Zankyou no Terror

AÑO 1




Esta semana, los fuegos artificiales vendrán patrocinados por...




El boca-oreja suele funcionar muy bien si el producto es bueno. Así es como los pequeños emergen del desconocimiento para codearse (o por lo menos intentarlo) en el tatami de los grandes. Marketing, lo llaman algunos. Yo prefiero llamarlo de otra forma: hacer las cosas bien.

La primera sorpresa que nos llevamos con este anime es la de su nombre o, más bien, de las traducciones, modificaciones, chapuzas o "vaya usted a saber" que astro se alineó con el router en ese momento. Si en algunas páginas web, foros o redes sociales es conocida como Terror en Tokyo, en otros se la conoce por Terror en resonancia. Con lo fácil que es llamarla por su nombre original: Zankyou no Terror. "Gracias" contestarán algunos (chiste malo, lo sé), pero aún así, lo que puede llamar la atención en cuestión de nombres es el del estudio que produce la serie: MAPPA (mapparecido ver un lindo gatito. Jajaja... voy por la escopeta). Este estudio, prácticamente desconocido para algunos, tiene muy pocas series en su haber. Siendo la más conocida de ellas Hajime no Ippo Rising, una historia de boxeo, aunque también hay en la animeteca otras series con grandes valoraciones como Kids on the Slope, un anime con romance de por medio.

Pero desnudándonos de esta breve introducción a la reseña, avanzamos ahora hacia lo importante de la misma. Desconozco la razón por la que me recomendaron la serie, es más, no sé ni quién fue, a decir verdad, pero la tenía anotada en el innumerable montón de series pendientes. Y eso es lo que importa, mi saquito de series. Con la misma ilusión con la que empiezo a ver cualquier serie, me tiré cómodo en la cama y comencé a verla.
-Realista en el dibujo como pocas-

Muchos fueron los detalles que percibí en ese momento, pero uno de ellos destacaba sobre los demás. Recuerdos vívidos, lo llaman. Esos recuerdos me llevaban de la mano a las numerosas películas con dos géneros diferenciados: el thriller y el policial/detectivesco. Así es cómo hay que tomar esta serie. A los espectadores potenciales que al leer estas líneas se echen para atrás, les recuerdo que no hay que rechazar nada. Si no, fijaros en el ejemplo que os voy a dar cuando me pidieron ver hace años la película "Amor y otras drogas". Yo, resignado, fui pensando en otra película ñoña de besitos y abrazos, pero, al final, un montón de escenas son desnudos y sexo. Para mis adentros dije, guay, seguro que al final "se casan" como en las de Brazzers.

Pero el suspense y las investigaciones no son todo lo que hay en la serie, hay más, mucho más. Las abundantes escenas de acción y misterio aderezarán los minutos que echemos delante de la pantalla. Desde luego, MAPPA ha sabido llevar un mismo nivel de calidad en toda la serie que ahora voy a desgranar, empezando en esta ocasión, lo digo para variar, por el dibujo.


Acostumbrados como ya estamos todos 
al dibujo moe, ese dibujo con brillitos, purpurina y vaselina para que esté reluciente, Zankyou no Terror nos ofrece una agradable alternativa que nos recordará un poco al dibujo de antaño, pero no por los trazos del siglo pasado, sino por los rasgos faciales de los personajes o los paisajes. Una distinción que, si nos paramos a pensar, hace que la serie tenga su toque personal bien definido. No obstante, no solo es destacable el trazo, sino también la forma empleada para dibujar a los personajes según la edad que representan. Así, los jóvenes tendrán los rasgos más suaves mientras que los más adultos estarán más marcados por su edad.
-Kinoshita... Kinoshita... ¿De qué me sonará ese nombre?-

Con respecto a los escenarios y los paisajes, todo correcto. Fantásticos los trazos y las sombras en primer plano, en segundo plano y en el horizonte. La cantidad de detalles es deliciosa, hasta el punto de que si alguien está resolviendo un crucigrama puedes hacerlo si sabes japonés, ya que los kanji y los silabarios se leen perfectamente. Los detalles en los pasillos con la cartelería, las cajas de documentos en el archivo de la policía o las interfaces de los móviles intentan ser lo más realistas posibles. Además tenemos una animación soberbia con magníficas explosiones, realistas caídas de cascotes y muy bien recreadas nubes de polvo y fuego.

La música es otro punto en el que el buen hacer destaca, teniendo una OST de considerable calidad, 
aunque siempre podemos entrar en los gustos sobre los temas. El del opening, por ejemplo, no va con los míos, pero eso no quita que sea bueno. En su mayoría, los temas son con base de piano y algún instrumento que los acompaña, aunque también tendremos otros con guitarras eléctricas o del estilo j-pop.

La mezcla de las músicas es acorde, sin sobresaltos ni bajadas de volumen o ritmo inexplicables. El audio de las voces también se ha tratado de forma adecuada, siendo limpio en la mayoría de las situaciones y modificado siempre que la situación lo requiera. Incluso me ha parecido correcto el nivel del mismo en la escena de la escapada en moto. Los efectos de sonido no se quedan atrás y dan un plus de ambientación que no se oye en todas las series niponas. El sabor de boca que dejan estos tres detalles: la música, las voces y los efectos de sonido, son de lo mejor que cualquiera de nosotros haya podido "catar".
-Rápido, que se acaban los donuts-

Sin embargo, ninguna serie vive de detalles técnicos si no hay una historia detrás y de esa historia paso a hablar a continuación. El primer episodio empieza con una pareja de jóvenes colándose en el recinto de reprocesado de combustible nuclear en Aomori y robando un dispositivo con combustible nuclear. Dicho recinto existe y podéis saber un poco más de él en la Wikipedia. Continuando con la historia, meses después estos dos jóvenes se trasladan a Tokyo, a un instituto de preparatoria para continuar su plan. Llegando al instituto, se encuentran con una futura compañera de clase, Mishima Lisa, justo en una sesión de bulling con otras compañeras. Ella define muy bien en ese instante a esos dos protagonistas. El que rompe la tensión de ese momento de acoso escolar utiliza el nombre de Hisami Toji, un chico alegre y social, con una sonrisa parecida al caliente sol en un caluroso día de verano. A su compañero, lo describe como poseedor de una mirada tan fría como el hielo. El "témpano" también tiene nombre ficticio, Kokonoe Arata. Los nombres son falsos, claro está, unos terroristas no pueden utilizar su verdadera identidad. Estos dos granujas, utilizan como verdadera identidad números, Hisami tiene el de "Twelve" (doce) y Kokonoe el de "Nine" (nueve).

Pasará poco tiempo en el episodio hasta que aparezcan los fuegos artificiales con la excusa de una excursión del instituto al edificio del gobierno metropolitano de Tokyo. Por casualidades de la vida, Lisa encuentra a Twelve colocando los peluches de la mascota ¿del transporte metropolitano? ¿del ayuntamiento? (lo cierto es que buscando información por Internet no encontré la respuesta correcta). Kururin, la mascota que aparece en la serie, no existe en la realidad como mascota de un organismo oficial, todas las referencias llegan al mismo destino: Zankyou no Terror, así que entiendo que no exista en verdad.

Continuando con la historia, y tras haber descubierto a Twelve fuera de las vías autorizadas para los visitantes, Lisa se ve envuelta en el plan de los dos muchachos. Los cuales deciden jugar con ella, dando como resultado de este cambio de plan, la complicidad de Lisa en las metas posteriores. En un juego que solo hace gracia a Twelve, ya que Nine prefiere que la joven desaparezca para seguir con el guión preestablecido.

Intentando coger a estos dos terroristas tenemos a la policía, dando palos de ciego. Dentro del cuerpo policial, el que más ve es Shibazaki Kenjiro, un ex-integrante de la división de investigaciones que fue trasladado a la sección de archivo por investigar demasiado dónde no debía. Su característica más destacable, sin contar su perenne perilla, son sus dotes detectivescas. Así logra comunicar la resolución de un acertijo antes de estallar un artefacto, aunque pocos segundos después la bomba hacía "tururú". Shibazaki será pieza clave en la investigación y detención de los terroristas, aunque comprobará que no todo va a ser lo que parece.
-"Ahora es turno del presidente", dice la guardiana del blog-

Con independencia de lo que haya dicho hasta este momento el jefe de este blog y con la potestad que me otorga mi rango de PRESIDENTE (shi shi shi shi, mire ushté), me tomó la libertad de cortar por el medio este análisis para plasmar MI opinión al respecto de Tokyo Terror.

Y voy a empezar por lo obvio; Zankyo no Terror es con diferencia la mejor serie de animación que ha sido producida en el país del sol naciente durante el pasado 2014. Ademas de otro claro ejemplo que viene a dar continuidad a una tendencia que ya veníamos advirtiendo desde hace un tiempo, y de la que ya hablamos en alguna otra ocasión; la occidentalizacion de la trama. O lo que es lo mismo, el abandono paulatino de esos tirabuzones que tanto gustan a los guionistas japoneses (véase mismamente el final que luce Tengen Toppa Gurren-Lagann) para dar paso a la incorporación de unas tramas más limpias y accesibles (al menos para todos aquellos que nos encontramos a una distancia considerable de la isla que da cobijo a esas ideas tan "rarunas" (¡hola Evangelion!) a las que nos tenían acostumbrados.

Asimismo también me gustaría aprovechar para felicitar a los creadores de este anime por haber tenido los huevos no solo de tocar un tema tan delicado como el del terrorismo, sino de atreverse incluso a presentarlo en un contexto más creíble que el que vimos el 11 de septiembre de 2001.

No obstante, el hecho de empezar esta opinión echándole flores al trabajo de MAPPA no implica que no vaya a criticarlo. Ni mucho menos. Y es que el mismo guión que acabo de apreciar no esta exento de ciertas asperezas, como son las indudables interferencias que la trama de Zankyo no Terror tiene con Dark Angel (la serie de TV creada por James Cameron en el año 2000 y que tiene como protagonista a Jessica Alba), o lo idiota que puede llegar a resultar la actitud de Lisa durante los primeros compases de la serie. Cuando aún está en stanby.

Pero el guión no es el único aspecto "chirriante" que le encuentro a la serie, ya que la "estupenda" técnica de animación que emplea también me ha dado para pensar. Y si, el 3D que lucen los fondos de cada escena denotan un trabajo muy currado, pero también hay que decir que este "gran" trabajo se estrella de pleno contra el muro de piedra que supone, en la practica, la técnica de dibujo que se emplea en los personajes. Y la cual da, si las comparamos, la sensación de estar dejada de la mano de dios. Y esto me ha llevado a sospechar de la utilización de alguna técnica de renderizado, sobre imagen real, para la creación de los "decorados" que luce Terror of Resonance.

En cuanto a LA NOTA, por extensión a la etiqueta que le ha caído a este anime, solo tengo que decir una cosa. Si creéis que el conjunto resulta "exagerado" esperar a ver las "joyas" que nos cuelan de aquí a cinco años y después hablamos ^^

Y eso sí, para el cierre os dejo con una curiosidad. Porque, ¿os habéis dado cuenta de que, de la entrevista que realiza el detective Kenjiro en el capitulo 10, se concluye que los acontecimientos de la serie tienen lugar en el año 2015?
-...Y esos ojitos que tienes, cielito lindo, de color violetaaaaa...-

Y volviendo con mi análisis, aprovecho ahora para dar una advertencia, o aclaración, o las dos a la vez. El anime tira más hacia el género policíaco, que al de la acción. Tendremos misterios por resolver, pero lo más chocante para muchos, incluida la guapísima Paloma Fabado (Paloma, We love you! Come with us!), será ese extraño final que nos dejará trastocados y que nos hará pensar en qué demonios ha sucedido. Por suerte la respuesta puede ser más sencilla de lo que pensamos (para SPOILER, clicar aquí).

Pero no todo van a ser malas noticias, siempre puede haberlas peores. Cosa que me recuerda a los fantásticos gazapos a los que estamos acostumbrados a revelar aquí. No habrá muchos en Zankyou no Terror, pero existirán. Claro que sí. ¿Qué sería de nosotros sin ellos? En esta ocasión tenemos dos bastante llamativos:

> El primero es extraño. Una bomba hace explosión en un lugar cerrado y relativamente pequeño, con dos personas dentro a pocos metros de distancia del artefacto, sufriendo leves rasguños. ¡Qué afortunados! Más, sobre todo, si la bomba destroza todo lo que hay alrededor, incluida la estructura del mismo lugar cerrado. Igualito que la bomba atómica y la nevera de Indiana Jones y la Calavera de cristal. Fuck logic.
> El segundo gazapo es más fragante. No sé qué les pasa a los japoneses con el ajedrez, pero, desde luego, es más grave de lo que suponía hace tiempo. Todo el mundo que juega al ajedrez sabe que el peón puede mover dos casillas en la salida, siempre que se quiera, aunque puede mover una casilla si el jugador lo prefiere, pero no cambia que únicamente pueda hacerse en el momento de avanzar por primera vez esta pieza. Los jugadores de ajedrez también saben que el caballo siempre se mueve de la misma manera, en forma de "L", con dos casillas hacia el frente y una a izquierda/derecha. Los guionistas en esta ocasión decidieron que, como estaban jugando en su domicilio, aplicaban la máxima de "es mi casa, son mis reglas". Así que, con dos cojones, tenemos un caballo que, de salida, avanza tres casillas hacia el frente y mueve una hacia la izquierda/derecha.
-Te como el peón y cuento 20 ¡WTF!-

Antes de terminar el análisis, una curiosidad que, además, es una pregunta que me realizó mi compañero Jorge García. En el comienzo de los episodios aparece una animación con el texto "noitaminA". ¿Qué es esto? Si os soy sincero yo tampoco lo sabía. Ni siquiera le di la mayor importancia, al pensar que sería el vídeo para publicitar a algún estudio secundario o de algún productor que colaboró con la serie. Nada más lejos de la realidad. NoitaminA es un bloque de programación de la cadena Fuji Televisión dedicado en exclusiva al anime y que se retransmite los jueves o viernes en horario nocturno. Algunas de las series que aparecieron en este bloque de programación televisiva ya fueron analizadas aquí, como Robotic;Notes, NO.6 o Psycho-Pass.


LA NOTA:

Si alguien piensa que la serie no tiene valor, se equivoca por completo. Lo tiene y mucho. Tenemos un anime que intenta diferenciarse, sobre todo en el dibujo, de la mayoría de las series que pululan por el panorama actual nipón, lleno trazos moe y colores pastelosos. Por su parte, la historia también intenta distinguirse, con toques serios y algo misteriosos (el thriller es lo que tiene), quedando el guión de la misma en el umbral de las puertas de la ciencia-ficción. El apartado sonoro también es fantástico, siendo de las mejores series en este apartado que he podido ver. Sin duda. Todo esto hace que Zankyou no Terror se eleve a la A de nuestro ranking.

0 comentarios: