Trinity Seven

jueves, 19 de mayo de 2016 , 0 Comments

AÑO 3



Tengo que reconocerlo, a la hora de escoger un anime me suelo dejar llevar por su imagen de presentación (portada) con lo que ello suele conllevar y no acabo de aprender. Y no será por la manera en la que hemos comenzado el año, vamos. Aunque la verdad es que, como ya sabemos todos a estas alturas, tampoco es que se pueda fiar mucho uno del único elemento que nos podría salvar del abismo: las sinopsis. Por lo que ya quedáis avisados de antemano del "anime" que tenemos entre manos. Eso sí, yo aprovecho ya para ir cruzando los dedos con la esperanza de que ni a Ana Molina se le ocurra leer este 
análisis, ni al desconocido individuo que nos dejó su comentario en esta entrada, solicitando animes parecidos que tuvieran segundas temporadas. Miedito me entra ya XD


Trinity Seven (
Seven Arcs Pictures2014, 12 CAPS)


"Y el séptimo día creó a los pervertidos y descansó"



Emitido originalmente entre el 8 de octubre y el 24 de diciembre de 2014 (anda que menuda forma de acabar el año) el trabajo que nos ocupa está basado en el manga de Akinari Nao y Kenji Saito que salía a la venta en el 2010 bajo el título Trinity Seven: 7-nin no Masho Tsukai. No obstante y como hablar de esa obra no es relevante (recordemos que solo analizamos animes), nos vamos a centrar en la figura de Hiroshi Nishikiori, el director de este anime y el último responsable de todo el trabajo, ya que en ninguna de mis fuentes de cabecera he encontrado mención alguna a la existencia de una persona que se encargue del guión. Lo cual puede llevar a algún lector a pensar que estamos ante una adaptación 100% fiel al manga. Conjetura esta de la que yo prefiero mantenerme bastante alejado.

Por otra banda, y siguiendo con lo que podríamos calificar de curiosidades, nos encontramos una vez más ante el reparto desmesurado de géneros que ya hemos visto en otras ocasiones, siendo los elegidos para abarcar los 12 capítulos de la serie los de la acción, la comedia, el ecchi, la fantasía, el harem, la magia, el romance, la escuela (En serio MAL? En serio?? XD), el shonen y el sobrenatural. Y como ya sabéis mi opinión personal acerca de este absurdo, paso directamente a hablar de la curiosidad en cuestión, ya que los chicos de ANN van un paso más allá al separar los géneros (acción, comedia, romance y sobrenatural) de los temas (desarrollo de poderes (este es nuevo), ecchi, harem y la escuela (como dicen en mi tierra, 
outra vaca no millo XD). Una distinción más absurda si cabe que la recolección de géneros pero que, mira tú por donde, calza que ni pintada con una de las explicaciones que nos darán en la propia trama al hablar de los magos XD.

En cuanto a la sinopsis, esta reza, según la wikipedia, de la siguiente manera:
Arata Kasuga vivió una infancia normal junto a su mejor amiga y supuesta prima, Hijiri Kasuga, en un pequeño pueblo. Sin embargo, todo cambió el día del sol negro y un mago apareció ante él. El sol negro causó un fenómeno de colapso que destruyó la ciudad en la que él vive y a todos sus habitantes. Debido a esto, su vida normal es reconstruida por un grimorio que Hijiri Kasuga le dio antes de desaparecer. Al comienzo todo es normal pero él comienza a sospechar de todo cuando nota que a pesar de que su vida es aparentemente normal, el sol aún se ve negro. En ese instante una maga aparece ante él y al ver que todo era falso vuelve a ver la ciudad destruida. Esto le hizo tomar la decisión de volverse un mago.

Como veis volvemos a encontrarnos ante una de esas sinopsis que mienten más de lo que dicen. Aunque en esta ocasión tal vez le debamos agradecer el hecho de que ella misma se contradiga. ¿Al final Arata vivía en un pueblo, en una ciudad o en el interior del Corte Inglés? XD. Y hecha esta puntualización pasemos al turrón.

¿Por dónde empezar? Ese es el dilema que me plantea el anime que nos ocupa a los 10 minutos de haberlo comenzado a visionar. Así que vayamos por partes, cual Jack el Destripador, con el fin de que os podáis hacer la idea más aproximada posible del trabajo que tenemos entre manos.

Lejos de lo que cabría esperar después de ver el último anime analizado por un servidor, Trinity seven no tarda ni medio segundo en adentrarse en el terreno de los ZASCAS con una escena digna de la peor película de humor que os podáis echar en cara. ¿Y por qué digo esto si sobran los animes en los que el protagonista acaba tocando una teta de manera "accidental"? Pues porque en esta ocasión a sus creadores no les vale con limitarse a lo normal, sino que hacen que el chico, que en ese momento se encuentra dormido en su cama, palpe el seno de una chica que se encuentra DE PIE. Como veis, todo lo normal y corriente de no ser porque esta chica, que se llama Hijiri Kasuga y es la prima del chico (a pesar de que esto no sea del todo correcto como descubriréis enseguida si veis el anime. Y ya no solo por el hecho de que lo trate de hermano), no tiene nada que ver, ni en voz ni en la forma de ser, con la que descubriremos pasados los tres primeros minutos de la serie. Y eso que estamos hablando de la misma "persona". Un Oscar de interpretación, sí señor.

Superado este primer bache, la historia nos deja con el culo al aire y nunca mejor dicho, por culpa de un giro de timón que nos presentará a la primera maga francotiradora que veo en toda mi vida. Y anda que no he visto animes ni nada. Pero no os asustéis aún, porque lo bueno comienza ahora gracias al empleo de un lenguaje lo suficientemente complicado como para que el espectador se pierda tanto que acabe por pasar de ella olímpicamente con el fin de seguir viendo el anime. Y no exagero en absoluto. Claro que no dudo de que esta jerga te pueda resultar más asequible si eres uno de los doctorados en el mundo de J. K. Rowling, pero a mi Harry Potter me pilló mayorcito y no estoy por la labor de ponerme a estudiar nada a estas alturas de mi vida para tratar de comprender el vocablo que los chicos de Seven Arcs Pictures se gastan en esta serie.

Por fortuna en medio de tanto tecnicismo la trama aprovecha para presentarnos nuevos personajes, como es el caso de Lilith Asami, la primera maga que vemos y que deberíamos de reconocer sin problemas por sus ropas de "combate" ¡¿WHAT?! No en vano esta chica jugará un papel importante en los primeros compases de la historia al ser la encargada de explicarnos a qué se debe el estado ruinoso en el que se encuentra la ciudad en la que vive nuestro protagonista. Siendo el culpable de ello una "enorme fluctuación gravitatoria de origen desconocido que es detectada en esta zona (a la cual llaman "fenómeno del colapso" porque supongo que suena bien e impone respeto) y cuya principal consecuencia fue la de que la ciudad entera fuese devorada por este sismo gravitatorio". Pero eh!, que eso no es todo, ya que en medio de este suceso apareció un sol negro que absorbió a todas las personas que en ella residían. Si se entera de esto Cell la lía parda. 
En medio de este panorama y gracias al flashback que se emplea para la ocasión, podemos ver como la prima de Arata (que así se llama nuestro protagonista) le entrega un curioso minilibro al que le pide que cuide de él y cumpla su deseo antes de sufrir el mismo destino que el resto de los habitantes de la ciudad. Porque sí, amigos, aquí el único que no se esfuma es el bueno de Arata. Quién sabe si debido a ese dicho de que mala hierba nunca muere XD. Y ahora que sabemos esto y ya comprendemos cómo llegamos a la situación en la que nos encontramos, llega el momento de plantear una pregunta tan lógica como demoledora. ¿De dónde sacó la verdadera Hijiri este librito? Pues ya lo sabremos en otro momento, o no, porque la trama no se va a detener por nosotros, sino más bien todo lo contrario, como veréis a continuación.

Como nos deja entrever la trama, Lilith pertenece a una academia de magos, llamada Academia Royal Biblia (OMAIGAR!!!!!), que la envía al lugar donde se detecta el fenómeno del colapso para investigarlo. Lo que la llevará a encontrarse con el deseo de Arata en vez de la ciudad en ruinas que esperaba ver. Consciente de lo ocurrido la joven le ofrecerá dos opciones a Arata: destruir el mundo falso que creó o morir. Dos alternativas muy sencillas que están diseñadas para ocultar un FAIL de campeonato, como es el hecho de que este mundo ilusorio también tenga un sol de color negro cuando a todas luces resulta obvio que para hacerlo lo más creíble posible no debería de ser así. Aunque detente ahí, porque el verdadero "detalle" sigue siendo el ver cómo Arata no escoge ninguna de las dos opciones, sino que se saca una tercera de la manga. Así, con dos cojones XD

Y de esta manera es como llegamos a la academia Royal Biblia, una institución supersecreta que se encuentra en medio de la nada y que se dedica a instruir magos con los fondos internacionales que recibe, al tiempo que se encarga de resolver los casos que podrían estar ligados a la magia. No sé yo, pero me da que estos le quitaron el chollo a Mulder. No obstante, el dato mas destacado de esta academia es el hecho de que cuenta con las Trinity Seven, siete magas con sus propios campos de especialidad a las que Arata deberá de conquistar (o al menos eso es lo que tradujeron los chicos del fansub que se encargó de la versión que cayó en mis manos) para llegar a comprender de qué trata la magia. ¡OMAIGARRRR!!! Y tras esta introducción, dada por el propio director del centro educativo, nuestro protagonista conoce a Levi Kazama, una maga ninja. ¿Y por qué es maga una ninja? Pues porque aquí hasta las artes amatorias son magia. Ay por diox... Y por si alguien no se lo pregunta, el motivo de que solo haya mujeres entre las Trinity Seven se debe al hecho de que la magia es la investigación de la mente y las emociones y en ambos casos las mujeres son mejores. Ya, claro y por las tetas y el juego que dan con el ecchi no es, ¿verdad Seven Arcs Pictures? Y por cierto, ¿alguien más se fijo en el parecido que hay entre esta escusa y la que daba pie al paraíso mujeril de IS: Infinite Stratos? XD
Por favor, cada día me gusta más el Strip Póker. Ah!, que no estaban jugando a nada. XD

Decir que el segundo episodio de este anime es un tanto especial es quedarse corto y, sin embargo, parece asentar las bases de lo que nos encontraremos durante el resto de la serie. Pero ¿por qué digo esto? Pues porque tras un comienzo bastante prometedor en el que Arin Kannazuki no pierde de vista a nuestro protagonista por el simple hecho de estar llamada a ser la esposa del Rey Demonio (título que le encasquetan a Arata desde el primer capítulo), la trama se pasa a condensar toda la acción en el interior de la habitación del joven. No en vano el chaval contará con la compañía de Lilith, Selina la periodista y Levi la ninja para hacer frente a la incomprensible situación en la que se verán envueltos al quedar atrapados en el interior de esta estancia por culpa de un hechizo mágico. Aprovechándose el momento por parte de los guionistas para dar rienda suelta a sus pensamientos más pervertidos. 

Por suerte o desgracia, los responsables de este guión optan por valerse de esta situación para ir soltándonos conceptos y explicaciones como quien no quiere la cosa. Siendo de esta forma como descubriremos que los magos necesitan de un tema de investigación (¿what?) que se ha de escoger entre los archivos de los siete pecados capitales (¡¡¡¿WHAT?!!!). Aunque para ZASCA del día yo me quedo con ese cambio de vestuario que hacen las chicas de una escena para otra. ¡Claro que sí, porque ellas lo valen! XD. Pero ojo, que nadie se vaya todavía porque aún no hemos llegado a la explicación de qué utilidad tiene para un mago el hecho de investigar un tema. Pues bien, ni cortos ni perezosos los chicos de Seven Arcs Pictures zanjan este asunto con las siguientes palabras: "un tema es el sujeto de estudio vitalicio de un mago. Un mago puede utilizar su magia al ejecutar sus investigaciones y utilizarlas como parte de un ritual". ¿Pero que cojo...? ¿alguien más ha caído ya en la cuenta del sinsentido que es este anime? XD

Y como colofon a este despropósito gobernado por uno de los personajes principales más salidos que recuerdo ver en un anime, me quedo tanto con la entrada en escena que hace el director de la academia como con la "transformación" de Arin y la situación que desencadena con ello. No sin recordar, antes de que sea demasiado tarde, esa revelación que el propio Arata nos hacia por el minuto 9 en referencia a sus habilidades: "El problema es que no sé como demostrarle que soy un inepto". Sí señor, el mejor ejemplo de como mandar a la mierda una serie nada más empezar XD
Subconsciente de Arata: hey chaval, te has fijado en la que lleva la bufanda puesta? Vamos a disimular un poco, no te vayas a sonrojar.


Tres capítulos. Eso el lo que tardan los de Seven Arcs Pictures en meter el mítico episodio playero de fanservice. Lo cual puede dejar a más de un espectador con la boca abierta no por el ecchi, sino por la esperanza que teníamos algunos de encontrarnos con la continuación de los acontecimientos que mirábamos al final del capítulo anterior. Y es que, si bien es cierto que en este episodio nos contaran (de aquella manera y dejando un buen puñado de WTF por el camino) los sucesos posteriores a ese final, tambien lo es el hecho de que esta forma de narrarlos rompe con la continuidad que cabría esperar. Soterrando con ello cualquier atisbo de lógica que pudiese albergar aun este anime. Como apuntala la propia trama al hacer mago a Arata de un momento para otro XD.

Eso sí, como el capítulo de playa se les queda corto a estos chicos también aprovechan para meter las termas por medio. Eso sí, las chicas que vayan bien tapadas, que todo el mundo sabe lo gélidas que están estas aguas. Y como bonus os revelo el hecho de que Arata es el responsable del fenómeno de colapso y que puede neutralizarlo con su magia. ¡Qué me estas contando! XD

Por su parte, el capítulo cuatro nos habla de macros. Sí, de las mismas macros que usan los gamers a la hora de configurar sus teclados para realizar determinadas acciones de manera rápida en los juegos. Estas y no otras son las macros que se emplean en la trama para explicar la forma de invocar la magia. Y remarco esto porque aún no se han dignado siquiera a explicar la magia en si más que metiendo a la alquimia por medio cual comodín para salir del atolladero. Y en menudo apuro se han metido con un protagonista que no sabe activar su magia, o mejor dicho los requisitos necesarios para ello, pero que al final veremos desempeñarse perfectamente en su nueva faceta. Aunque bien visto, ¿quién pretende buscar un poco de sentido común en una serie que lleva desde el primer capítulo diciéndonos que Arata tiene que aprender a ser mago antes de usar sus poderes? Pero bueno, olvidémonos de eso durante un momento para descubrir cómo Arata no es la única persona capaz de originar fenómenos de colapso -¿qué me estás contando???- o como el ecchi vuelve a ser el factor más importante de un episodio que va camino de coronar a Arata como el Rey del Harem. Y eso por no decir que el título de Rey Demonio se otorga a alguien del lado del bien. ¿No debería ser al contrario? Madre del amor hermoso, hay que ver lo perdidos están estos japoneses en estas cosas XD
Y si esto pasaba en el cuarto capítulo, el quinto nos golpea con su carga lógica gracias a hechizos que se suponen que duermen a todo el mundo y no lo hacen y acusaciones que se desmienten a los pocos segundos. Ah!, ¿y qué me decís de esa historia de fantasmas dentro de una trama que trata la magia? ¿Qué va a ser lo siguiente, mostrarnos brujas? XD. Y ya que estoy con la ronda de preguntas, ¿qué es exactamente Lieselotte Sherlock, una vampiro, una succubus o una niña ligera de cascos? Y, ¿qué le pasó a Arata? ¿Cayó de culo y perdió la memoria? Aunque qué queréis que os diga, a mí me parece más bien que le han dado una paliza a lo free por lo dolorido que se nos muestra.

Un episodio después, en el sexto, descubrimos que la investigación de Lieselotte (porque sí, esta también era una alumna de esta academia) consistía en alcanzar su objetivo de inmediato, saltándose el proceso previo y obteniendo los resultados. Diox mío, si se entera de esto Wert se echa a llorar. No en vano estamos ante el que sin duda alguna es el capítulo más subido de tono de todos cuantos hemos visto hasta el momento. Y destaco este punto por no hablar de la incongruencia que genera esa profesora que acompaña al director cuando hasta ahora solo habíamos visto a Lilith ejerciendo esta profesión. En fin, sin comentarios.

El capítulo siete nos deja ante otro episodio lleno de términos y personajes históricos digno de investigar de cara a meter a los guionistas en un psiquiátrico. Y es que no por mucho nombrar personas e inventar vocabulario vas a conseguir que tu trama resulte convincente en temas de magia. No todo vale a la hora de innovar, si es lo que ustedes buscaban, señores de Seven Arcs Pictures. Eso sí, os aceptamos las tonterías de turno con ese rival que está hecho el director y el cambio de vestuario que hace Arata. Muy coherente todo, chi cheñor XD. Y para bordar el asunto, que ya descubriréis a que me refiero, en este episodio se opta por cambiar el ending.
Por sus expresiones podríamos pensar que es su respuesta a lo que escribo. Sin embargo esta captura esta sacada del propio anime XD

Si hay algo realmente curioso es ver en el capítulo ocho que el director llama a su despacho a dos personas y, cuando estas llegan, ya hay otras dos en el interior. Aunque para el caso más raro es el cambio de nombre que le hacen según les parezca a la Grimore Security. Asimismo también resulta interesante el renombre que le aplican a los siete pecados capitales con el fin de hacerlos mas cool, de manera que invidia es la envidia (y yo pensando que era el fabricante de tarjetas gráficas), avaritia la avaricia, la ira se queda tal cual, acedia la pereza, la gula se queda tambien igual (falta de ideas supongo), superbia la sobervia y la luxuria que es la lujuria. Y digo yo, que les costaría a esta gente dejarlos tal cual...

Claro que estas no son las únicas sorpresas que nos deparan unos 20 minutos de absoluto relleno en los que podremos comprobar lo previsible que es la serie en cuanto a escenas comprometidas se refiere, como Arata sale siempre por la misma cúpula haciéndonos pensar que los dibujantes aprovechan para reutilizar escenas o el gusto que tiene la gente de este estudio hacia los cristalitos. Eso sí, lo mejor nos aguarda en un final que, además de dejarnos ante un ending completamente nuevo, nos muestra a Hijiri. Por lo que yo ya me muero de ganas por ver con qué nueva manera de pifiarla nos sorprenden los de este estudio de animación.

Con un comienzo de cuidado en el que todo parece apuntar a que la prima de Arata se dedicaba a coleccionar libros mágicos, el noveno capítulo de la serie me deja ante dudas tales como saber la diferencia que puede haber entre crear un mundo artificial y llevarse un edificio entero a otra dimensión o cómo rábanos acaban en esta dimensión si iban a ir al lugar donde estaba la academia originalmente. Ay! cuantos ZASCAS seguidos XD. Aunque vamos a darles un descanso, o más bien no, porque en este episodio se constata la primera regla de los buenos animes y que no es otra que las chicas siempre acaban llevando encima la camisa del protagonista. Ah!, que esa regla no existe. Pues vaya lapsus el mío. Pero antes de coronar esta obra de arte tomémonos unos segundos para recordar la escena en la que Arata subía la escalera con la chica a la espalda, pues creo que es lo más grande que he visto desde Rambo, porque la guinda del pastel viene de la mano de ese giro argumental que le dan a la trama. Qué queréis que os diga, casi les salía más a cuento seguir con el ecchi. Y en cuanto al ending... este vuelve ser el mismo que se estrenaba con el séptimo episodio.
Con fiebre y mareado, así es como deja a uno este anime.

El capítulo diez nos deja ante el típico y recurrente embrollo que siempre lleva a los personajes a acabar haciéndose amigos y a salir juntos del percal. Hecho este que nos deja ante la pregunta del millón y es que, si la escuela no había sido destruida, ¿cómo es que la que vemos ahora si lo está? ¿No debería de aparecer la real una vez solucionado el problema? Pues parece que no. O eso o a alguien se le olvido hacer su trabajo. Y hablando de trabajos por hacer, me muero de ganas por oír la explicación de cómo la tal Hijiri sigue vivita y coleando cuando en el primer episodio sufrió el mismo destino que los habitantes de la ciudad. Y ya no quiero saber nada de su faceta de maga, porque estoy viendo que esta explicación va a superar todas las expectativas.
Más cuando tanta magia y su correspondiente explicación están a punto de sobrepasarme. Y espera, que ahora todo el mundo puede teletransportarse y oír voces jajajaja. Eso sí, el episodio que esté bien regado de jerga inútil. No vaya a ser que se note mucho el tufo que despide esto XD. En cuanto al ending apuntar que este vuelve a ser el mismo que descubríamos en el capítulo 8. Y espero que con esta pista hayáis entendido a qué me refería antes con lo de bordar el asunto :P

Anonadados, así es como deberíamos quedar al comienzo de un episodio once en el que la trama nos sorprende con una cortesía que a todas luces se mira excesiva para un combate que supuestamente es a muerte. Es más, yo no sé a vosotros pero a mí tanta tontería ya me está dando arcadas. Menos mal que la cosa no va a mayores gracias a esa espada ensangrentada de sabe dios qué, porque yo no veo que la víctima presente alguna herida. Claro que esto es solo el principio de un tsunami de absurdos que arrastra consigo cosas como ese voy a proteger a todo el mundo resguardándolo en el interior de mi sueño (¿PERDÓN?!!! ¿se puede saber qué diablos os habéis fumado?), la épica frase de "me lastimaste sin que me diera cuenta" que nunca dijo nadie después de que le hicieran un buen corte en el cuello, esas espadas que viajan a la velocidad de la luz (¿por qué no? Ya que vamos drojados hasta las cejas dale), como tienen que volar las noticias para que todo el mundo sepa ya del destino que corrió Lieselotte o cuán duro puede resultar el hecho de perder objetos legendarios (no, no me estoy refiriendo a los cachivaches que te dan en el League of Legends) cuando los puedes volver a invocar al rato. Y antes de pasar página hago una pequeña pausa en las tontás para indicaros que el ending que nos encontramos al final de este episodio se corresponde con el del séptimo. Anda que menuda manera de marear a la gente XD
"La meta de Arata es hacer cosas pervertidas con todas las magas del mundo". Esta frase, dicha por Levi en el último capítulo de la serie se convierte, quién sabe si de manera intencionada, en el mejor resumen del trabajo de Seven Arcs Pictures. Y muy probablemente en lo mejor que vamos a sacar en limpio de un episodio en el que los cinco primeros minutos se irán al cuerno sin que ocurra nada y el resto nos mostrará un bonito compendio del retardismo de los guionistas. Lo cual nos llevará a descubrir que la directora de la academia Liber es una de las malas, siendo por tanto la única responsable de la destrucción de su academia (adoro la lógica de este anime, en serio), o a preguntaros si entendisteis los inexplicables cambios de posición que hacen los personajes en un determinado momento o el desenlace de esta última batalla. Dos cuestiones cuya coherencia se refleja perfectamente en esa conexión, reconexión, retevisión, que oímos decir a las chicas antes de comenzar las tortas. Porque toda escusa es buena para hacerse pasar por mago.

Claro que todo esto podría pasar desapercibido entre el resto de la serie, final de traca incluido, de no ser por ese momento incómodo en el que, o si o si, los de Seven Arcs Pictures tenían que empezar a soltar explicaciones. Y vaya si lo hacen, oiga, pero la cuestión que nos tenemos que hacer es, ¿nos explican algo realmente? Pues claro que no. Como cabría esperar viendo lo hilado que estaba todo desde el principio hemos llegado al final sin saber cómo puede ser Hijiri maga o como metió en la vida de Arata a sus "clones". Y me quiero quedar únicamente con esto porque la carta que se sacan a base de universos cíclicos (dios mío, la lavadora a acabado!!!) para asentar el arco argumental es la gota que colma el baso de las estupideces.
Ummmm, no se yo pero a mi este dibujo me de que desconfiar.

Una de las cosas que enseguida llaman la atención de Trinity seven es su animación, la cual a simple vista parece lucir espléndida hasta que nos fijamos en ella con más calma. Momento en que nos daremos cuenta de que la técnica empleada a la hora de crear los fondos de esta serie es aún más descarada de la que parecía entreverse en Zankyou no Terror, renderizando claramente y sin tapujos de escenas reales para hacerlas pasar por animación.  Y eso no es todo, porque si bien esto podría tener hasta cierto pase (yo de hecho no me quejaría en absoluto), la incorporación de elementos más tradicionales al conjunto, como pueden ser el dibujo 2D y la aparición de escenarios realizados completamente en 3D acaban por arrastrarlo todo a la mediocridad. Como nos demuestra a la mínima ocasión la escasa atención que se ha puesto a la hora de realizar un dibujo en 2D que, para colmo, desentona en gran parte de la totalidad de las escenas en las que aparece.

En cuanto a la B.S.O. cabe decir que el opening corre a cuenta de ZAQ y su "Seven Doors" (de lejos la mejor canción del anime), mientras que el ending pasa a estar repartido entre "BEAUTIFUL SENTENCE" de Magus Two, "SHaVaDaVa in AMAZING" de YuiLevi"TRINITY×SEVENTH+HEAVEN" de Security Politti, "ReSTART "THE WORLD"" by TWINKle MAGIC"CREATION ReCREATION" by BibleArt. Cinco temas que convierten a esta serie de 12 capítulos en el anime con mayor variedad musical en este apartado que he visto en toda mi vida. Una verdadera exageración si lo comparamos con las cuatro canciones que Eureka Seven usaba con la misma finalidad en sus 50 episodios XD. Y del resto de la banda sonora solo me queda por decir que existe un tema por medio, del cual no tengo manera de averiguar su título, y que pretende ser interesante. ¡Ojo! Lo pretende. Nada más. Por lo que sí, estamos ante un álbum que podríamos regalarle a nuestro amigo peluquero sin miedo a equivocarnos.

LA NOTA:

Particularmente tengo que confesaros que me encanta analizar los animes que podríamos encuadrar dentro de la misma categoría de Trinity Seven por la tremenda cantidad de tonterías que poseen y el juego que estas dan a la hora de hablar de él sin tener que caer en ningún tipo de spoiler. ¿O acaso estabais pensando que era por otro motivo? No obstante y como ya deberían de saber los visitantes más veteranos, este gusto no se refleja a la hora de plasmar la valoración de estos animes, sino que esta siempre se da en función de lo que nos ofrece la trama en sí. Y la verdad es que ofrecer, lo que se dice ofrecer, no ofrece mucho el trabajo de Seven Arcs Pictures. Pero aun así hagamos un pequeño repaso de todo lo que hemos hablado hasta ahora, para que a los despistados de turno no les coja por sorpresa la nota que desvelaré en unos momentos.

Así pues y concentrando bastante el resumen, podemos afirmar que la trama de Trinity Seven está repleta tanto de términos absurdos como de una falta de lógica abismal y el rebosante ecchi al que recurre con el fin de disimular todo lo anterior como si se tratase de una solución que borrase la mente del espectador. O al menos a esa es a la conclusión que he llegado después de recorrer esta senda. Lo cual, a su vez, me recuerda sobremanera a aquel sketch de "Matrix Revoltijos" en el que Cruz y Raya adaptaban a su mundo la segunda película de la triología de los hermanos Wachowski para que los protagonistas nos soltaban la parrafada padre antes de que el director, a través de una llamada de teléfono, les dijese que de hablar ya estaba bien y que empezaran con los palos. Sólo que en esta ocasión no estamos ante una sátira exagerada, sino ante la cruda realidad que nos presenta la obra de Seven Arcs Pictures.

Y vistas las cosas solo tengo una pregunta que hacerle a este estudio de animación, porque la G que se merece esto no se la quita nadie, y es ¿por qué no lo sacaron directamente su trabajo para el mundo hentai? Porque no sé vosotros, pero a mí me parece que en esa industria si que habrían conseguido hacerse un hueco.

0 comentarios: