RErideD: Tokigoe no Derrida

jueves, 5 de agosto de 2021 , 0 Comments

AÑO 8




En el día de hoy descubriremos que algunas veces es bueno olvidarse de los animes con un ejemplo que nos llevará al 2018. Siendo en todo caso la primera de las dos series que venía arrastrando en el calendario desde hace bastante tiempo. Por lo que una vez que he cruzado los dedos de cara al visionado de la siguiente dejémonos de dar vueltas y pasemos a hablar de...


RErideD: Tokigoe no Derrida (Geek Toys, 2018, 12 CAPS)

"Como no hacer una historia basada en los viajes en el tiempo"


Estrenado en Japón el 22 de septiembre de 2018, y con un staff que está compuesto a grandes rasgos por el director Takuya Satou, el compositor de la serie Kenji Konuta y los guionistas Kengo Matsumoto, Kenji Konuta, Takuya Satou, Toshiaki Sato, Yoriko Tomita y Yoshitoshi ABe, RErideD es un anime que, a simple vista, entra perfectamente en la regla que tenemos para los trabajos que pasan por muchas manos. Basada en los géneros de la acción, la ciencia ficción y el drama, esta obra original es fruto del estudio de animación Geek Toys, una compañía que desconocía por completo hasta la visualización de esta serie a pesar de que a empresa matriz lleva en activo desde el 2007. Y es que no será hasta el año 2017 cuando se funde Geek Toys Co., Ltd., la rama de esta empresa dedicada a la producción de series de animación y que se daría a conocer al mundo un año más tarde con el anime que hoy tenemos entre manos. Por lo que una vez echa esta escueta presentación (porque la cosa no da para más, la verdad), pasemos a ver la propuesta de esta gente.


> Sinopsis:

El año es 2050. El joven ingeniero Derrida Yvain se hizo famoso gracias a su contribución con el desarrollo de "Autonomous Machine DZ" en Rebuild, la empresa de fabricación fundada por su padre. Un día, Derrida y su colega Nathan encuentran un serio defecto en las "DZ" y tratan de advertir a su jefe, pero son ignorados. Aunque conscientes del peligro, deciden a regañadientes dejar de tomar medidas e ir al cumpleaños de la hija de Nathan, Mage. Al día siguiente, después de pasar un momento de paz, Derrida y Nathan son repentinamente atacados por fuerzas desconocidas. Al final de la fuga, Derrida cae en una máquina de sueño frío y 10 años más tarde, se despierta en un mundo devastado en el medio de una guerra. Al ser atacado por un grupo de "DZ" fuera de control, Derrida casi se da por vencido, pero recuerda las últimas palabras de Nathan: "Cuida a Mage". A pesar del duro destino que ha recaído sobre él, Derrida se dirige a busca a Mage. 

Más allá del tiempo, nos reunimos: esta es la historia de un viaje de esperanza. (fuente: Frozen-Layer)


> Personajes:

Jacques Yvain es el padre del protagonista de esta historia y el inventor de los autómatas que vemos en la misma. Motivo por el cual ocupa un puesto de prestigio dentro de la empresa Rebuild sin llegar a ser el director de la misma. No obstante y a pesar de este estatus, la trama no tarda en revelarnos que no todo en su vida es de color de rosa. Y es que la relación que mantiene con su hijo no es nada buena :P

> Derrida Yvain es, además del protagonista de esta serie, el hijo del inventor de los autómatas y un genio de su época. O al menos eso es lo que se nos da a entender al ver como el joven no solo logra hacerse un hueco dentro de la empresa para la que trabaja su padre a base de demostrar su valía, sino que también ha dejado en el pasado diferentes logros entre los que se encuentra la teoría para viajar a través del tiempo. Y, aunque este logro pueda parecer el desencadenante de todo lo que ocurrirá, lo cierto es que los tiros le vendrán por la parte más mundana de su trabajo. Destapándose así el tarro de una bonita conspiración XD

> Nathan Bilstein. Compañero de Derrida desde su época de estudiante, su mejor amigo lo ha acompañado hasta su trabajo en Rebuild. No en vano ambos jóvenes disponen de un laboratorio propio para realizar su trabajo. Y hasta aquí llegarían las similitudes, puesto que aunque Derrida ha dejado definitivamente a un lado su teoría para viajar por el tiempo, Nathan sigue mostrando interés por ella en sus ratos libres. Que no deben de ser muchos en comparación con su amigo a la vista de que está casado y tiene una hija pequeña XD.

> Mage Bilstein es la hija pequeña de Nathan y el personaje que servirá de punto de unión para esta historia. Y es que, a pesar de su corta edad, la niña oculta un gran interés por la teoría de su amigo Derrida. Tanto que no solo pondrá, siendo pequeña, su vida en riesgo, sino que de adulta luchará para hacer realidad la teoría de nuestro protagonista.

> Yuri Dietrich es, desde la infancia, la mejor amiga de Mage y uno de los personajes más destacables del reparto, pues será ella la encargada de ponernos tras la pista de su amiga. Pegándose así como una lapa a nuestro protagonista a pesar de que su papel no sea más que el de un simple secundario.

> Vidaux Volker es el personaje que aparece en escena al comienzo del segundo capítulo para salvar de la muerte a un Derrida que actúa como un completo retard. Freelance por antonomasia este curtido y corpulento hombre se dedica a recuperar piezas de los autómatas que campan por sus anchas por las zonas de guerra en compañía de su hija. Dedicándose también a la labor de guardaespaldas cuando se encuentra con un superviviente que pueda pagar su tarifa XD

> Mayuka Volker. Esta niña pequeña de cabello pelirrojo es la hija de Vidaux y sin duda alguna el alma de esta historia. Y es que, a pesar de mostrar un temperamento más propio de una persona adulta, esta pequeña no está exenta de mostrarnos su parte más infantil y egoísta en determinados momentos de la serie. Convirtiéndose así en uno de los personajes más llamativos y creíbles que veremos :D

Hans Andrei es el director de Rebuild y el hombre que está detrás del destino que le espera a Derrida. Por lo que sí, amigos, estamos ante el villano de la serie. O al menos así sería si solo hubiese uno XD. Pretencioso donde los haya, este individuo que nos recuerda a Trump, por el pelo rubio y ese peinado, no dudará en poner precio a la cabeza de Derrida en cuanto descubre que sigue vivo diez años después de haberlo dado por muerto. Para que veáis el nivel de efectividad y seriedad en la que se mueve este personaje XD

> Donna o también conocida como la asesina blanca, es la primera persona a la que recurre Andrei cuanto se entera de que nuestro protagonista sigue vivito y coleando. Y, al parecer no es mala decisión, pues como nos descubre Vidaux esta asesina es sumamente efectiva. Aunque como tampoco es plan de soltar algún spoiler antes de tiempo, por lo que voy a dar por concluida esta presentación aquí XD

Esta será la tarjeta de presentación de Yuri en la historia :P

Con un comienzo un tanto desconcertante, el primer capítulo no tarda mucho en centrarse en el presente de nuestro protagonista, Derrida, para enseñarnos tanto el trabajo que tiene como sus amistades. Siendo a este respecto Nathan, su compañero de trabajo, y su hija Mage quienes copen esta importante posición. No obstante, lo que ahora nos llama la atención es ver como nuestro joven protagonista trabaja para una empresa en la que se desarrollan autómatas. ¿Y por qué es esto interesante? Pues porque aparte de tener sus más y sus menos con su padre, quién sería la mente detrás de estos robots, Derrida descubrirá, junto a su compañero, un grave problema de funcionamiento en el último modelo que se disponen a fabricar. Lo cual lo hará hacer todo lo posible para advertir del fallo a sus superiores al tiempo que desarrolla un parche de software para corregir el problema. Sin embargo y a pesar de sus buenas intenciones, el responsable de la compañía no parece estar muy dispuesto a aceptar la existencia de este problema. Excusando su curiosa actitud en el impacto que tendría para la compañía reconocer de manera pública el fallo. Algo sumamente ilógico, teniendo en cuenta que nos dan a entender que estos nuevos androides aún no están listos, y que dará paso a la conspiración con la que se inicia esta historia. Pero dejando a un lado este giro argumental, y retrocediendo unos minutos en el tiempo, paso ahora a centrarme en la pieza angular de la ciencia ficción de esta trama. Y es que, como se nos descubre a raíz del cumpleaños de Mage, el bueno de Derrida desarrolló una tesis sobre los viajes en el tiempo. Una idea que en la actualidad califica de tontería pero te sirvió para que su amigo Nathan trabajase con tesón en la elaboración de un dispositivo que permita tamaño hito. No sin ello desaprovechar cualquier ocasión para que su amigo le ayude en esta difícil empresa. Aunque visto lo visto no va a ser Derrida quién aporte el granito de arena necesario, sino su propia hija. Y es que sin saber muy bien cómo, y a raíz del experimento que hace la niña a espaldas de su padre, Mage logra obtener unos buenos resultados. Bueno, eso o Derrida está chocheando por completo debido al accidente que ha sufrido. Cualquiera sabe XD. Aunque fuera como fuera lo cierto es que, por casualidades de la vida, nuestro protagonista acabará cayendo en las instalaciones subterráneas dónde, también de chiripa, conseguirá viajar al futuro. Aunque en este caso sea por el "tradicional" método de la criogenización, claro. En un viaje que lo dejará a él ante un mundo bastante diferente del que había dejado, he aquí un cliché, y a nosotros ante la duda de resolver quién es en realidad la joven que aparece en el lugar justo antes de que se despierte :P

A la vista de las cuestiones que quedaban en el aire, el segundo capítulo se marca un buen gol al plantearnos todavía más. Y es que, ni corto ni perezoso, el bueno de Derrida se mete en plena zona de guerra para comprobar de primera mano (supongo) la efectividad de los autómatas antes de ser rescatado, in extremis, por una especie de caza recompensas. Y aquí es donde empieza lo bueno, ya que si el movimiento zombi de los robots ya nos resultaba raro, el hecho de que no se nos indique su tiempo de vida útil no hace más que empeorar el asunto. Pues en este lugar no hay ninguna fuente de energía disponible. Aunque si pensabais que las dudas que plantea el funcionamiento de los androides eran toda la munición que tenía para lanzarle al episodio esperar a saber de que esta guerra va por zonas. Sí, así como suena. Y es que por increíble que parezca, la historia nos presenta una parte la ciudad que ha sido devastada mientras que otra se encuentra en perfecto estado. ¿WTF? ¿Cómo se explica esto si el fallo hacía imposible que se controlase a los androides? Y ojo, que si bien la trama seguirá avanzando para que nos hagamos una idea del estado actual de este mundo y sepamos al fin quién es la niña que se le aparece a Derrida, o al menos su nombre, lo que no tiene perdón de Dios es la cobarde actuación con la que nos deleita ahora el villano. En serio, calificarla de ridícula es quedarse corto. Ah, y llegados a este punto me gustaría saber como se enteró Andrei de la aparición de Derrida si este no tiene ningún sistema de identificación. ¿Por los androides? ¿Pero no quedáramos en que eran incontrolables? Aunque bueno, vistas las malas noticias que se está llevando el protagonista y los antecedentes que nos dejaba el primer episodio, no me extrañaría nada que la historia empezase a beber ahora de obras como La máquina del tiempo. Y ojo, que es una suposición, no un spoiler. O eso es lo que espero en este momento XD

Mayuka con cara de no tenerlas todas consigo en compañía de su nueva amiga Yuri.

Continuando con lo visto en el episodio anterior, el tercer capítulo nos descubre por medio de Yuri, la chica que apretaba el gatillo unos minutos antes, el destino de Mage así como el tipo de vida que ambas jóvenes llevaban tras la muerte de Nathan. En una progresión argumental que irá muy de la mano de los pasos que da la asesina blanca para cumplir su misión o las idioteces que hará el malo debido al aburrimiento (supongo) XD. Ahora bien, dicho esto y dejando a un lado el "bombazo" que nos deja la trama, no quiero cambiar de episodio sin mencionar antes los epic fails que nos deja este. Y es que, ya desde bien temprano, podremos soltar un buen wadafak después de ver cómo se maneja la asesina con las armas gigantes que aparecen por arte de magia (todo sea dicho), o como aún se le ocurre llamar a su empleador para decirle que no ha cumplido la misión. Vamos, un despropósito que va muy de la mano del siguiente que vemos. Y es que, de decirnos que el clima se había ido a la mierda por culpa de la guerra y que por ello daba igual la época del año en el que estuviéramos, pasamos a ver una población en la que el sol luce espléndidamente. VRA-BO. Y no sólo eso, sino que se nos revelará que esta ciudad fue levantada tras la guerra (lo cual es a todas luces falso a la vista de lo parcheadas que están las edificaciones que vemos). Aunque para mí la guinda del pastel está en descubrir los refugios que ha preparado el "guardián" de Derrida. Porque se ve que lo de explicar cuando los puedo hacer, o cómo, quedaba fuera de los propósitos de esta historia. Muaravilloso, oiga XD

El cuarto episodio nos enseña como Derrida y Videaux se internarán en las instalaciones de Rebuild para conseguir los datos que le permitan al joven destapar la conspiración. No obstante, esta lógica continuación a lo que habíamos visto hasta el momento tampoco se salva de meterse en terreno pantanoso. Dejándonos a este respecto una colección de zascas tan grande como la que encontrábamos en el capítulo anterior. Y es que, miréis por donde lo miréis, la aparición de esa tarjeta especial que tiene Derrida o los toques a lo MacGyver que nos descubre, al utilizar a la IA del coche de Videaux cómo apoyo en su "arriesgada" misión, nos dejaran ante un panorama que difícilmente se mantiene en pie. Y entonces, cuando creíamos haberlo visto todo, llega ese salto de fe que hacen para acabar cayendo encima del coche, IM-PRESIONANTE, o ese final que nos revela que nuestro protagonista se encuentra en realidad en una línea temporal diferente a la suya. Así, sin más. Ni explicación de cuando salto en el tiempo ni ningún tipo de contexto que nos ayuda a asimilar el wadafak que presenta ese final. Y al que me venga a decir que esto se entiende con lo que pasó cuando Derrida estaba en su antiguo laboratorio ya puede dar media vuelta. Porque si, la historia puede quedar la mar de sólida con los datos que se descubren en estos veinte minutos, pero esa escena que se sacan de la manga para darle un giro de tuerca la trama no deja de ser un mojón del tamaño de la Torre Eiffel.

En el futuro el mundo será un páramo ideal para dar un pelotazo urbanístico a base de parkings XD.

Destapada la caja de mierda, el quinto capítulo comienza mostrándonos esos recuerdos que Derrida nunca tuvo y explicándonos, por sus propias palabras, que vivió un pasado diferente y que sus recuerdos fueron cambiados gracias a que el Time Ride fue un éxito. ¿Y qué es eso del Time Ride? Se preguntará alguno. Pues no tengo ni puta idea gracias al maravilloso planteamiento de la serie. Nótese la ironía. Pero no os vayáis aún, que el episodio no he hecho más que comenzar y la mierda tan solo ha asomado a la superficie. Todavía falta que se derrame por el suelo y eso será exactamente lo que consiga el metraje de este capítulo a base de esos flashbacks rarunos que tiene Derrida y que incluso lo llevarán a revivir parte del último día en el que vio a su padre para hablar con él. Así, porque es un chico Pantene y él lo vale. Aunque lo mejor de todo resulta ver cómo no solo puede interactuar con su entorno durante estos flashbacks, sino que sus acciones tienen repercusión en la línea temporal en la que se encuentra. Claro que sí, chabalote. Y aún por encima todo esto sirve para guiarle hasta dónde se encuentra lo que busca. Joder, poco más y sobra hasta su personaje XD. Aunque la guinda, porque siempre hay una guinda en esta historia, llegará en esta ocasión por parte de la absurda pelea que tiene Videaux con la asesina blanca. Excelente papelón el de esta mujer de sangre fría que se queda inmóvil esperando a que el efecto dominó le tiré una estatua encima. ¡Y D.R. Ferro quejándose de Coppelion! XD

Después del cristo que han montado con los viajes en el tiempo, estaba visto que en algún momento los tenían que explicar, y eso es precisamente lo que hace el sexto capítulo. ¿O no? Pues la verdad es que no sé qué deciros, ya que si bien es cierto que llegó la hora de encontrar la respuesta, la explicación que se nos da resulta cuanto menos curiosa. Y me explico. Derrida es capaz de viajar en el tiempo gracias al Time Ride. Un "sistema" basado en la Teoría de Trout que él mismo escribió y que permite a la conciencia de la persona viajar en el tiempo. Tal cual. Y si pensabas que esto lo arregla algo, pues ciertamente aún tendría sentido dentro de la teoría de una única línea temporal, lamento deciros que no. Puesto que como él mismo protagonista reconoce, este sistema le permite viajar a líneas temporales paralelas. Y si a eso le sumas el hecho de que, para hacerlo, no necesita ningún tipo de dispositivo te puedes hacer una idea de lo mal que pinta la cosa. Más si cabe cuando vemos que algunas de sus acciones si que consiguen cambiar las cosas en el presente, como fue el caso de la cámara de Yuri que se rompían el episodio anterior. Y entonces, cuando nos damos cuenta de que esto no va a ningún lado, puesto que de una teoría no se consigue nada si no se pone a prueba y en ningún momento hemos visto que Derrida hiciese algo, va la trama y nos deja caer que el joven también accede a recuerdos de otras personas durante sus "viajes en el tiempo". ¡Wadafak! Aunque eso sí, para que la cosa no de tanto el cante los guionistas han tenido a bien el establecer reglas con respecto a las cosas que puede o no cambiar durante sus incursiones. Pena que no hayan tenido el mismo ojo para cuidar cosas más evidentes, cómo que Yuri eche a correr en plena noche a sabe dios dónde o que Mayuka no solo encuentre de chiripa a Derrida, si no que también sea capaz de dar con su padre usando el mismo sistema. Madre del amor hermoso, ¡este guion está hecho por los Hermanos Marx!

A pesar de las apariencias, Mayuka resulta ser muy persuasiva cuando se lo propone.

Cómo era de esperar, el capítulo siete se centra en el secuestro de Yuri para mostrarnos las acciones que emprenden nuestros protagonistas con el objeto de rescatarla y, sobre todo, al chalado de turno está al cargo de su cautiverio. Un personaje bastante engreído que dice formar parte del gobierno y que nos deja ante otra buena incógnita. Pues a la vista de lo que estaba buscando y de lo que le dice a Yuri, ¿me puede explicar alguien cuál era la implicación real del gobierno en la conspiración de los androides? Porque a mí hay algo que no me cuadra en todo esto después de saber que ahora pretenden destruirlos a base de misiles. Si es que hay que ser retard perdido, oiga XD. Por fortuna, en esta ocasión no tendremos noticias del Time Ride más allá de que este funcionario lo nombre sin venir a cuento. No sé, es como pretender presionar a un fontanero soltándole que de joven jugaba al fútbol. Eso sí, por primera vez en lo que va de serie podremos ver unas escenas extra al final del episodio. Aún y cuando estas no nos digan gran cosa en realidad XD

Dejando atrás el rescate de Yuri, el octavo capítulo recupera a la asesina blanca para mostrarnos como se toma más en serio su tarea. Lo cual viene a evidenciar el hecho de que unas vacaciones le sientan bien a cualquiera. Y no me digáis nada, ya que esta es la única explicación posible al hecho de que estuviera away hasta ahora XD. Pero como de esto solo no vive la trama, el capítulo también nos deja ver como Derrida y compañía se reúnen finalmente con Cassiel. El misterioso personaje al que nuestro protagonista reconocía en la grabación de seguridad del quinto episodio a pesar de no haberlo visto en la vida (¡ZASCA!) y, como no, ante una nueva entrega de los viajes en el tiempo de Derrida. Primero para ser testigos de como Videaux parece ahora creerlo y después para enseñarnos un nuevo caso práctico que vendrá aponer las cosas todavía más patas arriba al revelarnos que el joven sólo puede cambiar un determinado momento una vez. Cosa sumamente graciosa, a la vista de las limitaciones que aun así tiene, y que en esta ocasión conseguirá que se traiga algo consigo. En un deux ex machina que no hace más que acabar de bombardear la trama. Si es que todavía quedaba algo por destruir después de que cayésemos en la cuenta de lo ridículo que, en base a esta información, resulta hablar de múltiples líneas temporales. Ah, y de la conversación que nos deja la loca de la asesina, que por cierto parece llamarse Donna, mejor ni hablar. Que cualquiera podría pensar que la envía la mismísima Skynet XD.


Con un comienzo de los que no se explican, el capítulo nueve nos muestra la continuación del viaje de nuestros protagonistas en la procura de Mage. Una búsqueda que en esta ocasión se verá interrumpida por la aparición de unos matones, haciendo que Derrida y compañía se tengan que refugiar en el bosque. Lugar este en el que se aprovechará para desvelarnos el pasado de Videaux y la relación que tiene con su hija, antes de que lugar se convierta en una trampa debido a los androides que surgen de la nada. Todo muy lógico. Aunque para incoherencia yo me quedo con una que va muy de la mano de la conversación que Donna y Cassie mantenían en plena marcha en el episodio anterior. Y es que en esta ocasión podremos asistir al milagro de ver como la hija de Videaux es capaz de avisarle a pesar de estar circulando en ese momento en el coche mientras él se halla en suelo firme y a unos cuantos metros de distancia. Joder, adoro los coches silenciosos. Incluso más que las armas que no necesitan recargarse, mira lo que te digo XD Y la guinda, para ir acabando ya, la encontramos en la conversación que mantiene Mage con una científica acerca de la teoría de Derrida. Puesto que será en este momento cuando se nos deje caer que sus saltos en el tiempo consumen mucha energía. Entonces, ¿cómo puede él hacer uso del Time Ride? Eso sí, no contéis con una respuesta porque como él mismo nos descubre en este momento, cada vez que salta en el tiempo pierde recuerdos. A buenas horas, mangas verdes XD

Para sorpresa de propios y extraños, o no, el décimo capítulo nos deja ante una de las partes más lamentables de esta trama, por medio de las mismas imágenes que pretenden explicar el origen de Donna. ¿Y por qué digo esto? Pues porque al comienzo de esta subtrama se nos muestra la importancia del cable rojo que tiene puesto la investigadora para controlar su ritmo cardíaco y detener el experimento en caso de que este se dispare. Pues bien, apenas sabemos esto la trama nos muestra como el cable se rompe y segundos después los investigadores que estaban vigilando el experimento registran una subida en el nivel cardíaco de la investigadora. ¿Perdón? Y esto no es todo, ya que más tarde podremos ver como ni tan siquiera la rotura del mismo es motivo suficiente para detener el experimento. Lo cual ya supone un buen zasca que no hace más que crecer al ver como esta investigadora logrará introducir un arma blanca en el recinto de la prueba. Sí señor, arriba con esa seguridad XD. Claro que llegados a este punto, y después de ver la perspectiva que de estos hechos nos da la científica con la que había hablado Mage, uno ya no sabe a qué atender. Pues en estas escenas el androide que estaba siendo objeto de las pruebas no tiene un aspecto humano, sino que es claramente robótico. Y no me vengáis a resolver la cuestión diciendo que al principio lo estábamos viendo todo desde los ojos de la investigadora, porque la trama resulta tan vaga a este respecto que no hace más que incrementar el nivel de la chapuza hecha por los guionistas. Y llegados a este punto ya paso de hablar de la nueva aparición del funcionario, que me da pereza y está visto que este funciona de igual manera que la tal Donna (esto es, aparece cuando le sale del nardo a la trama), o del numerito que monta la asesina blanca, que eso ya es para darle con un martillo en la cabeza a alguien (en serio, a quién se le ocurre dejarla entrar de nuevo en el edificio después de las amenazas), Para centrarme única y exclusivamente en la figura de Mage. Una chica que, según parece, habría estado obsesionada todos estos años con el Time Ride sin que su mejor amiga y la persona que vivía con ella, lo supiera. De traca, oiga XD

Porque no son iguales, que sino diría que esta escena está sacada de Horizon Zero Dawn XD

Para no desentonar con el resto, el penúltimo capítulo nos enseña como nuestros protagonistas alcanzan las inmediaciones del lugar en el que supuestamente se encuentra Mage. No obstante y antes de que comience el numerito de los androides que aparecen literalmente de la nada, la trama no puede evitar dejarnos ante su primera metedura de pata. Y es que ahora resulta que si haces los Time Ride con control puedes hacer grandes cambios en el tiempo. Dejándonos así claro que hasta ahora, y por mucho que se había concentrado en ello, Derrida había estado haciendo estos altos sin control alguno. Jesús, ¿os dais cuenta desnivel de absurdo de esta trama? Porque si no es así ya os desveló yo que, en este momento, otros países han decidido atacar al de los chicos para "acabar" con la guerra (y digo yo ahora que tenemos claro que todo ocurría el mismo país podemos dar por hecho también que debió de haber alguna Cataluña por medio, con intenciones independentistas y todo, para que se monte semejante pifostio), o que los responsables de este país trabajando en el desarrollo de unas armas todavía más efectivas que los androides descontrolados de marras. LUL. Armas que, por cierto, desplegará nuestro querido funcionario en este episodio antes de que el coche de Videaux, en un arrebato de difícil explicación, decida dejar a un lado su misión de proteger a Mayuka para meterse de un salto en el transporte aéreo en el que se encuentra el burócrata. Para que luego os riáis de K.I.T.T., oye XD. ¿Y a dónde nos lleva todo esto? Pues a ver más heroísmos, a descubrir la patética intervención que hace Donna para ¿zanjar? la explicación que nos daban de ella en el episodio anterior (en vuestras manos queda el hecho de aceptarla o el de asimilar que no parece estar para otra cosa más que para rescatar a su presa) y a ver la decisión de última hora que toma Mayuka con el beneplácito de Derrida y Yuri. ¿WHAT? ¿Por dónde piensa volver la niña a junto de su padre si el camino de regreso está destruido? En fin, no le demos más vueltas al tema que está claro que Derrida sabe lo que hace y pasemos a ver que nos depara el último episodio de esta "fabulosa" serie.

Y así llegamos al final de esta serie y, con la duda aun presente de saber cómo cojones llegó Mage al lugar en el que se encuentra existiendo tal amenaza en las inmediaciones, nos encontramos con la primera escena absurda. La que nos muestra Yuri por medio del numerito que monta, sin saberse muy bien a cuento de qué, antes de entrar en la última sala. Por fortuna para ella. Esta tontería no está sola, si no que viene acompañada por la de ver cómo Mayuka se reúne con el Rambo de su padre y como los robots son tan corteses como para dejar que ambos personajes se reúnan en relativa calma. Si es que cada vez que lo pienso me da la risa, en serio. Pero no os vayáis aún porque, ¿os acordáis de cuando se mencionó que Mage andaba en la procura de muebles antiguos? Pues la entrada en la estancia final nos descubre el motivo que había detrás de ello; la chica ha creado una copia exacta de la planta baja de su casa. Ver para creer. ¿Y dónde se encuentra ella? Pues en otra habitación cercana. Un lugar del que no intentaré dar muchas pistas, por si aún existe alguien interesado en este anime, pero que nos deja, entre otras, ante la revelación del combustible que usa la máquina de los Time Ride y del porqué de que el bueno de Derrida pudiera utilizarla sin estar físicamente en ella. Viva la tecnología inalámbrica, creo. Aunque tampoco estoy muy convencido con esta explicación a la vista del estado de las infraestructuras de comunicación. ¿Veis por dónde van los tiros? XD Y así, después de ver otra "excelente" actuación de Yuri, si es que mismo parece que los guionistas la tomaron con ella, la trama pasa a resolver todo el cristo que tenía montado para dejarnos ante el final. Y si te gusta bien y sino también, añado. Pues esta solución no deja de estar carente de ciertas incongruencias bastante gordas. Como es el hecho de ver que la policía pone fin a la conspiración con tanta facilidad, recordemos que estaban implicados peces gordos de la política, o que al final descubramos que Derrida y Mage tienen una edad similar. Un bonito wadafak con el que voy a dar por finalizado este repaso, ya que la verdad es que ya estoy cansado de sacar a relucir los fallos. Por lo que en vuestras manos queda el hecho de que os guste este final y que le encontréis explicación a que Derrida haya tenido flashbacks que, a todas luces, parecen proceder de esta realidad alternativa. Buena suerte resolviendo esto y recordad que siempre podéis contar con la ayuda de Iker Jimenez XD

He aquí la escena que da paso a la recta final de esta historia.

> Animación y música.

Dentro ya de los apartados técnicos he de decir que en esta ocasión voy a ser bastante breve al respecto. Y el motivo no es otro que mi opinión desfavorable hacia la técnica de animación empleada. Y es que si hay algo que no me guste en el anime son esas escenas que dan la impresión de verse borrosas o difuminadas. Y ese es precisamente el caso de la serie que nos ocupa gracias al empleo de unos colores bastante claros en conjunción con un dibujo bastante suave. Un combo que tanto nos deja escenas correctas como otras que parecen haber sido clareadas adrede y si a esto le sumamos el hecho de incluir la niebla en prácticamente todos los episodios pues ya me diréis XD. En cuanto al 3D cabe decir que el trabajo realizado por Chiptune FrameBox resulta correcto a pesar de que el diseño de algunos elementos dejen mucho que desear (véanse los robots del final) o de en alguna ocasión se opten por recurrir al truco de reducir los elementos que veremos en pantalla.

En lo tocante a la banda sonora más de lo mismo. Y no porque el trabajo de Maiko Iuchi no cumpla con lo esperado, sino porque ya sabéis que un servidor es de la opinión de que una banda sonora debe ser acorde a la historia que se nos muestre. Y como la de este anime resulta bastante "especial", al final ninguna de las canciones que conforman esta OST nos llamarán especialmente la atención. Quedando por tanto para otra ocasión el hecho de descubrir el talento de esta compositora nacida en Hiroshima, pues como os podréis imaginar la última vez que me encontré con ella en una anime (Heavy Object) tampoco saqué nada en limpio XD. Dicho lo cual tan solo me queda apuntar que el tema que acompaña al opening es el "PARADOX" de QUADRANGLE mientras que el ending recibe, sin motivo alguno, tres versiones diferentes de la misma canción: "Toki no Tsubasa" de M・A・O (episodios 2,6,8 y10), "Toki no Tsubasa" de Himika Akaneya (episodios 3,5 y 9)
y "Toki no Tsubasa" de M・A・O & Himika Akaneya (episodios 4,7 y 11)

Esta chica que se parece tanto a Donna cuando aparece por primera vez es Mage Bilstein.


LA NOTA:

Como habéis podido comprobar RErideD es, gracias a una historia que sigue la misma coherencia argumental que encontrarse a un esquimal en el desierto del Sahara, uno de los mayores bodrios que me he visto recientemente. Pero como seguramente haya alguien que aún no lo vea claro paso a hacer un resumen de los epis fails que se marca esta serie durante su huida hacia delante separándolos en dos bloques bien diferenciados. El que tiene que ver con los fallos de guion per sé y el que recoge las incongruencias más llamativas que nos dejan estos viajes en el tiempo. Y es que si pensabais que el anime no daba para tanto la lleváis clara XD

Si hay algo que no cabría encontrarse en una historia tan lineal como esta, entendiéndose por lineal el hecho de que Derrida comienza un viaje con el claro objetivo de encontrar a Mage, eso son las incongruencias de guion. Al fin y al cabo a este respecto estamos hablando de algo que podemos ver en infinidad de animes y raro es el caso en el que los guionistas patinan de manera cantosa a la hora de realizar esta labor. Sin embargo, en esta ocasión los chicos de Geek Toys no tardan mucho en dar la campanada que ya nos debería de servir de aviso para lo que se avecina. Ya que al poco de comenzar veremos como Andrei es puesto al tanto de que Derrida sigue vivo tras haber pasado diez años desde que lo dieron por muerto. ¿Y qué es exactamente lo que me llama la atención de esto? Pues ni más ni menos que el hecho de saber como pueden estar tan seguro de esto a esas personas. ¿Acaso nadie pensó en el hecho de que, de haber sobrevivido entonces, ahora sería ahora más viejo? ¿A nadie se le ocurrió plantear siquiera la duda de que podían estar ante una persona que se le pareciera? LUL. Y no os vayáis, porque apenas salgamos de este bache el capítulo tres nos meterá en otro mayor al presentarnos a Yuri en la antigua casa de Mage. Una escena llamativa donde las haya pero que dejará en el aire cuestiones como las de saber que cojones hacia la chica en aquel lugar o porque motivo sigue ocultando a su amiga con tanta dedicación si ha desaparecido XD

No obstante, y como el dicho dice que no hay dos sin tres, la trama continuara su avance sin reparos de ningún tipo. Lo cual significa que si bien algunas cosas las tratara de parchear, como la parte del pasado de Donna, otras las dejará ahí para que aireen bien. Que sino luego les coge la humedad y pudren, supongo. Y por este motivo es por el que nos encontraremos con verdaderas joyas guionisticas como la de descubrir que la gente de Andrei detecta el momento en el que Yuri usa en el ordenador el dispositivo que Derrida le había dado a su amiga, cuando la guerra había acabado con toda la infraestructura que daba acceso a Internet (se conoce que los ordenadores del futuro se comunican por telequinesis), el hecho de que el teléfono de nuestro protagonista siga estando operativo diez años después de que sea dado por muerto (que sepáis que desde este momento me declaro muy fan de esa compañía de telecomunicaciones. Pena que no se nos enseñe la factura que le van a pasar por los atrasos XD) o que tras causar baja en su empresa, por eso de estar muerto, el tonto de su superior decida dejar su oficina completamente operativa para que coja polvo en vez de desmantelarla. ¿Para qué quería este individuo conservar las cosas de la única persona que lo podría joder si accediera a ellas? ¡No tiene puto sentido! O tal vez sí, porque si me decís que esta trama había sido pensada originalmente para una película del fallecido Leslie Nielsen me lo creería totalmente.


Y llegados a este punto paso ahora al segundo bloque; el de las incongruencias que nos dejan los viajes en el tiempo. Aunque como os podéis imaginar tampoco me quiero explayar demasiado en el cacao que tienen montado los de Geek Toys, por lo que únicamente voy a mencionar los que me parecen más destacables. Empezando, como no, por lanzaros la pregunta del millón. ¿Quién cojones es Ange? Porque en una serie que juega tan confiadamente con los viajes en el tiempo y nos descubre una forma relativamente original de llevarlos a cabo llama extremadamente la atención el hecho de que no se diga en ningún momento de donde sale esta niña. Y no me salgáis con teorías de baratillo porque con tan solo recordaros como funcionan los Time Rider os las tiro todas abajo. Vaya, me se dé un guionista que no sabe dónde meterse ahora mismo XD.

Ahora bien, lanzada la pregunta llegó el momento de abrir el melón. Y en su interior me encuentro con que no hay explicación plausible para que Derrida tenga recuerdos de una línea alternativa en la que nunca ha estado. Siendo esta, sin duda alguna, una de las cosas imposibles que nos deja la serie si quiere que nos creamos el paripé que se monta en la recta final. Porque de no ser así, a cuento de qué viene tanta reflexión sobre el hecho de perder los recuerdos XD. Y ya que he cogido carrerilla dejarme señalar el hecho de que, si Mage estuvo dentro de la máquina, ¿quién cojones le deja el reloj a Derrida cuando está apunto de despertarse de la criogénesis? Mage no pudo ser porque como mucho en ese momento aún no tenía lista la máquina y por tanto no tiene sentido que modificase ese reloj. Y si tenemos en cuenta que los Time Rider solo mueven en el tiempo la conciencia de las personas que los usan pues ya os podéis hacer una idea de la chapuza que se ha hecho. Eso sí, una ligera idea, porque lo verdaderamente gordo viene cuando descubrimos que en esta historia hay dos personas cambiando el tiempo; Derrida y Mage. Y, si bien el primero deja claro que no puede hacer grandes cambios (tener en cuenta que nunca lo hemos visto llevar consigo nada que no tuviera ya en el pasado o mismamente probar a liquidar al zoquete que dirige la empresa para para resolver el problema), Mage resulta que si los puede hacer, como a todas luces evidencia el hecho de que ha cambiado el destino de Derrida. Entonces yo me pregunto, ¿qué mierda de teoría es esta? Y espérate, que si el combustible de la maquina son los recuerdos de quien está dentro de ella (a narices, porque si no estaríamos hablando de una máquina que funciona por ciencia infusa) ya me podéis explicar a mi porque Derrida los acaba perdiendo. Y no, no es porque el haga los saltos. ¿No os dais cuenta de que si los puede hacer es precisamente porque de alguna manera que solo Iker Jimenez puede explicar se hace con ese dispositivo que lo vincula a la máquina? Madre del amor hermoso, menuda bazofia de guion. Si lo llegan a vomitar después de una buena noche de juerga no les queda peor. En serio.


A raíz de todo lo mencionado hay algo que queda claro y es resulta hasta sorprendente que se hayan hecho las cosas tan mal en tan poco tiempo. Y ello, obviamente, encuentra su reflejo en nuestro ranking por medio de la G que le endoso con alegría. Aun y cuando esta nota me lleve a pensar en que RErideD: Tokigoe no Derrida se posicione en el mismo puesto que Steins;Gate. Un anime que, en comparación, aun tiene un pase por mezclar cosas que no debería. Algo que no ocurre en esta serie, ya que lejos de complicarse la vida con tirabuzones raros, los chicos de Geek Toys se la pegan en lo más básico. Y esto me hace pensar no solo en que me deba mantener apartado de este estudio en el futuro, sino que tal vez deba de pensar seriamente en añadir al ranking la Z que D.R Ferro me descubría en el análisis de Monster Musume para enterrar a series de este calado. Eso si, después de las generosas vacaciones que me voy a tomar para limpiarme de esta abominación.

-Vaya, nunca pensé que llegaría el día en el que este zoquete saliese en la defensa de Steins;Gate XD

0 comentarios: