Kimi ni todoke (A.K.A. From Me to You)

jueves, 6 de mayo de 2021 , 0 Comments

AÑO 8



Esta semana nos vamos a enamorar de nuevo con…


>Kimi ni todoke (A.K.A. From Me to You) (Production I.G, 2009, 25 CAPS)



Empezamos este mes de mayo primaveral (al menos en España) con una serie de las típicas que llegan a marcar una época hormonal como lo es ésta. Sí, queridos amigos, la primavera es tiempo de sacar las capas que nos ocultaban en invierno, de vestirse de guapo/a y olvidarnos del disfraz de "champiñón" en el armario. Hay que enseñar piernas, brazos, marcar carne y sacar a relucir nuestras mejores armas de seducción. Sí, esas que tanto fallan.

Tenemos esta semana, entre manos, un anime más (qué novedad) donde el instituto de preparatoria y el amor (espera, ¿el "qué novedad" no tendría que ir aquí?) nos sacudirán con sus típicas historias de dimes y diretes ambientados en el infierno adolescente. Volveremos a repasar las confusiones, las tensiones sexuales, las palpitaciones en el pecho hasta que el corazón salga por la boca de alguno de los personajes al grito de ¡Kalima!


Dani, de verdad, esto ya cansa. ¿Por qué no traes otra historia? ¿Una de miedo o, mejor aún, de viajes en el tiempo? 

Nope. Lo siento mucho, pero a pesar de todo, os voy a dar un detalle que va a cambiar vuestra forma de pensar, al igual que lo hizo conmigo: el enfoque. Así es, puedes dar una perspectiva ligera y lanzarte en brazos de las zarzas para acabar atrapado en mundo que poco puede ayudar si no estás buscando moras. O bien se puede ver ese zarzal de otra forma, a pocos metros de distancia, disfrutando de esos pequeños gorriones que se alimentarán del fruto.

¿A dónde nos lleva esto? Ahora lo veréis, aunque antes habrá que pasar por la...


>Sinopsis

Sawako es una joven que comienza la preparatoria y cuyo camino en la vida es intentar agradar a la gente a pesar de que, haga lo que haga, el estigma de "apestada" le preceda y todo el mundo la evite o salga huyendo por el pánico que provoca su sonrisa fantasmagórica. Por esta razón la conocen como "Sadako", como el personaje de la película "Ringu".

Al igual que ella, todos sus compañeros sufren esta etapa de su vida (bueno, algunos más que otros) que se basa en prepararse para la llegada a la universidad, incluido un chico llamado Shouta. Al contrario que Sawako, él es muy popular, siempre está rodeado de gente y su sonrisa inunda de buen rollo el ambiente que hay a su alrededor.


-Preocupadas por la compañera y no por la limpieza del baño-

Por alguna razón, este joven intenta posicionarse a favor de la protagonista, pero desconocemos el motivo que lo lleva a ello, al menos al comienzo de la serie. No obstante, no tardaremos nada en saber qué es lo que sucede dentro de la cabeza de Sawako, donde siempre tendremos presente el caos que se desarrolla allí, con sus teorías, sus anhelos, sus miedos y los sentimientos que la abordan. Poco a poco las cosas irán cambiando en lo que parece ser un nuevo comienzo para ella.


>Guion y narrativa

La historia que se relata en Kimi ni todoke es famosa por ser un romance muy tierno, donde la perspectiva de la protagonista, Sawako, es la principal. Cierto que habrá otros personajes que nos ayuden a comprender mejor la situación a nivel global, pero serán pocas las veces que esto ocurra. No obstante, en esta primera temporada (sí, hay una segunda QUE YA ESTÁ EMITIDA. Veis, no es tan difícil) hay un género que poco se nombra: el slice of life.

¿Por qué hay que tener en cuenta los recuentos de la vida? 

Porque la experiencia de la protagonista no es la de tener solo un romance con un chico de su promoción, sino también salir de esa zona del infierno por la cual todos nosotros hemos pasado. Principalmente lo veo como salir de ahí y conseguir el premio. Ahora no se me enfaden por cosificar al pobre de Shouta, es lo que me faltaba. A no, que eso pasaría si fuese al revés, pues nada, sigo XD. Esto que os cuento me recuerda al anime ReLIFE, donde un joven inadaptado vuelve a la preparatoria para volver a probar las mieles de la sociedad adolescente de un instituto. Vale que no es el mismo argumento ni tratamiento. En la otra serie el romance llegaba al final y casi por sorpresa. Aquí en cambio, el amor se respira desde principios de temporada.

Obviamente, no va a ser lo mismo que una temporada dure el doble que la otra serie que estábamos hablando y se nota, qué queréis que os diga. La calidad en el detalle de las situaciones y la profundidad de ellas son abrumadoras. Llegaremos hasta la "madriguera de conejos" en los pensamientos de cada uno de los personajes, no solo de los protagonistas. Aunque, a decir verdad, al pobre de Shouta lo dejarán marginado en este aspecto, la ganadora absoluta es Sawako, básicamente porque está aprendiendo lo que es la vida, en el buen aspecto.

-¡Yuju! ¡Orgía!-

El relato nos irá mostrando los cambios que suponen salir de la zona de bullying, gradualmente, hasta convertirse en una compañera más de clase sin que el estigma sea un impedimento en ello. Sin embargo, el sambenito le acompañará toda la vida en el instituto de preparatoria, aunque podrá jugar con él como veremos en esta temporada. Si esperáis que os hable algo más de la siguiente, lo siento, deberéis esperar al análisis de la semana que viene.

Production I.G cuidó muy bien el tratamiento con un guion excelente que pasa por todos los puntos imaginables que alguien marginado pueda experimentar en el camino para salir de ahí. Eso sí, han sido algo cuidadosos y solo les hará falta la primera mitad del primer capítulo para dejarnos claro cómo se ha llegado a ese punto y cuál es el tipo de maltrato que realizan.

Van a deleitarnos con rumores, van a jugar con nosotros pensando que los culpables de su invención y difusión son unos y resultan ser otros, pero tranquilos, que seguirán con las sorpresas, con los malentendidos amorosos aunque, en esta ocasión, no irán a mayores estas situaciones. Por extraño que parezca, esto se parece más a la vida real que a los que nos cuentan las series. Básicamente para no caer en clichés equivocados. De todas formas, sí que ocurrirán algunos prejuicios que poco tiempo después se solucionarán. Parece que no han querido que las subtramas se alarguen en exceso para no complicar, ni hacer desaparecer la trama principal: la de la salida de Sawako de ese lugar marginal.

-Cuando buscamos series para el blog-

Otra cosa es la trama del amor hacia Shouta, que va cogiendo fuerza con el paso de los capítulos hasta voltear la situación de la historia, dejando en un segundo plano los problemas sociales en clase y centrándose en el cariño y ¿amor? entre los dos protagonistas.

No obstante, esto no es suficiente para ocupar todo el metraje y decidieron ocupar ese tiempo que les faltaba con tramas que afectan a personajes secundarios. ¿Puede considerarse relleno? Sinceramente, sí. ¿Es algo malo? En absoluto, conoceremos más acerca del pequeño universo que está formado por estos chicos. 


Aun así, sigue siendo insuficiente que una pequeña y sencilla historia de superación y de amor entre dos jóvenes bien dure unos 25 capítulos sin meter tonterías y nimiedades. Hay que alargarlo lo máximo posible. Y ahí entra el ritmo de la narración. Es lento, aunque no llega al nivel de Tsuki ga Kirei, pero por ahí anda. Es la pega más importante de todas las que hay en el anime que analizamos. Deja las espectativas de cara a la siguiente temporada muy altas, como si todo fuese sobre ruedas. Sin embargo, como bien decía una compañera de instituto, que todo vaya sobre ruedas no quiere decir que vaya genial, siempre puedes ir cuesta abajo y sin frenos. Así que veremos cómo queda la cosa, pero por el momento, pinta bien a pesar de que metieron tijera cuando el amor se hacía más patente.


>Personajes

El tratamiento de los personajes es excelente. No hay duda de ello. Todo es gracias a ese relleno que os comentaba antes y que nos ayuda a comprender y entender las relaciones entre los jóvenes de este pequeño círculo académico. Resulta curioso que traten de muchos temas que afectan a adolescentes en esa misma edad, no solo por el acoso escolar, sino también por las relaciones entre todos, incluida la relación entre alumnos y profesor.

Quizás algunos personajes, como Sawako, pequen de ser muy tontas, aunque la caracterización principal sería la de insegura. Duda de muchas cosas, pero casi todas suelen estar relacionadas con el hándicap más importante que tiene: ser una inadaptada social, cosa que se irá corrigiendo con el paso de los capítulos. Veremos cómo le afecta a ella y a los compañeros. Vale que algunos de los consejos que le dan bien pueden servir de ayuda en determinadas situaciones de la vida real, como ese hincapié en las sonrisas o en abrirse y sincerarse delante de todos. Lamentablemente no siempre es así, pero sí que nos ayudará en muchos casos donde los malentendidos intentan acorralarnos.

No obstante, hay cosas que no me cuadran completamente. Pongo por ejemplo el caso de Kurumi. Tiene un papel ante la gente diferente de cómo es ella en realidad. Lo hace de manera sistemática y, sin embargo, con Sawako actúa diferente. ¿Por qué? Nadie lo sabe, ni siquiera ella XD. De todas formas, son detalles (pequeños o no tanto) que nos ayudarán a digerir la historia que nos relatan.


-Y yo en el verde y luego en el lima-

A continuación, os dejo con el listado de personajes:

>Sawako Kuronuma. Es la protagonista. Con ella veremos el cambio de una personalidad que pasa de la timidez e inseguridad más absoluta y a la aceptación de la soledad a necesitar el cariño y amistad de los que se vuelven sus amigos.

>Shouta Kazehaya. Podría definirse como protagonista junto a Sawako, pero el centro de la historia lo acapara ella. Shouta es una parte importante de la trama de este anime, eso es cierto, pero es incapaz de eliminar las sensaciones de que solo es un personaje más alrededor de lo que le ocurre con Sawako, aunque en esta ocasión con romántico resultado.

>Ayane Yano. Es la nueva amiga de Sawako. La conoceremos por esa cara extraña, aunque la explicación es sencilla: le encanta maquillarse. Ayane es muy perspicaz y suele enterarse de qué es lo que se cocina gracias a los gestos, a las miradas inocentes, a los silencios incómodos o a las expresiones nerviosas de los personajes, no solo de los dos enamorados, sino también de otros a su alrededor. Eso sí, no tiene tan buena mano con sus parejas. Ellos, tampoco.

>Chizuru Yoshida. Es la otra nueva amiga de Sawako. No sabría muy bien cómo clasificar a esta joven. Parece muy deportista (se le dan muy bien los deportes, eso sí), pero no la clasificaría por ello. Tampoco es que sea muy tonta o despistada, que puede serlo un poco, además de que le cuesta enterarse de algunas cosas que están más que claras. Yo la definiría como sincera. Siempre va a tener una respuesta sin filtros. Siempre va a decir lo que piensa, pero no va a ofender en absoluto.

>Ryuu Sanada. Es un gran amigo de Shouta y casi un hermano de Chizuru porque son vecinos puerta con puerta. Lo que más caracteriza a Ryuu es, además del sueño que le acompaña casi todos los días, lo callado que es. Bueno, al principio. Luego, con el paso de los capítulos, veremos que habla un poco y, curiosamente, suele ser de interés.


-Ya te gustaría-

>Ume Kurumizawa. Es una compañera del anterior instituto de secundaria donde cursaba Shouta. Aunque pueda parecer una chica modelo (guapa, atenta y educada), tiene una doble cara, una personalidad oculta que puede recordar un poco a lo que ocurría con Yukino Miyazawa en la serie Kare Kano. Aunque en esta ocasión no se trata de una persona caótica y con una doble vida que debe ocultar para que su popularidad no decaiga. Ume… perdón... Kurumi es muy insegura y trata de agradar a sus compañeros para poder utilizarlos en su beneficio. Podría definirse como narcisista, pero acaba por destapar su careta ante Sawako porque, como dije alguna vez, a los "tontos" o se les quiere o se les odia y Kurumi, por su inseguridad, hace todo a la vez con la protagonista.

>Souichi Jounouchi. Es el tonto de la clase. Así, sin más. ¿Queréis que os diga algo más? Es tontísimo.

>Yoshiyuki Arai. Es el profesor que comienza el año con los nuevos alumnos, pero acaba retirándose para seguir con el negocio de la familia de su mujer. Parece que quien lleva los pantalones es la "parienta". Y me parece muy bien. Si el "viejo" no tiene sangre, otra persona debe ser quién se mueva.

>Kazuichi Arai. También conocido como Pin. No sé el porqué del mote, pero este personaje es el profesor sustituto de Yoshiyuki. Si el anterior era casi un muermo, éste tiene demasiada energía y un ego grande como la catedral de Santiago de Compostela. Eso sí, suele ser bastante gracioso, sobre todo cuando cuenta anécdotas como lo de los viejos que corrían alrededor de la taza de sake.

>Los padres de Sawako. Cómo me podría olvidar de los progenitores de nuestra protagonista, más cuando el padre se parece ligeramente a Kojima. ¿Qué podría pasar? Igual que aparezca Norman Reedus cargado como una mula a punto de despeñarse por una ladera y caer a un río. Sin embargo, aquí veremos al padre con el síndrome del nido a punto de vaciarse y a la madre comprensiva que entiende a la perfección que su hija necesita roce fuera de casa con chicos de su edad.

>Touru Sanada. Es el hermano mayor de Ryuu y solo vendrá para mostrar lo guapo que es y lo prometido que está. ¿Que por qué lo digo? Ya lo veréis cuando llegue el momento.


-Por sus caras se entiende, perfectamente-


>Animación

La animación de Kimi ni todoke tiene un estilo inconfundible cuya estética está llena de colorines, florecillas, burbujitas y un abuso del chibi que debería estar penado por la ley. En efecto, aquí abusan de las caras redondas y los rasgos minimizados para mostrar ternura, aunque con el tiempo a mí lo que me han causado es un odio visceral a este estilo artístico. Vale que lo pongan de vez en cuando, pero parece que los capítulos son todos así.

A parte de eso, las pompitas, las burbujitas… llamadle como queráis. Han soltado a Bob Esponja y lo ha petado todo de pompas que aquello mete miedo. Oh, es superromántico. ¡MENTIRA! ¡ESO ESCUECE LOS OJOS! Resulta tan exagerado que deseé que apareciese Calamardo y no Patricio Estrella. Al menos para que terminase con ello de una vez por todas.

De todas formas, quitando estas tonterías, la animación de este anime es bastante sencilla. No hay un detalle excesivo, dándonos la sensación que está solo lo justo y necesario en cada momento. También es cierto que aquí prima la historia y solo nos ofrecerán escenas más trabajadas cuando quieran remarcar algo, como pueda ser la primera sonrisa sincera de Sawako.

Además, los colores están mezclados con tonos más oscuros, como si quisieran simular sombras, suciedad o a saber qué cosa. No queda tal mal (bien ya os digo que tampoco), sobre todo si comparamos esas escenas con las que ocurren en otras series. No sé, llamadme raro, pero unas escenas con unos colores más uniformes o tratados de otra manera (sobre todo los escenarios) puede que mejoraran el producto global.


>Sonido

El sonido es otro de esos aspectos como el dibujo que, aun teniendo una calidad justa, sí que ayudan a ambientar el relato. No me expliqué cómo, pero funciona. Es como si la ley del mínimo esfuerzo funcionase. Esto lo digo en todos los sentidos. Habrá ocasiones en las que llegaremos a aburrirnos de las melodías sencillas, pero en un cambio de registro ¡zas! nos ponen otro ritmo y ya se nos olvida todo lo malo.

-Cualquier sábado por la noche-

Cierto que los temas instrumentales poco servirán si no van acompañados de algo más como puede ser un buen doblaje y unos efectos especiales muy bien integrados. Más que notable es el doblaje de Mamiko Noto, la seiyuu que pone voz a la protagonista. Lo que más me asombra de esto que os comento es el listado enooooorme de trabajos en los que ha colaborado. Os podéis pasar por ANN y verlo por vosotros mismos. Tampoco voy a desmerecer el trabajo de los demás, pero sin duda alguna Mamiko es pieza clave por la cantidad de registros que aplica.

A pesar de que la serie consta de 25 capítulos, solo tenemos un opening y un ending en esta ocasión. Respecto a la apertura, tenemos una canción titulada al igual que el anime, Kimi ni todoke, cantada por Tomofumi Tanizawa, que solo tiene esta colaboración en una serie de animación japonesa. El cierre está cantado por Chara, que colaboró en otras series, aunque desconocidas, como Afterlost o Parappa the Rapper. La canción de este ending, Kataomoi, tiene un ritmo tranquilo que le siente de fábula a la voz ligeramente disfónica de esta cantante.


LA NOTA:

Bien, por fin termino este análisis que se me ha alargado, no en extensión, pero sí en el tiempo. Y es que entre ayudar con algunas tareas de casa bastante grandes como una "limpieza nuclear" (aquello se quedaba corto para utilizar el término "general"), terminar algún juego pendiente de Switch al 100% (bendito Doom, maldita sea qué bueno es) y, finalmente, preparar un regalo artesanal para alguien querido, acabaron por agotar el tiempo que disponía. Por eso, esta última parte del análisis se puede hacer algo breve o, incluso, anodina. Al menos tengo ese miedo. 


-Eso es porque se ha tirado un cuesco-

No obstante, hay que mirar para adelante y seguir mejorando, paso a paso. Si os lo preguntáis (porque sois despistados o vuestra comprensión lectora es la que tenéis) para la semana que viene tenemos la continuación y cierre de esta magnífica historia de amor que revolucionó los romances animados a finales de la primera década de los años 2000.


-Que la década terminó en 2010 y no en 2009 como dices- 

Mimimimimi… chupadme un pie. Aplicadlo como os salga del higo, que para eso está la lengua.

Y tras este momento erótico-festivo, toca el de recordar lo bueno y lo malo de esta serie para darle una valoración acorde a lo que presentan. Tenemos una historia bien entramada, que comienza como un relato de superación del estigma social y pasa a ser un romance algo típico, aunque sin dejar la ternura que nos conmovió en los primeros capítulos.

Técnicamente está bien, algo justa para mi gusto, pero sin queja por una mala praxis. La sencillez podría definir este trabajo si solo miramos los apartados de la animación y sonido. Eso sí, la efectividad es inversamente proporcional porque lo que han querido es remarcar el relato sin apagar su protagonismo. No nos podemos olvidar de una gestión inmejorable de los personajes, profundizando hasta el hueso y dejándonos en bandeja los sentimientos más profundos de cada uno.

Es por todo esto (mira que siempre repito esta frase al llegar a este punto, pero es que me encanta) que Kimi ni todoke alcanza la...


¡UN MOMENTO! 

"El silencio se hizo presente en la sala. Todos se giraron deseando responder a la pregunta que rondaba en sus mentes: quién había proferido ese grito. Dani se giró y vio, al final de la habitación, el espejo del armario que se situaba frente a él. Con una luz ligera, la del escritorio, y rodeado de tinieblas, pudo contemplarse con un papel en la mano. No sabía cómo, ni porqué, pero algo desde el más allá le había advertido de lo más importante. No dijo nada, era imposible que aquel reflejo pudiese susurrar siquiera, pero en su mente podía escucharlo perfectamente: la respuesta está en tu mano. Cogió el papel y leyó lo que estaba escrito".
Pues vale, leo y lo dejo escrito por aquí:

Kimi no todoke es una magnífica serie donde nos enseñan que las personas, aunque puedan parecer ariscas, tristes, enfadadas o solitarias, siguen siendo personas y, como tal, necesitan de cariño, de respeto y de comprensión. Esto nos lo enseñan de una manera tan esclarecedora que pocas dudas surgen acerca de que siempre hay que enseñar una sonrisa y ofrecer una mano a quien lo necesite. De todas formas, la historia está inconclusa. El amor entre estos dos jóvenes, a pesar de ser puro, está incompleto. Necesitamos conocer el resultado de este acontecimiento. Por ello, se arrincona en la E del sistema de valoraciones a la espera de la próxima semana, donde se cerrará el círculo. Como dije más arriba, en plena comparación con el anime ReLife, aquí tenemos un romance y en la serie de TMS Entertainment veíamos como el protagonista volvía a tener una nueva oportunidad para salir del atolladero social en el que se encontraba. Aunque tuviera dudas acerca de los sentimientos que hacían latir su corazón, el enfoque principal era acerca de la experiencia en ese nuevo comienzo. Eso sí, con un remarque hacia el amor entre ambos en el final de la temporada en un claro continuará, pero sin alterar la estructura global del relato.


0 comentarios: