Avenger

jueves, 12 de septiembre de 2019 , 0 Comments

AÑO 6



En el día de hoy sacaremos del garaje al Delorean, que ya sabéis que dicen que viene bien encender los coches de vez en cuando, para viajar 16 años en el tiempo con el fin de revisionar uno de los animes que pasaron sin pena ni gloria por el mundo de la animación en aquel momento. Y qué coño, para fastidiar de paso a nuestra compañera Rena al recordarle uno de los animes que no puede ver delante. Y dicho esto llegó el momento de presentar a...


> Avenger (Bee Train, 2003, 13 CAPS)

"El claro ejemplo de que no suele ser una buena idea lanzar un producto competente cuando el mercado se encuentra saturado de propuestas similares"


En contra de lo que viene siendo habitual, hoy vamos a arrancar esta entrada hablando del estudio de animación que se encarga de realizar este anime. Y todo para evitar que caigáis en mi mismo error al meter a Bee Train dentro del mismo grupo de los estudios que son muy conocidos en su casa. Lo cual, si bien es cierto que en vuestro caso, y como estáis a punto de descubrir, aún tendría un pase, se puede considerar un delito por mi parte, pues como espectador que ha vivido la primera mitad de la década de los 2000 debería de acordarme bastante bien de una compañía que nos ha traído animes como Noir, .hack//SIGN.hack//Liminality.hack//RootsMadlax, Tsubasa Chronicle, El Cazador de la BrujaLa espada del inmortal.

Fundado en 1997 por Koichi Mashimo, quien anteriormente había sido director de Tatsunoko Productions, Bee Train aparece en el mundo de la animación nipona como una filial más de Production I.G. Lo cual le serviría para contar con la participación de Xebec a la hora de lanzar sus productos hasta el año 2006. Momento éste en el que Koichi Mashimo pone fin a la relación con Production I.G para iniciar una etapa en solitario que llegaría hasta el año 2012. Ya que después de finalizar su último anime, Hyouge Mono, Koichi Mashimo anunciaría su retirada de la industria del anime a los 60 años de edad. Quedando desde ese mismo momento la compañía totalmente inactiva. Y dicho esto pasemos ahora a la ficha de la serie que hoy nos ocupa.

Dirigido por Koichi Mashimo y contando con la labor de Hidefumi Kimura en la composición de la serie y Hidefumi Kimura en el guión, Avenger es un anime de 13 capítulos que fue emitido originalmente en tierras niponas entre el 2 de octubre y el 25 de diciembre de 2003. Presentando así a los espectadores una propuesta completamente original que basa su argumento en los géneros de la aventura y la ciencia ficción. Y dejándonos ante una obra que en aquel momento resultaba curiosa al compararla con con los 24 capítulos de extensión que resultaban habituales en el resto de animes en aquella época.


> Sinopsis:

Una roja tierra desamparada. Ciudades en ruinas. Una grotesca luna que amenaza la Tierra. Bienvenidos al declive de la humanidad... nos encontramos una era en que la mayor parte de la gente se ha trasladado del mundo exterior a ciudades aisladas, y en el que las provisiones son racionadas debido a las guerras entre cada ciudad y sus luchadores más representativos. Para sustituir a los niños que no llegan a nacer, han sido desarrollados unos androides conocidos como "muñecas". Se trata de una era dominada, gracias a la fuerza, por Volk, el guerrero invencible, y Westa, la diosa que concede paz a las almas. Mientras transcurre el tiempo, la humanidad camina sola hacia una lenta destrucción, arrastrando la Tierra consigo. Cuando Layla y Nei salen al mundo en medio de una fuerte tormenta, se abre el telón para contemplar la venganza de la bella Layla Ashley. Una nueva era está a punto de empezar. (fuente: Frozen-Layer)

> Personajes:

Layla Ashley. La protagonista de esta historia se nos presenta como una joven de pocas palabras a la que el pasado le persigue a todas partes. Tanto que Layla se marca un único y claro objetivo en su vida, vengarse del responsable de la tragedia vivida. Lo cual la llevará a iniciar un viaje en el que no estará sola.

Nei. Este pequeño "robot" es la piedra angular de toda la trama. Y por partida doble, pues no solo se convertirá en el objetivo prioritario de "los malos" sino que acabará por convertirse en el gran enigma de la serie. Dicho lo cual tan solo me queda mencionar que la vida de esta pequeña se cruza con la de nuestra protagonista antes de que comience la historia, por lo que en el desarrollo de la historia las veremos juntas en todo momento.

> Speedy. Autodenominado "Doll Breaker (creador de muñecas)" este joven mecánico que se vale de un curioso artilugio para realizar sus tareas se acaba acoplando al grupo de nuestra protagonista ávido de la aventura que está convencido que tiene por delante si viaja con estas chicas. Aunque claro, una cosa es lo que quiera él y otra muy distinta lo que diga Layal. Y como decir más bien dice poco al bueno de Speedy le costará bastante ganarse la confianza de nuestra protagonista.

> Volk. En el dirigente de Marte. Así, por su cara bonita XD. Y como tal deberá de hacer frente a todas las complicaciones que surjan. Alguna de las cuales ha desencadenado él mismo por medio de las acciones que acometió en el pasado. Por lo que sí, chicos, podéis decir que estáis ante el malo del anime XD

> Westa. Es la compañera de Volk en lo que a concentración de poder se refiere, pues como veremos a lo largo de la serie, entre ellos no hay nada de nada. Conocida como "la diosa" por su condición de inmortal entre los habitantes de Marte y como la "futuróloga" por parte de Volk, esta exuberante mujer de cabello rubio forma parte, junto a su compañero, de los "doce originales". O lo que es lo mismo, las doce primeras personas que pisaron el planeta rojo para establecer una colonia. Y sí, por lo visto estas doce personas comparten la misma esperanza de vida XD.

> Garcia. Es el primer luchador al que se enfrenta Layla. De pelo rubio y aspecto bastante joven, este personaje aparecerá en escena en determinados momentos de la trama para nada. Pues no estamos más que ante un secundario al que le toca cargar con el papel de segundón.

> Jupiter. Es otro miembro del club de los doce inmortales. Aunque en su caso la fama no le viene solo por eso, sino por ser el primero en levantar la ciudad cúpula Jupiter en el planeta rojo. La cual, como es de esperar, dirige personalmente. Su papel en la trama se ciñe a los lazos que tiene con Volk y Westa además de dejarnos algunas pinceladas sobre la cara más oscura de la supervivencia de este planeta por medio del destino que le aguarda a las ciudades que pierden a su representante.

> Cross. Es el otro gran pilar de la vida de nuestra protagonista y uno de los personajes más controvertidos de la serie por la postura que le toca desempeñar. No en vano nos encontramos ante otro de los doce miembros y eso, quieras o no, acaba por situar la balanza hacia un lado concreto.

Barbaroid. Es el término que se emplea para referirse a todas las personas que, sin tener por qué ser nómadas, viven fuera de las ciudades cúpula. Lo cual puede ocurrir bien por iniciativa propia o como consecuencia de esa cara oscura que guardan las ciudades cúpula y de la que enseguida tendremos noticias sin esperar a que Cross aparezca en escena. De entre los personajes que os acabo de presentar podemos incluir en esta categoría a Layla, Nei y Speedy.

Este es Volk

El anime que hoy tenemos entre manos comienza situándonos ante un paisaje desolador en el que la gente sobrevive por medio de ciudades cúpula. Quedando bien claro desde el mismo comienzo que este escenario se mueve por medio de un sistema de reparto económico completamente desigual. Aunque no será el único elemento a tener en cuenta, ya que para que estas ciudades se mantengan en pie existe un sistema de combate en el que los luchadores o representantes de las mismas se enfrentan en base a unas normas bastante sencillas para el panorama que se nos muestra. Siendo en última instancia estos "héroes" los encargados de asegurar el futuro de la ciudad en la que residen. Y en medio de esta ambientación es donde conocemos a Layla Ashley, una luchadora que ha conseguido derrotar a todos sus adversarios con bastante facilidad y que no hace mucho que llegó a ciudad Celina. Aunque nosotros no nos importa tanto este dato como el comienzo que nos deja y las pesadillas que parecen atormentarla. Pues será esta combinación la que nos lleve a pensar si no estamos ante el flashback de unos acontecimientos que tuvieron lugar en el pasado. No en vano y como descubriremos un poco más tarde, Layla lleva tres días en esta ciudad y ya han entablado contacto con otros residentes de la misma. Como es el caso de Speedy, un joven que se autodenomina Doll Breaker (creador de muñecas) y que se dedica a la reparación/fabricación de los androides que vemos en pantalla. Los cuales, por su apariencia de niño pequeño, nos llevan a pensar en la obra de Yukito Kishiro por motivos más que obvios. Y ya que estamos hablando de robots qué mejor momento que éste para presentar a Nei. Un androide singular por el color de sus ojos y que juega un papel un tanto misterioso en esta historia, a la vista de cómo empezaba la serie. Aunque sospecho que no será la única sorpresa que nos guarde este pequeño. De la misma forma que Layla también hará lo propio por medio de ese contrincante que le llamará la hija de Volk. Siendo el tal Volk una de las personas más importantes la trama, por lo que nos dan a entender los personajes que hablan de él, y alguien fácilmente reconocible por la enorme armadura que porta por lo que podemos ver nosotros mismos. Si es que eso es una armadura, claro. Siendo en última instancia su importancia compartida con Westa, una mujer de pelo rubio que lo acompaña en pantalla y que parece tener el don de la premonición. Siendo este último un descubrimiento que poco o nada tiene que envidiar al hecho de saber que el mundo desértico en el que nos encontramos, y cuya enorme luna roja resulta cuanto menos llamativa, resulta ser Marte.

Con las presentaciones hechas, el segundo episodio comienza mostrándonos la conversación que Volk tiene con uno de sus subordinados para que podamos ver el trasfondo de esta historia. Pues lejos de estar ante un escenario bien definido parece que nos encontramos ante uno flexible en lo que a explicaciones y teorías se refiere. No obstante y dejando esto a un lado, pues aún faltan diez capítulos para ver concluir el anime, el episodio pasa ahora a centrarse en la siguiente parada de Layla, Nei y Speedy. O lo que es lo mismo, en la ciudad cúpula Apolo. Un lugar donde la trama nos volverá dejar otra buena sorpresa, al desvelarnos el papel que desempeñan las dolls para los humanos. Y es que, más allá de esa faceta puramente servicial, hay algo que le da un toque diferente a la historia. Por muy manido que esto pueda ser a día de hoy en el mundo de la ciencia ficción. Y así, mientras vemos la fuerte relación que desarrollan las personas de esta ciudad con sus dolls y comprobamos de primera mano los mecanismos de "limpieza" que posee la ciudad para mayor enfoque dramático, podremos darnos cuenta de cuán especial es Nei.

Westa, la rubia adivina XD

El viaje de Layla y compañía nos lleva, en el tercer capítulo, a una nueva ciudad cúpula donde nuestros chicos no serán muy bien recibidos que se diga. Y todo porque se ha corrido la voz de sus hazañas entre los responsables de estos lugares. Por lo que nuevamente podremos ver en acción a Layla antes de que entre en escena el rubiales contra el que luchaba en el primer episodio para darle la vuelta a la situación. Pero dejando esto a un lado, el capítulo también nos deja detalles interesantes, como el hecho de ver cómo se refiere nuestra protagonista a Westa, el género de Nei, las escenas del pasado que siguen atormentando a Layla o los planes que tiene Volk en marcha y su firme determinación de cambiar el destino a pesar de las advertencias de Westa. Una mujer que, por cierto, parece conocer demasiado bien a nuestra protagonista. Y para concluir este episodio qué mejor que sacar a relucir la guinda que nos dejan al final al descubrirnos que Layla no es la única persona que está buscando a Volk.

Como era de esperar el cuarto capítulo nos lleva a una nueva urbe, ciudad Juno, para mostrarnos otra de las facetas de la humanidad. Aun y cuando en esta  urbe también se respire un ambiente bastante similar al de las otras ciudades que hemos visto hasta ahora. Y es que en esta ocasión nos toca descubrir el odio que la gente puede tener hacia los doll por el simple hecho de desempeñar la función para la que fueron creados. Lo cual ayuda darle más interés a esta historia aún y cuando el verdadero meollo del episodio no está en esto, sino en descubrirnos la crisis a la que se enfrentan los habitantes de Marte, las nuevas pistas que nos dan del pasado de Layla, la cada vez más evidente conexión que hay entre esta chica y Volk y el hecho de que Speedy ya haya atado bastantes cabos sin ayuda de nadie.

La llegada de nuestros protagonistas a ciudad Júpiter nos deja ante una de las aportaciones de información más jugosas que hemos visto hasta el momento sobre el motivo por el cual nos encontramos en Marte. Y lo hace por medio de su "dueño" y uno de hombres que pertenece a los doce originales. O lo que es lo mismo, las personas que llegaron al planeta en primer lugar y que desde entonces han logrado esquivar tanto al tiempo como a la muerte. Pero, ¿por qué es importante la ciudad en la que nos encontramos ahora? Pues porque fue uno de los primeros intentos de colonizar el planeta. Aun y cuando ese hecho no la libre de participar en el sistema de combates con el que, ahora sí que queda claro, se procura repartir los escasos recursos existentes. Por lo que ya os podéis hacer una ligera idea del destino que le aguarda a la ciudad que pierda a su luchador. Pero volviendo a la trama, y más concretamente a la parte que afecta a Layla, el capítulo también nos deja ante nuevas pistas sobre su pasado. Como lo son el hecho de que Volk se refiera ella como un fantasma o que Júpiter, el líder de esta ciudad, hable de los crímenes que cometieron en el pasado durante el combate que tiene con ella o se percate de que su estilo de lucha solo puede ser de un terrestre.

Esta sí que es una estatua spoiler XD

Nuevo capítulo, nueva ciudad, en esta ocasión la ciudad cúpula Venus, y nueva oportunidad para seguir reuniendo las piezas que conforman esta historia. Pues aparte de eso la trama tan solo nos dejará ver la decadencia que se apodera de una urbe en cuando pierde a su representante/luchador. Y es que, por lo demás, estos veinte minutos nos permitirán ver como Volk ha movido ficha, con la intención de detener a Layla, y como Westa mantiene una interesante conversación con alguien que parece conocer bastante bien a nuestra protagonista. O al menos lo suficiente como para despedirse de ella con el lapidario mensaje de que uno recoge lo que siembra :P

Con Nei y convertida en el objetivo prioritario de la gente de Volk, el séptimo capítulo nos lleva a las ruinas de una ciudad para desvelarnos, por medio de dos barbaroid (nombre que se le da a la gente que no vive en las ciudades), unas pequeñas pinceladas sobre cómo es la vida en el exterior de las cúpulas y cómo habría sido la luna roja la responsable de que Marte se encuentre estas condiciones. Dándonos así a entender que el exterior fue más habitable de lo que lo es actualmente. Aunque esto no será lo único que descubramos, pues este encuentro hará que Layla vuelva a evocar su misterioso pasado por medio de una frase que no parece conocer todo el mundo. Y por si esto no fuera poco, el bando "rival" da inicio a la caza de Nei, ahora que cuentan con pruebas suficientes, con la intención de desvelar su secreto y salvar con ello a la humanidad de su extinción. O al menos esa parece ser la idea de su líder, Volk, ya que mientras tanto Westa optará por pensar en ese futuro que se aproxima como algo inamovible sin perder de vista el presente, al tiempo que se sigue preguntando sobre la idoneidad de las acciones que toman. Como si temiese el hecho de encontrarse con un "castigo" por el pecado cometido.

Rompiendo con lo visto hasta ahora, el octavo capítulo se decanta por viajar en el tiempo para mostrarnos los orígenes de esta historia y los actores que tomaron parte en ellos, o lo que es lo mismo, los cuatro miembros de los doce originales que se encontraban en Marte antes de que el destino de este planeta se truncase. Siendo a raíz de uno de ellos, Ares, y gracias a sus diferencias con respecto a Volk como sepamos de Layla Ashley. Cosa que haremos por medio de un incidente bastante turbio que viene a remarcar, aún más si cabe, la controversia entre cuál es la decisión correcta y cuál la que no. Pues si bien a estas alturas ya tenemos claro que Volk no es trigo limpio, también sabemos, gracias a estos veinte minutos, que su decisión fue tomada en base a un problema mayor. La llegada de la Luna a Marte y el consiguiente cataclismo que ello acarrearía. Pero, ¿por qué está la luna aquí? Pues porque como ellos mismos nos dicen la tierra ya no existe. Por lo que podemos dar como válida la posibilidad de que nuestro satélite acabe orbitando el planeta rojo. Lo cual, a su vez, viene resolver uno de los misterios de la serie. Quedando ahora tan sólo por saber qué fue exactamente lo que le pasó a Layla para que guardade en su interior es el rencor desmedido hacia Volk.

Nei, el doll más avanzado de todo Marte :P

Con Nei en manos del enemigo, el noveno capítulo nos lleva a ciudad Metis para descubrirnos lo que ya venimos sospechando de este personaje: que es una pieza clave en la supervivencia de la humanidad. Aunque no será lo único que saquemos en limpio, ya que gracias a la avaricia del alcalde de esta urbe podremos saber no sólo sus intenciones, sino también el futuro que le aguarda a Marte. Dos factores, estos, que llevarán a este individuo a contradecir las órdenes e incluso encararse con Westa, en un intento por salirse con la suya. Aunque claro, a estas alturas del episodio aun tiene que hacer acto de presencia Layla para darnos la dosis de acción (y más mirando a esos soldados que disparan al suelo. LOL) y, en esta ocasión, con ella también llegará el nuevo giro de los acontecimientos que nos deja la trama al final. Al mostrarnos la conversación que Westa mantiene con una de las pocas personas que conoce a nuestra protagonista. Y llegados a este punto me gustaría destacar el parecido más que razonable que existe entre la base de esta historia y la que explotaría tres años después, en el 2006, la película "Hijos de los hombres"

Si bien el anterior episodio se valía de Nei para descubrirnos parte de la historia, el décimo capítulo centra su atención en Layla para hacer lo propio. Poniendo así respuesta a prácticamente todas las dudas que teníamos sobre su pasado y su importancia dentro de la trama. Ya que en esta ocasión y por medio de Cross, viajaremos hasta el momento exacto en el que la joven llegó a Marte para conocer el motivo que la llevó a vengarse de Volk. Y mientras esto pasa y vemos como el corazón de esta chica se va descongelando, la pequeña Nei aprovechará para poner el toque dramático al asunto por medio de la enfermedad que la invade.

La continuación de lo visto en el episodio anterior nos deja ahora ante el preludio de algo que parece ser de bastante importancia, tanto por la manera en que lo piensa afrontar Volk como por lo que está sucediendo en la Luna. Un hecho, éste último, que ocuparía toda nuestra atención de no ser por el delicado estado de salud en el que se encuentra Nei y que, como es obvio, marcará el camino de Layla y Speedy a lo largo del capítulo once. Antes incluso de que Volk tome cartas en el asunto para animar un poco más la fiesta XD

Pero que cojo.... Vega, ¿tú no tenías que esta en un videojuego? XD

Tras lo visto un episodio anterior, y como por otra parte era de prever, el capítulo doce nos lleva al esperado combate entre Layla y Volk. Una lucha un tanto desigual y en la que no voy a entrar, para dedicar este resumen a terminar de arrojar luz sobre los acontecimientos que tienen lugar entre bambalinas. Y no a modo de spoiler, sino por el hecho de atar definitivamente los cabos sueltos que conforman el suceso que da origen a esta historia y revelaros el motivo por el cual existe ese temor hacia la Luna. Ya que como veréis ésta guarda una sorpresa que no tiene nada que ver con la que nos dejaría su hipotético impacto contra Marte. Pues bien, porque sabemos hasta ahora Layla es la única superviviente de una nave espacial. Pero, ¿cuál era la tripulación de esta nave y por qué la destruyó Volk? Esta pregunta, que en un principio puede parecer difícil de responder, alcanza una sencilla solución cuando tenemos en cuenta el hecho de que la Tierra fue destruida, bien por una catástrofe natural o porque la acción humana la hizo inhabitable. Y, aunque de momento no se nos ha aportado ninguna prueba concluyente al respecto, yo apostaría por la primera hipótesis. Ya que es la forma más sencilla de explicar ese viaje que emprende la Luna. Aunque hay más maneras de hacerlo, obviamente, siendo la mano de la hombre otra de las soluciones al viaje que emprende el satélite. Pero dejando esto un lado llegó el momento de responder la segunda cuestión: el motivo. Siendo aquí donde entra en escena la escasez de recursos que tiene el planeta rojo y los datos que Volk se guarda para sí. Pues el hecho de que se refiera a Layla como la hija de la Luna no es una simple casualidad, sino una prueba fehaciente que siempre ha actuado a sabiendas de las consecuencias. Y aquí entraría en juego ese sentimiento de culpa que tiene Westa y el hecho de que él mismo reconozca sus crímenes. Pues la destrucción de la nave en la que viajaba nuestra protagonista junto a más refugiados de la Tierra con el fin de buscar cobijo en Marte no es la causa última, sino el aviso para navegantes que lanza Volk. Y para entender esto debemos de tener en cuenta las palabras que este personaje nos deja durante estos veinte minutos, ya que serán gracias a ellas que podamos entender que la Luna se convirtió en un refugio temporal y criogénico para la raza humana y como con el acercamiento de nuestro satélite a Marte se pondría en marcha el plan para revivir a todos los supervivientes y transportarlos a su nuevo hogar. Lo cual, a la vista de cómo está el planeta rojo, supone un problema que Volk no está dispuesto a afrontar. Anteponiendo desde el primer momento la vida de las personas que ya viven en Marte a la cogida de una población inmigrante que pondría en jaque mate los pocos recursos que les quedan. Así pues, podemos pensar que esa persona está actuando de una manera coherente, y no estaremos equivocados, o también podemos optar por tener en cuenta que nos encontramos ante una de las primeras personas que pisaron Marte. Lo cual y teniendo en cuenta su condición de científico, ya nos hace pensar en que, desde el comienzo, hubo un plan de evacuación para los habitantes de la Tierra y que éste no resultó o como era de esperar. Pero ¡eh!, no os vayáis muy lejos. Pues si pensáis que este rompecabezas está resuelto es porque porque aún no habéis tocado la pieza más importante del mismo: Nei. La niña que a estas alturas aún sigue estando rodeada de un halo de misterio difícil de sondear. Y es que, aunque no lo parezca, el motivo que ha movido a Layla hasta ahora no tiene nada que ver con su compañera.

El último capítulo de la serie nos deja ante un final tan previsible como abierto en cuanto a acontecimientos. Pues si bien la parte de la venganza llega a su fin en estos veinte minutos, no lo hace de igual manera una historia que se acerca ahora a lo más parecido a un borrón y cuenta nueva. Claro que de todo lo que vemos en pantalla hay algo que sigue sin tener explicación para mí. Y ya no me refiero a Nei, sino a la frase que nos regala Westa. En serio, ¿a qué viene culpar a Layla del gran problema que azotaba a los habitantes de las ciudades cúpula? Cosa más fuera de contexto no visto en mi vida, en serio. XD

Te estamos observando.

> Animación y música:

Lejos de lo que podría esperarse de un trabajo que ya en su día no destacaba ni tan siquiera por hacer un apartado visual puntero, la obra de Bee Train logra hacerse con una mención especial al ver lo bien que ha envejecido en este tiempo. Y sí, digo esto a sabiendas de que la definición de aquella época era para echar a llorar, que el anime siente predilección por las escenas oscuras o que no consigue zafarse de las gambadas padre en algunas escenas a la hora de dibujar a los personajes. Aunque que queréis que os diga al respecto cuando a día de hoy y con las técnicas actuales estudios que se han labrado un nombre en la industria como J.C Staff nos dejan ante planos que hacen sangrar los ojos. Y aun diré más, éste es uno de los ejemplos más claros que he analizado hasta la fecha del porqué no tenemos en cuenta a los apartados técnicos a la hora de dar nuestra valoración. Pero dejando esto a un lado quiero aprovechar el momento para recordar, un poco por encima, las compañías que participaron en esta obra, a algunas de ellas ya las conocéis porque las he nombrado antes, pues estoy seguro de que sin ellas, y por pequeña que haya sido su aportación, el resultado final no sería el que es. ¿Y quiénes son estos actores? Pues ni más ni menos que Xebec (coopera con el CGI y la animación de algunas partes), GAINAX o la propia J.C. Staff, que participa en el acabado final del último capítulo. Quedando así la labor de Bandai Visual o Production I.G reservadas únicamente al papel de producción.

Y si lo dicho en el anterior apartado ya puede hacer que más de uno se lleve las manos a la cabeza, la banda sonora tampoco se queda atrás, con un repertorio musical que deja en ridículo a muchas de las actuales. Y todo por el simple hecho de presentar unos temas que, aun siendo instrumentales, escapan de la "música de peluquería" para acompañar a las escenas que vemos en pantalla imprimiéndoles la fuerza necesaria. Por lo que a este respecto tan solo me resta descubriros a los artífices de esta sorpresa, Ali Project, deciros que contaron con la colaboración de TV Tokyo Music y recordaros los títulos tanto de la canción que escuchamos en el opening ("Gesshoku Grandguignol" de ALI PROJECT) como el de las dos que en este caso acompañan al ending. "Mirai no Eve" de ALI PROJECT (en los episodios del 1 al 12) y "Jigoku no Kisetsu" de ALI PROJECT (en el episodio 13).

La gente de Bee Train dirá lo que quiera, pero a la vista de ese báculo seguro que D.R Ferro tiene otra opinión.


LA NOTA:

Como espero que hayáis podido comprobar, Avenger es un anime lleno de luces y sombras. Por lo que voy a aprovechar este apartado para poner sobre el tapete todos los factores que han jugado un papel determinante a la hora de que este anime calase entre los espectadores. Y como no podía ser de otra manera voy a empezar por el más evidente de todos y el que podríamos calificar como punto de partida para tratar al resto: el desagrado que ocasionó en más de uno. Y no, no os voy a mentir diciéndoos que en este blog eso es exclusivo de Rena, ya que en su día un servidor se quedó con la misma impresión. Siendo la principal causa de ello el hecho de que por aquel entonces no estaba para tocar animes en los que fuese necesario profundizar. (Bueno, a día de hoy tampoco os creáis que haya cambiado mucho la cosa a ese respecto. ¿Por qué sino pensáis que Ergo Proxy lo analizó mi compañero D.R Ferro? XD). Aunque claro, en aquel momento había un motivo de peso para atragantarse con la obra de Bee Train. El cual, por cierto, se puede explicar con solo nombrar a: Last exile, Kiddy Grade, Onegai Twins, Hack Sing, R.O.D The TV, Gunslinger Girl, Fullmetal Alchemist. Y sí, aunque os resulte increíble todos estos animes vieron la luz el mismo año que en el que lo hacía este. Por lo que el hecho de encontrarse con un trabajo que tirase de una ambientación más sombría era algo que lo encasillaba al instante. Aunque no lo único.

Y aquí entra en juego otro de los puntos que definen esta obra: la lentitud. Porque sí, hay escenas de acción y otras que no tienen tanta. Pero entre medias también hay escenas muy paradas, más de degustar un buen vino que otra cosa y que acaban por situar la opinión del espectador en un lado muy concreto de la balanza. Por ello es lógico pensar que cualquier joven que se tope con este anime lo califique de soporífero, como así acabó siendo, aunque también es cierto que tras el paso de los años, y después de revisionar Avenger uno se da cuenta de por qué están ahí esas pausas, esas escenas de conversación que prácticamente carecen de ella y esas otras de introspección. Están ahí para matizar y hacer visible la parte de la historia que no se nos cuenta. Para que seamos conscientes de que, como se suele decir, la procesión va por dentro. Y sí, estoy de acuerdo en que no tuvieron muy en cuenta la medida a la hora de ponerlas, como también estoy convencido de que la historia no sería lo mismo sin ellas.

Y llegados a este punto toca hablar de la protagonista de esta historia, Layla Ashley. Un personaje que marcará el rumbo de la historia sin decir prácticamente ni pío. Porque aunque no lo parezca ésta es y no es, su historia. Y me explico, antes de que a alguno le salte la tapa de los sesos. Como se nos deja ver desde el primer minuto este personaje se mueve por su deseo de venganza al tiempo que es atormentado por su trágico pasado. Lo cual se cumple hasta el último capítulo, en ese aspecto hay que aplaudir la consistencia, momento en el cual y una vez ha cumplido su objetivo, nos queda patente lo efímero de su protagonismo. Porque no es que estemos ante una obra con un protagonismo compartido, sino ante un trabajo que narra unos acontecimientos concretos desde el punto de vista de un personaje secundario. Y es que, a poco que lo penséis, os daréis cuenta de que el único protagonista de esta historia, y por ende la pieza más importante de todas, es Nei. Sí, la misma Nei reservada y silenciosa que parece un florero durante gran parte del anime. Tanto es así que nuestra compañera Rena la llegó a ver como uno de los obstáculos más grandes del anime. Curiosa apreciación y curioso trato el que se le da a este personaje por parte de los chicos de Bee Train, al tomar la decisión de dejarla en un segundo plano durante prácticamente toda la serie. Pero, ¿por qué actúa así Nei? Pues por simple supervivencia, aunque no lo creáis. Lo cual no quiere decir que se haya podido abordar a este personaje de una forma menos critica y, sobre todo, aportado más información sobre el mismo de cara al final que nos deja la serie. La cual, por cierto, aun se atreve durante los doce primeros capítulos a jugar al "recochineo" con nosotros, gracias al tema que escuchamos en el ending y cuyo título viene a traducirse como "Eva del futuro". Bien jugado Bee Train, bien jugado.


No obstante y a pesar de lo dicho en el párrafo anterior, cabe destacar que esta curiosa, o mejor dicho, cómoda elección del protagonista se convierte, bajo mi punto de vista, en el mayor problema de la serie. Pues si bien es cierto que el hecho de centrarse en Layla les permite definir muy bien el principio y el final de su obra, incluso teniendo en cuenta el final abierto con el que se despide, también lo es el hecho de que, al haber tratado a Nei de refilón, al final se encuentran con que este personaje deja más cabos sueltos de los que debiera. Siendo nosotros, como espectadores, los que debamos de buscar una solución al enigma ya sea por medio de "la magia" (la cual no tendría cabida de ningún tipo de no ser por esta "chapuza") o por un sentimiento de desprecio o indiferencia absoluta que ayuda a llevarse una impresión equivocada de este anime. Como fue en su día mi caso, el de Rena y estoy convencido que el de tantos otros espectadores. Una lástima, la verdad.

Visto lo expuesto hasta ahora bien podríamos pasar a desvelar la nota en este momento. Pero antes de hacerlo voy a hacer un pequeño alto en el camino para darle el último golpe de efecto al asunto con una de las cosas que seguramente os vendrían a la cabeza al ver parte del esquema que conforma esta obra. Y es que hablar de ciudades cúpula que sobreviven gracias al dirigente de turno y en los que se trata la supervivencia de la raza humana es sinónimo, a día de hoy, de hablar de Ergo Proxy. Anime que se ha ganado a pulso el reconocimiento que tiene y que aparece tres años después de la emisión del de Bee Train. ¿Veis por dónde van los tiros? En efecto, pese a quien le pese la obra dirigida por Koichi Mashimo es el germen del trabajo que encumbraría a Manglobe. Y no solo eso, sino que la parte relativa a la tragedia que sufren los habitantes de Marte bien podría ser la que origina el pilar principal de la película Hijos de los hombres. Aunque he de reconocer que esto tal vez sea ir demasiado lejos, pues desconozco si con anterioridad la ciencia ficción ha tocado ese tema de una forma similar.

Y así llegamos al final de esta entrada, que ya iba siendo hora según me recuerda el McFly, para que al fin podáis quedaros con la valoración y despotricar a vuestro gusto en los comentarios. O no. Aunque antes de ello me gustaría recordaros que en ésta han jugado un papel crucial tanto el final que nos deja Nei como la incógnitas que la han acompañado durante gran parte del anime y la lentitud de la serie. Lo cual, una vez se ha filtrado esto por nuestro Sistema de Valoraciones, me arroja un resultado de una D y un sello de RECOMENDABLE para Avenger. Enhorabuena, Bee Train.

0 comentarios: