Tate no Yuusha no Nariagari (A.K.A. The Rising of The Shield Hero)

jueves, 23 de julio de 2020 , 0 Comments

AÑO 7



Esta semana vamos a respetar al healer tanque del grupo con…

>Tate no Yuusha no Nariagari (A.K.A. The Rising of The Shield Hero)(Kinema Citrus, 2019, 25 CAPS)



Si no sois de MMORPG, el chiste no lo vais a entender. Así que, ya sabéis, o empezáis a darle duro al primero que encontréis (me refiero al tipo de juego, no a un pelele) o no entenderéis algunas referencias que voy a ir contando a lo largo de este análisis. Que, espero, no sea muy extenso. Que tengo cosas que hacer, como ver bailar a Bayonetta mientras revienta ángeles y demonios. Qué delicatessen.

Y no, Bayonetta no es un MMORPG ni pretende serlo, ahí los chicos de Platinum Games lo dejaron bien claro. Aunque tampoco hay que hacer muchos esfuerzos para vislumbrar qué tipo de juego se trata. El esfuerzo, en cambio, hay que aplicarlo a la hora de entender a qué cojones se dedican los nipones cuando tienen una idea bastante interesante entre manos. No digo que los japoneses no sepan hacer las cosas, eso ya está más que demostrado, pero quiero lanzar esta pregunta respecto a lo que me voy encontrando últimamente cuando quiero analizar una serie para el blog.

No tengo mucho tiempo libre, eso que quede claro. Ahora no puedo ver tantas series como antaño ni tampoco jugar con el PC (ya menos, cada vez) o con alguna videoconsola (ocasionalmente los fines de semana). Así que, el tiempo que “disfruto” por la semana se va en las tareas de casa, el trabajo, estar con la familia. Luego cosas que surgen y que agotan mi paciencia y el tiempo que me quedaba, por lo que solo puedo disfrutar de un rato de ocio quitándole horas al sueño. Mal asunto.

El problema, amigos míos, viene a continuación: ¿qué pasa cuando te cuentan una historia y te dejan a la mitad? Bueno, si estamos hablando de una serie de ficción americana (en HBO, Netflix, Amazon Prime o “su puñetera madre por streaming”) sabemos que emitirán otra temporada al año siguiente y sin tanto inconveniente. Sin embargo, ¿qué hacemos cuándo se trata de una serie de animación japonesa? JODERNOS. Eso, que quede claro. A día de hoy, la maldición que me ronda y que no soy capaz de purgar es la de la tijera. Guiones que se han quedado a medias gracias a este invento. ¿Dónde se han quedado aquellas series de cuyas continuaciones estaban más que claras y que cada temporada era auto conclusiva con un argumento general que ocupaba ese año? ¿Tan difícil es hacer algo en plan "Zero no Tsukaima", "Yakusoku no Neverland" o "Hai to gensou no Grimgar"? Pues parece ser que sí.


-Cómo quedarme embarazada Yahoo respuestas-


>Sinopsis

Naofumi es un joven universitario y otaku, además orgulloso de serlo, que salvó a su hermano del mal camino volviéndolo otro inútil como él. Manda cojones. Tranquilos todos, que la serie no va por ahí. Como suele ser habitual, cuando se queda sin dinero, ese dinero que le dan los padres para que lo gaste en vicios en vez de ponerse a trabajar, se va a la biblioteca a leer un poco. Los veinte mil tomos de manga que tiene en la habitación o los catorce mil videojuegos los tiene muy quemados, como las tarjetas de crédito de los padres. En una de estas ocasiones, se va por la zona de novelas ligeras y acaba tirando un libro que medio relata la historia de los cuatro héroes legendarios que salvaron al mundo de las Olas de la calamidad. Y digo “medio relata” porque la mitad del libro está en blanco. Con un par, que no digan que no han avisado.

Acto seguido, se ve envuelto en una luz y empieza a caer hasta acabar en el suelo de un edificio extraño. Junto a él aparecen otros tres muchachos que están en la misma situación que nuestro protagonista. Las gentes de ese lugar solicitan su ayuda para acabar con las olas que llenan el mundo de monstruos y salvar al mundo.

Desde ese momento el joven Naofumi tendrá que lidiar con más quebraderos de cabeza de los que imagina. No solo para aumentar de nivel, sino también para tratar con los contratiempos que le surgirán.


>Guion y narrativa

Si estuvisteis atentos, sobre todo al final, hablo de “aumentar de nivel”, por eso lo de las referencias al MMORPG. Aquí hay que dar el callo haciendo misiones y matando monstruos. Es necesario buscarse la vida y no causar problemas. Olvidaos de chinos minando oro para venderlo en eBay, estamos hablando de un MMO que, en el anime, lo tratan como un VRMMO, como si se tratase de un juego de Realidad Virtual. Sí, sé que suena extraño que acabe en un videojuego si abre un libro, pero tampoco vayamos a buscarle la lógica a una serie de fantasía, digo yo.


-Menudo ojo clínico que tiene-

Eso sí, muchas referencias que relatan en la serie vienen de este tipo de juegos: los grupos o party, las auras o bufos, las diferentes habilidades que se van ganando con la subida de nivel, las armaduras, los esbirros… Todo un mundillo que está bien resumido y ambientado. Como jugador de varios MMO destacables como GuildWars (el 1 con las tres primeras expansiones y el 2 sin ellas, luego me cansé) y el WoW, que me ocupó un tiempo entre los dos primeros y fue el que más me aburrió pasado un tiempo. También están los RPG de un solo jugador para conocer la estructura de los mundos de fantasía. No voy a dar una lista interminable de los que he jugado, pero siempre recordaré con cariño el Neverwinter Nights.

También hay detalles que quedan muy bien tratándose de una historia de fantasía: la subida de nivel, por ejemplo, da cabida a nuevas habilidades y nuevas formas de pelear, aunque también es cierto que existe un tope con el mismo, como en cualquier RPG. Otro de los aspectos que me llamaron la atención son las barras que están al lado del icono de cada jugador cuando estos abren la interfaz del menú: HP, MP y SP (Puntos de vida, Puntos de magia y Puntos de habilidad, aunque es posible que la S haga referencia a la estamina. Quién sabe). Así con un montón de aspectos.

De todas formas, no todo van a ser loas a este tratamiento. Si bien desde el comienzo lo remarcan tanto y tan bien que nos deja con un sabor inmejorable en la boca, con el paso de los capítulos, este tratamiento va decayendo y no de igual forma según personajes. No sé por qué, pero los otros héroes que luchan con nuestro protagonista se vuelven arrogantes y casi unos inútiles que son incapaces de derrotar a un boss. Si el personaje principal aprende nuevas habilidades, los otros héroes siguen con las mismas sin aprender otras. Tampoco me creo que, si le sacan 20 niveles al protagonista, los enemigos acaben por tumbar a la mínima a los otros héroes o no hagan tanto daño como un esbirro de un nivel inferior. Lo siento, pero eso no hay quien se lo crea. Ahí sí que le han echado fantasía, pero de graduación superior, a la altura de un whiskey como el que deleita Gaspar en el Pseudo-podcast.


-Espero que no se destiña con la lef...-

De todas formas, la historia (que es lo que nos importa en este apartado) se trata bien. De comienzo es sobresaliente, sobre todo por un primer capítulo de 45 minutos, donde nos ambientan con una facilidad pasmosa en ese mundo en el que aparecen. A través de los episodios, estas sensaciones se ven reforzadas, viendo que la serie alcanza un gran nivel en este aspecto. Sin embargo, empezamos a ver una estanqueidad en el relato, con historias secundarias que, aunque ayudan y sirven a la trama para desarrollarse, les llevan mucho tiempo. No digo que hayan metido algo de relleno, pero sí que han extendido esas historias al igual que el punto gordo en dibujo técnico cuando las gráficas no salían y había que unir dos curvas.

¿A dónde nos lleva esta narración?

Pues a un lugar donde no nos imaginábamos al comienzo, a una historia que sale de un giro. Tate no Yuusha no Nariagari va a tener segunda y tercera temporadas. Desconozco si habrá más (tampoco lo descarto), pero ya es una costumbre bastante guarra por parte de los japoneses (últimamente demasiado) que te relatan algo y, de repente, ven que les puede salir algo mejor si alargan alguna cosa o meten más historias secundarias (importantes o no) para dejarnos, al final de la emisión, con un palmo de narices viendo que la historia principal de marras no termina y no tiene visos de indicar por dónde va a desarrollarse.

El final no es malo, pero tened en cuenta que bebe de esto que os confirmo, dejando abierto un camino del que no sabremos su destino porque se pierde en el horizonte de la temporada. Por poneros un ejemplo, en el primer capítulo nos informan que ya sobrevivieron a una ola de la calamidad y que las dos siguientes serán peores. Vale, entendemos que es posible que solo haya dos olas más y terminen la serie. Sin embargo, pasa la tercera ola “et voilá!”, la historia no termina, dejando abierta una ventana. Algunos, como yo, para cerrarla y no volver a saber nada más de la serie hasta que la terminen (si es que algún día lo consiguen). Otros, en cambio, se lanzarán y lo harán en modo “balconing” como buen anglosajón, intentando caer en el agua, sin acordarse desde qué piso se han lanzado, ni si la piscina está al otro lado del hotel. Ahí, cada uno, que se rompa la cabeza como quiera. No será por avisos.


>Personajes

Bueno, llegamos a una de las partes que más me gustan de la serie, al igual que el guion. No obstante, tal y como comentaba antes, el tratamiento de este apartado sigue el mismo cauce que la historia, dejándonos un sabor algo rancio contra la última tercera parte de la serie en cuanto a los otros héroes se refiere.

Del resto, pues ya según la importancia de cada uno en el peso de la trama. Si es destacable, obviamente sabremos algo más de él/ella. Si no, pues solo nos contarán lo justo o, incluso, algo menos. Aquí os dejo con los más importantes de esta temporada:


-Momentazo-

>Naofumi Iwatani. Es el héroe del escudo. Si bien al principio no sabe cómo va el mundo del juego (tiene cojones que lo diga cuando al comienzo de la temporada despierta y tiene en el PC un RPG ejecutándose) luego se desenvuelve estupendamente. A pesar de su comportamiento huraño y egoísta, por dentro es blandito como las nubles de algodón.

>Raphtalia. Es su primera esclava (no sexual, no os equivoquéis) y le ayuda con la espada a atacar a los enemigos mientras él la defiende. ¿Qué queréis que os diga? El héroe del escudo no puede portar armas. La buena de Raphtalia irá mejorando a pasos agigantados hasta convertirse en una gran espadachina y, cómo no, con el paso de los días, comenzará a sentir algunas maripositas en el estómago cuando piensa en Naofumi.

>Filo. Es un filolial, una especie de chocobo pero más feo. Aunque, quizás a los pederastas les mole mogollón Filo porque tiene la capacidad de convertirse en una niña. Esto es porque Filo es una candidata a reina de los filolial (sí, estas gallinas tienen monarquía). Filo no solo ayudará a Naofumi en los combates, sino que le encantará tirar del carro para llevar mercancías de un lado a otro.

>Elhart. Es el herrero donde Naofumi compra las armaduras y, también, las espadas para Raphtalia. Este calvorota que se parece un poco a Jet de Cowboy Bebop solo nos aportará a la historia un poco de relax tras entrar en su tienda, pero poco más.

>Fitoria. Es la reina de los filolial actual y una criatura poderosa. Se llevará bien con Naofumi y su grupo, aunque su comportamiento haga pensar lo contrario.

>Beloukas. O, como yo lo llamo, el del Monopoly. Este vendedor de esclavos de sonrisa permanente ayudará a Naofumi más de lo que nos hubiéramos imaginado.

>Motoyasu Kitamura. Es el héroe de la lanza y un tío un poco tonto, algo mujeriego (aunque muchas mujeres no le hacen caso) y un poco arrogante, pero buen chaval a fin de cuentas. Quiere cumplir con los ideales del héroe salvador, pero terminará dándose de bruces con la realidad.

>Itsuki Kawasumi. Es el héroe del arco. Poco sabremos de él junto con el héroe de la espada. Itsuki es inteligente, aunque descuidado. También es suspicaz, pero consigo mismo. Parece que no es capaz de ver más allá de su ego.

>Ren Amaki. Es el héroe de la espada. Quizás el más sensato, aunque el más reservado. Intenta ser justo con todos y esto lo veremos cuando sale a la defensa de Naofumi.


-Y también en busca del pase para el Smash Bros Ultimate luchando con Ridley-

>Biscas T. Balmus. Alias "el Papa". ¿Qué decir del Papa? (me refiero al de la serie, no os penséis). Pues viste de blanco, parece que vive bien y, aunque pueda parecer educado, es un hijo de…

>Myne/Malty. Anda, hablando de ella. Es la hija mayor de la reina. Como suele mentir por costumbre (y ya no os cuento lo de manipular) se le revocó su derecho al trono en favor de su hermana menor. Myne es una pelirroja de muy buen ver, educada cuando quiere sacar algo de provecho y una zorra de cuidado el resto del día. Si hubiera una encuesta de quién la quiere en su cama y quién la quiere muerta, ganaría por goleada la segunda opción entre los hombres.

>Melty Q. Melromarc. Ella es la heredera al trono y una chica muy culta. Además de manejar la magia de agua, conoce la historia y leyendas de su reino, cosa que le ayudará en sus relaciones políticas y palaciegas.

>Mirellia Q. Melromarc. Es la reina y, cuando aparezca más tiempo en pantalla y la conozcamos mejor, nos recordará un poco a Juana de Arco, no porque esté loca, sino porque se embute en la armadura y sale a luchar al campo de batalla junto a los soldados.

>Aultcray Melromarc XXXII. Es el rey consorte (sí, en este reino la monarquía la heredan las mujeres. ¿Qué pasa, algún problema? Como buen rey de un juego basado en el medievo legendario, es mezquino, déspota y quien le cumple los caprichos a su hija Malty.

>Glass. Esta mujer aparecerá en la segunda oleada y dejará en ridículo a los héroes gracias a su abrumador poder.

>L'Arc Berg y Therese Alexanderite. Los conoceremos al final de la temporada. Si bien L'Arc es un chaval bastante jovial, aunque con un comportamiento a veces extraño, Therese es todo bondad y agradecimiento, aunque también una poderosa maga.


-El guion de la serie-


>Animación

Técnicamente hablando, la animación es una pasada, de lo mejorcito que hay ahora mismo. Sin duda alguna podría ubicar esta serie entre las mejores. Todo está bien, no hay ninguna pega, por pequeña que fuese. La gama cromática es excelente, los movimientos son fantásticos. Los diseños de personajes y escenarios no tienen queja. Todo está en su sitio y con mimo. Desde luego, los chicos de Kinema Citrus saben trabajar para continuar con la fama que su estudio tiene a la hora de animar series. Recordemos que en el blog ya revisamos algunas de sus obras como “Made in Abyss”, “Black Bullet” y “Busou Shinki Moon Angel” y todas salieron con buenas opiniones en cuanto a la animación.


>Sonido

El sonido es otro de los apartados que también están cuidados con esmero. Las canciones que suenan de fondo encajan a la perfección. No sirven como música por sí solas, pero ambientan que da gusto. Lo mismo de los efectos especiales como las explosiones, las invocaciones, los golpes con las armas, etc. Las voces es otro de los aspectos a destacar. No digo que no encajen fabulosamente, que lo hacen, sino esa calidad en el audio, esa implicación de los seiyuu otorgando unos tonos de entonación creíbles según la situación.

Respecto a los opening y ending, tenemos principalmente dos por cada uno. Es verdad que existe un ending especial en el episodio 4, pero quitando eso, nos quedan lo que ya dije. MADKID se encarga de las dos aperturas de esta temporada. El primer tema aparece hasta el episodio 12. Se titula RISE y se trata de una canción con una base electrónica y un ritmo pegadizo y muy bailable. La animación se basa en el mundo donde acaban de aparecer con un intercambio de personajes por la pantalla, con un ligero protagonismo de Naofumi y Raphtalia. En cuanto al segundo opening, titulado FAITH, deja de lado la electrónica para centrarse en el pop. Personalmente, me gusta más el primero. Respecto a la animación, veremos ahora a los personajes en diversos combates. Al igual que en la primera apertura, irán intercambiándose los héroes por la pantalla.


-A ti te hace falta una visita-

Es hora de los ending. El del episodio 4, titulado Falling Through Starlight, es una canción ligera, con pocos instrumentos y con la voz de Asami Seto como protagonista. No hay animación propia, sino que se funde con el final del capítulo. Asami colaboró con pocos animes como cantante, pero su lista de interpretaciones como seiyuu es abrumadora. Por cierto, si no lo sabéis, pone voz a Raphtalia. El primer cierre importante va, también, hasta el capítulo 12. Titulado Kimi no Namae, la suave voz de Chiai Fujikawa nos acompañará hasta el avance del siguiente capítulo de la serie. La animación es sencilla, con pocos colores, resultando un conjunto que nos hace sentir cierta melancolía. Chiai nos ofrece también el segundo ending titulado Atashi ga Tonari ni Iru Uchi ni en donde nos mostrará el amor que Raphtalia profesa por Naofumi en otra canción lenta y cuya animación no resulta tan sencilla como la del primer ending, sino que está un poco más elaborada.


LA NOTA:

Y por fin esta tortura se acabó. Me refiero a terminar el análisis de una historia inacabada, que tiene bemoles la cosa. Y lo peor de todo es que me huelo que el final del túnel no está cerca, a menos que coja otro camino y mande a paseo las series actuales. Todo esto gracias a la tijera nipona de los cojones. Me tiene hasta la coronilla, sí, esa que está despejada y a la que le da la luz del sol.

No os voy a mentir, la serie de Tate no Yuusha no Nariagari está genial, es de lo mejorcito que he visto en los últimos meses, pero ya estoy viejo y cansado de tanta historia sin final. ¿Tan difícil es? A este paso, el blog pasará a llamarse un país de Enime. Sí, con la E de estoy hasta los huevos. Si alguien no se dio cuenta (pocos serán a esta altura) es la nota que se lleva.


0 comentarios: