existencia debido a que allí no vivía nadie más que ellas hasta que Sen se puso manos a la obra con el proyecto de reconstrucción en el tercer episodio. Y así es como conocemos a Koharu y descubrimos los curiosos y extravagantes anhelos de esta pequeña escarabajo. En una parte de esta historia que dará paso a la visita imprevista de un fotógrafo trotamundos que se dirigía a su pueblo cuando la lluvia lo pillo por sorpresa e interrumpió su viaje.

Por primera vez en toda la serie, el capítulo ocho prescinde de la introducción para comenzar directamente con el opening y dar lugar a un desarrollo en el que solo se desenvolverá una única historia. Lo cual no significa algo malo, ni mucho menos, puesto que el episodio en el que Konju debería de ofrecer una actuación para los residentes de la Casa de Miel, un edificio ubicado una de las zonas más conflictivas de la ciudad, se convertirá en un verdadero show en el que la cantante es secuestrada por la "mafia" que controla la zona y las chicas se ven obligadas a formar parte del equipo de rescate mediante la preparación de la receta de una bebida alcohólica largo tiempo olvidada. Por lo que podéis tener por seguro que las situaciones cómicas no faltarán a la cita para resolver un problema que, en el fondo, era fruto de las "desavenencias" del pasado.

Sen y Konju en uno de los momentos de esta historia.

Continuando con la forma de comenzar que establecía el episodio anterior, pues en esta ocasión el capítulo está conformado por dos mini historias y el tema del ending es sustituido por la Canción de las Leñadoras, el desarrollo de este episodio vuelve a reunir a las cuatro chicas (esto es, a nuestras dos protagonistas, a Sen y a Konju) para enseñarnos como participan en un experimento de Sen. El cual servirá a su vez para que las cuatro limen sus asperezas por medio del peligro que les aguarda. Logrando así que la poco sociable Sen llegué a asistir a una actuación de Konju. Y así es cómo termina esta primera parte para dar paso a una nueva historia que, aun estando completamente enlazada con la anterior, transcurrida exclusivamente en la casa de Sen. Y todo para que Mikochi consiga crear el vestido que se había propuesto hacerle a su amiga. Mostrándonos en el proceso el grueso de la labor llevarán a cabo de una manera bastante realista. Pena que la presencia de esa enorme olla ponga la nota discrepante al proceso, al no quedar claro de dónde pudo salir XD

Cambiando un poco de aires, el capítulo diez nos propone un viaje a los baños termales que no resulta todo lo fructífero que debería. De tal manera que al final tendrá que ser Hakumei quién se lleve los baños termales a casa para poder disfrutarlos. Punto este en el que la primera mini historia de llega a su fin para dar paso a la siguiente y presentarnos a Ayune, la curiosa artista que tiene Mikochi por hermana. No obstante y aunque esta visita inesperada resulta interesante de cara a conocer un poco mejor a nuestra protagonista, mientras nos echamos unas risas gracias a su hermana, lo que me llama la atención de esta parte de la trama no es tanto la presencia de este personaje en la misma y lo que aporta, sino el hecho de que sepa quién es Hakumei. Y es que no nos debemos de olvidar que esta es la primera interacción que tenemos con la familia de Mikochi y que en ningún momento la trama suelta prenda con respecto a su vida :P

Nuestras protagonistas a punto de coger el "expreso" XD

Con nuestras protagonistas esperando en plena noche a coger el tren en una estación para ir al lago Kanokan, donde tienen pensado pasar un día de pesca, el capítulo once marca un alto en el camino para mostrarnos, de una forma sosegada, los pormenores de esta aventura. La cual parece haber sido propuesta por Hakumei. Pues sacando la buena experiencia que tiene Mikochi en el viaje, lo cierto es que esta chica no siente ningún apego hacia la pesca. Cosa que cambiará al final del episodio por culpa de la captura que hace el individuo que conocíamos en él XD

Por increíble que parezca, el último episodio de la serie nos deja ante un desarrollo que profundiza en el pasado de Hakumei por medio del nuevo viaje que hace la caravana de Ryokubirou. Quienes en el pasado la habían ayudado a llegar a la ciudad de Makinta para que pudiese rehacer su vida y conocer a Mikochi. Por ello, en cuanto la pequeña pelirroja se entera de que esta caravana va a pasar por las inmediaciones, no duda en salirles al encuentro con la intención de hacerles saber que le va bien. Algo que solo logrará en compañía de su amiga y tras superar una buena dosis de dificultades gracias a los dos personajes que le prestarán su ayuda de manera desinteresada. Y todo ello en el mismo día en el que se celebra en la ciudad un festival que nos lleva a pensar que ya ha transcurrido un año desde que conocieron a Konju, y que se despedirá de nosotros con "dos" endings. El que nos deja el tema de apertura por un lado, mostrándonos letreros con los nombres de las diferentes personas que han trabajado en el anime, intercalados con escenas finales, y el ending habitual. Que en esta ocasión se viste de gala para mostrarnos los personajes que han influido en la vida de nuestras chicas y dejarnos con un cierre que abandona el "pase de diapositivas" para enseñarnos, esta vez con la animación de la serie, la escena en la que Hakumei y Mikochi se despiden encima de la rama. Escena ésta que queda adornada con ese último letrero que reza "hasta pronto" y que ojalá sea verdad.

Vista de Makinata. La ciudad donde se desarrollará una parte de esta historia.

> Animación y música.

Partiendo de un aspecto visual tan hermoso y mimado, que llega incluso a recordarnos a estudios tan consagrados como Ghibli, el trabajo de Lerche cuenta con su sello de identidad en el diseño escogido para los personajes humanos. Los cuales presentan una forma chibi que, por increíble que parezca, puede espantar a algunas personas. Lo cual, sumado al hecho de que nos hallamos ante una obra que se podría situar, al menos en España, a caballo entre Los Diminutos y David el gnomo y que parece conformar un combo mortal a la hora de que el público se decante a verla. No obstante, todo esto no debería de ser inconveniente alguno para todo aquel que haya vivido los noventa en su pubertad, como demuestra un servidor, y mucho menos una pared infranqueable para que el resto del mundo le dé una oportunidad. Por lo que una vez aclarado este punto y vuelto a remarcar la excelente labor de animación hecha por los chicos de Lerche tan solo me queda señalar la curiosidad que nos dejan todos los endings antes de cambiar de apartado técnico. Y es que, siguiendo con este buen hacer, todos los capítulos cuentan con una anécdota o dato diferente sobre el mundo de la serie que se cuenta durante el ending. Convirtiendo así a este anime en el primero que veo sin saltarme estos minutos :P

Y si el anterior apartado ya es de aplaudir, el de la banda sonora no se queda atrás con un repertorio musical compuesto por Evan Call. Un compositor estadounidense al que no le tenía puesto el ojo encima hasta este momento y que me deja con la agradable sorpresa de saber que también se encuentra detrás la banda sonora de Violet Evergarden. Lo cual hace todavía más llamativa la selección de temas instrumentales alegres y lentos que escogió para esta ocasión y que le encajan como anillo al dedo a la serie. Además de dejarnos, claro está, ante la duda de saber cómo fue a parar un americano a la cerrada industria de la animación nipona. Pero como dudo que esto lo vayamos a resolver pronto voy a aprovechar las últimas líneas de este apartado para descubriros el tema del opening "urar" de Chima y hacer lo propio con las dos canciones que podemos escuchar en los endings de la serie, "Harvest Moon Night" de Shino Shimoji & Aoi Yuuki "Minasoko no Rizumu" de Aoi Yuuki (tema exclusivo del episodio nueve). Tres pistas que escapan de la tónica habitual que encontramos en el resto de animes al ser también parte del repertorio compuesto por Evan Call y que, en el caso de las dos últimas, están interpretadas por las propias seiyuus de la serie.


Algunos dirían que este es el momento experimental de la animación, ¿verdad? XD


LA NOTA:

Antes siquiera de comenzar me gustaría dejar claro, por si no había quedado ya, que no nos hallamos ante uno de los típicos animes al que nos tienen acostumbrados los nipones, sino ante una historia fantástica que se acerca, sino está dentro ya, al mundo de los cuentos. Por lo que esto resulta un factor determinante de cara comprender la obra de Lerche. Aunque no el único, pues la otra piedra angular del anime radica en el hecho de que sea un slice of life. Un género que puede echar atrás a más de uno (yo el primero) pero que en esta ocasión ni está de adorno, es parte intrínseca la trama, ni cuenta con unos personajes que se comporten como retardados mentales. Y esto, que no es poco, encuentra su broche de oro en el hecho de que ambas protagonistas empaticen a la perfección con el espectador (yo aún sufro con el accidente que sufre Mikochi en el monte). Cosa que no es sencilla de hacer y que le hace ganar muchos enteros a la trama. Y sí, bien es cierto que, en contrapartida, el slice of life nos deja un desarrollo que tiende a la lentitud y a la tranquilidad tan habituales de este género, pero no estaría de más que hagáis un hueco en vuestra agenda para ver que no todo el slice of life es un bodrio de campeonato. Sino que cuando este género se plantea bien también hay lugar para verdaderas joyas.

No obstante y aunque no lo parezca por lo bien que está quedando la serie hasta el momento, Hakumei and Mikochi no está exenta de ciertos detalles negativos que merece la pena destacar. Como es el hecho de estar estructurada en base a mini historias o que no se profundice prácticamente nada en la vida de los protagonistas. Y es que, a pesar de que la historia hila con bastante maestría los diferentes mini episodios, el desarrollo de la misma nos permite comprobar como hay capítulos que son ocupados de principio a fin por una única historia. Dejando así en entredicho la necesidad de realizar cortes por muy imperceptibles que estos sean. Claro que para el caso lo más grave de todo es el segundo de estos puntos. Ya que como hemos podido comprobar durante el resumen de los episodios el hecho de medir tantísimo la información que se nos da de las dos protagonistas nos lleva a cubrir esos huecos por nuestra cuenta. Haciéndonos así una idea que casi con total seguridad va a ser falsa y nos va a llevar a encontrarnos ante contradicciones bastante destacables. Como fue mi caso con la casa de Mikochi.

Ahora bien, si hay algo que critique realmente de esta serie más allá de estas dos cosas, que seguramente alguno considere de nimiedades, eso es el enfoque que le dieron los chicos de Lerche a su trabajo. Puesto que no alcanzo a entender el motivo por el que esta gente, teniendo en sus manos una historia y un aspecto visual que podría encajar perfectamente también dentro del público infantil, optó por alejarla lo más posible de este nicho de edad a base de recurrir constantemente a productos como el tabaco y el alcohol que no le aportan absolutamente nada a la historia. Deshaciéndose así de una calificación "para todos los públicos" que le habría sentado de maravilla al trabajo.

Y así llegamos en esta ocasión al momento de desvelar una nota que ya no debería de ser mucha sorpresa después del pedazo de spoiler que os dejé al comienzo de la entrada. No obstante y como las cosas o se hacen bien o no se hacen, me complace entregarle a Hakumei and Mikochi la A que tan merecida tiene. Y es que no sé vosotros, pero yo me he quedado con ganas de ver como las chicas se van al balneario, como Hakumei sigue demostrando su valía en la Asociación de Carpintería Iwakuni o como Mikochi aborda los nuevos problemas que le surjan. En definitiva, que me he quedado con ganas de seguir viendo las aventuras de uno de los animes más bonitos y tiernos que he visto en los últimos años. Lo cual y aunque no da para escribir una carta abierta, me lleva irremediablemente a preguntarle a los chicos de Lerche que rábanos ha pasado en su estudio de animación para que hayan terminado haciendo, sino el mejor, uno de los mejores animes de su cartera XD

-Vaya, pues al final me ha gustado mucho ese lugar. Voy a decirle al zoquete que escribió esto que me lleve hasta allí para disfrutar de esos cacahuetes. Que ya empiezo a estar cansado ya de tanta pipa.

0 comentarios: