Shuumatsu Nani Shitemasu ka? Isogashii desu ka? Sukutte Moratte Ii desu ka? (a.k.a Sukasuka / WorldEnd )

jueves, 5 de septiembre de 2019 , , 0 Comments

AÑO 6



Aun parece que fue ayer cuando cierta persona (hola D.R Ferro!) me decía que dejase de escoger los animes por sus portadas y yo le respondía con un simple "no podré", como recordaréis los asiduos a este blog. Y el que no se acuerde que se ponga al día con los Pseudo-podcast. Pues bien, fiel a ese instinto mío que tantas alegrías me ha dado en el pasado (irónicamente hablando, claro) corrí a apuntarme en la lista de animes a analizar uno de los trabajos que más me habían llamado la atención de todo lo que se había realizado en el 2017. Acordaos que me fijo en las portadas. Y lo había hecho por partida doble, pues si bien esa chica de pelo azul con enorme sombrero, ropa de maid y espada a juego con el complemento ya me había comprado, la sinopsis del mismo acabó de hacer el trabajo. De tal forma que ya no había manera de escapar de este anime. Y éste es el verdadero motivo que dio pie a que hoy os invite a descubrir...


> Shuumatsu Nani Shitemasu ka? Isogashii desu ka? Sukutte Moratte Ii desu ka? (a.k.a Sukasuka / WorldEnd) (Satelight & C2C, 2017, 12 CAPS)

"Un oasis en medio de un desierto llamado Satelight"


Antes de comenzar me gustaría aclararos que, al contrario de vosotros que ya lo sabéis al leer esto, un servidor aborda los animes a analizar sin fijarse casi nunca en el estudio de animación que los firma. Ya sabéis, alguna cosa "buena" había de tener mi proceso de selección, ¿verdad? XD. Lo cual me ha llevado a reencontrarme con compañías de las que era mejor no saber nada y, en mucha menor medida, con nuevos estudios de animación que me acaban dejando una muy buena impresión. Por suerte, o tal vez no, esta tontería tiene una ventaja. La de acabar sabiendo que se puede esperar de una obra con tan solo llegar a los créditos del primer episodio, si no es que aparece muchos antes, y descubrir a la compañía que le da vida. Siendo éste el principal motivo por el cual, al leer el nombre de Satelight, me entraron los sudores fríos al recordar las otras veces que ya me había cruzado con ellos. Kiddy Girl-andMuv-Luv Alternative -Total Eclipse-Aquarion Evol y, casi en el rincón de los olvidos, NOEIN. La gota discordante de una trayectoria que, al igual que lo hace el ruido que se propaga por los raíles de una vía ferroviaria, te avisa sin rodeos de lo que se te viene encima. Quedando ya en manos del espectador el aprovechar el tiempo de esos once capítulos en algo más beneficioso o jugar a la ruleta rusa en la que se ha convertido la animación. Mi respuesta a esta disyuntiva ya la conocéis, por lo que ahora tan solo os resta averiguar en qué caladero me he metido XD

Estrenada el 11 de abril de 2017 y basada en la novela ligera escrita por Akira Kareno e ilustrada por Ue, Sukasuka es, como ya sabéis, un trabajo del estudio de animación Satelight que está dirigido por 
Jun'ichi Wada y que cuenta con Akira Kareno como compositor de la serie y Akira Kareno (capítulo 1), Mariko Mochizuki (capítulo 2) y Shingo Nagai y Toshizo Nemoto como guionistas de una serie que se cimienta en los géneros de la fantasía, el drama, el romance y la ciencia ficción. Y no, aunque seguramente debiera de hacerlo en esta ocasión no me voy a explayar sobre el hecho de haber puesto a la ciencia ficción en este grupo, sino que lo voy a dejar para más adelante para continuar con la normalidad de la entrada. Que tiempo tenemos bastante XD.


> Sinopsis:

En un mundo donde los humanos han sido llevados a la extinción por las "Bestias", un joven llamado Willem despierta después de cientos de años. Él es el único humano que sigue con vida, y decide continuar su batalla con las bestias. La serie sigue la vida diaria de Willem liderando un grupo de hadas guerreras. (fuente: Wikipedia).

En la imagen Willem haciendo gala de su don para tratar con los niños XD

> Personajes: 

Willem Kmetsch es el protagonista de esta historia y el "último" humano que queda con vida (si no entendéis porque pongo las comillas ved el anime XD). Con más de 500 años de edad Willem será el encargado de tender un puente entre el pasado y el presente de esta historia. Aun y cuando al principio parece querer pasar del asunto por completo.

> Nygglatho es una vieja conocida de Willem, no se nos dice de qué, y una joven que pertenece a la raza de los troll, aunque nunca se nos explique por qué estos seres son iguales que los humanos XD. A pesar de ese pasado en común que tiene con el protagonista, la joven vive ahora inmersa en la misión que se le ha encomendado. Siendo la única responsable, hasta la llegada de Willem, de una base militar que bien podría pasar por orfanato. Lo cual la lleva a mostrarnos una faceta mucho más amable y servicial.

Chtholly Nota Seniorious, o la chica desconocida de cabello azul que aparece en la imagen promocional del anime, es una de las muchas chicas que viven en la base militar. Aunque en contra de lo que ocurre con el resto, a ella le tocará desempeñar un papel más importante en el devenir de la trama. Siendo la encargada de desvelarnos los misterios que oculta esta base militar y mostrarnos en sus propias carnes la verdad que rodea a todas estas chicas.

Nephren Ruq Insania, o ren (uy, este nombre me suena de algo, ¿de qué será?), encarna a ese personaje callado, enigmático e inteligente que encontramos en otros animes. Dentro de la escala de edad que nos presenta la serie, Nephren se encuentra en el escalafón central (por encima de ella estaría Chtholly) lo que la sitúa en el grupo de los adultos aunque no lo aparente. Claro que ya sabéis el dicho, las apariencias engañan y a este anime no le tiembla el pulso a la hora de demostrárnoslo :P

Ithea Myse Valgulious es la alegre entrometida que se mete en los asuntos de todos sin revelar sus sentimientos (y no lo digo yo, ojo) y la siguiente en el rango de edad que estrenaba Nephren. Su papel en la trama será de lo más secundario sin restarle importancia al hecho de que su presencia ayude a dar vida a la residencia en la que viven.

Pannibal Nox Katena es una de las chicas más jóvenes que residen en la base militar y una de las que acribillará a preguntas a nuestro protagonista nada más llegar al lugar. Al igual que sus compañeras, esta niña de pelo violeta se nos presenta como alguien divertido y dicharachero, haciendo difícil imaginar el secreto que esconden.

Collon Rin Purgatrio es la niña más traste del grupo y alguien fácilmente reconocible por su largo cabello de color rosa. Y, aunque nunca la veamos sola, salta a la vista que sin ella este sitio estaría mucho más vacío.

Rhantolk Ytri Historia o ran (anda, mira tú de qué me sonaba el otro nombre. Me pregunto si habrá alguna Emilia en esta historia) es uno de las dos chicas que aparecen pasada la mitad de la serie con la "escusa" de que estaban en una misión de reconocimiento. No obstante lo que más llamará la atención de esta joven no es su actitud reservada sino el gran interés que muestra en conocer a los humanos por medio de los textos que dejaron. En una "cruzada" personal por conocer el pasado.

Nopht Keh Desperatio es la compañera de Rhantolk y, al contrario que ésta, alguien más abierto. Aun y cuando podamos pensar lo contrario por esa forma que tiene de interactuar con la gente y que se basa en anteponer una posición de defensa ante cualquier desconocido.

Lillia Asplay es una de los miembros del equipo de Willem que lucharon juntos hace 500 años y uno de los personajes más enigmáticos de la serie gracias a su escaso tratamiento. Por eso, cuando al final de la serie hace acto de presencia, no será difícil que nos preguntemos quién diablos es. Eso sí, su papel es tan efímero como el trato que le dan los guionistas a pesar de que llega a tener cierta relevancia en los acontecimientos actuales :P

> Limeskin es el general del ejercito que se encarga de organizar las misiones de las chicas, por lo que a este respecto se podría decir que Willem está un escalafón por debajo de él. No obstante y a pesar de su aspecto, este militar resulta ser alguien con el que se puede hablar. Por lo que al final nos encontraremos con un lagarto enorme que carece de la frialdad necesaria para mandar a las chicas a una muerte casi segura. Incongruencias de la vida, supongo XD

Phyr es la hija del alcalde de la ciudad Corna di Luce y un personaje que aparece en la trama para pedirle un favor que Limeskin nunca aceptará y ya está. Haciendo así que nos preguntemos que narices pinta este personaje en la trama.

Elq Hrqstn. Esta niña de largo cabello rojizo que veremos por primera vez a través de las "pesadillas" de Chtholly resulta ser una de las piezas más importantes de este anime por el impacto que tiene en el devenir de los personajes. Pues si bien es cierto que no solo está para eso, ya que también aporta una valiosa información para la trama hasta el punto de que la podríamos calificar de piedra angular, papel que termina definiéndose de esa manera. Lo cual la lleva a poner el toque agridulce de esta historia a pesar de ser más que una niña no mucho mayor de las que viven con Chtholly en la base militar.

De izquierda a derecha: Collon, Lakhesh, Tiat y Pannibal.

"Juramos estar juntos por siempre y ese juramento me hizo feliz. Entendí cuando lo quería y saberlo me hizo feliz. Me dijo que le traería felicidad y esas palabras me hicieron feliz. Trajo una increíble cantidad de dicha y felicidad a mi vida. Por eso puedo decirlo con seguridad y no me convencerán de lo contrario. Soy la chica más feliz del mundo".

Con este "discurso" que va acompañado de unas escenas bastante curiosas es como da comienzo uno de los animes más llamativos que he visto en los últimos años. Y no lo digo ya por la ambientación que se nos muestra o por esas islas flotantes donde vive la población, sino por una costumbre de animación nipona que ya creía extinta: la de presentarnos a seres antropomorfos. O lo que es lo mismo, animales con características y cualidades humanas. Lo cual sirve de aviso para navegantes sobre la rareza de esta obra, antes incluso de que la propia trama nos lo deje ver al mostrarnos como los verdaderos humanos no son muy bien vistos por estos seres. Y así es como tenemos contacto por primera vez con nuestro protagonista, quien luego resulta ser un humano que intenta pasar desapercibido entre estos seres y que tiene el dudoso honor de ser el último representante de nuestra especie, y una chica de larga melena y nombre prácticamente impronunciable, que viaja a la ciudad isla donde transcurre esta parte de la acción con el único fin de observarla desde lo más alto. Una extraña petición a la que nuestro protagonista se ofrecerá voluntario al ver lo torpe que ésta llega a ser y lo poco que conoce este lugar. Lo cual tampoco decir que él vaya a ser un GPS con patas, sino más bien que servirá para presentarnos un trasfondo más oscuro, al ver cómo Chtholly es detenida al poco de cumplir su objetivo. Y en este punto se separaran los caminos de ambos personajes para mostrarnos el tipo de vida que lleva nuestro protagonista Willem. Hecho éste que no se prolongará mucho en el tiempo, ya que el joven terminará por aceptar una oferta de empleo del ejército consistente en estar al cargo del armamento que este organismo tiene en una isla. Y así, con este nuevo trabajo debajo del brazo, será como Willem vaya a parar a unas instalaciones que tiene más de orfanato que de militar y como se reencontrará no sólo con Chtholly, sino también con Nygglatho. Una exuberante pelirroja que pertenece a la raza de los troll (que ya me explicaréis desde cuándo los trolls y los humanos son idénticos XD) y que por lo visto ya era una vieja conocida de nuestro protagonista. Pero aún hay más sorpresas, ya que además de estas dos chicas nuestro protagonista también se verá asaltado por cuatro niñas muy divertidas (Nephren, Ithea, Pannibal y Collon) que no dudarán en freírlo a preguntas a pesar de las advertencias de Nygglatho. Siendo únicamente tras la despedida de estas pequeñas cuando, y por medio de Chtholly, descubramos lo que veníamos intuyendo acerca de las armas que tiene que cuidar Willem. Vamos, que la cosa pinta bien y eso que aún no llegamos ni a los minutos extra que nos llevan a retroceder más de 500 años en el tiempo ni hemos atado siquiera cabos acerca de si las escenas que observamos al comienzo no serían un adelanto de lo que está por ocurrir.

En contra de lo que cabría esperar, a la vista de la guardería que nos muestran al comienzo del segundo capítulo y los pasos que da nuestro protagonista con el fin de ganarse la confianza de todas (porque sí, amigos, él es el único hombre del recinto), la trama de este episodio no tarda en dar un giro para aportarnos toda la información que pudiésemos necesitar para entender la serie. En serio, no recuerdo un anime tan franco en este aspecto ni tan claro en cuanto a objetivos. Lo cual dice mucho del trabajo de Satelight y nos empuja a depositar una confianza en el resto de episodios que difícilmente daríamos a ningún anime hoy en día. Y eso incluso sabiendo que el desarrollo de estos veinte minutos tirarán por la parte sentimental en vez de recurrir a la acción. ¿Y creéis que eso perjudica en algo al transcurso de los minutos? En absoluto, ya que el argumento está tan bien cimentado y el mundo que se nos muestra resulta tan exótico que los minutos pasarán sin que nos demos cuenta. Esperando a ver cuál es la sorpresa que nos aguarda, por poco alegre que ésta sea, o por algún dato que nos ayude a entender mejor ese círculo en el que se mueve nuestro protagonista y que parece unir el presente con el pasado. Por lo que quedáis bien avisados de la importancia que tiene este capítulo en lo que al aporte de información se refiere.

De eso que ves un fantasma y... XD

Con todo el bacalao vendido en cuanto a información se refiere, el tercer capítulo toca la parte más interesante del futuro de las chicas de esta base militar al enseñarles una nueva forma de combatir a los enemigos. Cosa que hará por medio de nuestro protagonista para, ya puestos, aprovechar y revelarnos datos de su pasado, además de cómo puede ser que el joven tenga más de 500 años. Lo cual sube aún más el listón de lo que habíamos visto hasta ahora, al tiempo que logra sorprendernos. Al hacer que Chtholly se tenga que enfrentar a la disyuntiva de aceptar esta nueva vía o continuar los pasos de sus predecesoras mientras nosotros demoramos con gusto los veinte minutos de este episodio.

A pesar de comenzar oliendo a relleno y continuar sabiendo a lo mismo, el cuarto capítulo de la serie consigue destacar por sí mismo al mostrarnos, por medio de una de las niñas que están al cargo de Willem, como nuestro protagonista ha desarrollado un lazo afectivo con ellas. No en vano han transcurrido dos semanas desde la partida de Chtholly, Nephren e Ithea y aun no tiene noticias de ellas. Viéndose abocado así a una situación que, como es de esperar, tocará a su fin en este episodio. Eso sí, después de dejarnos ante unas escenas de humor que buscan descubrirnos una habilidad desconocida de nuestro protagonista. Aunque no será lo único, ya que entre medias también sabremos del "ritual" por el que tienen que pasar las chicas antes de ser "útiles" y conoceremos a un nuevo personaje femenino que parece tener algo que decir en esta historia. Y digo que parece porque los sucesos de este episodio no le permitirán explayarse lo suficiente. Por lo que tocará aguardar al próximo capítulo para saber qué sorpresa nos oculta Phyr.

Con un ritmo mucho más pausado que el resto de los episodios que hemos visto, el capítulo cinco nos muestra la continuación del anterior. Empezando por resumirnos lo que entonces ocurría en el campo de batalla. Y es que aunque no lo parezca, parte de estos sucesos perseguirán a Chtholly el resto del capítulo. Pero dejando esto un lado, que seguirá siendo un misterio por descubrir, el desarrollo de este episodio nos mostrará el motivo por el cual Phyr aparece en esta historia. Y sí, estaba bastante equivocado en cuanto a este personaje, por lo que son os diré que su presencia se debía a una decisión política con la que, directa o indirectamente, se pretende darle mayor profundidad a este mundo. Por lo que tendremos que avanzar hasta el final de estos veinte minutos para ver como la aparición de un oficial de la policía militar logra darle un nuevo giro al argumento con solo nombrar a SouWong Kandel. Vaya, parece que Chtholly no es la única que se guarda secretos en esta serie XD 

La entrada en escena de SouWong, un viejo compañero de Willem, arroja más información sobre mundo en el que nos encontramos de la que podíamos prever. Y es que, al parecer, este viejo amigo de Willem conoce perfectamente todos los entresijos de lo concurre. Descubriéndonos así que algo bueno tenía que tener el hecho de vivir por más de 500 años. Y con todo más o menos explicado e incluso llegado al punto de dejarnos caer un posible plan para recuperar el mundo, esta explicación pasará a centrarse en las chicas para, palabra tras palabra, acabar por dejarnos boquiabiertos al saber la verdad que se oculta tras esa apariencia infantil y amable que muestran. Lo cual ayuda, y mucho, a dibujar un escenario de prescindibilidad que nuestro protagonista no está dispuesto a aceptar. Aún y cuando sabe la esperanza de vida que tienen. Y en este punto exacto es donde se detiene el desarrollo de la trama para que, por medio de Chtholly, veamos el ejemplo más claro de ello. En unos minutos que nos permitirán encontrar explicación a lo que le estaba pasando a la vez que se nos muestra como nuestro protagonista está unido ella por algo más que amistad.

¡¿Pero qué cojones acabo de ver?!

Tras lo visto en el episodio anterior y después de presentarnos brevemente a Nopth y Rhantolk, las dos chicas que faltaban por aparecer en la historia debido a la misión de reconocimiento que estaban realizando, el séptimo episodio pasa centrarse en Chtholly para que seamos testigos de los resultados médicos que con los que se buscaba obtener una respuesta a lo que le ocurre y de los sentimientos que tiene hacia Willem. Mostrándonos así una faceta de este tema mucho más abierta y directa de lo que viniese no habitual encontrar en la animación nipona. Y se agradece, la verdad. Aún y cuando el final del episodio opta por cambiar de enfoque para mostrarnos, por primera vez, lo que está sucediendo en la superficie del planeta.

Con el "equipo de tierra" atrapado en la superficie, la trama del capítulo ocho nos deja ver, por medio de Willem, los "preparativos" del rescate que los militares tienen en mente. Lo cual nos permitirá conocer a su vez el verdadero motivo por el que esa gente se encontraba en un lugar tan peligroso, al tiempo que nuestro protagonista repara en algo que tal vez pueda ayudar a Chtholly. Y sabido esto la trama pasa a centrarse en la chica de pelo azul con un objetivo tan claro como doloroso: el de mostrarnos como la joven va cambiando poco a poco y cómo le afecta este hecho. Estando precisamente en esto último la dureza de la que os hablaba, ya que no nos debemos de olvidar de la historia de amor que la trama empezaba a dibujar con tanta determinación.

Una de las preguntas que nos podíamos haber hecho hasta ahora, y más al ver cómo comienza el capítulo nueve, es cómo sabe tanto Ithea para no ser más que una niña. Cosa que obviamente resulta chocante y que, por fortuna, encuentra su explicación nada más empezar. Escapando así, una vez más, de esas costumbres que tienen los nipones a la hora de abordar tramas y logrando que tengamos una idea sumamente clara del futuro que le aguarda a Chtholly. La cual, consciente del drástico cambio por el que está pasando, dedica estos veinte minutos a mostrarnos unas situaciones que encuentran su peso precisamente en su estado. Dejando así a un lado el slice of life gratuito para buscar la forma de causa de mella en un espectador que, al igual que ella, sabe muy bien en dónde acabará este viaje. Siendo en este caso nuestro protagonista quién, aun a pesar de ser también consciente de lo que ocurre, mostrará un cierta resistencia mientras se lanza a la procura de una solución que tal vez no sirva para nada. Pero dicho esto y dejándoos avisados de los minutos extra que encontraréis al final del episodio, me gustaría aprovechar el momento para lanzar una pregunta que aún puede traer cola. Y es que si las chicas pueden perder sus "poderes" como consecuencia del mismo proceso por el que pasa Chtholly, ¿cómo es que Ithea sigue formando parte del equipo? ¿No deberían de haber saltado ya las alarmas en los reconocimientos médicos? :P

Morpheo diría que esto es "el desierto de lo real" XD

La llegada de Willem y compañía a la superficie del planeta nos descubrirá el dato más relevante sobre el origen de las bestias contra las que luchan, al tiempo que nos descubre la faceta más adulta y responsable de Chtholly. Lo cual por una parte nos permitirá saber cómo se fue la humanidad a la porra, mientras que por la otra se nos vuelve a presentar el inexorable destino que le espera la chica. Aunque decir verdad ni esto, ni la aparición de un nuevo monstruo tienen mucho que hacer a la hora de enfrentarse a la que, a mi juicio, es la carta más importante del episodio: la declaración que Willem le hace a Chtholly. En un giro de los acontecimientos que no afea la actitud que el chico había mantenido hasta ahora gracias a la explicación que él mismo nos da.

Que todos tenemos una idea clara del lugar al que se dirigía esta historia es algo que doy por hecho, o al menos espero. No obstante, una cosa es intuir como va a acabar algo y otra muy distinta es verlo con tus propios ojos. O lo que en este caso es lo mismo, encontrarse con la vuelta de tuerca que le da este episodio a trama. Cosa bastante difícil imaginar, a la vista de los primeros minutos, pero que irrumpe en el desarrollo de este decimoprimer capítulo con una fuerza inusitada. ¿Y por qué digo esto? Pues porque los hechos que aquí se nos narran son suficientes para poner en entredicho todo lo que sabíamos hasta ahora. Y no es para menos, ya que gracias a este "viaje al pasado" pondremos en duda el motivo por el que hace 500 años estaban combatiendo Willem y compañía. Y sí, sé que a más de uno, incluido yo, esto le puede romper los esquemas o presentar una incongruencia. Pero si os paráis a pensarlo un momento y tenéis en cuenta tanto el escenario bélico de entonces como el hecho de que los chicos combatieran en uno de los bandos, os daréis cuenta de que en la guerra nunca se suele decir la verdad, sino a la parte interesada de la misma. Por lo que, a falta de contar con un punto de vista objetivo al que agarrarnos, podemos dar por buenas ambas explicaciones. Ya que lo que de verdad nos hará saltar la tapa de los sesos será saber quién es el "responsable" de que Chtholly se encuentre así ahora que sabemos del "origen" de estas chicas.

Tal y como había intuido, los acontecimientos del último episodio nos llevan a las escenas que observamos al comienzo del primer episodio para dejarnos ante la parte más difícil a la que se han enfrentado tanto Willemn como Chtholly. Y, aunque no quiero dar más explicaciones, voy a deciros que la cosa acaba como era de esperar. Con una historia amor puro que lo inunda todo incluso en los peores momentos. Y al igual que ocurre con éste, la vida tampoco acaba. Por lo que tras el ending sin ending, que nos muestra el desarrollo de la historia mientras salen los créditos, alcanzaremos uno de esos momentos mágicos que parecen querer cerrar el círculo de esta obra con el nacimiento de una nueva niña.

Un ejemplo más de lo competentes que pueden llegar a ser los chicos de Satelight a la hora de hacer animación.

> Animación y música.

Continuando con el resumen de este anime pasamos ahora a hablar de la parte técnica del mismo para detenernos en el primero de los dos apartados que componen esta sección. Y no es para menos, ya que y en contra de lo que cabría esperar, el trabajo de animación realizado por Satelight y C2C es absolutamente sobresaliente. Cosa que consigue sin necesidad de hacer nada que lo lleve a destacar de entre el resto, bien sea mediante la utilización de una nueva técnica de 3D o por recurrir a un dibujo "experimental, sino mediante algo tan sencillo como presentarnos unas escenas que mantienen la misma calidad de principio a fin.

Y si el anterior apartado ya vale como escusa para darle un buen tirón de orejas a J.C Staff, el que tiene que ver con la banda sonora no se queda atrás. Mostrándonos un repertorio musical que resulta extraño a día de hoy debido al hecho de incluir temas cantados en los episodios. Aunque lo peor de todo tal vez sea comprobar como estas canciones calzan tan bien en el desarrollo de la historia. Y sí, a la vista está que la producción musical corre de manos de Lantis, pero ¿qué diablos han hecho la inmensa mayoría de animes para no acercarse ni tan siquiera al resultado de este apartado? ¿Acaso resulta tan difícil que solo está al alcance de unos cuantos elegidos a parte de las grandes producciones? Quiero creer que no y por ese mismo motivo haría limpieza de personal en muchos estudios de animación, pero como esto no está a mi cargo, toca aguantar. Y dicho esto paso a indicaros el título del opening, DEAREST DROP de Azusa Tadokoro, el de los dos endings que podemos escuchar en este anime,  "From" de TRUE"CINEMA" de TRUE y los dos temas que podemos escuchar en los capítulos; "Always In My Heart" de Tamaru Yamada"Scarborough Fair" de Tamaru Yamada.

Hombre, dibujados así hasta los juguetes dan pena. A ver, ¡qué alguien avise al colorista de que está despedido! XD


LA NOTA:

Como habéis podido comprobar Sukasuka es un anime a tener en cuenta por todos los seguidores de la animación nipona. No obstante y aunque la buena impresión esté ahí, tampoco hay que ensalzar más de lo debido el trabajo de los chicos de Satelight y C2C, que luego se nos suben a la parra y a ver. Por lo que vamos a dar un repaso por los diferentes aspectos que han tenido un peso destacable a la hora de valorar esta obra. Y para ello nada mejor que empezar por el punto que marca el devenir de la misma: la estructura de su desarrollo.

Lejos de ser algo complejo por el nombre con el que le he bautizado, lo cierto es que este aspecto resulta sencillo de entender. Resumiéndose en su gran mayoría como el método que han empleado para dosificarnos las cosas. Y es que no hace falta hacer un máster para ver como, tras la llegada del quinto capítulo y su empeño por darle una profundidad a este mundo que no era necesaria ni esperada, la serie nos muestra una historia que corre a velocidades dispares dependiendo del tema que toque y sin mostrar en pantalla una acción contundente. Lo cual, obviamente, acaba por hacer que nos encontremos ante momentos que resultan prescindibles o, cuanto menos, aburridos. Quedando así claro que algo falló a la hora de planificar el anime. Aunque no es lo único que chirría, pues a este "defecto" en la velocidad le hay que sumar otro que está intrínsecamente unido a la dosificación: la manera en la que se nos aporta la información que necesitamos para entender este mundo. Y ya no lo digo porque ésta resulte bastante completa, que en ese aspecto no tengo queja alguna, sino porque el caudal en la que ésta se nos suministra resulta de lo más irregular. Pasando de capítulos en los que se deja todo atado y bien atado a otros en los que brilla por su escasez. Como es el caso del episodio en el que aparece el monstruo al que había derrotado nuestro protagonista o la incógnita que nos presenta la niña que recuerda su vida pasada. Y todo ello, claro está, sin meternos siquiera en el gran misterio del anime que resulta el hecho de que el alma de un dios consiguiera reencarnarse en una de las chichas.


Y si bien lo dicho hasta ahora formaría parte de la cruz de Sukasuka, tampoco quiero dejar este apartado sin mencionar el relleno que trae consigo la aparición de Phyr porque sí o el hecho de que la táctica lacrimógena que a todas luces intentan explotar en la serie no llegue a funcionar debido a la evolución que tiene el mismo personaje que nos la trae: Chtholly. Por fortuna para nosotros, estos dos aspectos podrían calificarse de anecdóticos gracias a la solidez de la trama y a la participación en la misma de unos personajes que resultan de lo más creíbles. Siendo únicamente gracias a ellos que nos lleguemos a sentir cómodos en el extraño y fantástico mundo de Sukasuka. Y ya que estoy aquí voy a aprovechar para retomar lo que dejaba en el tintero al comienzo del análisis: la aparición de ciencia ficción como género de esta serie que se ve en páginas web como MAL. Pues no está de más recordar que la historia no solo no hace uso de ella, sino que nos muestra un trabajo sumamente destacable sin tener que recurrir a ella. Y entonces, ¿por qué diablos se la nombra? Pues supongo que por el simple hecho de nombrar a las armas biológicas. Una explicación a la que se recurre para que comprendamos lo ocurrido y que se convierte en una trampa para bobos al no ser capaz de que ésta tan solo está en la trama como sustituto del malvado mago de turno.

Y así llegamos a la parte que estaba esperando más de un amante a la lectura (o era lo contrario) para poner las cartas sobre la mesa. Las cuales, por cierto, en esta ocasión son bastante contundentes a la hora de apuntar a Sukasuka como uno de los mejores animes que se han producido en el pasado 2017. Por lo que espero que la B que desde este blog le endosamos no coja a nadie por sorpresa. O al menos no lo haga en la misma forma que me sigue afectando a mí el hecho de saber que este trabajo pertenece a Satelight. Y sí, sé que en el mismo también ha participado C2C y no voy a ser yo quién quite importancia a su trabajo. Pero qué queréis que os diga, al contrario que a estos últimos, a Satelight ya los tenía debajo de la muela gracias a los animes que sacaron tras Noein. Por lo que creo que es de entender que no me deje de llamar la atención el hecho de que hayan regresado a la buena senda. Y espero que así sea, la verdad, porque a la vista esta obra el futuro se presenta prometedor.

La guardería militar casi al completo :P

0 comentarios: