Tokyo Ghoul

jueves, 24 de marzo de 2016 , 0 Comments

AÑO 2


Esta semana le hincaremos el diente a la carne de...

> Tokyo Ghoul (Pierrot, 2014, 12 CAPS)


Antes de nada me gustaría empezar con una frase de Jorge García (yo creo que es más una sensación de él): "me estoy comiendo unas mierdas este año que no es normal". Exacto, comparado con años anteriores, este barco se va a las piedras. Y no me refiero al blog, precisamente. Aunque en aquella situación intenté consolar a nuestro excelentísimo presidente (dice que ahora ya no lo es por no sé qué temas de gobierno), daba la sensación que yo iba remontando el vuelo con animes de buen ver, o por lo menos no tenían la pinta de estercolero que parecen tener aquellos que él va tocando. ¡Ah! ¿Dónde has quedado Zankyou no Terror? Cómo te echo menos.

En esta ocasión tenemos una adaptación hecha por el estudio Pierrot, que llega a nuestro blog para estrenarse con esta obra del mangaka Sui Ishida. Pero no nos vayamos por las ramas del manga, que no nos interesa, aquí estamos para analizar el anime y por eso el nombre del blog, por si alguien no se ha enterado todavía, que seguro alguno hay.

Para quién no conozca Pierrot, iré listando algunas obras a ver si estas sí os suenan: Bleach, Great Teacher Onizuka, Hikaru no Go, Hunter x Hunter, Kingdom, Midori Days, Naruto o Naruto Shippuden, por poner sus creaciones/adaptaciones más conocidas. Visto lo visto, a este estudio con nombre francés le va bastante bien sacando animaciones.

Aún así, estos éxitos dependen mucho del público que los vea y no me refiero con esto a que tengan un nicho de mercado muy definido, sino que sus seguidores son legión y tratan de aumentarla con sus cánticos de sirena. "Que es buenísima", "mírala, no te arrepentirás", "Evangelion es la mejor serie de todas"... Por mis cojones. Con esto os quiero decir, sobre todo a los nuevos en el campo del anime, que tengáis cuidado, que internet es muy grande y los estercoleros abundan, al igual que las buenas valoraciones que nos dirigen hacia ellos. ¿Verdad, Excel Saga?
-Y aquí tenemos a Tsukiyama calentándose con lo que parecen unas bragas. Cosa que es mentira, lo de las bragas me refiero-

Aún así, me gustaría continuar con el análisis dejándoos un último aviso. En este blog analizamos las series de forma independiente, no por la totalidad de la historia. Esto se puede ver perfectamente en los mega-análisis que se curró un servidor. Si hay alguien que todavía no lo ha captado, lo remarco, si la historia es buena, os lo vamos a indicar con el paso de las temporadas. Sin embargo, si la historia es mala, os lo decimos en el momento y ya está. ¿Por qué digo esto? Ya lo veréis al final. Y ahora, por fin, comenzamos.

Fui atraído al universo de Tokyo Ghoul gracias a sus géneros: el gore, la acción, el drama y el ambiente fantasioso o "sobrenatural" como definirían algunos foros ingleses de animación japonesa. Estos guiris... También me atrajo esa sinopsis que di en nuestro maravilloso pseudo-podcast: Ken Kaneki, un estudiante de secundaria, está colado por una atractiva (y aparentemente inofensiva e inocente) muchacha que frecuenta una cafetería cerca de donde vive: la cafetería Anteiku. Esta chica acepta salir con él para sorpresa del protagonista y de su mejor amigo. La cita parece agradable, incluso en el paseo de vuelta hacia su casa. Pues bien, a esta dulce jovencita le entra el hambre a medio camino y decide zamparse al bueno de Kaneki, pero no con erótico resultado como diría Homer (Homero para los amigos) sino literalmente. Eso es porque la chica es una ghoul, una criatura de apariencia humana con poderes sobrenaturales que se dedican a cazar hombres y mujeres para su alimentación. El detalle es importante: los ghoules no pueden alimentarse de otra cosa que no sea carne humana, excepto si nombramos el café. Curiosamente pueden beberlo sin que les siente mal.

En fin, a saber a qué santo rezó el muchacho porque la criatura muere en el intento de cenar y Kaneki pierde el conocimiento por las heridas y la pérdida de sangre. Es, en ese momento, cuando los llevan a un hospital (ya nos explicarán cómo si la calle estaba desierta y no había nadie), certificando la muerte de la chica y el estado crítico del chico. Y aquí, para descojone de todos, el primo japonés de Nick Riviera realiza un trasplante, sin examen genético de compatibilidad ni consulta familiar, de varios órganos de la fallecida al moribundo. Es ahí cuando el chico deja de ser humano y se convierte en ghoul, aunque más bien queda medio humano, medio ghoul, como demostrará su ojo de cada tipo, tal y como veremos más adelante. Lo que se dice un éxito al completo, como ciertas series de grabación del youtuber Buck Fdez, que quedan a medias. Cof, cof, subnautica, cof, cof.

Tras este incidente, Kaneki intentará recuperarse, pero verá que cuando algo habla como un pato, camina como un pato, tiene plumas y pico, quizás es porque al final sí se trata de un pato. O quitando el símil, el protagonista descubrirá que se ha convertido en un ghoul para su desgracia. Afortunadamente, se encuentra con una organización ghoul pacífica que se ofrece a ayudarle y, al final, Kaneki acepta alistarse en ella. Es a partir de aquí cuando la verdadera historia comienza.
-¿Qué sucede después?-

Eso es algo que vosotros deberéis averiguar si os decantáis por este anime. Desde luego, muchos no os arrepentiréis si lo hacéis, porque el guión está bien tratado y la historia tiene un ritmo marcado y sin atropellos. Por lo que no habrá momentos en los que la trama salte o acelere para poder volver a una velocidad normal de narración. Toda una sorpresa en estos últimos años con animes que dejan que desear en un apartado tan importante como es este.

No obstante, no obstante, NO OBSTANTE existe un detalle pequeño, nimio, insignificante... Vamos, una mierda como una catedral. Hablo del capítulo final, el capítulo de la patada en la boca, literalmente. Ya no nombro la ambientación musical vomitiva en algunas escenas. Lo que quiero dejar presente es la tomadura de pelo inspirada en Anno, supongo que en plan homenaje, con un episodio al estilo de los finales de Evangelion, con mucha psicología y rotura de clímax de la situación anterior. Si fuera un episodio intermedio de una temporada quizás lo entendería y no tendría tanto problema en escupirlo, sin embargo recordemos que hablo del final de la serie. ¿Han querido mantener a los espectadores en vilo hasta el estreno de la siguiente temporada cuyo nombre es Tokyo Ghoul √A? No lo pongo en duda, pero la sensación general es la de una tomadura de pelo de campeonato. Habrá seguro alguien que alegue o argumente que el final es espectacular, con un giro argumental que puede llegar a sorprender. Claro que sí, también puedo presentar la reseña de un anime empezando por una "¡Hola!", seguir hablando de lo que comí hoy, de cuántas veces fui al baño y al empezar con el análisis os suelto "¡Hala! ¡Hasta la próxima semana". Así que ya sabéis...




















































No soy tan malo como para dejaros a medias. Y para los que hayan bajado el scroll para seguir leyendo, pasamos ahora a revisar la calidad de los personajes, cuyo apartado merece una mención especial y en el buen sentido, que no todo van a ser malas noticias. Me han encantado esas diferenciaciones sobre todo a nivel de las personalidades de cada uno, que encajan como anillo al dedo con su aspecto físico, llegando a niveles de perfección como sucede con Mado o Jason. También acertaron con la profundidad de los personajes, mostrando hechos pasados para saber el porqué de su comportamiento, dejando algunos en el halo del misterio de forma acertada para poder jugar con el espectador y poder dar algún giro de guión llegado el momento, además de dotarlos con más o menos protagonismo según el momento. No hay ninguno que no guste. Los principales, incluyendo protagonistas y secundarios son los siguientes:

> Ken Kaneki. Es el protagonista de la serie. Su cualidad de ser medio humano y medio ghoul será una ventaja y un handicap al mismo tiempo. A lo largo de los episodios veremos su comportamiento y adaptación con los diferentes acontecimientos.

> Yoshimura. Es el líder de la organización ghoul Anteiku. Este anciano siempre intenta ir por la vía pacífica para conseguir sus objetivos. Lamentablemente no conoceremos muy a fondo a este viejo.

> Touka Kirishima. Es la protagonista femenina de la serie. Ayudará a Kaneki en varias ocasiones y servirá de apoyo al chico para adaptarse a su nueva vida. Parece que la vida no trató muy bien a Touka y eso se nota en su personalidad, bastante más ruda de lo que estamos habituados con los personajes femeninos.

> Nishiki Nishio. Es un ghoul con el que tiene un primer gran enfrentamiento Kaneki. Y no digo más, que os desvelo parte de la historia.

> Hinami Fueguichi. Es la hija de dos ghoules que tendrán un ligero peso en la trama, además de contar con esta pequeña, claro está. Ryouko, es su madre, y Asaki, su padre. No voy a daros muchos datos para evitar spoilers, pero forman una parte crucial de la historia. Lo que sí os voy a contar es que les ayudarán desde Anteiku.

> Shuu Tsukiyama. Uno de los ghoules más deplorables conocido como "el gourmet" por su peculiaridad a la hora de devorar a sus víctimas humanas. Tiene una sociopatía bastante grave, pero le da un toque "incontrolable" a su personalidad.

> Rize Kamishiro. Es la "novia" que se echó Kaneki en el primer episodio. Es conocida por su apodo: "la glotona" y sus actos seguirán dando coletazos a lo largo de la serie.

> Yakumo Oomori. Conocido ghoul sádico por su alias de "Jason" debido a su violencia en los ataques, tanto a humanos como a ghouls. Lleva siempre unas tenazas para arrancar los dedos de sus víctimas estando vivas. Es, para mí, el mejor personaje en esta temporada.

> Kureo Mado. El investigador más extraño que os podéis encontrar en el CCG (la Comisión de Contramedidas Ghoul), el organismo que se encarga de contrarrestar los actos de los ghouls y de darles matarile. A pesar de que su aspecto indique que está trastornado, es muy inteligente y sabe manejar los recursos, sean personas o armas, de los que dispone.

> Koutaro Amon. Es el compañero de Mado y junto a él se pasearán por el distrito en el que se encuentran los ghoules de Anteiku. Aprenderá de su compañero las técnicas que utiliza para derrotar a los ghoules.

> Juuzou Suzuya. Es un investigador ghoul que veremos en los últimos capítulos de la serie. No sabremos mucho de él, pero queda confirmado que está tan loco como las cabras.

> Hideyoshi Nagachika. Este clon de Naruto es el mejor amigo de Kaneki. Siempre estará para apoyarlo y ayudarlo y, tras la operación, comenzará a tener suspicacias aunque no mostrará públicamente sus sospechas.
-¡Aaaaah! ¡Me han dibujado el ojo por encima de la vendaaaa!-

Pasamos ahora a uno de los apartados técnicos por antonomasia: el dibujo y la animación. Sin ser una obra maestra, deja un buen sabor de boca con trazos definidos, bien dibujados y una definición en las escenas de acción/lucha magnífica, recordándonos, en parte, el buen trabajo que Production I.G hizo con la archiconocida Shingeki no Kyojin. No obstante, teniendo aún presente el trabajo de los titanes, he de destacar el ambiente oscuro que impera en la mayoría de las escenas, al contrario que el poder de la luz al iluminar estancias cerradas, tal y como ocurre con la de los titanes, siguiendo con esta comparación. La abundancia de colores oscuros reforzará esta sensación, aplicando la máxima de que todas las historias truculentas tienen un ambiente lúgubre.

Continuando con los apartados técnicos, pasamos ahora a revisar el sonoro. Con unas voces claras, las escenas de acción no serán impedimento para oír todo lo que los personajes expresen. Tampoco nos olvidemos de la excelente ambientación, no solo por una decente OST, sino por los audios de sonido ambiente, provocando una inmersión en la historia muy efectiva. Me ha llamado la atención, para bien, el equilibrio nivel de audio de fondo respecto a las voces de los personajes, no bloqueando ni apagando lo que expresan en ese momento.

Como bien sabéis, ahora es turno de los dos temas más destacables de la banda sonora: el opening y el ending. Comenzamos con la apertura, interpretada por el grupo Österreich, cuyo vocalista tiene un timbre de voz parecido al del grupo Ling Tosite Sigure, que interpreta el primer opening de mi querida Psycho-Pass. Respecto a la animación del opening, apuesto que os encantará debido al abanico cromático de determinadas escenas, sin olvidar del contraste de las mismas que hacen que esta apertura guste por estar bien hecha.

El ending, en cambio, no me acaba de encajar. El tema musical es extraño y no acabará en mi lista de gustos musicales, incluyendo la famosa peluquería. Esto viene causado porque su ritmo no termina de casar conmigo. Sin embargo, el dibujo es delicioso y no lo digo por decir, a pesar de que las escenas en movimiento no existen. El detalle, los colores y el contraste atraen nuestras miradas con una facilidad pasmosa. Como detalle curioso os indico que existen diferentes endings que darán algo de variedad en este punto. Os las resumo:
- Tenemos un ending de imágenes recortadas. Aparece en el episodio 2.
- Tenemos otro ending de imágenes del supuesto día a día, con momentos cotidianos y no "de posado" como podría ser en el anterior. Aparece en los episodios: 3, 4, 5, 6 y 9.
- Por último tenemos una variante del primer opening, pero con las imágenes completas. Aparece en los episodios: 7, 8, 10 y 11.



Pasamos al penúltimo apartado del análisis: los zascas o, como digo en el "backstage", cómo cargarse una historia a sabiendas. El primero ya os lo hice saber en la sinopsis con esa magnífica praxis médica del cirujano que opera al protagonista. Pero tranquilos, que hay más y sí, lo suficientemente buenos para cargarse la historia.
- Se nos dice que los ghoul no pueden ser dañados por utensilios cortantes como pueden ser los cuchillos de cocina. Pues en el capítulo 4, el protagonista se corta un dedo nada más tocar una taza rota. ¡Con dos cojones! Esto me hace pensar en cómo pudieron suturarlo después de la operación.
- Me llama poderosamente la atención que en el episodio 7 se pongan a matar ghoules en una calle transversal a otra mayor en la que pasa muchísima gente. Curioso que ningún humano se dé cuenta. Nadie parado, nadie corriendo, ni gritos se oyen. Y eso que hubo disparos y todo. Debe de ser que los nipones están sordos.
- Hola, soy un ghoul mortífero y en vez de atacar con mi kagune, ataco con una katana, con un par, y a ver si me matan. Visto en el capítulo 10. Por cierto, para quién no lo sepa, el kagune es el arma que todo ghoul guarda dentro de su cuerpo y que tiene como características ser especialmente resistente y cortante.

Existen también curiosidades o detalles que nos hacen pensar, cosa que no sucede en todos los animes. En este caso, tras la operación de Kaneki me entran dudas acerca de si a un humano se le trasplantan órganos de un ghoul y se convierte, ¿qué sucederá si la sangre de uno entra en contacto con la de un humano? Por ejemplo con un ataque de un ghoul a un humano que logra escapar herido. Siguiendo con la operación, raro me parece que no se hubieran trasplantado anteriormente órganos de ghoul a un humano, a sabiendas que cuando un ghoul muere su kagune está inactivo y se le puede cortar.

Hay otro detalle que llama la atención y es sobre la relación prohibida entre humano y ghoul y qué sucedería en el caso en que tuvieran descendencia. No os voy a desvelar el resultado, pero de esto se habla. Así que, ¡hala!, a ver la serie.

Existen, como detalle anecdótico, unos cortos animados en tono de humor al finalizar el ending de bastantes capítulos. Aparecen en los episodios 2, 3, 6, 7, 8, 9, 10 y 11. También existen bocetos del anime (en plan storyboard) en los capítulos 2, 3, 5, 6, 7, 8, 9, 10 y 11.

Ya como detalle para "viandantes", aconsejo que la versión a visualizar sea la que no tenga censura, debido a que la pantalla casi se vuelve negra del todo cuando las escenas pasan por este odioso filtro. Aún así, la versión sin censurar emitida en TV tiene detalles para saltarla como cambiar la gama cromática para evitar el rojo bermellón.
-Este ghoul sí que mete miedo-


LA NOTA:

Hay quien dice por ahí que la serie se parece a Elfen Lied. Si lo dicen porque aparece una tía desnuda manchada de sangre al principio, les recomiendo que sigan viendo a partir del 2º minuto. Lucy no se comía a los cadáveres. Además, Tokyo Ghoul es más gore que el anime del año 2004.

Indicar además que esta es una de las series que más me han gustado de los últimos meses. Sin embargo, también es de las que más me ha defraudado. No tiene sentido que tengan un buen tratamiento técnico en animación y sonido, además del guión y personajes logrados, pero ¿ese final? Si es que se le puede llamar final a semejante patada en la boca, dejando todos los hilos argumentales pendientes de atar, al estilo de la penosa Tenjou Tenge. Habrá quien diga que "todo se resolverá en la segunda temporada", pero aquí solo veo la primera. Además, si la segunda es buena, ya se llevará una notaza. Ahora, por dejarnos a medias, se lleva la E.
- ¿Algo que decir, Bolita?
- Te comento cuando termine. Son cuatro pipas.

0 comentarios: