ID꞉INVADED

jueves, 1 de septiembre de 2022 , 0 Comments

AÑO 9




En el día de hoy le tomaremos el pulso a la ciencia ficción nipona por medio de uno de los animes que, sin ocasionarme una necesidad incipiente, sí que me había despertado la curiosidad por la rareza que presentaba. Por lo que, tras un tiempo en el saco de las series pendientes y después de valorar la posibilidad de que nos hallemos ante una historia completamente novedosa, hoy nos vamos a adentrar en el mundo de...


ID꞉INVADED (NAZ, 2020, 13 CAPS)

"La ciencia ficción nipona es una caja de sorpresas"


Estrenada en el país del sol naciente el 6 de enero de 2020, la obra que hoy nos ocupa es un trabajo original del estudio de animación NAZ que se asienta en los géneros de la acción, el misterio y la ciencia ficción. Pero, ¿quién es NAZ?. Esta pregunta, que en un principio podría resultar de lo más indiferente, adquiere una mayor importancia cuando nos damos cuenta de que es la primera vez que esta compañía aparece por estas páginas. Lo cual encuentra su explicación cuando descubrimos que, tras su fundación en el año 2013, este estudio de animación no había producido más de cinco animes y que de estos los más famosos serían Hamatora The Animation (2014) y Dramatical Murder del mismo año. Animes de los que no tenía ni idea y que se suman al hecho de haber aparecido en los últimos "años oscuros" de la animación nipona. Una época de la que ya os he hablado en los Pseudo-Podcast y que podría habernos enseñado nuevamente su cara más nociva al haber ocultado a esta empresa. Aunque antes de sacar conjeturas precipitadas pasemos a ver las personas que se encuentran detrás de este trabajo.

Y en el primer lugar de la pequeña lista que he preparado me encuentro ni más ni menos que con Ei Aoki. Un director que tal vez pase desapercibido para el resto de vosotros pero que en mi caso resulta fácil de recordar por haber sido quien firmo la dirección de Re:Creators además de hacer lo propio con otras cosas como Ga-Rei: ZeroFate/Zero (2011) o Aldnoah.Zero. Miedito. Por fortuna, o no, el guion recae en esta ocasión en manos del escritor Otaro Maijo mientras que el diseño de personajes lo hace en las de Atsushi Ikariya, la dirección de arte corre de manos de Masakazu Miyake y el storyboard queda repartido entre Daisuke Mataga, Ryuhei Aoyagi, Takehiro Kubota, Yuichi Shimohira, Atsushi Ikariya y el propio director.


> Sinopsis:

"El anime tiene lugar en un mundo donde los investigadores tienen el poder de aprovechar el inconsciente de un asesino y ver partes fragmentadas de su psique. Esto se conoce como un "pozo de identificación", un plano mental que se puede ingresar digitalmente para recopilar pistas sobre el asesino, las víctimas, escenas del crimen e incluso motivos. A medida que uno atraviesa un pozo de identificación, sus imágenes y acciones aparecen como proyecciones digitales en el mundo real para que los investigadores las analicen en tiempo real. La historia sigue las investigaciones de Akihito Narihisago, también conocido como Sakaido, un famoso detective que ahora está en prisión, a quien se le asigna la tarea de sumergirse en los pozos de identificación de varios asesinos en serie" (fuente: Wikipedia)

Este símbolo es el emblema de la unidad especial para la que "trabaja" Akihito.

> Personajes:

Akihito Narihisago es el personaje encargado de adentrarnos en el extraño mundo de este anime durante los primeros compases de la misma. Antiguo policía, este joven carga tras de sí con la tragedia que lo aparto de ese mundo y lo llevo al actual sin que en ningún momento se nos explique el motivo de tal cambio. No obstante y sea como fuere, lo cierto es que ahora Akihito cumple con su penitencia trabajando para un innovadora organización de las fuerzas del orden que se dedica a dar caza a peligrosos asesinos por medio de una máquina que les permite adentrarse en su subconsciente. Permitiendo así realizar un viaje que solo está al alcance de muy pocas personas, como es el caso de Akihito, y en el que la persona elegida pierde su identidad para intercambiarla por la del alter ego que se puede mover en este mundo. Un detective de élite que dará con el asesino que buscan, aún y cuando no conserve ningún recuerdo de quien era en el mundo real, y que en el caso de nuestro protagonista toma el nombre de Sakaido.

> Kokuryuu Matsuoka es, por lo que nos dan a entender al comienzo (pues más adelante no se sabe a ciencia cierta) el antiguo compañero que tenía Akihito cuando era policía. De semblante serio y actitud curtida este hombre de mediana edad nos deja claro desde el comienzo que lo suyo no son ni las bromas ni la actitud distendida. Vamos, que exceptuando la única ocasión en la que lo veremos hablar de nimiedades con su nueva compañera podemos afirmar, sin miedo a equivocarnos, que estamos ante un policía a la vieja usanza. Eso sí, no busquéis en él un Charles Bronson porque ante todo este agente es un hombre que no se sale de las normas.

> Koharu Hondoumachi es la inexperta agente que acompaña a Kokuryuu al comienzo de la serie. Lo cual ya nos permite ver que al menos sus superiores tienen todos los tornillos en el sitio. XD. No obstante y a pesar de su falta de experiencia y su comportamiento temeroso esta joven resulta ser, a la hora de la verdad, una excelente detective. Lo cual nos dejará constancia de su gran capacidad deductora a la vez que pondrá en alerta a su compañero de una manera que difícilmente podríamos imaginar. Motivo este por el que, al final, la chica acabará formando parte de los detectives de élite bajo el alter ego de Miyo Hijiriido. Un personaje con el que Koharu nos mostrará todo su potencial y que tendrá un peso bastante importante en los acontecimientos que veremos en los últimos episodios de la serie.

> Takuhiko Hayaseura es el viejales de pelo blanco que se quedaría a un paso de recibir el apodo de Santa Claus. No obstante y debido al tipo de historia que tenemos entre manos eso nunca sucederá, sino que en su lugar este individuo que ocupa el cargo de mayor responsabilidad de toda esta organización nos dejará ante el típico giro de guion japones.

> Funetarou Momoki es el jefe de la unidad para la que "trabaja" Akihito y, por tanto, la persona al cargo de todas las investigaciones que se llevan a cabo gracias a la máquina que da vida a este lugar. Lo cual encaja a la perfección con ese talante serio que nos muestra en todo momento aun y cuando queda más que patente que entre él y Akihito hay una relación más profunda que la cupiese esperar con un "conejillo de indias" :P

> Sarina Tougou es, tras Funetarou, la persona con más poder dentro de la cadena de mando de este lugar. Motivo este por el que tal vez no resulta tan extraña la actitud firme con la que nos deleita en todo momento esta pelirroja.

> Kiki Asukai es una de las víctimas de uno de los asesinos en serie de esta historia y alguien que, a día de hoy, aún sigue en paradero desconocido. Un misterio que se nos dejara caer una y otra vez por medio de Kaeru y que resultará ser la clave para entender los pormenores de esta historia.

> Tamotsu Fukuda es el último detective de élite en aparecer en esta historia y uno de los asesinos en serie a los que ayuda a detener Akihito al comienzo de la historia. Una discrepancia que solo tiene sentido en el universo de esta historia y que nos dejará ante un personaje que, lejos de parecer de relleno, contará con su momento de redención por medio de Anaido, su alter ego "virtual".

Escena de uno de los muchos mundos extraños que veremos en esta serie.

Con un inicio tan curioso como original, el primer capítulo de la serie nos traslada a un extraño mundo, en el que todo, tanto objetos como personas, están fragmentados, para qué conozcamos a Akihito. Un detective de élite que se encuentra en este lugar para resolver un crimen aún y cuando no recuerda ni tan siquiera quién es. Un hándicap que se irá a difuminando a medida que avancen los minutos gracias a la información irá apareciendo y que, a su vez, nos ayudará a entender lo que está ocurriendo en realidad así como el propósito y la explicación de todo ello. Cosa que obviamente es la agradecer pero que nos deja ante interrogantes como el hecho de saber que solo alguien que haya matado previamente pueda entrar en este extraño mundo. Lo cual puede deberse a un fallo de traducción o no, por lo que nos tocará seguir avanzando en la serie para despejar está duda mientras vemos como la acción de este primer episodio se va acercando a ese punto y aparte que nos pillara por sorpresa XD

La continuación del episodio anterior nos sitúa ante el desenlace de la subtrama de este y ante unos interesantes giros argumentales que servirán para descolocarnos un poco más en esta historia que nos recuerda tanto al mundo que Philip K. Dick dibujaba en Minority Report. Aunque salvando las distancias, claro está. No obstante, la continuación de esta historia nos permite descubrir cosas más allá del caso que se estaba investigando y poner respuesta a la duda que surgía en el primer episodio. Una parte oscura a la que estoy seguro que le iremos poniendo luz con el avance de los capítulos, a la vez que descubrimos más cosas sobre el protagonista de esta historia y el gran misterio que representa el "hombre del whisky" XD

A renglón seguido de lo visto en los dos primeros episodios, el tercer capítulo da unas breves pinceladas por la vida de Akihito antes de adentrarse, por medio de la superviviente Koharu, en la explicación que se dará de la tecnología que permite todo lo que vemos así como sus consecuencias e implicaciones. Siendo estas últimas las que se muestren en este capítulo a raíz de la nueva investigación que tendrá lugar. Una nueva parte de la trama que resultará más breve que la anterior, pero que no por ello nos dejará de sorprender al descubrir la "habilidad" que posee nuestro protagonista gracias a las palabras. Y, aunque no os voy a revelar nada al respecto, sí que os diré que el escenario que se perfila gracias estos veinte minutos hará que no podamos evitar pensar en el motor que impulsaba al sistema Sybil de Psycho-pass :P

En la imagen Kokuryuu junto a Koharu, su nueva compañera.

Cómo era de prever por lo absurdo que ya parecía en el episodio anterior, estancia de Tamotsu en el mismo bloque de celdas que nuestro protagonista permite airear los trapos sucios de este ¿departamento? a modo de colchón salvavidas. Haciendo así que la trama nos enseñe como Akihito no es el único que puede hacer uso de esa sofisticada máquina. Ahora bien, sigue siendo el único con la experiencia necesaria para abordar el nuevo caso que se presenta y por ello mismo se le levantara el castigo al que estaba siendo sometido. Lo cual, a su vez, nos dejará ante un desarrollo que no estará exento de ese girito que a estas alturas ya es la firma de la serie y que nos permitirá descubrir como el don de Akihito es totalmente real. Momento esté en el que la trama nos situará ante su vertiente más filosófica, por eso de tacharlo asesino, antes de que descubramos que no es el único personaje que cuenta con un don. Y es que, visto desde la barrera, la pequeña Koharu parece ser un imán para los problemas :P

La búsqueda del Sepulturero, el último caso que estaban investigando nuestros chicos, nos lleva en esta ocasión a ver la parte más detectivesca de la serie por medio de Koharu. La joven e inexperta policía que ahora resplandece con luz propia. Y, mientras por un lado está pequeña nos acerca el final de esta subtrama, por el otro Akihito se vuelve a ver las caras con el padre de Johnny Walker (si se me permite la broma) con el fin de recordarnos que esta historia sigue contando con una capa que, de momento, no está al alcance de nuestra vista :D

La resolución del caso del Sepulturero nos arrastra literalmente a la búsqueda de John Walker. Situándonos así ante un acontecimiento que, si bien tenía que llegar en algún momento, resulta estar metido con calzador. Por lo que ya os podéis hacer una idea de lo artificial qué es esta parte de la historia en comparación con la progresión, más o menos creíble, que había tenido hasta el momento. Una credibilidad que se verá contra las cuerdas al ver como el desarrollo de la trama traza un círculo, para unirse al pasado de Akihito, o la ridícula escena que tiene lugar en el momento de la detención del sepulturero por medio de esa herida que sufre Kokuryuu en la espalda y qué pasa a afectarle al brazo porque sí. LOL. Aunque si queréis saber mi opinión, la guinda del pastel nos la dejará ese mismo personaje y al final del episodio, cuando le revele a Koharu los motivos por los que la propuso para desempeñar la misma tarea que nuestro protagonista. ¡Madre del amor hermoso!

En la imagen podemos ver tanto a Funetarou como a Akihito. Este último sentado en la maquina que hace posible la "magia" de esta serie.

La búsqueda del asesino qué cambio la vida de Akihito para siempre supone la carta de presentación de Koharu como detective de élite para que veamos, desde el primer instante, lo especial que resulta ser esta chica. No obstante, esta investigación no es más que otra máscara para que el nombre de John Walker vuelva a sonar, con la diferencia de que, en esta ocasión, podremos ponerle nombre y cara. Un movimiento pensado para mantener nuestra atención pero que acaba oliendo a kilómetros por lo extremadamente sencillo que ha resultado dar con este individuo. Es más, estoy casi convencido de que el verdadero villano es otro personaje que trabaja en esta división. Pero vamos, que no os voy a decir nada por el momento XD Y mientras esto es lo que sucede en la superficie, el mundo del subconsciente Koharu se adentra en un bucle que no augura nada bueno :P

La continuación del episodio anterior nos lleva a ver cómo esta agencia opta por hacer que dos detectives de élite entren en el mismo mundo con la finalidad que se ayuden entre sí e intenten encontrar alguna pista del paradero de Koharu. Algo que solo ocurriría en el caso de que el mismo bucle que la atrapó a ella se diese en otros mundos y que finalmente se hace tan real como desconocido es el hecho de tener a dos detectives en el mismo lugar. Cosa que resulta ser sumamente novedosa hasta que el jefe de esta unidad nos advierte, a grito pelado, de que se trata de una trampa :P

Carente de esos minutos previos al opening que veíamos en los capítulos anteriores, el noveno episodio nos muestra uno de los giros de guion más interesantes de toda la serie después de que Akihito hubiese entrado en el bucle del capítulo anterior. Lo cual da lugar a que descubramos un mundo similar al real aunque separado de este por unos cuantos años y en el que nuestro protagonista no solo recordará el mundo intermedio que le llevó hasta aquí, sino que por primera en la serie vez lo recordara absolutamente todo. Obteniendo así la ventaja de modificar los sucesos que van a ocurrir y, lo que es más importante, conociendo al fin a Kaeru. O como se llama en realidad, a Kiki Asukai. Una joven sumamente extraña qué, con el paso de los minutos, nos irá descubriendo su secreto hasta el punto de que podremos trazar una línea bien clara entre el don que posee y la máquina que usaba Akihito para convertirse en un detective de élite. Sin olvidarme, claro está, del aire a la película Inception que toma ahora la historia :P

El Photoshop puede ser una solución perfecta para no meter la pata con los fondos.

La continuación de los acontecimientos que se desarrollaban tras la entrada de Akihito en ese mundo nos muestra cómo este llega a su término tras aparecer en escena Koharu y lo que es más interesante todavía, ver como todo lo que nos contaba Asukai puede no ser más que otra parte de esta fantasía. Un rompecabezas que, en mi opinión, no lo es tanto pero que se nos presenta en este momento para tenerlos entretenidos y evitar que nos fijemos en las costuras de esta historia. Y es que, cuando uno tiene en cuenta que Tamotsu actúo de esa manera, aún y cuando no tenía noticia alguna de la asistencia de esta máquina, o como ambos acabaron en un mundo trampa cuando los que los metieron en él no se dieron mi cuenta es cuando se da cuenta de que la historia empieza a hacer aguas. Eso sí, no os preocupéis porque gracias a estos "despistes intencionados" las advertencias de Funetarou cobrarán todo el sentido del mundo XD

Con nuestros personajes inmersos en la complicada situación que surgía en la recta final del episodio anterior, el capítulo once opta por jugar un rato al gato y al ratón con Akihito y Tamotsu antes de devolver las aguas a su cauce como si tal cosa. LUL. Instante esté en el que Koharu pasar a un primer plano para terminar de resolver el puzle y cometer el gran error de ponerse en contacto con el verdadero culpable. Cosa que como es de esperar pondrá a este en alerta y lo empujará a actuar de la manera en la que lo hace al final del episodio. ¡Si es que hay que ser retard! Por fortuna para nosotros, o no, este giro permitirá que Kiki pase a la acción para acabar de explicarnos los entresijos de esta historia.

Aunque no lo pareciese en un principio, esta serie transcurre en un tiempo cercano al nuestro.

El segundo episodio con minutos extras tras el ending de la serie nos sitúa ante los acontecimientos que tienen lugar justo después de que el malo de la película haya sido descubierto. En lo que no deja de ser una colección de escenarios y situaciones que no desentonarían con el resto de la serie, ni siquiera por la presencia de Kiki, de no ser por el numerito que monta Takuhiko en los momentos previos. ¿Y adónde nos lleva todo esto? Pues poco más que un callejón sin salida en el que iremos entendiendo los pormenores de esta historia e incluso nos sorprenderemos con la revelación que hará Funetarou, dejándonos claro que sabe mucho más de lo que parecía, antes de ver, o mejor dicho, de digerir esa confrontación final que nos espera en el último episodio. Y es que si nadie se dio cuenta, en ningún momento hemos visto que se capturen las partículas que permiten a Takuhiko entrar en el mundo de su subconsciente. Porque de las razones que le impulsan a actuar de esta manera, así como de la explicación que tiene que haber para saber cómo John Walker aparecía ante los asesinos, prefiero no hablar. Menuda ida de olla tan típica de los nipones XD

El desenlace de la serie nos deja ante el típico sabor agridulce de las historias japonesas por medio de ese as que se sacan, literalmente, de debajo de la manga los protagonistas para derrotar al villano, o esa otra parte tierna que resulta tener la realidad que le toca vivir Kiki. Dos ingredientes que tendrán mucho que decir pero que no serán los únicos que conformen este menú, cómo nos demuestra la actuación de Funetarou o esa cooperación que surge entre Akihito y Koharu para dejarnos ante un cierre de historia que no es tal, sino más bien un continuará que esperemos que se materialice algún día :D 

Sakaido junto a Kaeru.

> Animación y música.

Si hay algo que llama la atención de esta obra es, sin duda alguna, su aspecto visual, seguido de cerca por el uso del 3D que acompaña a todo el metraje. Y no porque el resultado se parezca a lo que vemos en muchos otros animes, que va, sino por todo lo contrario. Ya que en esta ocasión nos encontramos ante una labor de 3D que debería de hacer escuela. O, al menos, influenciar lo suficiente en el resto de la industria como para que la competencia se ponga las pilas de una maldita vez. Y si a esto le sumamos un diseño de personajes que llama la atención por lo mucho que se aleja de lo que estamos acostumbrados a ver y que se apoya en una inteligente elección del color pues ya podéis tener por seguro que estamos ante la firma indiscutible de esta serie. Y es que si algo nos deja claro esta obra es que no es necesario volarle la cabeza al espectador con el apartado visual ni contar con estudios de primer nivel (el 3D de este anime está realizado por nombres tan conocidos en su casa como GiFT, SankakuTransistor Studiopara obtener un buen resultado. Lo cual no quiere decir, ni está reñido, con el hecho de que entre los colaboradores de esta obra nos encontremos a empresas como J.C. StaffKinema CitrusTROYCAWHITE FOXdiomedéaGAINAX Kyoto o SILVER LINK.

Y por si el apartado visual no cumplía holgadamente con su cometido, la banda sonora nos deja ante otra buena sorpresa. Pues entre los temas instrumentales compuestos por Kisuke Koizumi nos podemos encontrar otros bastante diferentes y que a penas desentonan con los que escuchamos tanto en el opening, "Mister Fixer" de Sou, como en el ending,"Other Side" de MIYAVI. Eso sí, ya os aviso que para gustos hay colores y que los temas "roqueros/electrónicos" pueden no ser del gusto de todos. Como es el caso de quien escribe estas líneas con el Other Side de MIYAVI. Algo que en esta ocasión no me impide ver el acierto de incluir estos temas durante el metraje de los capítulos :) Por lo que una vez dicho esto tan solo me resta indicar cuales son estas canciones e intentar dejaros un link funcional para poder escucharlas. Aunque claro, eso último ya no está en mis manos, sino en las del señor Yutú. 
"Butterfly" de MIYAVI (episodio 12), "Eternal Rail" de Kenmochi Hidefumi (episodio 6), "Horizon" de soundbreakers (episodio 13), "Memories of Love" de Hiroshi Suenami & soundbreakers (episodio 10), "Revenge" de Kazuya Nagami (episodio 9), "Samurai 45" de MIYAVI (episodio 4), "Testament" de starRo (episodio 13) y "UP" de MIYAVI (episodio 1).



LA NOTA:

Como habéis podido descubrir en este análisis, uno de los aspectos más llamativos de ID꞉INVADED es la manera en la que bebe de obras como Minority ReportPsycho-pass o Inception para dar vida a su historia. Y lo hace de una manera sumamente inteligente que no solo la aparta del plagio sino que le da un alma propia. Logrando así que esta "mezcla de ideas" coexistan sin ningún tipo de problema. Y esto es algo a tener en cuenta ya que los fallos que nos presenta la trama no se encuentran en esta combinación, sino en la falta de cuidado que han tenido a la hora de tratar los elementos intermedios que sirven para crear la continuidad que es precisa en una historia de corte detectivesco.

Y es que, por mucho que nos llame la atención la originalidad de lo que se nos muestra en pantalla, resulta imposible de evitar el hecho de verle a esta las costuras a partir del momento en el que tiene lugar el velatorio por los policías fallecidos. Un punto de la historia que debería de destacar por la tragedia de los hechos y los sentimientos de quienes vemos en pantalla pero que, por motivos de guion, acaba convirtiéndose en un desfile de deducciones que convierte a toda la escena en algo totalmente artificial. Siendo esto en todo caso, y por increíble que pueda parecer, el problema más pequeño que tiene esta historia. Como deja bien claro la incógnita que supone el hecho de descubrir quién le pudo montar semejante trampa a Funetarou Momoki en su domicilio o, ya que he nombrado a este personaje, el motivo por el que este individuo se mantuvo callado al encontrar la información clasificada cuando podía haber arrojado algo de luz al respecto gracias a los hechos que conocía. Dos buenos interrogantes que sin duda alguna darían el juego suficiente para que Iker Jiménez les dedicase un programa entero pero que no están solos. Pues para el final he optado por dejar la guinda del pastel en forma de esa incongruencia que se genera a raíz de habernos dejado bien claro tanto los requisitos para poder ser un detective de élite, como el hecho de que solo estos "elegidos" pueden entrar en estos "mundos" o que los recuerdos del mundo real se pierdan en el proceso. Tres reglas sumamente claras y concisas que se van a tomar por culo cuando vemos, en la recta final de la serie, como todo quisque podía entrar a ellos manteniendo todos sus recuerdos. LOL.

Dicho esto, y llegados a este punto, uno podría pensar que estamos ante otro de esos animes que se acaban estrellando estrepitosamente contra nuestro Sistema de Valoraciones. Sin embargo, la realidad que envuelve a ID꞉INVADED es bien diferente. Y es que, a pesar de lo descuidada que se nos presenta la trama en más de una ocasión, lo cierto es que su propuesta resulta ser más sólida e interesante de lo esperado. Motivo por el cual no me cabe la menor duda de que cualquier amante de la ciencia ficción, o cualquier espectador que haya visto las tres obras en las que se basa este anime, sabrá ver la originalidad de la idea que se nos presenta y sentirá curiosidad por ver a donde nos lleva la misma. Y debido a ello el trabajo de los chicos de NAZ se alza finalmente con la C y el sello de recomendable.

Vaya hombre, y yo esperando a que se cagara una vez más por todo lo alto en la ciencia ficción nipona. Así no hay quien disfrute de las pipas :(

0 comentarios: