Natsu no Arashi (a.k.a Stormy Summer)

jueves, 5 de noviembre de 2020 , 0 Comments

AÑO 7



En esta ocasión vuelvo a echar mano de la cesta de las series pendientes para cubrir la entrada de esta semana. Por lo que la habitual fortuna me deje hoy en paz para poder disfrutar de...


Natsu no Arashi (a.k.a Stormy Summer) (Shaft, 2009, 13 CAPS)

"Este muerto está muy vivo"



Estrenada el 6 de abril de 2009 en la televisión japonesa, Natsu no Arashi es la adaptación del manga homónimo creado por Jin Kobayashi que llega a la animación nipona de la mano del estudio Shaft. Una compañía que ya conocemos bastante bien en este blog gracias a obras como Kubikiri Cycle: Aoiro Savant to ZaregototsukaiNisekoiPuella Magi Madoka Magica o las dos adaptaciones que hemos tocado de las novelas ligeras de Nisio Isin; Bakemonogatari Nisemonogatari. Por lo que una vez hechas las presentaciones llega el momento de ver si la serie dirigida por Shin Oonuma, compuesto por Katsuhiko Takayama y con guion de Deko Akao y Katsuhiko Takayama está a la altura de School Rumble, el trabajo más conocido de Jin Kobayashi. Sin descuidar, claro está, el hecho de que según ANN y MAL en esta ocasión estamos ante un anime que explota los géneros de la comedia, el romance y lo sobrenatural. Y os lo digo así porque obviamente a esta gente se le han escapado otros géneros como pueden ser la ciencia ficción, el drama o la historia. GG XD


> Sinopsis:

Arashiyama Sayoko es una joven que, en realidad, es un fantasma que murió en la guerra. Arashi conoce a Yasaka Hajime y juntos viajan al pasado para salvar a las personas de los ataques provocados por la guerra. Hajime está enamorado de Arashi, ella, sin embargo, no se muestra interesada en los temas amorosos, ya que su existencia en el mundo de los vivos sólo es posible durante el verano. Ambos trabajan en la cafetería Hako Bune, junto con otras tres chicas que también son fantasmas: Kaya, Yayoi y Kanako, con la jefa, y con Jun, una chica que se hace pasar por chico y que es capaz de viajar al pasado con Kaya. (fuente: Wikipedia).


> Personajes:

> Hajime Yasaka. El protagonista de esta historia es un chico de 13 años que se encuentra en plenas vacaciones de verano. Momento este en el que se muda a la casa de su abuelo y se encuentra en el proceso con la cafetería en la que se cocinará la práctica totalidad de los sucesos que veamos en la serie. De actitud alegre y extrovertida, Hajime sufrirá un flechazo hacia Arashiyama que los unirá y le hará vivir aventuras que nunca pudo haber imaginado.

> Sayoko Arashiyama (o Arashi) es la chica que acaba viviendo con Hajime a raíz del flechazo que sufre el chico. Lo cual no sería del todo raro de no ser por el secreto que guarda. O al menos así lo era al comienzo de la historia, puesto que no tardará mucho en difundirlo a los cuatro vientos XD

> Sayaka es la "jefa" de la cafetería en la que acaban trabajando Hajime y Arashiyama. Y entrecomillo esa palabra porque la realidad es bien distinta. Como nos deja bien claro la historia al revelarnos que es una famosa estafadora que pone en marcha ese negocio a modo de tapadera mientras busca su siguiente botín. Estricta en comportamiento cuando se trata de cosas del trabajo, a Sayaka se la trae bastante flojo lo que hagan o dejen de hacer nuestros dos protagonistas. Aún y cuando desaparecen en pleno horario laboral XD.

> Jun Kamigamo es el chico que está en la cafetería de Sayaka cuando Hajime llega a ella por primera vez y el único de los personajes que acepta trabajar en este lugar con el fin de que no lo descubran. Iniciando así una "bola de nieve" que nos dejará momentos graciosos y que solo será sorteada por nuestro siguiente personaje.

> Kaja Bergmann. Buena amiga de Arashiyama desde su etapa en el colegio, esta joven de origen alemán guarda más cosas en común con ella. Aunque como no quiero entrar en el terreno de los spoilers (al menos aún no) os diré que esta chica de larga melena blanca acaba teniendo una muy buena amistad con Jun fruto, muy posiblemente, del descubrimiento de su secreto XD

> Hideo Murata es el detective privado de los bajos fondos que vemos en esta historia. De físico imponente y metas bien claras, este personaje aparece en un primer momento con una idea muy definida: Cumplir con la tarea que le han encargado de llevar a Arashiyama con su familia. Una misión que asemeja sencilla pero que se le irá complicando hasta el punto de estar a punto de tirar la toalla. Y no solo eso, sino que de paso descubriremos la relación que guarda con nuestros dos protagonistas.

> Kanako Yamazaki y Yayoi Fushimi son las chicas que protagonizan las escenas extra que acompañan a los créditos de los capítulos. O al menos eso es lo que podríamos decir de no ser porque ni su aparición se restringe a ese momento en concreto ni su papel en la trama es tan fugaz. Por lo que podéis dar por hecho que estas chicas que siempre se están contando "cuentos raros" y cuyo nombre, al menos el de Yayoi, nos da una pista del matiz yaoi que tendrán sus historias, nos terminarán dando la sorpresa de la serie. Para que luego digan que el señor Jin Kobayashi deja las cosas sin atar XD

Vista real de la ciudad donde transcurrirá esta historia.

"No importa cuánto tiempo pase, en verano siempre hace el mismo calor. Todos los años cuando llega el verano recuerdo los días que pase a mis trece años, cuando aún no sabía nada. Incluso ahora sigo recordándolo".
Con esta curiosa, a la par que delatora, introducción es como comienza esta historia para, acto seguido, presentarnos a Hajime y Arashiyama. Dos personajes que están en plenas vacaciones de verano y que aparentan ser estudiantes. Como buena cuenta de ello el hecho de que Hajime haya pasado la noche haciendo las tareas del colegio. No obstante esta realidad oculta una parte más oscura. Y es que lejos de limitarse a los estudios, el joven ha inventado unas peligrosísimas fresas capaces de dejar k.o a cualquier persona. Y aquí es donde comienza lo bueno, pues el hecho de que le falte una de las tres fresas que hizo no es más que el pistoletazo de salida de esta historia. La cual dedicará los siguientes minutos en introducirnos al resto de la plantilla, incluida Kaja Bergman, sin dejar de lado a las fresas. Dando así lugar a unas escenas cómicas que no son más que la punta del iceberg de lo que está por llegar. Y es que cuando menos nos lo esperamos la trama pega un giro, que a mí me dejó con la boca abierta, para entrar en el terreno de la ciencia ficción por medio de la vertiente de los viajes en el tiempo. Aunque no de los que yo estoy tan harto, sino de unos viajes en el tiempo que están planteados al milímetro (lo cual resulta doblemente irónico si tenemos en cuenta que estamos ante una comedia) y que generarán situaciones aún más hilarantes. Ganándose con ello todo mi respeto.

Tras lo visto en el episodio anterior, el segundo capítulo retrocede en el tiempo para enseñarnos cómo Arashiyama empieza a trabajar en la cafetería que regenta Sayaka. La cual, por cierto, resulta ser un elemento de cuidado al saberse que es en realidad una estafadora bastante famosa. Pero volviendo a nuestros personajes he de decir que este arranque ya nos deja ver como el interés que tiene Arashiyama por trabajar en este lugar no es algo casual, sino más bien todo lo contrario. Y más si tenemos en cuenta que el siguiente personaje que nos presentaran es a Hajime. El cual tiene una edad similar a la chica al comienzo de la serie y se haya en este lugar con motivo de la mudanza que hace a la casa de su abuelo. Lugar al que debería de haber llegado de no ser porque se ha perdido XD. Y aquí es donde nuestras sospechas se hacen realidad, ya que en cuanto el aparezca en escena Arashiyama se le aproximará de una manera bastante directa. No obstante, llegados a este punto y a pesar de todo lo que sucederá en el episodio a partir de este instante, la entrada en escena de Hideo, el matón de turno que resulta ser un detective privado, sirve para desconcertarnos un poco. Pues a pesar de lo que nos revelará Arashiyama, tanto por palabra como por acción, queda claro que hay alguien buscándola. Por lo que nuestro interés hacia ella no podría ser mayor con el fin de despejar esta incógnita.

Partiendo de un prólogo que nos mostrará los sueños de Hajime, el tercer capítulo nos enseña la progresión de nuestros personajes en su trabajo. Lo que se traduce en ver como el joven sigue temiendo cada vez que un chico le lanza los tejos a Arashiyama. Y eso que conoce su secreto XD. No obstante, la parte interesante de este episodio se oculta tras el show que montarán los dos en el salón recreativo y las absurdas llamadas telefónicas que recibe el detective Hideo en su trabajo. Y es que después de las tonterías de rigor, la historia nos descubrirá cómo Arashiyama necesita de Hajime para poder viajar en el tiempo y completar así las "tareas" que quiere. Lo cual nos lleva en esta ocasión a enero de 1945 para salvar a dos personas que están a punto de sufrir el bombardeo del Ejército de los Estados Unidos. Por lo que en vuestra mano queda el hecho de averiguar si consiguen completar su objetivo o no.

Arashiyama descubriendo el timo más grande de un salón recreativo, que por cierto, nos deja con otra referencia a una conocidísima serie de animación.

C
on el fin de continuar con la historia, el cuarto capítulo comienza mostrándonos una importante escena del pasado de Arashiyama con el fin de introducir a un nuevo personaje: Kaja Bergman. Una antigua compañera de clase de nuestra protagonista que aparece originalmente en la historia a raíz del corto que van a grabar un grupo de estudiantes en su antiguo colegio. No obstante y como este episodio está entrelazado con los anteriores, la trama también recaerá sobre Jun con motivo de su negativa a creer la verdad de Arashiyama. Y así, cuando menos nos lo esperamos, el incrédulo acaba siendo creyente y Kaja aparece como nuevo personaje de esta historia. La cual, por cierto, nos deja ante otro buen detalle en lo tocante a los viajes en el tiempo y ante la sospecha de que esta chica guarda algún secreto. Aunque no será la única que nos dé pie a pensar en ello, puesto que los sospechosos individuos que están siempre en la cafetería volverán a dar la nota. Por favor, que alguien le dé la sal a ese pavo de una vez que me está poniendo de los nervios XD

Dándole un pequeño giro al anime, el quinto capítulo comienza mostrándonos otra de las escenas que solemos ver al final de la serie y en las que una chica llamada Yaoi siempre le resume libros de chicos a su amiga antes de dejarnos con ese toque que caracteriza a cada una de estas mini historias. Por lo que una vez visto el final la trama se centrará en el personaje de Jun para mostrarnos, de una manera tan evidente como indirecta, el secreto que guarda consigo. Un misterio que la historia no desaprovechará al jugar con la ropa femenina y que nos deja ante la confirmación de la evidencia por parte de las diferentes hostias que este personaje le calza a Hajime por culpa de la actitud despreocupada que muestra hacia él. Por lo que se podría decir que nuestro protagonista acabará descubriendo la verdad a base de tortas. Pero dejando a un lado este desmadre, uno de los datos más reveladores sobre todo esto lo descubriremos cuando Kaja nos diga que, al contrario que Arashiyama, solo se puede conectar con chicas. Y llegados a este punto aprovecho para lanzar al aire las siguientes preguntas; ¿qué rábanos le pasa a la cafetera? ¿Y cómo sabía Arashiyama que su amiga debía de probar a conectarse con alguien? ¿Es que todos los fantasmas tienen el mismo poder o qué? XD

A raíz de lo visto en el episodio anterior, el capítulo seis se centra en Jun y Kaja para enseñarnos como estos personajes acaban conectando de manera fortuita para viajar en el tiempo a 1945. Preámbulo este que nos mostrará la bonita historia romántica que tiene Kaja en esta época antes de descubrirnos la crudeza de la Segunda Guerra Mundial por medio del bombardeo que los americanos llevan a cabo sobre la ciudad de los chicos. Suceso este que pondrá a prueba a Jun y que nos servirá para descubrir el calvario que ha sufrido Kaja en estos últimos sesenta años debido a su dogma de no modificar ningún suceso con su poder. Cosas que contrasta bruscamente con la filosofía de Arashiyama y que parece abrir una nueva vía en la vida de esta chica de larga melena blanca.

He aquí uno de los curiosos animales que pueblan este mundo para desgracia de Jun XD

Partiendo de la rotura de la veleta de la cafetería, que causa Hajime y Arashiyama por estar jugando a lo que no debería, el séptimo capítulo no tarda mucho en corroborar la realidad de los bombardeos americanos que vemos en la serie. Dejando así constancia de que estamos ante una historia que se asienta sobre hechos reales. No obstante, esta sorpresa inicial enseguida deja paso al personaje de Jun para que lo conozcamos un poco mejor. Lo cual tampoco es que vaya a resultar sencillo, por lo que la parte interesante de este episodio recaerá finalmente en el amor de Kaja. Un personaje al que Jun está dispuesto a ayudar. Eso o no se calla nada cuando se trata de dejarle las cosas claras a su amiga :P

Tal y como lo hacía el quinto episodio, el octavo comienza con otra de las mini historias de Yaoi y Kanako. Dejándonos claro que, si no todas, una inmensa mayoría hace referencia a otros animes. Pena que un servidor no destaque precisamente por coger las referencias que se hacen en las series :( Y así es como nos enfrentamos a la pequeña duda que tiene Sayaka con respecto a los viajes en el tiempo. Una buena cuestión que parece ser el eje sobre el que gira este episodio hasta que Hajime y Jun sufran su desafortunado accidente. Y es que lejos de conformarse con ese subgénero de la ciencia ficción, el anime incluye ahora una nueva pieza a la ecuación por medio del cambio de cuerpos que sufren los jóvenes. Suceso este que, obviamente, no será creído por el resto de personajes y que irá guiando el desarrollo de estos veinte minutos, a base de enseñarnos situaciones cotidianas que ahora se convierten en un problema, y que nos acercará, sin preverlo, a ese final épico. No obstante como de esto prefiero no soltar ni prenda, voy a finalizar este resumen haciendo mención a lo fuera del lugar que quedan las estancias de esta cafetería si tenemos en cuenta su tamaño XD

Con el fin de sorprendernos, el noveno episodio comienza nuevamente con una de las mini historias de Yaoi y Kanako. Aunque no con una cualquiera, sino con una que ya hemos visto y que ahora cuenta con un "final" diferente. Siendo este el aviso de que, lo que tenemos por delante, no va a ser muy normal. Pues quitando la profundización que hacen los chicos, y más concretamente Hajima, sobre las consecuencias de cambiar el pasado, el episodio nos revela como Yaoi y Kanako juegan un papel trascendental en esta historia. Por lo que idos preparando para lo que se avecina en el mismo capítulo que nos descubre a la familia del detective Hideo para dejar claro que no todos los cambios que hacen nuestros protagonistas en el pasado tienen por qué ser negativos. Y es que no nos debemos de olvidar de que éste personaje lleva la serie desde su arranque :D

Con el desenlace del episodio anterior bien presente, el capítulo diez nos muestra el paso que da Hajima para proteger a Arashiyama. Iniciando así una aventura incierta, y llena de peligros, para la que contará con la ayuda de Hideo y que le llevará a descubrir lo que yo ya intuía al final del noveno episodio. No obstante, esta visita a la casa del enemigo nos llevará de vuelta a 1945 para descubrir el motivo que está detrás de la forma de actuar de la villana. Cosa que haremos antes de que la trama nos deje ante un buen giro argumental que deja todo abierto de cara al próximo episodio. Y visto esto, ¿qué puedo decir de los minutos extra de este episodio? Pues que la falta de las malas será suplida por las tres chicas que quedaron cuidando de Arashiyama XD

La chica de la imagen es Kanako, sí. Pero, ¿me puede explicar alguien qué hacen los retratos de Hajime y Jun en esta casa? XD

Retomando la historia a partir del salto temporal que veíamos en el episodio anterior, y sin explicarnos en ningún momento como Hajima pudo conectar con Yaoi, la historia nos lleva de nuevo a 1945 para descubrirnos la parte que quedaba pendiente de Yaoi y Kanako. No obstante y a pesar de que el horror de la serie seguirá presente, así como el buen hacer del guion, este capítulo me deja dos cuestiones que ponen en riesgo la coherencia misma de la trama. Y si bien la que tiene que ver con cómo Hajime acaba colándose en un colegio para chicas sin que salten las alarmas tiene un pase, no ocurre lo mismo la explicación que nos dan para esa amistad tan fuerte entre las chicas. Empezando por ese caza norteamericano que aparece de la nada y va directo hacia ellos, supongo que porque llevaban una diana dibujada y el piloto la podía rastrear, y terminando por el apaño que se hace en forma de bucle temporal. Porque del hecho de que Kanako reconozca a Yaoi sin que le llame la atención, el hecho de que esté en una silla de ruedas mejor no hablar.

Con todo el bacalao vendido, el capítulo doce nos sitúa ante la parte crítica de la historia. O así debería de serlo si estuviéramos ante la despedida de alguno de los personajes. Sin embargo esto no ocurre, por lo que al final la cafetería no hará más que incrementar su personal dando el mismo servicio que hasta ahora (recordar que el tipo de la sal aún la sigue pidiendo XD). Una ampliación de plantilla que dará pie a nuevas situaciones y que se cerrará con ese "conocido" de Arashiyama que aparece en el local para agradecerle su ayuda y sacar de quicio a Hajime. Quién, ahora sí, da por hecho que ha perdido definitivamente al amor de su vida.

Con un inicio que nos lleva de vuelta al primer episodio de la serie, el bonus que nos dejan los chicos de Shaft en forma de capítulo 13, nos presenta una buena ida de olla en la que las teorías sobre los viajes en el tiempo, los cambios instantáneos de vestuario y la presencia de Yaoi y Kananko nos dejan bien claro que el presente si se puede cambiar. Y es que en vez de tener a la peligrosa fresa por medio, en esta ocasión tendremos ahora una cereza igual de letal y un cartón de leche caducada que mantendrá bien ocupadas las mentes de nuestros personajes XD

Otro animal monísimo que deberíais de averiguar por puro descarte si tenéis en cuenta el que os puse hace un momento :P

> Animación y música.

Acostumbrados como estamos en la actualidad al estilo visual que imprimen los chicos del estudio Shaft a sus obras por "culpa" de animes como Bakemonogatari no es de extrañar que lo primero que nos llame la atención de este trabajo sea eso mismo; su aspecto visual. Y es que lejos de aproximarse a lo actual, la labor realizada en cuanto a animación tiende al dibujo de toda la vida y a la utilización sistemática del parallax para crear escenarios en 3D y dar sensación de movimiento en no pocas escenas. Algo que por otro lado es de agradecer, pues no nos debemos de olvidar de que estamos ante un apartado técnico que tiene a la máxima simplicidad, y que le aporta a esta adaptación un resultado tan peculiar como original.

Y con respecto al apartado sonoro poco tengo que decir, pues en esta ocasión la labor realizada por el músico Ken Sato y los productores Starchild Records y TV Tokyo Music cumplen con su cometido al dejarnos ante una selección musical que se ajusta perfectamente a los diferentes escenarios que descubrimos en la serie. Por lo que una vez aclarado que no estamos ante un álbum que pondría D.R Ferro en su peluquería tan solo me queda indicaros que el opening queda cubierto por el tema "Atashi dake ni kakete" de Omokage Lucky Hole mientras que el ending se reparte entre las canciones "Kirari Futari de Ryoko Shiraishi"Hito Natsu no Keiken de Ryoko Shiraishi" (episodio 6) y "Kassai" de Yui Horie (episodio 11).

En la imagen una de las sorpresas que nos deparará la animación de este anime.


LA NOTA:

Con un arranque como el que nos presenta Natsu no Arashi uno puede pensar que estamos ante una serie que sabe muy bien lo que se hace. Pero por desgracia, esta primera impresión no tarda mucho en difuminarse ante una realidad que indica más bien lo contrario. Y es que no nos debemos de olvidar de que estamos ante un anime que no solo toca un buen puñado de géneros (comedia, ciencia ficción, drama, romance, historia, fantasía) sino que además opta por tratarlos de igual manera. Y esto es, a mi juicio, el gran fallo de esta serie; que estamos ante un producto que toca demasiados palos. Lo cual consigue que, a la hora de la verdad, esta obra no destaque por algo en concreto y eso, viniendo del autor de School Rumble, es un detalle que no se debe de pasar por alto. Y más cuando se nota que el anime intenta explotar por activa y por pasiva su vertiente cómica aún y cuando, al terminar de verla, uno no sabe si es precisamente este género el que sobre en la ecuación.

Aunque si pensabais que con lo anterior ya había acabado de repartir las calabazas estáis equivocados. Y todo ello porque, en su afán de tomarse en serio, el trabajo de Shatf aún se toma la licencia de dejarnos en el aire cuestiones como la de saber cómo las malas saben de la existencia de Arashiyama o cómo es posible que Hajime no descubra el secreto de Jun después del lío que montan en el capítulo ocho. Una interesante pregunta que aún llega un poco más allá cuando vemos como la historia continúa como si los sucesos de este episodio nunca hubieran sucedido. Claro que nada de esto tiene comparación con el que sin duda alguna es el epic fail de la serie; los viajes en tiempo. Y lo es porque, a pesar de la sorprendente puesta en escena del primer episodio que nos muestra las reglas a seguir y de que la trama aún se regodea en explicarnos teorías, paradojas y escenarios que nunca podrían suceder, todavía tiene el coraje de dejarnos ante bucles temporales de difícil explicación como el que protagonizan Hajime y Yaoi en el capítulo once. Una verdadera lástima teniendo en cuenta que este anime me había conseguido vender la idea de que los viajes en el tiempo podían ser un subgénero más de la fantasía.

Y así llegamos en esta ocasión al final de esta entrada para descubrir que Natsu no Arashi se queda emplazado en la D de nuestro ranking. Un alivio para los chicos de Shatf que a mí no me sirve para quitarme el sabor agridulce que me han dejado con este trabajo :P

-Anda, pues al final mamá tenía razón cuando me decía que mi primo segundo trabajó en un anime. Si es que pertenezco a una familia de actores. Como se suele decir, pipas y ¡acción!

0 comentarios: