Senki Zesshou Symphogear G

jueves, 22 de abril de 2021 , 0 Comments

AÑO 8




Tras tomarme el merecido descanso que sigue al visionado de la primera temporada, y nuevamente "aconsejado" (lo pongo entrecomillas porque tan solo le pregunté si estaba mejor) por Viruchi, en el día de hoy me adentro en terreno desconocido con la intención de averiguar que nos deparan los chicos de Satelight con...


Senki Zesshou Symphogear G (Satelight, 2013, 13 CAPS)

"Con la luna a vueltas"

Aunque lo parezca no ha sido intencionado, sino más bien el resultado de cuando no permites desactivar los subtítulos de tus vídeos. Lo cual tampoco es malo para mi a la vista de la traducción que tenemos entre manos

Estrenada el 5 de Julio del 2013, el anime que hoy nos ocupa es la continuación directa de Senki Zesshou Symphogear, por lo que bien lo podemos calificar de segunda temporada. Así pues, y como cabría esperar, nos volvemos a encontrar ante un trabajo original, el cual en esta ocasión corre de manos de un solo estudio de animación; Satelight (recordar que en el anterior trabajo también había participado Encourage Films), que, al igual que entonces y pese a las diferencias que pueda parecer por lo que está escrito en el análisis de la primera temporada, se asienta sobre los géneros de la acción, la ciencia ficción, la música y.... el yuri. Esto último según los graciosos de ANN, ojo. Que menudo chasco se va a llevar más de un@ XD

En cuanto al staff que participa en esta obra cabe destacar el "fichaje" de Katsumi Ono como director, pues tanto la composición de la serie como el guion vuelven estar firmados por Akifumi Kaneko, y de Atsushi Wakabayashi, Koji Yoshikawa, Kurio Miyaura y Osamu Tadokoro para realizar el storyboard. Cuatro personas que no deberían de sentir un gran peso a sus espaldas viendo que con ellos se encuentran los ahora veteranos Katsumi Ono Kenji Yasuda. Vamos, que contando con la experiencia que aportan estas tres personas habrán tomar nota para no caer en los errores del pasado, ¿verdad? Pues pasemos a descubrirlo.


> Sinopsis:

"Luego de los acontecimientos de la primera temporada, la humanidad aún continua peleando contra las criaturas conocidas como noises usando el Symphogear. Pero toda da un giro inesperado cuando la misteriosa organización conocida como Finé revela al mundo que posee el control de los noises, además de contar con la armadura Dark-Gungnir. Es por ello que Hibiki, Chris y Tsubasa deberán enfrentarse a Finé y a su usuaria de Symphogear, la cantante Maria." (Fuente: Frozen-Layer)

Para que os hagáis una idea este es, muy probablemente, uno de los escenarios más elaborados de todo el anime :P

> Personajes:

Al elenco de personajes protagonistas con el que se despedía la primera temporada y que podéis consultar aquí para no caer en repeticiones, esta segunda temporada les suma los siguientes:

María Cadenzavna Eve, también conocida como la chica que declara la guerra al mundo en el primer episodio, es un personaje que, al igual que Tsubasa, triunfa en el mundo de la música. Semejanza esta que no se quedará ahí, pues pronto descubriremos que la chica tiene unas convicciones que nos recuerdan mucho a las vistas durante la primera temporada. Además, claro está, de un pasado bien trágico :P

Kirika Akatsuki. De edad muy inferior a la de María, o al menos eso es lo que parece por su aspecto físico (que luego uno no sabe nunca por donde nos van a salir los nipones) esta chica es, junto a la primera, otro de los integrantes del grupo terrorista FINE. Y, claro está, otra joven que comparte los mismos objetivos que aquella. No en vano su pasado parece estar bastante unido.

Shirabe Tsukuyomi es una niña de edad no muy distinta de la de Kirika. Lo cual no le impide mostrar un carácter mucho más cerrado y aparentemente más adulto que el de la anterior sin renunciar a la gran amistad que las une. Y es que podemos decir que estamos ante dos amigas inseparables sin miedo a equivocarnos.

> Nastassja Tolstaya (mama, Ma'am) es la mujer que se oculta tras las actuaciones de María, Kirika y Shirabe aunque nosotros le veamos el rostro nada más comenzar la serie. Momento este en el que no nos cabrá la menor duda de que estamos ante la villana de turno por la manera en la que actúa. Pero dejando esto a un lado, y centrándome en la relación que une a estas cuatro mujeres, os diré que esta "anciana" de delicado estado de salud fue la única persona que aparentemente se encargó del bienestar de las chicas al tiempo que se fijaban un claro objetivo que cumplir.

John Wayne Vercingetorix (el famoso vaquero no, el científico de esta serie) es uno de los personajes que mejor cumplen a rajatabla los clichés de la animación nipona. Tanto es así que uno no sabe si estamos ante un personaje o ante una parodia. Por no hablar ya de lo gordo que nos pueda caer y de lo mal que lleguemos a pensar del resto de personajes al ver como siguen contando con él :P

> FINE. Es el nombre de la organización terrorista que causa el caos en esta ocasión gracias al control que tienen sobre los Noise. Y, como podéis suponer, su nombre no ha sido escogido al azar, sino que tiene relación con uno similar de la primera temporada.

De izquierda a derecha: Kirika Akatsuki, Shirabe Tsukuyomi, María Cadenzavna Eve, Hibiki Tachibana, Chris Yukine y Tsubasa Kazanari.

Con un comienzo que recuerda en demasía al de la primera temporada, el episodio de presentación no tarda en mostrarnos, por medio de las dos únicas chicas que parecen estar disponibles para la batalla (Hibiki y Chris), como tres meses después del final de la anterior temporada las cosas siguen como estaban. O al menos así es en lo tocante a la lógica, pues después de todo lo ocurrido aún podremos ver como los militares se enfrentan a los Noise con el tan inútil armamento convencional o como el científico de turno parece un calco de Ryoko Sakurai. Y ello por no hablar de la escena de los Noise voladores y su más que probable reutilización XD. Pero, ¿a dónde nos lleva todo esto? Pues prácticamente al mismo punto que veíamos en la serie original. Cosa que tampoco es de extrañar al saber que Genjuurou sigue estando al mando y que los malos, aún a pesar de no perder el tiempo e ir directos al grano, parecen buscar los mismos fines que sus congéneres del pasado. Miedo me da esto y no he hecho más que ver los veinte primeros minutos :P

Tal y como me temía, la continuación del primer episodio hacer realidad todos los presagios, al tiempo que mete a la trama en el terreno de la previsibilidad y el absurdo. Como buenamente da fe de ello el hecho de que se libere a los rehenes tras hacer una declaración de guerra o ver como el representante de Tsubasa nos tiene que explicar todo lo que hace. LUL. Y, aunque los planes de los enemigos no parecen incoherentes, la guinda del pastel la pone ese personaje que aparece a última hora. Ay mi ma, voy a probar la táctica de negociación de Hibiki con los de Satelight a ver si consigo algo, porque después de ver como la mala se asombra del poder de Tsubasa, para dar luego a entender que es más fuerte que ella y terminar llamándole monstruo me tienen completamente perdido XD

Para no perder la costumbre, el tercer capítulo comienza mostrándonos dos buenos sin sentidos por medio de esas imágenes en directo que "mama" sigue teniendo del lugar del concierto, aún y cuando la transmisión se ha cortado, y esa explicación nos hace creer, al menos en lo que a la traducción hecha por los chicos de Madness Subs se refiere, que la rápida aparición de Fine hizo posible que la organización de Genjuurou tomase rápidamente contramedidas. LUL. Pero dejando los trabalenguas a un lado, el episodio servirá para que veamos el poder que tiene el científico dentro de Fine y como las chicas pasan aprietos. Algo que descubriremos antes de ver la fumada que se pegan los chicos de Satelight con el submarino y se nos ponga al tanto de la verdadera identidad de la chica que dió a conocer al mundo a la malvada organización de esta serie.

Pues yo la única movida que veo aquí es la que montaron los de Madness Subs con sus subtitulos, en serio. Ya hacia tiempo que no me encontraba con algo de este calado.

La resolución de lo visto en el episodio anterior nos permite descubrir la ventaja tecnológica que tienen los malos así como averiguar que las personas que forman Fine ya estaban fichadas. Revelación esta que le da un bonito ZASCA a la trama en cuanto usamos un poco la cabeza para darnos cuenta de que, antes de pasar a la "acción", el científico de marras estaba trabajando para el bando de los buenos. Y así, con el excelente sistema de comprobación que hacen los japoneses a la hora de contratar personal, es como la historia nos muestra los temores que rodean a María (la chica que cantaba con Tsubasa al comienzo de la serie) y vemos de primera mano la táctica que ponen en marcha sus compañeras para protegerla, en un episodio en el que ending se funde en el mismo metraje :P

Con el tinglado ya montado, el quinto episodio nos muestra como las autoridades se ponen en marcha para detener a los malos y como las niñas consiguen superar a Chris en el concurso de canto con el fin de ayudar a María. No obstante y como era de esperar, nada saldrá como estaba previsto. De tal forma que al final María se tendrá que enfrentar en solitario a las consecuencias mentales del juego en el que se ha metido y nuestras chicas se enfrentarán al científico loco en la ubicación dónde transcurría la acción final de la primera temporada. Si es que el mundo es un pañuelo, como diría el otro. Y todo ello en un capítulo que pone al fin luz sobre los acontecimientos que veíamos al comienzo mismo de esta temporada y nos deleita con el toque gore que deja todo patas arriba. :P

Tras lo visto en los veinte minutos previos, el sexto episodio retoma uno de los elementos de esta historia para darle la vuelta a la situación y, por qué no decirlo, para sorprenderme en el proceso. Y es que, sacando el flashback que tiene Hibiki y que no consigo ubicar dentro de la primera temporada, lo cierto es que este episodio consigue levantar la trama justo cuando ya no daba un duro por ella. Y eso que tampoco es que los chicos de Satelight se hayan visto obligados a reinventar la rueda para ello. Más bien todo lo contrario, a la vista de cómo se vuelven a "recuperar" cosas del pasado por medio de esa nueva enemistad que surge entre Tsubasa y Hibiki. Pero como el resultado es tan correcto y la progresión que sufre Hibiki como personaje tan efectiva, al final no me queda otra que pasar de inmediato al siguiente episodio :D

Pues la verdad es que me quedo más tranquilo al ver que esos son los únicos daños que causaría la colisión de nuestro satélite natural contra el planeta :P

El comienzo del séptimo capítulo me deja antes dos cuestiones que ya se podían ver desde el comienzo de la serie pero que no por ello voy a seguir pasando por alto. Me estoy refiriendo al hecho de que siga habiendo gente en la ciudad a pesar de estar medio en ruinas y a que todas las chicas conozcan el canto del cisne independientemente del bando al que pertenezcan. Si es que parece que nacieran con el aprendido, oiga XD. No obstante, la gran duda a resolver en este momento es como la gente de Fine puede seguir confiando en este científico después de demostrarse que está completamente loco. En fin, supongo que estarán esperando al final de la serie para desentenderse de él. Más o menos como los guionistas, que se han dejado lo interesante para el cierre de este capítulo XD.

Tras la revelación que "mama" le hacía a María en el episodio anterior, el octavo capítulo nos muestra como esta chica hace frente al fin a sus temores para tomar una determinación más que necesaria tras el fracaso de la ilógica reunión que la jefa de Fine mantenía con agentes de EE.UU. para solicitarles ayuda. Y mientras esto pasa por un lado, pon el otro nuestros protagonistas tratan de abordar como buenamente pueden el delicado estado de salud de Hibiki. Por lo que ya os podéis hacer una idea de lo que pasa en estos casos. Lo cual, a su vez, no resta interés a un episodio que aún se permite el lujo de detenerse en el estado de Kirika y en las implicaciones que este puede tener para la historia. Y es que está claro que, cuando quieren, los de Satelight también saben hacer bien las cosas.

Lo cierto es que con este aspecto la pequeña Shirabe gana algunos enteros :P

Teniendo bien presente la tragedia del episodio anterior, el capítulo nueve no tarda mucho en darle la vuelta a la tortilla de una manera que no deja de estar cogida con pinzas. Pero vamos, que a la vista como se cierra este episodio tampoco es que yo me vaya a quejar mucho de esto :P. Dicho lo cual y tras recordar el lamentable espectáculo que nos deja ese entrenamiento o ver cómo Kirika le dice a su compañera lo que está pasando de la manera más críptica posible, no está de más tener bien presente el epic fail qué se marcan ahora los de Satelihgt, al mostrarnos cómo el armamento convencional sí que resulta efectivo contra los Noise. ¿¡LOL!? No vaya a ser que nos pase por alto esta gambada al querer ver el siguiente episodio lo más rápido posible :P

Después de enseñarnos incoherencias del calado de esas balas que llegan antes que los misiles a pesar de haber sido disparadas después de estos, o el portaaviones que pasa de estar más solo que la una a estar en medio de un destacamento entero, el décimo capítulo nos muestra cómo Miko, la mejor amiga de Hibiki, pasa a un primer plano para poner en aprietos a nuestros personajes. No obstante y dejando de lado los posibles spoilers, si hay algo que me ha llamado la atención y con lo que quiero cerrar este resumen es el hecho de que en todo momento han estado al lado mismo del Frontier. Una soberana tontería, a la vista de las vueltas que habían dado y lo que Fine buscaba al atacar el portaaviones americano, que solo procura ahorrarles tiempo a los vagos de los guionistas. ¡LOL!

No os hagáis ilusiones, desgraciadamente Ryoko Sakura está de paso en esta temporada XD

Con un comienzo que pone fin a la costumbre de repetir los últimos segundos del capítulo anterior, el episodio once nos sitúa ante las consecuencias que tiene en Hibiki el resultado de la batalla anterior. Hecho este que pone en desventaja del grupo de los buenos sin que parezca importarle a nadie. Pues a la vista de este metraje queda claro que los guionistas estaban más atentos a otras cosas, como nos demuestra el epic fail que se marcan con el brazo nuevo del científico o el absurdo que resulta ver cómo Tsubasa lleva un casco puesto cuando viaja en la moto antes de transformarse y lo pierde al hacerlo. ¿LOL? ¿Para qué tanta seguridad si lo fácil sería ir a bordo de la moto ya transformada? Cosas inexplicables, sin duda. Como la decisión que toma Chris, sin mayores explicaciones, o la más que previsible actuación que nos deja el científico para los que aún pudieran creer que era un personaje a tener en cuenta.

Sin tiempo para el opening, el penúltimo capítulo de la serie hace lo que mejor se le da a esta, dar vueltas para nada, con el único propósito de que veamos en que acaba el combate que mantienen las diferentes chicas. Meta esta que no está exenta de tonterías, como el mostrarnos que Chris tiene un collar que le permite al científico controlarla y que nadie sabe cómo llego allí, o la pelea sin sentido en la que se convierte la lucha entre Kirika y Shirabe. Por si alguien pensaba que había una explicación lógica para la misma. Aunque eso sí, llegados a este punto no quiero dejar pasar la oportunidad de hablar del papel que jugará Hibiki en todo esto. Una chica que, recordemos, había perdido todos sus poderes. Muaravilloso, oiga XD

Al igual que el episodio anterior, el último capítulo del anime vuelve a fusionar el opening y el ending en su metraje para mostrarnos el desenlace de esta temporada. Un cierre en el que no solo Hibiki volverá a contar con un protagonismo especial, de paso que se nos explica cómo recuperó su poder, sino que incluso los muertos jugarán un papel importante a la hora de acabar con la mascota del científico y salvar a la Tierra del peligro que la acechaba. Y todo ello sin renunciar al toque fantasioso, introducir a los mecha en la historia por primera vez y destacar el poder de la amistad. Que nada viene mal cuando se trata de dejar la historia lista para una continuación, ¿no? Eso sí, por lo que a mí respecta no contéis con verla muy pronto por este blog :P 

Hibiki será, una vez más, quién lleve la voz cantante de esta historia.

> Animación y música.

Lejos de poder comenzar esta sección con algo bueno he de decir que el primero de los aspectos técnicos que aquí comentamos nos deja ante un panorama de lo más desolador. Y es que, lejos de percibirse de alguna manera el año que prácticamente transcurrió entre la emisión de la primera y la segunda temporada y ésta, el apartado visual nos presenta un acabado que, por lo general, es muy inferior al que descubríamos en entonces. Y digo por lo general porque al parecer los chicos de Satelight tuvieron muy claros sus objetivos a la hora de dar vida a esta continuación. Pues de otra manera no se explica que el 3D quede relegado a escenas muy concretas y carentes de toda relevancia a pesar de lo bien que luce, como es el caso de la escena en la que vemos ondear las banderas de Japón y EE.UU o las diferentes tomas que nos muestran una visual del exterior del helicóptero en el que viajan los miembros de FINE, mientras que en no pocas secuencias parece recurrirse a las habilidades de un niño de primaria para realizar la parte tradicional (entiéndase dibujo 2D). Dejándonos así ante escenas horribles en las que, quien sabe si con cierta intencionalidad, casi siempre está presente el bueno del científico. Y por si esto no fuera poco (para juzgar la labor de animación, digo) la guinda del pastel la pone el hecho de ver como este anime cuenta con sponsors. En pleno 2013. Cuando series más trabajadas que esta ni los olían. ¿Perdón? ¿Me puede explicar alguien lo que pasa aquí? XD

Por fortuna para todos y dada la naturaleza de esta obra, el apartado musical cuenta con un peso más grande que en otros animes. De tal forma que el fiasco de la animación aun puede encontrar un pequeño resguardo bajo el que protegerse del chaparrón. O al menos así debería de ser si nos encontrásemos ante un apartado bien hecho, claro está. Por lo que dejaré de meter miedo al personal para centrarme en lo que nos ofrecen los chicos de Satelight. Y es que, por mucho pavor que quisiera inundaros, lo cierto es que, al contrario de lo que ocurre con el aspecto visual, la banda sonora se encuentra muy por encima de este gracias al trabajo realizado por Elements Garden. Un grupo de compositores que no nos es desconocido, pues son los mismo que firman la OST de la primera temporada, y al que ahora se les une Evan Call (el responsable de la musica de Violet Evergarden) para subir aun un poco más el listón. Aunque ojo, porque esto no significa que estemos ante una banda sonora excepcional ni mucho menos. Es más, en mi opinión el resultado obtenido es una mezcla de temas interesantes y otros que no tardaremos ni medio segundo en olvidar. Aunque como para gustos hay colores y los míos ya sabéis de sobra de que pata cojean, os dejo con el listado de temas que acompañan a esta obra y que podréis escuchar mientras al señor Youtube no se le crucen los cables y se le de por eliminar contenido XD

Opening"Vitalization" de Nana Mizuki
Endings"Ressou Yari - Gungnir" de Yoko Hikasa (episodio 1), "Next Destination" de Ayahi Takagaki (episodios 2 al 11), "Vitalization" de Nana Mizuki (episodio 12) y "Nijiiro no Flugel" de Aoi Yuki, Nana Mizuki, Ayahi Takagaki, Yoko Hikasa, Yoshino Nanjou, Ai Kayano, Minami Takayama (episodio 13).
Canciones que suenan durante los episodios"Apple" de Yoko Hikasa & Yui Horie (episodios 1,5 y 13), "Apple" de Yoko Hikasa (episodio 9), "Bye-Bye Lullaby" de Ayahi Takagaki (episodios 3,9-10), "Dark Oblivion" de Yoko Hikasa (episodio 1)
"Edge Works of Goddess ZABABA" de Yoshino Nanjou & Ai Kayano (episodios 11-12), "Eiyuu Koji" de Hideo Ishikawa (episodio 9), "Fushidori no Flamme de Yōko Hikasa & Nana Mizuki (episodio 1), "Gekkou no Tsurugi" de Nana Mizuki (episodios 2,3 y 11), "Genchaku-! Denkou Keiji Ban de Mikako Komatsu, Chinatsu Akasaki, Nao Toyama (episodio 4), "Gokuren - Igalima" de Ai Kayano (episodio 4), "Hajimari no Babel" de Aoi Yuki, Nana Mizuki, Ayahi Takagaki, Yōko Hikasa, Yoshino Nanjou, Ai Kayano (episodio 13), "Kyoushitsu Monochrome" de Ayahi Takagaki (episodio 4), "Next Destination" de Ayahi Takagaki (episodio 12), "ORBITAL BEAT" de Ai Kayano & Yoshino Nanjou (episodio 5), "Oukyo - Shul Shagana" de Yoshino Nanjou (episodios 2,8-9), "Rainbow Flower" de Aoi Yuki (episodio 10), "Ressou - Gungnir" de Yoko Hikasa (episodios 1,4,8 y 12), "Seigi wo Shinjite, Nigiri Shimete" de Aoi Yuki (episodios 1 y 7), "Vitalization" de Nana Mizuki (episodio13), "Waikyou - Shenshoujin" de Yuka Iguchi (episodio 10) y "Zettou Ameno Habakiri" de Nana Mizuki (episodio 12).

Un ejemplo del cuidado que los chicos de Satelight han puesto en el 3D cuando deberían es estar cuidando otros detalles.


LA NOTA:

De todos los aspectos negativos de este anime, porque seamos sinceros, Senki Zesshou Symphogear G tiene de esto para dar y para aburrir, el que sin duda alguna tiene un mayor peso es la manera en la que esta serie fue estructurada, planeada o lo que quiera que sea que hicieron los chicos de Satelight durante la reuniones que mantuvieron para gestar esta obra. O eso creo yo que pasó, porque la verdad es que si me decís que la crearon sin nada de esto también me lo creo. Y es que, amigos míos, por muy bueno que pudiese ser este anime lo que no tiene perdón de dios es la totalmente prescindible hora y cuarenta minutos que nos tenemos que comer antes de ver algo realmente interesante. O lo que es lo mismo, tener que soportar esos cinco primeros episodios antes de hacernos alguna esperanza con respecto a la valía de esta historia. La cual, como es lógico, aún está por ver gracias a esta enorme pérdida de tiempo que había convertido a la serie en otra más del montón.

Y en esa tarea, la de averiguar si Senki Zesshou Symphogear G resulta interesante o no, es donde entran en juego tanto lo que vemos a partir del sexto episodio como lo que arrastrábamos de esos cinco primeros capítulos. Pues por poco o mucho que le guste a algún fan, lo cierto es que durante esa pérdida de tiempo se resuelven cosas como la presentación de personajes o los motivos que empujan a algunos de ellos a actuar de la manera en que lo hacen. Y sin renunciar, claro está, a caer en todo cliché habido y por haber e incluso la repetición de situaciones que ya habíamos visto en la primera temporada y que ahora carecen de todo sentido. Y no porque sean reutilizadas para que los nuevos personajes que aparecen las exploten, sino porque serán nuestras mismas protagonistas quienes caigan ellas cuando ya las debían de tener más que superadas. Y, si esto ya no le hace un grato favor al trabajo realizado a nivel de personajes, lo que lo acaba bordando todo, en el mal sentido de la palabra, es ver la tan absurda como ridícula progresión que tiene el científico a lo largo de los episodios. Y no porque resulte de lo más previsible que hayamos visto hasta la fecha, sino porque con la tontería acabará por arrastrar a los personajes que le dan validez con independencia de lo bien construidos que estuviesen estos. Logrando, eso sí, que el dicho de la manzana podrida se pueda aplicar por primera vez al mundo de la animación nipona. Aunque tampoco es cosa de echarle toda la culpa al bueno de John Wayne cuando los propios guionistas, supongo que temerosos por si no lograban sus objetivos con este personaje, optaron por añadir uno igual de inútil y absurdo; el del ministro que come ramen a todas las horas del día. ¡Jesús, que cruz la mía!


Ahora bien, llegados a este punto y situándonos a partir del capítulos seis, podemos hablar de una notable mejoría en lo tocante al argumento. Un rayo de esperanza que hará que más de uno (yo incluido) se convenza de que la espera ha merecido la pena si la recta final va a mantener este nivel. Un deseo que lamentablemente se convertirá en un espejismo, principalmente por culpa de las actuaciones que vemos en los últimos episodios, que nos puede llevar a la conclusión, como al menos fue en mi caso, de no querer volver a saber tan pronto de la tercera temporada de esta serie. Si es que algún día la llego a ver, claro. Aunque lo mejor de todo tal vez no sea revelar las conclusiones a las que llegue cada uno tras ver la serie, sino hacer un poco de memoria para acabar de extraer las dos incongruencias que nos deja. La primera de ellas centrada en la innegable censura que veremos a lo largo del anime quien sabe si con la intención de que nos preguntemos para qué coño las dibujan entonces desnudas (porque falta no hace ninguna, ya os lo digo) y la segunda en los personajes de Genjuurou y Shinji. Dos individuos que siempre están ahí y que, al igual que en la primera temporada, a la hora de la verdad aparecen para dejarnos claro que ellos tampoco se quedan cortos a la hora de demostrar sus habilidades sobre humanas. Aún y cuando eso signifique que no se entienda el motivo por el que mandan a las chicas a la batalla una y otra vez XD

Y así es como llegamos, en esta ocasión, al final del análisis. Momento este para hacer las cuentas y darnos cuenta de que, por contradictorio que parezca, la remontada que hace Senki Zesshou Symphogear G en el capítulo seis le sirve para afianzarse en la E de nuestro sistema de valoraciones. Justamente un peldaño por encima de su predecesora. Lo cual, al menos a un servidor, le hace pensar en lo que podría ocurrir si pusiésemos en práctica con los chicos de Satelight la filosofía de Genjuurou de entenderse con la gente a base de palos. Quien sabe, a lo mejor así se les iluminaban las ideas y nos dejaban con una buena serie XD

-Si quieres te hecho una mano, pero antes déjame otra saca de pipas.

0 comentarios: