Tonikaku Kawaii: Fly Me to the Moon

jueves, 8 de septiembre de 2022 , 0 Comments

AÑO 9



Esta semana va a aumentar el número de declaraciones con…


>Tonikaku Kawaii: Fly Me to the Moon (Seven Arcs Pictures, 2020, 12 CAPS)


No me refiero a comentarios nuestros en notas de prensa. Bueno, igual en alguna noticia acerca de ciertos casos de maletines (MAPPArecido ver alguno por la habitación con los billetes por fuera). Tampoco es el caso de las declaraciones de políticos a las puertas de los juzgados por casos "aislados" de corrupción. Aislados como los pelos de mis huevos morenos. No, aquí vamos a tratar las declaraciones de amor.

¡Qué bonito! ¿Verdad? Humillarse ante esa persona a la que adoras y deseas, esa persona por la que te desvives en privado, que harías cualquier cosa por ella. Y que al final te dé la patada porque prefiere a una amiga tuya por estar más buenorra o por aquel compañero de clase que está más cachas o es un malote. O, peor aún, que no te diga el motivo y asumas que eres un despojo que no tiene provecho alguno. Como es mi caso.

Sí, lo digo y no pasa nada. Y no estoy bromeando. En mi caso me han dicho varias veces que no, alguna que ni se atrevió a decirme la respuesta y muchas otras que me ahorré ese mal trago porque decidí esperar un poco y saber cuáles eran las verdaderas intenciones de la otra persona. No quiero sermonear, pero es un paso que siempre hay que dar cuando se tiene alguna esperanza de que el sí puede aparecer. Si uno es un poco listo, puede ahorrarse malos tragos. En cambio, en otras ocasiones hay que lanzarse a la piscina sin saber si hay agua suficiente para salvar la caída.

Recuerdo aquella vez que me pidió pensarlo durante dos o tres días y al final me dijo que mejor que no. O aquella otra donde no quería darme una respuesta, ni al momento, ni pasados varios días. "Todavía no lo tengo claro". Pues yo sí, muahahaha. Aun seguirá con dudas la pobre, allá donde esté. También hay otras que me dijeron que sí… bueno, no exactamente. Y no me refiero a violaciones, mal pensados, sino a que me resulta curioso que todas las chicas con las que salí fueron sin una declaración "oficial" de amor del uno al otro. Simplemente surgió y estábamos de acuerdo en salir juntos porque nos llevábamos tan bien que fue imposible saber si aquel beso sorpresivo que nos dimos mutuamente fue el comienzo o si las ganas ya venían de antes. Como aquel abrazo en la estación de tren durante diez minutos, bloqueando parte de las escaleras mecánicas, teniendo que apartarnos un poco sin aflojar siquiera un dedo. Hay cosas que se saben por ambas partes, ahí es donde reside la magia.

¿Y por qué me pongo medio romántico con las declaraciones? Quizás en la sinopsis os queda un poco más claro.

-Los padres optaron por la vía subnormal-

>Sinopsis

Nasa es un chaval con un nombre peculiar. Sus padres querían un nombre tan grande como el Universo y no se les ocurrió mejor idea que ponerle Nasa a su hijo, con el kanji de "cielo estrellado" (星空). Ahí, con dos cojones. Obviamente, esto le causó un trauma al chaval desde bien pequeño, pero a él acabó dándole igual. Quiso esforzarse para que, cuando escuchasen su nombre, supiesen que sería mejor que la propia NASA.

Ideas de bombero. Sin embargo, eso no quitó que Nasa se hubiese esforzado durante su vida para dar lo mejor de sí, sacando unas notas que, simplemente, eran inalcanzables por sus compañeros. Pero como todo en la vida, llega un punto de inflexión y a Nasa le dejó trastocado una chica. A otros, en cambio, tras una ECM se vuelven místicos. Eso pasaba antes con los que viajaban a la India en busca de su yo interior. Que me parece muy bien, pero seguro que cuando aparecía, hacían como si no lo hubieran visto y se daban el piro.

En el caso de Nasa, se fue junto a la chica sin dudarlo, como una polilla hacia la luz. También había pequeñeces como cruzar la carretera cuando se acercaba un camión. Detalles "sin importancia" que le hubieran costado la vida si no fuera porque la muchacha se lanzó a salvarlo, saliendo algo magullada también. No obstante, Nasa fue tras ella para no perderla, porque sabía que no la volvería a ver. Y, tras declararse, ella puso como condición que saldría con él si se casaban.


>Guion y narrativa

Que digo yo, que si veo a un bellezón, me enamoro al instante, me declaro y me pone como condición que me case con ella y luego ya veremos… pues como que no. Enamorado sí, pero gilipollas no. Por lo menos no a ese nivel. Ahora que lo pienso, esto me recuerda a cierto anuncio del Ajinomoto Stadium donde las chicas eran todas guapas, pero tenían un vozarrón que parecían un fumador de 60 años y el protagonista escogía a la más "estudiada" por su voz.

En este caso, Nasa decide cambiar el rumbo de su vida. Como es obvio, pierde las clases y eso se nota respecto a sus objetivos que son los de presentarse a los exámenes de acceso para las preparatorias, dejándose un año por el camino, recuperándose de las heridas de tamaño accidente. Luego deja los estudios y se pone a trabajar, pero cara al público porque lo que más ansía es encontrarse con ella otra vez. Optimiza sus recursos lo más que puede para no preocuparse con imprevistos y los días pasan. Pasan tanto que tras varios años sigue intentando encontrarla, aunque sin éxito.

-Cuando llegas a Andorra-

Sin embargo, no estaríamos aquí si eso no pasase nunca. Una noche, ella vuelve a aparecer llamando a la puerta de su apartamento, como cuando Santa Claus te lleva los regalos, aunque este último no llama a la puerta para que le abras. Desde ese momento, la historia de amor de estos dos jóvenes comienza de una manera extraña para la mayoría de nosotros y es que, si normalmente las historias de amor terminan con una boda, aquí es un poco diferente. Los dos protagonistas firman los papeles del matrimonio para empezar a conocerse, como una aventura para la cual no tienen dudas de emprender sin pensar en las consecuencias que tendría esa decisión si sale mal.

Tonikaku Kawaii es una serie donde nos cuentan la relación entre dos jóvenes que deciden lanzarse al matrimonio tras una propuesta un poco idiota en la declaración de amor. Como buen comienzo absurdo, un poco sí que lo es, la historia continúa, asentándose en el género de la comedia romántica con trazas de slice of life. No es un slice al uso porque se saltan muchos puntos de la vida diaria, aunque también es cierto que se centran en detalles que otras series románticas no pisan. Tales como qué falta cuando una segunda persona se va a vivir con otra y el piso es pequeño. Cosas como un cepillo de dientes, una TV, una cama más grande (o una segunda cama, ya depende de si va a haber polvo o no)...

Podrían haber pisado otros géneros algo más manidos, como el ecchi, el harem o un batiburrillo de todos y que el cagarro que nos ofrecieran fuera de campeonato. Recordemos que el único análisis de un trabajo de Seven Arcs Pictures en este blog corrió a cargo de mi excelentísimo compañero Jorge García y la cosa no salió muy bien parada.

En este caso, por fortuna, han decidido centrarse en esos dos géneros cuando veían que, dada la situación con otros personajes, aquello hubiese acabado con 30 chavalas en un mini piso, estando todas medio desnudas. Posiblemente porque el manga en el que se basa no se va por las ramas, dejando las cosas bien atadas. Al menos en estos géneros.

La historia que narran va avanzando, de eso no cabe ninguna duda. Podemos ver las diferencias entre el primer y el último capítulo, donde los cambios en el entorno de los protagonistas son más que evidentes. De todas formas, la sensación que da es de que el ritmo en el avance puede ser más lento de lo que es en realidad. Por mi parte no hay queja al respecto.

-¡Duro con él!-

De todas formas, hay que tener en cuenta que la audiencia a la que va dirigida esta obra es el público adolescente. Tiene un toque ciertamente infantil, sobre todo en cómo se comportan los personajes, pero también en cómo se narra la historia y cómo nos la muestran. Le falta madurez y vemos una fantasía que es una parte idealizada de la realidad. Esto no es mal per sé, pero sí que va a crear rechazo si no se tiene en cuenta lo que os acabo de mencionar.

No hay mucho más que mencionar en este apartado del guion. Bueno, sí, el final. Queda abierto, como si se tratase de un slice of life. La vida sigue, pero notamos que algo falta, aunque tampoco es que hubiese un objetivo más importante que el de permanecer juntos y eso ya se cumplió en el primer capítulo.


>Personajes

El peso más importante de esta serie está en manos de los personajes. No va a haber ninguna duda a este respecto. Son ellos quienes empezarán a mover la historia y quienes la moldearán a su gusto.

La primera sensación que tenemos, visto el primer episodio, son las incógnitas que quedan sin resolver. Dudas que, si bien son bastante importantes, vemos que las dejan de lado para centrarse en el día a día. Me refiero a quién es realmente Tsukasa. Y lo digo sin que me tiemble la voz o, en este caso, las manos al teclear. Hay algo extraño en ella, como si no fuese tan carnal como se supone. Es joven, sí, tiene 16 años y ya está casada con un desconocido. Sin embargo, hay cosas, pequeños detalles que no encajan con la realidad mostrada. No se sabe nada de su pasado y parece que a Nasa le importa poco porque la chavala está buena, muy buena, demasiado buena. No lo voy a culpar, yo haría lo mismo, disfrutar del presente con ella en el caso de que me pasase a mí. No obstante, es muy raro que mencione que le aburran los monumentos históricos y que se sepa al dedillo de lo que sucedía en esa época, como que también se comente que una piedra lunar en su antiguo hogar se consiguió por ella. Y, sobre todo, que se mencione el relato fantástico del cortador de bambú nada más empezar la serie. También que se enfoque a la luna cuando es de noche. Detalles…

De todas formas, hay otros aspectos que destacan en esta historia, tratándose de los personajes, claro está. Tenemos una actitud ciertamente infantil, muy adolescente. Esto ya lo mencioné antes en el tratamiento de la historia, pero aquí se remarca. Chitose es la "hermana" de Tsukasa. Es la típica oneechan enamorada de su hermano que hace lo posible porque ninguna otra mujer se acerque a él, no vaya a ser que lo desprecinten. En este caso lo hace con Tsukasa, algo llamativo porque lo habitual es que sea con una persona del otro género, pero a fin de cuentas se comporta de igual manera en el más que mascado papel cliché que pocas veces soporto. En verdad, este tipo de personajes no los trago porque son muy predecibles, tanto que, sin leer el manga, intuyo que Chitose pasará de estar en contra del matrimonio de Tsukasa y Chitose a enamorarse perdidamente de Nasa y tratar de robarle el marido. No tengo pruebas, pero tampoco dudas al respecto.

-Tampones linterna, el paso previo a la versión gaming con RGB-

Luego hay papeles vacíos como las doncellas que acompañan a Chitose, supongo que para que no se notase un vacío en el elenco de personajes. Su papel será meramente testimonial, ni pinchan ni cortan. En otras series ya hubieran untado los pechos de las mismas en la cara del protagonista. Oh, esperad, creo que eso ya lo hicieron. En fin.

El último aspecto que me chirría es personal. Habrá quien lo note agradable o correcto, otros pondrán el grito en el cielo, pero no es más que una realidad (en algunas ocasiones) en Japón. Suele darse el caso que, una vez casada una mujer, ésta deja el trabajo para dedicarse a las tareas del hogar. Triste, pero cierto. Lo que pasa es que aquí ya es exagerado. Tsukasa tiene por obsesión cocinar y cuidar a Nasa como si fuera un niño. Y, personalmente, lo odio. Yo tengo un vicio, algo que no puedo evitar, y es echar siempre una mano en casa. Puede que me quite tiempo de videojuegos o de anime, sobre todo para analizar series, pero me relaja. ¿Cómo puede relajarme fregar los platos o planchar? Sí, lo hace. Mi mente se evade de la misma manera que cuando estoy en la ducha o cagando. Así de claro.

A continuación os dejo el listado de personajes más importante:

>Tsukasa Tsukuyomi. Es la protagonista. Esta guapa chica accede a salir con el protagonista a cambio de casarse con él. ¿Por qué? En la serie intenta evitar dar una respuesta concreta, pero lo que está claro es que está encantada con él y se desvive para que la relación mejore a cada momento.

>Nasa Yuzaki. El "one man army". El chaval vale para todo porque es muy metódico. Le gusta tenerlo todo controlado y haber conocido a Tsukasa es la excusa perfecta para ponerse a prueba, para dejar sus planes de vida atrás y empezar de cero con un objetivo claro: Tsukasa.

>Chitose Kaginoji. Es la "hermana" de Tsukasa. Lo pongo entre comillas porque no comparten lazos de sangre. Acogieron a Tsukasa en su familia y la trataron como a una más y eso se nota en el comportamiento de Chitose. Es celosa, caprichosa y no quiere alejarse de ella porque sabe que, estando casada, dedicará más tiempo a su nueva familia que a ella.

>Charlotte. Es una de las doncellas de Chitose. Es la más alocada de ellas y a veces no entiende las cosas tal y como debería. Parece la más tonta de las dos.

>Aurora. Es la segunda doncella. Ella es la que pone un poco de sentido común a su compañera. Posiblemente porque es la más perspicaz.

-Los huevos llenos de amor-

>Kaname Arisugawa. Es la kohai de Nasa. Sigue estudiando a pesar de que su referente en el instituto dejó los estudios. Ayuda (y bastante) en los baños públicos de la zona. Pienso que siente algo por Nasa porque no es normal que se pase por los baños masculinos cuando Nasa está bañándose, solo porque ella tiene la excusa de limpiar.

>Aya Arisugawa. Es la hermana mayor de Kaname. Está enamorada de Nasa y, por su timidez, lo pierde al no habersele declarado a tiempo. Ayuda también en los baños, aunque a primera hora antes de que abran. A parte de tímida, es algo tontita y no se entera de las cosas aunque las tenga delante.


>Animación

La animación es ese aspecto que primero valoramos en un anime, básicamente porque es lo primero que vemos. Un cartel, un tráiler, un teaser, un boceto, un gif… da igual lo que sea, muchas de las capturas de audiencia son por esto y, cuanto más espectacular, mejor. Ya conocemos estudios que tienen un renombre cuando se trata de plasmar el estilo y la calidad en cuanto a dibujo.

Seven Arcs Pictures no es famosa por ello y, quizás, haya aprendido a vivir con ese hándicap. No son los mejores, pero muestran una buena calidad. Los escenarios al aire libre son muestra de ello. Los edificios están bien cuidados, los parques igual. Por dentro, en las habitaciones tenemos también un buen detalle. Ambos lugares están bien detallados, pero no es la excelencia como en otros estudios. Aquí, a pesar de estar bien, intuimos que faltan objetos, detalles en los edificios para hacerlos más realistas y no tan de cartón piedra.

En cuanto a los personajes, siguen el mismo patrón de trabajo. A pesar de estar bien, faltan detalles. Botones, pliegues, cordones, hasta el peinado parece que le falta algo de definición… y eso que cambian de ropa, no muy a menudo, pero sí de una forma más habitual que en otros animes.


>Sonido

El apartado del sonido es otro punto a favor de la sencillez y suficiencia. No habrá una riqueza sonora despampanante, sino que cumplen con lo que se espera, nada más. En ningún momento pensé que me fuera a encontrar con una obra maestra en cuanto a calidad, solo algo normalito para pasar el rato con una historia que me esperaba que no fuese mala.

-Algún personaje no se cortará un pelo a la hora de comparar mangos-

El opening de esta serie corre a cargo de Akari Kitou. Nos debería sonar a los seguidores del blog porque puso voz a canciones de Adachi to Shimamura entre otras series. El tema en esta ocasión se titula Koi no Uta. El cierre viene de la mano de KanoeRana con el tema Tsuki to Hoshizora. No tiene otras colaboraciones en anime.


LA NOTA:

Finalizamos este análisis de una serie poco trascendental, pero que seguro habrá más de algún seguidor que la anota para seguir sus pasos, incluso para lanzarse a la aventura con un manga todavía en publicación.

No quiero que penséis mal respecto a la frase "poco trascendental", pero realmente es así. Es una historia ligera, entretenida y bien hilada. Otra cosa es que nos vaya a cambiar la vida de una manera radical o que nos deje con la boca abierta como ninguna otra. No, así no funciona. Lo que sí va bien es respecto a lo efectiva que es. Se trata de un anime ciertamente divertido, con un toque romántico y bastante más slice de lo que pensamos, pero para nada tedioso.

Han querido ofrecernos una historia adolescente para un público de esas edades. Esto me recuerda un poco a Love Hina que, sin ser algo que le vuele la cabeza a la gente, a mí me tocó muy hondo porque varias de las cosas que sucedían las estaba padeciendo (o disfrutando, según se vea, aunque en aquella época eran más las penas que las alegrías). Posiblemente, haya alguien que le pase lo mismo con este anime. No sé, llamadlo magia, casualidad o coincidencia, no importa. Lo que de verdad atañe es lo que uno sienta. Posiblemente, si me hubiera pillado con 16 años, lo hubiera hilado con algo mío. El accidente del comienzo choca mucho con el resto de la serie, pero es un punto de inflexión entendible en los protagonistas.

Técnicamente… vale, no es un portento, pero está bien. Es obvio que si uno fuerza la vista o el oído va a notar las costuras, pero no importa, lo destacable es ese amor "ideal" entre Tsukasa y Nasa, un amor ciertamente infantil lejos de la realidad. Sin embargo, de las idealizaciones también se vive, no solo para evadirse, sino también para amargarse. Cuidado con ellas. Disfrutad de lo que tenéis y no de lo que deseéis. Es bueno dejar volar la imaginación para despegar del suelo y poder tocar el cielo, aunque sea un instante. Lo importante es no obsesionarse

En fin, cuando me pongo algo de LoFi dejo libres mis manos para que tecleen sin miedo y acabo por escribir más de la cuenta. Espero que, al menos, algunas palabras mías os sirvan de ayuda alguna vez, no solo para resolver cuestiones referentes a Ergo Proxy. En cuanto a la nota de esta serie, se queda en la D. Esa simpleza e ingenuidad en la historia y en el comportamiento de los personajes no solo muestra algo de la vida de los protagonistas, sino que también nos miente acerca de la cruda realidad.

0 comentarios: