Kiddy Girl-and (a.k.a Kiddy Grade 2)

jueves, 4 de agosto de 2016 , 0 Comments

AÑO 3




Dos meses después de analizar Kiddy grade, y sin tener que esperar los 7 años reales que transcurrieron entre esta y su continuación, nos embarcamos en la tarea de profundizar en su secuela con la esperanza de poder resolver las preguntas de rigor que esta nos plantea. Así pues y mientras esperamos a resolver cuestiones tan evidentes como la de si estamos ante una buena continuación, si nos encontramos ante una trama tan buena como la original o si se crea un universo a su alrededor tan amplio como el de Kiddy Grade en el que sigan teniendo cabida detalles como el de la moda, os invito a dar un paseo guiado por...


KIDDY GIRL-AND (a.k.a Kiddy Grade 2) (Satelight2009, 24 CAPS) 


"Un trabajo más que no escapa a la maldición de las segundas partes"

Emitida por primera vez entre el 16 de octubre de 2009 y el 26 de marzo de 2010, Kiddy Girl-and es la secuela directa de Kiddy Grade. Y todo ello a pesar de contar con una adaptación de la misma en formato manga, titulada Kiddy GiRL-AND Pure, que vería la luz unos meses antes que esta (concretamente el 
26 de marzo de 2009) y de una OVA llamada Kiddy Grade 2 Pilot que no deja de tener su miga como veremos a continuación. 

Tres años antes de la emisión de esta secuela, fue publicada una noticia que anunciaba de la misma, aunque con ciertos matices. Ya que en aquel momento su nombre oficial era Kiddy Grade 2 y de su animación se iba a encargar el estudio Asread. Sin embargo y aparte de la OVA de siete minutos de duración que lleva por título Kiddy Grade 2 Pilot publicada en formato DVD el 5 de mayo de 2007, no se volvió a saber nada más de este trabajo hasta que, ya en febrero de 2009, la esperada secuela fue rebautizada como Kiddy Girld-and. Un anime de 24 capítulos realizado ahora por el estudio Satelight que vería finalmente la luz el 16 de octubre de 2009.

Al cargo de esta última versión y dejando a un lado el enigma que rodea a la Kiddy Grade 2 de Asread por falta de información, nos encontramos a Keiji Gotoh y Hidefumi Kimura en los papeles de director y compositor de la serie, tal y como ocurría con Kiddy Grade. Ademas, claro está, de la participación de Gimik en todo el proceso. Por lo que las primeras sensaciones no podrían ser mejores. Y menos después de haber leído la sinopsis y ver como el anime se vuelve a asentar sobre los géneros de la ciencia ficción, la acción y la comedia. Una información, esta última, que se puede comprobar en las mismas webs que usaba para tal efecto en la entrada de Kiddy Grade. Por lo que es de agradecer que es esta ocasión no nos encontremos ante otra ficha cubierta por el retard que nombraba géneros como churros.

Y llegados a este punto creo conveniente el hecho de hacer hincapié en que, tal y como algún avispado ya habrá podido averiguar mientras buscaba la sinopsis, la trama de kiddy Girl-and nos deja ante los hechos posteriores a lo que acontecía en Kiddy Grade. Por lo que en esta ocasión estamos ante una continuación real de la historia y no ante una trama alternativa como ocurría en el caso de Eureka Seven AO. Y este hecho, por si alguien no se ha dado cuenta aún, viene a dejar más patentes que nunca las cuestiones que nos planteábamos al comienzo de esta entrada. Por lo que será mejor que nos metamos en materia con el fin de resolverlas lo antes posible (que va a ser que no).
Q-feuille y Ascoeur cara a cara :P

"Siglo estelar 354. 500 años en el futuro (no sé a vosotros, pero a mí esta cuenta no me cuadra de ninguna manera XD). La humanidad se acerca a su extinción". La introducción que nos presenta el primer capítulo de la serie nos muestra una acción en la que los miembros que ya conocemos de la GOTT, Eclair y Lumiere incluidas, se enfrentan en una lucha por salvar a un planeta de su destrucción. Mientras se omite hacer mención alguna al enemigo contra el que están luchando.

"25 años han pasado desde entonces. Ahora es el siglo estelar 379 (me da a mí que cierto fansub confunde año con siglo y no miro para nadie. ¡EH! Twindragons-subs!!! XD). Este es el planeta Aineias, sede principal de la agencia de observación del Mercado Galactico o GTO". Pues sí, en esta ocasión parece que han dado carpetazo a la GOTT. Y es que, a pesar de situarnos en el mismo planeta de Kiddy Grade, el edificio del cuartel general es completamente diferente al que todos conocíamos. Aunque este no será el único cambio que nos encontremos como veremos a continuación.

Si bien en la serie original nuestras protagonistas formaban parte del personal encargado de la recepción del edificio de la GOTT, en esta ocasión nos encontramos ante dos camareras, AScoeur y Q-feuille, que forman parte de un local situado en el mismo edificio que la GTO. De caracter tan energético como despistado, Ascoeur se nos presenta como una chica tremendamente torpe y olvidadiza mientras que Q-feuille es el polo opuesto a esta a pesar del hecho de que parezca tener la misma edad que su amiga. Siendo el contrapunto a esta pareja de chicas Mi Nourose, el afeminado hombre que está al cargo de este local, siendo por tanto el jefe de ambas chicas, y que nos recordará claramente al acertado uso que J.C.Staff hiciera de estos personajes en Zero no Tsukaima. Lo cual dará pie a la escenita tonta de turno para cubrir la cuota de un fanservice que, en mi opinión, le cae como un tiro en la nuca a la serie. Por suerte, la trama aprovecha para entrelazar esta parte más cómica con la presentación, o mejor dicho, el desfile de personajes. Mostrándonos a viejos conocidos, como Twiddledee y Twiddedum y otros que no lo son tanto como es el caso de Hiver, la jefa de esta organización, y su secretario Sommer. Lo que a su vez nos deja ante un cambio de directiva que no explica en ningún momento que ha sucedido con Eclipse y Mercredi. Misterio este que será dejado a un lado por la trama al hacer que tanto Hiver como Sommer visiten la cafetería donde trabajan nuestras protagonistas. En lo que no deja de ser un claro ejemplo de como echar pelillos a la mar XD.
No obstante, este cambio de rumbo nos permitirá ver en acción a las chicas, bueno más bien a Ascoeur, y con ello ver sus poderes con motivo del ataque que se producirá contra la vida de Hiver en el día de mayor afluencia de gente en la GTO. Circunstancia esta que a su vez está ocasionada por tratarse del día en el que esta organización abre sus puertas al público general. Pero no nos desviemos con esto y prestemos atención a la acción que se desarrollará, puesto que esta recuerda en gran medida a la que nos encontrábamos en el primer capítulo de Kiddy Grade. No en vano esta nos permite descubrir tanto los poderes de teletransportación que posee Ascoeur como el bonito fail que se presenta cuando acaba con el enemigo gracias a la ayuda de una larguísima espada láser que, curiosamente, no causa ningún desperfecto al propio edificio. Y digo que es curioso porque cuando corta a su rival por la mitad queda patente que, por el tamaño, la espadita de marras debería de haber atravesado al menos dos plantas del edificio XD,

Con la situación ya resuelta, la acción regresa a la oficina de la directora de la GTO para enseñarnos como esta les dice a Ascoeur y Q-feuille que aún les falta mucho para dejar de ser aprendices y pasar a convertirse en ES-members (que no ex-membres, como me había hecho creer el fansub de Kiddy Grade), por lo que su trabajo seguirá siendo el de ser camareras. Algo que resulta cuanto menos raro, pues nunca habría imaginado que este trabajo pudiera ser considerado como el entrenamiento para ser un ES-member XD. Una vez concluida la regañina y efectuadas las correspondientes disculpas por los desperfectos ocasionados, la trama nos presenta a Trixie y Troisienne, dos ES-members completamente nuevas para nosotros y que, por su aspecto físico, cabría situar a medio camino entre las protagonistas de Pretty Cure y las mismísimas Eclair y Lumiere. Por lo que el parecido más que razonable con estas últimas dará vía libre para que el espectador saque sus conclusiones. Y más después de ver el comienzo con el que arrancaba este anime.
Trixie, Troisienne y, de espaldas, la directora Hiver.

El segundo capítulo nos deja ante una trama bastante floja y mucho más propia de otros animes en los que se tiende a rellenar episodios a la mínima ocasión. Lo cual ya es un mal indicador para el anime que tenemos entre manos. No obstante y en lo que al argumento se refiere, este episodio nos deja ante la cómica odisea por la que pasan Ascoeur y Q-feuille para intentar conseguir un nuevo pudin de calabaza a raíz del desgraciado final, con efecto mariposa y todo, que tuvo el que le habían dado a Ascoeur. Para ello las chicas se tendrán que emplear a fondo en superar las trampas que ha activado Twedledee en el edificio de la GTO con el fin de aumentar la seguridad del mismo y evitar otro incidente como el que veíamos en el primer capítulo. Lo cual deriva en una situación que, lejos de aparentar todo lo seria que debería, resulta ser una auténtica comedia que, además de dejarnos con una sonrisa en la cara, será aprovechada para mostrar un despliegue de animación en 3D como en pocos animes se ha visto. Siendo este, sin duda alguna, el único rayo de luz en un episodio que, si por mí fuera, le habría aportado a los chicos de Satelight una buena colleja.
 Ya en el terreno de las curiosidades este capítulo nos deja ante la evidencia de que Ascoeur es tonta de remate. Un dato que se corrobora todavía más con esa incursión que hace en pijama mientra su compañera lleva puesto el uniforme de ES-member. Y hablando de uniformes, ¿si todavía son aprendices como es que tienen ya el traje oficial de ES-member? ¿En qué narices estaban pensando los guionistas? XD

El tercer capítulo, o capítulo de la discordia, nos deja ante el primer conflicto de carácter personal que surge entre las protagonistas como consecuencia de la idea que se le mete a Ascoeur en la cabeza después de ponerse a Troisienne como un ídolo al que seguir. Por si esto no fuera poco y con una Q-feuille que ya se muestra quemada por la devoción que siente su compañera hacia otro ES-member, la aparición en escena de un báculo, perteneciente a una serie de magical girls, acabará por encender la chispa del conflicto, además de dejarnos ante un guiño bastante peculiar al anime Cardcaptor Sakura. Un suceso que es completamente nuevo en la serie y que incluso llega a tener un pase, vista la cantidad de tonterías que nos dejará a su paso. Claro que, llegados a este punto, también habría que entrar a valorar el hecho de que estas escenas cómicas dan pie a que nuestras chicas ocupen el puesto de recepción. Lo que, mira tú por donde, las deja ante la misma tarea que desempeñaban las protagonistas de Kiddy Grade durante su "tiempo libre". Por desgracia para los amantes del humor, la llegada de esta nueva labor forzará el reconciliamiento de Ascoeur y Q-feuille, después de que se vean forzadas a dar lo mejor de sí mismas y emplear sus poderes con el fin de llevar a buen puerto la tarea que les encomienda un cliente. Viviéndose así y durante unos minutos, una situación que lamentablemente no consigue disimular el absurdo que nos deja el desenlace de este episodio al revelarnos quién es el friki propietario del dichoso báculo.
La afición de Ascoeur por el pudin de calabaza puede resultar peligrosa para quienes la rodean XD

La aparición de Dia en la GTO hará que nuestras protagonistas, tras reunirse con Hiver, se hagan cargo de la pequeña en la que es su primera misión con ES-members. Sin embargo, la sencilla misión que les han encomendado irá adquiriendo un cariz diferente a medida que vayan conociendo a esta niña y, sobre todo, con la entrada en escena de Saphir y Rubis. Dos chicas que poseen poderes al igual que un ES-member y que entablarán combate con Ascoeur y Q-feuille en respuesta a la actuación que estas habían tenido en el primer episodio con el grupo de atacantes. Por lo que a todas luces parece que estamos ante una organización rival de la GTO. 

Pero como aún es demasiado pronto para asegurarlo, por el momento nos vamos a quedar con ese final en el que, tras haber informado a Hiver de lo acontecido, las chicas se hacen cargo de la pequeña ES-member Dia a jornada completa. Encontrándonos así ante una asignación que no deja de resultar un tanto peculiar ya que, como ellas mismas dicen, las están poniendo al cargo de una aprendiz de ES-member cuando ni tan siquiera ellas no han pasado de ese rango. Claro que yo de ellas tampoco me quejaba tanto después de ver la habilidad de Dia. Y pena que fuese la cabeza hueca de Ascoeur quién la vio en acción, porque de haber sido Q-feuille estoy convencido de que otro gallo cantaría XD

A falta de una imagen más sugerente aquí os dejo a Q-feuille, Dia y Ascoeur.

El quinto episodio nos acerca a una misión en la que las chicas tendrán que investigar los fantasmas que alberga el edificio abandonado de la GOTT. La organización que cargaba con todo el peso de la acción en la serie original y que, como nos explican, acabó dando paso a la GTO con el paso de los años. Dándose así una explicación válida a uno de los misterios que planteaba este anime. Y si este es uno de los puntos a tener en cuenta de este capítulo, tampoco deberíamos de perder de vista a otros como el terror que Q-feuille tienen a los fantasmas (algo de lo que Ascoeur está bautizada gracias a la cabeza loca que tiene) o la nueva muestra de los poderes de Dia (que al fin serán comprendidos por Q-feuille) y el nivel de responsabilidad que estos tienen en el espectáculo que se nos muestra en pantalla. Pero si hay algo que debemos de destacar de este flojo episodio, e incluso del guiño que hacen a Kiddy Grade por medio de los cuadros, es el detalle que esta gente nos deja con motivo de uno de los elementos más famosos de la industria de videojuego: el código Konami. Y dicho esto tan solo me queda indicaros que en este capítulo hace su aparición TAMA, el nuevo aliado de este simpático grupo de aprendices a ES-members.

A pesar de contar con una buena dosis de humor, sobre todo en la primera parte de este y a consecuencia del "trabajo" de investigación que llevarán a cabo nuestras protagonistas con el fin de averiguar lo que se traen entre manos Hiver y Sommer, el sexto episodio de la serie supone el punto más bajo hasta el momento. Y todo en un capítulo que para más inri está dividido en dos partes. Lo cual no solo es algo novedoso para el universo que se creaba en el anime original, sino que pone en tela de juicio el resto de una serie cuyas señas de identidad eran la acción y la ausencia de relleno, por lo que solo queda esperar el rumbo que toma la cosa. Aunque no seré yo quién critique a los que decidan dejar este anime a medias para invertir su tiempo en cosas más provechosas.
¿Está sujeto el código Konami a derechos de autor? Pues no lo sé pero yo por si las moscas no pruebo este en ningún lado XD

Tras el horripilante episodio anterior, la trama del séptimo vuelve al cauce deseado para mostrarnos la primera misión real que desenvolverán Ascoeur y Q-feuille. Quienes y a pesar de seguir ocupando el rango de aprendiz, serán reclamadas por Trixie y Troisienne para ayudarlas a detener la fabricación ilegal de naves de combate. De esta manera y durante el viaje que precede a la acción, podemos ver cómo se siguen manteniendo los elementos que hacían posible el despegue y el aterrizaje de las naves espaciales que veíamos en Kiddy Grade, así como los sistemas de cambio de fase que permitían a las naves teletransportarse. Aunque esto no será lo único a destacar, ya que entremedio sabremos que las chicas formaron equipo con Tweedledee y A-ou durante su periodo de estudio y entrenamiento antes de acabar siendo camareras. Lo que me da pie a decir que estas debieron de empezar la casa por el tejado, porque sino ya me explicaréis a mí qué clase de entrenamiento es este que te acaba dejando como camarera XD.

Con esta explicación y después de presentar el plan de ataque, las chicas darán comienzo a su tarea, abriéndose paso con relativa facilidad hasta la aparición de Torch y Shade, dos Shadows Workers (que viene a ser el nombre que esta organización le pone a los ES-members) de la G-society. La organización antagonista de la GTO y quienes estaban detrás de los dos ataques que tanto Ascoeur como Q-feuille lograron repeler en anteriores episodios. No obstante, la situación se irá complicando de tal manera que nuestras heroínas se tendrán que esforzar al máximo para salir de un lugar que se convertirá en una verdadera trampa mortal. Y es que los enemigos no dudarán en usar todos los medios a su alcance para acabar con ellas. Incluso cuando esto suponga la destrucción de sus propias naves.

Como podréis haber intuido, en este séptimo episodio la cosa se empieza a poner interesante a pesar de arrastrar FAILS de Kiddy Grade bien conocidos, como lo de caminar por el espacio sin necesidad de traje o engancharse a estructuras metálicas sin dar una explicación al respecto. Lo que hará que más de uno piense en hacerse astronauta solo para pasear por la superficie de la ISS sin necesidad de amarre alguno. Y es que donde esté una buena nave con gravedad exterior que se quite el resto XD. Por fortuna la parte negativa del episodio se ve difuminada por acontecimientos tales como el que estemos ante el bautizo de Ascoeur y Q-feuille como ES-members, o el hecho de que las habilidades de Trixie sean muy parecidas a las de Ascoeur, lo que permite que ambas puedan teletransportase. Una curiosidad que, por cierto, será explicada bastantes episodios después.
Estas chicas han visto "cosas" XD

Después de un comienzo que hace realidad los peores temores, la trama del octavo episodio da un giro para presentarnos a la G-society. La organización enemiga de la GTO y fundada a la par de esta hace ahora 25 años, con el propósito de devolver a los nobles (palabra que, recordemos, hace referencia a las personas que son descendientes directos de terráqueos) el poder que perdían hace 50 años tras los acontecimientos que se narraban Kiddy Grade. Lo cual explica bastante bien la existencia de esta organización. No obstante, la sorpresa nos cae del lado de los nobles, los cuales, guiados por su líder Geacht´er, cuentan en sus filas con ES-members para llevar a cabo sus objetivos. Algo que si bien ya ocurría con la GOTT, debido a los hilos que estos movían en ella, no deja de resultar curioso ahora que la GTO es independiente. Pues a todas luces parece que nadie lleva un registro de las personas con poderes.

Aparcando a un lado las conjeturas, este capítulo que nos vuelve a presentar a viejos conocidos como son Saphir, Rubis, Torch y Shade, se centra en el último grupo de Shadow Workers de la G-society. Una pareja de niños, formada por Letuchaia y Pauki, de la que tan solo destacare lo repugnante que resulta ser la niña por culpa de lo consentida que la tiene Geacht´er. Y dicho esto podría aventurarse que la cosa se va a poner interesante, ya que el 25 aniversario de esta organización coincide con la declaración de guerra que le hacen a la GTO.

Un capítulo después de lo esperado, en el nueve, tiene lugar la celebración del 25 aniversario de la GTO. Lo que dará pie al desarrollo de un evento conmemorativo que será utilizado por la G-society para lanzar su ataque contra nuestras chicas. Lo cual a su vez dará lugar a una situación que sin duda alguna no habría tenido lugar de haberse hecho ambas celebraciones, la de la G-society y la de la GTO, a la misma hora (o al menos eso es lo que quiero pensar yo) pero que, una vez iniciada, nos permitirá mantener la esperanza de que todo se arreglará hasta el último instante. Momento este en el que tendrá lugar un suceso que difícilmente podrán olvidar Ascoeur y Q-feuille y en el que seremos testigos de una versión más light del poder de Geacht´er. Siendo este, en mi opinión, el único ZASCA de un episodio que promete, de cara a la trama de los sucesivos capítulos por tratarse del que muy probablemente es el punto más bajo al que se tendrán que enfrentar nuestras protagonistas. Por lo que todo queda en manos de estas tres chicas y de los planes que para ellas tengan los guionistas de Keiji Gotoh.

Ah, y un apunte de última hora. Para quién no se haya dado cuenta este episodio vuelve a hacer un guiño a Kiddy Grade, pues la celebración del 25 aniversario se lleva a cabo en el mismo recinto que fuera la sede temporal de la GOTT tras el derrumbe de su edificio.
El báculo será el elemento escogido para establecer un mayor grado de afinidad entre Troisienne y Q-feuille.

Ha pasado una semana desde que la G-society atacara a la GTO y aprovechase la ocasión para lanzar sus falsas acusaciones contra ella. Unas acusaciones que en medio de la confusión reinante calaron lo suficiente hondo como para que la secretaria general de gobierno de la G.U. ordenase el cese de sus operaciones. Algo que no deja de resultar curioso, viendo que la GTO no hace nada por defenderse de las acusaciones ni por mostrar pruebas que corroboren el ataque cometido por la G-society. Aunque lo cierto es que, vista la manera en la que la U.G. que parece tomar las decisiones (a boleo), tampoco les deberíamos de echar todas las culpas.

Estando así las cosas y volviendo al décimo capítulo, este nos deja ante una trama de transición que llevará a nuestras protagonistas a pasar del duelo y el bajo estado de ánimo en el que habían caído, a la reconciliación consigo mismas y la acción gracias, en parte, a los imprudentes actos de Dia y a la unidad de vigilancia que el enemigo había desplegado en la zona con el fin de seguirlas de cerca. Decisión esta que, lejos de resultar tan estúpida como parece conociendo a las chicas a las que espían, alcanza su máximo sentido al mostrarnos los nuevos poderes que tienen Ascoeur y Q-feuille. Los cuales, por cierto, no dejan de ser los mismos que nos mostraban las únicas ES-members de clase G que tenía la GTO. Por lo que (y esto ya es cosecha mía) no me extrañaría que estuviésemos ante dos imitadoras en lo que al uso de poderes se refiere como lo eran Alv y Dverg. Y lo que es todavía mejor, visto el episodio las impresiones de cara a los siguientes no podrían ser mejores.
Eso es lo que digo yo. ¿qué diablos hace en la escena esa Dia diminuta a la par que kawaii? XD

Con el fin de aproximarnos a las vidas de los personajes que forman parte de la G-society, el capítulo once abandona la acción en favor de una trama más pausada de la que cabría esperar a estas alturas de la serie. Dando lugar a un episodio de casi relleno en el que, partiendo del resumen que le hacen Tweedledee y A-ou a nuestros protagonistas con el fin de ponerlas al tanto de los enemigos, se nos invita a dar una vuelta por el pasado de los Shadow Workers y, de paso, a descubrir las artimañas a los que les somete Geacht´er con vaya usted a saber con qué intención. Y así es como se queman los minutos antes de dejarnos ante un final en el que podemos ver claramente como el líder de la G-society tiene un interés especial en Ascoeur. Además de dejarnos con las ganas de saber, en el próximo episodio eso sí, qué rábanos es ese incidente de la congelación del tiempo del que tuvo lugar hace ahora 25 años (mira tú por donde, justo cuando nace la GTO) que nos deja caer Hiver en el último momento.

"Hay personas que solo quieren ver el mundo arder". Esta es, sin lugar a dudas, la mejor descripción que se puede hacer de un capítulo, el doce, que nos deja ante la misión de observación de la zona donde el espacio tiempo se encuentra congelado. Lo cual nos deja, para regocijo de los curiosos como yo, ante la explicación más completa que se nos ha dado de los hechos que tenían lugar al principio de la serie. Además de aprovechar para descubrirnos lo que ocurrió con Armbrust y su misteriosa compañera de pelo azul que veíamos en la recta final de Kiddy Grade. Por su parte y a fin de darnos la explicación ya mencionada, la serie recurre ni más ni menos que al hijo de Eclair (dios, por este hombre tampoco pasan los años). El cual nos narra una historia completamente diferente de su pasado quién sabe si con el fin de ocultar su verdadera identidad. Y si esto es lo que ocurre en el espacio, en tierra firme podemos ver como Geacht´er (o al menos alguien que se le parece demasiado) se mueve como Pedro por su casa por el planeta Aineias. O lo que es lo mismo, por el hogar de nuestras protagonistas. Algo ciertamente preocupante ya no por el hecho de que cuente con semejante libertad de movimientos, que también, sino porque estamos hablando del malvado personaje que 25 años atrás intentó destruir la galaxia entera al atacar el planeta Azulandia. Un mundo rico en un material altamente energético y destructivo. 

Nos obstante y si esto último explica la mayor parte de la historia que tenemos entre manos, no hace lo propio ni con el estado de abandono de la GOTT, de la cual solo se dice "la GOTT quedó en ruinas y tomo mucho tiempo reestructurar organización en la actual GTO" ni con el cambio de uniforme que se puede apreciar en Eclair. Y por cierto, si tomo tanto tiempo el crear la GTO como es posible que tenga 25 años, ¿no deberían ser algunos menos a cuenta de los hechos históricos que se nos cuentan? :P
He aquí una de esas imágenes por la que deberían de quemar a alguien. Ana Molina, ¿dónde estás cuando se te necesita?!!!! XD

Episodio de relleno y fanservice donde los halla, el trece es digno de olvidar a toda costa o saltar si es aún es posible. No en vano estamos ante unos veinte minutos que no hacen otra cosa que enturbiar un poco más la serie.
Por su parte y a raíz de la perdida de recuerdos que sufre Q-feuille, el capítulo catorce nos acerca al pasado de esta chica y más concretamente a la misión que estaba realizando con Tweedledee y Tweedledum el día que conoció a Ascoeur y se hizo compañera de esta. Revelación que viene acompañada por datos como el que tiene que ver con su edad, casi la misma que la de Dia, y uno más desconcertante, como es el saber que ya nació con el aspecto físico que tiene en la actualidad. Algo ya de por si bastante raro y que se vuelve todavía más extraño al saberse que su madre habría sido la misma Eclipse. Cómo no lo sabemos, pero por lo menos ya tenemos más información sobre el motivo por el que no veíamos a la antigua dirigente de la GOTT por ningún lado.

Para rematar la faena y por si la destrucción del puesto de Hot Dogs a cañonazos no fuera suficiente WTF, la trama nos revela que Ascoeur, al igual que Q-feuille, también nació en el interior de una cápsula. Aunque para ser más exactos cabría decir que esta afirmación proporcionada por la propia Ascoeur parte del hecho de que no tiene ningún recuerdo de su vida antes de salir de la cápsula de escape de emergencia. Por lo que podemos concluir que este es el capítulo de la amnesia colectiva. Sin olvidarnos, eso sí, del curioso dato que nos regalan a mayores al explicarnos que los ES-members son capaces de hacer resonar sus habilidades con las de sus compañeros para obtener un poder todavía mayor.

Bajo el título de "Mal Sueño", el capítulo quince tira de la escusa de los sueños manipulados que está teniendo Ascoeur para trasladar a todos los personajes que conocemos de la GTO a un colegio en el que estos son alumnos de la profesora Hiver. Sí, un suplicio de relleno que, por suerte, coge mejor pinta pasada la primera mitad del episodio, cuando Geacht´er pasa a la acción y acosa a una Ascoeur, que se ve sobrepasada en fuerza, con el fin de revelarle que su verdadero nombre es Liselotte y que él es su hermano Alfred. Cubriendo con ello la falta de recuerdos que tenía nuestra protagonista. Por fortuna el plan del "rubiales" no saldrá como lo tenia planeado, o al menos eso parece, ante la negativa de Ascoeur a creerse sus palabras. Lo que le proporcionará un tiempo extra a la joven que, a su vez, permitirá la entrada en escena de Q-feuille y Dia.

Visto así, este el capítulo aún podría ser rescatado con pinzas, pues los doce primeros minutos están de más, o al menos esa es la impresión de un servidor ya que ZASCAS como el de que Geacht´er se pueda mover sin problemas por las instalaciones de la GTO, o el que Ascoeur pueda emplear sus poderes en este lugar sin hacer que salte ninguna alarma, no es que le ayuden precisamente al anime. Y más cuando hemos podido ver como ninguno de los ataques de Ascoeur tocaba a Geacht´er y, sin embargo, esta le conseguía dar un golpe en las manos. ¡OMAIGAR!!!
Puestos a hacer experimentos, el que mejor funciona de todos es el que podemos ver durante los cortes publicitarios.

Tras un comienzo bastante extraño, el capítulo dieciséis de Kiddy Girl-and da paso a una misión que embarca a Ascoeur, Q-feuille y Dia en la tarea de rescatar, de las manos de la G-society, a la ahora desertora Shapir. Por lo que nadie se asuste si no os enteráis de cuánto ocurre en pantalla hasta la recta final del episodio. Momento en el que todo será explicado de tal manera que sabremos el nuevo plan de Geacht´er. Acontecimiento que, en mi opinión, sucede demasiado tarde para lo floja que va la trama. No en vano esta aún se permite licencias como la de que Ascoeur se presente como una ES-member ante los malos (recordad que los ES-member estaban suspendidos) o que el enemigo averigüe de una manera tan simple el poder de Dia. Aunque esto no será lo peor de todo, ya que entremedias podemos ver como Q-feuille sigue preocupada por una pérdida de memoria que todo teníamos por solucionada hace dos episodios o como Ascoeur aún sigue dándole vueltas a las palabras que Geacht´er le dijo. Como si el malo no te dijera más que la verdad. Lo cual es, a todas luces, ridículo y nos lleva a una conclusión tan demoledora como es el hecho de que nos encontramos ante un capítulo sobradamente mejorable. Y más después de ver los vaivenes que está teniendo esta historia.

Siguiendo con el planteamiento anterior, al menos en lo que al desconcierto se refiere, episodio diecisiete nos enseña la continuación de los acontecimientos que tenían lugar en el capítulo anterior para, aprovechándose de la condición en la que se encuentra Q-feuille, ahondar en el pasado de Rubis y Shapir. Y es que nuestra chica no solo ha llevado un paso más allá su amnesia, perdiendo todos sus recuerdos, sino que será víctima de los intereses del mismísimo Geacht´er. Aun cuando todos deberíamos de saber que ese parentesco de hermana menor que le endosa a su nueva "aliada" acabará originando conflictos con Letuchaia tarde o temprano.

Y si esto es en lo que concierne a la trama, la curiosidad de este episodio recaerá en el hecho de saber que tanto Rubis como Shapir y Q-feuille han sido concebidas de la misma manera. Una información que queda prácticamente a la par del otro gran dato que se nos da en el capítulo y es que tanto Rubis como Shapir trabajaban como asesinas para la oficina de la Unión de Seguridad. Función que desarrollaban con normalidad hasta que, hace 50 años, la nobleza cayó para dar paso a una galaxia democrática en la que ellas no tenían cabida sino se adaptaban a las órdenes de su "nuevo amo". Una información difícilmente contrastable, al solo disponer de su versión de los hechos, y que viene a situar a estas dos chicas en la época en la que sucedían los acontecimientos narrados en Kiddy Grade sin que estos, por su parte, hagan mención alguna a ellas :P
Esta chica de rostro tan simpático es Saphir. Si, la misma Saphir que estuvieron a punto de rescatar XD

En tres palabras, capítulo para olvidar. Esa es la conclusión a la que llega uno después de ver un decimoctavo episodio de relleno que por fortuna se atreve a aportarnos algunos datos a tener en cuenta. Como es el hecho de que Q-feuille nació hace siete años como parte de un plan de clonación de ES-members que tenía por objetivo salvar a Eclair y Lumiere de su estado actual. Sin embargo, el jefe del plan y quien aportaba el método para realizar este método de clonación gracias a sus poderes, Eclipse, falleció durante el mismo cuando se encontraba en el proceso de crear una cuarta pareja de ES-members. Dejando a Q-feuille sin compañero y a otras tres parejas en activo formadas por Uniear y Uni-ace, Duerry y Dionie y Trixie y Troisienne. Siendo estas últimas las únicas de las que teníamos noticia hasta la fecha. Y con esta información que se presenta en los últimos minutos del capítulo, la trama nos presenta (porque puede y va sobrada) la batalla que se desenvolverá en el siguiente episodio.

La acción del decimonoveno capítulo de la serie, o más bien dicho, la pelea entre niñas que vemos, da continuidad a la trama del episodio anterior para acabar descubriéndonos el enorme poder que posee la pequeña Dia. La cual vendría a heredar, sabe Christian Dior cómo, los poderes que en vida tenía Eclipse. Y así, tras este ¿revelador? dato la historia pasa a centrarse en el bando de los dos Shadow Workers presentes, Torch y Shade, para escarbar en su pasado con el fin de mostrarnos los sucesos que los llevaron a abandonar el lado del bien para unirse a Geacht´er. Confirmándose de esta manera que todos los Shadow Workers adultos fueron víctimas de la corrupción que llegó a la galaxia con la democracia establecida hace 50 años.

El capítulo de la disolución definitiva de la GTO, el veinte, nos deja ante las puertas del fin de la guardería que tiene montada la G-society con Q-feuille gracias a la partida de una Ascoeur que va dispuesta a salvar a su amiga. Claro que habrá que esperar a ver lo que ocurre en el siguiente capítulo, porque la trama de este se ciñe a ponernos la miel en los labios y a mostrarnos unas imágenes que al fin corroboran la hipótesis de que Geacht´er y Ascoeur son hermanos. Aunque ojo, porque el hecho de levantar hype de cara al próximo capítulo no le impide a este dejarnos una ZASCA más bonito incluso que el de los ruidos en el espacio "made in Star Wars", como es el de ver como nuestros personajes son capaces de andar por el espacio sin necesidad alguna de protección.
Aquí, respirando el aire puro del espacio XD

El episodio del reencuentro, el veintiuno, acaba con las pretensiones de un Geacht´er al que ahora deberíamos de llamar Alfried por ser su verdadero nombre. Al igual que deberíamos de hacer lo propio con Ascoeur. Y es que a lo largo de estos veinte minutos descubriremos al fin el pasado de estos dos hermanos (con tanto recordar ya no se yo si estaré en un programa de Sorpresa, Sorpresa) así como asistir al nacimiento de los conflictos que ya se empiezan a entrever entre los Shadow Workers. Y todo esto sin dejar de lado esa épica bofetada que le suelta Q-feuille a Ascoeur y que es capaz de tirarla al suelo XD.

Entre la espada y la pared. Así es como nos dejan los primeros minutos de un capítulo veintidós en el que al fin vemos el verdadero objetivo de Geacht´er. Pero, ¿llegarán a tiempo los miembros de la GTO para pararle los pies? Pues mientras esperamos a que se despeje esta incógnita aprovecho para hacer mención de las dos tontás, porque no son otra cosa, que nos cuelan por el medio. Porque ya me explicaréis sino a cuento de qué viene eso de tener que decidir entre acabar con la vida de todas las personas que viven en la base espacial de la G-society (llamada Erde Meteor) o la de todos los que viven en la galaxia, cuando resulta que si se os da por pensar un poco os daréis cuenta de que la segunda opción implica terminar también con las de la primera, o la distancia a la que se desplazaron las naves de Geacht´er del planeta congelado. Porque no quiero ser quisquilloso, pero si recordáis el campo de efecto de la congelación espacio temporal a la que estaba sometido llegaba casi hasta el lugar donde estaba situada la estación de observación de la GTO.

En el capítulo veintitrés y tras quedarnos claro que Geacht´er está loco de remate (lo cual no dice mucho a favor de la gente que lo puso al mando de la G-society), la GTO se esforzará al máximo en intentar detenerlo y, con ello, evitar la explosión que destruirá la galaxia aunque no lo tendrá fácil. Por lo que nos tocará esperar al último episodio del anime para conocer el desenlace de la historia. Y mientras tanto nos quedamos con ZASCAS tan potentes como la nueva voz que le ponen a Eclair (¡madre del amor hermoso!) o la creación de un portal capaz de trasladar un planeta entero usando la Erde Meteor. Y por qué es esto un FAIL, se preguntarán algunos. Pues porque si habéis prestado atención a la serie os daríais cuenta de que esta estructura es capaz de crear portales que la permiten cambiar de ubicación mientras ella este en ese mismo punto de partida. Por lo que si ya se esfumó del lugar el portal ya no tiene quién lo genere y por tanto ha de desaparecer.

Esta captura del comienzo de la serie debería de haber sido premonitoria de no haber sido porque me hizo más gracia que otra cosa XD

Dentro de las curiosidades que nos aporta el último episodio de Kiddy Girl-and, como el hecho de que aparezcan en escena Viola, Cesareo, Sinistra y Dextera exactamente cuando se termina todo, como bien dice Viola, nos encontramos con la confirmación de que, desde el comienzo de la serie hasta este mismo momento, transcurre un año. Una anécdota que no se sabe muy bien a santo de qué viene, ya que a lo largo del anime no se hace mención alguna al tiempo que va transcurriendo, y que sirve de trampolín (o al menos eso quiero creer yo) de la gran escena que nos deja la nave Mistral cuando se desprende de la la parte de la Erde Meteor donde se había empotrado literalmente y sin ocasionar ningún tipo de problema a su estructura. Y es que hay que ver el miedito que dan los japoneses ciando se pasan por el forro de los webs las leyes de la física XD.

Dicho lo cual espero que nadie cuente con que diga nada acerca del final de este anime, ya que prefiero que seáis vosotros quienes saquéis vuestras conclusiones al respecto y lo sopeséis con el resto de la serie, a fin de determinar si Kiddy Girl-and cuenta con una correcta progresión en cuanto a las actuaciones que vemos en pantalla. Por lo que para terminar con el resumen aprovecharé para deciros que este capítulo sin opening y al que le han fusionado el ending con escenas del mismo, como ya ocurría en Kiddy Gradenos guarda unos minutos extra a su final.
Que queréis que os diga, particularmente prefiero no saber nunca hacia donde van corriendo Ascoeur, Dia, Q-feuille, Eclair y Lumier. 

Adentrándonos ya en la parte técnica, cabe la pena destacar el importante trabajo realizado por el estudio Satelight (NOEINAquarion EvolKiss Dum: Engage Planet) en lo tocante a la animación. La cual cuenta con una definición, colorido y sombreado que la hacen sobresalir no solo de entre los animes que había en aquel momento, sino tambien de entre los que nos podemos encontrar a día de hoy. Aún cuando su talón de Aquiles esté situado muy probablemente en los fondos que la acompañan. Así y todo esta labor, junto con el excelente empleo del 3D que podemos ver, consiguen que Kiddy Girl-and se suba al mismo carro de los animes por los que no parece pasar el tiempo que en su día nos descubría Diebuster. Y eso que los chicos de Satelight no se toman precisamente pocas licencias a la hora de afrontar su trabajo, como podemos ver en la imagen de abajo.

Por su parte, el contrapunto a los halagos que recibe la animación lo pone la banda sonora que acompaña a este trabajo. Faceta que en esta ocasión pasa a estar en manos de una empresa, Lantis, a la que todos los lectores de este blog ya deberían de conocer por sus participaciones en SCHOOL DAYSDEARSFIGURE 17 Tsubasa & Hikaru. No en vano estamos hablando de una compañía acostumbrada a moverse muy bien en estas aguas, por lo que no llego alcanzo a entender lo que ha pasado en esta ocasión. Y con ello no quiero decir que la banda sonora sea una basura, ni mucho menos, sino dejar constancia de que esta no llega al nivel de la que JVC aportaba en Kiddy Grade. Porque sí, es cierto que nos encontramos con temas bastante interesantes y que logran acompañar correctamente a la acción que se desenvuelve en pantalla, pero estos son mucho menores en número a los que nos encontrábamos en la obra original. Aunque llegados a este punto tal vez sería el momento de ver las cosas desde una perspectiva más amplia y preguntarnos si todo esto no será culpa de una trama que no sabe estar a la altura. Lo cual no quita el hecho de que los temas escogidos tanto para el opening como para los endings no concuerden con lo esperado. Y si no me creéis no tenéis más que escuchar los del anime original y compararlos con estos:
"Baby universe day" de Aya Uchida y Aya Goda (OPENING)
"Taiyo to Tsuki" de Aya Uchida (ENDING de episodios 1, 4, 7, 10, 12-13, 15, 17, 19, 21)
"Tsuki to Taiyo" de Aya Goda (ENDING de episodios 2, 5, 8-9, 11, 14, 16, 18, 20, 22-23)
"Magical Sakura-chan" de Aya Goda y Yukana (ENDING del episodio 3)
"Yume demo ii sa" de Norio Wakamoto (ENDING del episodio 6)
¡Oh no! más animación experimental!!! XD


LA NOTA:

Si hay una cosa que deberíamos ver antes de responder a las preguntas con las que iniciábamos esta entrada, o desvelar la valoración de este anime, esa es la de detenernos en los detalles que nos ha ido dejando la trama a lo largo de sus 24 capítulos. Y es que, por muy absurdo que pueda parecer en un principio, a la hora de poner las cosas en su sitio estos elementos juegan un papel determinante. Dicho lo cual aprovecho para matizaros que no me voy a detener en las cosas que se pueden observar a simple vista, que de esas ya creo haber hablado bastante hasta este momento, sino en lo que podemos ver entre líneas. Como es el caso de ese primer ataque, totalmente ridículo, que la G-society lleva a cabo contra la GTO. ¿Acaso esperaba conseguir Geacht'er algo con él? Porque yo, después de ver cómo se las gasta este villano en los episodios sucesivos, aún no acabo de encontrarle una explicación coherente a este. Al igual que tampoco hay manera alguna de entender como funciona exactamente la GTO en lo que al sistema de reclutamiento se refiere. Ya que si lo pensamos con calma nos daremos cuenta de que en los 25 años que han pasado desde su fundación tan solo han incorporado a Trixie, Troisienne y nuestras aprendices. Un número completamente insuficiente en tanto en cuanto al que se manejaba en la antigua GOTT y que resulta todavía más precario ahora que sabemos que la GTO cuenta con una organización enemiga, la G-society.

No obstante y si esto no deja de evidenciar las carencias de una trama que se aleja del entramado que presentaba la de Kiddy Grade, la guinda del pastel la pone, sin duda alguna, Geacht´er. Un villano del que se nos da todo tipo de explicaciones al final de la serie sin que ninguna de ellas llegue a tapar el tremendo agujero que este le hace al guión. Y es que, si no os habéis perdido por el camino, este personaje ya estaba vivito y coleando cuando los acontecimientos de Kiddy Grade tenían lugar. Lo cual no impidió que la trama original lo esquivase olímpicamente, haciendo que los cimientos sobre los que este se apoya y por ende toda la serie, se tambaleen como un castillo de naipes. Siendo este uno de los ejemplos mas claros de los problemas que nos podemos encontrar cuando se nos da por continuar trabajos sin molestarnos tan siquiera en prestarles atención. Pero no adelantemos acontecimientos...
OH!, parece que al fin se pone la cosa interesante XD

Visto ya el importante problema que afecta a la trama, pasamos ahora a meternos de lleno en el elemento que la hace saltar por los aires. Y es que, si algo deberíamos haber aprendido todos a estas alturas de la animación nipona, es el hecho de que el relleno nunca pega bien con una trama que se tambalea.
Sin embargo, en esta ocasión parece que el bueno de Keiji Gotoh no opina lo mismo y por ello el anime no tarde en llenarse de escenas que van dejando el lado cómico para meterse en lo absurdo del fanservice, hundiendo de paso a este trabajo en un lodazal que nunca pudimos imaginar. Claro que como ya estoy viendo que más de uno pondrá el grito en el cielo voy a ser claro y poneros un ejemplo. El ejemplo de un capítulo, el 15, que podría haberse salvado de la crítica de no ser por la excesiva cantidad de relleno y fanservice que, los más valientes, fuimos tragando hasta ese momento. Instante en el que más de uno (porque no creo que un servidor fuese el único) se habrá topado con la carga que ahora suponen esos doce primeros minutos del capítulo. Un obstáculo que, a estas alturas, ya es difícilmente digerible por mucho empeño que la trama del propio episodio se esfuerce en aligerar.

Como ya podeis intuir, en opinión de quien escribe estas líneas y espero que la de más gente, la trama de Kiddy Girl-and están completamente desaprovechada. Problema este que, por otra parte, no es culpa exclusiva de Satelight, que bastante buen trabajo hicieron con la animación, sino del director de la misma y los chicos de Gimik por pretender estirar el chicle más de lo que daba. Lo cual me lleva a cuestionarme el motivo por el que se embarcaron en un anime de 24 capítulos cuando podían haber realizado uno de doce en el que se condensara lo mejor de la serie. Por contra y como los planetas no estaban alineados el día en el que se tomaron las decisiones con respecto a esta serie, a día de hoy nos encontramos con una obra que a mí, particularmente, me recuerda a lo que ocurriera con Eureka Seven AO. Con la diferencia, eso sí, de que en el caso de la secuela de Eureka Seven nos encontramos ante una historia alternativa a la original mientras que aquí nos damos de morros con una continuación pura y dura. Y quién me iba a decir que diría esto, pero visto el percal que tenemos entre manos, más le había valido a Keiji GotohGimik haber consultado a BONES.
De izquierda a derecha y de arriba a abajo: Tweedledum, Torch, Shade, Geacht'er, Saphir, Rubis, Un-ou, Tweedledee, Sommer, Hiver, Mi Nourose, Trixie, Troisienne, A-ou, Alisa, Belle, Eclair, Ascoeur, Dia, TAMA, Q-feuille, Lumiere, Letuchaia y Pauki.

Resueltas ya las cuestiones del comienzo, o al menos eso es lo que creo yo, a falta de deciros que la respuesta a la pregunta de si en esta serie se crea un universo tan amplio como el de la original, es otro NO, paso a exponer los puntos que dan pie a la nota que se merece esta continuación. Y es que, así como la trama de Kiddy Grade tenía la sutileza de presentarnos misiones llenas de acción que resultaban tener un mismo denominador común, en Kiddy Girl-and se nos muestra al villano de turno desde un principio para hacer que la historia gire a su alrededor. Restringiéndose de esta manera gran parte de la acción e intriga que podíamos disfrutar en la serie original. Lo cual nos lleva de cabeza a algo todavía peor, ya que en el proceso se opta por tirar de un relleno que sencillamente no viene a cuento. Como tampoco viene a cuento el fanservice que se muestra a fin de ganarse un público al que este trabajo nunca fue dirigido. Y esto, señoras y señores, me hace darle a Kiddy Girl-and la muy nefasta nota de una E.

Hasta aquí todo muy bonito, sí, pero ¿continuará o no continuará? Viendo el espacio de tiempo transcurrido desde la emisión de Kiddy Grade hasta la aparición de su secuela, cerca de siete años, es bastante plausible que algún día se vuelva a retomar este proyecto para presentarnos un nuevo trabajo que expanda este universo. Aunque ya os adelanto que si lo que nos espera es algo remotamente parecido a Kiddy Girl-and será mejor que se lo tomen con calma. Con MUCHA calma XD

0 comentarios: