Sora Yorimo Toui Bashou (A.K.A. A place further than the universe)

jueves, 4 de octubre de 2018 , 0 Comments

AÑO 5



Esta semana iremos lejos a por el hielo de los cubatas con…


Sora Yorimo Toui Bashou (A.K.A. A place further than the universe) (Madhouse, 2018, 13 CAPS)



Antes de empezar, permitidme cerrar la ventana y abrigarme un poco, que hace "pelete", más aún con la serie que tenemos entre manos. Raro es que en este 2018 hayamos analizado una serie propia de este mismo año, cuando lo habitual es que quede para el año siguiente, pero estoy probando cosas diferentes a la hora de escoger los animes a analizar. Solo quiero deciros que voy a meter series más recientes y no tan antiguas, vamos, que se reducen unas para aumentar las otras. La cuota personal sigue siendo la misma, de eso no os preocupéis.

Después de este anuncio para 2019, voy a adelantaros el motivo por qué esta obra de Madhouse está aquí y no otra de otro estudio diferente. Últimamente estoy afianzando un método de selección que evita que acabe por adentrarme en pozos que nadie desea estar. Atrás quedó Akibakei y sus gustos que no encajaban a la perfección con los míos, pero al menos tenía buen ojo para algunas maravillas que descubrí con él. No me olvidaré de todas las emociones que sentí con Golden Time, como tampoco borraré de la memoria Tokyo Ghoul. Así que, sintiéndolo mucho por este simpático mexicano, ahí dejo, wei. Por fortuna, el método que estoy utilizando me ayuda a descubrir historias que, de otra manera, hubieran pasado desapercibidas hasta años después de su emisión. Tal es el caso del anime que tenemos entre manos.

"A place further than the universo" es un drama con un argumento curioso: Mari es una joven de preparatoria en su segundo año. Su vida es relativamente normal, por no decir bastante acomodada hasta que un día, mientras ordenaba su habitación, se encuentra una libreta/cuaderno con un lema motivador para aprovechar su juventud con tres premisas a cumplir antes de terminar los estudios. Obviamente, al estar bien acomodada en su vida, le da pánico enfrentarse a nuevos retos como emprender un viaje sin destino fijado. Sin embargo, todos estos miedos quedan atrás cuando conoce a Shirase, una chica algo "marginada" porque está obsesionada con ir a la Antártida a buscar a su madre perdida tres años atrás. Ambas chicas, con la ayuda de otras dos nuevas amigas, emprenden el proyecto de conseguir viajar hasta el continente helado.


-¡Cuánto dinero da el Patreon del blog!-

Visto esto, podríamos encasillar esta serie como de ciencia-ficción ya que tener una libreta de secundaria con estas frases ¡y sin pililas dibujadas! es lo más extraño que hay. No hay quien se lo crea XD. Quitándonos de esta tontería, el anime realmente se encuadra en el drama. Quizás haya quién lo meta en el manido slice of life o incluso en "historias de instituto", pero esto último no entra ni por asomo. Aquí la chicha está en ver cómo avanza la vida de los personajes hacia un punto que se remarca con fuerza: la amistad. Es sencillamente acojonante como pueden girar el guion entorno a este concepto y que le salga bien. Recuerdo que ReLife tenía un buen tratamiento con este detalle hasta que enlazan hacia el amor. Aquí, en cambio, solo será predominante este detalle. Si os surgen dudas creyendo que puede ser monótona la historia que nos relatan, ya os las aclaro ahora: en absoluto. Madhouse se ha encargado de que las historias secundarias nos mantengan entretenidos ya que, cuando una termine, tendremos delante otra que nos fueron colando antes. Además, todas estas historias tienen un patrón de complejidad que va ascendiendo, en el sentido que la serie va evolucionando, obligando a sus protagonistas a hacer lo mismo. 

Sin embargo, antes de hablar de los personajes, quisiera traer algunos detalles a la palestra. Tal es el caso, por ejemplo, de las expediciones antárticas. Por si alguien lo desconoce, solo se pueden autorizar expediciones a este continente siempre y cuando sean autorizadas por el gobierno de cada país. Nadie puede ir allí porque sí y sin cumplir unos requisitos mínimos. Incluso el formulario de solicitud tiene apartados para saber qué frecuencias de radio se utilizarán, gestión de los residuos, itinerarios o apoyo logístico, entre otros. A mayores, en la serie también mostrarán el día a día de los tripulantes del barco rompehielos, las rutas que seguirán o curiosidades como la forma de romper el hielo que utilizan este tipo de naves que, por cierto, me imaginaba que lo harían de otra forma.

No obstante, lo importante de esta serie son los personajes. Cuatro serán los principales, pero muchos más los secundarios con un valor casi igual en importancia. Los más destacables son los siguientes:

>Mari Tamaki, alias Kimari. Es la protagonista y la que colabora con la "Antártida", la chica que quiere ir allí. Mari puede definirse como alguien introvertida al comienzo de la serie, pero esto va cambiando con el paso de los episodios. Tiene una personalidad algo caótica por ser tan despistada, pero me resulta entrañable y no sé por qué ya que no me caen bien este tipo de personajes en los animes. Pasa de no querer salir de su zona de confort a lanzarse a la aventura casi sin dudarlo.

>Shirase Kobuchizawa. Es la chica que quiere ir a la Antártida. Tiene la misma edad que Mari, pero al contrario de ella, es más seria y hasta arisca, aunque con el tiempo comprenderemos que solo es un mecanismo de autodefensa. También es bastante terca y obcecada, además de tímida, sobre todo ante el público. Cuando le enfoca una cámara se queda como Shin-chan XD. Su madre desapareció tres años atrás y esto la ha marcado fuertemente en su carácter, ignorando que, muy probablemente, ya no siga con vida. Su única obsesión es ir al continente helado.

>Hinata Miyake. Al igual que las anteriores, tiene 16 años. Hinata escucha a Mari y a Shirase hablar del viaje y se quiere apuntar, pero esto ocurre cuando Mari empieza a trabajar en el mismo local que Hinata. Puede que esto se interprete como que ella se acopla al proyecto del viaje, pero recordemos que es a la Antártida y no a las Bahamas. Además, Hinata tiene motivos personales para hacerlo y que se explican en la serie. La naturalidad en la amistad entre Mari y Shirase tiene parte de culpa.

>Yazuki Shiraishi. Es una estudiante de preparatoria al igual que las demás. Sin embargo, la "pequeña" diferencia respecto a las demás es que Yazuki es una actriz famosa desde los 5 años. Esta característica es la pieza clave para que el cuarteto de estudiantes acabe en el polo sur. Además, esta chica tiene la mala suerte de que, a causa de su trabajo, acabe sin amigas. ¿Qué pasará en esta ocasión? Tendréis que ver la serie para averiguarlo.


-Ya no se cortan con la publicidad subliminal-

A mayores de estas protagonistas, tenemos un nutrido grupo de secundarios:

>Megumi Takahashi. Es una compañera de clase de Mari, además de ser su mejor amiga desde la infancia. Megumi se ha convertido en la voz de la conciencia de su amiga para mitigar las torpezas que comete. Pero, a pesar de ser un gran pilar de apoyo, también tiene otras cualidades ocultas.

>Gin Tonic Toudou. Es la capitana del proyecto civil a la Antártida. Semeja muy estricta, pero solo es parte del papel de capitana. En verdad es comprensiva y amable cuando toca. Fue compañera de la madre de Shirase cuando desapareció.

>Kanae Maekawa. Es la "vice capitana" (si es que se le puede denominar así) de la expedición. Es más amable que Gin, aunque la característica por la que la identificaremos a la primera es por ese estupendo "pelo pantenne", que parece que siempre vaya a la peluquería.

>Yumiko Samejima. Termina por ser la capataz de las estudiantes, ya que las orientará y ordenará los trabajos en la cocina, donde ella es la jefa y encargada de las comidas para todo el equipo. A pesar de lo exigente que es, tiene un carácter amable que casi imposibilita decirle que no a pelar un saco de patatas.

>Chiaki Mukai. Es el capitán del rompehielos "Penguin Manju Go". Muy poco sabremos de él. La pena es que no tenga algo más de aparición en toda la serie. Es uno de los personajes "olvidados" en esta historia.

>Toshio Zaizen. Encargado de las comunicaciones en la estación Syowa. Al igual que muchos de los integrantes de esta expedición, también fue a la expedición, años atrás, cuando desapareció la madre de Shirase. El chaval, desesperado, quiere confesarle su amor a la capitana Gin, cosa que me resulta un poco infantil por el comportamiento que sigue.

>Takako Kobuchizawa. Por último y no menos importante tenemos a la madre de Shirase. Tres años antes de la historia que se relata en el anime, desapareció sin dejar rastro. Lo único que guarda Shirase de ella son sus recuerdos cuando era niña o adolescente. Tampoco os quiero destripar nada de la historia, así que, si queréis conocerla un poco más en detalle, tendréis que ver la serie.


-Así me siento con algunos de los juegos que salen hoy en día-

Hay otros personajes con poco metraje en la pantalla como Dai Himi, el "cachas" de la expedición; Nobue Todoroki, la que está desesperada por su novio en Japón (¡Yuu-kun, no la dejes!); o Honami Yasumoto, que nos volverá un poco locos al confundirnos con Kanae (a mí me pasó). Todos ellos estarán bien definidos y estructurados, con sus diferentes personalidades. No obstante, lo grande de esta serie es que empatizaremos con todos al primer momento. De verdad, es increíble que una serie consiga esto con tanta facilidad. Además, esto ayuda a que los esfuerzos por viajar con la expedición casi los veamos como propios porque nos sentiremos como el quinto miembro del grupo. Desde luego, lo que hace realmente buena a esta serie son los personajes que aparecen, sin duda alguna.

Antes de dar carpetazo al guion y los personajes, quisiera mostrar varios datos y curiosidades, sobre todo para algo tan desconocido como es la Antártida y sus estaciones científicas. La que se trata en el anime, la estación Syowa, existe de verdad. Fue inaugurada en 1957 y lleva ese nombre derivado de la era en la que fue construida, la Era Shouwa. La base sirve como centro de investigación astronómica, meteorológica, biológica y sobre ciencias de la tierra. Si rascamos un poco en la información acerca de los científicos del anime, vemos que cuadran las ramas de estudio. Bien, punto positivo. Además, hay otro detalle y es que en la base auténtica hay un monumento en honor a la desaparición de un científico, en 1960, llamado Shin Fukushima, aunque en el anime no se habla de él, quizás para no restar protagonismo a la desaparición de Takako.

Bien, pasamos página para comprobar qué tal está animado y dibujado este trabajo. Si ya visteis Tsuki ga kirei os traerá recuerdos, gracias a este estilo tan peculiar de remarcar más las luces y los reflejos que las sombras, aunque en esta ocasión solo afecta a los personajes y no a los escenarios. Si existe alguna relación con esa serie, yo no se la he encontrado. Sora Yorimo Toui Basho tiene una adaptación al manga y se encarga de ello Nene Yoimashi, por lo que estamos ante una obra original (me refiero al anime). Respecto al staff de ambas series, no encontré coincidencias por lo que o estamos ante una casualidad o bien los nuevos dibujantes están aplicando un estilo diferente. Esto solo lo confirmaremos con el paso del tiempo. A mí, personalmente, no me desagrada, es posible que hasta lo agradezca por ofrecer algo de variedad. Aún así, este estilo solo se aplica a los personajes, como 
comenté antes. En los escenarios y paisajes se utiliza otro método más fotorrealista, por lo que supondremos que han utilizado fotografías para "ayudarse". Que sí, que puede desmerecer el esfuerzo, pero el resultado es tan bonito…

Pasamos al último apartado técnico, con otro sobresaliente. En serio, es canela fina. Ya de por sí las voces, efectos y la mezcla son geniales, pero las músicas de ambientación son lo más. Si las historias nos dejan con la lagrimilla a punto de caer, las músicas ayudarán a que estas salgan a borbotones, no exagero un ápice. ¿No me creéis? Buscad el nombre de Yoshiaki Fujisawa. Todos los animes que vi con trabajos de este caballero son obras muy buenas con las músicas que acompañan. Desconozco si se encargó también de los acordes de opening y ending, pero lo que está claro es que el trabajo de este muchacho dio sus frutos.


-De los creadores del negro de Whatsapp llega...-

Tenemos una apertura titulada "The girls are alright" e interpretada por "Saya" y que, después de mucho buscar, creo que solo la conocen en su casa, porque no hay más referencias en internet acerca de ella (o él, quién sabe). El opening es un tema pop con un ritmo fresco y pegadizo, aunque lo mejor son las animaciones, con un estilo juvenil gracias a las actitudes de las protagonistas. Por cierto, antes de que se me olvide, si alguno espera ver algo de carne o momento ecchi/fanservice, que se busque otra cosa. Solo aparece una pequeña escena de baño y nada más, esto lo digo porque Hinata aparece en el opening, durante un momento, tomándose un baño en unas "termas" improvisadas con un bikini amarillo. Así que, salidos, absteneros.

Si hablamos del ending tenemos que nombrar la frase "aprovechamiento de recursos". Esto es porque las protagonistas se encargan de dar voz a una canción titulada "Koko kora, koko kara". Este cierre sigue el mismo patrón que la apertura y por eso me encanta. La animación es sencilla, al ser imágenes estáticas con motivos de la Antártida, aunque lo mejor es la música, que sigue siendo alegre y juvenil. Mención especial lleva el ending del capítulo 12, con una canción lenta y acústica cuyo único instrumento es una guitarra. Muy emocionante con ese final de episodio para llorar sin parar. La animación es un "time lapse" del sol en su descenso hacia el horizonte donde no desaparece, sino que queda ligeramente a la vista, provocando un fenómeno llamado "la noche blanca".


LA NOTA:

Llegamos, por fin, al final del trayecto de este análisis cuya serie ha dejado (no solo a mí) un muy buen sabor de boca. Tal y como me decía Jorge García, Madhouse se ha sacado la chorra con este anime y no es para menos. Una buena historia y una magnífica gestión de los personajes son los culpables de este éxito de comienzos de 2018. A todo esto, hay que sumar un apartado visual soberbio y una ambientación musical extraordinaria. Es por todo esto que logra alcanzar el máximo escalafón en la tabla de valoraciones con una merecida A.


-¡Uf! Menos mal que no apareció ningún pingüino que me robase el protagonismo.

0 comentarios: