I''S Pure

jueves, 8 de julio de 2021 , 0 Comments

AÑO 8



Esta semana le daremos a un romance fácil con…

>I’’S Pure (Arms, 2005, 6 OVAs)



Lo de fácil no lo digo porque la muchacha sea ligera de cascos, eso ya lo dejo para las series ecchi o que tengan esa componente, como las hermanas de Onegai Twins, que se paseaban medio en bolas por la casa con el muchacho pululando por los pasillos. Por fácil me refiero a sin complicaciones serias.

Antes de ponerme en materia, me gustaría traer a la palestra la razón de por qué elegí esta serie. Mientras hablaba con un compañero de trabajo acerca de Video Girl Ai, nos pusimos a platicar sobre las otras obras del mismo creador, Masakazu Katsura, creador de las famosos DNA2 e I’’S, entre otras muchas obras, aunque estas últimas son de las más conocidas aparte de Video Girl Ai.

Acerca de la primera, DNA2, ya casi no guardo muchos recuerdos. La vi hace muchísimo tiempo y no volví a pasar por ella. En cambio, con I’’S ni siquiera llegué a ver un solo capítulo. ¿Por qué? Pues por lo de siempre, me pongo con otras cosas y luego pasa lo que pasa, que me pierdo muchas series interesantes. Así que, sin dudarlo un momento, la anoté para analizar este mismo año.

Y aquí la tenemos. Bueno, una interpretación del manga. Existe una sola versión sobre el papel de esta historia, que se publicó desde el año 1997 hasta el 2000. A partir de ahí salieron dos animes: uno titulado I’’S, del estudio Pierrot con dos OVAs de 30 minutos cada una y la que analizaremos esta semana, que está compuesta por 6 OVAs de la misma duración. Digo misma duración porque hay que sumar opening y ending, no os olvidéis. Así que me decidí por la última. Primero porque tiene más metraje y han podido dar una narrativa algo mejor (con dos OVAs dudo mucho que saliese algo decente y más teniendo a Pierrot a los mandos) y segundo porque es la más reciente, aunque tampoco es que haya una diferencia atroz. Solo tres años distancian a estas dos adaptaciones.

-Es como chupar un limón-

>Sinopsis

Seto es un adolescente que cursa preparatoria y está perdidamente enamorado de una compañera de clase: Yoshizuki. Ella es un bellezón y, además, muy buena actriz en el club de teatro. Pero parece que son de dos mundos diferentes. Seto es muy tímido y suele tener el listón bastante bajo a la hora de buscar objetivos, ya que algo más ambicioso le agobia y lo ve como imposible. Yoshizuki, en cambio, es tan popular que hasta tiene su propio club de fans. Sin embargo, da la casualidad que un día los chicos son escogidos como coordinadores para el espectáculo de un festival. Desde ese punto de inflexión, la relación entre ambos cambia.


>Guion y narrativa

Y poco más hay que contar en la sinopsis, a menos que empiece a destripar parte de la historia y nos quedemos con cara de spoiler. Que tampoco le importaría a más de uno, ya que la serie tiene 15 años, pero no es plan de joderle la visualización a los futuros televidentes (eso ha sonado muy a los 80).

Bien, recuperando la primera frase de este análisis, se trata de un romance, aunque también tiene una parte dramática (muy liviana, eso sí) que jugará un poco con nuestras sensaciones. Tampoco es que sea un alarde narrativo que nos vaya a dejar con la boca abierta y el corazón en un puño, que no lo hará, aunque quizás el público al que va dirigida esta obra (adolescentes, principalmente) la sienta casi como propia. Yo casi no me acuerdo de esa época oscura (una de tantas) en donde si se me acercaba una chica era para pedirme un bolígrafo o que hiciese piña con el resto de la clase para cambiar la fecha de un examen. Sin embargo también había alguna se acercaba a charlar.


-Oh, no, Dani va a contar otra historia de viejo-

Buenoooooooooooooo… Tranquilos todos, que no va a ser muy larga. Espero. Aunque tampoco lo es el anime de esta semana :P. En mi instituto había varios alumnos integrantes de un grupo de teatro de la comarca que se llamaba Vichelocrego. Yo no participaba con ellos, pero la profesora de artes plásticas de vez en cuando pedía voluntarios para diseñar pancartas y demás atrezzo. Como tenía buena mano, me apuntaba alguna vez que otra para ayudar.

En ese grupo estaba una compañera de promoción llamada Begoña y con la que charlaba de vez en cuando en los descansos de Kenshin, el guerrero samurai, además de alguna que otra serie. No os penséis que va a haber romance en esta anécdota, ella tenía otros estándares de calidad y no se fijaría en una manzana podrida y pervertida como yo. La anécdota que os estoy comentando es acerca de este grupo de teatro humilde que sacaba tiempo de donde no lo tenía para practicar sus representaciones. Así que, si tenéis un grupo así en el colegio o instituto, ayudadlos en lo que podáis. Aunque sea un poco chapuza como aquella pancarta gigante de Don Quijote, de unos 4 metros, que tenía un Rocinante con los cuartos traseros algo deformados.

Y ahora volvemos al análisis, que ya no sé ni por dónde iba. Ah, sí, el ostracismo que me hacían las chicas. Continúo. A mayores del romance y del escaso drama que nos muestran, I’’S Pure también tiene ciertos toques de “sal y pimienta” para dar un sabor que, visto lo visto, lo tienen muchas de las series de la época. Parece que esas especias las vendían en bote en el supermercado. Me refiero al fanservice o al ecchi. Que mucho no hay. Quizás al comienzo del anime veamos algún fotomontaje con las pechugas al aire y alguna que otra foto en bañador o escena en ropa interior, pero poca cosa.

-Si es que visten a los maniquíes como put...-

La mayoría del metraje estará ocupado por los pensamientos de Seto acerca de cómo afronta los retos amorosos que se le plantan delante y cómo su inseguridad acaba de echar por tierra cualquier esperanza. Muy liante es, la verdad, porque siempre los malentendidos le persiguen. La historia juega con eso y, bajo mi punto de vista, abusa bastante. Podrían haber mezclado y potenciado las diferentes tramas que se presentaban. Tampoco es que fueran tan experimentales, pero estaría bien que jugasen un poco más con el triángulo amoroso, por proponer una idea.

Además, al principio tampoco queda claro cómo narran la historia, porque cada capítulo comienza con una escena nocturna para dar lugar a otra escena diferente y que da pie a un nuevo desarrollo. Todo para aclarar algo que comentaron en la escena nocturna. Al comienzo resultará confuso entender qué es lo que sucede en realidad y por qué muestran ese comienzo diferente, pero se trata de dos momentos en el tiempo diferentes (que no líneas temporales, tranquilo Jorge). El relato comienza en el presente (la escena nocturna) y se recuerda el pasado para informarnos de qué es lo que ha sucedido para llegar a esa situación. Aclarado esto, se entiende mejor la historia global.

Quitando a un lado estas formas de relatar, el guion trata la historia romántica como algo que, si bien hay alguna dificultad, ésta resulta irrelevante en el mundo real. Vamos, que son tonterías al estilo de las que aparecían en Onegai Teacher, aunque allí comenzaban saliendo juntos y aquí es para intentar declarar el amor que profesa el uno por el otro. Además, hay otros detalles que también resultan algo raros como una falta completa de emoción o sentido común, como hablar por teléfono con alguien que está, supuestamente, en coma, que pongan el manos libres para que oiga todo el mundo y arrimarle el auricular al enfermo para que escuche. Todo bien.

-Eso habrá que grabarlo, digo verlo, digo...

Respecto al final, sí se añade un poco de intriga (muy poca, no os vengáis arriba) y alguna tontería como la que dije del teléfono o esos maravillosos guardaespaldas que no tienen fuerza como para cerrar una puerta que la sujetan dos adolescentes. Por lo demás, parece correcto.


>Personajes

Si la historia parece algo simplona, los personajes tampoco se quedarán atrás. Vale que tienen su desarrollo, pero el público para esta serie está en la adolescencia, donde la falta de experiencia hace estragos en las relaciones amorosas.

Cierto es que están estructurados y van evolucionando, cosa que se agradece, aun así los noto algo infantiles. Esto me recuerda a lo que dije en el análisis de Onegai Teacher, que si se ve la serie por primera vez se nota infantil, pero si se visualiza después de haberlo visto en la adolescencia, se le coge cariño. Pues si en la serie de Daume me pasó lo último, con esta de Arms me sucedió lo primero. Y lo agradezco, porque esto no solo confirma que tenía razón (mira, para una vez XD) sino que mi cabeza sigue regulando medianamente bien para la edad que tengo.

Poco más que añadir, acá no hay mucho donde rascar, lo poco que han hecho está bien, aunque resulta, por momentos, insuficiente o con un tratamiento rápido para dar cierre a la historia sin profundizar más.

El listado de los más importantes es el siguiente:

>Ichitaka Seto. Es el protagonista. Es inseguro y su timidez provoca que los malentendidos florezcan allá por donde pase. Eso sí, lo que le salva es el buen corazón que tiene, ya que sus acciones intentarán ser lo más correctas posible.

>Iori Yoshizuki. Es la compañera de la que está enamorado Seto. Podríamos clasificarla como la típica chica popular de clase/instituto de nuestro entorno, pero no en el de los animes, ya que ahí faltan valores como ser delegados de clase, sacar las mejores notas o ser unos deportistas excelentes. Aquí no es el caso. Yoshizuki destaca por ser muy buena en el club de teatro y, además, guapa como pocas.

-Tengo una barrita calórica para que no pase eso-

>Itsuki Akiba. Es una antigua amiga de Seto que se fue a USA. Por alguna razón que ni siquiera un superordenador es capaz de calcular, viene de vuelta a Japón y, cómo no, no se quiere separar de Seto, su antiguo amigo y, según dice, prometido desde la primaria. Oquei.

>Yasumasa Teratani. Es el mejor amigo de Seto. Este muchacho, a pesar de lo formal que pueda aparentar, no logró engañarme con esa cara de delincuente. Bueno, igual me pasé un poco con la descripción, pero el chaval juega con algunas cosas que no debería, como fotomontajes de compañeras de clase en pelotas o pasearse por la sección X de los videoclubs cuando está decaído. Eso sí, le ayuda a Seto para que pueda declararse.

>Nami Tachiba y Yuka Morisaki. Son dos amigas de Yoshizuki. La primera es la amiga rubia de carácter fuerte y, la segunda, es mucho más tímida, aunque suele acertar en sus predicciones. Eso sí, le pasa como a mí, que no le hacen caso de lo que dice. Además, esta joven está enamorada de Teratani.

>Isai Kaminogi. Es un director de teatro muy famoso que, asombrado por las dotes de Yoshizuki, la contrata para su nueva obra.

>Rie Furukawa. Es la ayudante de Isai. La conoceremos como la rubia de gafas de la compañía de teatro y tratará de convencer a Seto para que se olvide de ella. Eso sí, muy educada, no recurre a la yakuza.

>Samejima. Primero fue compañero de clase. Más tarde fue expulsado y siguió con el mismo papel que tenía entonces: seguir y acosar a Yoshizuki.


>Animación

Estamos ante una serie de mediados de los años 2000, y ya por aquel entonces la cosa pintaba mejor que el producto que nos presentan. Pero hablamos del estudio Arms, bastante limitado a niveles técnicos como para mostrar algo que luzca como una maravilla. Además, teniendo en cuenta que estamos ante una serie de OVAs, pues bastante claro lo deberíamos de tener.

La animación es bastante justa. Aunque los diseños de los personajes estén bien, no se puede decir lo mismo de los movimientos de los mismos. Se nota mucho que faltan frames o variedad en la animación con, por poner un ejemplo, el movimiento de las ropas y cabellos al viento. A nivel cromático está correcto y, si hablamos de detalles, ahí se lo trabajaron muy bien. Da igual que sea una estancia cerrada como una habitación o un paisaje abierto que tendremos un gran nivel de detalle y escenarios bastante completos. Solo hay que echarle un vistazo a la habitación de Seto para ver que tiene equipos multimedia como lectores de DVD o VHS con botones, ruedas o logotipos (aunque no se distinguen, pero están ahí). Y eso que se están a una distancia que, cualquier otro estudio, lo dibujaría con lo básico y arreando.


-Que no digan que no hay decisiones cruciales en esta serie-

Un detalle que sí nos llamará la atención es que los personajes se parecen mucho a otras obras de Masakazu Katsura. Y cuando digo mucho es muchísimo. Por hacer un símil con la serie de Video Girl Ai que analicé el año pasado, Seto se parece a Youta, Yoshizuki se parece a Moemi e Itsuki se parece a Ai. Aunque no solo es a nivel estético como digo ahora, sino también, un poco, a nivel de personalidad.


>Sonido

A nivel de sonido podemos encontrarnos con diferentes tratamientos. Por un lado tenemos la OST, muy básica, que acompañará a las diferentes situaciones que nos muestren en pantalla. No es un horror, pero está ahí y con eso se agradece. Tenemos también una riqueza en los efectos de sonido abrumadora. Es tal el detalle y riqueza en este aspecto que hasta pondrán el roce de las ropas cuando los personajes hagan algún gesto. Además, tenemos la mezcla de sonido que hace que estos efectos encajen a la perfección, dejando un producto redondo en este apartado.

Respecto al opening y ending tenemos a Mizuho, una cantante de la que no he podido sonsacar nada de internet ya que solo participó en esta serie. Ni siquiera está entre los seiyuu. Como apertura tenemos el tema Futari no I''s, con una animación curiosa y es que el pelo y las vestimentas de Yoshizuki están en blanco, mientras que el fondo o es blanco o tiene colores muy claros, lo que da un efecto llamativo. El cierre se titula Chiisana tsubasa y no tendrá nada a destacar. Créditos en blanco sobre fondo negro. Y ya está.


LA NOTA:

Llegamos al cierre de este análisis con las cosas más o menos claras. Aunque se trate de una serie bastante corta, 6 OVAs, puede amenizarnos una tarde en la que no tengamos nada que hacer o no nos apetezca ponernos con algo más serio.

Técnicamente no es un portento, pero los chicos de Arms han dado una riqueza en los detalles de los escenarios o en la ambientación sonora que ya quisieran muchos otros animes. Narrativamente no tiene ninguna complicación (parece que la historia vaya sobre raíles con muy pocos desvíos) y el guion no ayuda con ello, siendo una historia simple de amor en la que los giros casi no aparecerán o, si lo hacen, será para destacar por su exageración. La única complicación que tiene la trama es la que da el propio protagonista, nada más.

Por eso, I’’S Pure alcanza la D de nuestro sistema de valoración. Es una nota menor, cierto, y es debida al poco desarrollo que tiene. Aunque es probable que la duración en OVAs sea la causante de ese recorte.

0 comentarios: