Houseki no Kuni (a.k.a El pais de las gemas)

jueves, 7 de febrero de 2019 , 0 Comments

AÑO 5




Tras hacerme ojitos gracias a su aspecto visual y después de pasar por un tenso debate con D.R Ferro por ver quien la analizaba finalmente y que casi acaba en las manos por no haberme fijado si ya la había reservado (madre mía, como me gusta exagerar las cosas. Valgo para periodista de El País) hoy me adentro con ilusión y muchas ganas en el primer trabajo independiente de los chicos de Orange que pasa por mis manos. Así que poneos cómodos, o no, para acompañarme por esta visita guiada a...


> Houseki no Kuni (a.k.a El pais de las gemas) (ORANGE ANIMATION STUDIO, 2017, 12 CAPS)

"Un anime que brilla con luz propia"

Aunque podía haber comenzado por lo que sigue a continuación por simple capricho, en el día de hoy no lo hago. Pues el comienzo de este primer párrafo tiene mucho que ver con la obra que tenemos entre manos y el resultado que la misma nos revela en esta entrada. Así pues, ¿de qué os estoy hablando? Pues ni más ni menos que estamos ante un nuevo trabajo de adaptación que, en esta ocasión, parte del manga del mismo nombre escrito por Haruko Ichikawa y publicado por Kodansha desde el 25 de octubre de 2012. Y es que, de una forma similar a lo que ocurría con Gantz en su día, este anime se comenzó a realizar cuando el manga aun no había sido finalizado. Lo cual, evidentemente, marcará el rumbo de esta obra. Y no es para menos, ya que cuando los chicos de Orange se pusieron con este trabajo no es que quedase poco para terminar el manga, es que aún no se sabía cuando iba a finalizar. O al menos ésa es la idea que uno se puede hacer, al ver que a finales de 2017 el manga aun seguía en proceso y que no se esperaban nuevos avances hasta el verano de 2018. Ahora bien, ¿en qué medida ha afectado esto al producto que tenemos entre manos? Pues eso es lo que vamos a averiguar en esta entrada.

Emitido entre el 7 de octubre del 2017 y el 23 de diciembre de ese mismo año en unos horarios que dan realmente miedo para quien está acostumbrado a ver animes en horas diurnas, y dirigido por Takahiko Kyogoku, con Toshiya Ono como compositor de la serie y Kenji Mutou, Kotaro Tamura y Takahiko Kyogoku como guionistas, Houseki no Kuni se clasifica en las webs de referencia como un anime basado en los géneros de la acción, el seinen (vaya usted a saber por qué. En serio) y la fantasía. Y aquí me voy a parar nuevamente antes de continuar con la entrada porque me es imposible leer "fantasía" sin llevarme las manos a la cabeza. Y no, no son pocas las veces en las que me he encontrado con FAILS de este calibre y os lo he hecho saber. Pero es que lo de esta ocasión me ha tocado tanto las narices que estoy por asegurar que la única fantasía que hay en todo esto es la del redactor de esas páginas web. Eso sí que es una fantasía en condiciones y no la que se montó Square Co en su día con aquel Final Fantasy. De verdad, ¿en qué cabeza cabe que una historia que nos traslada a un futuro distante para enseñarnos los derroteos de la evolución caiga en el saco de la fantasía? Si Darwin se entera de que estaba haciendo avances para la fantasía nunca escribiría El Origen de las especies. Os lo aseguro. Así que antes de ponerse a repartir géneros, como quien tira caramelos en la cabalgata de reyes, hacerme el favor de prestar un poco de atención a lo que escribís. Que el copia y pega esta muy mal visto a día de hoy. Y dicho esto paso a reproducir ahora la sinopsis de esta serie aprovechando que me quedado bien a gusto XD.


> Sinopsis:

"En un futuro lejano, ha nacido una nueva forma de vida bautizada como "houseki" (gemas. Las 28 houseki, con diferentes cometidos como guerrero o médico, deben luchar contra los "tsukijin"(gente de la Luna), que tienen como objetivo convertirlas en objetos decorativos. A pesar de su deseo de combatir a los tsukijin, Phos es una houseki sin ocupación hasta que Kongo, el jefe de las muchachas, le encarga editar una revista sobre historia natural."
fuente: Frozen-layer.

Me apunto a la sesión de las 26h que tiene programada la MBS. Ah no, espera XD

> Personajes:

Phosphophyllite, o Phos, es la segunda gema más joven de todas y la más vaga con diferencia. Aunque en el caso de nuestra protagonista esto está justificado no por el hecho de que no sea buena para nada, sino porque su fragilidad la hace inválida de cara a realizar cualquier tipo de tarea que requiera utilizar la fuerza. Vamos, que con solo tropezar con una piedra la chica se rompería. Eso sí, no os fieis de su edad ya que el hecho de ser joven no indica realmente gran cosa cuando sabes que ronda los 270 años y que la más longeva de todas pasa de los tres siglos y medio :P

Cinnabar, o Cinabrio, es la única gema que vive como una ermitaña. Pero no porque no se lleve mal con el resto, que carácter para ello tiene, sino que la peligrosidad que representa debido a sus propiedades físicas la convierten en un verdadero peligro para todo lo que viva a su alrededor. Gemas incluidas. Y sino que se lo pregunten a Phos. Por suerte para ella, o tal vez no, nuestra protagonista se empeñará en ayudarla para que tenga una vida mejor.

Antarcticite, o Antarticita, es la única gema que vive en invierno, pues es solo gracias al frío que adquiere su forma sólida. Su función dentro de la comunidad se basa en hacer los mantenimientos necesarios en el hogar y proteger al resto de los peligros que puedan surgir. Pues si bien a ella el frío le favorece, al resto la falta de horas de sol que acompaña al invierno las agota hasta el punto de tener que hibernar.

Bort es la gema más fuerte de las 28 tanto por sus cualidades físicas como por su destreza en el combate. Lo cual supone una ventaja a la hora de enfrentarse al enemigo. Por su contra, su aspecto social resulta menos favorable, convirtiéndola en alguien a la que las demás tratan con respeto o directamente tratan de evitar XD

> Diamond, o Diamante, es la compañera de Bort y la segunda gema más fuerte en cuanto a dureza. Ya que como queda patente de inmediato su capacidad de combate deja bastante que desear. Falla esta que no se ve favorecida por Bort, sino más bien todo lo contrario. Pues tanto la forma con la que la trata su compañera como su decisión de mantenerla apartada de toda batalla cuanta surge nos hace pensar en que entre ellas no hay muy buena relación.

Rutile es una de las gemas más veteranas de todas y la encargada del puesto médico. Lo cual, aunque parezca chocante, acabará siendo algo crucial al ver a nuestra protagonista en acción. Cuidadosa en su tarea y experta como pocas Rutile no parece cansarse nunca de revisar la condición física de sus compañeras y experimentar con todo lo que caiga en sus manos.

Jade. Esta gema de larga cabellera verde es la encargada de coordinar al resto e informarles de las órdenes dadas por su maestro. Vamos, que viene a ser una especie de general algo más light, pues como veremos a medida que avance la serie esa fachada de seriedad que le aporta el cargo no es más que una fachada XD

Amethyst 84 y Amethyst 33, o Amatista 84 y Amatista 33, son las dos chicas que se encargan de "entrenar" a Phos cuando el maestro le da el visto bueno para que colabore en las tareas defensivas. Bueno, en realidad es una, pero como paso de hacer spoilers os tocará a vosotros resolver esta incongruencia. A pesar de su aspecto las chicas son bastante competentes en la batalla además de contar con una cualidad que pone al resto de los nervios, la de no hacerse daño cuando se golpean entre ellas.

> Kongo-sense es el maestro de las gemas. O el hombre que las cuida. O el jefe de las instalaciones donde viven o como queráis definirlo, ya que al igual que no escuché por ningún lado su nombre (que puede ser culpa del fansub o un dato que se omita en la versión animada) este personaje resulta ser una de las grandes incógnitas de la serie. Y ya no solo por su condición de varón, sino por los secretos que guarda y el hecho de que parezca ser el único ser que había en el planeta cuando las gemas aparecieron.

> Lunarios son los malos de esta historia. De forma semi-etérea, por eso de que al destruirlos se convierten en humo, estos seres provenientes de una de las lunas tratan de capturar a las gemas como sea y sin importar en qué condición. Siempre y cuando consigan sus trozos. Y para ello utilizan todo tipo de artimañas, a cada cual más novedosa y peligrosa sin que sepamos el motivo que hay detrás de esta caza.

> Ventricosus es la babosa o caracol que dejan los lunarios en la residencia de las gemas en una de las incursiones más peligrosas que realizan. Por lo que al principio este ser es tomado como una amenaza y atacado en consecuencia. Lo cual tiene lógica a la vista de lo que le sucederá a Phos. No obstante, y pasada esta curiosa presentación, este personaje se convertirá en una de las sorpresas del anime tanto por la elección de la forma animal con la que lo conocemos, recordemos que los caracoles son hermafroditas y prestemos atención al entorno en el que nos encontramos para saber por dónde van los tiros, como por la información que nos aporta de la historia.

Padparadscha es la última de las gemas que conocemos en la serie y con razón, pues desde hace muchos siglos esta gema vive en un sueño cuasi eterno al perder trozos de su cuerpo. Lo cual no le quita su parte de peso en la historia, ya que a parte de haber sido en su día compañera de Rutile y el motivo por el que esta chica se dedicase a la medicina, su longeva edad la convierte en un elemento importante a la hora de recabar la información que Phos perseguirá al final de la serie.

Esta es Phos, nuestra protagonista. Y como podéis intuir por ella siempre está lista para todo XD

El primer capítulo de este extrañísimo anime nos presenta un escenario en el que dos "razas", lunáticos y gemas, se enfrentan en una batalla constante, debido a las incursiones que los primeros llevan a cabo en el mundo de los segundos, con intención de recolectarlos. Lo cual ya nos da una prueba de lo exótico de esta trama a la vez que nos pone ante la pista de que en "La Tierra" (o a saber en qué planeta están) sólo existen 28 gemas. Y no reciben este nombre porque sí, sino porque estos rarísimos seres están formados por ese material. El cual les permite no sólo vivir sino también almacenar sus recuerdos en los diferentes trozos que conforman sus cuerpos. Y si no os hacéis una idea de esto no os preocupéis, ya que no tardaréis mucho en ver como estas "chicas" se hacen pedazos. Y aquí viene otra de las curiosidades, pues todas las gemas que vemos en pantalla son hembras. Quedando el papel de varón reservado al único personaje que no parece ser de su especie, sino que a todas luces asemeja ser un humano. Un hombre al que todas tratan de maestro y que viene a incrementar, todavía más, las dudas respecto a un mundo que parece estar absolutamente vacío en lo que a la presencia de otras especies animales se refiere. Pues por lo que hemos visto hasta ahora, en esta historia no hay más que gemas, lunarios y el maestro de las primeras. No obstante y una vez que tenemos esto más o menos claro, podemos darnos cuenta de cómo el episodio se centra en presentarnos a Phos, una de las 28 gemas y uno de los personajes con más clichés, pues en su currículum figura el hecho de no ser buena para nada. Lo cual, a decir verdad, es algo bueno para el espectador, ya que gracias a esta chica de pelo verde iremos adentrándonos, de una manera más o menos natural, en el mundo de esta serie. Sabiendo así de su relación con el resto de sus compañeras, de su enorme fragilidad que hace que su maestro no le encuentre una tarea adecuada durante años, de los enemigos que las acechan y de cómo los fragmentos de las conforman resultan tan importantes a la par que atractivos para sus enemigos. Y lo que es más importante si cabe, esto logrará que sintamos curiosidad por este curioso y hermoso mundo.

"Una vez seis estrellas fugaces visitaron este mundo. Las seis se fracturaron y dieron origen a seis lunas. Casi todas las formas de vida huyeron al mar y en las costas desoladas apareció una forma de vida adaptada al mundo estéril. Entre las formas de vida que prosperaron, las que no alcanzaron a huir se hundieron en el fondo del mar. En el lecho marino fueron consumidas por microorganismos y se transformaron en sustancias inorgánicas. A lo largo de un periodo de tiempo, se estructuraron sistemáticamente hasta convertirse en gemas. Una vez más regresaron a las costas. Y se convirtieron en…"
Con esta introducción, que zanja cualquier duda al respecto del porqué de esta obra, el capítulo dos arranca como episodio normal y corriente sin dar pista alguna del brusco giro que darán los acontecimientos a su término. Y como él no lo hace yo tampoco lo voy a hacer. Por lo que a continuación os resumiré la parte de la trama que no supone ningún spoiler. Comenzando por esa presentación de personajes que nos ayuda más a entender mejor el mundo en el que vive Phos que a conocerlos en el sentido propio de la palabra. Aunque tranquilos, que a medida que los vayamos viendo en pantalla los acabamos reconociendo sin mayores problemas. Y así, con Phos "enfrascada" en su académica tarea es como acabamos conociendo a Diamante y su compañera Bort. Las gemas más duras de su especie. Porque sí, se me pasó indicados el hecho de que todas las chicas son clasificadas en base a su dureza, siendo Diamante y Bort quienes tengan un diez en esta clasificación, y que la mayoría de personajes están separados en parejas, que más o menos se complementan, para realizar la misión que les ha sido encomendada. Y digo que es más o menos lo hacen porque el caso de Diamante y Bort salta a vista que su relación no es para nada cordial. Ah, y ya que estoy corrigiendo mis fallos os diré que Phos, la chica que no vale para nada, tiene la puntuación más baja en esta clasificación. Como era de prever, ¿no? Y así, con la nueva aparición que hacen los lunarios será como llegue a la pantalla la acción que dará paso a uno de los finales más inesperados de todos mientras el maestro de las chicas está en su hora de meditación XD

Esta es la vista aérea de isla en la que viven las gemas.

La continuación de lo visto en episodio anterior nos deja ante una de esas escenas interminables para recorrer poco más de tres metros y ante una de las sorpresas más curiosas de la serie. Siendo, claro está, esta última la que llame la atención del espectador y la que marque la pauta a seguir de lo que veremos a lo largo de estos veinte minutos. Los cuales, a raíz de los sucesos que tiene lugar en el comienzo, estarán enfocados en descubrimos lo que realmente piensan de Phos el resto de las gemas. No obstante y aunque poco más os puedo decir sin desvelaros nada, más allá de la nueva mascota que tiene Diamante, lo que me llama la atención, a título personal, es que todos estos acontecimientos tengan lugar sin la participación del maestro. El personaje que precisamente tenía que velar por las gemas. Curioso, ¿verdad? Pues esperad a ver la nueva habilidad que consigue Phos que os vais a echar unas risas XD

Escondido bajo la capa cómica que aporta a la trama las andanzas de Phos, el empeño que tiene en ayudar a Cinabrio y el fin de la meditación del maestro, el capítulo cuatro oculta una de las piezas más importantes de la trama para que entendamos este mundo y como La Tierra y los humanos acabaron siendo lo que vemos en pantalla. Una grata sorpresa de cara a la labor realizada a nivel de guion y que llega de mano de otra no menos imprevisible: la de ver cómo la "mascota" de Phos y el principal elemento humor de este capítulo, se transforma por completo para dejarnos sin palabras tanto a nosotros como a nuestra joven protagonista. Lo cual tiene cierto sentido si tenemos en cuenta la abundante información que este personaje nos estaba dando. Claro que nada es como parece y las advertencias están ahí por algún motivo, por lo que al final veremos cómo los lunarios hacen su entrada en escena con fatídico resultado para Phos. Eso sí, queda por ver si toda la explicación que nos dio la reina sirve para algo o si esa "raza del espacio" resulta ser simplemente belicosa porque sí.

Tras lo visto en el episodio anterior, el capítulo cinco empieza mostrándonos la misión de búsqueda que emprenden las gemas para encontrar a Phos. Algo completamente inútil si tenemos en cuenta dónde la están buscando y dónde estaba ella. Siendo este último lugar el que pase a ocupar la atención de la trama durante los siguientes minutos para que sepamos en qué termina la situación que se presentaba ante Phos al aparecer los lunarios. Eso sí, no os preocupéis en demasía, puesto que aún no será ahora cuando descubramos la respuesta a la pregunta que lanzaba al término del resumen del episodio anterior. Por lo que ya os podéis hacer una ligera idea de la suerte que correrá la generosa Phos. Incluso a pesar de que este suceso le acabe pasando factura. Por suerte para nuestra protagonista, las buenas intenciones que ha mostrado en estos últimos capítulos encuentran su recompensa en forma de un inesperado regalo que cogerá a todo el mundo por sorpresa y que dejará la historia tan abierta como lo estaba hasta este mismo capítulo.

Con vosotros el maestro de las gemas, que al parecer resulta que se llama Kongo XD

Completamente ofuscada por su nuevo pudor, Phos se olvidará por completo de la promesa que le había hecho a Cinabrio (eso siempre y cuando su lapsus no tenga que ver con la pérdida que sufre, claro está) para dejarnos ante un capítulo, el sexto, en el que nuevamente se nos mostrarán sus ganas de ayudar en la defensa de los lunarios. Como si esta determinación fuese suficiente para suplir el resto de fallas que la habían apartado de desarrollar esta función. No obstante, en esta ocasión su temperamento será más que suficiente para que el maestro le dé su visto bueno. Aunque yo quiero pensar que el hecho de haberse acordado de los humanos, una palabra que nadie más conoce aparte de este hombre, fue un motivo bastante determinante a la hora de tomar su decisión. Y así es como Phos y nosotros conocemos a las gemelas Amatista y su extraña cualidad, con ello no me refiero a que se puedan dar golpes mutuamente sin romperse, y como nuestra protagonista entra en una rutina diaria que sólo podía acabar de una manera: con la aparición de los lunarios y el consiguiente enfrentamiento. Dejándonos así ante la primera prueba de fuego real para descubrir cuán preparada estaba realmente Phos.

Como se suele decir, después de la tormenta viene la calma. Y eso es más o menos lo que ocurre con el capítulo siete. Un episodio en el que el invierno llega a la tierra de las gemas y, junto a él, las escasas horas de luz solar que las obligan a hibernar debido al cansancio que esto causa en la gran mayoría de ellas. Y digo esto porque existe una excepción a la regla. Una chica llamada Antarticita a la que el frío no le afecta en el sentido negativo, sino más bien todo lo contrario. Motivo este por el cual todos los años se le encomienda la tarea de vigilar la residencia de las gemas mientras hibernan. Aunque este año será diferente, puesto que a nuestra protagonista no le apetecerá dormir. Y lo que resulta aún más incomprensible, a la vista del fiasco que está hecha, el hecho de que el maestro le dé permiso para pasar el invierno "ayudando" a Antarticita en sus tareas. Lo cual, como es obvio, nos dejará ante otra buena ración de humor y reflexión personal, antes de que la pequeña Phos vuelva a meter las manos donde no debe. Literalmente. Haciendo que nos quedemos con ganas de visionar el próximo episodio lo antes posible con el fin de saber en qué acaba todo esto y poner algo de luz a los misterios que vemos. Aunque si os soy sincero de esto último dudo mucho que sepamos algo XD

Esa extraña nube son los lunarios, el enemigo natural de las gemas.

Continuando con el final que nos dejaba el episodio anterior, el capítulo ocho nos muestra como Phos acaba siendo víctima de ese embrujo para desgracia de Antarticita y sorpresa mayúscula de su maestro. Quién, por cierto, nos dejará ante una de las expresiones más graciosas de la serie. Pero volviendo al nuevo embrollo en el que se mete Fos, hay que reconocer que la serie no deja puntada sin hilo. Y es que en esta ocasión este acontecimiento es aprovechado para descubrirnos cómo y dónde nacen las gemas. Lugar éste al que se deberán de dirigir las dos chicas, para intentar resolver el problema de nuestra protagonista, y en el que tendrán lugar los acontecimientos que marquen el final de este capítulo. Pues, lejos de quedarse en un simple viaje de descubrimiento, el episodio aprovechará la ocasión para meter por medio a los lunarios y con ello dejarnos ante la parte más dramática de estos veinte minutos. Ya que al peligro que suponen estos seres tenemos que sumarle ahora el cambio de táctica que usan en sus ataques y que los convierten en algo imprevisible para nuestros personajes. Por fortuna para nosotros, la tragedia que se presenta no lo será tanto al ver la nueva evolución que sufre Phos. Y no os digo nada más para que tengáis que ver el episodio ;D

El fin del invierno y el paso a la primavera, trae consigo una de las transformaciones más importantes de nuestra protagonista tanto a nivel físico como mental. Y es que, si bien su último cambio la ha convertido en un arma contra los lunarios, también debemos de tener en cuenta el coste que esto ha tenido en lo que a sus recuerdos se refiere. Dos aspectos que, unidos a la desaparición de Antarticita, harán que la joven vague por los días como alma en pena, mientras se encarga de eliminar a todo enemigo que se le presente en el camino. Claro que el fin del invierno no sólo dejará esto, sino que también traerá consigo el regreso del resto de las gemas a la actividad diaria. Y claro, como os podéis imaginar el alboroto está más que justificado a raíz de la transformación radical que ha sufrido Phos en su ausencia. Lo cual nos permitirá disfrutar de la sorpresa que se llevan las chicas y de las acciones que emprenderán a continuación para saciar su curiosidad, sin que observemos un cambio evidente en el estado sentimental de nuestra protagonista. Y hasta aquí puedo leer de un episodio que, por su construcción, supone el único punto de ruptura con respecto al desarrollo de la trama que hemos visto hasta el momento. Por lo que quedáis avisados para que nos coja por sorpresa.

Que me aspen si la Costa Acorde no es el peñón de Gibraltar XD

Vista la cercanía de los anteriores sucesos, Phos aún sigue siendo el centro de atención de sus compañeras. Las cuales, en un tono más tranquilo que antes, se siguen rifando su atención sin ser muy conscientes de su estado mental. O al menos eso es lo que parece. Por suerte para nosotros esta novedad no tardará en desaparecer, a raíz del grupo de vigilancia que pasan a formar Phos y Bort mientras su maestro sigue "meditando". Una pareja de trabajo que resultará tan chocante para las gemas como para nosotros mismos, incluso a pesar de contar con el beneplácito de Diamante. Y ahora que cuentan con la defensa definitiva, ¿qué creéis que pasará? Pues que aparecerá el enemigo más peligroso de todos cuantos hemos visto, como es lógico. Por lo que una vez más las gemas verán cómo sus vidas corren peligro mientras Diamante opta por enfrentarse en solitario al monstruo que se encaprichó con ella. Eso sí, no tengáis apuro por saber en qué termina todo, ya que el episodio dejará lo mejor para siguiente capítulo.

Siguiendo con lo visto en los veinte minutos previos, el capítulo once centra sus primeros compases en el combate que tienen las gemas contra el nuevo y misterioso enemigo que se ha colado en su casa. No obstante, y viendo la cualidad del rival, el desarrollo de esta pelea no acabará como se podía prever, sino que tomará un rumbo que nos ayudará a descubrir la doble personalidad de una de las gemas y el gran poder que esta otra versión le confiere a la hora de luchar contra enemigo. Siendo en última instancia lo más destacable de esto el ser testigos de cómo el maestro se guarda algún que otro secreto. Lo cual hará que Phos se vuelva a enfrentar a sus temores antes de tomar una decisión que, por otra parte, no dejaba de estar cantada al ver cómo el resto de sus compañeros parecen estar al tanto de este misterio. Por lo que al final su objetivo pasará por pedir respuestas directamente a los lunarios. En un movimiento que no deja de estar acompañado de cierta ironía, al saber todo lo que Phos ha ido olvidando a lo largo de la serie.

Con la aparición de "la gema dormida", Padparadscha, el último capítulo de la serie dirige a Phos hacia la ruta para hacer realidad su decisión. Sin embargo y a pesar de saber que no va a ser un camino de rosas debido a los obstáculos que no paran de ponerle, la joven optará primeramente por empaparse de ese conocimiento sobre lunarios que había olvidado y, más tarde, por recurrir a Cinabrio para que le ayude en su búsqueda de la verdad. Y aquí voy a terminar el resumen de este episodio porque hay algo más urgente que tratar en este momento y eso es la manera con la que se pone fin al anime. La cual, por cierto, tiene mucho que ver con la forma en la que se estructuró, puesto que, a pesar de que en todo momento se ha sabido llevar la historia a buen puerto, lo cierto es que se dejan algunos cabos sueltos que hacen mucho daño a la trama. Como puede ser esa amistad que Phos entablaba con Cinabrio y que todos dimos por hecho que se fuera al traste debido a su "accidente", para acabar descubriendo que no la había olvidado o, mismamente, ese personaje del mundo marino que aparecía en la serie para poner patas arriba la concepción que teníamos de la misma y que luego desaparece por completo sin motivo alguno. Y lo que es todavía peor, que Phos pase página en lo que respecta a Antarticita cuando había sido el personaje que más la habían marcado en la última parte del anime. Vamos, que estamos ante decisiones difíciles de asimilar y que claramente se apartan de la atención del espectador por medio de una cortina formada por otra ración de sucesos que, sin quedar fuera del contexto general de la serie, sí que dan el cante en el momento en el que llegas a ese último episodio y miras como pasa los minutos sin que se avance en la dirección que era de esperar. Una lástima, la verdad.

No chic@s, ni es un trabajo de Gainax, ni de Trigger.

> Animación y música:

Como podéis comprobar tanto por las diferentes imágenes que acompañan esta entrada como si veis el tráiler de presentación de este anime, el trabajo realizado a nivel de animación es poco más que soberbio. Y no lo digo ya por la curiosa forma que se le da al 3D en esta ocasión y que puede asustar a más de uno (¡hola D.R Ferro!) ni por esos fondos y diferentes escenarios naturales que dan ganas de ponerlos de salvapantallas, sino por un solo motivo, por el mimo y cuidado que han puesto los chicos de Orange a la hora de realizar esta tarea. La cual acaba presentándonos un resultado que mantiene la misma calidad de principio a fin. Algo que se podría dar por hecho en todos los animes que se lanzan a lo largo del año pero que por algún motivo se atraganta tan a menudo. Por lo que no tengo más que darles las gracias a los chicos de Orange por demostrarme que la labor que habían hecho en Dimension W no era un simple espejismo y decirle a la gente de Graphinica, el estudio que colabora con ellos a la hora de realizar esta animación, que a partir de ahora estaré atento a sus pasos. No vaya a ser que se dispongan a lanzar un anime como éste en solitario :D. Y dicho esto no me gustaría finalizar el repaso a este apartado técnico sin nombrar a la otra compañía que está implicada en el mismo por medio de la fotografía: el estudio MADBOX. Una subsidiaria de la archiconocida MADHOUSE y que ayuda a comprender la apabullante labor realizada en la animación de Houseki no Kuni.

Tirando de corte instrumental y bien aderezada por el uso del piano, la banda sonora compuesta por Yoshiaki Fujisawa está a la altura de lo que vemos en pantalla. Acompañando al desarrollo de la trama y a los cambios de ritmo que esta trae consigo de una manera notable. Por lo que poco más os tengo que decir con respecto a este apartado que no sea el ponerme en modo quisquilloso. Porque entonces uno le sacaría pegas como el que la música quede "tapada" por la acción que vemos en determinadas escenas o que no cuente con temas algo más impactantes. Aunque claro, si nos ponemos en este extremo también deberíamos de responder a la cuestión que surge con ello: ¿es realmente necesario? Y entonces, al observarlo todo desde un punto de vista más amplio nos daremos cuenta de que no. El apartado sonoro está bien como está y el hecho de modificarlo muy probablemente traería consecuencias para la serie. Así pues, una vez finiquitado este asunto, paso a descubriros los temas que acompañan al opening y ending de la serie. Estando repartidos esta vez en una proporción de uno a tres y siendo escogidas en este caso las canciones "Kyoumen no Nami" de YURiKA"Kirameku Hamabe" de Yuiko Oohara"liquescimus" de Tomoyo Kurosawa"Kyoumen no Nami [Orchestra Ver.]" de YURiKA.

Uno de los muchos ejemplos del cuidado que se ha puesto en la animación de esta obra.


LA NOTA:

Podía empezar este apartado hablándoos de lo acertada que es la elección del personaje principal para adentrarnos en este mundo extraño y hostil de una forma tan natural y simple, o de la facilidad con la que la historia destila esa sensación de fluidez y cohesión a medida avanzan los capítulos que la conforman, pero prefiero dedicar este primer párrafo a hablar de la parte que más chirría de Houseki no kuni: la forma en la que se desarrolla la historia. Pues como habéis podido comprobar, al leer el resumen del último capítulo, éste es el punto que más daño le hace al anime y que más trabajo dará a la hora de encontrar un motivo válido que explique por qué la gente de Orange optó por esta vía. Y es que, por mucha excusa que se pueda buscar en el factor de los recuerdos para ocultarlo, lo cierto es que no hay nada que justifique el hecho de que Ventricosus desaparezca de la pantalla de la misma manera que apareció. Esto es, de repente y porque sí. Ya que, si bien su entrada en escena está justificada, no lo está en absoluto su salida. Más que nada porque no se va a ningún sitio. Ahí está la gracia del asunto. Y no, que Phos tenga problemas de memoria no tiene nada que ver con su desaparición. Por mucho que se empeñe la serie en centrar su atención en Phos y sus compañeras. Aunque claro, de esto se dará cuenta el espectador al acabar de visionar la serie, por lo que podríamos calificar a esta estrategia de una "jugada maestra" no sin antes ponerle bastantes comillas. Por fortuna para un servidor, esta forma de actuar se convierte en un arma de doble filo para los chicos de Orange, pues la serie no solo hace uso de este "truco" una vez, sino dos. Siendo la última de ellas, o la que primero descubrirá el espectador, la que tiene que ver con los sucesos que surgen a raíz de la relación entre Phos y Antarticita. No en vano, esta parte de la trama supondrá el único corte que notemos en la historia con respecto a la tónica que se venía marcando en el desarrollo de la misma. Dándonos así con la sensación de estar ante un suceso que no encaja en el anime.

Y una vez que he remarcado perfectamente el epic fail de esta serie paso ahora a hablar de dos aspectos que os darán en lo que pensar una vez que hayáis concluido el anime. El hecho de que Phos siga un camino que la lleva a cambiar sus recuerdos y personalidad por la fuerza y valentía que tanto ansiaba, lo cual nos deja ante ante una pregunta tan buena como la de saber si merece realmente la pena pagar ese precio, y una de las notas más discordantes que me he topado en los años que llevo visionando animación. Y es que, en contra de lo que pasaba con animes como Ataque a los titanes, en esta ocasión el espectador no se queda tanto con la ansiedad de saber cómo continúa la historia, sino con el sentimiento de decepción que te deja el hecho ver cómo se ha ido dejando a un lado la parte más crucial de la historia. De una manera bastante inteligente, para que negarlo, pero ello no evita que nos quedemos con ese regusto agridulce que nos asalta el paladar una vez visto el último episodio. Lo cual puede ser bueno de cara a evitar los infartos de los ansiosos, pero nos deja al resto ante una situación con la que no contábamos y ante un panorama, el que se presentaba tras el fin de su emisión en tv, bastante turbulento. Tal y como podéis descubrir en esta web. Si es que aún sigue activa a día de hoy. Aunque para combo el que se marcó este servidor, al comenzar a visionar este anime cual lienzo en blanco e irse enganchando a él sin tener las más remota idea de que estos doce capítulos no lo concluían :(

No obstante y a pesar de los fallos ya mencionados y de lo acuerdo o no que podáis estar con los mismos, una cosa sí que no le podemos negar a Houseki no kuni. Y esa es la originalidad de su trama. Un soplo de aire fresco en un mundo gobernado por "mechas y tetas" que me trae a la memoria obras como Jinrui wa Suitai Shimashita o Shin Sekai Yori (a.k.a Desde el Nuevo Mundo) Dos nombres propios que, en mi opinión, no han llegado a brillar con la fuerza que deberían debido al tipo de público que parece ser el mayoritario en el país del sol naciente. Y por el cual los estudios de animación siguen lanzando ecchi por doquier. Quedando así relegados los arcos argumentales novedosos y los desarrollos soberbios a una zona de la animación donde solo se adentrará el fan más valiente o el espectador que vaya en busca de un trabajo de calidad. Lo cual, trasladado al caso del anime que nos ocupa, hace que su traducción al español (El país de las gemas) le quede como anillo al dedo y hasta sirva de spoiler a la hora de entregarle a los chicos de Orange la B y el sello de RECOMENDABLE que se han ganado. Eso sí, que no os lleve a engaño esta nota porque estáis ante la mejor serie de animación que se ha realizado en todo el 2017.

0 comentarios: