Batman Ninja

jueves, 26 de julio de 2018 , 0 Comments

AÑO 5



Esta semana habrá quien busque guano con…


>Batman Ninja (Kamikaze Douga, 2018)




No sé por dónde empezar, la verdad. Desde que se anunció este experimento de Warner Bros. tuve ganas de echarle el guante y ver el resultado. Un compañero de trabajo, fanático de DC, incluso me dijo: "no sé qué mierda han creado, pero tengo que verla. Necesito verla". No es para menos, la expectación creada gracias a la gente que está detrás del proyecto auguraba algo que podría ser interesante: Takashi Okazaki (diseñador de Afro Samurai), Kazuki Nakashima (guionista de Gurren Lagan y Kill la Kill), Yuugo Kanno (compositor musical de Psycho-Pass) y Junpei Mizusaki (de Jojo’s Bizarre Adventure). Desde luego, toda una declaración de intenciones con este equipazo. ¿Qué podría salir mal? 

Pues podría pasar algo como el Centenariazo para los madridistas o todo lo contrario y que caiga una alegría como la del Zaragoza. Sí, hoy estoy muy futbolero, ¿qué pasa? Otras veces suelto chorradas varias y nadie protesta. A lo que iba, como buen "futbolero" sé que un partido dura 90 minutos y, en ocasiones, se alarga la tortura hasta los 120. Pues que me expliquen por qué aquí hay 85 para desarrollar una película y que quede decente. Hay cosas que no pueden ser, 85 es poco para algo tan grande de abarcar y es que han hecho un "Avengers Infinity" con los personajes de este universo de DC, y esta hora y 25 minutos se antoja bastante escasa para tanto relato, personaje y giros de
guion.

-Y a este invento lo llamo el "botón Gainax"

Antes de empezar con la motosierra, quisiera arrancar con la sinopsis: Gorilla Grodd ha creado una máquina peligrosa: un artefacto para viajar en el tiempo. Como buena arma para hacer lo que uno desee casi sin límites, todos se ven atraídos por ella, como las polillas a la luz y cuando los buenos y malos se están enfrentando por ella, la máquina elige destino y todos van para allá, incluido todo el manicomio de Arkham. ¿Dónde acaban? En muchas webs indican el Japón Feudal, pero concretamente es el período Sengoku, cuando el archipiélago nipón se vio inmerso en una continua guerra civil. En esta época pasada todos los enemigos de Batman campan a sus anchas convertidos en daimyou para ver quién se queda con el poder de las islas, hasta que el "hombre murciélago" hace aparición.

“Dani, al igual que el tráiler, esta sinopsis me hace la boca agua”

Tranquilos, no solo de hype vive el hombre y, por supuesto, la mujer. En todo producto de entretenimiento existen otros factores que determinan la calidad del mismo como, por ejemplo, el guion. La película de Batman Ninja tiene una narrativa ágil y rápida. Recordemos que dura menos de hora y media, claramente insuficiente como para desarrollar la historia como deberían, así que el grupo de guionistas decidió pararse muy poco en las escenas, por lo que la historia va dando saltos de una escena a otra hasta que llegamos al final y "sansacabó". Esto tiene una cosa buena y otra muy mala. La buena es que, si se hace medianamente bien, tenemos una película del montón cuyo valor no está en el relato adecuado, sino en mostrar acción, acción y más acción en una orgía de combates, luchas y giros de guion que pueden marear a más de uno. Esto es algo apreciable por todos aquellos que solo buscan una película para pasar el rato y desconectar sin tener que pensar lo más mínimo. La contrapartida está en este mismo aspecto. Si queremos una obra que nos haga disfrutar de su historia, esta película no es para vosotros, espectadores. No se explica prácticamente nada, no profundizan en nada. Cuentan lo básico y luego llegan los mamporros. Que quizás en un futuro hagan una serie con la misma historia para así desarrollarla como es debido, eso ya me gustaría verlo. Mientras aquí estamos, con lo que tenemos entre manos. 

A nivel de personajes estamos igual, he contado unos 17 que aparecen en pantalla de forma "destacable", aunque principales son pocos.

>Batman. Llega a Arkham para detener a Gorilla Grodd y se encuentra con el percal de luchar en un período muy anterior. Sigue siendo serio, responsable y sacrificado por los demás.

>Joker. Supera a Batman en carisma y lo hace de calle. Me fascina. Parece que la película se hubiera hecho para él. Además, como suele ser habitual, se adapta a todas las escenas, aunque vaya en desventaja.

>Harley Quinn. Hace la pareja perfecta con Joker. Juntos son uña y carne, y eso se nota. Si falta Harley, la película pierde chispa y encanto.

>Catwoman. Como buena felina, uno no sabe a qué atenerse con ella. Puede acercarse buscando atención o puede pasar de ti como si fuer
as un apestado.

-Mira tú por qué era-

En un plano más secundario tenemos a:

>Alfred Pennyworth. ¿Qué narices pinta este estirado viejo aquí? Sí, yo también me lo pregunto y es que este viejales tuvo que aparecer con su juego de té. Sí, ni pistolas, ni granadas, ni balas; tuvo que aparecer con el maldito juego de té.

>Gorilla Grodd. Aquí nuestro peludo enemigo anda mareando la perdiz y arrimándose al sol que más calienta. Me sigue gustando menos que Winston. Intentará recuperar su máquina del tiempo.

>Robin. Nadie habla de las contraindicaciones de viajar en el tiempo y ahora el compañero de Batman parece que viene de una rave. Vaya pelo por dios. Además, ahora tiene un nuevo compañero de fatigas. Se llama…

>Monkichi. ¿Qué nuevo super-héroe será? Pues un mono con el culo pelado ¡Taraaaa! ¿Y qué super-poderes tiene? Gritar, morderte, contagiarte la rabia y lanzarte heces desde las copas de los árboles; supongo. En la película solo tiene la función de recoger mensajes de otras personas, pero, ¡eh! No me quitéis la imaginación.

>Eian. Es el líder del clan ninja que apoya a Batman en su lucha contra los villanos de Arkham.

A mayores tendremos otros muchos personajes, pero su aparición o importancia en la trama es tan limitada que poco podría añadir a mayores de su nombre. Tenemos en el bando de los malos: Pingüino, Hiedra venenosa, Deathstroke, Dos caras o Bane. En el bando contrario están Robin rojo y Nightwind. Personalmente no soy muy aficionado al mundo de Batman y ver ese desprecio a personajes tan importantes me duele, porque me hubiese gustado saber un poco más de ellos, sobre todo por ese desconocimiento que tengo en algunos. Aún así, también me pesa no saber más de cómo llegaron al pasado, ya que parece que hay una diferencia de tiempo entre todos o las penurias que han sufrido para saber hablar ¡japonés antiguo viniendo de USA! Pero, ¿¡qué p**a mierda es esto!? Y los otros presos de Arkhan, ¿qué? ¿se los comieron? Porque no veo a ninguno. O el modo incógnito de Batman que es ir disfrazado de monje cristiano, con la cabeza rapada excepto por un recorte de pelo en la cabeza ¡con forma de murciélago! Por no mencionar los mechas (sí, hay mechas en la época) cuyos armazones de acero eran movidos por engranajes de madera ¡WTF! Todo el acero de Japón ahí metido, ¿y no hay para unos tristes engranajes? ¿Quién hizo el planning? ¿Hideaki Anno? Y antes de que la espuma que estoy soltando por la boca termine por ahogarme, quiero lanzar una última pregunta. Si confirman que, cuanto más se tarda en entrar en la espiral del espacio tiempo en Arkham, más tardan en aparecer en el pasado, ¿cómo es posible que Alfred llegase antes que Batman si el viejo estaba más lejos? Ahí lo dejo.

Así con casi todo, siendo realmente la causa de todos estos despropósitos la falta de tiempo como mencionaba antes. Recordemos que son 85 minutos que, al cambio no llegan a la duración de 4 capítulos. Si me apuro no llegan ni a 3 y medio. Por este motivo sigo pensando qué harían con más tiempo. Mi apuesta es que sería algo mucho mejor. Espero que lo hagan
algún día.

-Robin, ahora no se te van a acercar ni los hombres-

No obstante, tras estos palos, toca hablar de las dos grandes bazas de la película. Comienzo por el dibujo y animación. A muchos les recordará esta forma de animación a Sidonia no Kishi, ya que toda la película es CGI. Los movimientos de los personajes están geniales, sobre todo en los combates, volviéndolos trepidantemente desde el primer segundo. En los momentos de diálogo, el plano estará enfocado casi siempre en la cara, pudiendo disfrutar así de la maravillosa caracterización de los mismos. No hay ningún personaje que no me haya gustado. Bueno, quizás Batman cuando se quita la máscara y me recuerda a Sam, el bombero. Sin embargo, con el traje completo resulta fascinante. No me olvido, por supuesto, de los villanos. Joker y Harley son, como siempre, cómicos y terroríficos a partes iguales. Pingüino vuelve a tener una nariz a la que no le quitaremos los ojos de encima, Hiedra venenosa sigue siendo esa fabulosa mujer que no sabes si verla de lejos o acercarte a ella y morir en el intento, Dos caras mantiene la misma impresión que causó con la adaptación al cine en la trilogía de El caballero oscuro, etc. El estilo de coloreado resulta peculiar, como si estuviera hecho con lápices de colores. Llama bastante la atención y puede que le choque a más de uno esta estética, pero para nada es desagradable. El punto más discordante en la animación está en la escena cuando localizan a Joker labrando la tierra como cualquier campesino en un invento de animación que parece más un sueño que algo real. Choca bastante comparado con el resto de la película. Personalmente no me acaba de convencer. 

Como último apartado por revisar nos queda el del sonido, ambientación y música. Otra sobrada más de los nipones a nivel técnico. Muy limpio e inmersivo desde el primer momento, éste será el apartado que más guste a todo el mundo. Las voces están bien y los efectos, geniales, todo rehogado con la música de Yuugo Kanno, creador de las canciones de Psycho-Pass y la única cosa que me "obligó" a ver esta película. Las músicas en Batman Ninja tienen mucha calidad porque nos mantienen pegados a la pantalla para ver cómo termina la escena y, al concatenar una tras otra, nos quedamos absortos hasta que llegan los créditos. A pesar de que en algunos portales no indican opening y ending, sí que los tienen. El primero con motivos japoneses mezclados con referencias a Batman. El segundo muy sencillo, con letras cobre fondo negro. Ambos tienen música sin contar que va acorde con el resto de OST del film.


LA NOTA:

Llegamos al final de este análisis donde, lamentablemente, las sensaciones agridulces se enfrentan y, de momento, las agrias llevan ventaja. A pesar de la gran calidad técnica en sonido y animación, sigue lastrando un guion poco desarrollado por culpa de todo lo que hay que relatar y el poco tiempo de película. Sigo pensando que la misma historia en una serie lo podría petar y bien, pero la realidad nos indica que no es así. Todo ocurre muy seguido y sin descanso y eso satura la narrativa, más cuando es necesario un impás para crear tensión y que el siguiente momento de acción álgida sea vibrante y no un "psé" como ocurre en numerosas escenas. Es por ello que Batman Ninja se queda en la E de
nuestro sistema de valoraciones.

-Yo también tengo el culo pelado como el mono de Robin, pero no tanto como su mascota.

0 comentarios: