Den'ei Shoujo (A.K.A. Video Girl Ai)

jueves, 12 de noviembre de 2020 , , 0 Comments

AÑO 7



Esta semana los millenials descubrirán lo que son las cintas de VHS con…


>Den'ei Shoujo (A.K.A. Video Girl Ai) (I.G Tatsunoko, 1992, 6 CAPS)


Hoy sí que cogemos el DeLorean, que está recién lavado y ambientado. También Doc cargó algo de plutonio en el motor, así que vamos a brillar como Burns cuando se adentraba en el bosque. Aunque, en esta ocasión, no os voy a traer paz y amor (ni el plus para el salón), sino un análisis rico rico y con algún palo que otro para espabilar, como tiene que ser.

Sin embargo, antes de nada, ¿qué narices es eso de I.G Tatsunoko? Ésta sí que es una pregunta de quesito para Trivial. Aunque ya os aviso que ese I.G da una pista. Y Tatsunoko puede dar otra, pero para despistar. O no, quién sabe. Lo que sí es seguro es que I.G Tatsunoko se fundó en 1987 como filial de otro estudio: Tatsunoko Production, del cual ya analizamos alguna serie en el blog como Musekinin Kanchou TylorThe Super Dimension Fortress Macross: Do You Remember Love? o Psycho-Pass2. De tanto repetir la misma palabra me empiezo a parecer a VirtuaNestor con sus "sistemas". También he de indicar que, al año siguiente de publicarse la serie que traemos esta semana, cambió de nombre por el definitivo que está utilizando a día de hoy y que es un peso pesado en la industria del anime. Estamos hablando de Production I.G. Por esa razón, una de las etiquetas que clasifican esta entrada hacen referencia a ellos.

-Bien, Dani, después de esta clase de historia me siento más culto pero, ¿por qué ahora traes series de antaño? ¿Ya saliste escalado de las series recortadas de hoy en día-

Pues sí. Si os soy sincero, estoy cambiando un poco de aires y, me parece, que fue una buena idea. Ahora podré ver aquellas series que me marcaron de joven y que casi había dejado en el olvido, hasta ahora. También podré ver alguna que me quedó en el tintero y que, por una u otra razón, no pude ver, como es el caso de esta Video Girl Ai. Así que ya no pierdo más el tiempo con preámbulos para que me acompañéis en el viaje a este anime de hace casi 30 años.


>Sinopsis

Youta es un joven adolescente con una vida relativamente normal. Como es habitual en esa edad, su corazón late más fuerte cuando su amiga Moemi anda cerca. Sin embargo, hay un problema, Moemi está enamorada de otro chico, Takahashi. Él es alto, guapo, con unas pintas de rebelde (sin serlo) y, como premio, es el mejor amigo de Youta. Además, también es muy popular entre las chicas del instituto, tanto que ellas se agolpan en las ventanas de la clase de música para verlo tocar ¿jazz? con su contrabajo.

-Ya agradecerás a Newton la ley de la gravedad-

Ante este panorama, las locuras que podría hacer Youta son inmensas pero, como es tan bueno, lo que acaba por hacer son tonterías, como la de apoyar a Moemi en su objetivo de salir con Takahashi. Él solo quiere verla feliz.

Sin embargo, estas decisiones hipócritas acaban por hacer mella en el corazón de nuestro protagonista. Desconsolado, encuentra un videoclub muy especial, uno que no conocía y escoge una cinta VHS con una chica digital para que le anime. No, no me refiero a una cinta de porno (bueno, en el manga sí lo es, pero aquí no lo especifican), sino a una joven que le dirá palabras bonitas para que olvide sus problemas. Sin embargo, esta chica sale de la pantalla de su TV.

>Guion y narrativa

Estamos ante una historia romántica, pero no la que en un comienzo podemos imaginar. La "video girl" que sale de la pantalla, llamada Ai, tiene como objetivo ayudar a Youta, primero a consolarlo por ese desamor y, después, a colaborar para la conquista de la guapa Moemi (que tendrá otras cualidades a nivel de personalidad, que no lo dudo pero, en los primeros minutos es lo que nos muestran).

Lo que no nos imaginábamos al comienzo es que, a través del roce, el cariño se hace presente con el día a día y complicará la trama amorosa porque, si bien en los primeros minutos teníamos una historia de amor entre dos, al finalizar el capítulo pasamos a tres y, mientras vamos viendo los episodios, confirmamos que un cuarto personaje se une a la "fiesta". Este personaje no es otro que Ai.

Así el tira y afloja no parará hasta que los acontecimientos se precipitan en los dos capítulos finales, hasta dejarnos con un final que puede ser el más acorde a lo políticamente correcto. No, no es un final malo, ni tampoco inexplicable. El final, a mi entender, es bueno y deja algunas pequeñas cuestiones que se responderán con nuestra imaginación, pero que pocas dudas dejarán acerca de la trama general.

-¿Y el guion qué tal es?-

La respuesta es sencilla. Si tenemos en cuenta que la historia se narra en 6 únicos capítulos, pocos serán los detalles ajenos que afecten. Aquí solo se centrarán en las relaciones entre estos cuatro personajes. Si bien al principio la narrativa se centra en la llegada de Ai y toda la revolución que provoca en la vida de Youta, poco a poco veremos las causas del desamor y como avanza ese polígono amoroso, abriendo llagas que deberían cicatrizar pero que, por tozudez, seguimos dejando que sangren. Esto le ha pasado a todo el mundo. Quizás más de una vez a muchos y muchas, pero forma parte de la vida, de hacer una coraza, por fina que sea, que nos proteja en el futuro de los desamores y de depresiones que se agraven, llegando a una melancolía que desaparecerá con el paso de los días y semanas, por fortuna en la mayoría de las situaciones.

- Si hacerlo a cuatro patas es "hardcore" imagínate qué será el molinillo-

Quiero hacer un alto en el camino, apartando brevemente el análisis para detenerme en el punto importante de la melancolía causada por el desamor. Si sois jóvenes y os está ocurriendo mientras leéis esto, tranquilos, esto se pasa, no es el fin del mundo ni de vuestra existencia como personas. Desconectad de todo durante una semana (si es durante dos, mejor y ni os cuento lo bueno de hacerlo durante tres). Esto no quiere decir que os aisléis en vuestro cuarto y que solo salgáis para comer e ir al baño. Si tenéis una afición que os permita evadiros de vuestros pensamientos durante mucho tiempo y que no os suponga un gran esfuerzo, hacedlo sin duda. Yo, por ejemplo, empezaba a hacer puzzles. Dependiendo del tamaño incluso los rehacía (me ocurría mucho con los de 500 piezas) y hasta me retaba para hacerlos del revés, cosa que también conseguía. Lo bueno es que, pasado ese tiempo de "sanación", la tristeza desaparecía, la veía tan lejana en el tiempo que conseguía superar ese bache.

-Pero, ¿por qué hacer semejante cambio en mis costumbres?-

Porque cuando se me mete un pensamiento en la cabeza, no lo puedo soltar. A eso se le llama "rumiar" y el problema que tienen algunas personas como yo es que rumian demasiado y si no cortamos esa actitud de forma tajante, llega la ansiedad y puede acabar en depresión y eso, amigos míos, es muy jodido. Si estáis en esa situación, buscad apoyo y también ayuda en un especialista. Poco a poco veréis los resultados y comprobaréis que se sale de ese atolladero.

Bien, continuando por donde estábamos, la narrativa se centra en los personajes, dejando de lado todo lo superfluo que gira en torno a ellos. No habrá compañeros de clase, ni vecinos, ni otros amigos que puedan aparecen en pantalla y detener el paso del tiempo respecto a lo que sucede con los protagonistas. Puede que esto no le guste a muchos (entre los que me incluyo ya que me encantan las historias enrevesadas con otras secundarias), pero a decir verdad, el resultado les ha salido genial, porque el producto está más concentrado y sin otros "rellenos" que diluyan la historia principal. Solo tendremos una trama y es la que comienza con la llegada de Ai.


>Personajes

Antes ya mencionaba que la serie se centra en muy pocos personajes, olvidándonos de una historia coral. Si bien es cierto que ese tipo de guiones enrevesados me enamora, en el pasado no fue así. Antes prefería las series donde había pocos personajes y me evitaba de rellenos innecesarios.

Puede que esto viniese causado por los múltiples animes de antaño que se perdían en temporadas de más de 20 capítulos y que hinchaban tanto que, por dentro, estaban huecos y no tenían la chicha que demandaba. Quién sabe. La razón por la que tenía guardada esta serie todavía no lo recuerdo. No sabría decir si fue por el autor (tengo otros animes basados en sus mangas), por alguna recomendación o porque una semana empecé con el ansia de conseguir series con pocos capítulos.

Los personajes de esta Video Girl Ai son perfectamente reconocibles en el día a día de nuestra realidad. A pesar de la fantasía de que una Video Girl se haga realidad, los comportamientos de estos personajes están basados en las personas reales y por eso son fácilmente identificables con personas de nuestro entorno o, incluso, con nosotros mismos en alguna situación. Es lo mágico de las series de ficción, que se confunden con la realidad de nuestros días y derriban la cuarta pared para engancharnos sin mayor problema.

-El día que Bowsette entre por la puerta del blog y nos haga trabajar de verdad-

Vale que no todas las actitudes son creíbles al 100%, sobre todo las de Ai al comienzo, andando media desnuda o provocando con sus pechos reacciones en Youta para que levante el ánimo (si fuera yo lo tendría levantado todo el día hasta que me la tuvieran que cortar por priapismo). No obstante, esto lo van cambiando por actitudes un poco más normales (no siempre, alguna vez Ai vuelve a hacer de las suyas con sus dos "amigas" pegadas al cuerpo).

Para una cultura más abierta como la nuestra (en España o Latinoamérica, por ejemplo) sus actitudes son algo más comprensibles teniendo en cuenta que son adolescentes. Hasta diría que lo suelen hacer mucho más de lo que nos imaginamos. Vale que no he pasado por todos los momentos picantes de la serie en esa misma situación, pero sí algunas situaciones muy parecidas.

Bien, y recordando por alguna razón aquella vez que una chica me abrazó desnuda por la espalda, pasamos al breve listado de personajes. Si os sabe a poco no es culpa mía:

>Youta Moteuchi. El protagonista de la serie. Suyo es el desamor y, quizás por desesperación, alquila la película. Aunque si fuera algo listo ya sabría que si un videoclub aparece de la nada en un lugar donde antes no estaba, es porque algo raro tiene. Sino que le pregunten a Homer por lo del yogulado.

>Ai Amano. Es la chica protagonista. Esta joven video girl sale de la pantalla para ayudar al bueno de Youta, aunque de tan bueno que es, parece hasta tonto. Lo que pasa con este tipo de personas es que o las quieres hasta el final o no las soportas por idiota. En este caso, el chaval necesita que tiren de él para salir adelante y Ai resulta ser la chica perfecta para este cometido.

>Moemi Hayakawa. Es la amiga de Youta. Muy amable, agradable al hablar y muy guapa. Que no se me olvide que tampoco es que sea muy espabilada, porque hay cosas que con el tiempo se captan a la primera, pero ella no tiene el radar calibrado. Esto hace que Moemi haga sufrir a Youta sin querer con sus preguntas, comportamientos e inocencia.

>Takahashi Niimai. Es el mejor amigo del protagonista y quien intenta rechazar a Moemi porque sabe que Youta está enamorado de ella. Ése sí que es un amigo, alguien que conoce el "terreno de juego" y las zonas/fichas prohibidas (siento este símil, pero es el ejemplo perfecto) y actúa en consecuencia.

>El creador de Ai. Lo veremos al final. Muy obsesionado con su trabajo de creador, se ve sorprendido porque el amor que transpiran los personajes le hace cambiar de perspectiva y decide jugar con ellos para conocer hasta dónde son capaces de llegar.

>El gerente de Gokuraku. Es el tendero del extraño videoclub. Tiene mucho poder, pero está supeditado a las órdenes del creador. ¿Por qué? No se sabe, quizás por lealtad a ese "negocio". Quién sabe.

-Cuando vendes máquinas de escribir Olivetti-


>Animación

Si tenemos en cuenta que se trata de una serie de 1992, ni tan mal está. El trabajo, por aquel entonces, era completamente manual y en papel. Las animaciones están geniales, los movimientos igual. Cierto que, en algunas situaciones, ahorran poniendo una imagen estática con algún objeto animado, una costumbre que se utilizaba habitualmente en aquellas décadas y que poco importaba si eran escenas de transición o de poca importancia como la de aparecer jugando al fútbol durante unos pocos segundos. Ese tiempo lo podían utilizar para seguir ofreciendo un producto de calidad en términos de diseño de personajes y escenarios.

Los fondos y el diseño de estos personajes, si lo comparamos a día de hoy, pierde bastante, sobre todo por la baja saturación de colores y la definición justa en los detalles cuando no tenemos un primer plano en pantalla. Sin embargo, en la mayoría de situaciones, serán estos primeros planos los que acaparen el metraje, mostrando los sentimientos que les invaden a los personajes.


>Sonido

Algo justo, la verdad, sobre todo por los pocos temas musicales de acompañamiento. Y menos mal que no estamos ante una serie mucho más grande. De todas formas, las canciones son bastante buenas a la hora de acompañar las diferentes situaciones, aunque se repitan bastante.

Los efectos de sonido y ambientación no están nada mal. Vale que se trata de audio analógico y no digital y no tendremos una calidad sobresaliente, pero para lo que nos ofrecen es más que notable. Tampoco se nota para nada diferencias en el audio de las voces. Eso teniendo en cuenta que, cuando grabamos el pseudo-podcast, siempre encontramos alguna diferencia de tono, quizás por la humedad, por el cuarto y hasta si tenemos una cerveza de más cuando grabamos.

Un detalle que me llama la atención es que en todos los capítulos hay una canción acompañando a lo que sucede en ese episodio. Muy llamativo. Vale que no soy de musicales así por la "fuerza", pero no le queda mal.

-Ahora vas y le dices a la policía que la joven te engañó para buscar el número de bastidor-

Como opening tenemos a Noriko Sakai cantando "Ureshii namida", un tema de los que le llamaba por aquel entonces "de transición" porque no servían para nada más que para abrir el capítulo. Se trata de una balada con bastante instrumento y a Ai protagonizando cada segundo de esta apertura en diferentes situaciones. Quizás a Jorge le suene esta artista porque también canta los ending de Gunbuster, además del primer opening.

Respecto al cierre, cambiamos de cantante para tener a Maki Kimura, una chica que solo tiene una colaboración a mayores de esta serie y se trata de la película "Kuro ga ita natsu", del estudio GEN Productions. La canción, titulada Ano Hi Ni, es otro tema lento, aunque me gusta más éste que el primero. La animación es mucho más sencilla, con una fotografía de los cuatro protagonistas y la luz que entra en la estancia por una ventana para proyectarse en el suelo con sombras de hojas volando. Ah, sí, y una cinta de VHS para quien no sepa qué narices es eso que está en la esquina inferior izquierda XD.


LA NOTA

Termino ahora con el análisis de esta serie cortita y que me ha dejado un buen sabor de boca. Si bien tengo miedo de los animes de los 80 y 90 (analizarlos me va a destrozar la infancia), también es cierto que, sin ellos, la animación de hoy en día no llegaría a estar a este nivel, por lo menos, técnicamente hablando.

De todas formas, tampoco es que vaya a echar pestes otra vez de las series que se están publicando hoy en día en la TV o en plataformas de streaming, pero sí que hay que lanzar flores a las series de antaño que tienen calidad y ésta, queridos míos, la tiene. Eso sí, hay que tener en cuenta las limitaciones técnicas por aquel entonces. Si nos olvidamos de ello, disfrutaremos de una serie cuya narrativa está bien hilada, se desarrolla correctamente y nos deja un final acorde, sin pajas mentales ni explicaciones en la Wikipedia. Es por ello que alcanza la C de nuestro ranking y se lleva su bien merecido sello de recomendable.

0 comentarios: