Ga-Rei: Zero

jueves, 28 de abril de 2022 , , 0 Comments

AÑO 9




En el día de hoy me dejaré llevar por mi instinto y las buenas notas de ANN para cambiar de aires con...


Ga-Rei: Zero (AIC Spirits & Asread, 2008, 12 CAPS)

"Manual para echar un trabajo por la borda"


Estrenada el 6 de octubre de 2008 y asentada, al parecer, en los géneros de la acción, el drama, el horror y lo sobrenatural, Ga-Rei: Zero es, en realidad, la precuela del maga de Hajime Segawa titulado Ga-Rei. Obra que se publicaría en la revista Shonen Ace entre 2005 y 2010 y que contaría con una continuación en el año 2008 por medio del manga único titulado Ga-rei ~Tsuina no Shou~. Por lo que nos encontramos ante una historia prácticamente original que vería la luz antes de que el mangaka que más tarde crearía Tokyo ESP finalizase la que entonces era su primera obra. 

Y si lo dicho anteriormente ya nos puede dar mala espina, por eso de estar ante un producto que llega antes de que se acabe el manga (aunque bien es cierto que en esta ocasión eso no debiera de influir en absoluto en el trabajo que nos ocupa), el repaso al staff nos deja ante un panorama realmente terrible. Y no lo digo por Ei Aoki, el director que en ese momento acometía su segundo trabajo tras Girls Bravo (2004-2005) y que tras esta dirigiría animes como Fate/Zero (2011), Aldnoah.Zero (2014), Re:Creators (2017) o ID - Invaded (2020) ni por el guionista y compositor de la serie, Katsuhiko Takayama, o por la gente que está detrás del storyboard (Atsushi Ootsuki, Ei Aoki, Hiroki Hayashi, Keiji Gotoh, Makoto Bessho, Masaharu Tomoda, Naoto Hosoda y Yuuichi Nihei), sino por los antecedentes que en la actualidad nos dejan en este blog los dos estudios de animación que dan vida a esta obra, AIC Spirits y Asread (una compañía que se forma a raíz de la gente que deja Xebec. De lo bueno lo mejor y de lo mejor lo superior, está visto XD), y que un servidor conoce de sobra por ser el valiente que se atrevió con ellas; Isekai no Seikishi Monogatari Mirai Nikki. Dios, ¡que cruz!.

Así pues, y en vista de estos presagios que a mí me llegan tarde pues descubro esta información cuando ya he visto la serie, llegó el momento de quitar el velo y ver qué es lo que nos tiene que ofrecer este anime.



> Sinopsis:

"La historia gira en torno a un joven llamado Kensuke Nimura y su habilidad para ver fantasmas. Su vida se complica aún más cuando salva la vida de Kagura, una muchacha que esta trabajando para una organización secreta del gobierno para combatir a los espíritus.
Así Kensuke aprenderá acerca de los Ga-rei, bestias espirituales que pueden utilizarse como armas para combatir, y se enlistará en la Agencia. El shonen de Ga-Rei, The Enchained Spiritual Beast Ga-Rei en el original, gira en torno a las peleas contra fantasmas y seres malignos, y cuenta actualmente con dos arcos argumentales claramente diferenciados." (fuente: Frozen-Layer)

Está claro que Sega se fue a pique por culpa la piratería XD

> Personajes:

> Tooru Kanze es el protagonista de los tres primeros episodios y el personaje que nos comprará de inmediato gracias a esa forma de actuar tan directa que nos muestra. Siendo el combustible de esta una venganza que queda pendiente de desvelar en profundidad por lo poco que nos revelaran en esta primera hora de metraje.

> Natsuki Kasuga es la motorista y compañera de Tooru en su trabajo como exterminadores de demonios. Y, aunque no lo parezca porque prácticamente no la veremos a bordo de su moto, lo cierto es que esta roben es capaz de manear su vehículo como una verdadera arma de combate. Dándole así un plus todavía mayor a la fumada que nos comemos con tanto afán en estos primeros sesenta minutos.

> Kagura Tsuchimiya es la verdadera protagonista de esta historia. Hija de una familia de exorcistas, la pequeña Kagura se ve obligada a dejar su casa bastante pronto debido a la muerte de su madre y la responsabilidad que cae sobre su padre a partir de ese momento como única persona de su familia que debe de combatir al mal. Por suerte para la pequeña no son la única familia dedicada a esta labor en Japón y por ello recibirá amparo por parte de otra que está al tanto de la dura labor de esta profesión. Lo cual la llevara a conocer de esta manera a Yomi Isamaya.

> Yomi Isayama es la coprotagonista de esta historia y la chica que dará a Kagura el cariño que le falta. No en vano esta joven de cabello oscuro y edad ligeramente superior a la de Kagura ya conoce perfectamente los pormenores de esta profesión al formar parte de una unidad especial dedicada a erradicar a os espíritus malignos que amenazan a la humanidad. Y eso que, al contrario que el resto de personajes que forman parte de este equipo, ella no está atada de manera sanguínea a este mundo.

> Naraku Isayama es el hombre que adopta a Yomi despues de que sus padres fueran asesinados por un espíritu maligno cuando era pequeña y, a su vez, el líder de su familia. O dicho de otro modo, el único de los descendientes de esta que tuvo el coraje de cargar con ese peso. Lo cual le acaba acarreando cierta enemistad con su hermano because reassons cuando este descubre que toda su carga así como la herencia de la familia pasará a formar parte de Yomi en cuanto Naraku fallezca. Dando así pie a la parte de la historia que nos habla de traición.

> Mei Isayama es la hija del hermano de Naraku y una de las personas más interesadas de toda la serie. Lo cual nos llevara a pensar en si no será por ella que su padre y Naraku se empiecen a llevar mal. Unas sospechas que se disuelven al ver como esta mujer no se limita a ver los toros desde la barrera, sino que parece no tener los mismos reparos que su padre a la hora de combatir a los demonios. Claro que entonces vemos el giro que da la historia gracias a su personalidad interesada y nos damos cuenta de que la disolución se va al garete XD

> Noriyuki Izuna es el primero de los compañeros que tiene Yomi en su unidad especial en esta lista y un joven que pertenece a otra de las familias fuertes que manejan el negocio de matar demonios. Aunque su verdadera importancia en la trama vendrá del matrimonio concertado que acordará su padre con Naraku. Y no por lo chocante de ver como este tema se vuelve a rescatar en un anime sino por las vueltas que dará para acabar siendo uno de los desencadenantes del final de esta historia.

> Kouji Iwahata es el conductor de la unidad especial de Yomi y un hombre que reconoceremos enseguida tanto por su corpulencia como por su escaso cabello blanco y su aparente ceguera. O al menos eso es lo que me viene a mí a la cabeza cuando veo esos ojos completamente blancos XD.

> Nabuu Brothers son, como su apodo indica, dos hermanos gemelos. Aunque más bien debería de decir clones, pues no solo son idénticos en aspecto sino que repiten todas y cada una de sus palabras. Al igual que Kouji estas personas también disponen de cierta habilidad innata a la hora de combatir a los demonios y por eso mismo forman parte de la misma unidad de Yomi. Aunque al contrario que ella, ninguno de estos pertenece a una familia de exorcistas.

> Kazuhiro Mitogawa es el malo de la película. Por decir algo, pues su papel en la historia resulta tan esquivo y está tan mal integrado en la misma que al final no sabremos si es una víctima, un espectador o quien realmente mueve los hilos. Y mira que a la trama le gusta echarle a él las culpas aunque sea de manera indirecta XD

Kagura Tsuchimiya y Yomi Isayama en una de las primeras escenas, temporalmente hablando, de esta historia.

Con uno de esos comienzos que tanto gustan a los nipones, por eso de no enterarnos de nada, el primer episodio nos adentra en un mundo en el que los enemigos son demonios, o algo similar, y en el que el gobierno japonés ha tomado medidas para hacerles frente. O al menos eso es lo que parece, pues como descubriremos en este primer capítulo las cosas no estarán tan bien atadas como parecía y al final estos seres invisibles, para la gran mayoría de la población, se acaban convirtiendo en un gran peligro. Tal y como nos desvelará uno de los finales más asombrosos que he visto en los últimos años. Sin embargo las sorpresas no acaban aquí, sino que a la historia personal de nuestro protagonista, la cual por cierto lo lleva por el camino de la venganza, le seguirá una ligera presentación de los personajes que voy a obviar por los acontecimientos que tendrán lugar. Haciendo en todo caso hincapié en el curioso rumbo que toma la historia tras estos veinte minutos y en la entrada en escena de viejos conocidos de Tooru. Y hasta aquí voy a leer para pasar de inmediato al segundo episodio :D

Tras los acontecimientos del capítulo anterior, el segundo episodio pone en escena a una nueva unidad encargada de luchar contra estos seres. Siendo está la original. O al menos eso es lo que se puede concluir al ver el odio con el que se refieren a ella los militares XD. Por suerte para estos, los miembros de este escuadrón resultan ser sumamente competentes en su trabajo. Lo cual abre una puerta de esperanza en el desarrollo de los acontecimientos. Un rayo de luz que pronto será aplacado por la chica de la katana que veíamos al final del episodio anterior. La cual, para más inri, resulta guardar relación con las personas que forman esta unidad. Motivo este que le da un mayor aliciente si cabe a lo que está a punto de pasar y que nos acercará, un poco más y para mi propia satisfacción, al precipicio que parece ser el final de esta historia :D

Dentro de la estructura de la serie, el tercer episodio supone el principio de la misma al retroceder en el tiempo lo suficiente como para que descubramos al fin las raíces de todo lo que estábamos viendo. O más bien de una parte, pues como veremos toda esta "explicación" girará en torno a Kagura y Yomi. No obstante, el hecho de centrarse una versión más joven de estas dos chicas no será motivo para que no nos ponga el tanto de todo. Iniciándose de esta manera un camino que nos llevará hasta el presente del anime de una manera sumamente sencilla y directa.

Tranquilos, mujajos, esta no es ni siquiera una imagen subida de tono para los estándares de la serie XD

La continuación del episodio anterior estrena, al fin, el opening y el ending de la serie, además de un metraje un tanto flojo por culpa del nuevo personaje que conoceremos. Pero, ¿para qué sirven estos veinte minutos? Pues ni más ni menos que para ver cómo Kagura pasa finalmente a la acción. En una misión que resulta sumamente sencilla en lo que a enemigos se refiere pero que traerá las dudas a la mente de la joven al descubrir a qué enemigo debe matar. Y claro, ante tanta incertidumbre al final la chica necesitará de ayuda y está le llegará por parte de un padre, el suyo, que nadie sabe cómo llega allí. Un deus ex machina de manual que no estará solo en lo que a llamar nuestra atención se refiere, pues el hecho de ver cómo recogen a la chica del colegio con ese Hummer militar será algo que también nos llame la atención a nosotros, claro. Porque en este mundo debe ser de lo más corriente XD

Lejos de retomar el nivel visto en los tres primeros episodios, el capítulo cinco continúa andando por las ramas para mostrarnos el avance de la relación entre Yomi y su compañero Noriyuki como consecuencia del matrimonio concertado que acuerdan sus padres. No obstante y aunque lo que vemos durante estos veinte minutos no deja de ser relleno, este acuerdo será el punto de partida para que surjan rencillas familiares y se vislumbre en el horizonte, por medio de la aparición de Mei, la parte oscura de esta historia. La cual podría, o no, acabar explicando el porqué de los sucesos que tenían lugar al comienzo de la serie.

Prosiguiendo con el mismo hilo argumental de los últimos episodios, el capítulo seis nos muestra como el aumento en el número de enemigos hace que nuestras chicas y su equipo tengan más trabajo que nunca. Lo cual, a su vez, nos dejará de nuevo por un lado al severo padre de Kagura, para que este pueda recordarle one more time a su hija que debe de hacerse fuerte, y por el otro a una Mei que, lejos de actuar como creíamos, opta por ayudar a nuestros protagonistas, aunque sea a su manera. Motivo este por el cual seremos los únicos testigos de lo que le ocurra cuando el responsable del aumento de los enemigos haga su presencia. Un giro inesperado que dará paso al momento en el que la pequeña Kagura tendrá su "bautismo" dentro de la profesión "familiar" :P

Yaaaa, claaaaaro XD

Tras los sucesos que tenían lugar en el capítulo anterior, la trama nos mostrará el bache anímico por el que atravesará nuestra protagonista, como preámbulo para reconocer el destino que le ha tocado. Un trámite que, recordemos, llega después de ver la facilidad con la que la población civil acepta lo que sucede a su alrededor sin hacer preguntas, aquí basta con enseñar una placa del Ministerio de Medio Ambiente y ya está todo hecho, para precipitar los acontecimientos. Y es que cuando pensábamos que la cosa no podía ir a peor llega el momento para que Mei actúe y nos deje ante el final que, se sin duda alguna, marcará a Yomi.

Superado el acto principal de la serie, entiéndase por esto como el evento que nos llevará de cabeza los sucesos del presente, el capítulo ocho nos muestra como la vida de Yomi se desmorona poco a poco tras lo ocurrido. Entrando así en una espiral que no parece tener fondo y que nos revelará el recuerdo que tiene en común con Tooma y qué, mira tú por dónde, no hemos visto ningún momento de este repaso del pasado. Lo cual ya nos da una idea bastante acertada de la importancia que tiene todo lo que hemos visto en los últimos cinco episodios. ¡Viva el relleno!, supongo XD. Ahora bien, llegados a este punto cabe la pena decir que la historia está más cerca que nunca de alcanzar el presente. No en vano gracias al final de estos veinte minutos, y aunque sea en los minutos de descuento, podremos descubrir porque Yomi actuará después de la manera en la que lo hace :P

Tras el último giro que nos dejaba el episodio anterior, el capítulo nueve nos muestra como la vulnerable Yomi va encajando uno a uno todos los golpes que le depara la vida. Cargando en su conciencia con la conversación que había tenido con el villano antes de acabar así. El cual, por cierto, llegará a última hora para ofrecerle su pacto y acercarnos todavía más al presente de la trama. Cosa que no es mala, ya que lejos de pifiarla en algo tan simple como esto la trama opta por traer de nuevo al frente a esas unidades especiales que tiene el ejército para luchar contra los demonios. Porque supongo que nunca es tarde para recalcar un poco más el gran fail del guion. O al menos así es como se me ocurre a mí calificar el hecho de que el guionista se haya olvidado por completo esa parte de la historia para meterla ahora con calzador. LOL. Menos mal que los acontecimientos auguran que todo acabará en breves XD

Ya estamos con las cosas raras XD

Siguiendo la progresión de los sucesos que tenían lugar en el episodio anterior y tras revelarnos unos últimos detalles, la trama al final alcanza el presente de la serie en el capítulo diez. Y lo hace, como es obvio, continuando con la misma sangría en cuanto a coherencia argumental se refiere. Un factor que, en esta ocasión, nos deja ante ese hermoso zasca que se nos presenta después de habérsenos dicho previamente la mentira de que Yomi había estado desaparecida durante un tiempo. Y lo que es todavía mejor, de comprobar como los acontecimientos sufren ligeras variaciones con respecto a lo visto en el comienzo de la serie. Como es el caso de ver como ahora Yomi es omnipresente XD. Vamos, cosas que por otra parte eran previsibles viendo la progresión de la trama y que nos acercan a un desenlace en el que el padre de Kagura parece tener mucho que decir :P

Con el escenario completamente dibujado, después de una batalla mucho más corta que se podía imaginar, el penúltimo capítulo nos muestra los últimos intentos que llevan a cabo los antiguos compañeros de Yomi para detenerla, así como la corta pero intensa conversación que tiene Kagura con su padre después de tanto tiempo. Siendo todo esto en realidad nada más que los preparativos de cara a los eventos que nos revelará el último episodio del anime.

Continuando con lo visto en el episodio anterior, el capítulo doce nos sitúa ante los momentos previos a la batalla final para enseñarnos cómo Kagura y sus compañeros se preparan para la que se les avecina. Aunque en esta ocasión las cosas no serán como antes, gracias en parte a una Kagura que al fin toma las riendas de la vida que le corresponde. Y claro, esto va a suponer un final muy concreto para la obra. Ahora bien, que nadie corra a tirar los cohetes, pues como vemos esta despedida es más un hasta luego (fruto del manga al que precede) qué un final persé. Y de los minutos extras que veremos mejor no decir nada, que me dan arcadas solo de pensar en cómo se pudo llegar a eso XD 

Vaya, parece que a Selecta Visión se le ha escapado una luna XD

> Animación y música.

Dentro ya de los apartados técnicos cabe adelantar que poco tengo que decir al respecto. Pues si bien en la animación nos encontramos con colaboraciones como las de GONZOStudio RonXebec o al Studio Galapagos al frente del contado pero efectivo 3D que veremos en la serie, lo cierto es que el acabado visual no nos muestra nada que no hayamos visto ya en otros animes de su época. Siendo tal vez lo único llamativo de todo esto el estilo empleado para el diseño de los personajes y ese extraño afán por seguir la moda de emplear colores que son fácilmente saturables. Lo cual, unido a las escenas oscuras dará un resultado que ya es de sobra conocido en este blog. Ahora bien, dicho esto tampoco está de más advertir de que, si no puedo profundizar mucho más en este apartado es debido a la lamentable versión ripeada de televisión que acabo en mis manos. Un horror que, si bien en su día podría tener un pase, por eso de que el anime se acababa de meter, como quien dice, en la alta definición, a día de hoy enviaría al paredón a toda la gente de Wing-Zero por haber difundido un vídeo tan mediocre.

Y si la animación pinta así, os puedo asegurar que la banda sonora no se queda atrás. Aunque no por culpa del fansub, que ellos aquí no tienen nada que decir, sino por la estructura musical de la serie. Y es que, por raro que parezca, no encontramos ante un anime cuya OST se puede dividir en dos; la que acompaña de manera genial a los tres primeros episodios y la que forma parte de esa "calma chicha" con la que se resumiría lo que escuchamos en el resto de episodios. Vamos, que si lo que pretendían era crear un trabajo irregular en este aspecto lo han conseguido y con creces. Motivo este por el que no se si debo de darle las "gracias" a Ei Aoki, a Noriyasu Agematsu, por estar al frente de la música, o a la gente de Lantis por ser la productora. Aunque para ser justos creo que debería de ir sacando un billete para Tokio y repartir collejas entre todos a partes iguales XD. Por fortuna y como ya os he dicho, hay algo que se salva de la quema y eso es el tema del opening, "Paradise Lost" de Minori Chihara, los endings (aunque en menor medida el primero por lo que creo que se nota muchísimo la trampa que hay) "Yume no Ashioto ga Kikoeru" de Kaoru Mizuhara (episodio 2 y del 4 al 11) y "Paradise Lost" de Minori Chihara (episodios 3 y 12) y, sobre todo, las canciones que acompañan a los tres primeros episodios y de las que la gente de ANN sudó mucho a la hora de nombrarlas en favor de temas bastante más mediocres. Y si no me creéis aquí os dejo con "Dark Side of the Light" de Faylan o "Unusual Days" de Misato Aki.

Puede parecer lo contrario por la imagen, pero el 3D da bastante el pego para la época en la que se emitió el anime.


LA NOTA:

A la vista de lo expuesto en el resumen de la serie parece bastante obvia la valoración con la que se quedará esta obra. La cual, para colmo de males, tiene el dudoso honor de ser, sino la primera, si una de las pocas series que han tenido en sus manos la A de nuestro ranking. Concretamente durante sus tres primeros episodios. Y no está de más volver a hablar de ellos porque es, precisamente, la ruptura que causan con el resto de los capítulos lo que hace que nos encontremos ante un desarrollo tremendamente dispar. Mostrándonos así el primero de los problemas que afectan a esta obra. No en vano, y visto lo visto, si alguien me dijese que estos primeros 60 minutos forman parte de una OVA independiente de la serie me lo creería y todo. Ahora bien, como ya os he dicho este es tan solo uno de los problemas que afectan al anime, por lo que no estaría de más hacer un recorrido por el resto de fallos que se ocultan tras la llamativa luz de este.

Y el primero de ellos no puede ser otro que la estructura misma de la serie. La cual, cegada por su propia luz inicial no duda en tirar del relleno, e incluso presentar a personajes que no pintan nada en la historia, con el fin de ¿avanzar? Cosa que se da por hecha al ver como los acontecimientos van progresando con el paso de los minutos en una clara dirección, pero que se convierte en la pregunta del millón cuando nos percatamos de que ese avance no se refleja en los personajes. Sino que estos evolucionan de acuerdo a las pautas impuestas por el guion. Una dura realidad, o al menos así debería de ser vista por el espectador avezado, que logra pasar bastante desapercibida gracias a un tratamiento de los personajes que, al menos en mi opinión, es lamentable. Y mira que debe de ser difícil de hacerlo, pero al final ni empatizaremos con ninguno de ellos ni nos importará lo más mínimo lo que les ocurra. LOL.


Ahora bien, llegados a este punto uno cabría esperar que ya estuviera todo dicho. Que no hubiera más ZASCAS que dar. Y sin embargo eso no es así. Y no lo es, principalmente, por detalles como el de estar ante una serie de horror (según ANN) que no tiene nada de horror (por dios, hasta Gantz da miedo en comparación con esto) o la existencia de tonterías varias a las que no se les debe de hacer caso para poder "disfrutar" del anime, como es el caso de esas heridas de las que nunca sabremos su gravedad por mucha sangre que emane de ellas, lo rápido que la población acepta lo que ocurre a su alrededor sin hacer preguntas al respecto (si se enteran de esto los de Men in Black no gastaban dinero creando el dispositivo para borrar la memoria), que no hagan ni tan siquiera el amago de localizar a Yomi por medio de la señal de su móvil o la que personifica ese villano del que, al final, uno no sabe que narices pinta en esta en esta historia. Y como guinda, porque no podía ser de otra manera, nos encontramos con ese toque que convierte a esta trama en una historia tremendamente injusta para Yomi. Un factor que podría tener su lugar, e incluso su acierto, si la trama no hiciese aguas por lo que os expliqué en el segundo párrafo, pero que termina convirtiéndose para el espectador en el último trago agrio de esta obra.

Y por ello, porque era el último trago que nos quedaba en el vaso es por lo que llegamos al final de esta entrada y me dispongo a revelaros la nota que obtiene Ga-Rei: Zero. Anime este que, con todo, e incluso teniendo bien presente ese final, y no me refiero al final en si sino a esa escenas extra que lo "complementan", que nos "regalan" los chicos de AIC Spirits y Asread no es tan malo como alguno podría imaginar. Existen animes de corte similar mucho peores que este, uno de hecho ya ha sido analizado en el blog por un servidor, y por ello debemos de tener esto en cuenta a la hora de revisar los puestos del sistema de valoraciones y darnos cuenta de que el lugar ideal para esta obra no es otro que la E.

-Venga hombre, ¿cómo que una E? ¡Así no voy a ganar una porra en mi vida!

0 comentarios: