Mahou Tsukai no Yome (A.K.A. The Ancient Magus’ Bride)

jueves, 14 de febrero de 2019 , 0 Comments

AÑO 5



Esta semana veremos la trata de blancas con mucha fantasía con…


>Mahou Tsukai no Yome (A.K.A. The Ancient Magus’ Bride) (Wit Studio, 2017, 24 CAPS)



Que sí, que hay muchos que inventan excusas de todo tipo para cualquier cosa, incluso para situaciones que no tienen vuelta de hoja. Esto lo comprobamos sufrimos día a día con las tonterías de los políticos: que si fui a clase y me dieron un máster, pero no aparecen trabajos ni testigos de ello; que si esta droga no es mía; que si conspiraciones judeomasónicas. Mierda para ellos.

En esta ocasión, los de Wit Studio han escogido esta excusa para mostrarnos una historia de fantasía, aunque más bien habrá que echarle la culpa a Kore Yamazaki, el autor del manga en el que se inspira la serie. Un manga, por cierto, de 40 capítulos publicado desde el año 2013. Tampoco me quiero olvidar que antes de la serie de TV existieron unas OVAs, tres en concreto, que en 2016 adaptaban la historia en papel, también obra de Wit Studio.

En esta ocasión nos presentan una historia más extensa, de 24 episodios, donde relatan lo siguiente: Chise Hatori es una chica un tanto peculiar, aunque su característica más destacable es la de ser una desgraciada. A sus 15 años solo consigue recordar sus desgracias familiares, los continuos abandonos de las familias de acogida con las que está y ese "don" que le permite ver innumerables criaturas grotescas allá por donde va. Lo malo de esa cualidad es que únicamente ella puede verlos e interactuar con ellos. Por alguna razón que en la serie no se explica, Chise acaba accediendo a una subasta donde encontrará un nuevo hogar, con la salvedad de que ella es la mercancía a ofrecer. Para resumirlo bastante, se lanza al vacío y no sabe si la mochila es un paracaídas o el picnic de un inglés. Durante la subasta, un extraño "caballero" abochorna a los presentes ofreciendo la modesta y accesible cantidad de 5 millones de libras. No os esforcéis en adivinar qué millonario en la vida real podría ofrecer eso por una menor de edad (ya que pagarían muchísimo menos, la pela es la pela), si no en confirmar si es humano siquiera, ya que el pujador es conocido por ser un huraño bastante antisocial, un mago cuya cabeza es una calavera de ¿cabra? ¿caballo con cuernos? ¿antílope? ¿gacela? ¿marido de una infiel? Y que se hace llamar Elías Ainsworth. Este engendro compra a Chise con la promesa de convertirla en su aprendiz de maga. ¡Que noooo, inocentes! Que lo que quiere es que sea su aprendiz y esposa. ¿O acaso os pensabais que este calavera no quiere clavarle la sin hueso? Si es que hay mucho depravado por ahí…


-¡Ahí está Asange, ahí está Asange!-

A
sí comienza la historia de esta larga serie de 24 episodios. Y lo de larga no lo digo por esto solo, sino que también ayuda y mucho que la narración sea lenta, muy lenta, tanto que la historia parece que no avance. En algunos momentos supondremos que solo es lenta la narración de las escenas que vemos, ya que hay avances considerables entre capítulo y capítulo, como la magia que desarrolla Chise, pero no es así, ya que al final de la serie vemos que casi ha pasado un año en el calendario, por lo que sí, esto es más lento que los Minardi de la F1 de antaño.

Sin embargo, lento no significa malo ni mucho menos. Tratan de narrar y describir todo lo posible, no solo cuando conjuran, sino también en los momentos íntimos, con los recuerdos de cada personaje, con los diálogos… a quién le gusten estos detalles, esta serie le va a encantar, de verdad. No obstante, la contrapartida está en aquellos, como yo, a los que esta narrativa excesivamente lenta nos inquieta o nos aburre, cosa bastante mala desde el punto de vista de un espectador que ve como los grandes esfuerzos del estudio en darnos unas horas de entretenimiento se convierten en algo obligatorio con la excusa de que, al menos, quiero ver como termina la historia para pasar página y olvidarme de este anime. Por cierto, antes de que se me olvide, en algunos momentos (muy pocos) esta sensación de lentitud puede dejarse atrás con recursos como una concatenación de escenas con el único audio de una música, sin voces de los personajes cuando hablan. Por poner un ejemplo: imaginad que algunos personajes están buscando a alguien y que, durante 30 segundos, 1 o 2 minutos el pase de escenas sea lento; que cada una de ellas no sea breve, sino todo lo contrario; que se pongan a hablar y, como no hay voces, no nos enteremos de prácticamente nada y nos quedemos con cara de tontos frente a la pantalla preguntándonos qué ha pasado qué narices hizo el director.

Olvidémonos por un momento de estas pegas. ¿Realmente está tan mal/bien? Sinceramente está genial. Los detalles los gestionan con mucha delicadeza. Ésta puede ser la cualidad más significativa de la serie. Además, la variedad de historias secundarias, de situaciones y de criaturas fantásticas es tan grande, que raro será que se repitan. Bueno, están los mosquitos de nieve, una especie de ovejas con alas que son una mascota de serie mejor que los porgs del episodio VIII de Star Wars.



R
especto a los personajes, no hay queja alguna ni creo que alguien con dos dedos de frente tenga algo malo que decir de ellos. Sí que habrá aspectos que no gusten de alguien, al igual que en la vida real conocemos a personas que no queremos volver a ver o que no "tragamos", pero eso no quiere decir que estén mal desarrollados. Todos tienen una personalidad creíble (alguno más infantil que otro), además de un desarrollo y evolución adecuadas. Sin embargo, llama la atención que muchos (por no decir todos) de ellos admitan las miserias de su vida y veamos su sufrimiento por los demás o a causa de otros. Si queréis saber un poco más de ellos, he aquí el listado de los más destacables:

>Chise Hatori. Es la protagonista de la historia y veremos los acontecimientos desde su perspectiva. Es muy amable y siempre está intentando ayudar a los demás, aunque sea perjudicada, en el mundo mágico se la conoce como a una "sleigh beggy", un tipo raro de conjurador que tiene la cualidad de generar y absorber cantidades ingentes de magia. Su vida cambia cuando conoce a su "comprador".

>Elias Ainsworth, alias Pilum Murialis. También conocido como "huesitos", este mago es un personaje muy educado y amable, tanto que dan ganas de romperle una silla en la espalda. También padece de psicopatía al ser incapaz de ponerse en la piel de otro, no comprende los sentimientos humanos, pero resulta curioso que sí sepa qué decir cuando los demás esperan una respuesta exacta.

>Silky. Es la ama de llaves de la casa de Elias. A pesar de su aspecto humano, se trata de un hada cuyo objetivo es servir en las casas. Concretamente, este espíritu o hada se llama banshee. Suele ser bastante callada y su comunicación con los habitantes de la casa es a través de gestos o alguna nota escrita.

>Lindel. Es un mago, maestro de Elias, que ahora está recluido de forma voluntaria en Islandia, cuidando de la última colonia de dragones. Ayudará a Chise con su aprendizaje en magia.

>Mikhail Renfred. Es un hechicero conocido por Elias y parece que este tal Renfred es famoso por repudiar a los magos, aunque en la serie no lo parece.

>Alice. Es la aprendiz de Renfred. Al igual que Chise, es una chica sin familia cuya vida fue salir de un problema para meterse en otro diferente. Al encontrarse con su maestro, parece que se siente afortunada con él. Termina por entablar amistad con Chise.

>Cartafilo, alias Joseph. Es un hechicero errante que corrompe y asesina en por de sus experimentos mágicos. Tiene un aspecto ciertamente infantil, además de buenos modales, no así con sus actitudes.

>Titania. No sé por qué, pero cada vez que veo este nombre me entran escalofríos. Es la reina de las hadas. Si al protagonista lo bauticé como "huesitos", ésta se queda con el apodo de "pechugas basculantes" porque… madre mía. ¿Qué les pasa por la cabeza a estos dibujantes? Vale que quieran sexualizar a los personajes femeninos, pero, ¿tanto? Se ha convertido en una caricatura, en vez de ser la reina de las hadas, la interpretamos como una Sabrina exageradísima.


-De geografía, muy mal-

>
Oberon. Es el rey de las hadas y esposo de Titania. Su actitud es un poco infantil. Físicamente tiene cuernos (lalalalalaaaaa…), una larga melena verde musgo y patas de cabra.

>Angelica Burley. Es otra maga y, además, amiga de Elias. Su especialidad es la creación de artefactos mágicos. Tiene una hija, llamada Althea también aprendiz de maga, que muestra sus logros con orgullo, aunque claro, tiene pocos años. Angelica está casada, pero con un humano normal y corriente. Al igual que Titania, le han puesto un pechamen que podría tener campo gravitatorio propio. Pena que no hayan desarrollado más a este personaje, podría tener mucho jugo en la trama.

>Simon Cullum. El apellido, de diez. Este no tan joven sacerdote católico… ¿what? ¿Un sacerdote católico en medio de la campiña inglesa? ¿Es otro recurso de fantasía de la serie? Bien, este personaje está solo para vigilar a Elias por algún jaleo que causó en el pasado, aunque no indican nada más. Lo de vigilar al protagonista sería algo tal que así: «(llama a la puerta) "¡Hola! ¡Qué tal! ¿Todo bien? Necesito que me des medicinas para los feligreses. Gracias. ¡Hasta pronto!"».

>Ruth. Es un chico, bueno, es un perro negro y además familiar de Chise. No me refiero a que sea un pariente de ella, sino que, en el argot de la magia, un familiar es una criatura que ayuda a su dueño y por la cual están íntimamente vinculados. Perdió su memoria y, aunque en un origen también fue un perro, gracias a esta amnesia consiguió tomar forma humana inconscientemente.

A mayores de estos personajes, tenemos otros como el subastador de Chise, las aerials (unas hadas algo puñeteras en ocasiones), Mariel (una bruja que ayuda a los protagonistas y que, para variar, también le han inflado las pechugas), etc. Personajes muy secundarios o con una importancia o aparición puntual.

El final de toda esta historia puede saber a poco (a mí me dio esa sensación), pero va en consonancia con el resto de la historia. Personalmente me esperaba otra cosa diferente, pero el producto mostrado es un muestrario de delicadeza y sensibilidad. Entre los dos protagonistas existe una tensión sentimental que deben resolver juntos si quieren permanecer el uno junto al otro. Este anime lo veo más como un romance algo descafeinado con fantasía que una historia fantástica y un amor ¿prohibido? ¿Inmoral? Una pena, la verdad.

Cambio de aires y me zambullo en el siguiente apartado técnico: la animación. Mahou Tsukai no Yome consigue adentrarnos en un mundo mágico que se entrelaza con el real y que difícilmente podemos marcar una frontera que los separe. Me ha encantado la variedad en el bestiario de las criaturas, la gama de colores, el movimiento de los mismos como la fluidez de Ruth con esa larga cola, aunque, sobre todo, los conjuros y sus efectos se levan la mayoría de miradas porque, a pesar de la multitud de series con temática de magia, en esta ocasión ni nos cansamos ni nos aburrimos de ellos, realmente están muy logrados.


-Me han apretado tanto la cabeza que parezco Steven Grifin-

H
ay un último punto que me gustaría nombrar y no es otro que el de la carne. Ya antes mencioné el problema de los pechos, pero aquí quisiera romper una lanza a favor del estudio. Esto viene a colación de los desnudos de Chise. Sí, la muchacha sale en pelotas y varias veces aún por encima. Eso sí, quedaos todos tranquilos. Primero porque la protagonista la dibujan proporcionada, cosa que es de agradecer teniendo en cuenta los antecedentes que mencionaba. Segundo porque el estudio se ha encargado de mostrar lo justo para intuir lo que hay sin que se muestre de más. Y lo mejor de todo es que lo hacen para que parezca tan natural y "pulcro" que nos encantará este detalle tan cuidado. Yo, de verdad, lo agradezco.

Obviamente hay gazapos, algunos muy gordos como aquel en el que un personaje está de matanza, desmembrando animales y las manos están… ¡limpias! ¡Milagro! O como los ojos de Chise, que por momentos daba la sensación de que iban a ser más grandes que su cabeza, como así sucede con los pechos de las mujeres. No quiero saber el causante de semejante aberración antinatural, le quita magia a esta historia y la convierte en un mal chiste de Benni Hill. Sin embargo, la peor idea animada es esa técnica para quitar los ojos con dos/tres dedos. Pero, ¿qué se cree esta gente? ¿Que somos como los Lego? Y eso que me dejo otras grandes situaciones como en las que nadie muere desangrado, que si no…

Que sí, que el dibujo está bien, tranquilos. Al igual que este aspecto, el sonido, tampoco deja que desear, ni mucho menos. La banda sonora ambienta y acompaña con gran maestría, emocionando con las escenas más íntimas y, por supuesto, con las más movidas, aunque pocos serán los momentos de acción. De igual manera, las voces y los efectos de sonido mantendrán un nivel de calidad como pocas series hemos visto. Para mí es el mejor trabajo de esta serie, ya que, gracias a ello, nos sumergiremos sin dificultad en el mundo mágico que nos presentan.

En esta ocasión, al ser una serie de 24 episodios, tenemos dos aperturas y dos cierres. Para los opening tenemos el primero, "Here", que se muestra entre los episodios 1-12 y está cantado por "JUNNA", una joven de 17 años de la prefectura de Aichi. Es normal que la conozcamos muy poco al tener solo otro trabajo en la animación por medio de un tema de la serie Macross Delta. En esta ocasión, tenemos un tema pop con algunos toques latinos de guitarra acústica. La animación es minimalista al comienzo, al tener un fondo negro con Chise como protagonista, aparte de que casi no hay movimiento. Hacia el final, aparecen paisajes, animaciones de todo tipo y muchos brillitos de los que le gustan a Gainax.



A
 partir del episodio 13 tenemos un nuevo opening, "you", esta vez interpretado por "May’n", que a Jorge García le sonará un poco por el ending de Izetta: the last witch y de Btooom, aunque también tiene otros trabajos como versiones de Macross (también está en Delta como JUNNA) o Accel World. Aquí tenemos un tema de apertura con un estilo bastante común, que pasará sin pena ni gloria. La animación es un collage de escenas ya vistas en los primeros 12 episodios y también alguna nueva, pero anecdótica.

En los ending tenemos un patrón de episodios igual. En los 12 primeros "Hana Itoki" canta "Wa-cicle-", un tema suave mezcla de new age y pop. Según mis búsquedas, parece que solo tiene este tema en el mundo de la animación. Por cierto, el dibujo aquí es muy básico, con créditos sobre fondo negro en una mitad de la pantalla e imágenes estáticas en la otra. Por último, tenemos a "Bless4", bueno, concretamente a "AIKI&AKINO", dos de los integrantes de este cuarteto japonés. Cantan "Tsuki no mou hanbun", un tema con ritmo lento. La animación es el pase de una misma escena nocturna que casi parece estática. Al igual que el segundo opening, sigue un patrón que otras series han seguido antes. No hay nada a destacar.


LA NOTA

Llegamos ya al final de nuestras peripecias en esta serie que, a pesar de las grandes esperanzas que me hacía a lo largo de ella, no llena por completo, notando algo en falta. Quizás para algunos este anime será la gran obra del 2017, pero es innegable el hecho de que al posible romance le falta pasión, de la misma forma que en muchas de las historias secundarias. Técnicamente está bien y la banda sonora nos sumerge por completo en el primer segundo, algo de lo que muy pocas son capaces de presumir. No obstante, el guion es lo que manda a la hora de valorarla, quedando en una notable C, claro está, sin olvidar el sello de recomendable.


-No soy real, soy un producto de tu imaginación. Soy un ser fantástico e intangible… y te voy a roer las pelotas en cuanto te duermas.

0 comentarios: