Love Hina

jueves, 12 de junio de 2014 , 0 Comments

AÑO 1



Esta semana comprobaremos qué puede pasar si intentamos cumplir una promesa que hicimos de niños. Es turno de...


Muchos habréis visto en anteriores análisis que utilizo como arma arrojadiza el anime de Love Hina. Son muchos los clichés que tiene esta serie que casi no hace falta explicarlos para hacerlos entender y es, por esa sencillez, que lo utilizo de dicha forma. No obstante, me resultó curiosa la idea de analizarla para corroborar si es tan mala como aparentemente pueda parecer.

Aún así, antes de empezar a realizar la autopsia, quisiera desnudarme aquí y dejar mi opinión por escrito. Soy seguidor de Love Hina desde hace muchos años, muchísimos. Tengo todos los tomos, releídos varias veces desde que cayeron en mis manos. Antes incluso me había impreso las traducciones del japonés al español. Tengo aún dos archivadores llenos de dichas impresiones a espera de darles un último uso como papel reciclado. Yendo al grano, tras varias releídas del manga, me vi ilusionado y emocionado con la noticia del anime. ¡Por fin podré ver los ganchos de Naru en animación! Qué tonto y crédulo era por aquel entonces.

Tras ver el anime (ya durante la visualización del mismo incluso) la decepción fue tal, que aún no me la he podido quitar de la cabeza a día de hoy. Ese sentimiento de asquerosidad fue tan grande como un impacto profundo de un cometa contra la corteza terrestre. De todas formas me veo en la obligación moral de enfrentarme 'one more time' a este destino. Pero antes, un par de aclaraciones: primera, el manga hace más de un año que no lo leo, por lo que no tengo en mente los detalles más íntimos del mismo, aunque sí me acuerdo de la historia principal y de los hilos argumentales. Segundo, la última vez que vi el anime sería sobre el año 2004. Fue la primera y única vez. Ahora llega la segunda. ¡Allá vamos!
-Se ha quedado clavado en el techo, hay que ir por una palanca para soltarlo-

Creado en el año 2000, este anime no sigue al 100% la historia original de Ken Akamatsu, sino que se monta la suya propia. Me explico. Las dos historias principales sí las sigue, pero no continúa las mismas pautas que la historia en papel, aquí veremos varias modificaciones en la trama. Sinceramente, en su día no me gustaron en absoluto. Más bien me decepcionaron bastante. Pero ahora, transcurrido este tiempo desde la última visualización y lectura del manga, puedo afirmar que 'no está tan mal'. No obstante, a pesar de que le falta la complejidad del manga, no carece de ella.

No penséis que los cambios han llegado para mal, el guión tiene peso. Tendremos dos historias principales en la trama: la primera es una promesa que hace Keitaro a la chica de su infancia, que inunda por completo la serie. La segunda es la historia de amor entre Keitaro y Naru. Tenemos ya los dos bizcochos y ahora es el turno del relleno. Los personajes son claros, definidos y sin grandes altibajos en su comportamiento. Además, se ahonda en las historias íntimas de los personajes y se mezcla todo muy bien, a decir verdad. Por su parte también veremos una evolución de los personajes a lo largo de la serie, que poco a poco irán modificando sus actitudes. Aunque cabe apuntar que no lo harán todos a la vez, sino que lo irán haciendo unos tras otros, dando así una sensación de constante cambio.
-He aquí el adorado harén... digo residencia femenina-

Los personajes serán los mismos que en la historia dibujada, salvo algunos añadidos. Como principales estarán:

Keitaro Urashima: Estudiante deseoso de entrar en la Todai (la universidad de Tokyo) por una promesa que le hizo a una niña siendo pequeño. Es sincero y tiene buen corazón, pero es torpe, algo idiota, posee una imaginación desbordante para la perversión y con una mano de oro para estar en situaciones comprometidas sin comerlo ni beberlo. Lo de la mano de oro hay que remarcarlo, pues parece que sigue la técnica Cervantes.
> Naru Narusegawa: Estudiante que quiere entrar en la misma universidad. En la serie estará por ver si es la chica de la promesa. Juegan mucho con esto y siempre andan con dudas. La chica es inteligente, aunque insegura en el amor, impulsiva y más bruta que un arado. Parece que le gusta el béisbol, porque siempre está realizando strikes con Keitaro.

Aunque por guión sean secundarios, para mí guardan un peso tan importante como los principales:

Mitsune Konno, alias Kitsune: Cotilla y busca jaleos. Todavía no se sabe a qué de dedica además de beber y querer estar de fiesta...¡Cof! ¡Cof! Zorra ¡Cof!
Motoko Aoyama: Estudiante muy responsable y heredera del liderazgo de un dojo de artes marciales. Es muy hábil con la espada.
Kaolla Su: estudiante extranjera. No se sabe mucho de su país, parece que es un país tropical. Es muy hábil con la mecánica, la electrónica y la informática. Es muy hiperactiva y nos recordará en gran medida a Ed de Cowboy Bebop.
Shinobu Maehara: Estudiante de la misma edad que Kaolla. Es la antítesis de ésta misma: tímida, inocente, responsable y excelente ama de casa. Todavía me pregunto cómo una chica de 14 años prepara la comida y lava la ropa a los demás residentes.
La residencia Hinata: Aunque sea un edificio, guarda un protagonismo destacable.
El profesor Seta: Profesor de arqueología en la Todai y amor platónico de Naru en la adolescencia. Tiene una 'hija' rebelde y muy traste (al estilo de Kaolla) llamada Sarah.
Mutsumi Otohime: Estudiante que también quiere acceder a la Todai (parece que no hay más universidades en Japón). Es tímida y débil como Hyatt (Excel Saga), aunque no llega a su extremo de morirse o de sangrar continuamente.
Haruka Urashima: Es la tía de Keitaro y lleva la cafetería que está al lado de la residencia Hinata. Tiene un carácter fuerte, es sabia y está pegada al tabaco. Es la que tiene un papel más secundario de los nombrados.

Como veis, la variedad de personajes es elevada y todos son diferentes entre sí. Para mí, estos son los principales de la serie, ya sea por peso en el guión o por minutos de aparición. Existen otros a mayores, ya claramente secundarios, como la familia de Naru, la de Shinobu, la abuela de Keitaro, los amigos de Keitaro, Kentaro Sakata (el 'pretendiente' de Naru) o los ancianos de la asociación de vecinos. Pero no sólo en esta complejidad se basa el guión de Love Hina. Las historias pequeñas dotan de más enriquecimiento, sobre todo por la cortesía que estas historias son enlazadas unas con otras, apoyándose en la base del anterior párrafo.
-A la altura de la tráquea podéis observar como se rompe la barrera del sonido-

Desde luego, aunque la historia 'no me enamore hasta las trancas', el buen trabajo en el guión, lo han hecho. Tiene bastante humor, buena parte del cual es absurdo como las animaciones de los golpes o comportamientos (estos ya ocasionales) de los personajes, exagerados al extremo para caer en gracia. No llega al nivel catastrófico de Excel Saga, en Love Hina guardaron la coherencia, cosa que en Excel la perdieron en el primer segundo. Como punto culmen de esta historia están los últimos tres minutos del episodio 23 con resolución en el siguiente episodio. El último episodio es un extra a mayores que sucede después de toda la historia, aunque sin más trascendencia.

De todas formas, hay fallos garrafales en la historia del anime, tales como olvidarse de personajes que viven en la residencia; que no se reconozcan las voces de alguien conocido; reconocer a alguien sin gafas y a los dos meses, en la misma situación, no verlo; no ver un burro a tres pasos, pero identificar una máquina de fotos a varios metros de distancia; volver de la playa durante bastantes días y que sólo uno esté moreno, el resto como la leche... Otro detalle que me mosqueó es el comportamiento de los ancianos de la asociación de vecinos. Se comportan como ancianos en algunos momentos, pero en otros parece que son 'fantasmas'. No acaban de encajar y son la parte más extraña del guión.

Uno de los puntos que más me gustaron del anime fue el mantenimiento/mejora del dibujo con respecto a la serie. Hay animes en los que esta parte se nota mucho, como por ejemplo el de Golden Boy. En Love Hina, el cambio es importante, aún así, el dibujo no será de sobresaliente o notable. Está bien definido, con colores acertados, pero más allá del primer plano será tosco y rápido, sin tanta definición. Los fondos estarán algo difuminados, pero con una buena variedad de colores, no de objetos ni de detalles. Las animaciones serán exageradas, como los golpes, pero están para hacer gracia al igual que las situaciones ilógicas de los personajes. Esto último es lo que engancha a mayores de las dos tramas principales. Keitaro el inmortal, decían...
-Como en cualquier partido de fútbol callejero, la patada más baja a la altura del pecho-

En concepto global, el dibujo se podría considerar normal, ni muy bueno, ni muy malo. Lo que sí me llamó la atención es que algunos efectos puntuales (son muy pocos en realidad) están hechos por ordenador con animación en 3D. No se notan, no contrastan en demasía, son acordes con la escena y no fijaremos la vista en ellos como quien ve algo fuera de lugar.

Hablando ahora del sonido ambiente, nos encontraremos con sonidos y ruidos fijos de la escena, nada de sonido envolvente percibiendo el canto de un pájaro del exterior con escenas del interior. Todo está cerrado para centrarse en lo que realmente vemos o entendemos que está ahí. La música el la típica de este tipo de series cómicas, con adolescentes 'maduros' y escenas picantes. Ritmos rápidos, ágiles y muy pop, propios de esta edad. Además existen (cómo olvidarse de ellos) temas románticos y melancólicos compuestos por piano y por violín.

La mezcla de vídeo y música/audio es buena y dará énfasis en las escenas. No nos aburriremos de las típicas repeticiones de canciones según la clase de situación que nos encontraremos, para nada son cansadas. De todas formas, las pistas de los discos no son para escucharlas como canciones por mucho ritmo J-pop que se intentara dar. Las cosas como son.
-Haruka no pasará ni una, sobre todo tratándose de temas sobre la edad-

LA NOTA:

Hay que ver más allá del muro del manga para poder ser objetivo y ofrecer una valoración acorde con lo que nos ofrecen. Desde luego la serie está mejor de lo que en un principio recordaba, por lo que tendré que comerme mis palabras por los comentarios de lo 'mala' que era (voy por un poco de pan para acompañar). Sin embargo, al César lo que es del César, los clichés los sigue poseyendo y quedará marcada con ellos, pero intentaré evitar, en la medida de lo posible, utilizarla como arma arrojadiza. Me gustó mucho cómo está gestionada la trama, constante desde el principio hasta el final, y la variedad de las historias. No me gustó tanto el absurdo de algunas situaciones, forzadas para mi gusto ni ese episodio tras el final que no aporta nada. Tampoco me entusiasmó el poco detalle del dibujo tras el primer plano. Se queda en una C pelada, muy pelada.



> Love Hina - Especial Navidad (Yoshiaki IwasakiXEBEC, 2000, 1 OVA)
En este año 2000, mismo año de la finalización de la serie, y con la resaca de tanto 'efecto', presentan en Navidad una OVA de Love Hina cuyo nombre tiene el mismo esfuerzo que el vestuario de Tarzán. El envoltorio lo dice todo, pero veremos ahora si en el interior también se esforzaron.

Si la serie terminó con un último episodio algo ligero después del final tan intenso, en esta ocasión continuamos con un argumento romanticón... y para de contar. Nos ofrecen una falsa apariencia de una OVA potente con un inicio muy prometedor. Veremos en los primeros minutos una parte de la escena de la promesa, pero no penséis que será como el trailer de las películas que vais a ver al cine, no, aquí desde luego que no. Parece más bien el discurso de un político, ya que no te aclara nada.

Y después del espejismo, llega la cruda realidad del desierto. Si en la serie teníamos un guión de peso, ahora nos tendremos que conformar con un único hilo argumental al estilo de los rpg más sencillos: seguir un caminito con alguna pequeña desviación sin cambiar nuestro destino. Sobre una idea de gran peso como es el amor entre Naru y Keitaro, intentaron construir argumentos adicionales para ir cambiando un poco de aires.
-Sólo falta James Stewart para sumarse a la fiesta del puente nevado-

He aquí el fallo más grande. Se les olvidó cuan importante es este hilo principal, ya que cualquier secundario no logra atraer la atención y seguimos pensando en qué pasará con estos dos. Al final parece que se resuelve, parece... Esto es como en las pelis donde el malo escapa para protagonizar otro jaleo más tarde en una nueva película. Eso sí, por el medio metemos algo de confusión con la chica de la promesa (dejavu, esto me parece que ya lo dijeron en el cap 24 de la serie) y voilá, más dinero a ganar en siguientes partes.

De las pocas novedades en las historias secundarias de esta OVA, veo con curiosidad la rápida evolución en el personaje de Motoko, mucho más cambiada que en la serie. También me llamó la atención los pocos fallos en el comportamiento de los personajes o los gazapos que pudiesen aparecer. El más fragante el del micrófono que recoge el sonido que sale de tu boca si lo pones lejos y lo apuntas en otra dirección.

Por lo demás, pocas novedades a destacar. Una de la que os daréis cuenta será la desaparición 'extraña' de los ancianos de la asociación de vecinos (quizás fue que abrió una residencia cerca y los metieron allí, 'Love Geriatric' lo llamarán...). De la noche a la mañana ¡puf!. Y no los volvimos a ver. Gracias.

Ya el apartado sonoro, hay novedades como nuevas canciones al estilo J-pop y un nuevo ending. Todo lo demás es exactamente igual: el resto de canciones, dibujo, animación y sonidos de ambiente. Me gustó mucho el efecto de los copos de nieve, dando una sensación de profundidad destacable. Desde luego, un efecto por ordenador tan bueno como los pocos anteriores en la serie y que tan buen resultado dieron por lo disimulados que son.
-Míralas que monas y qué obedientes esperando a que les suba la nota-

LA NOTA:

No merece la pena pararse mucho más en este análisis. La OVA está para añadir un poco a la historia global de Love Hina, literalmente un poco. No nos perderemos mucho si no la vemos, ya que no hay grandes acontecimientos. Será como no ver un episodio de lucha en Dragon Ball, no sabremos sobre algún detalle o alguna escena, pero el hilo principal no cambiará nada. A esto habrá que sumarle una caída en picado del peso del guión y, si ya en la serie mantenía la nota en un notable y por los pelos, en esta ocasión desciende hasta una E.



> Love Hina - Especial Primavera (Yoshiaki IwasakiXEBEC2001, 1 OVA)
Unos pocos meses después de la OVA de Navidad, concretamente en abril, llega otra con un título parejo (otro momento de gran inspiración). Si alguno piensa que se esforzaron lo mismo que la otra; mejor que se siente, coja papel y lápiz y anote. Lo que no pasó antes, va a pasar ahora.

Nos situamos en el último día antes del examen de acceso a la Todai (otra vez más) y, a partir de aquí ocurre todo el caos. No quiero contar mucho más porque merece la pena verla si te gustó la serie. Me ha encantado que hayan cambiado los aires de la anterior OVA y se inspirasen más en la serie de TV, consiguen dar más peso al guión y que nos olvidemos, en ocasiones, de los dos hilos principales que existían en la serie gracias a un hilo secundario con mucho protagonismo.

Tiene la esencia propia de Love Hina: con strikes a Keitaro, alguna persecución que otra y un personaje nuevo. ¿Y adivinas que es? Es una chica ¡Oh, que sorpresa! No obstante, hay algunos detalles que no me acabaron de encajar bien.

Primero: a pesar que en el manga no se notaba tanto, básicamente porque en las termas estaban en pelotas y no envueltas en una toalla como en la serie (bendita censura, mode ironic ON), se nota cierto tufillo a fanservice.
Segundo: hay incoherencias que saltan a la vista o descalabran el argumento de una manera destacable. ¿Ropa de abrigo en medio de la selva? ¿Alguien pobre que vuelve a ser rico de la noche a la mañana sin noticias de cómo pasó? ¿Mayor supervivencia que Bear Grills sin meados dentro de una piel de serpiente?
-Casi, casi, casi-

Por lo demás, todo correcto, siempre y cuando hablemos del universo Love Hina; ya sabéis que el surrealismo campa a sus anchas. Aún así, esta OVA es lo que tenía que ser la anterior. También aquí evoluciona un personaje de la serie, que en esta ocasión se trata de la pequeña Shinobu. Se notará mucho, sobre todo al final.

Del dibujo os digo lo mismo que en el análisis de la anterior OVA. OK, todo tranquilo en el frente. Sin novedades. En cambio, en el apartado sonoro, a pesar de utilizar el mismo patrón de sonidos ambiente que la serie, vemos alguna canción nueva y que se repetirá unas cuantas veces, seguramente para los despistados que no se den cuenta al principio XD

Y para terminar sólo hablar del opening y del ending. ¿Qué raro, no? El opening es el mismo que en la serie. Clavado, diría yo. ¿Qué hay de novedad entonces? Que la indicación del título de la misma está pocos minutos después del comienzo. En la anterior OVA, se encontraba por medio del propio opening. Aquí, lo quisieron partir en dos. En cambio, el ending no existe como tal propiamente dicho. Se sacaron de la manga una pequeña escena cortada y la metieron tras los títulos de crédito. Otro enganche para sacar dinerito fresco en siguientes partes.
-¿Qué dices de un casco?-

LA NOTA:
Al contrario que en la anterior OVA, aquí hicieron los deberes como deberían haberlo hecho antes. Concentraron la serie en 45 minutos y les salió bastante bien. Me ha gustado y se ve que lo han trabajado. Se merece una C.



> Love Hina - Again (Yoshiaki Iwasaki, XEBEC, 2002, 3 OVAS)
Casi un año después de la última OVA, llegan tres más metidas en un pack que ponen punto y final a la historia animada de Love Hina. Voy a analizar estas tres juntas y no por separado como los especiales, básicamente porque los hilos argumentales que las recorren tienen puntos en común.

Las tres OVAs tienen títulos diferentes: Kanako, Keitaro y Naru, indicando ya de por sí sobre quién va a recaer el la importancia de cada uno. Los dos últimos ya los conocemos pero, ¿quién es Kanako? Kanako es una chica (es un harén, es un harén...) que llega por sorpresa a la residencia para montar jaleo del bueno. Pero no adelantemos acontecimientos, vamos con el dibujo.

¿Qué tiene el dibujo para tomarlo como primer punto del análisis?. Cambia bastante, no digo ni a peor ni a mejor, solo se adapta más fielmente al manga. Notaremos cambiados a los personajes de la serie, algunos más que a otros, como es el caso de Kaolla. Sin embargo, no cambiarán para nada sus personalidades. A quienes sigan sólo el anime su cambio será significativo. Quienes vengan del manga también, les alegrará poder verlo.
-Me parece haber visto a este lindo gatito-

En el dibujo también podremos ver nuevos y variados efectos especiales y múltiples strikes, además de las reacciones faciales, que son calcadas a las del manga. Lo que no cambia en la serie son los escenarios, la gama de colores y los difuminados paisajes de fondo. Se verá bastante más carne en estas OVAs de lo que se vio en toda la serie, a mayores de alguna escena subidita de tono. Aparecerá más lencería y con desnudos no integrales, siempre habrá algo que oculte las vergüenzas, al igual que pasa en el manga. Esto, como también dije en el análisis del especial de primavera, huele a fanservice, aunque el manga sea así de por sí y no se nota tanto.

Nos zambullimos ahora en el guión el cual, como antes dije, tienen hilos comunes entre las tres OVAs. Nos situamos tiempo después del especial de primavera. Keitaro, Naru y Mutsumi empiezan el curso universitario en la Todai [por fin, ¡qué alegría! (¬_¬)] cuando un accidente provoca que Keitaro se pierda muchos meses de clases. Esto hace que se aleje de Naru. Y paro de hablar, que me voy por las ramas.
-Nunca le lleves lencería a tu tía como recuerdo de tu viaje-

En esta ocasión, uno de los anteriores hilos principales pasa a un segundo plano, concretamente el de la Todai, quedándose como hilo principal el amor entre Naru y Keitaro. No obstante, para evitar caer en los mismos errores del especial de Navidad, optaron por mezclar el hilo protagonista con varias historias secundarias para dar más heterogeneidad a la historia. En gran medida lo consiguen, pero siempre nos preguntaremos las consecuencias que acarreará ese hecho sobre la pareja.

La historia en las tres OVAs empieza bien, pero se va desinflando con el paso del tiempo hasta un final (esto lo digo como opinión personal) bastante flojo. Incluido alguna escena absurda y sin sentido, muy de Excel Saga, que hace que la sensación sobre la calidad sea inferior a lo que debería. El guión está bien para unas OVAs que su total suman 90 minutos. Aun así, no echemos cohetes, porque el resultado no será tan bueno como para ello.

Tratando el apartado sonoro, intentaré ser breve, aunque lo voy a aunar con la imagen. Será un punto combinado. La mayoría de las canciones son nuevas. Digo canciones por decir algo. Aquí queda confirmado que son temas de peluquería, para poner mientras te cortan las puntas. El opening es diferente al de la serie (sólo faltaría que fuera igual) y los ending son diferentes en las tres OVAs, detalle a destacar. Los sonidos ambientales mantienen el esquema típico de la serie, sin novedades. El apartado sonoro no merece más porque sólo hace el trabajo de acompañar, pero no de enamorar. Podrían haberlo hecho mejor.
-¿Un caramelito, Motoko?-

LA NOTA:

Me gustó el cambio en el dibujo, a pesar que fuera un poco a 'peor' según algunos gustos. El guión no me encandiló tanto, flojillo, dejando por resolver algunas cuestiones... bueno, digamos una cuestión, si veis las OVAs ya sabréis cuál es. También a medida que avanzaban hacia el final, el esfuerzo y las ganas de hacerlo bien iban desapareciendo gradualmente, al igual que un globo perdiendo aire por un pequeño agujero. Se deshinchó tanto que acabó en una E.



CONCLUSIONES
Esta parte la escribo después de haber leído los manga de Love Hina una vez terminada la serie de animación. Sé que el blog sólo habla sobre anime y no trata sobre mangas, pero debido a que conozco muy bien la serie en papel y animada quiero dar mi veredicto una vez visto los materiales de ambos.

A muchos les echará para atrás tener que leer 14 tomos de manga, ya sea por la falta de tiempo, que no les guste leer o cualquier otra excusa que ahora no me da tiempo de inventar. Sinceramente, se leen de un tirón y en poco tiempo. He tardado 14 horas en acabármelos, a hora por tomo, leyendo despacito y disfrutando del dibujo. En total me llevó tres días terminar la lectura, gracias en buena parte a estar de vacaciones, sino me llevaría una o dos semanas.

Si a alguien que haya visto el manga le interesaría ver el anime, ya le pongo en preaviso: la historia cambia en muchos aspectos y en muchas historias secundarias. Que no esperen algo grandioso ni calcado al manga, porque no será así. Mejor llevarse una 'mala' impresión y que sea cierta que ir lleno de ilusión y llevarse un chasco de campeonato como me pasó a mí.

Si alguien vio la serie y no se anima a leer el manga, que no dude más. El manga le da muchas vueltas (estilo Naru-punch) al anime, no sólo por tener más profundidad en el guión, si no por la coherencia dentro del universo de Love Hina, a pesar de las idas de olla de nuestro amigo Ken Akamatsu (sobre todo en los tomos finales). Añadir que los últimos tomos son los que tienen una emoción mucho más grande comparados con las OVAs; os van a dejar mejor sabor de boca, pero decaen un poco con respecto al nivel del manga en general. De todas formas, el último tomo es de los mejores. También os aviso como avisé a los anteriores, de que la historia será diferente, pero habrá más historias secundarias para nuestro disfrute.

LA NOTA GLOBAL
Al igual que en Aa! Megamisama, me veo en la obligación de dar una nota global a la saga animada de Love Hina. Desde luego el trabajo lo hicieron bien, pero tuvieron momentos de flaqueza y se nota mucho. No será una serie que marque a muchos de por sí. A mí particularmente me marcó por circunstancias de la vida y coincidencias en algunos aspectos con Keitaro (ya aviso que no es por el harén). Se da la casualidad que siempre que leo el manga me inunda la melancolía durante unos cuantos días y ando alelado igual que K cuando sale de un examen que le salió fatal. Con el anime me pasa igual, pero a una escala más pequeña. Si he de ponerle una nota a esta serie de animación, la dejaría en una D. Si la hubieran mimado más, llegaría al notable con creces.

0 comentarios: